Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura



Descargar 0.54 Mb.
Página1/6
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño0.54 Mb.
Vistas227
Descargas0
  1   2   3   4   5   6



Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura



Los siete saberes

necesarios para la educación del futuro

Edgar Morin


Traducción Mercedes VALLEJO-GOMEZ

Profesora de la UPB – Medellín, Colombia

Con la colaboración de Nelson Vallejo-Gómez y Françoise Girard

Las ideas y opiniones expresadas en esta obra son las del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de la UNESCO.


Publicado en octubre de 1999 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura - 7 place de Fontenoy - 75352 París 07 SP - Francia
© UNESCO 1999

íNDICE
Agradecimientos

Prefacio del Director General de la UNESCO
Prólogo 1
Capítulo ILas cegueras del conocimiento: el error y la ilusión 5
1. El talón de Aquiles del conocimiento 5

1.1 Los errores mentales 6

1.2 Los errores intelectuales 7

1.3 Los errores de la razón 7

1.4 Las cegueras paradigmáticas 8

2. El imprinting y la normalización 10

3. La neología: posesión 10

4. Lo inesperado 12



  1. La incertidumbre del conocimiento 12


Capítulo II - Los principios de un conocimiento pertinente 15
1. De la pertinencia en el conocimiento 15

1.1 El contexto 15

1.2 Lo global (las relaciones entre todo y partes) 16

1.3 Lo multidimensional 16

1.4 Lo complejo 17

2. La inteligencia general 17

2.1 La antinomia 18

3. Los problemas esenciales 18

3.1 Disyunción y especialización cerrada 18

3.2 Reducción y disyunción 19

3.3 La falsa racionalidad 20
Capítulo III – Enseñar la condición humana 23
1. Arraigamiento desarraigamiento humano 23

1.1 La condición cósmica 24

1.2 La condición física 24

1.3 La condición terrestre 24

1.4 La condición humana 25

2. Lo humano del humano 26

2.1 Unidualidad 26

2.2 El bucle cerebro mente cultura 26

2.3 El bucle razón afecto impulso 26

2.4 El bucle individuo sociedad especie 27

3. Unitas multiplex: la unidad y la diversidad humana 27

3.1 El campo individual 28

3.2 El campo social 28

3.3 Diversidad cultural y pluralidad de individuos 28

3.4 Sapiens demens 29

3.5 Homo complexus 30


Capítulo IV – Enseñar la identidad terrenal 33
1. La era planetaria 34

2. El legado del siglo XX 37

2.1 La herencia de muerte 37

2.1.1 Las armas nucleares 37

2.1.2. Los nuevos peligros 37

2.2 Muerte de la modernidad 38

2.3 La esperanza 38

2.3.1 El aporte de las contracorrientes 38

2.3.2 En el juego contradictorio de las posibilidades 39


  1. La identidad y la conciencia terrenal 40


Capítulo V – Enfrentar las incertidumbres 43
1. La incertidumbre histórica 43

2. La historia creadora y destructiva 44

3. Un mundo incierto 45

4. Enfrentar las incertidumbres 46

4.1 La incertidumbre de lo real 46

4.2 La incertidumbre del conocimiento 47

4.3 Las incertidumbres y la ecología de la acción 47

4.3.1 El bucle riesgo precaución 48

4.3.2 El bucle fines medios 48

4.3.3 El bucle acción contexto 48

5. La impredecibilidad a largo plazo 49

5.1 La apuesta y la estrategia 49


Capítulo VI – Enseñar la comprensión 51
1. Las dos comprensiones 51

2. Una educación para los obstáculos a la comprensión 52

2.1 El egocentrismo 53

2.2 Etnocentrismo et sociocentrismo 53

2.3 El espíritu reductor 54

3. La ética de la comprensión 55

3.1 El « bien pensar » 55

3.2 La introspección 55

4. La conciencia de la complejidad humana 55

4.1 La apertura subjetiva (simpática) hacia los demás 56

4.2 La interiorización de la tolerancia 56


  1. Comprensión, ética y cultura planetarias 57


Capítulo VII – La ética del género humano 59
1. El bucle individuo sociedad: enseñar la democracia 60

1.1 Democracia y complejidad 60

1.2 La dialógica democrática 61

1.3 El futuro de la democracia 62

2. El bucle individuo especie: enseñar la ciudadanía terrestre 63

3. La humanidad como destino planetario 64


A propósito de una bibliografía


Agradecimientos


Me complace inmensamente la comprensión y el apoyo de la UNESCO y, de manera particular, el de Gustavo López Ospina, Director del Proyecto Transdisciplinario “Educación para un futuro sostenible”, quien me indujo a expresar mis propuestas de la manera más completa como me fuera posible.



Este texto ha sido puesto a consideración de personalidades universitarias y de funcionarios internacionales del Este y del Oeste, del Norte y del Sur, entre (e) los cuales están : Andras Biro (Hungría, experto en desarrollo en la ONU), Mauro Ceruti (Italia, Universidad de Milán), Emilio Roger Ciurana (España, Universidad de Valladolid), Eduardo Domínguez G. (Colombia, Universidad Pontificia Bolivariana), María de C. de Almeida (Brasil, Universidad Federal del Río Grande del Norte), Nadir Aziza (Marruecos, Cátedra de estudios euro-mediterráneos), Edgar de A. Carvalho (Brasil, Universidad Católica de Sao Paulo), Carlos Garza Falla (México, UNAM), Rigoberto Lanz (Venezuela, Universidad Central), Carlos Mato Fernández (Uruguay, Universidad de la República), Raul Motta (Argentina, Instituto Internacional para el Pensamiento Complejo, Universidad del Salvador), Darío Múnera Vélez (Colombia, ex-Rector Universidad Pontificia Bolivariana), Sean M. Kelly (Canadá, Universidad de Ottawa), Alfonso Montuori (USA, Instituto Californiano de Estudios Integrales), Helena Knyazeva (Rusia, Instituto de Filosofía, Academia de Ciencias), Chobei Nemoto (Japón, Fundación para el Apoyo de las Artes, Ionna Kuçuradi (Turquía, Universidad Beytepe, Ankara), Shengli Ma (China, Instituto de Estudios de Europa del Oeste, Academia China de Ciencias Sociales), Marius Mukungu-Kakangu (Zaire, Universidad de Kinshasa), Peter Westbroek (Holanda, Universidad de Leiden).

Nelson Vallejo-Gómez fue el encargado por la UNESCO de retomar e integrar las propuestas y de formular sus propios aportes. El texto resultante contó con mi aprobación.



A todas estas personas, mis más sinceros agradecimientos.

Prefacio del Director General de la UNESCO

Cuando miramos hacia el futuro, vemos numerosas incertidumbres sobre lo que será el mundo de nuestros hijos, de nuestros nietos y de los hijos de nuestros nietos. Pero al menos, de algo podemos estar seguros: si queremos que la Tierra pueda satisfacer las necesidades de los seres humanos que la habitan, entonces la sociedad humana deberá transformarse. Así, el mundo de mañana deberá ser fundamentalmente diferente del que conocemos hoy, en el crepúsculo del siglo XX y del milenio. Debemos, por consiguiente, trabajar para construir un “futuro viable”. La democracia, la equidad y la justicia social, la paz y la armonía con nuestro entorno natural, deben ser las palabras claves de este mundo en devenir. Debemos asegurarnos que la noción de “durabilidad” sea la base de nuestra manera de vivir, de dirigir nuestras naciones y nuestras comunidades y de interactuar a nivel global.
En esta evolución hacia los cambios fundamentales de nuestros estilos de vida y nuestros comportamientos, la educación –en su sentido más amplio- juega un papel preponderante. La educación es “la fuerza del futuro”, porque ella constituye uno de los instrumentos más poderosos para realizar el cambio. Uno de los desafíos más difíciles será el de modificar nuestro pensamiento de manera que enfrente la complejidad creciente, la rapidez de los cambios y lo imprevisible que caracterizan nuestro mundo. Debemos reconsiderar la organización del conocimiento. Para ello debemos derribar las barreras tradicionales entre las disciplinas y concebir la manera de volver a unir lo que hasta ahora ha estado separado. Debemos reformular nuestras políticas y programas educativos. Al realizar estas reformas es necesario mantener la mirada fija hacia el largo plazo, hacia el mundo de las generaciones futuras frente a las cuales tenemos una enorme responsabilidad.
La UNESCO se ha dedicado a pensar de nuevo en la educación, en términos de durabilidad, especialmente en su función de encargada del “Programa internacional sobre la educación, la sensibilización del público y la formación para la viabilidad”, lanzado en 1996 por la Comisión para el desarrollo sostenible de las Naciones Unidas. Este programa de trabajo enuncia las prioridades aprobadas por los Estados y apela a éstos, así como a las organizaciones no gubernamentales, al mundo de los negocios y de la industria, a la comunidad académica, al sistema de las Naciones Unidas, y a las instituciones financieras internacionales para que tomen rápidamente medidas con el fin de poner en práctica el nuevo concepto de educación para un futuro viable y reformar, por consiguiente, las políticas y programas educativos nacionales. En esta empresa, la UNESCO ha sido llamada a ejercer el papel de motor que movilice la acción internacional.
Es así como la UNESCO solicitó a Edgar Morin que expresara sus ideas en la esencia misma de la educación del futuro, en el contexto de su visión del “Pensamiento Complejo”. Este texto es, pues, publicado por la UNESCO como contribución al debate internacional sobre la forma de reorientar la educación hacia el desarrollo sostenible. Edgar Morin presenta siete principios clave que estima necesarios para la educación del futuro. Mi intención es que estas ideas susciten un debate que contribuya a ayudar a educadores y dirigentes a aclarar su propio pensamiento sobre este problema vital.

Mis más especiales agradecimientos van para Edgar Morin por haber aceptado estimular, junto con la UNESCO, una reflexión que facilite dicho debate en el marco del proyecto transdisciplinario “Educación para un futuro sostenible”. Expreso igualmente todos mis agradecimientos a los expertos internacionales que han contribuido a enriquecer este texto con sus sugerencias y muy especialmente a Nelson Vallejo-Gómez.
El compromiso y la sabiduría de pensadores eminentes como Edgar Morin son inestimables: ellos ayudan a la UNESCO en su contribución con los cambios profundos de pensamiento indispensables para la preparación del futuro.



Federico Mayor





Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos