Ordenanza fiscal reguladora del impuesto sobre bienes inmuebles



Descargar 5.46 Mb.
Página13/21
Fecha de conversión21.06.2018
Tamaño5.46 Mb.
Vistas346
Descargas0
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   21
Uso común especial

Sub-sección

Venta en puestos fijos de temporada.

La venta en la vía pública en puestos fijos, con motivo o no de ferias y fiestas tradicionales, comprenderá los artículos que el Alcalde-Presidente señale.



Artículo 56.

  1. La Administración Municipal aprobará los modelos de puestos de venta en la vía pública, a fin de que las solicitudes de licencia de los interesados se ajusten a ellos, salvo las variaciones en cada caso permitidas.

  2. En todo caso, los puestos serán fácilmente desmontables y no podrán ser fijados en forma permanente al suelo.

Artículo 57.

Serán considerados puestos o quioscos de temporada los que se destinen a la venta de los siguientes productos:



  1. Puestos o quioscos de helados.

  2. Puestos de frutas y hortalizas de temporada.

  3. Puestos de castañas asadas.

Artículo 58.

La instalación de puestos o quioscos de temporada se ajustará a las bases generales que acuerde el Ayuntamiento en cada caso.



Artículo 59.

Las licencias tendrán la siguiente duración:



  1. Si tienen por objeto la venta con ocasión de ferias o fiestas tradicionales, el plazo de duración de la feria o de las fiestas, que será determinado por la Administración Municipal.

  2. En todo caso, y de no existir acuerdo expreso, dos meses como máximo, susceptibles de ser prorrogados sólo dos veces por el Alcalde por iguales periodos, si el titular lo solicita quince días antes de la terminación del plazo normal o de la primera prórroga.

  3. La indicada en la Autorización de instalación de puestos de temporada.

Sub-sección Venta ambulante.

Artículo 60.

La venta ambulante queda prohibida con carácter general en todo el término municipal de Navaleno.


Sólo se autoriza la venta de artículos de consumo, uso y ornato que se realicen por los comerciantes ambulantes en los Mercadillos de la Plaza Domingo Heras y Calle Real, los días martes de cada semana. Que sean laborables y no coincidan con fiestas declaradas tradicionales de Navaleno. De forma genérica se fija en 5 €/día por cada 8 m2.

Artículo 61.

Podrá autorizarse el ejercicio en puesto fijo o ambulante, de las actividades callejeras propias de fotógrafos, afiladores, trapero, chamarileros, estañadores, músicos y cantores, pintores, caricaturistas y de cualesquiera otras que señale el Alcalde.



Artículo 62.

El Alcalde determinará si las actividades autorizadas podrán ser ejercidas en toda la localidad, en uno o más Distritos o en vías determinadas, así como las calles en que sin poder ejercer su oficio, podrán sin embargo, transitar con sus aparatos o instrumentos.

Sub-sección

Veladores, paravientos, toldos y sombrillas.

Artículo 63.


  1. La colocación de veladores en la vía pública deberá realizarse de modo que quede libre el espacio mínimo siguiente para el paso de peatones:

  1. La mitad de la anchura de la acera, en las de más de tres metros hasta cinco.

  2. El Tercio de la anchura de la acera, en las de más de cinco metros.

  1. Queda prohibida la colocación de veladores en las aceras de menos de tres metros de anchura.

  2. Se considerará espacio mínimo para el paso de peatones el que quede libre una vez descontada la superficie que por cualquier causa u obstáculo no sea apta para el tránsito y, en todo caso, una anchura mínima de 0,80 metros.

Artículo 64.

Las licencias para la colocación de veladores en la vía pública podrán tener una duración anual o de temporada, contada ésta desde el 1 de mayo al 15 de octubre.



Artículo 65.

La colocación de paravientos en la vía pública sólo podrá autorizarse en aceras de más de tres metros de anchura.



Artículo 66.

  1. Los paravientos colocados junto a establecimientos y formando ángulo con su fachada podrán adoptar las siguientes modalidades:

  1. Sin constituir otro ángulo en las extremidades de sus salientes.

  2. Con otro u otros ángulos en las extremidades de sus salientes, de modo que cierren el espacio comprendido entre ellas hasta una mitad, en más de la mitad o hasta su totalidad.

  1. En todo caso, la instalación de paravientos respetará los espacios mínimos para el paso de peatones señalados en el artículo 63.

  2. Los paravientos deberán instalarse necesariamente adosados a las fachadas de los inmuebles en que se hallen ubicados los establecimientos a que correspondan sin separación alguna respecto de dichas fachadas.

Artículo 67.

El nivel inferior de los toldos y sombrillas de lona deberá estar elevado en 2,35 metros, como mínimo, de la acera.


Artículo 68.

Las licencias para la instalación de paravientos, toldos y sombrillas de lona podrán tener una duración anual o de temporada y se solicitarán al mismo tiempo que la de los veladores. La cuantía se determinará conforme a las siguientes tarifas:



Vuelo sobre vía pública sin ocupación de la misma; 1,8 €/m2

Vuelo sobre la vía pública con ocupación de la misma; 7.21€/m2

Artículo 69.

La denegación de la licencia para instalación de veladores será causa suficiente para la de- negación de la licencia de instalación de toldos, paravientos y sombrillas.



Sub-sección Vallas.

Artículo 70.

  1. Es obligatoria la instalación de vallas en todas las construcciones de edificios, obras exteriores y derribos y para la ocupación de la vía pública con materiales destinados a la ejecución de obras interiores.

  2. Cuando las necesidades del tránsito u otras circunstancias impidan instalar vallas, se sustituirán éstas por puentes volantes o andamios.

  3. En ningún caso el espacio libre de acera podrá ser inferior a 0,80 metros. De no ser posible, se facilitará el paso de peatones mediante tablones y pasarelas debidamente protegidos y señalizados, cubriendo, incluso, provisionalmente los alcorques si fuere necesario.

Artículo 71.

  1. En las construcciones y obras a que se refiere el párrafo 1 del artículo anterior, será también obligatoria, en su caso, la instalación de tubos de carga y descarga de materiales y productos de derribo y la adopción de las medidas adecuadas en evitación de daños a personas o cosas, o para no dificultar o agravar la circulación o el uso normal de la vía pública.

  2. En todo caso, la valla o elemento protector de la obra tendrá la altura suficiente para impedir la caída de materiales y escombros en las aceras y calzadas.

Artículo 72.

  1. Siempre que sea posible, las vallas se instalarán con materiales prefabricados resistentes y opacos, o bien con estructura metálica.

  2. Sin embargo, en determinados casos, la Administración Municipal podrá obligar a los constructores a utilizar preceptivamente dichos materiales.

Artículo 73.

  1. Toda valla de protección ostentará un letrero indicativo de la licencia municipal, fechas de comienzo y terminación de la obra y horario de trabajo.

  2. El propietario de las obrar será responsable subsidiario de las obligaciones establecidas en el párrafo anterior.

Artículo 74.

El peticionario de la licencia deberá declarar a la Administración Municipal el lugar del emplazamiento y las medidas de las vallas y tubos de carga y descarga. La tarifa por ocupación de la vía pública o terrenos de uso público con vallas, puntales, andamios y otros elementos análogos: 0,12 €/m2.




Artículo 75.

Sub-sección

Instalación de contenedores en la vía públicaA efectos de esta Ordenanza se designa con el nombre de contenedores a los recipientes metálicos normalizados, especialmente diseñados para su carga y descarga mecánica sobre vehículos de transporte especial, destinados a depósito de materiales, o recogida de tierras o escombros procedentes de construcción o demolición de obras públicas o de edificios.

Artículo 76.

Está sujeta a licencia municipal la colocación de contenedores en la vía pública.



  1. Los contenedores situados en el interior acotado de las zonas de obras de la vía pública no precisarán de licencia, no obstante lo cual, su utilización deberá ajustarse a las demás prescripciones de esta Ordenanza.

  2. Las licencias serán concedidas singularmente para obra determinada.

  3. La licencia será expedida previo pago de la correspondiente tasa establecida en las Ordenanzas Fiscales (La tarifa por ocupación de la vía pública o terrenos de uso público con contenedores: 0,12 €/m2/día) .

  4. La licencia por un solo contenedor será concedida para días determinados y por un número de días naturales no superior a quince. Para obras de importancia con frecuente intercambio de contenedores, las licencias se otorgarán por el mismo periodo de tiempo de duración de la obras.

La licencia expresará, en todo caso:

  1. Titular, domicilio y teléfono de servicio permanente.

  2. La obra cuyo servicio se expide, número de expediente y fecha de concesión de la licencias de obras.

  3. Los días de utilización.

  4. Su lugar de colocación, en la acera o en la calzada.

Artículo 77.

  1. Los contenedores podrán ser de dos tipos; el tipo normal será de sección transversal- trapecial y paramentos longitudinales verticales y sus dimensiones máximas serán: 5 metros de longitud en su base superior, 2 metros de ancho y 1,50 metros de altura. Contenedores especia- les son aquéllos de paramentos verticales y dimensiones máximas en planta de 7,5 metros de longitud y 2 metros de ancho.

  2. Deberán estar pintados con colores que destaquen su visibilidad y pintura reflectante.

  3. Con caracteres indelebles, deberá estar escrito el nombre y apellidos o razón social, el domicilio y el número de teléfono de servicio permanente del titular.

  4. Una vez llenos, los contenedores deberán taparse inmediatamente con la lona o cubierta amarrada que es preceptiva para su transporte ulterior.


Artículo 78.

  1. Los contenedores se situarán preferentemente, de ser ello posible, en el interior de la zona vallada de obras; y en otro caso en las aceras de las vías públicas, cuando dichas aceras tengan 3 o más metros de ancho. En los demás casos, se situará, en la calzada.

  2. En su colocación deberá observarse, en todo caso, las prescripciones siguientes:

  1. Se situarán preferentemente frente a la obra a que sirvan, o lo más próximo posible a ella.

  2. Deberán situarse de forma que no impidan la visibilidad de los vehículos, especialmente en los cruces, respetando las distancias de éstos establecidas por el Código de la Circulación a efectos de estacionamiento.

  3. No podrán situarse en los pasos de peatones ni frente a los mismos, en los vados, en las reservas de estacionamiento y parada, salvo cuando dichas reservas se hayan solicitado para la misma obra y en las zonas de prohibición de estacionamiento.

  4. En ningún caso podrán colocarse, total o parcialmente, sobre las tapas de acceso de servicio público, ni sobre los alcorques de los árboles, ni en general sobre ningún elemento urbanístico que pueda dificultar su utilización normal o en caso de emergencia.

  5. Tampoco podrán situarse sobre las aceras, cuya amplitud una vez deducido el espacio ocupado por las vallas, en su caso, no permita una zona de libre paso, de 1 m. como mínimo, una vez colocado el contenedor; ni en las calzadas cuando el espacio que quede libre sea inferior a 2,75 m. en vías de un solo sentido de marcha o de 5 m. en las vías de doble sentido.

  1. En todo caso se colocarán de forma que su lado más largo esté situado en sentido paralelo la acera.

  2. Cuando los contenedores se hallen en la calzada deberán situarse a 0,20 m. de la acera, de forma que no impidan que las aguas superficiales alcancen y circulen por el arroyo (rigola) y aguas abajo del imbornal más próximo, si éste queda a menos de 2 m. del contenedor, debiendo protegerse cada contenedor por lo menos con tres conos de tráfico colocados en la vía pública en línea oblicua por el lado de la aproximación de la circulación al contenedor.

  3. En la acera, deberán colocarse al borde de ésta, sin que ninguna de sus partes sobresalga de la línea de encintado.

Artículo 79.

1. Los contenedores sólo podrán ser utilizados por el titular de la licencia y ninguna persona, que no sea autorizada por aquél, podrá realizar vertido alguno en su interior.



2. Los infractores serán sancionados con multa de hasta 30 euros, sin perjuicio de la sanción correspondiente al titular de la licencia por falta de la diligencia debida para evitar la infracción.

Artículo 80.

  1. No se podrá verter en los contenedores escombros que contengan materias inflamables, explosivas, nocivas, peligrosas susceptibles de putrefacción, de producir olores desagradables o que por cualquier causa puedan constituir molestias para los usuarios de la a pública o vecinos.

  2. Los contenedores deberán cubrirse con lona de protección a que se ha hecho referencia en el art. 77.4, cada vez que se interrumpa el llenado continuo.

  3. Ningún contenedor podrá ser utilizado o manipulado de modo que su contenido caiga en la vía pública o pueda ser levantado o esparcido por el viento. En ningún caso podrá exceder su contenido del nivel más bajo de su límite superior.

Artículo 81.

Los contenedores deberán ser retirados de la vía pública:




  1. Al expirar el plazo por el que fue concedida la licencia.

  2. En cualquier momento, a requerimiento de la Administración Municipal, al existir causa justificada.

  3. Para su vaciado, tan pronto hayan sido llenados o como máximo dentro del mismo día.

Artículo 82.

1. Las operaciones de instalación y retirada de los contenedores deberá realizar- se en horas en que en menor medida se dificulte el tránsito rodado.



  1. Al retirar el contenedor, el titular de la licencia deberá dejar en perfecto estado la superficie de la vía pública y completamente limpia.

  2. En el caso de haberse producido algún deterioro en el pavimento deberá comunicarlo inmediatamente al Ayuntamiento dando los datos del lugar y de la empresa.

Artículo 83.

  1. El titular de la licencia será responsable de:

  1. Los daños que los contenedores causen a cualquier elemento de la vía pública.

  2. Los que se causen a terceros.

  1. En garantía del cumplimento de estas responsabilidades el solicitante de la licencia deberá depositar una fianza cuya cuantía será fijada por los Servicios Técnicos Municipales.

Artículo 84.

  1. El titular de la licencia será responsable del cumplimiento de las obligaciones impuestas en esta Ordenanza.

  2. Su incumplimiento será sancionado con multa de hasta 90 euros.

  3. No exonerarán de responsabilidad las acciones de terceros si el titular de la licencia no acredita haber empleado la diligencia necesaria para evitar la infracción.

Sub-sección

Colocación en la vía pública y aceras de mercancías y otros objetos o elementos.



Artículo 85.

  1. En el caso de colocación y estacionamiento en la vía pública y en las aceras de mercancías u otros objetos o elementos, en virtud de licencia municipal, delante de establecimientos, el dueño de éstos viene obligado a señalizar convenientemente el perímetro que limite el espacio a ocupar, sin que pueda rebasar éste.

  2. En ningún caso se permitirá la ocupación de la vía pública y de las aceras sin licencia, así como no dejando el paso mínimo que determina el art. 70.3 de esta Ordenanza, pudiendo ser retirados por los servicios municipales las mercancías, objetos o elementos que impidan la existencia de dicho espacio libre.


Artículo 86.

Sub-sección 7ª

Instalaciones luminosas en el arbolado de la vía pública.



  1. Con ocasión de ferias y fiestas tradicionales, podrá autorizarse a los propietarios o titulares de establecimientos, previo informe favorable de los Servicios Municipales de Parques y Jardines y Alumbrado Público, la utilización del arbolado de la vía pública para sostener instalaciones y ornamentos eléctricos, bajo las siguientes condiciones:

  1. No se podrán cortar ramas ni introducir clavos en los árboles.




  1. Los elementos sustentados irán sobre madera o corcho de suficiente anchura, apoyados en el árbol a través de un cuerpo blando (goma, caucho o lona de suficiente grosor) y las ataduras se harán sobre este mismo cuerpo blando.

  2. Los cables irán a la altura mínima de cuatro metros.

  3. Las instalaciones y ornamentos serán colocados de forma que no impidan ni estorben las vistas que sobre la a pública tuvieren las viviendas sitas frente al árbol o árboles de que se trate.

  4. Los instaladores seguirán las instrucciones que en orden a seguridad determine la Administración Municipal.

  5. Terminada la utilización, deberán ser cortadas las ataduras efectuadas y retirados los materiales empleados.

  6. Cuantas otras la Administración Municipal señale en la licencia.

  1. Los infractores serán sancionadas por el Alcalde con multa, sin perjuicio de la obligación de indemnizar los daños y perjuicios causados al arbolado.

Sub-sección 8ª Carteles y anuncios.

Artículo 87.

Al objeto de mantener las condiciones de limpieza y pulcritud que exigen el ornato y la estética de la localidad, queda prohibido:



  1. Colocar carteles, anuncios y pegatinas, así como realizar inscripciones o pintadas en paredes, muros, quioscos, cabinas, fachadas, farolas, verjas, vallas, papeleras, bancos, aceras, asfalto, etc.

  2. Rasgar, ensuciar o arrancar aquellos carteles o anuncios situados en los lugares o emplazamientos autorizados al efecto, así como los Bandos y Avisos de las Autoridades.

  3. Colocar carteles, anuncios, pegatinas y realizar inscripciones o pintadas sobre los Bandos o Avisos de las Autoridades.

Artículo 88.

La publicidad en la vía pública podrá adoptar las siguientes modalidades:



  1. Anuncios fijos y circulantes, en los lugares y de las características establecidas en las correspondientes Ordenanzas.

  2. Reparto de propaganda a mano o desde vehículos terrestres o aéreos.

  3. Propaganda oral por medio de altavoces o amplificadores de sonido, colocados en lugares fijos o instalados sobre vehículos o animales.

Artículos 89.

  1. Con la solicitud de la licencia deberá ser presentado el original o reproducción del anuncio.

  2. La Administración Municipal denegará las licencias a que se refiere este apartado, en cual- quiera de sus modalidades, por motivos estéticos o urbanísticos, sin perjuicio de otras responsabilidades a que hubiere lugar.


Artículo 90.

Sección 3ª
Uso privativo

Sub-sección

Instalaciones de feria y pruebas o espectáculos deportivos.



  1. Podrá autorizarse la ocupación de la vía pública con el destino siguiente:




  1. Entoldados o cercados para la celebración de bailes y casetas de bebidas.

  2. Columpios, caballitos, coches eléctricos etc., y en general aparatos de feria.

  3. Carreras de automóviles, motocicletas, bicicletas y demás pruebas o competiciones deportivas.

  4. Representaciones teatrales, circenses, de cine, conciertos, cuestaciones públicas, procesiones religiosas, cabalgatas, caravanas de vehículos, etc.

  1. Sólo con ocasión de ferias y fiestas tradicionales podrán ser concedidas las licencias del apartado 1.a).

  2. El Alcalde podrá autorizar las instalaciones del apartado 1.b) en época distinta de las ferias y fiestas si concurren alguna de las siguientes circunstancias:

  1. Que el solicitante, industrial-feriante, resida en Navaleno y solicite autorización para la época fuera de la temporada de feria.

  2. Con motivo de aplicarse los beneficios a una entidad benéfica, por plazo no superior a un mes y siempre que lo solicite la entidad y se fundamente la petición.

  3. Cuando se pretendan instalar en espacios abiertos a la vía pública, que no sean propiedad municipal, siempre que se aporte autorización escrita del propietario.

  1. En el caso del apartado 1.c) la entidad organizadora se someterá a las indicaciones de la Autoridad Municipal o de sus Agentes.

  2. Las actividades del apartado 1.d) que no estén organizadas por el Ayuntamiento precisarán autorización, en la cual se establecerán las condiciones a que, en su caso, deben sujetarse los promotores u organizadores.

Artículo 91.

No se permitirán en la vía pública juegos o diversiones que puedan constituir peligro para quienes los practiquen y peligro o molestias para los transeúntes.

Sub-sección

Quioscos o puestos fijos permanentes.



Artículo 92.

Los quioscos podrán ser de bebidas, prensa, frutos secos y flores.



Artículo 93.

Los quioscos de bebidas estarán destinados a servir al público las bebidas existentes en el mercado, comestibles comprendidos en la denominación de fiambres y pastas y, en general, los que no requieren condimentación previa inmediata y puedan ser considerados como complementos o “tapas” de aperitivos y meriendas.



Artículo 94.

Los quioscos de prensa tendrán por finalidad la venta de libros, revistas y periódicos nacionales y extranjeros.



Artículo 95.

En los quioscos de frutos secos solamente podrá venderse:



  1. Frutos secos envasados, no a granel.

  2. Dulces y golosinas

  3. Pequeños juguetes, baratijas y quincallería.


Artículo 96.

Los quioscos de flores tendrán por finalidad la venta de plantas y flores naturales, secas y de plástico, como macetas, abonos y demás elementos necesarios para la floricultura.



Artículo 97.

La Administración Municipal podrá aprobar modelos de quioscos de las cuatro modalidades, a fin de que las solicitudes de concesión de los interesados se ajusten a ello, salvo las variaciones en cada caso permitidas.



Artículo 98.

  1. En ningún caso, la instalación del quiosco podrá servir de excusa para ampliar el perímetro del uso privativo concedido, mediante la colocación en aceras de cajones, caballetes, mostradores o mesas.

  2. En caso de incumplimiento, los servicios municipales retirarán dichos elementos a costa del concesionario.

Sub-sección 3ª Tómbolas, rifas y sorteos.



Artículo 99.

Si se presentare más de una solicitud de concesión de uso privativo con destino a tómbola para un mismo emplazamiento y periodo de tiempo y el órgano municipal correspondiente es- timare oportuno acceder a la petición, deberá hacerlo a favor de la que corresponda, conforme a las siguientes circunstancias de prioridad, apreciadas separada o conjuntamente:



  1. Las que se dediquen totalmente a establecimientos ubicados en Navaleno y dentro de ellas, las que ofrezcan mayor porcentaje de sus ingresos a instituciones benéficas radicadas en el municipio.

  2. Las que tengan por objetivo aspectos de relevante trascendencia social.

  3. Las que atiendan a mayor número de personas o a fines de mayor expansión.

  4. Las que se nutran especialmente de donaciones.

Artículo 100.

En el caso de que el órgano competente del Ministerio de Hacienda o de la Comunidad Autónoma autorice la rifa o sorteo de automóviles de turismo o vehículos similares, podrá concederse autorización para la exhibición de los mismos en la vía pública, señalándose en la autorización los sitios, horarios y demás condiciones particulares que la Administración Municipal estime conveniente.


Artículo 101.

No podrá ocuparse la vía pública con juegos, aún cuando no sean de los prohibidos por la Ley sin previa autorización y los contraventores incurrirán en multa y decomiso de los efectos que se ocuparen.



Artículo 102.

Si el juego sorprendido fuese de los ilícitos, serán detenidas las personas que en él tomarenparte.


Artículo 103.

CAPÍTULO III





Compartir con tus amigos:
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   21


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos