Otro jalón ' nuestro trabajo en Suriname (Sudamérica) Marta Stapert, Coordinador, Holanda y Jasmin Wesenhagen, Coordinador en Educación



Descargar 62.97 Kb.
Fecha de conversión14.05.2019
Tamaño62.97 Kb.
Vistas33
Descargas0

Otro hito” - nuestro trabajo en Suriname (Sudamérica)

Marta Stapert, Coordinadora de Holanda y Jasmin Wesenhagen, Coordinadora en Formación de Suriname (Traducido por Inés Zubeldia Asua, Trainer in training, España)



Para entender un poquito la situación en Suriname tendría que decirles algo sobre el país. Suriname es un hermoso país tropical, con una selva protegida y aún sin explotar en su mayor parte. Hasta la Declaración de la Independencia en 1975, Suriname fue Colonia de los Países Bajos. La gente habla sus propias lenguas, aunque el holandés es todavía la lengua oficial, y los niños lo aprendan en la escuela. Hay una fuerte conexión entre Suriname y Holanda. En Suriname viven aproximadamente 500.000 personas y la mayoría de ellas en la capital Paramaribo. Unos 300.000 Surinameses viven en Holanda. En Suriname casi la mayoría de las personas tienen familia en Holanda. Desde la independencia, Suriname lucha por encontrar su propio modo de vida en la democracia y por mantenerlo. Pasaron por un golpe militar y una guerra civil, en 1980 y en 1995. Y actualmente tienen un gobierno con un presidente pendiente de elecciones. Hay mucha pobreza, paro, y el virus de la immunodeficiencia (VIH- SIDA) es también un gran problema.
En 1990, mi marido Ynse y yo fuimos por primera vez a Suriname. Ynse formó a un grupo de supervisores, como parte de un programa de cooperación entre el departamento de postgrado de la Universidad de Educación Profesional de Amsterdam, Holanda, y la Organización de Enseñanza Práctica de Suriname.
En una segunda visita, yo seguí sus pasos para comenzar con los cursos de Focusing. Al principio gracias a la invitación de la Sra Liesbeth Venetiaan, quien, como Directora del Consejo Médico Pedagógico para Familias y Niños, me invitó para formar a su personal en Focusing. Que unos años más tarde se convirtiría en Primera Dama de Suriname.
En noviembre de 2005 terminamos nuestra formación en Supervisión y Focusing en Suriname. Y me gustaría describir como está la situación en este momento.
Justo antes de que termináramos nuestras actividades tuvimos la oportunidad de visitar a Liesbeth Venetiaan siendo ya, la esposa del Presidente. Entonces podía darle mi libro en holandés, sobre Focusing con niños. Hablamos durante casi una hora sobre la difícil situación política, sobre la devastadora pobreza, sobre todo lo relacionado con los cuidados infantiles, y sobre lo que habíamos establecido en Suriname y cómo el Focusing ha influido y puede contribuir al desarrollo en Suriname.
La cosecha: Certificación de seis profesionales del Focusing
Todas ellas tienen en cuenta “la terapia y la formación en Focusing” en sus actividades profesionales.


  • Jasmin Wesenhagen-de Back, Trabajadora social, con Estudios Superiores en Dirección, Supervisora y “Coach” (preparadora personal). Jasmin tiene su propio Centro “Panta Rhei” en el que ella forma y asesora a diferentes tipos de instituciones y organizaciones con y sin ánimo de lucro. La formación en Focusing se organizará desde su organización.




  • Shakuntala Sardjoe-Kalloe, psicóloga/psicoterapeuta de adultos, niños y familias. El Focusing aumenta mucho la eficacia de su enfoque terapéutico. Su enseñanza de Focusing a grupos junto con Jasmin está siendo “un negocio en auge”.




  • Firoza Ashruf, Profesora de Instituto de Español. Firoza la mayor parte del tiempo, usa y enseña Focusing en la escuela, tanto en el aula como en sesiones individuales con los estudiantes. Está planeando introducir "el programa de Focusing en la escuela" en los centros escolares.




  • Julia Blackman, Maestra de Reiki. Julia suele ver a mucha gente en terapia así como también da cursos. El Focusing le está enriqueciendo e integra todas sus habilidades terapéuticas.




  • Lila Soerjoesingh, profesora y mentora de Formación Profesional para Analistas Médicos. Para Lila el Focusing cambió su acercamiento a los estudiantes, tanto en el aula como en las reuniones individuales. Más adelante les comentaré una experiencia que ella tuvo con un muchacho de 19 años, en medio de los demás estudiantes.




  • Tieneke Sumter, Trabajadora Social Cultural, Especialista en Estudios sobre las Mujeres, Supervisora. Tieneke recientemente ha abierto su propio Centro de formación y consulta, después de muchos años de experiencia como directora de la organización “Parar la violencia contra las mujeres”.

La mayoría de ellas comenzaron su formación en Focusing, durante su Educación Profesional Básica donde estudiaban varios métodos a la vez, como por ejemplo: PNL, Terapia sobre la vida pasada, Reiki, e Hipnosis. Les llevó bastante tiempo entender y sentir desde dentro el enfoque, tan diferente que supone, el “estar con” en Focusing, y transformar la idea “del experto como el que más sabe, el que empuja, la orientación del enfoque hacia la solución rápida”, en el trabajo lento del darse cuenta interior, favoreciendo sus propios procesos y el proceso del que enfoca.


Por otro lado estaban convencidas desde el principio de que el Focusing contribuye al desarrollo de una sociedad democrática, tanto en su desarrollo político como en el comportamental. La sociedad de Suriname es todavía bastante jerárquica y autoritaria, incluyendo las familias y las escuelas.
De las seis nuevas Formadoras en Focusing, Jasmin y Shakuntala están listas para ser coordinadoras en formación, y me ocuparía yo de acompañarlas. Juntas cooperarán en el Centro “Panta Rhei” de Jasmin, para seguir y expandir el Focusing en Suriname, con adultos y con niños. Junto con las otras formadoras en Focusing, se sienten listas, autorizadas y apasionadas con su certificado en la mano, como para ofrecer el Focusing a Organizaciones, Instituciones y escuelas.
Diseño de nuestra última formación:

En las tres semanas que Ynse y yo estuvimos allí, les dimos una formación de 55 horas. Su preparación consistía en diseñar y dar un curso de iniciación en Focusing antes de que llegáramos.

- Cada vez que veníamos con ellas alguna de ellas dirigía el grupo hacia la experiencia de “despejar un espacio”.

- Dedicamos un tiempo para hacer Focusing de manera individual, guiándonos unas a otras.

- Pudieron reflexionar y compartir sus preguntas y las situaciones difíciles que se daban en sus cursos de iniciación.

- Nos presentaron parte del curso de iniciación, teniéndonos a nosotros como miembros del grupo, usando el triángulo del Experienciar, el Modelado y el Conceptualizar.

- También participaron como ayudantes en las 20 horas de formación en “Focusing con niños” en la que hubo 20 participantes.

- Se compartió la filosofía y la teoría del Focusing.



- Entre todos preparamos la organización y el diseño de todo esto, ocupándose ellas de la presentación introductoria, de dos horas, para la gente que estaba interesada en conocer el Focusing.
Como sus cursos básicos o de iniciación, se llevaron a cabo bajo mi supervisión tuve que firmar todos sus Certificados de Asistencia. Llegaron a ser 45 participantes y nuestra última tarde llegaron a reunirse los 45 estudiantes más las 20 personas que participaron en el curso de Focusing para niños. Teniendo en cuenta, que algunas de las personas estuvieron en ambas formaciones, porque se requería tener el curso básico de iniciación en Focusing para participar en el curso de Focusing para niños. Por otro lado, dedicamos esta tarde para sostener al grupo de gente que se quedó impresionado por el cambio y el espacio que el Focusing les había aportado a ellos mismos, a sus familias (con el Focusing para niños), y a su trabajo, y se fueron convencidos de que esto traerá algún cambio en su sociedad. Les propusimos que formaran parejas, y parece que el primer encuentro abierto de Focusing podría planearse dentro de poco.
Tenía que hablarles de Lila, sobre como usó el Focusing en el aula. Por un lado uno de los muchachos (de 19 años) era el que más molestaba haciendo bromas todo el tiempo, hacía bromas de mal gusto e incluso dirigidas personalmente contra Lila. Y por otro los estudiantes estaban ya familiarizados con las experiencias en Focusing en grupo. Pues bien, en cierto momento Lila preguntó al muchacho si le parecía bien que se preguntará interiormente qué es lo que le pasaba por dentro cuando hacía bromas y captaba la atención de los demás estudiantes. Él, estuvo de acuerdo en hacerlo y los compañeros también estuvieron de acuerdo en darle su momento de atención sin juicios de valor. Él dejó que fluyera su consciencia interior, dejó que todo ello resonara en su cuerpo, y comenzó a llorar, descubriendo lo mal que se sentía respecto a su dolencia visible y como necesitaba de la atención de Lila. Algunos de sus compañeros también se pusieron a llorar, movidos por su honestidad y descubriendo lo que puede haber detrás de un comportamiento molesto hacia los demás. Más tarde el ambiente del grupo se despejó y se creó un clima mucho más real, y con una atención más respetuosa de unos hacia otros. Los colegas y compañeros de trabajo de Lila, de hecho notaron el cambio en este grupo y en este muchacho. Y de aquí que están tan interesados en el Focusing que Lila tendrá la oportunidad de enseñarles Focusing.
Sabemos que los que hacen Focusing “se están infiltrando” en muchas asociaciones, organizaciones e instituciones: como la jefa de la planta infantil de un Hospital, cuatro trabajadoras de la asociación “Parar la violencia contra las mujeres”, profesores de muchas escuelas, instituciones de protección de la infancia, oficinas, dependientes de cadenas de supermercados, etc. Y muchos de nosotros nos sentimos movidos por muchos cambios en las familias incluso cuando sólo es uno de los miembros de la familia el que trae el Focusing al hogar.
Así que se pueden imaginar lo agradecidos que vinimos tanto Ynse como yo, en el vuelo de vuelta. Y es que acabar nuestra última formación de esta manera es un regalo. También dejamos a muchos amigos muy queridos, pero sabiendo que seguiremos unidos por el Focusing.

FOCUSING

EN UN GRUPO DE TOMA DE DECISIONES

Kathleen McGuire-Bouwman, Ph.D.

Traducción de Clara Udaondo. e Isabel Gascón. España

En los años 70, presenté mi disertación en la Universidad de Chicago con la ayuda de Gene Gendlin, sobre cómo integrar la escucha empática y las habilidades experienciales de Focusing en grupos orientados a una tarea concreta. Se titulaba “Expresión de Sentimientos Negativos y Explicación del Significado como Alternativa a Interrupciones Previsibles y Respuestas de Escucha Posibles en Grupos Orientados a una Tarea.” (Boukydis, K., 1975).

El titulo lo dice todo. Amargas experiencias en grupos feministas y de izquierdas de aquel tiempo me enseñaron que el idealismo liberal no contribuía con nada nuevo a los procesos en equipo. Los miembros de grupos de trabajo todavía trataban de lograr el dominio interrumpiendo a los demás, e imponiéndose por medio de discusiones, en vez de intentar llegar juntos a la mejor solución para todos.

Al mismo tiempo, yo estaba participando en las reuniones de toma de decisiones de la primera comunidad de focusing o “Grupo Cambios” (Boukydis, K., 1984). En este grupo prevalecía un proceso mas amable, suave y menos competitivo. Los encuentros eran más tranquilos y acogedores que críticos y crueles. Y en la tradición de investigación de la escuela Centrada en el Cliente, decidí consultar los videos de ambos tipos de reuniones para especificar los comportamientos que marcaban la diferencia.

En general, descubrí que, en el grupo Cambios, la gente escuchaba en vez de interrumpir. Gracias a la paz relativa y al silencio, la gente podía hablar desde su “sensación sentida” sobre la toma de decisiones, sin miedo a ser interrumpidos, juzgados, criticados o ridiculizados. Podían explicar tranquilamente las partes más “turbias” e implícitas, la impresión general de la situación y las posibles soluciones creativas, en lugar de simplemente discutir los mismos pros y contras con opiniones opuestas hasta que un bando “ganaba”, callando al otro.

Se podían compartir nuevas ideas y visiones, incluyendo preocupaciones y sentimientos negativos sobre las soluciones propuestas. De esto podían surgir nuevas soluciones más cooperativas. Las decisiones, como eran tomadas de acuerdo con la sensación sentida corporal y los deseos y necesidades de los participantes, parecían tener una mayor aceptación a la hora de llevarlas a cabo.


En concreto, a partir del análisis de los videos, desarrolle mi propuesta “¿Cómo tomar decisiones...? para Grupos” (Boukydis, K., 1975) pp. 132-134; McGuire-Bouwman, 1981) que, en líneas generales, enseña a los miembros a:

  1. Elegir un “encargado del proceso” que lleve una lista de turnos para tomar la palabra, parar las interrupciones y limitar las intervenciones a tres minutos.

  2. En vez de interrumpir con su propia opinión, pedir al que tuviera el turno de palabra que profundice mas sobre el contenido que le preocupe o que le desagrade.

Usando la guía de los “¿Cómo...?” como herramienta de enseñanza, intervine en tres grupos de trabajo orientado a una tarea diferentes, tratando cada uno como un “organismo” en un diseño de múltiples líneas de fondo (Risley & Wolf, 1973).
Mi meta era disminuir las interrupciones y aumentar las respuestas meditadas, incluyendo las de reflexión (“Así que lo que dices es…”) y pidiendo que se profundizara sobre lo dicho (“¿Podrías decir mas a cerca de…?”).

Pensé que, sin la amenaza de ser interrumpidos, los participantes se sentirían mas libres para responder directamente desde su sensación sentida.

En la práctica, esta “explicación del significado sentido” se manifestaba con una pausa de tres segundos o más entre frases, durante un turno de palabra. ( “Es… eeh... (3s) algo así como…”; “A ver… (3s) es como si…”; “Estaba pensando…ummm… (3s) seria mejor…”).

Tanto el trabajo de Gendlin con la “Escala Experiencial” (Gendlin & Tomlinson, 1968) como su modelo para la creación de nuevos significados sacados de referencias directas con la sensación sentida (Gendlin, 1962; Gendlin, Beebe, Cassens, Klein & Oberlander, 1968) nos indican que, explicar desde la sensación sentida fresca y experimentada, aumenta la creatividad y facilita la resolución de problemas en individuos. Yo apliqué también esta afirmación a los grupos de toma de decisiones.


También planteé la hipótesis de que una reducción en el número de interrupciones permitiría a los participantes expresar “sentimientos negativos”, preocupaciones y desacuerdos con las decisiones propuestas o con el proceso de grupo en si.

Se ha demostrado que potenciar la exteriorización de los desacuerdos hace que la calidad de las decisiones tomadas sea mayor (Hoffman, 1962, 1964) evitando los cierres prematuros y ampliando la información disponible.

Este fue un proceso experimental. En realidad no lleve un registro de como afectaban los cambios introducidos a los resultados a largo plazo en cuanto la toma de decisiones.

Sin embargo, otras investigaciones (Hoffman, 1965; Hoffman, Burke & Maier, 1965; Hatorf, 1968) sugieren que las intervenciones llevarían a una gran mejora en las decisiones tomadas por miembros de un grupo que sentían que habían sido capaces de participar activamente en la discusión. Otros trabajos (Shaw, 1962, 1961; Hoffman & Maier, 1964) también indican que la calidad actual de las decisiones tomadas, aumentaría, en términos de precisión y acciones acertadas, cuando la opinión de las minorías pudiera ser expresada.


Aunque hubo una tendencia a la disminución de interrupciones y un aumento de respuestas meditadas asociado a la exteriorización de significado sentido y expresión de sentimientos negativos en algunos grupos, los datos se veían enturbiados por el hecho de que las medidas de base pudieran cambiar simplemente por la ausencia de algún miembro del equipo a una reunión. Por ejemplo, el número de interrupciones podría bajar porque un participante que solía interrumpir no había acudido. También, algunos miembros asistían con irregularidad, y no se beneficiaban del todo de la práctica de los nuevos comportamientos. Así, encontramos problemas al tratar al grupo como un organismo, cuando podía cambiar de semana en semana.

De todos modos, lleve mi guía de “¿Como…?” a las múltiples comunidades de Cambios que funde desde los setenta, (McGuire-Bowman, 1981). Ha demostrado ser muy útil para permitir la rápida toma de decisiones (del tipo de dónde y cuando reunirse, si hacer un descanso o no, como empezar a tiempo, si invitar a nuevos miembros, planear un viaje de fin de semana…) que se plantean en este tipo grupos. También ha sido usada para tratar con conflictos interpersonales que se dan dentro de un grupo y otros asuntos que conciernen a toda la comunidad.

También use la guía en la época en que fui presidenta de la Junta de Directores de una Organización Benéfica que tenia decisiones que tomar sobre personal, presupuestos, programaciones y recaudaciones de fondos. De nuevo el modelo se presento sorprendentemente eficaz, sin disputas, y fue exitoso a la hora de alcanzar mayores y mejores metas.
Al igual que en otras áreas de trabajo, el Focusing creado por Gendlin se integra bien con otros métodos para mejorar los procesos de grupo y ayudar a la toma de decisiones creativas. Espero con ganas el momento de ver el modelo de escucha/focusing llevado a todo tipo de situaciones de grupos orientados a una tarea, y combinado con otros métodos de aumentar el trabajo en equipo.
Referencias a seguir, hay muchas. Si quieres más información después de leer el artículo, puedes encontrarlas en www.focusing.org

Kathleen McGuire-Bowman Ph.D., (Kathleen Boukydis), es una psicóloga clínica retirada, con muchos años de experiencia como fundadora de grupos de apoyo basados en los principios de focusing y escucha. Ha publicad artículos sobre Procesos de Grupo y la Terapia Orientada hacia el Focusing y ha presentado talleres en EEUU y Europa. Vive en Rogers, AR. Su manual, “Construyendo una Comunidad de Apoyo: Auto ayuda Mutua a través del Counseling” (disponible en la librería del Instituto de Focusing en www.focusing.org ) explica como fundar un grupo de apoyo de focusing y escucha, y como usar estas habilidades para solucionar conflictos interpersonales y tomar decisiones creativas en grupo.

La sensación sentida puede aliviar síntomas físicos
Doralee Grindler Katonah, Ph.D., Coordinadora de Focusing
Traducción de Olga Castanyer. España

Hay muchas cosas que desconocemos respecto al malestar físico. Si partimos de la idea de que somos un organismo global que está en interacción con el entorno, la cultura y lo espiritual, entonces el malestar físico también es una interacción. En este ejemplo, quiero mostrar qué es lo que ocurre cuando tratamos un síntoma físico como si fuera una sensación sentida; es decir, el síntoma físico lleva consigo significados sentidos corporalmente, que van a influir en la vida futura.


John es un hombre de 45 años que ha estado aprendiendo Focusing. Hace poco regresó de Arizona, donde murió y fue enterrado su padre. Está casado y tiene dos hijos. John abre la sesión.
1. Cliente: no me apetecía venir hoy. Mi bronquitis crónica está actuando de nuevo. Estoy tan falto de aire que me cuesta respirar. Llevo así todo el día en el trabajo. Estoy cansado. Lo único que quiero es irme a la cama.
1. Terapeuta: parece importante permitir que salgan el cansancio y la falta de aire...para darte cuenta, de forma amable, que tu cuerpo lleva cargando con esto todo el día. Y dudas de que fuera bueno venir hoy....
2. Cliente: sí... (silencio)...( respiraciones más profundas, suspiros más profundos)... solamente estar con ello me hace sentir un poco mejor .
En C1, el cliente describe síntomas físicos incómodos, pero todavía no ha llevado su atención al interior de su cuerpo como para poder crear la sensación interna de estar con él tal y como se encuentra en ese momento. Le invito a que compruebe y se dé cuenta qué es lo que está ocurriendo en su cuerpo. Sólo ese acto interior ya produce un movimiento suave o un cambio, desde estar estancado o estático a una liberación y una apertura mayor. En C2, las respiraciones y suspiros profundos están expresando esta liberación. Tengo en cuenta esta comunicación del cuerpo, que me dice que está preparado para que comience a formarse una sensación sentida.
2. Terapeuta: ¿ Puedes describir cómo es TODO ESTO, vivir con esta falta de aire - la bronquitis crónica...?
Al formular mi pregunta de esta manera, estoy ampliando el campo de la empatía para que no sólo incluya las sensaciones y los estados físicos, sino también cómo se vive el síntoma físico. Esto último puede conllevar muchos aspectos intrincados – su historia, cómo impacta en las relaciones, su vida cotidiana y mucho más. Estoy abriendo la posibilidad de que los síntomas físicos tengan un punto de inflexión, que se convertirá en sensación sentida; en otras palabras, no doy por hecho de que se trate solamente de un síntoma físico, sino que también puede llevar un significado. Formulo mi invitación de forma que el cliente pueda ir desde la simple descripción de su malestar físico hasta darse cuenta de cómo siente el estar viviendo con su bronquitis crónica.

Esta manera de expresarme le enfoca hacia la sensación sentida de “TODO ESO.”


3. Cliente: bueno, siento una tirantez en toda esta zona ( señala los lados de su nariz) y me siento oprimido aquí ( coloca los brazos sobre la parte superior de su pecho)..me resulta difícil respirar...( SILENCIO con la atención puesta en la zona del pecho)...y hay una especie de desesperación. Llevo con este problema permanentemente desde la época del Instituto. Interfería con la práctica de deporte...y...sólo quiero que desaparezca.
T3: hay ahí una conciencia clara de la tirantez física y una opresión al respirar y también hay una especie de desesperación respecto a todo el tiempo que llevas luchando con esto...cómo te afectaba cuando eras joven...
C4: (asiente en silencio, con los ojos cerrados)
Nótese el movimiento que ha surgido cuando atendió de forma no evaluativa el síntoma físico. Dice: “ Y hay una especie de desesperación”. Nótese la utilización de la palabra “especie de..” – esta expresión denota que puede sentir que hay “más” detrás de la simple palabra “desesperación”. Ese MÁS hacia el que se enfoca la palabra es la SENSACIÓN SENTIDA. Ésta se siente concretamente en el cuerpo, pero al principio es vaga conceptualmente – todavía no hay palabras.
T4: entonces, queremos acompañar todo eso...
Esto es importante. Primero, solamente tienes que estar junto a la sensación sentida – la sensación global de todo ello, sin palabras. Y entonces es cuando comienza a surgir más.
C5: sí...y pienso en mi padre – no estaba muy presente en aquél entonces y ahora está muerto ( su cara denota tristeza y surgen algunas lágrimas). Murió demasiado pronto después de que yo sintiera que podíamos conocernos mejor.
T5: al atender a tu malestar físico, eso te lleva a tu padre...y a la tristeza por su distanciamiento cuando eras niño y ahora, a su muerte.
C6: sí...( respirando profundamente)
T6: ahora que estás aquí sentado, con tu tristeza y tu opresión y la dificultad para respirar...quizás podrías SENTIR DENTRO DE la opresión EN ESTE MOMENTO, PREGUNTANDO a tu interior qué más hay ahora mismo dentro de la opresión y la tristeza.
Está empezando a conectar su bronquitis con un deseo de tener una relación mejor con su padre cuando era niño y ahora siente cómo su muerte es especialmente triste, porque al final, se estaban acercando. Todo esto sigue siendo sólo un comienzo. Lo que siente a nivel corporal todavía contiene más de lo que se ha dicho hasta ahora. Quiero ayudarle a que permanezca con la sensación sentida de su cuerpo...y que no sólo hable. Plantear una pregunta abierta puede ser una forma de invitar a la sensación sentida a que se exprese, se forme en palabras o imágenes.
C7: ( silencio)...
Normalmente, tras plantear una pregunta ABIERTA, hay un tiempo de espera durante el cual se atiende a la sensación sentida. ...la sensación sentida se abre en un espacio de tiempo más lento. La forma habitual de pensar rápido no permite que se abra una sensación sentida. Se hace necesario un enlentecimiento y el simple “estar ahí”, sin presión por encontrar “respuestas”, para que pueda surgir algo desde ese nivel sentido de la experiencia.
Cont. C7: ( sollozos profundos)...me recuerdo en la habitación del hospital, viendo lo demacrado que estaba mi padre...(sollozos)...Yo no quería ver eso...solía ser tan fuerte y grande...( sollozos)...Sentía mucho miedo al verle así...Este es mi padre...( suspiros profundos)...( silencio)...!Buf! No me puedo creer que haya salido todo esto justo ahora...Tenía que guardarme todo esto para mí mientras estaba en el hospital. Sabía que tenía que ser fuerte de cara a mi familia – mi madre y los niños – y bloqueé todo esto.
T7: qué alivio, ¿verdad?, poder darte cuenta de lo que sentías cuando viste a tu padre tan demacrado.....al verle morir...
C8: sí...( abre mucho los ojos y, por primera vez, me mira de lleno)...No me lo puedo creer. Mis senos nasales están completamente libres.
Aquí ha salido a la consciencia toda una experiencia nueva – pero no le servía de nada, porque, hasta que surgió en este momento, él no era realmente capaz de vivir su experiencia. Lo llevaba en su cuerpo, pero no lo sabía. Al permitir que se formara como sensación sentida y atenderlo de forma que el lenguaje saliera directamente de allí, el cuerpo se relaja. Está viviendo el significado más profundo y respira libremente.
Extracto de: D. Katonah, “ The Felt Senses as Avenue of Human Experiencing for Integrated Growht”, L. Hoshimand (ed.). Culture, Psychotherapy &Counseling, Sage 2006


Entrevista con el Dr. Campbell Purton para Focusing Newsletter

-Revisada por Campbell Purton el 7 de Diciembre de 2005-

(Traducida por: Irene Salido)
JH (entrevistador): ¿Cómo llegó al Focusing?
CP: Estudié filosofía, pero ante las escasas ofertas de trabajo para filósofos, me matriculé en un curso sobre terapia centrada en la persona. Había una introducción al Focusing de una tarde, y me interesó lo suficiente para adquirir el libro Focusing de Gendlin, pero, como a muchas personas, me sonaba rara la referencia al “cuerpo”. Con una educación científica, el “cuerpo” significaba para mí un conjunto de células y neuronas, y por ello decir, por ejemplo, que el cuerpo interpretaba sueños no tenía sentido alguno.

Luego entré en contacto con el trabajo del terapeuta japonés Fujio Tomoda en un congreso internacional en Gmunden, Austria. Presentaba un nuevo enfoque de cómo funcionaba la terapia centrada en la persona. El terapeuta intentaba crear un espacio en el que el paciente pudiese estar sólo con su experiencia, de un modo más interno que interpersonal – así es como lo entendí en aquel momento.


Me pareció fantástico, pero inmediatamente pensé: “No hay ningún sito en Inglaterra donde pueda estudiar esto.” Cuando se lo comenté a alguien, me contestó: “Oh, eso es similar al Focusing.” Así que asistí a algunas conferencias sobre Focusing en el congreso y comprobé que efectivamente el Focusing era algo similar.
Estudié con Barbara McGavin, desarrollé una larga cooperación sobre Focusing con Rob Foxcroft, y empecé a leer sistemáticamente la obra de Gendlin, tanto sobre terapia como sus libros y artículos sobre filosofía. Esto fue muy integrador para mí, pues hasta entonces mi formación filosófica no había tenido relación con mi trabajo terapéutico. Cuando leí la obra filosófica de Gene, todo comenzó a encajar. Comprendí qué quería decir Gene cuando enfatizaba el papel del cuerpo. Entiende el cuerpo no de forma científica psicológica, sino como cuerpo que se siente, el cuerpo sentido desde dentro.
JH: ¿Cómo introdujo el Focusing en el currículum de terapia de su universidad?
CP: Comprendí que mi forma de ser un terapeuta centrado en la persona cambiaba por haber hecho Focusing. Hacía mucho más que ayudar únicamente a las personas a estar en contacto con su propia experiencia. Hacía algo así, pero no era el objetivo primario.
Existía la dificultad de que lo que enseñábamos en el curso de terapia no contenía nada de esto. Sólo había una introducción de una tarde parecida la que fue mi propia introducción al Focusing – solo una ojeada, que luego no se aplicaba para nada. Comprendí que existía una separación entre lo que hacía en mi trabajo y lo que enseñaba en mi clase.
Me pareció que había llegado la hora de exponer lo que a mi juicio era una alternativa válida a la interpretación usual de la terapia centrada en la persona en Inglaterra. Ello me llevó a escribir Terapia centrada en la persona: el enfoque orientado al Focusing, que se publicó el año pasado en la editorial Palgrave. [Nota: este libro está disponible también en la librería on-line del Focusing Institute.] Simultáneamente introduje el Focusing en el curso a tiempo completo de diplomatura en psicoterapia. Pasó de una o dos clases al año a ser un componente importante del curso, impartido a lo largo de todo el año.
El modo de introducirlo inicialmente es como componente del desarrollo personal. Los estudiantes pueden usarlo durante los primeros dos o tres meses para ser más conscientes de sus propios procesos. Luego les incitamos a que utilicen algo de lo aprendido, lo que crean conveniente, y lo incorporen a la terapia, no de un modo formal como seguir los seis pasos ni nada parecido, sólo prestar más atención a ese modo de trabajar con los pacientes. Así lo integran gradualmente en su terapia.
La calidad del curso ha cambiado. Los supervisores (que no están directamente implicados en la enseñanza del curso) dicen que los alumnos son mucho más conscientes de sus propios procesos. Ello produce un gran impacto. Ahora tenemos estudiantes que dicen cosas como: “¿Anteriormente, cómo se podía aprender a centrarse en la persona sin aprender Focusing?”.
JH: ¿Cómo nació la licenciatura superior en Psicoterapia orientada al Focusing que enseña en la Universidad de East Anglia?
CP: Mi colega Judy Moore se interesaba en el Focusing desde hace tiempo, y fuimos juntos a una conferencia de la Asociación Británica de la Terapia Centrada en la Persona. Mary Hendricks dio una conferencia sobre Focusing que generó mucho interés, y la gente preguntaba dónde podría estudiar este tipo de terapia en Inglaterra. La repuesta tenía que ser “en ningún sitio” y ello nos movió a ofrecer un programa de Psicoterapia orientada al Focusing en nuestra universidad. Tras algún papeleo administrativo ha arrancado el programa, que lleva a la obtención de una diplomatura, o de un Master (con asignaturas adicionales y una tesis).
JH: ¿Qué aconsejaría a quienes quieran ofrecer estudios similares sobre Terapia orientada al Focusing?.
CP: Tuvimos la suerte de que llevábamos 12 años ofreciendo cursos de terapia centrada en la persona, que eran muy conocidos y apreciados. Por ello no tuvimos ningún problema con la Universidad. Su única preocupación era que se inscribiesen suficientes alumnos para justificar los cursos. La Facultad de Ciencias de la Educación, de la que dependemos, ofreció su total colaboración. Creo que es importante que se estén dando otros cursos – así los de Focusing pueden impartirse en paralelo.
Nuestro diploma en psicoterapia es una calificación necesaria para practicar como terapeuta en nuestro país. El diploma y master en Focusing se dirigen a terapeutas diplomados que tienen ya alguna experiencia en terapia. Se trata de una especialización post-grado. Pueden obtener la diplomatura o añadir algunos créditos en investigación y exponer una tesis para obtener el Master en Focusing y Psicoterapia Experimental. Tenemos trece alumnos de primer año. Cinco o seis de ellos están calificados como trainers-in-training por el Focusing Institute. La experiencia en Focusing de la carrera es suficiente para calificarlos con trainers al fin de la misma.
JH: Coméntenos su trabajo en la India.
CP: En mi Universidad hay un profesor indio que viene un trimestre cada año y pasa el resto del tiempo en la India. Es un psicodramatista. Me pareció que estaría bien hacerlo a la inversa – quizás podría pasar algún tiempo en la India cada año. Por medio de ese contacto di una introducción de fin de semana al Focusing para el Trust Chellamuthu, que es una ONG importante que ofrece atención psiquiátrica comunitaria y hospitalaria en Madurai. Posteriormente se tomó un contacto de mayor importancia con el Montfort College (asociado la Universidad de Bangalore) que estaba tratando de iniciar cursos de psicoterapeuta. Preparé la parte de Focusing para el curriculum, y les interesó mucho. Quieren incluirlo como asignatura del curso, y ponerlo al principio para que los alumnos conozcan el enfoque de Focusing/centrado en la persona antes de entrar en partes más difíciles de la psicología. El potencial es tremendo. Hay mucha demanda de cursos en la Universidad de Bangalore porque son muy pocos los centros docentes de Asia que ofrezcan cursos de Focusing o de terapia centrada en la persona.
JH: ¿Qué son sus “Guías Ladybird”?

CP: Las “Guías Ladybird” se escribieron en relación con un curso que dí en Escocia con Rob Foxcroft y otros sobre la base filosófica del Focusing. Hay introducciones a los libros de Gene: “Experiencing and the Creation of Meaning” y “A Process Model”.  Se encuentran en la página web del British Focusing Teachers: www.focusing.org.uk/articles.html. My página web personal es www.dwelling.me.uk .

JH: ¿Qué nos ofrecerá en el próximo futuro?
CP: El próximo año tengo previsto reducir el tiempo que dedico a terapia y concentrarme más en la teoría del Focusing y la filosofía subyacente. Creo que es muy importante que los psicoterapeutas centrados en la persona puedan explicar a otros terapeutas por qué es efectivo el Focusing, y por qué debería incorporarse la terapia orientada al Focusing a cualquier otra terapia para que ésta pueda ser efectiva. Cada vez me fascina más la filosofía de Gene, que enraíza no sólo con la fenomenología, sino con Aristóteles. No podemos volver a un modelo aristotélico pre-científico del mundo, pero quizás deberíamos darnos más cuenta de que en el mundo moderno hemos perdido, y debemos recobrar, un modelo universal más personal y experimental, sin perdernos en tonterías “New Age”. Creo que la obra de Gene –y el Focusing – pueden suponer una importante aportación al respecto.
JH: Muchas gracias.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos