Oscar mauricio lizcano



Descargar 238.26 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión05.03.2018
Tamaño238.26 Kb.
Vistas160
Descargas0
  1   2   3

OSCAR MAURICIO LIZCANO

SENADOR

PROYECTO DE LEY No. 149 DE 2015


Por medio del cual se prohíbe los procedimientos médicos y quirúrgicos estéticos para menores de edad y se dictan otras disposiciones”

EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA

DECRETA

Artículo 1° Objeto. La presente ley tiene por objeto prohibir los procedimientos médicos y quirúrgicos estéticos para pacientes menores de edad y establecer el régimen sancionatorio a quienes violen esta prohibición.
Artículo 2°. Definición. Para todos los efectos de la presente ley se entenderá por procedimientos médicos y quirúrgicos estéticos todo procedimiento médico o quirúrgico de corrección de alteraciones de la norma estética con la finalidad de obtener una mayor armonía facial y corporal, así como también de tratamientos médicos de embellecimiento y de rejuvenecimiento.
Artículo 3°. Prohibición. Se prohíbe la realización de procedimientos médicos y quirúrgicos estéticos en pacientes menores de 18 años. El consentimiento de los padres no constituye excepción válida a la presente prohibición.
Artículo 4°. Excepciones. La anterior prohibición no aplica a cirugías de nariz y de orejas, cirugías reconstructivas y/o iatrogénicas de otras cirugías, peelings químicos y mecánicos superficiales, y depilación láser. Tampoco aplica a cirugías motivadas por patologías físicas o psicológicas debidamente acreditadas por los respectivos profesionales de salud.
En los casos de cirugías motivadas por patologías físicas o psicológicas el cirujano deberá solicitar un permiso especial a la entidad territorial de salud para la realización del procedimiento.
Parágrafo. El Ministerio de Salud deberá establecer los trámites y documentos requeridos para la expedición del permiso que trata el inciso anterior en un plazo no mayor a seis (6) meses contados a partir de la expedición de la presente ley.
Artículo 5°. Restricciones Publicitarias. Prohíbase la promoción publicitaria dirigida a menores de edad de procedimientos médicos y quirúrgicos estéticos.
Prohíbase además el uso de modelos menores de edad en campañas de promoción de cirugías estéticas, consultorios y clínicas de cirugía estética, y procedimientos estéticos de cualquier tipo.
Prohíbase también la difusión de aquellas campañas a las que refiere el inciso anterior que previa la entrada en vigencia de la presente ley utilizan la imagen de modelos menores de edad.
Artículo 6°. Deber de denuncia. Los profesionales de la salud, centros de salud, y padres de familia que tengan conocimiento de posibles violaciones a la presente ley deberán denunciarlas ante las autoridades competentes.


Artículo 7°. Sanciones. El incumplimiento del artículo tercero de la presente ley acarreará sanciones que irán desde el pago de una multa equivalente a 500 salarios mínimos legales mensuales vigentes, hasta el cierre definitivo del centro de salud y la pérdida de su licencia de funcionamiento.
Artículo 8°. Se impondrán a la persona jurídica o natural contratante que incumpla el artículo quinto de la presente ley sanciones que irán desde el pago de una multa de 4500 salarios mínimos legales mensuales vigentes, hasta el cierre temporal o definitivo del centro de salud, si es reincidente.
Artículo 9°. Solidaridad. Los profesionales de la salud y centros de salud deberán responder solidariamente por las sanciones derivadas del incumplimiento de la presente ley. También responderán solidariamente por todo daño ocasionados a los pacientes a consecuencia de la realización de estos procedimientos.
Artículo 10°. Poder Sancionatorio. Se faculta a los entes territoriales de salud correspondientes para que gradúe e imponga las sanciones que surjan del incumplimiento de la presente ley por parte de profesionales de la salud y centros de salud.
Los valores recaudados con motivo de imposición de multas y sanciones podrán hacer parte del presupuesto de la entidad, y serán destinados para la creación y promoción de campañas de educación sobre los riesgos de las cirugías plásticas estéticas y la reparación de daños derivados de cirugías plásticas estéticas.
Artículo 11°. Las disposiciones establecidas en la presente ley se aplicarán sin perjuicio de las normas establecidas en el Código de Ética Médica y demás reglamentos que rijan el ejercicio profesional de la medicina.


Artículo 12°. Vigencias y Derogatorias. La presente ley empezará a regir a partir de la fecha de su promulgación y deroga las disposiciones que le sean contrarias.

De los Honorables Congresistas,



LUZ ADRIANA MORENO MARMOLEJO OSCAR MAURICIO LIZCANO

Representante a la Cámara Senador de la República



EXPOSICIÓN DE MOTIVOS



  1. OBJETO DEL PROYECTO DE LEY

El presente proyecto de ley busca proteger a los menores de edad de los riesgos de las cirugías plásticas estéticas y procedimientos estéticos, cada vez más populares entre jóvenes y que representan graves riesgos para su salud presente y futura.


Esta protección se plantea en dos frentes: el de la prohibición de la realización de este tipo de procedimientos en menores de edad, y el de las específicas restricciones publicitarias a este tipo de procedimientos.


  1. OBJETIVOS ESPECÍFICOS




  1. Proteger el bienestar y la formación física y mental de los menores de edad, impidiendo que los procedimientos médicos y estéticos alteren el correcto desarrollo del cuerpo y la psique de los niños y jóvenes.



  1. Evitar la continuación de prácticas anti-éticas de la medicina y la estética en todos sus frentes al eliminar la posibilidad de realización de procedimientos innecesarios y riesgosos en menores de edad con fines lucrativos y sin propender por el bienestar del menor.




  1. Prevenir la sobre sexualización de los menores de edad bajo la autorización de sus padres, evitando que la autorización de estos constituya un permiso para la realización de procedimientos médicos y estéticos peligrosos e innecesarios para ajustar la apariencia a un prototipo de belleza específico.




  1. Impedir el uso de la imagen de menores de edad en la promoción de procedimientos médicos y estéticos con el fin de limitar la identificación de los menores con modelos estéticos particulares.



  1. JUSTIFICACIÓN Y CONSIDERACIONES GENERALES

La medicina moderna no sólo cura a los pacientes o trata los síntomas derivados de las distintas enfermedades, sino que ofrece una multiplicidad de procedimientos innecesarios originados de las distintas concepciones culturales de qué es estético y qué no. Los estándares de belleza de hoy día, difundidos a través de los medios masivos de comunicación, plantean modelos casi imposibles de alcanzar, en parte debido al uso de herramientas de alteración fotográfica, como lo es el Photoshop, y en parte debido al excesivo uso de procedimientos quirúrgicos para alterar la apariencia física. Los menores de edad crecen y construyen sus arquetipos de acuerdo a estos estándares, alterando permanentemente su forma de ver la vida, el mundo, y el cuerpo humano propio y ajeno.


Esta alteración puede traer graves consecuencias, tanto físicas como psicológicas, que van desde desordenes en la imagen corporal y la autoestima, hasta modificación de patrones de comportamiento en aspectos tan básicos como la búsqueda de pareja. Hoy día han aumentado los casos en los que los menores de edad optan por someterse, con la autorización de sus padres, a procedimientos quirúrgicos y estéticos que los acerquen más a esos ideales de belleza. Estos procedimientos pueden generar consecuencias irreversibles, que alteran decisiones de vida como el ejercicio pleno de la maternidad, o condiciones de salud que obligan al sometimiento a más procedimientos quirúrgicos, riesgos que los jóvenes no pueden prever por el momento de formación en el que se encuentran, y que no se justifican bajo el ejercicio de una patria potestad responsable. Es necesario entonces efectuar una especial protección para los menores de edad, puesto que se encuentran en etapas de transición físicas y mentales, que requieren un correcto desarrollo.
El presente proyecto no desconoce el importante papel de la cirugía estética en procedimientos reconstructivos o necesarios desde el punto de vista médico o psicológico: una mamoplastia reconstructiva luego de una mastectomía, una rinoplastia funcional con componentes estéticos, o una otoplastia derivada de una malformidad evidente que afecta el desarrollo psicosocial del menor deben ser procedimientos permitidos en los casos en los que el médico, el psicólogo y los padres los consideren convenientes. Por eso, y porque de lo contrario sería caer en un absurdo, el proyecto no pretende prohibir la totalidad de las cirugías y procedimientos en menores de edad. Pero las cirugías estéticas y demás procedimientos con fines meramente estéticos, como una liposucción o el Botox, son sustancialmente distintos a los anteriores procedimientos, pues no tiene otra finalidad que alterar la apariencia física, usualmente con altos componentes de sexualización. Asimismo, plantean riesgos permanentes como la necesidad de repetir el procedimiento periódicamente o incrementar un trastorno dismórfico corporal, riesgos que sólo se pueden correr cuando uno es ya un mayor de edad debidamente informado.
Por lo anterior, el presente proyecto pretende prohibir los procedimientos médicos y quirúrgicos estéticos para menores de edad, estructurando la justificación en los siguientes puntos:

  1. Conceptos Básicos de Procedimientos estéticos médicos y quirúrgicos

    1. Cirugías de Implante de Senos y de Glúteos

      1. Riesgos

    2. Otras cirugías

    3. Otros procedimientos

  2. Casos en Menores de edad

    1. Riesgos médicos y psicológicos

  3. Factores históricos y psicosociales de los procedimientos estéticos quirúrgicos y no invasivos

Estos puntos se desarrollan a continuación.




  1. Conceptos Básicos de Procedimientos estéticos médicos y quirúrgicos

Por procedimiento estético quirúrgico se entiende cualquier cirugía que tiene por objeto la modificación de las características físicas del paciente para mejorar su apariencia de acuerdo a determinados patrones estéticos. Se diferencia de la cirugía plástica en que esta también incluye la cirugía reconstructiva. Por su parte, los procedimientos estéticos médicos son aquellos procedimientos no invasivos que persiguen la misma finalidad estética de los procedimientos estéticos quirúrgicos. A continuación se desarrollan cuáles son los procedimientos médicos y quirúgricos estéticos principales.




    1. Cirugías de Implante de Senos y de Glúteos

La cirugía de implante de mamas, también llamada mamoplastia de aumento, es un procedimiento quirúrgico en el que se cambia el tamaño o forma de las mamas por medio de la inserción de un implante. Esta cirugía se realiza debido a cuatro causas principales: el aumento de mamas meramente estético, la reconstrucción de mamas posterior al cáncer de seno, la corrección de anomalías, y la cirugía de reasignación de género. Es una de las cirugías estéticas más comunes del mundo, y se calcula que hay aproximadamente de 5 a 10 millones de mujeres alrededor del mundo que tienen implantes de mamas1.


Debe distinguirse la mamoplastia de aumento de la mastopexia: la primera se realiza para incrementar el tamaño de los senos, mientras que la segunda se hace para levantar los senos que estén flácidos o caídos, o para reducir el tamaño de la areola. Es común que se realicen ambos procedimientos en una misma sesión de cirugía cuando la paciente busca corregir los efectos generados en sus mamas por la maternidad y/o la lactancia.

Los implantes son prótesis formadas por una bolsa de lámina de silicona, rellena de algún componente. Actualmente existen dos tipos de relleno de implantes: solución salina y gel de silicona de tipo médico. Los implantes además pueden ser redondos o anatómicos, buscando estos últimos un aspecto más natural con su forma de gota. Dependiendo del tipo de implante varían aspectos como la apariencia, el procedimiento operatorio, y los riesgos. Los implantes rellenos de solución salina, o salinos, se rellenan durante la cirugía por lo que la cicatriz es menor, y su textura es menos natural debido a una consistencia más firme2 y existe un mayor riesgo de textura de pliegues; adicionalmente el rompimiento es evidente puesto que el implante se desinfla, y la solución salina es absorbida por el cuerpo rápidamente, pues es sólo agua con sal. Los implantes de silicona por su parte vienen rellenos previa la cirugía, por lo que requieren una incisión más grande, pero su apariencia es mucho más natural por la naturaleza viscosa del gel de silicona, que simula la grasa corporal; los casos de rompimiento no son tan evidentes por los que se recomienda supervisarlos por medio de resonancia magnética cada dos o tres años, y requiere cirugía para retirar no solo el implante sino también la sustancia que se ha esparcido.


El procedimiento se puede realizar en una clínica de cirugía ambulatoria o en un hospital, con anestesia local o general. El implante puede colocarse en tres planos –o niveles- distintos: el subglandular o directamente debajo de la glándula mamaria, el subpectoral o submuscular o debajo del músculo pectoral, y el subfascial o en un espacio creado entre el músculo pectoral y su fascia muscular3. La colocación de los implantes puede variar, entre otras cosas, la apariencia, el riesgo de ruptura, el resultado de las mamografías, y el dolor del postoperatorio. Sea cual sea la colocación, al ser el implante un cuerpo extraño, el organismo genera un tejido cicatricial alrededor del mismo, que permite que el implante permanezca en su lugar.

Imagen tomada de: La Revista de Cirugía Estética. Submuscular, subfascial o subglandular ¿Cuál es la mejor?.



En: http://www.larevistadecirugiaestetica.com/2011/12/submuscular-subfascial-o-subglandular.html
Son cuatro vías para introducir los implantes: la submamaria (incisión se realiza en el pliegue submamario), la aerolar (incisión en el límite de la areola/pezón), la axilar (incisión en la axila) y la transumbilical (dese el ombligo). También puede realizarse la incisión en la cicatriz de la masectomía, en los casos de cirugía reconstructiva. La técnica más común es la submamaria, mientras que la transumbilical ha sido desaconsejada por la FDA, advertencia que consta en las etiquetas de los implantes vendidos en Estados Unidos4. La incisión se cierra con puntos, y existe la posibilidad de que el cirujano deje tubos de drenaje en las mamas para prevenir acumulaciones de fluidos y sangre. Asimimo se pueden dejar catéteres para el suministro de medicamentos para el dolor. Estos tubos y catéteres se retiran en las visitas de postoperatorio.
Son los deseos del paciente, en concordancia con las recomendaciones del médico de acuerdo a su valoración del caso, que se determinan el tamaño, el nivel y el método de introducción del implante. El postoperatorio incluye el envolvimiento en apósitos de gasa, masajes para la reducción del endurecimiento del tejido cicatricial, dolor, nauseas, hinchazón, moretones y sensibilidad en el área, y revisiones periódicas. Usualmente el periodo de recuperación dura dos semanas.
La historia de los implantes de mama se encuentra ligada a la historia del tratamiento para el cáncer de mama. Inicialmente, los implantes se vieron como forma de reconstruir los senos. “Según Wickman, el cirujano francés Verneuil empleó en 1887 parte de una mama sana (…) para reconstruir la otra mama”5. El primer injerto del que se tiene registro data de 1895, y fue realizado y documentado por el cirujano austro-alemán Vincent Czerny, quien obtuvo un lipoma del tamaño de un puño de la espalda de una mujer para injertarlo en una mama. La primera mastectomía radical la realizó William Halsted en 1889, con el fin de controlar el cáncer de mama, y simultáneamente comenzaron las cirugías de aumento: el mismo año el cirujano Gersuny intentó inyecciones de parafina, con consecuencias fatales para las pacientes. Mientras se recomendaba la no reconstrucción de las mamas para supuestamente controlar el cáncer, se experimentaba con implantes estéticos. Marfil, vidrio, caucho, cartílago de buey, lana, esponjas de polímeros o políeter, poliéster, caucho y teflón se incluyen entre las sustancias que se utilizaron en la experimentación de implantes de mama durante la primera mitad del siglo XX.
Se calcula que en las décadas de 1950 y 1960 se realizaron inyecciones de silicona en aproximadamente 50000 mujeres. Estas inyecciones ocasionaron problemas médicos que requirieron incluso mastectomías para retirar los granulomas de silicona6. Sólo hasta 1962 se crearon los primeros implantes de mama por Cronin y Gerow, que consistían en bolsas de silicona rellenas de aceite de silicona, y fueron desarrollados por Dow Corning. Este mismo principio es el que se utiliza hoy día en los implantes. Desde 1969 se comenzaron a aplicar procedimientos e implantes en los glúteos con el fin de mejorar su apariencia al hacerlos más redondeados y voluminosos. Como estos implantes eran los mismos que los implantes de mama, pero los glúteos son sustancialmente diferentes a los senos, los resultados no eran los mejores, no sólo en apariencia sino en sentido práctico. Con el tiempo se fueron creando implantes con formas especiales que generaban apariencias más naturales para este tipo de procedimientos.
Estados Unidos prohibió el uso de las prótesis de silicona durante 14 años debido a que se emitió en 1992 una alarma sanitaria que afirmaba que podían inducir a enfermedades autoinmunes. Por esto en Norteamérica se usaron prótesis rellenas de suero salino durante la última década del siglo pasado, y a pesar de que se levantó esa prohibición, el gobierno estadounidense aún llama a la precaución con las prótesis de silicona.
Hoy día, de acuerdo al estudio anual de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética, la cirugía de aumento de senos era en 2011 la segunda cirugía que más se realiza en el mundo, con más de 1,205,251 procedimientos realizados7, subiendo a primer lugar en 2013 con 1,773,584 procedimientos realizados8. Nuestro país se encuentra en la posición 11 en el ranking de países en los que se realizan más procedimientos9. Y a 2010 la cirugía de aumento de busto y la cirugía de aumento de glúteos ocupaban los lugares 2 y 3 respectivamente en el ranking de casos de denuncias por mala praxis estética en nuestro país10.




  1. Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos