Ordenanza fiscal reguladora del impuesto sobre bienes inmuebles


Retirada de residuos sólidos



Descargar 5.46 Mb.
Página17/21
Fecha de conversión21.06.2018
Tamaño5.46 Mb.
Vistas339
Descargas0
1   ...   13   14   15   16   17   18   19   20   21

Retirada de residuos sólidos


Sección 1ª
Normas generales

Artículo 172.

Este capítulo comprende las normas que deben ser cumplidas por los productores de los desechos y de los residuos sólidos enumerados en el artículo 154 con referencia a la presentación y entrega de los mismos para su recogida y transporte.



Artículo 173.

La recogida de residuos sólidos será establecida por el servicio Municipal competente con la frecuencia y horario que se consideren oportunos, dando la publicidad necesaria para conocimiento de los vecinos.


Artículo 174.

De la recepción de los residuos sólidos se hará cargo el personal dedicado a la misma y quien los entregue a cualquier otra persona física o jurídica que carezca de la correspondiente concesión o autorización municipal deberá responder solidariamente con ésta por los perjuicios que pudieran producirse por causa de aquellos, independientemente de la sanciones a que hubiere lugar.

En ningún caso, ni bajo ningún pretexto, deben entregarse los residuos al personal encargado del barrido y riego de las calles.



Artículo 175.

Ninguna persona física o jurídica podrá dedicarse a la recogida, transporte y aprovechamiento de los residuos sólidos, cualquiera que sea su naturaleza, sin la previa concesión o autorización municipal.



Artículo 176.

  1. Cuando los residuos sólidos por su naturaleza y a juicio del servicio municipal competen- te, pudieran presentar características que los hagan tóxicos o peligros, se exigirá al productor o poseedor de los mismos, que previamente a su recogida realice un tratamiento para eliminar o reducir en lo posible estas características o que los deposite en forma o lugar adecuados.

  2. Así mismo, los productores o poseedores de residuos potencialmente tóxicos o peligrosos o que por sus características pueden producir trastornos en el transporte y tratamiento, quedan obligados a proporcionar al Ayuntamiento información completa sobre su origen, cantidad y características, siendo responsables en todo momento de cuantos daños se produzcan cuando se hubiera omitido o falseado aquella información.

Artículo 177.

En toda nueva edificación ocupada por más de una familia o destinada a usos no residenciales donde se produzcan residuos sólidos, existirá, conforme a las Normas Subsidiarias de Planeamiento de Navaleno y Ordenanzas que las desarrollen, un local con capacidades y dimensiones adecuadas para el almacenamiento de los mismos.



Artículo 178.

Los propietarios o responsables de las fincas facilitarán el acceso al local, donde estén ubicados los recipientes normalizados, a la totalidad de los vecinos de la finca, a fin de que éstos puedan depositar sus residuos.



Artículo 179.

Las dependencias y locales comerciales integrantes de un inmueble y que diariamente produzcan residuos en cantidad inferior a la capacidad de un recipiente normalizado tendrán derecho a utilizar el local preceptivo del edificio destinado a la recepción de dichos residuos. Si producen mayor cantidad habrán de tener su propio local.



Sección 2ª
Residuos domiciliarios

Artículo 180.

  1. Se entiende por residuos domiciliarios los que proceden de la normal actividad doméstica, así como los producidos en los establecimientos comerciales que por su naturaleza y volumen son asimilables a los anteriores.




  1. Todos los vecinos están obligados a reciclar los residuos domiciliarios. Para tal fin existen cuatro tipos de contenedores donde depositar los mismos:

  1. En los contenedores con tapa azul se depositará papel y cartón convenientemente plegado.

  2. En los contenedores con tapa amarilla se depositarán envases tanto metálicos como de plástico.

  3. En los contenedores con la forma de cúpula y color verde se depositará el vidrio procedente de botellas y frascos, previa eliminación de tapones de corcho o metálicos. En estos contenedores no se puede introducir vidrio procedente de cristales planos.

  4. En los contenedores grises con tapa marrón se depositarán los residuos domésticos que irán introducidos en bolsas herméticas de plástico homologadas. Se entiende por estos residuos domésticos, los que deben vertirse en los contenedores azules, verdes y amarillos.

Artículo 181.

  1. La presentación de los residuos domiciliarios se hará obligatoriamente en el tipo de recipiente normalizado no desechable que, en cada caso, señale el Ayuntamiento de acuerdo con la naturaleza de los residuos, las características del sector o vía pública y con la planificación realizada para la recogida y transporte por el Servicio Municipal competente.

  2. En las zonas, sectores o barrios donde la recogida se efectúe mediante recipientes herméticos suministrados por el Ayuntamiento, los usuarios de tales recipientes tienen la obligación de conservarlos y mantenerlos en adecuadas condiciones de higiene, con la diligencia que el Código civil exige al usufructuario de bienes ajenos; siendo responsables del deterioro que los recipientes puedan sufrir por su culpa o negligencia.

  3. La basura se depositará en bolsas perfectamente cerradas y nunca de otra forma en los contenedores.

  4. Los establecimientos comerciales e industriales están obligados a utilizar aquellos recipientes normalizados para depósito de desechos y residuos orgánicos que, en desarrollo de la Ley 22/2011, sean determinados por la Autoridad Municipal.

  5. Queda prohibido el estacionamiento de vehículos delante de los contenedores y cubos des- tinados para depositar los residuos, a fin de no obstaculizar la libre maniobra de los mismos para cualquier actuación que se desee.

Artículo 182.

Las operaciones de conservación y limpieza que, en su caso, exijan los recipientes normalizados, serán de cuenta del concesionario de la recogida de basuras.



Artículo 183.

  1. Los vecinos depositarán en recipientes normalizados no desechables los residuos, y el personal del vehículo colector vaciará el contenido de los recipientes en el camión y los depositará vacíos donde se encontraban.

  2. Al personal del vehículo colector no le corresponde ninguna manipulación de los residuos ni de los recipientes. La ubicación de los contenedores de residuos domiciliarios y las agrupaciones de los mismos será decidida por los servicios técnicos del Ayuntamiento, teniendo en cuenta la ruta del vehículo recolector, la densidad de población del sector y las necesidades de los vecinos.

Artículo 184.

Queda terminantemente prohibido colocar las bolsas con los residuos en la vía pública o acera. Si el contenedor está lleno, deberá buscarse otro contenedor próximo o guardar la bolsa con los residuos hasta que se vacíe por el vehículo encargado de la recogida.



Artículo 185.

En los centros públicos o privados, viviendas, mercados, galerías de alimentación, centros sanitarios, etc., la retirada de los residuos correrá a cargo del Servicio Municipal competente, pero no el barrido y limpieza de los mismos. Estas últimas operaciones habrán de realizarse con la frecuencia que sea necesaria para mantener los locales en las debidas condiciones de salubridad e higiene.



Artículo 186.

Si una entidad pública o privada tuviera por cualquier causa que desprenderse de residuos sólidos en cantidades mayores a las que constituyen la producción diaria normal y no de forma frecuente, no podrá presentarlos conjuntamente con los residuos habituales. En estos casos, la entidad podrá ser autorizada al transporte de los residuos con sus propios medios a los puntos de transformación o eliminación que indique el Servicio Municipal competente, o bien podrá solicitar su retirada al mencionado servicio. En ambos casos el Ayuntamiento pasará el correspondiente cargo por la eliminación o transformación de los residuos y, además, en el segundo caso, lo aumentará con el correspondiente cargo de transporte a los centros de eliminación o transformación de los residuos.

Sección
Residuos especiales

Sub-sección Tierras y escombros

Artículo 187.

  1. Queda terminantemente prohibido depositar en los recipientes normalizados destinados a residuos domiciliarios los escombros procedentes de cualquiera clase de obras.

  2. Queda terminantemente prohibido verter tierras y escombros en cualquier lugar que no sea el vertedero municipal de escombros, excepto cuando se disponga de Licencia Municipal.

  3. Los escombros, así como las tierras procedentes de vaciado o movimientos de tierras, habrán de eliminarse por los interesados conforme a lo establecido en la Ordenanza Municipal de Transportes de tierras y escombros a vertederos.

Artículo 188.

  1. Se prohíbe depositar en la vía pública toda clase de escombros o desechos procedentes de obras de construcción y remodelación de edificios o de obras realizadas en el interior de los mismos, sea en la totalidad o en alguna de las viviendas.

  2. Igualmente queda prohibido almacenar en la vía pública, fuera de los límites de la valla protectora de las obras, material de construcción: arena, ladrillos, cemento, etc.

Artículo 189.

  1. Los residuos y materiales del artículo anterior, sólo podrán almacenarse en la vía pública utilizando para ello contenedores adecuados cuya instalación habrá de cumplir los requisitos y condiciones que se señalan en la Ordenanza y en los apartados siguientes.

  2. La colocación de contenedores requerirá autorización municipal cuyo número deberá indicar- se en un lugar visible de los mismos, siendo el único elemento de identificación de su titular.

  3. Los contenedores deben estar dotados de los dispositivos adecuados que permitan mantenerlos cubiertos cuando no sean utilizados, para reservar el ornato urbano y evitar que otras personas arrojen en aquellos basuras domiciliarias o trastos inútiles.




  1. Cuando los contenedores se encuentren llenos de escombros se procederá, en plazo no superior a veinticuatro horas, a su retirada y sustitución por otros vacíos. A estos efectos los materiales depositados no podrán rebasar en ningún caso el plano delimitado por las aristas superiores del contenedor, estando prohibido el uso de suplementos o añadidos para aumentar la capacidad del recipiente.

En caso de incumplimiento, el Ayuntamiento podrá retirar el contenedor, que una vez vacío, quedará en depósito, previo pago de los gastos a que ascienda la retirada, transporte y vertido.

Sub-sección 2ª Escorias y cenizas.



Artículo 190.

  1. Las escorias y cenizas de los generadores de calor podrán ser retiradas por el Ayuntamiento a petición de los interesados, a los que se pasará el correspondiente cargo.

  2. No se aceptará la recogida de escorias de edificios si las mismas no se depositan en recipientes con carga no superior a los 25 kg. Y homologados por el Ayuntamiento.

  3. Los vecinos que deseen echar las cenizas en contenedores de uso doméstico deberán seguir las siguientes instrucciones: No se puede echar al contenedor de uso doméstico las cenizas retiradas el mismo día, para prevenir que no tengan ascuas. Deberán guardarse en un recipiente metálico y a las 24h. trasvasarlo a la bolsa de basura hermética, y a partir de ese momento se podrá depositar en el contenedor de uso doméstico.

Los que incumpliendo dicha norma, sean causantes de la quema del contenedor, serán responsables del daño ocasionado y el contenedor será reparado a su costa.

Sub-sección

Muebles, enseres y objetos inútiles.

Artículo 191.


  1. Queda prohibido depositar, en los espacios públicos, muebles, enseres y objetos inútiles para que sean retirados por los camiones colectores de la recogida domiciliaria.

  2. Las personas que deseen desprenderse de tales elementos deberán comunicarlo al Servicio Municipal competente, que los retirará previo pago de la tasa correspondiente o le indicará el lugar de depósito, según lo que proceda en cada caso.

Sub-sección Vehículos abandonados.
Artículo 192.

Sin perjuicio de las causas de retirada y depósito de vehículos previstas en la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial y Ordenanza Municipal de Circulación, los servicios municipales procederán a la retirada de los vehículos situados en la vía pública o terrenos adyacentes y espacios libres públicos siempre que, por sus signos exteriores, tiempo que permanecieren en la misma situación u otras circunstancias, puedan considerarse residuos sólidos urbanos, como consecuencia de su situación de abandono.



Artículo 193.

  1. A efectos de esta Ordenanza y en su ámbito de aplicación se considerarán abandonados aquellos vehículos, o sus restos, que por sus signos exteriores no sean aptos para circular por carecer de alguno de los elementos necesarios o que, aun contando aparentemente con la totalidad de estos elementos, tanto sus evidentes señales de deterioro, como el tiempo de

permanencia en idéntica posición de estacionamiento por período superior a un mes, permitirán presumir la misma situación de abandono.

2. Se excluyen de la consideración de abandonados aquellos vehículos sobre los que recaiga orden o mandamiento judicial, conocido por el Ayuntamiento, para que permanezcan en la misma situación, aunque la autoridad municipal podrá recabar la adopción de las medidas pertinentes en orden al ornato urbano.



Artículo 194.

  1. Efectuada la retirada y depósito de un vehículo abandonado, conforme a los términos de- finidos en el artículo anterior, el Ayuntamiento lo notificará a quien figure como titular en el Registro de Vehículos o a quien resultare ser su legítimo propietario, en la forma establecida en la Ley 30/1992.

  2. En la misma notificación se requerirá al titular del vehículo para que manifieste si deja el vehículo o sus restos a disposición del Ayuntamiento, que adquirirá su propiedad o por el contrario opta por hacerse cargo de los mismos para su eliminación; apercibiéndole que en caso de silencio que se entenderá que opta por la primera de las posibilidades.

  3. Si el propietario del vehículo o sus restos fuera desconocido, la notificación indicada se efectuará conforme a las normas generales.

Artículo 195.

En todo caso, los propietarios de los vehículos o sus restos deberán soportar los gastos de re- cogida, transporte y depósito cuyo abono será previo, en los supuestos en que opten por hacerse cargo de aquéllos, conforme a lo establecido en el número 2 del artículo anterior.



Artículo 196.

Quienes voluntariamente quieran desprenderse de un vehículo, pueden solicitarlo al Ayuntamiento mediante escrito al que se adjuntará la baja del mismo expedida por el Organismo competente de la Administración del Estado, haciéndose cargo de los gastos de recogida y transporte que se ocasionen.



Artículo 197.

Cualquier persona podrá comunicar al Ayuntamiento o a los agentes de la autoridad, por escrito o verbalmente, la existencia de un vehículo o sus restos presumiblemente abandonados, sin que por tal actuación adquiera derecho alguno sobre aquéllos o su valor.

Sub-sección 5ª Animales muertos

Artículo 198.

Se prohíbe el abandono de cadáveres de animales de toda especie, sobre cualquier clase de terrenos y también su inhumación en terrenos de propiedad pública.

La sanción por incumplimiento de esta norma será independiente de las responsabilidades que estén previstas en la normativa de orden sanitario.

Artículo 199.


  1. Las personas que necesiten desprenderse de animales muertos lo harán a través del Servicio Municipal competente que procederá a su recogida, transporte y eliminación.

  2. Este Servicio Municipal será gratuito cuando se trate de animales domésticos en régimen de convivencia o cautividad y, en el caso de explotaciones ganaderas o industriales y en el su- puesto de équidos para uso deportivo, se aplicarán los precios de coste del servicio.

Artículo 200.

La eliminación de animales muertos no exime a los propietarios, en ningún caso, de la obligación de comunicar la baja del animal y las causas de su muerte cuando así venga establecido en Ordenanzas o Reglamentos Municipales o disposiciones legales vigentes.



Artículo 201.

Quienes observen la presencia de un animal muerto deberán comunicar tal circunstancia al Servicio Municipal competente a fin de proceder a la retirada del cadáver en las condiciones


higiénicas necesarias para tal operación
Artículo 202.

Sub-sección 6ª Residuos clínicos



A efectos de esta Ordenanza se considerarán residuos clínicos:

  1. Los procedentes de vendajes, gasas, algodón, jeringuillas, restos de medicamentos o sus envases, tubos de ensayo, etc..

  2. Los asimilables a residuos domiciliarios tales como restos de comida, basuras procedentes de la limpieza y embalajes.

  3. En general, todo residuo que se produzca en clínicas, sanatorios, hospitales, laboratorios y demás establecimientos sanitarios de carácter análogo.

Artículo 203.

  1. Los residuos procedentes de centros sanitarios han de estar debidamente envasados y cerrados, utilizando para ello recipientes normalizados. Los residuos procedentes de quirófanos, curas, etc., estarán separados de los de comedores, bares, cafeterías, etc., con el fin de evitar contagios o infecciones.

  2. Los establecimientos que produzcan residuos clínicos, tendrán obligación de entregar los mismos al Ayuntamiento o a receptor autorizado que procederá, selectivamente, a su recogida, transporte y tratamiento, o dará las instrucciones pertinentes para que tales establecimientos puedan desprenderse de aquellos residuos que precisen de un tratamiento específico.

  3. Si la entrega de residuos clínicos se hace a persona física o jurídica que no posea la debida autorización, el productor responderá solidariamente con el receptor de cualquier daño que se produzca a causa de aquéllos y de las sanciones que proceda imponer.

Sub-sección 7ª Otros residuos

Artículo 204.

Se incluyen en este epígrafe cualesquiera otros residuos no señalados específicamente entre los especiales o aquellos que, procediendo de actividades comerciales, exijan una recogida, transporte y tratamiento selectivo, por razón de las condiciones anormales en que los mismos pudieran encontrarse.



Artículo 205.

Los dueños de establecimientos comerciales que tuvieran que desprenderse de alimentos deteriorados, conservas caducadas, etc., están obligados a entregar tales desechos al Ayuntamiento a fin de efectuar una correcta eliminación.

CAPÍTULO V




Compartir con tus amigos:
1   ...   13   14   15   16   17   18   19   20   21


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos