Oficina de Género, Etnicidad y Salud ad/geh organización Panamericana de la Salud



Descargar 10.7 Mb.
Página19/19
Fecha de conversión14.12.2017
Tamaño10.7 Mb.
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   19
    Navegar por esta página:
  • ANEXOS

5 BIBLIOGRAFÍA


Barry, B. 1998. Social Exclusion, Social Isolation and the Distribution of Income. Londres: Centre for Analysis of Economics, London School of Economics.

Baumgartl, B y A. Favel. 1995. New Xenophobia in Europe. Florence: European University Institute.

Centro Latinoamericano de Demografía (CELADE)/Fondo Indígena www.eclac.org/celade/

Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). 2006. Pueblos indígenas y afrodescendientes de América Latina y el Caribe. Santiago de Chile: CEPAL.

———. 2005a. Población indígena de América Latina: perfil sociodemográfico en el marco de la CIPD y de las Metas del Milenio.

www.cepal.org//celade/noticias/paginas/7/21237/delpopolo.pdf

———. 2005b. La población afrodescendiente en América Latina y los ODM. Un examen exploratorio en países seleccionados utilizando información censal, Cuadro 5.

CEPAL/IIDH. 2001. Discriminación étnica cultural.

Checkoway, H., N. Pearce y D. Crawford-Brown. 1989. Research Methods in Occupational Epidemiology. Oxford: Oxford University Press.

Coimbra Jr., C.E.A. 1999. Minorías étnico-raciales, desigualdad y salud: Consideraciones teóricas preliminares. Salud, cambio, sociedad y política.

Curto, J.M.D. 2005, La cultura en el laberinto de la mente: Aproximación filosófica a la “psicología cultural” de Jerome Bruner.

Del Pópolo, F. y A. M. Oyarce. 2005. Población indígena de América Latina: perfil sociodemográfico en el marco de la CIPD y de las Metas del Milenio. CEPAL.

Del Río, M..2006. Estrategias para un diagnóstico participativo de salud en comunidades de descendencia afro. OPS/ OMS.

Ericksen T. 1996. Ethnicity, Race, Class and Nation. En Ethnicity. Hutchinson and Smith, eds.

Evans, T.; M. Whitehead; A. Bhuiya; F. Diderichsen, y M. Wirth. 2002. Desafío a la falta de equidad en salud: De la ética a la acción. Washington, D.C.: Fundación Rockefelller, Organización Panamericana de la Salud.

Friedman, J. 1994. Identidad cultural y proceso global. Londres: Sage Publications.

Healey, J.F. 1997. Race, Ethnicity, and Gender in the United States: Inequality, Group Conflict, and Power. California: Pine Forge Press.

Hutchinson, J y A. Smitht.1996. Ethnicity. Oxford.

Hopenhayn, M. y A. Bello.2001. Discriminación étnico-racial y xenofobia en América Latina y el Caribe. Santiago de Chile, CEPAL.

Mandler, G. 1985. Cognitive Psichology: An Essay in Cognitive Science. Enero.

Meentzen, A. 2000. Estrategia de desarrollo culturalmente adecuado para mujeres indígenas. Washington, D.C.: Banco Interamericano de Desarrollo.

Ministerio de Protección Social, República de Colombia/Organización Panamericana de la Salud. n.d. Insumos para la conceptualización y discusión de una política de protección social en salud para los diversos pueblos y grupos s étnicos de Colombia.

Organización Internacional de Migraciones. Migración y desarrollo

www.iom.int/jahia/Jahia/cache/offonce/lang/es/pid/271

———. Protección de refugiados. www.iom.int/jahia/Jahia/cache/offonce/lang/es/pid/281

———. Migración y desplazamiento. www.iom.int/jahia/Jahia/lang/es/pid/355

Organización Mundial de la Salud/Comisión sobre Determinantes Sociales de la Salud. 2005. Hacia un marco conceptual que permita analizar y actuar sobre los determinantes sociales de la salud. Documento de trabajo. Mayo.

Organización Mundial de la Salud/Comisión sobre Determinantes Sociales de las Salud. 2007. Lograr la equidad en salud: desde las causas iniciales a los resultados justos. Declaración Provisional. Vancouver, junio.

Organización de Naciones Unidas. 2005. Objetivos de Desarrollo del Milenio. Una mirada desde América Latina y el Caribe. Agosto.

———. 2002a. Informe de la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia. Nueva York, ONU.

———. 2002b. Resolución aprobada por la Asamblea General, 55/2/. Declaración del Milenio. Dirección Internet:

www.un.org/spanish/millenniumgoals/

Organización Panamericana de la Salud. 2003. 37º Sesión del Subcomité de Planificación y Programación del Comité Ejecutivo. Washington, D.C.

Organización Panamericana de la Salud (OPS). 2001. Equidad en salud. Washington, D.C.: Organización Panamericana de la Salud.

Pincus F. y H. Ehrlich. 1994. Race and Ethnicity Conflict: Contending Views on Prejudice, Discrimination, and Ethnoviolence. Boulder, Colorado: Westview Press.

Rangel, M. 2005. La población afrodescendiente en América Latina y los ODM. Un examen exploratorio en países seleccionados utilizando información censal. CEPAL, Fondo Indígena, CEPED, Santiago de Chile, abril.

Rojas Soriano, R.1982. Guía para realizar investigaciones sociales, 7ª edición. México: UNAM.

Rothman, K.J. 1986. Modern Epidemiology. Boston: Little Brown and Co.

Rudolf, S. 2005. Incorporación de la variable etnia/raza en las estadísticas vitales en el Uruguay. Organización Panamericana de la Salud, Montevideo.

Schneider, M. C.; C. Castillo Salgado; J. Bacallao, et al. 2002. Methods for Measuring Inequalities in Health. Revista Panamericana de Salud Pública. Vol.12, Nº6. Pág.398-414. ISSN 1020. Dirección Internet:

www.scielosp.org/scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1020-49892002001200006&lng=en&nrm=iso&tlng=es.

Seminario Internacional, Pueblos Indígenas y Afrodescendientes de América Latina y el Caribe: información sociodemográfica para políticas y programas. CEPAL. Abril de 2005.

Torres, C. 2001a. Equidad en salud desde la perspectiva de la etnicidad. Washington, D.C.: Organización Panamericana de Salud.

Torres, C. 2001b. La equidad en materia de salud vista con enfoque étnico. Revista Panamericana Salud Pública.

Ulan, P. R.; E.T. Robinson; E.E. Tolley. 2006. Investigación aplicada en salud pública. Métodos cualitativos. Organización Panamericana de la Salud OPS. From de American People USAID, Family Health Internacional (FHI).

United Nations Statistics Division. Millennium Indicators. Dirección Internet:

www.millenniumindicators.un.org

Williams D. 1999. Ethnicity, Race and Health. New York: Pergamon Press.

Winkler, D. y S. Cueto. 2004. Etnicidad, raza, género y educación en América Latina. PREAL, Santiago de Chile. Dirección Internet:

www.preal.cl/archivos/Bajar.asp?Carpeta=Preal.Publicaciones/libros/&Archivo=EtnicidadRazayGenero.pdf

Yinger, J.M. 1981. Toward a Theory of Assimilation and Dissimilation. Ethnic and Racial Studies; 4(3): 249-264.

Yúdice, G. 2002. El recurso de la cultura: usos de la cultura en la era global. Noviembre.


ANEXOS


Anexo 1. Indicadores utilizados para medir diferencias

Ejemplo de uso de diferencia de tasas: Tasa de mortalidad materna por 100.000 nacidos vivos en un país de América Latina en 2004

Se busca medir las desigualdades en la tasa de mortalidad materna con un EE en un país de América Latina en el año 2004. El equipo encargado de la tarea no encuentra datos desagregados por origen étnico/racial en las estadísticas nacionales, por lo cual decide utilizar un proxy geográfico. Para ello se eligen tres unidades territoriales (UT1, UT2 y UT3) que poseen el mayor porcentaje de población de origen étnico/racial según las estadísticas del último censo, mientras que como unidad territorial de referencia se selecciona la capital del país (Figura A1).



Figura A1. Tasa de mortalidad materna por 100.000 nacidos vivos en un país

de América Latina, 2004

1. ¿En qué unidad territorial de origen étnico/racial se producen más muertes maternas en comparación con la UT de referencia?



Respuesta: UT1

Diferencia relativa: 396,6/77,1 = 5,1

Diferencia absoluta: 396,6 – 77,1= 319,5 x100.000 nacidos vivos (NV)

Análisis e interpretación

Diferencia relativa: En la UT1 el número de muertes maternas es cuatro veces superior al de la UT de referencia, o la tasa de mortalidad materna en la UT1 es cinco veces la tasa de la UT de referencia, o por cada muerte materna en la UT de referencia ocurren cinco muertes en la UT1.

Diferencia absoluta: En la UT1 se presentan 319,5 más muertes maternas x 100.000 nacidos vivos que en la UT de referencia.

Presentación de datos

Como se observa en la Figura A1, por cada muerte materna que se registra en la UT de referencia se presentan cinco muertes maternas en la UT1. Cuando se analiza la diferencia absoluta, los datos son consistentes. Se observa en la UT1 (319,5 x 100.000 nacidos vivos NV), luego en la UT2 (125,3 x 100.000 NV) y en UT3 (92,5 x 100.000 NV).

El equipo concluye que la disparidad de esa unidad territorial del país es contundente y que por lo tanto se requiere continuar el trabajo para entender el fenómeno y proponer soluciones.

Anexo 2. Indicadores utilizados para medir las diferencias entre diversos pueblos y grupos objetivo y diversos pueblos y grupos de referencia

Diferencia de la prevalencia

Probabilidades de prevalencia: Dado que la información de un estudio transversal puede ser desplegada en una tabla tetracórica, en un estudio prospectivo o en uno de casos y controles, Rothman (1986) propone que se considere la expresión probabilidades de prevalencia (prevalence odds), que es equivalente a la relación tasa de incidencia (I) de la enfermedad por su duración promedio (D).

DI = P / (1 - P)

Así, la medición de las probabilidades de prevalencia constituye un componente básico en los estudios transversales, además de que es un estimador de riesgo.

Relación de probabilidades de prevalencia: La relación de dos valores de probabilidades de prevalencia da origen a la denominada relación de probabilidades de prevalencia, cuyo cálculo e interpretación sigue los mismos principios que el cálculo en otros diseños de investigación. Consideremos la siguiente situación hipotética en un estudio de prevalencia en que se evalúa la frecuencia de un factor de riesgo en un diversos pueblos y grupos de 200 individuos (Cuadro A1).

Cuadro A1. Prevalencia de enfermedad en presencia y ausencia

de un factor de riesgo

Exposición

Evento

Total



No



40

40

80

No

20

100

120

Total

60

140

200

Prevalencia en expuestos = (40/80) = 0,50 = 50 %

Prevalencia en no expuestos = (20/120) = 0,166 =16,7%

Probabilidades de prevalencia en expuestos = (P/1-P) (0,5/(1-0,5)) = 1

Probabilidades de prevalencia

en no expuestos = (P/1-P) (0,17/(1- 0,17)) = 0,20

Luego el valor de la relación de las probabilidades de prevalencia (RP) corresponde a:

RP = 1/0,20 = 5

Utilizando la fórmula abreviada para el cálculo de la relación de probabilidades se tiene:

RP = 40 x 1 00 / 40 x 2 0 = 5

Algunos autores proponen el cálculo de indicadores de riesgo utilizado en estudios prospectivos, vale decir, el riesgo relativo, utilizando la misma metodología empleada en ellos. El cálculo de indicadores del tipo probabilidades u odds se reservaría para los casos en que la prevalencia estudiada fuera pequeña.

Metodológicamente, sin embargo, parece más adecuado utilizar el cálculo de la relación de la prevalencia, dado que en la mayor parte de los estudios transversales la evaluación de las variables de “exposición” tiene a menudo un sentido retrospectivo.

También es posible calcular las diferencias de prevalencias considerando la presencia de variables confusoras, lo cual se hace ponderando la diferencia originada en ellas. Existen igualmente métodos alternativos para calcular la relación de probabilidades de prevalencia. 48

Finalmente, la interpretación de estos indicadores de riesgo debe considerar el hecho de que en estudios de esta naturaleza, las asociaciones que sugieran relaciones de causalidad deben ser cuidadosamente evaluadas en razón de las limitaciones inherentes a estos diseños de investigación.

Anexo 3. Medidas utilizadas para la validación estadística de las diferencias

Test de chi-cuadrado

Esta prueba permite determinar si dos variables cualitativas están o no asociadas. Si al final del estudio concluimos que las variables no están relacionadas, podremos decir con un determinado nivel de confianza previamente fijado que se trata de variables independientes.



Metodología

Para computar el chi-cuadrado es necesario calcular las frecuencias esperadas (aquellas que deberían haberse observado si la hipótesis de independencia fuese cierta), y compararlas con las frecuencias observadas en la realidad. En general, para una tabla r x k (donde r son las filas y k las columnas) se calcula el valor del estadístico de la siguiente manera:



donde:


Oij

denota las frecuencias observadas (es el número de casos observados clasificados en la fila i de la columna j), y

Eij

denota las frecuencias esperadas o teóricas (es el número de casos esperados correspondientes a cada fila y columna, y se puede definir como aquella frecuencia que se observaría si ambas variables fuesen independientes).



X2

Así, el estadístico chi-cuadrado mide la diferencia entre el valor que debiera resultar si las dos variables fuesen independientes, y el que se ha observado en la realidad. Cuanto mayor sea esa diferencia (y por lo tanto el valor del estadístico), mayor será la relación entre ambas variables.

El hecho de que las diferencias entre los valores observados y esperados estén elevadas al cuadrado convierte a cualquier diferencia en positiva. Es así como el test de chi-cuadrado es una prueba no dirigida (test de planteamiento bilateral) que nos indica si existe o no relación entre dos factores, aunque no nos dice en qué sentido se produce tal asociación. Una vez calculado el valor del estadístico chi-cuadrado, el paso siguiente es plantear un contraste de hipótesis entre la hipótesis nula…

H0: No hay relación entre las variables de exposición y resultado.

… y la hipótesis alternativa:

H1: Sí hay relación entre dichas variables.

Bajo la hipótesis nula de independencia, se sabe que los valores del estadístico se distribuyen según una distribución conocida denominada chi-cuadrado que depende de un parámetro llamado “grados de libertad” (g.l.). Para el caso de una tabla de contingencia de filas r y columnas k, los g.l. son iguales al producto del número de filas menos 1 (r-1), por el número de columnas menos 1 (k-1). Así, para el caso en el que se estudie la relación entre dos variables dicotómicas (Tabla 2 x 2) los g.l. son 1.

En el cuadro de valores de chi-cuadrado (Cuadro A2, pag.75) se determinan los grados de libertad (en la primera columna) y el valor de a (en la primera fila). El número que determina su intersección es el valor crítico correspondiente. De este modo, si el estadístico calculado X2 toma un valor mayor, se dirá que la diferencia es estadísticamente significativa. Así, para una seguridad del 95% (a =0,05), el valor teórico de una distribución chi-cuadrado con un grado de libertad es de 3,84. Para a = 0,01 es de 6,63 y para a = 0,005 es de 7,88.



Coeficiente de correlación (r)

Este coeficiente es la medida descriptiva de asociación en estudios correlacionales y mide hasta dónde hay una asociación entre dos variables, que en nuestro caso sería la proporción de una determinada etnia/raza en la población objetivo del estudio y las condiciones de salud de la población. En otras palabras, se trata de saber si por cada unidad de cambio en el nivel de exposición (proporción de etnia/raza), las condiciones de salud mejoran o empeoran proporcionalmente.



Coeficiente de determinación

Interpretación de los coeficientes de correlación



Los coeficientes de correlación no pueden ser expresados como proporciones o porcentajes. Para interpretar el valor de r, es útil elevarlo al cuadrado y calcular el coeficiente de determinación, o sea la proporción de la variación que se puede deber a la asociación lineal de una variable con otra; así, r al cuadrado puede ser interpretada como proporción (porcentaje), pero r no. El coeficiente puede tener valor de –1 y 1. Un coeficiente de 1 significa que el alto valor de una variable siempre está asociado con el alto valor de otra, mientras que un coeficiente de –1 significa que el alto valor de una variable está asociado con un bajo valor de otra variable. En ese sentido, r2 mide aquella proporción de “inequidad en el estado de salud, acceso y calidad de la atención” que se explica por la por las diferencias étnicas/raciales.

1 Las desigualdades en salud reflejan las diferencias entre los individuos y los diversos pueblos y grupos s, con independencia de cualquier valoración ética sobre esta situación, mientras que inequidad en salud se refiere al conjunto de desigualdades que se consideran injustas y evitables.

2 Según la Real Academia Española: Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial en una época o diversos pueblos y grupos social, etc.

3 Se entiende por enfoque la manera de pensar y tratar procesos prácticos y conceptuales que se originan en el campo definido por una disciplina y/o por la in ter sección de varias.

4 Véase www.un.org/spanish/millenniumgoals/ares552.html

5 Vea se www.ci vil-so ciety.oas.org/Foros/Indigenas%20Fo ro/de clara cion.pdf

6 Véase www.un.org/spanish/CMCR/

7 Véase www.oei.es/xiii cum bre.htm

8 Véase www.iv cum brea me ri cas.gov.ar/


9 Véase http://new.paho.org/hq/in dex.php?op tion=com_doc-man&task=cat_view&gid=1035&dir=ASC&order=date&Itemid=923&limit=5&li mitstart=5

10 Véase www.paho.org/Spanish/DD/PIN/Agenda_de_Sa lud.pdf


11 Véase www.un.org/esa/soc dev/unp fii/es/drip.html

12 Véase www.sum mit-americas.org/V_Sum mit/decl_comm_pos_sp.pdf


13 En el marco de este documento se utilizarán los términos étnico y racial como sinónimos. Esto se debe a la constatación de que no hay homogeneidad en el uso del concepto de etnicidad a nivel de las sociedades y que, en algunos países, los propios diversos pueblos y grupos s reivindican el uso de término “raza” para autoidentificarse. Uno de los ejemplos es México, donde los pueblos indígenas se reconocen como “la raza”; el otro ejemplo es el de los afro descendientes, independientemente de su ubicación geográfica.

14 Esta es una definición adoptada por el Sistema Naciones Unidas: “La es pe cie humana es una sola. La raza es un concepto sociológico”.

15 Raza es un concepto fundamentalmente sociológico que no tiene fundamento en aspectos biológicos específicos e inmutables (marcas físicas o genéticas). Desde los inicios de la historia de la humanidad existieron múltiples y sucesivos procesos de mestizaje biológico y cultural que ponen en duda la existencia de fronteras interraciales fijas. Inclusive se ha comprobado que existe una mayor variación al interior de cada diversos pueblos y grupos racial que entre dos razas diferentes. Por lo tanto, si bien el concepto de raza es una abstracción y carece de una existencia “objetiva”, resulta muy operativo si se entiende como una construcción cultural y política, más allá de que tenga o no una realidad biológica (Ericksen, 1993; Pincus y Ehrlich, 1994). La taxonomía racial que identifica un número acotado de razas diferenciadas jerárquicamente por los rasgos físicos (predominantemente por la coloración de la piel) es un producto histórico acuñado por el colonialismo occidental, y hoy evidentemente constituye una concepción obsoleta. Sin embargo, la raza es un concepto sociológico usado por algunos diversos pueblos y grupos s humanos para identificar su propia etnicidad, como es el ejemplo de los descendientes de africanos que habitan en las Américas.

16 La identidad de orientación sexual y la religiosa no se visualizan desde el observador. Ambas son ejemplos de identidades que deben ser explicitadas por el sujeto.

17 Las características e ideas comunes pueden ser claras señales de una identidad compartida, pero esencialmente se determinan a partir de la diferencia: el individuo siente pertenecer a un diversos pueblos y grupos , y un diversos pueblos y grupos se define a sí mismo como tal al notar y acentuar las diferencias con otros diversos pueblos y grupos s. Cualquier cultura se define a sí misma en relación con o, más precisamente, en oposición a otras culturas.

18 Según la Real Academia Española: Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial en una época o diversos pueblos y grupos social, etc.

19 Prejuicio viene de “prejuzgar”, es decir, de emitir un juicio sobre algo antes de saber. Los prejuicios se insertan fundamentalmente en el tipo de pensamiento dogmático y, en menor medida, en el pensamiento de tipo racional. El prejuicio individual es complejo y tenaz. Puede originarse en las experiencias de la niñez, en las estructuras familiares, en los padres y en los diversos pueblos y grupos s de compañeros. A nivel individual, los prejuicios inducen a actos de discriminación.


20 El estigma consiste en la atribución desigual de características de comportamiento (positivas o peyorativas) a ciertos diversos pueblos y grupos s humanos identificados por ciertos aspectos.

21 Intolerancia se define como la falta de habilidad o voluntad de tolerar algo. En un sentido social o político, es la ausencia de respeto por los puntos de vista de otras personas. Formas comunes de intolerancia son el racismo, el sexismo, la homofobia, la intolerancia religiosa (Baumgartl y Favel, 1995).

22 Racismo es aquella ideología que tiende a diferenciar de manera negativa a los diversos pueblos y grupos s minoritarios o a lesionar sus intereses asumiendo su inferioridad. EI racismo está relacionado con preconceptos, estereotipos y prejuicios sociales sin fundamento racional o científico.

23 Xenofobia es una forma de exclusión basada en recelo, odio, fobia y rechazo contra los extranjeros, o contra personas cuya fisonomía social y cultural se desconoce. La xenofobia se basa en prejuicios históricos, lingüísticos, religiosos, culturales, e incluso nacionales, para justificar la separación total y obligatoria entre diferentes diversos pueblos y grupos s étnicos/raciales, con el fin de no perder la identidad propia (Baumgartl y Favel, 1995).


24 El sexismo es un conjunto estructurado de creencias compartidas dentro de una cultura acerca de los atributos que poseen los hombres y las mujeres. Esta diferenciación referida al sexo de los sujetos a menudo produce situaciones de desigualdad, especialmente en el caso de las mujeres. Si bien el sexismo como tal supone una discriminación para ambos géneros, es cierto que podemos hablar de dos clases de sexismo en función de qué género es objeto de la mayor discriminación en cada caso: el machismo y el hembrismo. El más difundido es el machismo, un tipo de sexismo que favorece socialmente al hombre por sobre la mujer, aunque también cabe definir el hembrismo como el sexismo ejercido por el género femenino hacia el masculino.

25 El término homofobia se refiere a la aversión, odio, miedo, prejuicio o discriminación contra hombres o mujeres homosexuales, aunque también se incluye a las demás personas que integran la diversidad sexual, como es el caso de las bisexuales y las transgenéricas

26 Exclusión social es el proceso mediante el cual los individuos o los diversos pueblos y grupos s son total o parcialmente excluidos de una participación plena en la sociedad en la que viven (Barry, 1998). Inciden en la exclusión las brechas sociales y sus diversas dimensiones, las cuales abarcan la desigualdad de ingresos, la exclusión de oportunidades económicas, la pobreza, el monto y la desigualdad de recursos efectivamente destinados a la inversión social, aspectos todos que tienen hondas raíces históricas y un fuerte asidero en la cultura, las costumbres, tradiciones e instituciones. La discriminación, por ejemplo, es un fenómeno complejo que se manifiesta concretamente en exclusión y subjetivamente en representaciones socioculturales, estereotipos, tradiciones y estigmas (Intervención del Sr. José Luis Machinea, Secretario Ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, sep. de 2006. www.eclac.cl/dds/noticias/paginas/7/26527/Discurso_JLM_CEPAL.pdf).

27 Para profundizar sobre este tema, véanse Healey (1997); Friedman (1994); y Torres (2001a).

28 En el pasado la discriminación institucional estuvo representada por una forma extrema de exclusión: la esclavitud.

29 Segregación es la exclusión de un diversos pueblos y grupos minoritario en el seno de la sociedad. Puede tomar diferentes formas tales como la separación espacial y laboral (guetización, esclavitud, apartheid) y en consecuencia se torna en una lucha de poder desigual por la obtención de recursos.

30 Un ghetto o gueto es un área separada de residencia de un diversos pueblos y grupos de personas de determinado origen étnico, cultural o religioso, voluntaria o involuntariamente, en mayor o menor reclusión. El término se empleó originalmente para referirse a las juderías; su uso se ha extendido hoy a cualquier área en la que exista una concentración de un determinado diversos pueblos y grupos social.

31 Apartheid, que significa “separación”, fue un sistema social, político y económico racista impuesto por los gobiernos de la minoría blanca en Sudáfrica durante el siglo XX. Bajo este sistema, las razas estaban segregadas, y a la mayoría negra se le negaba el derecho al voto y a circular libremente por su país, entre otras restricciones.

32 La esclavitud designa la condición de las personas (los esclavos) que deben servir a un amo sin remuneración alguna y que no gozan de derechos sobre su propia persona. Los esclavos deben obedecer todas las órdenes de su amo desde su nacimiento o su captura (paso de la libertad a la esclavitud) hasta su muerte o su liberación (paso de la esclavitud a la libertad).

33 El concepto de minoría o diversos pueblos y grupos minoritario da cuenta del proceso de exclusión social y recorte de la ciudadanía que enfrentan algunas comunidades. La minoría se define en razón del poder, la capacidad de representación y el estatus socioeconómico, independientemente de los aspectos del peso demográfico. Se pueden identificar minorías religiosas, lingüísticas o étnicas (Williams, 1999).

34 Asimilación se refiere a los procesos de interacción grupal que tienden a reducir las fronteras grupales y por lo tanto a destruir los valores de la diversidad cultural. Incluyen cuatro subprocesos que no siempre son sucesivos: (i) el mestizaje, (ii) la identificación psicológica con la sociedad mayor, (iii) la aculturación, y (iv) la integración estructural (Yinger, 1981). Los asimilacionistas asumen que los rasgos diferenciales propios de las situaciones de pluralidad sociocultural y económica desaparecen idílicamente en el contexto de las sociedades urbanas y modernas. En ese sentido, el diversos pueblos y grupos subordinado (minoría étnica) quedaría subsumido dentro del diversos pueblos y grupos dominante, asimilando progresivamente y en una sola dirección sus pautas de comportamiento. Ello gracias a que no visualizan ni son conscientes de los rasgos culturales que los diferencian, y a que aceptan el sistema clasificatorio impuesto por las elites. Sin embargo, las respuestas asimilacionistas no son procesos lineales ni siempre ocurren exitosamente, ya que el choque cultural suele provocar culturas sincréticas, procesos de etnogenesis y casos de exclusión.

35 “Reconocemos que la esclavitud y la trata de esclavos, en particular la transatlántica, fueron tragedias atroces en la historia de la humanidad, no sólo por su aborrecible barbarie, sino también por su magnitud, su carácter organizado y, especialmente, por su negación de la esencia de las víctimas…” (ONU, 2002a). www.unhchr.ch/huridocda/huridoca.nsf/e06a5300f90fa02386e120207c6a5300f90fa

0238025668700518ca4/df63f5ce1256b4f005438e2/$FILE/N0221546.pdf



36 Véase Ministerio de Protección Social, República de Colombia/Organización Panamericana de la Salud. n.d. Insumos para la conceptualización y discusión de una política de protección social en salud para los diversos pueblos y grupos s étnicos de Colombia.

37 El origen nacional es un elemento aglutinador que permite construir conciencia colectiva desde el poblamiento de la región y que desde tiempo atrás dio origen a colectividades diversas de italianos, irlandeses, catalanes, etc., en varios países, hasta las colectividades actuales de inmigrantes paraguayos, uruguayos y bolivianos en Argentina o nicaragüenses en Costa Rica, para sólo mencionar algunos ejemplos.

38 Véase OIM. Protección de refugiados. www.iom.int/jahia/Jahia/cache/offonce /lang/es/pid/281

39 Véase OIM. Migración y desplazamiento. www.iom.int/jahia/Jahia/lang/es/pid/355

40 Colombia ocupa el segundo lugar en el mundo en términos de la cantidad de desplazados internos con 4,3 millones versus 4,9 millones de Sudán, según el Centro de Control de Desplazamientos Internos (IDMC, por su sigla en inglés). www.internal-displacement.org/idmc/website/countries.nsf/(httpEnvelopes)/D302F7A1ECD1390AC12574DC00341EA4?OpenDocument

41 Variable: Característica, cualidad, atributo o propiedad del sujeto o unidad de observación. Se denominan variables porque no son fijas; pueden cambiar de una unidad de observación a otra. Para los estudios que usan métodos cuantitativos, indicador se define como toda magnitud estadística expresada en cifras absolutas o relativas obtenida mediante la agrupación de datos primarios o mediante operaciones matemáticas sobre las observaciones primarias. El indicador permite conocer, describir o evaluar las características de una situación dada.

42 Categoría de análisis: Es una unidad semántica que expresa el atributo de lo que se quiere observar. Por lo general es la manera en que, desde el enfoque cualitativo, se designan los elementos que se quieren observar. Para el caso del diagnóstico, se contempla que el enfoque cualitativo complemente y sirva como medio de contraste de información. Las categorías de análisis se definirán una vez se sepa sobre qué tema en particular se desea profundizar. Asimismo se requiere definir subcategorías en las cuales se presentará la descripción de un aspecto o tema común. De esta manera, las categorías de análisis se operativizan a través de subcategorías, las cuales sirven como referentes que descomponen la categoría para poder observarla empíricamente. No es un dato medible de manera cuantitativa, sino desde la calidad del dato. A través de la información recopilada mediante las subcategorías es posible reconstruir y dar cuenta de la categoría en general.

43 Aquellos temas específicos que no están explícitos dentro de los ODM tales como enfermedades cardiovasculares, diabetes, trastornos en el comportamiento o adicciones, salud oral, violencia, etc.

44 Los indicadores marcados con un asterisco* corresponden a los ODM.

45 Desagregación de información: En muchos de los censos y encuestas a hogares de la región (Argentina, Bolivia, Chile, Colombia Costa Rica, Ecuador, Guatemala Honduras Panamá, Belice Brasil, Cuba, Estados Unidos, Jamaica, Nicaragua, México, Paraguay Perú y Venezuela) se pregunta a los encuestados sobre su origen y se les solicita que se autoclasifiquen por origen o descendencia étnico/racial etnicidad. De este modo se favorece una autodefinición, en lugar de la determinación arbitraria por parte del encuestador como producto de la simple observación de algún rasgo del fenotipo.

  • Criterios para recabar información desagregada por origen étnico/racial:

  • Identifique los diversos pueblos y grupos s étnicos/raciales que se quiere alcanzar. En el formulario de recolección de información, se sugiere utilizar la denominación propia del diversos pueblos y grupos , como por ejemplos “raizales” en Colombia para los isleños de San Andrés y Providencia, “garífunas” en Honduras, o “guaná” en Paraguay.

  • Formule varias preguntas acerca de lenguaje, idioma, ancestros y color de la piel, de modo que las personas puedan identificarse de acuerdo a la cultura del lugar.

  • Evite la identificación por parte de terceros.

46 Para realizar un proxy geográfico

  • Identifique dónde se ubica la población por origen étnico/racial a partir de la información proveniente del censo de población, de instituciones académicas o de la sociedad civil.

  • Seleccione las provincias, estados, departamentos o municipios donde haya mayor concentración de población de origen étnico/racial según las fuentes arriba mencionadas.

  • Si la información está disponible a nivel, municipal o cantonal, trabaje en este nivel. Seleccione los municipios o cantones donde se concentra mayor población de origen étnico/racial (más del 60%).

  • Identifique un diversos pueblos y grupos de referencia con el mismo nivel de desarrollo, la misma cantidad de población y que esté ubicado en contextos semejantes a la población de origen étnico/racial para establecer las diferencias.




47 Indicadores a los que dan origen los estudios de prevalencia. (http://escuela.med. puc.cl/recursos/recepidem/)

48 Dado que dichos procedimientos están por fuera del alcance de este documento, los interesados pueden consultarlos en Checkoway, Pearce y Crawford-Brown (1989).





Compartir con tus amigos:
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   19


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad