Osvaldo manuel barrera aponte antalcides saul cardenas herazo jose maria villa britto



Descargar 6.46 Mb.
Página2/19
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño6.46 Mb.
Vistas551
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19

4.1.2 Antecedentes bibliográficos. Al iniciar estos antecedentes no se puede olvidar lo que dicen las noticias sobre la contaminación que deteriora día por día al río Bogotá, el cual a su vez envenena diariamente al río Magdalena. Años atrás, el Director de la Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Bogotá, Ubaté y Suárez (CAR), Alfonso Pérez Preciado, hizo un llamado en el Congreso Internacional del Agua que se realiza en Medellín, para que todos los estamentos apoyen la entidad con miras a acelerar la descontaminación del rio Bogotá. Dicho afluente, en concepto del funcionario, es el problema ambiental de mayor gravedad en Colombia.




  • Pérez explicó los esfuerzos que el Gobierno Nacional por conducto de la CAR está haciendo para controlar la contaminación del río Bogotá y para proteger la salud de los colombianos. El funcionario reveló que además de su muy alta carga orgánica (aportada por cinco millones de colombianos) se estima que el rio Bogotá vierte al Magdalena, diariamente, la siguiente cantidad de químicos y físicos: 79 kilos de cromo, 79 kilos de plomo, 20.4 toneladas de hierro, 5.2 toneladas de detergentes y 1.473 toneladas de sólidos en suspensión, entre otros.



  • En el estudio cuya presentación preliminar hizo ante varios centenares de expertos de siete naciones que participan en el Primer Congreso Internacional del Agua, organizado por la Universidad de Antioquia, Pérez dijo que la situación tiende a agravarse mucho más.



  • Las tendencias muestran que los niveles de contaminación del rio Bogotá y sus afluentes urbanos, así como sus correspondientes efectos, empeorarán en los próximos años como consecuencia del incremento esperado de las cargas contaminantes procedentes de la ciudad y de la ausencia de obras y programas encaminados al control de la polución.



  • Se estima que hacia el año 2020 niveles de contaminación similares a los que actualmente se observan frente a la ciudad de Bogotá, habrán avanzado sobre un tramo adicional de unos 20 kilómetros, situado aguas arriba de la desembocadura del rio Salitre, aproximadamente hasta el puente de la carretera Suba-Cota, al extremo norte de la capital del país.



  • Pérez anotó que la contaminación del rio Bogotá se ha convertido en un problema de impacto ambiental nacional porque las condiciones extremas de contaminación biológica, química y física del rio y de sus tributarios el Salitre, el Fucha y el Tunjuelito, han impactado severamente otros elementos del medio natural y socioeconómico de la ciudad y se han extendido al resto del país a través del rio Magdalena. (Nullvalue, 1993).



  • El río Medellín por su parte, también goza de una gran contaminación, sin embargo los ciudadanos no están dispuestos a perder el afluente y se disponen a recuperar el río, por lo cual organizaron campañas de reforestación, redes de alcantarillado, colectores, interceptores y plantas de tratamiento, las autoridades ambientales del valle de Aburrá y Empresas Públicas de Medellín (EPM). Según Carlos Quijano, gerente de Aguas Residuales de EPM, los proyectos tienen como objetivo solucionar la contaminación de la cuenca, la cual tiene que ver con los desechos arrojados por los ciudadanos, sólidos suspendidos provenientes de explotaciones y aguas residuales de los municipios, además de la deforestación de las laderas.



  • Los sitios más contaminados se presentan desde Moravia, en el centro de la ciudad, donde son descargadas las aguas del acueducto de Medellín. Por este motivo, desde su nacimiento en el Alto de Minas del municipio de Caldas, Corantioquia y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá desarrollan proyectos de reforestación.



  • A la par, EPM ejecuta el Plan de Saneamiento y Manejo de Vertimientos, por medio de la planta de aguas residuales San Fernando, en el sur del valle de Aburrá, y desde septiembre de 2012 construye la planta de Bello y el interceptor norte. (El tiempo, 2015).



  • Otro artículo sacado por el tiempo (2015) es el denominado: Bogotá, a la espera de canoas. Tras el histórico fallo del Consejo de Estado que el año pasado ordenó poner en marcha el plan de salvamento para el río Bogotá, las autoridades ambientales avanzan en sus tareas para cumplir la meta de descontaminar la cuenca que los expertos consideran “la mayor alcantarilla abierta de Colombia”.

  • Figura 1. Río Bogotá, la mayor alcantarilla abierta de Colombia.





    • Fuente: http://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/diez-rios-de-colombia-en-estado-critico-para-descontaminar/15710076



  • Al afluente no solo llegan las basuras y las aguas residuales de 46 municipios por los que pasa, también se han encontrado, como señala Minambiente, niveles alarmantes de metales tóxicos como cadmio, cromo, plomo y mercurio.



  • El Fondo de Inversión Ambiental de la Cuenca del Río Bogotá (Fiab) de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) explica que va por buen camino el proyecto de adecuación hidráulica y recuperación ambiental del río Bogotá; la primera fase del proyecto logró un avance de cerca de 43,5 km, y la meta que se ha previsto para este año es un total de 68,8, entre las compuertas de Alicachín en Soacha y puente La Virgen, en Cota.

  • La inversión asciende a 106.000 millones de pesos. Además se trabaja en la ampliación de la capacidad para la planta de tratamiento de aguas residuales del Salitre. La Fiab indica que se contempla que estos proyectos culminen en el 2020. No obstante estos trabajos, Fernando Vásquez, director de Al Verde Vivo, señala que en el último recorrido que hizo la fundación se apreció que el panorama sigue siendo crítico y el río está cada vez más muerto.



  • Un aspecto que retrasa la recuperación del afluente es el enfrentamiento entre el Distrito y la Nación por la planta de tratamiento Canoas, que se construirá en Soacha para servir como segundo gran punto de descontaminación de las aguas. El proyecto está en sus ajustes finales y se espera que se inicie la construcción el próximo año. Vásquez añade que por el mal estado del afluente, Canoas puede ser una solución, pues urge cualquier intervención. (El tiempo, 2015).



  • El grupo investigador, conoce claramente que la contaminación se está tomando todos los afluentes colombianos, porque así como se habló del río Bogotá, el río Medellín y río Manzanares, en todas las ciudades que conforman el país, sucede el mismo fenómeno, los ciudadanos en su falta de cultura ambiental toman estos afluentes como basureros y depositan allí cualquier cantidad de residuos sólidos afectando en forma permanente el cauce del río. Pretende además el grupo investigador afianzarse en estos proyectos para tratar de salvaguardar aunque un poco el río Timayui, de la contaminación ambiental que hoy por hoy afecta sus orillas y parte externa de lo que antes era un caudaloso río.



  • 4.2 Marco contextual



  • Marco contextual es aquel que describe el lugar geográfico donde se ha desarrollado la investigación, en este caso la investigación se llevó a cabo en el departamento del Magdalena, en su ciudad capital Santa Marta, en un barrio de Santa Marta, denominado Timayui, estudio realizado sobre la contaminación del río Timayui.



  • 4.2.1 Marco geográfico. El contexto geográfico donde se lleva a cabo esta investigación, está conformado por el Departamento del Magdalena, cuya ciudad capital es Santa Marta, allí en el año 2001, un 20 de julio se constituyó el populoso barrio denominado Timayuí al nororiente de esta capital. Sus habitantes fueron reasentados en esa área luego de ser sacados de la vía férrea donde permanecieron por dos años, tras un compromiso adquirido por el alcalde de la época Hugo Gnecco Arregocés.



  • Pero Timayuí, lejos de ser la tierra prometida para esta comunidad, fungió como un enmontado e inmenso lote que era la única opción. No había civilización antes en la zona. Puede decirse que este fue un ejemplo de las decenas de barrios subnormales que aparecieron en Santa Marta durante la década anterior. Hoy, en casi todos, la normalización de servicios públicos ha estado rodeada por un proceso lleno de caos y en el peor de los casos aún no existen.



  • Timayuí primitivo. Aurelio Del Rio, líder comunal, y cofundador de las tres etapas que componen Timayuí, recuerda casi 11 años después su llegada a una zona desértica, cerca al río y el cerro, pero donde no había siquiera un poste de luz.

  • "Aquí no encontramos nada diferente a cerros y monte, pero nosotros teníamos la necesidad de un lugar donde levantar una casa, pues muchas familias de esta comarca eran desplazadas y en condición de vulnerabilidad", manifestó Del Rio.



  • A los días de estar asentados en esta zona se implementó rudimentariamente el sistema para recolectar agua, pero el gran reto era la energía eléctrica, pues los primeros días en esa marginada zona de la ciudad se vivía increíblemente como en tinieblas.



  • "Nuestra preocupación era la luz eléctrica porque estar cerca al cerro y en una zona montañosa expuestos a una culebra u otro animal, era algo peligroso e imposible advertirlo en la oscuridad", recuerda Nehemias Calvo, quien habita en Timayuí desde sus primeros días.



  • Figura 2. Timayuí en acción.



  • Fuente: http://www.elinformador.com.co/index.php/component/content/article?id=38528:timayui-el-reto-de-la-normalizacion



  • Ante la imposibilidad de empezar un proceso de energización legalmente en forma inmediata al tener que surtir un proceso de convenio con la Alcaldía, los habitantes tomaron la decisión de buscar una solución a corto plazo o momentánea. Fue así como se creó un fondo de ahorro dentro de la comunidad donde se recogían tres mil pesos semanales entre los habitantes. Al cabo de varias semanas se alcanzó la cifra de 6 millones de pesos, que fue la base para dirigirse al ingeniero eléctrico Rafael Galeano.



  • "Con el ingeniero conseguimos un crédito de tres transformadores, guayas en aluminio, aisladores y el material que necesitábamos. Asimismo obtuvimos de los árboles del río la madera que fungiría como postes y que al cabo de unos días empezaríamos a levantar y "vestir" con sus redes", dijo Nehemias Calvo. La historia dice que oficialmente se levantaron las cañuelas y llegó la luz eléctrica el 17 octubre del 2001 a la una de la mañana, tras la implementación de este sistema rudimentario.





  • Compartir con tus amigos:
  • 1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19


    La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
    enviar mensaje

    enter | registro
        Página principal


    subir archivos