Offer y Sabsin (1984) describieron cuatro tipos de normalidad: la normalidad como salud, la normalidad como utopia, la normalidad como promedio y la normalidad como proceso



Descargar 27 Kb.
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño27 Kb.
Vistas144
Descargas0

Offer y Sabsin (1984) describieron cuatro tipos de normalidad: la normalidad como salud, la normalidad como utopia, la normalidad como promedio y la normalidad como proceso. A ellos hay que añadir otros cuatro: normalidad como bienestar subjetivo, normalidad como adaptación, normalidad como ventaja biológica y normalidad como definida legalmente


Normalidad como salud
Para la mayoría de los médicos lo normal es la salud, que se concibe como un fenómeno casi universal. Se considera que un comportamiento está dentro de los límites normales cuando no se observa sicopatología. Si se incluyeran todos los comportamientos en una escala, la normalidad ocuparía casi todo el continuo y lo anormal sería solo una zona residual.
Esta definición de normalidad se corresponde con el modelo tradicional del medico que trata de liberar al paciente de los signos i síntomas de la enfermedad. Para este medico la ausencia de signos y síntomas es indicativo de salud. En este contexto la salud se entiende como un estado funcional razonable más que optimo.
Normalidad como utopia
Su definición se basa en la de Freud: Un ego normal es como la anormalidad en general, un ideal de ficción. La normalidad se considera como una mezcla armoniosa y perfecta de los distintos elementos de la mente (ello, yo y superyó) que permite un funcionamiento optimo.
Normalidad como promedio

Este concepto suele utilizarse en los estudios normativos de conducta, y se basa en el principio matemático de la curva en forma de campana (curva de Gauss). Esta definición considera normal el rango medio, y ambos extremos se corresponden con las desviaciones de la normalidad. Este análisis describe a cada persona en términos de valoración general y puntuación total. En este modelo se asume que los rasgos del carácter pueden medirse estadísticamente. Este análisis es el más utilizado en el campo de la biología y de la psicología (cuando se utilizan los tests para valorar diferentes funciones o rasgos de la personalidad)


Este criterio ha sido criticado porque no distingue anormalidad por exceso o por defecto y porque considera anormal enfermedades tan frecuentes como la caries.
Normalidad como proceso
Este enfoque considera que la conducta normal es el resultado final de una serie de sistemas interactivos. Lo básico de esta definición es considerar que los cambios temporales son esenciales a la hora de definir anormalidad. Es decir, esta perspectiva se interesa más por los cambios o procesos que por una definición transversal de la normalidad. Esta idea está presente en todas las ciencias sociales y del comportamiento, diversos autores, por ejemplo Ericsson, utilizan este enfoque en el desarrollo de la teoría de la personalidad. Su concepto de crisis en los distintos momentos de la vida proporciona un esquema de conducta normal y un análisis transversal del comportamiento a lo largo de la vida.

De esta manera, ha sido posible establecer modelos específicos de adaptación

Normalidad como bienestar subjetivo, personal e individual
Se trata de la propia valoración del individuo respecto a su estado de salud (enfermo es que va al medico, según Von Wezsaker). Pero el que no se siente enfermo, ¿no está enfermo? Este es un criterio que no puede ser aceptado universalmente. Existen enfermos que no reconocen su enfermedad, como ciertas personas que padecen esquizofrenia
Normalidad como adaptación

Esta se refiere a un criterio social. Luerton define la enfermedad como un modo de adaptación particular del individuo entre objetivos culturalmente aceptados y medios institucionalizados para adaptarlos.


Normalidad como ventaja biológica
´La enfermedad se definiría por sus consecuencias, es decir, porque produciría una disminución en la expectativa de vida del individuo y se acompañaría de una reducción en la fertilidad. Lo que diversos estudios han demostrado para algunas de las enfermedades mentales como la esquizofrenia, los trastornos bipolares, las anomalías sexuales y algunas toxicomanías, produciría una desventaja biológica (scadding)
Normalidad definida legalmente
Los códigos definen criterios de normalidad en relación con los derechos y deberes civiles (mayoría de edad, responsabilidad civil) y penales (mayoría de edad, imputabilidad)
La normalidad no es fácil definir, pero se reconoce en cualquier parte, en cualquier cultura, por cada persona.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos