Objetivo general



Descargar 0.62 Mb.
Fecha de conversión23.05.2018
Tamaño0.62 Mb.
Vistas67
Descargas0



COORDINACIÓN GENERAL DE VINCULACIÓN

DIRECCIÓN GENERAL DE EDUCACIÓN CONTINUA
CURSO TALLER: MOTIVACIÓN Y AMBIENTE LABORAL

OBJETIVO GENERAL

Al finalizar el evento el participante debe ser capaz de identificar los elementos para lograr un mejor ambiente y productividad laboral mediante el conocimiento de recursos personales, lo que le permitirá valorar las propias necesidades, potencialidades y motivaciones que pueden utilizar para automotivarse y motivar a sus compañeros de su sistema laboral.
CONTENIDO TEMÁTICO

  1. Personalidad (Desarrollo y etapas)

  2. Conocimiento y comprensión de la conducta individual

  3. ¿Qué es motivación incentivos y reconocimientos?

  4. Niveles de satisfacción de necesidades personales y de las personas que nos rodean

  5. Persona automotivada exitosa y plena

  6. La importancia de la autoestima

  • Importancia del autoreconocimiento y del conocimiento de los demás

  • Identificación de recursos personales para elevar la motivación propia y de los compañeros de trabajo

  1. Principios para elevar el nivel de motivación

  2. Relación entre pensamiento, sentimiento y conducta

  3. Productividad


INSTRUCTOR:

Francisco Javier López Pineda, es Licenciado en Psicología por la Universidad de Colima, cursó estudios de filosofía y labora como profesor titular de las materias de psicología y filosofía en el Colegio de Ciencias y Humanidades de Pihuamo, Jal. Es facilitador de grupos de reflexión de violencia masculina en red con CEPAVI. Produce y conduce el programa de radio “Diálogos con Prolideh ” transmitido en vivo por Universo FM los viernes a las 12:00 hrs. Labora como Orientador Educativo en el Programa de Liderazgo con Desarrollo Humano de la Dirección General de Orientación Educativa y Vocacional de la Universidad de Colima. Cursa actualmente el segundo año de la maestría en Psicoterapia Gestalt en el instituto INTEGRO.
Duración

20 horas contacto



Dirigido a

Personal administrativo y de servicios con atención al público del ISSSTE.



Fechas y horario

20 al 31 de Octubre 2008, horario de 8:00 a 10:00 hrs.



Lugar. Delegación del ISSSTE.
PRESENTACIÓN

La Universidad de Colima dado su liderazgo en la entidad genera los espacios que brindan oportunidades de crecimiento y desarrollo de sus egresados, de los sectores social y productivo, a partir de eventos académicos que tienen como premisa principal “la promoción de una cultura de la educación para toda la vida”, lo cual se articula con la promoción y generación de mejores oportunidades de crecimiento, desarrollo de habilidades y competencias que orienten a obtener conocimientos teóricos para su formación profesional, así como también enfocándose al desarrollo humano, de valores, entre otros, que nos permiten ser cada día mejores, buscando por tanto impulsar modalidades de enseñanza-aprendizaje no formales.

Por ello, la Coordinación General de Vinculación, a través de la Dirección General de Educación Continua (DGEC), dentro del programa Sector Productivo, implementa el curso-taller: Motivación y ambiente laboral, en donde el participante aprenderá a tener un mejor ambiente y productividad laboral que pueda utilizar para automotivarse y motivar a sus compañeros, con lo cual se contribuye con los compromisos que hemos adquirido con la sociedad.

Con este evento académico, la Universidad de Colima colabora con los sectores de la sociedad en la promoción de la actualización y formación permanente así como la renovación de los vínculos que existen entre la educación formal y el mundo del trabajo, con la participación directa del personal administrativo y de servicios con atención al público del ISSSTE.



Bienvenidos a la Universidad de Colima

Dra. Susana Aurelia Preciado Jiménez

Directora General

INTRODUCCIÓN
Cada persona posee unas características que la diferencian de otras y que definen su forma de comportarse, aunque no es posible predecir cómo va a ser exactamente su comportamiento de compra conociendo sólo una variable de su personalidad. Esto ocurre porque las características propias hacen que los individuos se comporten de forma diferente ante los mismos estímulos.

Sin embargo, estamos acostumbrados a los anuncios publicitarios que resaltan ciertos rasgos de personalidad como la independencia, liderazgo, sociabilidad, ambición, sofisticación y otros que proyectan la imagen de personas con éxito. En muchos casos el consumidor se siente reflejado en ese tipo de personalidad, pero generalmente, lo que se pretende es que el consumidor proyecte en el producto o servicio anunciado el rasgo de personalidad deseado.

El individuo no es productivo si el medio ambiente en donde se desempeña le es hostil, es por ello que un empleado con presiones de tipo económicas, psicológicas y situacionales, sometido a trabajar bajo condiciones desagradables, en donde el medio es heterogéneo, desequilibrado, con altos niveles de contaminación (auditiva, visual, psicológica) difícilmente ofrezca a la empresa el mejor resultado en sus funciones.

La esencia se encuentra en las mejoras del medio ambiente de trabajo, de sus condiciones como tal, en el desarrollo del bienestar del trabajador con la finalidad de influir en él y aprovechar al máximo la relación horas-hombre, pero ahora acompañada de la necesidad del beneficio mutuo.

No es un secreto para nadie que el medio ambiente afecta el comportamiento y predispone de manera positiva o negativa, limitando o no la productividad, creatividad e identificación en el trabajo, por tanto el ambiente no debe considerarse como una variable exógena, sino como un activo intangible para las organizaciones y un instrumento para lograr la armonía.

Una oficina, local o centro de trabajo que ofrezca las características más adecuadas para incentivar al trabajador estará siempre por encima de aquellas que se limitan a dar un pequeño espacio para soportar las exigencias mínimas de colocación. 



1. PERSONALIDAD (DESARROLLO Y ETAPAS)

Objetivo del tema: Al término del tema el participante identificará los tipos de personalidad y reconocerán sus propias características.

Introducción: A menudo la gente habla de la personalidad como si se tratara de un producto, como una corbata de colores brillantes que le diera vida a un traje viejo. No solo eso, algunas veces hablamos como si la personalidad consistiera en rasgos atractivos y admirables: Efecto, encanto, honestidad. Pero no vemos que la personalidad es algo mucho más complejo de lo que indica el uso ordinario del término, e incluye tantos rasgos positivos como negativos.

La personalidad es una variable individual que constituye a cada persona y la diferencia de cualquier otra, determina los modelos de comportamiento, incluye las interacciones de los estados de ánimo del individuo, sus actitudes, motivos y métodos, de manera que cada persona responde de forma distinta ante las mismas situaciones.

La personalidad representa las propiedades estructurales y dinámicas de un individuo o individuos, tal como éstas se reflejan en sus respuestas características o peculiares a las diferentes situaciones planteadas. Se pueden extraer una serie de ideas:


  • La capacidad pensante y de lenguaje que poseen los seres humanos le permiten una transmisión cultural, una comunicación y una capacidad de reflexionar sobre sí mismo.

  • Cada reacción o comportamiento individual en una determinada situación responde a un amplio grupo de factores o fuerzas confluyentes.

  • No existe una relación fija entre una determinada conducta y las causas productoras de la misma.

  • El ser humano no posee un control y una consciencia sobre sus comportamientos. A menudo no somos capaces de explicar el por qué de un determinado acto.

  • La personalidad está formada por características innatas más la acumulación de experiencias y acciones recíprocas entre el ser humano y su medio. Todas estas características se ponen de manifiesto cuando el individuo el individuo se relaciona con su entorno, dirigiendo el comportamiento en gran cantidad de situaciones, por lo tanto, podemos concluir diciendo que la personalidad es un concepto de naturaleza multidimensional, con muchos elementos que interaccionan. 

Podemos definir entonces la personalidad como los rasgos psicológicos internos que determinan la forma en que el individuo se comporta en distintas situaciones.

CARACTERÍSTICAS DE LA PERSONALIDAD

La personalidad es el sello distintivo de cada ser humano, formada por la combinación de rasgos y cualidades distintos.

Independientemente de las definiciones que han formulado los expertos a lo largo del tiempo, podemos destacar una serie de características en la personalidad.

1. Consistente. Puesto que la personalidad es un rasgo distintivo de cada persona, éste permanece relativamente estable a lo largo del tiempo, influyendo en su comportamiento. Esto no evita que el individuo pueda cambiar su comportamiento debido a factores ambientales o a las necesidades experimentadas.

2. Diferenciadora. La personalidad permite identificar a cada individuo como un ser único. Esta característica se traduce en las distintas reacciones que pueden tener las personas ante un mismo estímulo. La personalidad es única por ser una combinación de factores internos, pero si queremos utilizarla como criterio de segmentación, se pueden destacar uno o varios rasgos comunes.

 3. Evolutiva. Aunque la personalidad es un rasgo consistente, puede variar a largo plazo por la interacción con el medio, por las experiencias vividas por el individuo o simplemente, a medida que el individuo va madurando.

 4. No predictiva. La personalidad es una compleja combinación de características y comportamientos que hacen difícil la predicción de la respuesta de los consumidores a los estímulos sugeridos.

TIPOS DE PERSONALIDAD.

1 EL REFORMADOR (Tipo de personalidad Uno)

Sanos. Los tipo Uno sanos son escrupulosos y poseen un profundo sentido del bien y del mal así como valores morales muy sólidos. Son racionales, razonables, auto disciplinados y moderados. Éticos en extremo: la verdad y la justicia son valores fundamentales. La integridad y la rectitud los convierten en sobresalientes maestros morales. En su mejor estado: se vuelven extraordinariamente sabios y juiciosos. Al aceptar las cosas como son, adquieren un sentido increíble de la realidad y saben qué hacer en cada situación. Humanos, inspiradores y tolerantes: la verdad será escuchada.

Promedio. Los tipo Uno promedio no están satisfechos con la realidad y empiezan a sentir que ellos deben mejorar las cosas a su alrededor; son defensores, críticos e idealistas. Buscan razones a todo y explican a los demás cómo deben ser las cosas. Tienen miedo de cometer errores; todo debe ser consecuente con sus ideales. Son ordenados, pulcros, metódicos, bien organizados, lógicos, detallistas, aunque muy rígidos. Con frecuencia tienden a trabajar compulsivamente. Son muy puntuales, pedantes y un tanto fastidiosos. Llegan a ser muy críticos de sí mismos y de los demás; son melindrosos, perfeccionistas y juzgan todo. Siempre tienen una opinión acerca de todo; corrigen y fastidian a los demás para que hagan lo que, según ellos, es "lo correcto." Son impacientes y nunca están satisfechos con nada a menos que se hagan las cosas como ellos las ordenen. Generan juicios morales todo el tiempo; se enojan con indignación, son regañones y represores.

Malsanos. Pueden llegar a ser muy dogmáticos, moralistas, intolerantes e inflexibles. Empiezan a ver las cosas con base en absolutos: ellos tienen la verdad; todos los demás están equivocados.

Pueden llegar a ser muy severos en sus juicios al mismo tiempo que racionalizan todos sus actos. Se vuelven obsesivos con las imperfecciones y los errores de los demás; sin embargo, pueden caer en contradicciones al hacer lo contrario de lo que predican. Condenan a los demás y pueden ser crueles y punitivos para deshacerse de los que ellos consideran "malhechores." Llegan a caer en depresiones severas, crisis nerviosas y existe la posibilidad de intento de suicidio.



Motivaciones clave. Desean hacer lo correcto, esforzarse y mejorar todas las cosas, ser constantes con sus ideales, justificarse a sí mismos, estar más allá de las críticas para no ser condenados por nadie.

Ejemplos. Mahatma Gandhi, Hilary Clinton, Al Gore, Juan Pablo II, Sandra Day O’Connor, John Bradshaw, Bill Moyers, Martha Stewart, Ralph Nader, Katherine

2 ÉL AYUDADOR (Tipo de personalidad Dos)

Sanos. Los Tipo Dos sanos son capaces de mostrar empatía, son compasivos y manifiestan una gran sensibilidad con y por los demás. Se ponen en lugar de otros; son muy cariñosos y se preocupan por las necesidades ajenas. Son sinceros, afectuosos, condescendientes y atentos; desempeñan un rol paternal que les permite ver lo bueno en los demás. El servicio es importante, sin embargo, también consideran esencial cuidar de sí mismos; asimismo, son muy entregados, dadivosos y serviciales; son personas extremadamente amorosas. En su mejor estado: se vuelven profundamente desinteresados, desprendidos y altruistas; ofrecen amor incondicional sin expectativas de retribución. Sienten que es un privilegio estar en la vida de los demás.

Promedio. Los tipo Dos promedio desean estar cerca de los demás para poder complacerlos y de tal manera se vuelven muy amistosos, capaces de demostrar sus emociones, efusivos y llenos de "buenas intenciones" respecto a todo. El "amor" es su valor supremo y hablan todo el tiempo de él. Llegan a ser excesivamente íntimos, demasiado solícitos e intrusos: necesitan ser necesitados por lo que interfieren demasiado en la vida de los demás con el pretexto de ser un "amigo cariñoso." Desean que las personas dependan de ellos; cuando dan algo, esperan siempre algo a cambio y con frecuencia mandan dobles mensajes. Cada vez más engreídos y presumidos, se sienten indispensables (mientras sobrestiman lo que hacen por todo el mundo) y sienten que todos los demás les deben por lo que han recibido. Navegan por el mundo con aires de superioridad y se tornan arrogantes y despóticos. Los tipo Dos promedio esperan que todo el tiempo se les agradezca y se les honre por su bondad. Pueden convertirse en hipocondríacos o desempeñar el papel de mártires debido a sus buenas obras a favor de los demás.

Malsanos. Al sentirse poco apreciados, Los tipo Dos malsanos se resienten y se quejan con amargura. Se engañan en extremo respecto a sus motivos y a sus actitudes agresivas y egocéntricas. Son individuos manipuladores que funcionan sólo en beneficio propio destruyendo con alevosía a la gente y explotando su culpa y sus debilidades. Comienzan a hacer observaciones despectivas y humillantes; poco a poco se vuelven coercitivos y dominantes; sienten que tienen derecho a obtener cualquier cosa que deseen: el pago de viejas deudas, dinero, favores especiales. Son capaces de racionalizar y justificar cualquier cosa que hagan ya que se sienten víctimas y objeto de abuso por la ingratitud de los demás. La somatización de sus agresiones da como resultado problemas crónicos de salud puesto que los tipo Dos malsanos se justifican cuando se derrumban y los demás se hacen cargo de ellos.

Motivaciones clave. Quieren ser amados, expresar sus sentimientos hacia los demás, ser necesitados y apreciados, que la gente les responda para que de esta manera puedan justificar los reclamos que tienen sobre sí mismos.

Ejemplos. La Madre Teresa, Barbara Bush, Eleonor Roosevelt, Leo Buscaglia, Mónica Lewinsky, Dolly Parton, Bill Cosby, Barry Manilow, Lionel Ritchie, Kenny G, Luciano Pavarotti, Lillian Carter, Sammy Davis Jr., Martin Sheen, Robert Fulghum, Alan Alda, Richard Thomas, Jack Paar, Sally Jessy Raphael, Desmond Tutu, Ann Landers, Melanie Hamilton y el "Dr. McCoy" (Star Trek).
3. EL TRIUNFADOR (Tipo de personalidad Tres)

Sanos. Los tipos Tres sanos son seguros de sí mismos, se sienten deseables y gozan de una alta autoestima; creen en ellos mismos y en su propio valor. Adaptables, energéticos, a menudo atractivos, encantadores y populares. Ambiciosos para perfeccionarse y para ser los mejores. Con frecuencia sobresalen en algún aspecto y son verdaderamente admirables; un ideal humano que encarna cualidades muy respetadas. Los demás quieren ser como ellos e imitar sus logros. Buenos comunicadores, motivadores y promotores; saben cómo presentar algo en forma aceptable y atractiva. En su mejor estado: se aceptan a sí mismos, se guían por normas propias, llegan a ser genuinos y auténticos; son todo lo que parecen ser. Modestos y caritativos. Tienen un sentido del humor especial así como un gran corazón. Son gente noble, amable y considerada.

Promedio. Los tipo Tres promedio se preocupan competitivamente por mostrarse superiores a los demás: se comparan con otros en busca de éxito, estatus y prestigio. Son escaladores sociales para quienes es importante la exclusividad, la carrera y el hecho de ser un "triunfador". Pragmáticos, eficientes y orientados a metas; sin embargo, también son calculadores y pierden contacto con sus sentimientos bajo la apariencia de ser fríos. Se vuelven conscientes de su imagen y están muy preocupados por la forma en que los demás los perciben, por proyectar la imagen adecuada, por decir lo correcto y por presentarse según las expectativas. Se convierten en camaleones según el contexto al que se enfrenten. Surgen problemas con el compromiso, con la intimidad así como con la deshonestidad y la falsedad. Desean impresionar a los demás con sus aires de grandeza siempre tratando de aparentar ser mejores de lo que realmente son. Narcisistas y pretenciosos; se sienten especiales, llenos de amor propio inflado y con expectativas grandiosas respecto a sí mismos y a su potencial. Son arrogantes y exhibicionistas, como si estuvieran diciendo: ¡Mírenme! a medida que despiden hostilidad y desprecio por los demás.

Malsanos. Puesto que temen al fracaso y a la humillación, los tipo Tres malsanos pueden llegar a ser explotadores y oportunistas y van a hacer lo que sea para mantenerse arriba, incluso a costa de los demás. Pueden llegar a ser viles, inmorales, mentirosos patológicos y pueden aprovecharse de las demás personas de cualquier modo posible. Llenos de celos, sabotean y traicionan con malicia a la gente apuñalando por la espalda a amigos y colegas y arruinando reputaciones así como relaciones por la sensación de triunfo que ello les brinda. Por último, se tornan vengativos y sádicos, siempre con la intención de arruinar a los demás. Tendencias violentas y sicópatas con posibles tendencias asesinas.

Motivaciones clave. Quieren reafirmarse, distinguirse de los demás, ser el centro de atención, ser admirados e impresionar a la gente.

Ejemplos. Bill Clinton, Oprah Winfrey, Barbara Streisand, Jane Pauley, Sting, Michael Landon, Tony Robbins, Tom Cruise, Sharon Stone, Madonna, Ricky Martin, Shirley MacLaine, Brittany Spears, Paul McCartney, Dick Clark, Tiger Woods, Whitney Houston, Michael Jordan, Shania Twain, Sylvester Stallone, Arnold Schwarznegger, Billy Dee Williams, Kathy Lee Gifford, Ted Danson, Truman Capote y O.J. Simpson.
4 EL INDIVIDUALISTA (Tipo de personalidad Cuatro)

Sanos. Los tipo Cuatro sanos son individuos introspectivos, conscientes de si mismos, eternos buscadores de su "ser interior" que siempre están en contacto con sus sentimientos e impulsos internos. Son sensibles e intuitivos respecto a sí mismos y a los demás así como compasivos, atinados, discretos y respetuosos. Los tipo Cuatro sanos tienden a ser autoexpresivos, muy personales, individualistas, siempre fieles a sí mismos, emocionalmente honestos y auténticos. Tienen una visión irónica de la vida y de sí mismos; pueden ser serios y graciosos, vulnerables y fuertes en su interior. En su mejor estado: muy creativos en lo que respecta a la expresión personal y universal; es posible que esta creatividad se manifieste en una obra de arte. A nivel personal se vuelven regeneradores y autorenovadores. Tienen una cualidad autocreativa capaz de transformar sus experiencias en algo valioso.

Promedio. Los tipo Cuatro promedio dan una orientación artística, estética y romántica a la vida revelando sentimientos personales a través de algo hermoso. Intensifican la realidad mediante la fantasía, la imaginación y los sentimientos apasionados. Para estar en contacto con los sentimientos, interiorizan todo y toman todo de manera personal; sin embargo, se vuelven hipersensibles, introvertidos, tímidos, ensimismados y malhumorados, incapaces de ser espontáneos o de "salirse de sí mismos." Se mantienen al margen para proteger su autoimagen y para "ganar tiempo" para así poder ordenar sus sentimientos. Poco a poco empiezan a sentir que son diferentes a los demás y sienten que no pueden ser felices como todas las demás personas. La autocompasión y la envidia los conduce a distintas clases de autoindulgencia, a convertirse en seres decadentes y a revolcarse en un mundo de sueños, ilusiones y expectativas poco realistas. Asimismo, se vuelven poco prácticos, improductivos, ineficaces y muestran actitudes rebuscadas.

Malsanos. Cuando sus sueños fracasan, los tipos Cuatro malsanos se enfurecen consigo mismos, se deprimen, se avergüenzan de sí mismos y se aíslan de los demás debido a las autoinhibiciones así como a la parálisis emocional. Cargan con una profunda fatiga así como con serios desórdenes mentales; emocionalmente están "bloqueados" y son incapaces de trabajar o funcionar; desarrollan un abismal sentido de futilidad e insensatez. Agobiados por un autodesprecio delirante, odio a sí mismos, autorreproches, pensamientos morbosos y atormentados por sus fracasos, todo se convierte en una fuente de autoacusaciones dañinas. Al sentirse inútiles y desesperanzados, se afligen mucho y se autodestruyen. Es posible que abusen del alcohol o de las drogas. En casos extremos, es probable un colapso emocional e incluso el suicidio.

Motivaciones clave. Desean expresarse así como tener la oportunidad de afirmar su individualidad. Quieren crear y rodearse de cosas bellas; también mantener ciertos estados de ánimo y ciertos sentimientos. Desean ser capaces de abstraerse para proteger su autoimagen, cuidar las necesidades emocionales antes que cualquier otra cosa. Necesitan atraer a un "salvador".

Ejemplos. Ingmar Bergman, Alan Watts, Sarah McLachlan, Alanis Morrisette, Paul Simon, Jeremy Irons, Patrick Stewart, Joseph Fiennes, Martha Graham, Bob Dylan, Miles Davis, Johnny Depp, Anne Rice, Rudolph Nureyev, J.D. Salinger, Anaïs Nin, Marcel Proust, Maria Callas, Tennessee Williams, Edgar Allan Poe, Annie Lenox, Prince, Cher, Michael Jackson, Virginia Woolf, Judy Garland , "Blanche DuBois.

5 EL INVESTIGADOR (Tipo de personalidad Cinco)

Sanos. Los tipo Cinco sanos son capaces de observar todo con extraordinaria perceptividad e introvisión. Son mentalmente alertas y curiosos; siempre en busca de la inteligencia. Formulan preguntas adecuadas al mismo tiempo que utilizan percepciones insólitas. Son capaces de concentrarse, de enfocarse en lo que ha llamado su atención y de prever y predecir el probable desenlace de alguna cadena de eventos. Les encanta aprender; les entusiasma poseer conocimientos y a menudo se convierten en expertos en algún campo. Son pensadores independientes, innovadores e inventivos. Pueden desarrollar ideas muy valiosas y originales. En su mejor estado: se vuelven visionarios que comprenden el mundo en toda su extensión y logran penetrarlo con profundidad. Son de amplio criterio, imparciales, capaces de observar las cosas en su totalidad, en su verdadero contexto. Es posible que realicen descubrimientos pioneros y que encuentren nuevas maneras de hacer y de percibir las cosas.

Promedio. Los tipo Cinco promedio se especializan, se tornan analíticos, examinan todo el tiempo las cosas en forma intelectual. Se involucran en investigaciones y estudios académicos; reúnen datos empíricos y elaboran teorías. A medida que especulan sobre ideas muy complejas y abstractas, se desapegan cada vez más y se preocupan por las interpretaciones antes que por los hechos reales. Están interesados en temas poco convencionales y esotéricos, incluso en cosas que pueden parecer obscuras y subterráneas. Se convierten en "mentes incorpóreas" aunque muy tensos y con una aguda agresividad como una defensa contra el hecho de verse emocionalmente involucrados. Toman posturas antagonistas hacia cualquier cosa que pudiera interferir con su mundo interior o con su visión personal de la cosas. Son provocadores y abrasivos. Tienen puntos de vista con la intención de ser radicales y exagerados. Son cínicos y sujetos a controversia.

Malsanos. Al rechazar y repeler todos los vínculos sociales, los tipo Cinco malsanos se recluyen y se aíslan de la gente y de la realidad volviéndose cada vez más reservados, extraños, excéntricos y mentalmente inestables. Hostiles en extremo así como vituperiosos, pero temerosos de las agresiones de los demás, se ponen cada vez más recelosos. Se obsesionan y se atemorizan con sus propias ideas que parecen amenazarlos; se vuelven paranoicos y experimentan distorsiones grotescas, fobias y alucinaciones. Por último, pierden el contacto con la realidad y existe la posibilidad de locura con tendencias esquizofrénicas.

Motivaciones clave. Desean obtener conocimiento, entender las cosas que les rodea, descifrar todo como mecanismo de defensa contra las amenazas del entorno.

Ejemplos. Albert Einstein, Stephen Hawking, Bill Gates, Georgia O’Keefe, Stanley Kubrick, John Lennon, Lily Tomlin, Gary Larson, Laurie Anderson, Merce Cunningham, Meredith Monk, James Joyce, Björk, Susan Sontag, Emily Dickenson, Agatha Christie, Ursula K. LeGuin, Jane Goodall, Glenn Gould, John Cage, Bobby Fischer, Tim Burton, David Lynch, Stephen King, Clive Barker, Trent Reznor, Friedrich Nietzsche, Vincent Van Gogh, Kurt Cobain y "Fox Mulder".

6 EL LEAL (Tipo de personalidad Seis)

Sanos. Los tipo Seis sanos son capaces de obtener intensas respuestas emocionales de los demás; son graciosos, simpáticos, cautivadores, amistosos y juguetones. La confianza es muy importante al igual que el hecho de vincularse con los demás y establecer relaciones permanentes. Se comprometen y son leales con las personas con quienes se han identificado. Responden a los demás siendo cooperadores, confiables, responsables, trabajadores leales y cumplidores. En su mejor estado: llegan a ser asertivos, confían en ellos mismos y en los demás, independientes aunque simbióticamente interdependientes. La fe en sí mismos los lleva a tener una actitud positiva y a manifestar valentía, liderazgo, riqueza de creatividad y autoexpresión.



Promedio. Los tipo Seis promedio empiezan a invertir su tiempo y energía en lo que ellos creen que les proporcionará seguridad y estabilidad. Son ambivalentes y reaccionan contra la autoridad a través de conductas pasivo-agresivas que mandan señales contradictorias y confusas. La ambivalencia hace que los tipo Seis vacilen y reaccionen de manera imprevisible. Actúan con evasión, indecisión y cautela respecto a todo. A medida que aumentan las tensiones, se vuelven gruñones, negativos y tienden a mandar señales contradictorias. Para superar las dudas y las angustias, se tornan sarcásticos y reaccionarios; adoptan una actitud recia y rebelde para compensar sus crecientes inseguridades. Se vuelven beligerantes y reaccionan con agresión a las aparentes amenazas a su seguridad. Pueden ser muy parciales y defienden a grupos excluyentes. Se vuelven ruines e intolerantes, convirtiendo a los demás en chivos expiatorios y atacando a cualquiera que parezca amenazarlos como una forma de acallar sus temores e inseguridades.

Malsanos. Al temer la condena y el rechazo por parte de la figura de la autoridad, los tipos Seis malsanos se sienten inseguros en exceso y se vuelven dependientes y automenospreciativos con agudos sentimientos de inferioridad. Tienen una autoimagen disminuida y se deprimen; se sienten cobardes, inútiles, incompetentes y atormentados por temores. Sobrerreaccionan a todo, exageran los problemas y es posible que sus actos irracionales, en efecto, causen justamente aquello que temen. En extremo angustiados, se sienten perseguidos y atacados por los demás. Para liberarse de la angustia, el abandono y las consecuencias de sus actos, se rebajan y se humillan ante la figura de autoridad para poder ser rescatados. Como patología, se presenta una conducta autocastigadora y masoquista. Es posible que se presenten problemas de alcoholismo, abuso de estupefacientes y pueden llegar al suicidio.

Motivaciones clave. Quieren tener seguridad, sentirse apoyados por los demás, tener certidumbre y tranquilidad, probar las actitudes de las personas hacia ellos, luchar contra la ansiedad y la inseguridad.

Ejemplos. RFK, Malcom X, la princesa Diana, George Bush, Richard Cheney, Tom Hanks, Bruce Springsteen, Candice Bergen, Gilda Radner, Meg Ryan, Helen Hunt, Sigourney Weaver, Mel Gibson, Patrick Swayze, Julia Roberts, Phil Donahue, Jay Leno, John Goodman, Diane Keaton, Woody Allen, David Letterman, Andy Rooney, Jessica Lange, Tom Clancy, J Edgar Hoover, Richard Nixon y "George Costanza".


7 EL ENTUSIASTA (Tipo de personalidad Siete)

Sanos. Llegan a ser muy sensibles, excitables y entusiastas respecto a cualquier tipo de experiencia. Los tipo Siete sanos son extrovertidos, orientados hacia el mundo real de las cosas y sensaciones; son espontáneos y se regocijan con todo. Cada estímulo produce una respuesta inmediata y todo les parece excitante y vigorizador. Son alegres, vivaces, estimulantes, flexibles y animosos. Se convierten en realizadores versados y en individuos con aptitudes y conocimientos variados que hacen bien muchas cosas distintas. Poseen una gran cantidad de talentos y están dotados con capacidades virtuosas así como destrezas prodigiosas. Son prácticos, productivos, prolíficos, versátiles y abarcan numerosas áreas de interés. En su mejor estado: asimilan a fondo las experiencias y se convierten en individuos reconocidos y agradecidos, cautivados por las maravillas de la vida. Son positivos, optimistas, alegres y se sienten extasiados. Comienzan a tener indicios de una vida más allá de lo físico y experimentan un profundo sentido de las bondades de la vida.

Promedio. A medida que sus apetitos aumentan, los tipo Siete promedio desean experimentar con más cosas y tener una variedad más amplia de vivencias, convirtiéndose, de esta manera, en consumidores ávidos, materialistas codiciosos, individuos mundanos extasiados por las cosas del mundo, conocedores, "establecedores de modas" y buscadores de sensaciones nuevas. Se vuelven incapaces de decirse no, de negarse cualquier cosa. Hiperactivos, se lanzan en una actividad constante, haciendo y diciendo cualquier cosa que se les ocurra. Temen aburrirse y tratan de aumentar su estímulo y excitación manteniéndose en constante movimiento y distrayéndose con algo entretenido y nuevo, aunque hagan demasiadas cosas. Corren el riesgo de volverse superficiales, sin inhibiciones, volátiles, ostentosos, extravagantes. Sienten que nada los satisface, así que se vuelven inmoderados y desmedidos. Llegan a ser egocéntricos, egoístas, exigentes e impacientes. Insensibles con los demás, pueden llegar a ser groseros, descorteses. Tienen tendencias adictivas.

Malsanos. Los Siete malsanos se frustran muy fácil y son ofensivos y abusivos a medida que exigen cualquier cosa que deseen para mantenerse ocupados y distraídos. Se vuelven escapistas infantiles, impulsivos e insultantes y pueden caer en ataques de ira y en pataletas. Tienen serios problemas para controlarse. Las adicciones al alcohol, las drogas y otros excesos aumentan a medida que se convierten en individuos disipados, libertinos, pervertidos y depravados. Antes de manejar la angustia, expresan los impulsos en conductas sin inhibiciones; se descontrolan y son víctimas de cambios anímicos caprichosamente erráticos, volátiles y de actos compulsivos. Participan en locas parrandas de diversos tipos, como si no hubiera límite para ellos. Huyen de sí mismos y son objeto de súbitos ataques de pánico, depresión profunda y desesperación.

Motivaciones clave. Desean mantener su libertad y felicidad, evitar perderse cualquier experiencia que valga la pena, mantenerse motivados y ocupados, rechazar y rehuir del dolor.

Ejemplos. JFK, Benjamin Franklin, Leonard Bernstein, Leonardo DiCaprio, Kate Winslet, Elizabeth Taylor, W.A. Mozart, Steven Spielberg, Federico Fellini, Dr. Richard Feynman, Timothy Leary, Robin Williams, Jim Carey, Mike Myers, Cameron Diaz, Bette Midler, Chuck Berry, Elton John, Mick Jagger, Gianni Versace, Liza Minelli, Joan Collins, Malcom Forbes, Noel Coward, Sarah Ferguson, Larry King, Joan Rivers, Regis Philbin, Howard Stern, John Belushi y la "tía Mame".

8 EL DESAFIADOR (Tipo de personalidad Ocho)

Sanos. Asertivos, confiados en sí mismos y fuertes, los tipos Ocho sanos han aprendido a luchar para conseguir lo que necesitan y desean. Están orientados a la acción; tienen una actitud de "puedo hacerlo" y cuentan con una gran motivación interna. Les encantan los desafíos y son hábiles para iniciar proyectos; toman la iniciativa y hacen que las cosas ocurran. Son líderes naturales que los demás respetan y a quienes acuden en busca de orientación. Decididos, autoritarios y dominantes, los tipo Ocho sanos se ganan el respeto a través de ser honorables y utilizan el poder en forma constructiva defendiendo y protegiendo a la gente, actuando como proveedores, auspiciadores y promotores de causas nobles y empresas valiosas. En su mejor estado: se vuelven moderados, magnánimos, misericordiosos y tolerantes. Son capaces de dominarse a través de autodoblegarse ante una autoridad. Valientes, deseosos de ponerse en peligro para obtener lo que buscan y causar una influencia duradera. Pueden ser heroicos e históricamente grandiosos.

Promedio. A los tipo Ocho promedio les preocupa llegar a ser autosuficiente así como independientes a nivel económico. Son "individualistas recios," pragmáticos, emprendedores, trabajadores y muy audaces; les encantan las aventuras y correr riesgos para ponerse a prueba y reafirmarse. Empiezan a querer dominar todo el ambiente (incluso a la demás gente) y se vuelven enérgicos, agresivos, orgullosos, egocéntricos y expansivos: se convierten en "el jefe" cuya palabra es ley. Imponen su voluntad y visión en todo y no ven a los demás como sus iguales ni los tratan con respeto. Sienten que deben salirse con la suya y se vuelven confrontadores, beligerantes, amedrentadores y desafiantes al mismo tiempo que tienden a crear relaciones antagónicas. Todo lo convierten en una prueba de voluntad y nunca ceden. Utilizan amenazas y represalias para que los demás les obedezcan, para mantenerlos en desequilibrio y con una sensación de impotencia. Sin embargo, el trato injusto hace que los demás tengan resentimientos y existe la posibilidad de que se agrupen en contra de ellos.

Malsanos. Los tipos Ocho malsanos se aferran a su poder y quieren prevalecer con el control sin importar el costo. Se vuelven totalmente crueles, violentos, inmorales y despiadados, dictatoriales y opresivos. No admiten la culpa, ni el temor ni cualquier otro sentimiento humano. Comienzan a desarrollar ideas delirantes acerca de sí mismos y se sienten omnipotentes, invencibles e invulnerables. Cada vez se vuelven más temerarios y si sienten que están en peligro, pueden destruir con crueldad a todo aquel que no haya acatado su voluntad. Vengativos, salvajes, con tendencias asesinas y sociópatas.

Motivaciones clave. Desean tener confianza en sí mismos, probar su fuerza y resistir la debilidad, ser importantes en su mundo, dominar lo que les rodea y tener el control de todas las situaciones.

Ejemplos. M. L. King, Jr., FDR, LBJ, Mikhail Gorbachev, G.I. Gurdjieff, Pablo Picasso, Richard Wagner, Sean Connery, Susan Sarandon, Glenn Close, Russel Crowe, John Wayne, Charlton Heston, Norman Mailer, Mike Wallace, Barbara Walters, Ann Richards, Toni Morrison, Lee Iococca, Donald Trump, Leona Helmsley, Frank Sinatra, Bette Davis, Roseanne Barr, James Brown, Chrissie Hynde. Courtney Love, Fidel Castro y Saddham Hussein

9 EL PACIFICADOR (Tipo de personalidad Nueve)

Sanos. Los tipo Nueve sanos son muy receptivos, abiertos, poco cohibidos, emocionalmente estables y serenos. Aceptan su entorno. Confían en sí mismos y en los demás. Son relajados y están en armonía con la vida; pacientes, modestos, inocentes, sencillos y en verdad agradables. Se tornan optimistas, reforzadores, bondadosos, apoyadores; hacen que la gente se sienta cómoda y tienen una influencia sedante, sanadora; armonizan a los grupos y unen a las personas. Buenos mediadores, confortadores y protectores. Tienen una enorme dignidad, profunda serenidad y verdadera paz que provienen de la aceptación de su condición humana. En su mejor estado: se vuelven dueños de sí mismos y tienen una gran ecuanimidad y genuina satisfacción. Se sienten autónomos y realizados, paradójicamente unidos consigo mismos pero capaces de establecer relaciones más profundas. Están alertas, despiertos así como conectados con ellos mismos y con los demás.

Promedio. Los tipo Nueve promedio se vuelven humildes; se acomodan y aprueban demasiado a los demás. Son dóciles, adaptables y conciliadores de manera excesiva; aceptan—con ingenuidad y sin condición—las expectativas convencionales; se subordinan al otro, lo idealizan y viven a través de él. Los tipo Nueve son conservadores y temerosos a los cambios, trastornos y presiones de cualquier tipo. Son pasivos, indiferentes y complacientes; se alejan de los conflictos y evaden los problemas. Son perezosos, emocionalmente indolentes, no tienen ninguna disposición al esfuerzo o al enfoque de problemas; muestran una enorme indiferencia y se esperan hasta que los problemas desaparecen solos. Empiezan a "desintonizarse" de la realidad y se olvidan de lo que no quieren ver. Si los problemas no desaparecen los tipo Nueve empiezan a minimizarlos para apaciguar a los demás y para tener paz a cualquier precio." Son estoicos, fatalistas y resignados como si no pudieran hacer nada para cambiar las cosas. Tienen poco criterio y los demás se sienten frustrados y enojados por su falta de responsabilidad y por su apatía.

Malsanos. Los tipo Nueve malsanos pueden reprimirse muchísimo y entonces se produce un desarrollo personal inadecuado. Se convierten en individuos desvalidos e incapaces. Se vuelven obstinados y niegan con terquedad la existencia de problemas y conflictos. Son seriamente negligentes e irresponsables y pueden ser peligrosos para cualquier persona que los necesite. Si los problemas persisten, se disocian de cualquier cosa amenazante de modo que a la larga no pueden funcionar y se convierten en individuos muy desorientados, despersonalizados, catatónicos e inmovilizados. Existe la posibilidad de colapso emocional y de fragmentación de la personalidad.

Motivaciones clave. Desean crear armonía a su alrededor, evitar conflictos y tensiones, mantener las cosas como son, resistirse a cualquier cosa que los pueda molestar o incomodar.

Ejemplos. Abraham Lincoln, George W. Bush Jr. Joseph Campbell, Carl Jung, Ronald Reagan, Gerald Ford, la reina Isabel II, la princesa Grace, Walter Cronkite, George Lucas, Walt Disney, John Kennedy Jr. Sophia Loren, Geena Davis, Lisa Kudrow, Kevin Costner, Keanu Reeves, Woody Harrelson, Ron Howard, Mathew Broderick, Ringo Starr, Whoopi Goldberg, Janet Jackson, Nancy Kerrigan , Jim Hensen, Marc Chagall,


Tipos del personalidad del Eneagrama significa gráfico de nueve tipos

 




 

 



1
EL REFORMADOR

El tipo racional, idealista, de sólidos principios, determinado, controlado y perfeccionista





 

 

 




 

 

         

2
EL AYUDADOR

El tipo interpersonal, preocupado por los demás: generoso, demostrativo, complaciente y posesivo





 

 

 




 

 



3

EL TRIUNFADOR

El tipo pragmático, orientado al éxito, adaptable, sobresaliente, ambicioso





 

 

 




 

 



4
EL INDIVIDUALISTA

El tipo sensible, reservado, expresivo, dramático, ensimismado y temperamental





 

 

 




 

 



5
EL INVESTIGADOR

El tipo cerebral, penetrante, perceptivo, innovador, reservado y aislado





 

 

 




 

 



6
EL LEAL

El tipo comprometido, orientado a la seguridad, encantador, responsable, nervioso y desconfiado





 

 

 




 

 



7

EL ENTUSIASTA

El tipo activo, divertido, espontáneo, versátil, ambicioso y disperso





 

 

 




 

 



8
EL DESAFIADOR

El tipo poderoso, dominante, seguro de sí mismo, decidido, voluntarioso y retador








 

 




 

 



9
EL PACIFICADOR

El tipo indolente, modesto, receptivo, tranquilizador, agradable y satisfecho










Conclusión del tema: Los diferentes conceptos de Personalidad, nos dimos cuenta de cómo un ser humano puede tener diferentes tipo de personalidad, esto es lo que nos hace diferentes de los demás y por la misma es que somos únicos.

2. CONOCIMIENTO Y COMPRENSIÓN DE LA CONDUCTA INDIVIDUAL
Objetivo del tema: Al término del tema el participante detectará sus conductas y actitudes favorables y poco favorables en las relaciones con los demás.
Introducción: Comprensión" es un término amplio que se refiere tanto a una actividad intelectual como a un método, utilizado en Ciencias Sociales, en Historia y en Filosofía. Sirve para conocer el significado de las acciones, para establecer analogías entre experiencias propias y sucesos externos.
Las organizaciones son unidades y sistemas sociales coordinados, compuestos por individuos que funcionan en forma relativamente constante para alcanzar una meta. Su existencia permite que los miembros que la conforman alcancen objetivos que no podrían lograr de manera aislada, debido a las restricciones individuales.
Las personas que están dentro de la organización, a través de la percepción, evalúan e interpretan su entorno, se forman de él un modelo con significado, en el cual participan y, a la vez influye sobre la conducta de ellos mismos. Dentro de esta perspectiva, el clima de una organización es una cualidad que no se puede definir ni identificar fácilmente, pero que es muy real y puede ejercer una particular influencia rigurosa y persuasiva sobre los resultados o productos de los miembros de la organización. El clima de trabajo puede ser interpretado como los aspectos conductuales, individuales y/o grupales, que adoptan los miembros de una organización y que se “respira” en forma positiva o negativa en el ambiente laboral
Al respecto, Hodgetts y Altman señala que esas conductas dentro del ambiente laboral, no pueden verse de manera aislada, sino como producto o respuesta a un conjunto de aspectos formales que existen en toda organización y que son considerados visibles, por cuanto se observan con facilidad y que propician un determinado ambiente laboral. De esta manera, se presume que en toda organización existen condiciones estructurales y procesos que ejercen influencia en la conducta de sus miembros y que generan el ambiente interno donde se deben lograr los objetivos de la organización y la de sus individuos. Teniendo como marco lo anteriormente expresado, de manera específica, se pretende en este rubro, estudiar la conducta individual como respuesta a los factores formales organizacionales. Para ello se parte de un esbozo de lo que se considera ambiente interno organizacional, una descripción breve de algunos factores formales y el desarrollo de elementos conductuales individuales, observando y relacionando estos últimos como respuesta de los primeros.
Ambiente Interno Organizacional

La interpretación más general de lo que es el ambiente interno se relaciona con la definición de clima organizacional. Sin embargo, al revisar definiciones de diversos autores, se aprecia el hecho de que no existe uniformidad en cuanto a los factores

Que involucra el clima. Por una parte existen definiciones que se sitúan en el sentimiento más que en el pensamiento, lo que pudiera denominarse orientación subjetiva, donde resaltan las percepciones, actitudes, cultura, entre otros. Por otra

Parte, existen definiciones que se sitúan más hacia lo aparente, lo racional, lo que pudiera denominarse orientación objetiva, enfatizando en aspectos como la estructura, las políticas, las reglas, entre otras.


Desde una perspectiva más general y ecléctica, es posible determinar dos aspectos importantes en el estudio del clima. Un primer aspecto, referir al clima organizacional, como la serie de características, relativamente estables en el tiempo, que describen una organización y la distinguen de otra, e influyen en el comportamiento de los empleados. Un segundo aspecto, el hecho de que el clima emerge de los sistemas y de los procedimientos como el estilo de gestión, las políticas organizacionales y los procedimientos generales de operación, tal como son percibidos por los empleados. Por consiguiente, para el desarrollo de este estudio se considera el clima desde este punto de vista, por cuanto resulta apropiado para el propósito de relacionar los factores formales previamente establecidos y los factores conductuales individuales, los cuales son el resultado de los primeros.
Las entidades sociales presentan estructuras diferentes, por cuanto cada una tiene su propia naturaleza, influida por los factores como el tamaño, la tecnología usada, el medio que la rodea, el tipo de personal que selecciona y las relaciones que se establecen entre ellas. Sin embargo, existen tres elementos específicos que caracterizan a toda organización: (1) Complejidad, grado de diferenciación horizontal, vertical y/o espacial entre las unidades de una organización. Mientras más división del trabajo se realice, más niveles verticales existirán en la jerarquía, mayor dispersión geográfica entre las unidades de la entidad, y en consecuencia más difícil será coordinar a la gente y sus actividades. (2)Formalización, se refiere al grado en la que una organización descansa en las reglas y los procedimientos para dirigir el comportamiento de los empleados.
Entre más reglas y regulaciones existan en una institución, que instruyen a los empleados sobre lo que pueden y no pueden hacer, más formalizada será su estructura y en consecuencia, el comportamiento de una persona se verá seriamente afectado por ellas. (3) Centralización, esta referido al grado de distribución del poder para la toma de decisiones, dentro de una organización. En algunas organizaciones, la toma de decisiones es muy centralizada y por esto, los problemas fluyen hacia arriba, donde los altos ejecutivos escogen la acción apropiada. En otras organizaciones, las decisiones son poco centralizadas, es decir, se delegan a lo niveles más bajos de la organización.
De acuerdo con estas características estructurales -complejidad, formalidad y centralismo- junto con los factores causales como el tamaño, la estrategia, la tecnología y el ambiente que rodea a la organización,

se puede deducir que existen diversos tipos de estructuras que van desde los burocráticos, caracterizados por altos grados de diferenciación vertical y horizontal, gran número de reglas y procedimientos y, un alto grado de centralización en la toma de decisiones, hasta las estructuras adhocráticas, con un bajo nivel de división de puestos, escasas reglas y procedimientos y la toma de decisiones descentralizada. También, se pueden presentar estructuras donde coexisten situaciones mixtas, es decir, unidades o subsistemas organizacionales que funcionan de manera burocrática y unidades que funcionan en forma adhocrática.


La Conducta Individual como Efecto

El tratar de entender por qué los miembros de una organización se comportan de una determinada manera, exige el entendimiento de las características de la conducta individual. Al respecto, los gerentes, administradores o jefes de unidades que planifican, organizan y dirigen el trabajo de sus subalternos, también, deben mostrar interés respecto a la adaptación entre los individuos, las tareas de cada uno de los puestos y la eficacia. Ese interés está básicamente bajo la influencia de las características individuales, tanto del jefe como del subalterno. Por ello, es indispensable comprender las diferencias individuales, para poder:


Las actitudes están organizadas y están cerca del núcleo de la personalidad, es decir, ciertas actitudes son persistentes y duraderas, sin embargo, están sujetas a cambios. Para el entendimiento de la actitud como efecto de algo, se hace necesario conocer tres componentes: (1) Cognoscitivo, el cual está constituido por las creencias, opiniones, conocimiento o información que una persona tiene. (2) Afectivo, que es el segmento emocional o de sentimiento de una actitud. (3) Comportamiento, que está referido a la intención de comportarse de cierta manera con relación a alguien o algo.
Relacionando lo expuesto con el propósito de este estudio, se infiere que los miembros de una organización, pueden conocer los objetivos, estrategias, políticas, procedimientos, cadenas de mando, tecnologías, entre otros aspectos formales y llegar a tener afecto, apego, integración o desacuerdo con estos aspectos, lo que podría llevar a comportarse acorde con lo establecido formalmente o por el contrario mostrarse rebeldes o indisciplinados y generar de esta manera, conflictos internos. De esta manera, los individuos pueden asumir conductas particulares hacia su trabajo y hacia la institución, como consecuencia de sentir satisfacción por la labor desempeñada, lo cual puede manifestarse en un determinado grado de identificación y participación activa con la institución, así como también, compromiso, lealtad y defensa.
Percepción

La percepción es concebida como el proceso mediante el cual los individuos organizan e interpretan sus impresiones sensoriales con el propósito de dar significado a su ambiente. Implica la interpretación de objetos, símbolos y personas, a la luz de las experiencias pertinentes. En otras palabras, facilita la organización de los estímulos y la traducción o interpretación de estos en una forma que influya en la conducta. Tal como lo expresa Robbins (1996: 132), existen distintos factores que operan para modelar y, algunas veces, distorsionar la percepción. Estos factores pueden residir en el perceptor, en las características del objeto o blanco que se percibe, o en el contexto en el que la percepción tiene lugar. En relación con el perceptor, cuando un individuo observa un blanco y trata de interpretar lo que ve, esa interpretación está fuertemente influida por las percepciones y cualquier otro comportamiento.


Actitudes

Las actitudes son declaraciones de evaluación favorables o desfavorables- relativas a objetos, personas o acontecimientos. Reflejan cómo se siente un individuo con relación a algo. Es un estado mental de preparación, organizado mediante la experiencia, que ejerce una influencia específica sobre la respuesta que da una persona a la gente, los objetos y la situación con que se relaciona.



La actitud tiene implicación en todo organismo social por cuanto:
Las actitudes constituyen las predisposiciones hacia los aspectos del mundo. Por consiguiente, los miembros de una institución asumen actitudes respecto a sus jefes, los sistemas de control, las normas establecidas, las políticas implementadas y los demás factores organizacionales pertinentes.
Las actitudes proporcionan la base emocional de las relaciones y la identificación de una persona hacia los demás. Por tanto, de las actitudes positivas o negativas (favorables o desfavorables) dependen en gran medida un ambiente cordial o de mucha hostilidad entre los miembros.
Características personales del preceptor, tales como las actitudes, los motivos, los intereses, la experiencia anterior y las expectativas. Asimismo, las características del blanco que se está observando pueden afectar lo que se percibe. Es decir, el movimiento, la novedad, el sonido, el tamaño, los antecedentes y otros atributos del blanco, modelan la forma en que se ve.
Por su lado, la situación, referida al contexto en la que se ve los objetos o hechos. Los elementos del entorno circundante influyen en las percepciones. Así, los factores como el momento en que se ve un objeto o hecho, el lugar donde se da, el entorno social y de trabajo, o cualquier otro factor situacional, puede afectar la percepción. De esta manera, los miembros de una organización, en forma individualizada, observan su entorno, se crean una imagen de ella, producto de sus actitudes, experiencias o aprendizaje. Captan los cambios o no de estructura, las políticas y procedimientos, la tecnología utilizada. Las características distintivas de cada uno de sus miembros hacen que perciban de distinta manera estos hechos formales y los conducen a actuaciones individuales diversas e incluso, antagónicas, que posiblemente desencadenen en conflictos.
De igual modo, en cuanto al blanco o los factores formales en este estudio, se puede decir que permanecen relativamente estables, por cuanto están ceñidos a un plan o reglamento. Sin embargo, genera expectativas por la novedad o cambio que pueda operar en cualquier procedimiento y política, reestructuración o inclusión de nueva tecnología, lo que es probable determine, un entorno social y momento particular.

Conclusión del tema: El comportamiento individual de los miembros de una organización, que se muestra a través de sus actitudes de satisfacción, participación y compromiso organizacional, de características de procesos perceptuales y de aprendizaje, pueden ser vistos como respuesta a la existencia de factores formales organizacionales.

3. ¿QUÉ ES MOTIVACIÓN, INCENTIVOS Y RECONOCIMIENTOS?
Objetivo del tema: Al término del tema el participante reconocerá los tipos de motivación y utilizar la más conveniente en su diario de vivir.
Introducción: La Psicología de la Motivación, a grandes rasgos, tiene como finalidad la de ofrecer respuestas a la pregunta del "porqué" respecto a la conducta. ¿Por qué una persona juega tenis? ¿Por qué lo hace profesionalmente? ¿Por qué a veces, al iniciarlo, lo abandona? , o yendo un poco mas lejos aún, ¿Porqué algunos sienten que "fracasan al triunfar"?
Diferentes tipos de Motivaciones.
Sintéticamente, podemos decir que la Psicología de la Motivación se interesa por la cuestión del "origen, la dirección y la persistencia de la conducta".
Hay diferentes teorías de la Motivación, que no desarrollaremos aquí, por no considerarlo necesario, pero el punto en el que las mismas difieren entre sí es en aquellos aspectos de la conducta hacia los que orientan el análisis (rendimiento, agresión, cooperación), y lo mas importante a mi entender: el hecho de que algunas teorías olvidan que a la hora de explicar las motivaciones y rendimientos de un deportista, empleado, etc. Se deben tener en cuenta las diferencias individuales que son el punto de partida ineludible a la hora de explicar y entender no solo el rendimiento, sino todos los factores "puestos en juego" cuando miramos la relación del Hombre, el Deporte, el trabajo, en la relación de pareja. Etc.
Aunque en el lenguaje cotidiano a menudo se utilizan como sinónimos, los términos "motivos" y "motivación" se deben distinguir. Podemos simplificar diciendo que Motivos son "las razones para hacer algo". Motivación se relaciona con el estado del organismo al que se considera responsable de la realización de una determinada actividad en un punto preciso del tiempo.
Tal estado del organismo es la consecuencia de múltiples factores internos y externos, a la vez que conscientes e inconscientes, aspecto éste último, no siempre tenido en cuenta debidamente por la Psicología de la Motivación, que a menudo centra demasiado el análisis en los aspectos mas observables del Yo, sin analizar aquello que, de manera inconsciente, puede estar influyendo de modo decisivo tanto sea reforzando como debilitando el rendimiento y el estado motivacional de la persona.
Además, debemos tener en cuenta que diferentes motivos suelen mostrarse al mismo tiempo activos y establecer juntos la fuerza de la motivación en un momento determinado, o incluso, a menudo, mostrarse antagónicos (generando en este caso un conflicto al Yo). El análisis de los motivos de la conducta de la, está muy ligado al concepto de "necesidad" o "impulso" . Podemos decir, que sin un impulso que sirva de base, no hay fuerza para el desarrollo de la conducta. Ahora bien, estos impulsos, se traducen en "conciencia de" (o representación de un estado futuro deseado), del cual, la persona deriva la energía para su conducta motivada.
Esta conciencia de que "es posible una satisfacción potencial" surge de estímulos ambientales, de la memoria, o de un estado interno del organismo. Como vemos, la noción de "multiplicidad de factores" a la que hicimos referencia, se pone claramente de manifiesto en la conducta de la persona.

Clasificación De Las Motivaciones

Muchos autores clasifican la motivación de distintas formas, la motivación puede nacer de una necesidad que se genera de forma espontánea (motivación interna) o bien puede ser inducida de forma externa (motivación externa). La primera, surge sin motivo aparente, es la más intensa y duradera. Por ejemplo, la primera vez que observamos una actividad deportiva y quedamos tan impresionados que sentimos la necesidad de integrarla en nuestras vidas. A partir de ese instante, todo gira alrededor de dicha actividad y poniéndola en práctica sentimos un placer que nos empuja a realizarla, hasta que momentáneamente, queda satisfecha la necesidad de llevarla a cabo. Si, además, obtenemos un resultado apetecible (éxito, reconocimiento, dinero, etc.), ello reforzará, aún más, nuestra conducta de repetir dicha práctica. Pensemos que no todo el que lleva a cabo una actividad lo hace con el ánimo de destacar, ganar o ser el mejor. Es más, si el único objetivo fuera ganar y la continuidad de la acción dependiera del triunfo, posiblemente solo unos pocos seguirían practicando, evidentemente, los ganadores.

Existe otro tipo de motivación interna que no surge de forma espontánea, sino, más bien, es inducida por nosotros mismos. Es aquella que nos autoimponemos por algún motivo y que exige ser mantenida mediante el logro de resultados. Se trata de una motivación vacía que difícilmente se sostiene a menos que se consigan resultados apetecibles.


  • Otros autores definen que la motivación es positiva y negativa.
    Motivación positiva. Es el deseo constante de superación, guiado siempre por un espíritu positivo. Mattos dice que esta motivación puede ser intrínseca. y extrínseca.

  • Motivación negativa. Es la obligación que hace cumplir a la persona a través de castigos, amenazas, etc. de la familia o de la sociedad.

Motivación/intrínseca
Es intrínseca, cuando la persona fija su interés por el estudio o trabajo demostrando siempre superación y personalidad en la consecución de sus fines, sus aspiraciones y sus metas. Definida por el hecho de realizar una actividad por el placer y la satisfacción que uno experimenta mientras aprende, explora o trata de entender algo nuevo. Aquí se relacionan varios constructos tales como la exploración, la curiosidad, los objetivos de aprendizaje, la intelectualidad intrínseca y, finalmente, la motivación interna para aprender.

Motivación intrínseca hacia la realización: En la medida en la cual los individuos se enfocan más sobre el proceso de logros que sobre resultados, puede pensarse que están motivados al logro. De este modo, realizar cosas puede definirse como el hecho de enrolarse en una actividad, por el placer y la satisfacción experimentada cuando uno intenta realizar o crear algo. Motivación intrínseca hacia experiencias estimulantes: Opera cuando alguien realiza una acción a fin de experimentar sensaciones (ej. placer sensorial, experiencias estéticas, diversión y excitación).



Motivación Extrínseca

Es extrínseca cuando el alumno sólo trata de aprender no tanto porque le gusta la asignatura o carrera si no por las ventajas que ésta ofrece.


Contraria a la MI, la motivación extrínseca pertenece a una amplia variedad de conductas las cuales son medios para llegar a un fin, y no el fin en sí mismas. Hay tres tipos de Motivación Extrínseca: Regulación externa: La conducta es regulada a través de medios externos tales como premios y castigos. Por ejemplo: un estudiante puede decir, "estudio la noche antes del examen porque mis padres me fuerzan hacerlo".


Regulación introyectada: El individuo comienza a internalizar las razones para sus acciones pero esta internalización no es verdaderamente autodeterminada, puesto que está limitada a la internalización de pasadas contingencias externas. Por ejemplo: "estudiaré para este examen porque el examen anterior lo reprobé por no estudiar". Identificación: Es la medida en que la conducta es juzgada importante para el individuo, especialmente lo que percibe como escogido por él mismo, entonces la internalización de motivos extrínsecos se regula a través de identificación. Por ejemplo: "decidí estudiar anoche porque es algo importante para mí recompensas extrínsecas generales e individualizadas

Las recompensas individualizadas resultan eficaces para atraer a los individuos a formar parte de la organización y para mantenerlos en ella. Son eficaces, también, para motivar a los miembros a realizar sus tareas en los niveles de cantidad y calidad exigidos e incluso superándolos aunque en ocasiones existen limitaciones estructurales, o de otro tipo, que impiden una adecuación correcta de este tipo de recompensas. Por otra parte, las recompensas de tipo individualizado resultan difíciles de utilizar para motivar los comportamientos innovadores de los individuos".



Recompensas de tipo económico su empleo eficaz requiere al menos los siguientes requisitos: Deben ser percibidas claramente como lo suficientemente amplias para justificar el esfuerzo extra que requiere la tarea que hay de cumplirse para conseguirlo. Deben ser percibidas como consecuencia directa de la tarea requerida y seguirla contingentemente. Deben ser, además, percibidas como equitativas por la mayor parte de los miembros.

La promoción o el ascenso encuentra una serie de dificultades al no acomodarse los criterios de promoción de los directivos de la organización a las conductas más eficaces para la organización sino atender más bien, a criterios como el conformismo, antigüedad, observancia de las normas, etc.

El reconocimiento y la recompensa social han de estar estrechamente vinculados al desempeño del empleado para resultar eficaces como recompensa extrínseca.
Los supervisores y directivos han de evitar desigualdades o "injusticias" al dispensar este tipo de refuerzos y aplicarlos de modo contingente.

Recompensas de grupo o generales son necesarias cuando el patrón de recompensas individuales resulta imposible porque la productividad en tareas depende del funcionamiento eficaz de un grupo que puede ser, en ocasiones, muy amplio. Este tipo de recompensas no se conceden, por lo general, sobre la base del esfuerzo individual, sino sobre la base de la pertenencia del individuo al grupo (membresía). Las recompensas generales son eficaces para mantener a los miembros dentro de la organización; pero no lo son para conseguir una mayor productividad ya que todos los miembros las reciben por igual y no son diferenciadoras.


El uso eficaz de estas recompensas requiere una aplicación uniforme a todos los miembros de la organización de acuerdo con los criterios con los que se han establecido. Cualquier aplicación diferenciadora en función de otros criterios puede provocar resentimiento en una parte de los miembros de la organización.


El aspecto esencial de este sistema de recompensa es que tiene su propia lógica basada en la membresía y no en el rendimiento.

Recompensas intrínsecas y sus consecuencias si suponemos que el desafío de un trabajo por su complejidad o dificultad tiene poder motivador para que el sujeto desempeñe un mayor esfuerzo, y que ese poder motivador depende de las mayores posibilidades que el individuo tiene en esas situaciones para mostrar y desarrollar sus propias habilidades hay que reconocer como un procedimiento para ampliar la motivación intrínseca, el enriquecimiento del trabajo.


Tal enriquecimiento disminuye el absentismo laboral y, cuando en él se introduce también un incremento de autonomía del empleado y de responsabilidad personal en la toma de decisiones, conduce a un incremento en la productividad, en la calidad de los resultados de trabajo y en la satisfacción del empleado con su propio trabajo. También la expresión de los propios valores tiene un efecto motivador para el sujeto. También se incluye, entre los patrones de motivación intrínseca, la pertenencia al grupo primario de trabajo, especialmente porque ese grupo puede tener un efecto considerable al proporcionar un sentido de complexión de la tarea y ofrecer la posibilidad de desarrollar un sentimiento de responsabilidad de grupo o aspiración de logro para todo el grupo.

Otro tipo de clasificación que se le da a la motivación y que esta íntimamente ligada a las anteriores es la siguiente: individuales primarias, representadas por las necesidades (hambre, sed, sueño, etc.)

Individuales complejas, donde se unen formas vinculadas al aprendizaje familiar, escolar y social. Se destacan aquí, como motivos básicos: a) la ambición b) el nivel de aspiraciones c) los hábitos d) las actitudes e) los incentivos.


Sociales, que son productos más marcados de factores ambientales, de la cultura y el medio. en ellas hay mayor complejidad, por la interacción los diferentes factores que concurren a formarla. tenemos: a) la sociabilidad b) la sensación de seguridad c) la adquisición d) la escala de valores e) la respetabilidad f) hacer el trabajo que nos gusta.

Todos esos motivos constituyen elementos capaces de impulsar al individuo hacia la acción. En el sentido de motivos o fuerzas que impulsan al logro de una meta u objetivo, tienen carácter psicológico. ¿Cómo actúan estos motivos en la conducta humana?

Los incentivos: Aparecen como determinantes EXTERNOS. Son las reacciones que satisfacen las necesidades. Por ejemplo la SED es una necesidad y el AGUA, un incentivo.

Sociabilidad
El hombre es un animal social, es muy importante para él y sus actos. Necesitamos vivir en grupos, en comunidades. Ahí hemos aprendido a desarrollar formas específicas de conducta como la amistad, el trabajo en equipo, etc. Que ejercen en nosotros gran influencia.

La sensación de seguridad desde el nacimiento hasta la muerte todo se organiza alrededor de nosotros para hacernos sentir seguros. Este deseo se expresa en características humanas de vigencia social. El deseo de estar asegurado. La religión. El empleo estable. el deseo de protección (contra la competencia injusta, la resistencia a las innovaciones1 a los cambios, etc.).

Esta necesidad de seguridad abarca lo físico, lo material, lo espiritual, lo emocional. En su logro, como mereces, como incentivo final. La adquisición:
La cultura occidental defiende la adquisición como esencial motivación individual y social. Es un poderoso incentivo en la vida ADQUIRIR cosas.: vivienda, trajes, etc. Aparece íntimamente vinculada la adquisición a la sensación de seguridad ya descrita.

La escala de valores: La vida social polifacética se orienta en diferentes reacciones o vías. Cada uno de los individuos que el grupo escoge el "valor" que más se corresponde sus. Inclinaciones, hábitos y aptitudes lo económico, político, lo estético, lo científico, etc. Son valores reales. El sujeto los busca, los selecciona e integra vida alrededor de ellos. La orientación del sujeto en la escala de valores le emite en un momento dado una mayor identificación con el grupo a que pertenece, de ahí que en su conocimiento individual reproduzca sensiblemente la escala correspondiente.

La respetabilidad: Es un motivo MIXTO. Es un caso de valoración por si traduce en la ropa que seleccionamos, no sólo para ver el calor animal (necesidad homeotérmica), sentirnos SEGUROS, RESPETABLES y demostrar otra posición dentro de la comunidad.

Hacer trabajo que nos gusta: No siempre nos es posible realizar como QUE aquello que nos agrada. En algunos casos, muy en nuestro tiempo, desempeñamos tareas poco en cuya realización no nos sentimos satisfechos.


Conclusión del tema: La naturaleza humana hace que la percepción que podamos tener de todos estos factores fluctúe constantemente y se produzcan cambios frecuentes de pensamiento o sentimientos. Según sean éstos, nuestra conducta puede verse reforzada, asegurando el éxito o por el contrario podemos perder interés durante el proceso y no lograr el objetivo marcado. Se puede definir a la motivación como el impulso y el esfuerzo para satisfacer un deseo o meta. En cambio, la satisfacción esta referida al gusto que se experimenta una vez cumplido el deseo. Podemos decir entonces que la motivación es anterior al resultado, puesto que esta implica un impulso para conseguirlo; mientras que la satisfacción es posterior al resultado, ya que es el resultado experimentado. Las personas tratan de satisfacer al menos una parte de sus necesidades, colaborando con otros en un grupo. En él, cada miembro aporta algo y depende de otros para satisfacer sus aspiraciones

4. NIVELES DE SATISFACCIÓN DE NECESIDADES PERSONALES Y DE LAS PERSONAS QUE NOS RODEAN
Objetivo del tema: Al término del tema el participante lograra identificar los tipos de necesidades del ser humano y las vincule con los actos de consumo cotidianos.
Introducción: Las necesidades humanas son finitas, relativamente estables en el tiempo y se pueden categorizar según lo existencial: ser, hacer, tener y estar; o lo axiológico: subsistencia, protección, afecto, entendimiento, participación, ocio, creación, identidad y libertad, las cuales pueden ser satisfechas de forma destructiva, inhibidora, falsa, singular o sinérgica.
En la permanente búsqueda de satisfacción a las necesidades, el mundo se ha convertido en un gran mercado, en el cual los bienes y servicios se encuentran al alcance de los consumidores, donde la información y la publicidad juegan un papel importante y vital. Donde la presencia de un proceso de globalización que surge con las negociaciones comerciales, con los Tratados y Convenios de comercio, en el cual se liberaliza el intercambio de bienes y servicios, se eliminan restricciones al comercio, donde las naciones se integran en bloques económicos y políticos para sobrevivir en un mercado donde la competencia es el arma para la supervivencia de las empresas o industrias. En este proceso económico todo está dispuesto al comercio de los hombres; prácticamente se han ido eliminando gradualmente restricciones o trabas al intercambio entre país y país, y ya casi no interesa el origen nacional de los productos sino las marcas y lo que obviamente ellas implican como símbolo para el público.
Todos somos parte de ese mercado, estamos involucrados en él diariamente, en cada acto que realizamos. Ese mercado nos da cada vez mayores dificultades que enfrentar en la toma de decisiones, porque nos presentan los diferentes productos, con gran información, de diferente forma o presentación, color, tamaño, etc., es aquí donde el proceso de globalización influye con la importación y exportación de bienes y servicios de diferentes países, a precios menores o similares, por los tratados de libre comercio y los sistemas de preferencias de estos convenios. Cuando hablamos de consumo, generalmente pensamos sólo en el acto mismo de comer, beber o vestir, pero no está presente en nuestras mentes el complejo proceso que ha llevado ese producto a nuestras manos, no sabemos siquiera si la decisión que hemos tomado ha sido absolutamente soberana y racional o simplemente emotiva e influenciada por factores que no necesariamente van acorde con nuestros intereses, ni siquiera con los auténticos requerimientos que deseamos satisfacer.
Hoy en día, los consumidores están cada vez más expuestos a una infinidad de factores que condicionan su comportamiento. Lamentablemente, el avance de la técnica, las posibilidades de contar con mayor información y la mejor posición negociadora están siempre de lado del vendedor, los ciudadanos en cambio, en nuestro rol de consumidores, estamos frecuentemente indefensos, pues asumimos un papel pasivo y hasta indiferente frente a los problemas de consumo.
El consumo es el último eslabón de la cadena de producción. Normalmente el trabajo y la responsabilidad del proveedor terminan cuando, vende el producto o presta el servicio, de ahí en adelante se desentiende del comprador. Para los consumidores en cambio, la satisfacción o los problemas comienzan con la compra. Por esta razón, el consumidor debe constituirse en el foco de atención, pero ya no sólo en la perspectiva del proveedor, cuyo interés es sólo venderle, sino en la idea de capacitarlo para que ejerza su papel con pleno conocimiento y destreza, cuidando siempre que se respeten sus derechos e intereses. El hombre es un ser de necesidades: alimentación, vestido, vivienda, salud, etc. Para satisfacerlas debe realizar un conjunto de actividades que le den la posibilidad económica de entrar en contacto con los proveedores de los bienes y servicios que se ofrecen.


NECESIDADES

PRODUCTOS

Necesidades fisiológicas

Una fruta

Seguridad y Protección

Una casa

Amor y Sensación de Pertenecer

Un regalo

Estatus

Un traje

Autorealización

Una profesión

El hombre debe estar consciente de sus propias necesidades y de la escala de valores que influyen en la determinación de las prioridades, de esta manera podrá ser dueño de sus propias decisiones y así ser más sensato en los actos de consumo. Para esto debe conocerse los tipos de necesidades del ser humano y la jerarquía de las mismas, así la persona podrá estar en capacidad de relacionar sus decisiones y la fuente de sus deseos y requerimientos.


VALORES Y ACTITUDES

  • Valora la necesidad de formar una conciencia racional sobre sus actos de consumo.


CRITERIOS DE EVALUACIÓN

  • Explica las causas y efectos que provoca en la sociedad el cubrir sus necesidades como consumidor.

  • Identifica las necesidades básicas que tiene como consumidor y las distingue de las que no lo son.


Conclusión del tema: Muchas veces nuestras elecciones no están en función de satisfacer una necesidad material, a veces se sacrifica ésta para dar paso a una satisfacción psicológica o de comunicación. Así nos explicamos cómo un niño o joven prefiere el producto por la marca y no necesariamente por la calidad o resistencia del producto.

5. PERSONA AUTOMOTIVADA EXITOSA Y PLENA
Objetivo del tema: Al término del tema el participante encontrará técnicas psicológicas, junto con ejercicios prácticos aplicados al desarrollo integral de la propia personalidad para solucionar los conflictos personales, familiares y laborales.
Introducción. No estamos solos. Durante toda nuestra vida tenemos contacto con otras personas que nos ayudan a moldear lo que somos y llegaremos a ser. Las relaciones con nuestros padres, esposos, amigos, maestros y jefes nos nutren, afectan y transforman.
Las personas que están a nuestro lado sirven de enlace cuando comenzamos a descubrir la realidad y todo aparece como algo nuevo y asombroso. Nuestra madre nos enseña los primeros gestos y palabras; la abuela nos da a probar un delicioso chocolate; nuestro hermano nos invita a sentir la textura peluda de un perro; los maestros nos explican cómo sumar, y los amigos nos muestran los insectos más coloridos. Descubrimos el mundo con los otros y por los otros, y ese vínculo continúa toda la vida. Relacionarnos y compartir significa enriquecernos con lo que otro percibe, siente y piensa.
La riqueza de la diversidad
Aunque en general nos rodeamos de personas parecidas a nosotros, porque eso implica una menor confrontación con lo que somos, el contacto con quienes son distintos expande los límites de nuestra visión, nos abre a un mundo nuevo e impide que reduzcamos nuestras expectativas y nuestro pensamiento. Viajar, conocer otras realidades y acercarse a personas de culturas, religiones, edades e intereses diferentes es apasionante y nos muestra nuevas formas de entender la vida.
Además de permitirnos crecer, relacionarnos con la diversidad nos hace más tolerantes y respetuosos. Pero la diferencia no está solamente en culturas o religiones lejanas; podemos encontrar oportunidades para abrirnos al mundo cuando escuchamos lo que piensa el hermano con el que menos nos identificamos o al platicar con un nuevo vecino.
Una forma de descubrirnos
Por medio de los otros nos conocemos y moldeamos. Las relaciones que tenemos con otras personas reflejan nuestros gustos, necesidades, defectos, cualidades, aspiraciones y nos ayudan a confrontar nuestras opiniones y sentimientos. Gracias a ello los afianzamos o los cambiamos. Los demás también influyen en la opinión que tenemos de nosotros mismos. Es por nuestras relaciones, y lo que percibimos de nosotros en ellas, que formamos un concepto sobre quiénes somos y lo que valemos. Ahí radica la importancia de establecer lazos que nos hagan sentir plenos y en crecimiento, y evitar los que nos limitan y entristecen. ¿Quién lo hace sentir aceptado y valioso? ¿Quién lo menosprecia y lastima?
Identificar a las personas y las relaciones que nos marcaron y averiguar de qué manera se reflejan en nuestra vida diaria es el primer paso para tomar decisiones sobre la calidad de nuestro mundo social. Podemos romper con tipos de relación que aprendimos y nos dañan, y construir nuevos. No hay mejor medio para saber si una relación es sana o nociva que lo que nos hace sentir: apoyados o solos, queridos o juzgados, valorados o subestimados.
Sintonizar con los demás
Piense en la última discusión que tuvo con alguien. ¿Qué se escondía detrás de las palabras y los gestos? ¿Realmente sabía qué sentía la otra persona? ¿Expresaba lo que le producía enojo o tristeza? La armonía con quienes queremos y convivimos depende de la calidad de la comunicación que podamos establecer. Sintonizamos con una persona cuando somos capaces de enlazarnos con lo que siente y piensa, y cuando ésta puede entender qué sentimos y pensamos: eso sólo se logra cuando nos atrevemos a expresar con toda sinceridad el cúmulo de ideas y emociones que tenemos dentro. La capacidad de amar y vivir armónicamente con los demás es proporcional a la capacidad para decir nuestros sentimientos y necesidades con toda la verdad.
Las relaciones que tenemos a lo largo de nuestra vida nos conforman, nos hacen personas plenas y felices, o nos pesan como cadenas; que suceda una u otra cosa depende de nosotros. ¿Qué clase de relaciones quiere tener?
Piense en sus personas favoritas. ¿Qué le gusta y qué le disgusta de ellas? Reflexione en cómo estas características se vinculan con usted: ¿qué le dicen de su propia forma de ser?
Si sale de viaje, acérquese a las personas del lugar: no hay mejor manera de conocer y apreciar la riqueza de una cultura que a través de la relación con la gente.

Haga una lista con las relaciones que lo hacen crecer y otra con las que lo influyen de manera negativa. ¿Cuáles son las características comunes de cada lista? Identifíquelas para que pueda dirigirse a las sanas y alejarse de las nocivas.


Si discute con alguien pregúntese qué es en realidad lo que le molesta, qué sentimiento le provoca y expréselo: “cuando me echas la culpa, me pongo a la defensiva; siento miedo cuando me gritas”; “siento mucha frustración cuando haces como si todo estuviera bien”.

7 CUALIDADES DE UNA PERSONA EXITOSA

No importa si es un gran artista, un gran empresario, productor de cine o alguna otra gente escoja y sea exitosa, existen un patrón común en ellos, a continuación te listamos las 7 claves en orden de importancia, que tiene la gente que triunfa con éxito.

1. Pasión

Es el fuego de cualquier persona creativa, algo que te llena de hambre, o algo que amas y quieres compartir. Es una ambición, una visión de tu futuro, esta visión dirige tus metas a corto y largo plazo.

2. Habilidad de aceptar el riesgo

No hay gente con éxito que no haya estado dispuesta a tomar algún riesgo y vivir con las consecuencias – Éxito o fracaso. Evitar el riesgo es una manera segura de mantenerse mediocre. Fallar o cometer un error no es una cosa mala; es una prueba de que hemos explorado nuevas formas de hacer las cosas, y eso es mejor que esperar el éxito. Nosotros aprendemos de los errores, no de los éxitos.

3. Alta Autoestima

Piensa bien de ti. Tú no eres egocéntrico, ni presumido pero tienes un honesto entendimiento de tus talentos, desventajas y trabajas rumbo a conseguir algo mejor. Ten confianza en ti.

4. Persistencia

Usted ha hecho esto el suficiente tiempo. ¿Cuánto tiempo es suficiente? La  respuesta de la gente exitosa a esta pregunta de manera unánime fue: 10 años. La persistencia requiere disciplina. Disciplina es simplemente hacer algo que sabes que tienes que hacer, aun cuando tu no te sientes a gusto haciéndolo. Lo primero que tienes que saber es, que hacer. La mayoría de la gente no lo sabe. Has una lista y encuentra la fuerza de voluntad de hace lo que listaste. Esta es la parte más difícil de todas las claves, encontrar una positiva fuerza de voluntad de hacer lo que sabes que tienes que hacer.

5. Se amable con tus colaboradores

¿Por qué ser amable es importante? Porque será la gente a quien ayudes de la que adquirirás el arte, la que te ayudara a descubrir y desarrollar tu visión, dándote un trabajo, ofreciéndote oportunidades. La gente desea ayudar a otros, pero solo si ellos muestran la disponibilidad de trabajar, de contribuir y si es agradable tenerlos alrededor. La gente quiere ser positiva y tener gente entusiasta alrededor, gente que resuelva problemas, no gente que los cree.

6. A quien conoces

Si tú eres amable con los demás, lo demás se dará. Necesitas conocer y que te conozca la gente que ayudas, a la que te contrata, a la que te compra y la que te da un consejo. Has una lista de la gente que necesitas conocer y que te conozcan, buenos maestros, coaches, compañeros, mentores, clientes.

7. Talento.

Talento es la última cosa que necesitas. Tienes que tener algo, pero no necesitas mucho. Demasiado talento en ocasiones es una desventaja, las  cosas vienen muy fáciles, hay poco incentivo a empujar, arrogancia, poca  disponibilidad de lidiar con ellos por su falta de paciencia. Talento es  la habilidad natural de hacer algo extraordinario, pero poca gente dotada con un talento va mas haya que otras.

El éxito no depende de ser talentoso, note que es el último de la lista, un poco de talento combinado con las otras claves lo podrá guiar al éxito.

No culpe su falta de éxito por la falta de talento, será su actitud la que determine su altitud, no su talento o falta de eso.

Conclusión del tema: La persona que construye el camino de su éxito no afirma “esto es imposible”, sino que se pregunta “¿Qué debemos hacer para que esto sea posible?” y encontrará las respuestas para poner en práctica. Por esto podemos reafirmar que la persona que sabe lo que quiere no se deja distraer por las dificultades.

El éxito no es un lugar al que se llega después de recorrer un camino. El éxito es el camino mismo. Se recorre cada día. Se construye cotidianamente en todas las áreas de vida: personal, familiar, laboral, económica, emocional y espiritual.

6. LA IMPORTANCIA DE LA AUTOESTIMA

Objetivo del tema: Al término del tema el participante valorara su autoestima e incrementaran su valía personal.

Introducción: Toda persona tiene en su interior sentimientos, que según su personalidad puede manifestarlos de diferentes maneras. Muchas veces estas manifestaciones dependen de otros factores, según el lugar físico, sentimental y emocional, éstos pueden influir positiva o negativamente en la formación de la persona o sea en la autoestima.

 

La autoestima es la disposición a considerarse competente frente a los desafíos básicos de la vida y sentirse merecedor de la felicidad. Tener una alta autoestima es sentirse confiadamente apto para la vida, es decir, competente y merecedor; tener una baja autoestima es sentirse inapropiado para la vida.



 

Es la confianza en nuestra capacidad de aprender, de tomar decisiones y hacer elecciones adecuadas, y de afrontar el cambio.

 

La autoestima tiene dos componentes relacionados entre sí:



1.- la sensación de confianza frente a los desafíos de la vida: la eficacia personal.

2.- la sensación de considerarse merecedor de la felicidad: el respeto a uno mismo.

  

La eficacia personal


Significa confianza en el funcionamiento de mi mente, en mi capacidad para pensar y entender, para aprender a elegir y tomar decisiones: confianza en mi capacidad para entender los hechos de la realidad que entran en el ámbito de mis intereses y necesidades; en creer y confiar en mí mismo.

 

 


El respeto a uno mismo


Significa reafirmarme en mi valía personal; es una actitud positiva hacia el derecho de vivir y de ser feliz; el sentirme a gusto con mis pensamientos, mis deseos, mis necesidades; el sentimiento de que la alegría y la satisfacción son derechos innatos naturales.

 

La autoestima se manifiesta en nosotros y en los demás de manera sencilla y directa, los siguientes elementos nos lo demuestra:



 

  •       la autoestima se proyecta en el placer que uno tiene de estar vivo a través de un rostro, un ademán, en el modo de hablar y de moverse.

  •       La autoestima se expresa a sí misma en la tranquilidad con la que se habla de los logros o de los defectos de forma directa y honesta, púes uno está en amable relación con los hechos.

  •      La autoestima se expresa en el gusto que la persona experimenta en dar y recibir cumplidos, en las expresiones de afecto y aprecio.

  •         La autoestima se expresa en estar abierta a la crítica y en el alivio al reconocer los errores, porque la autoestima no está ligada a la imagen de ser perfectos.

  •        La autoestima se expresa a sí misma cuando las palabras y los movimientos de una persona se caracterizan por la tranquilidad y la espontaneidad, que reflejan el hecho de que la persona no está en guerra consigo misma.

  •        La autoestima se expresa en sí misma en la armonía existente entre lo que uno dice y hace y en la forma de mostrarse, expresarse y de moverse.

  •        La autoestima se expresa en sí misma en la actitud de mostrar curiosidad y de estar abierto a las nuevas ideas, a las nuevas experiencias, a las nuevas posibilidades de vida.

  •        La autoestima se expresa a sí misma en el hecho de que los sentimientos de ansiedad o inseguridad, si aparecen, con probabilidad se prestarán menos a la intimidación o al agobio, pues aceptarlos, manejarlos y elevarse por encima rara vez resulta excesivamente difícil.

  •        La autoestima se expresa a sí misma en la capacidad de disfrutar de los aspectos alegres de la vida, de uno mismo, de los demás.

  •        La autoestima se expresa a sí misma en la flexibilidad personal al responder a situaciones y desafíos, ya que se confía en uno mismo y no se ve la vida como maldición o fracaso.

  •        La autoestima se expresa a sí misma en el bienestar propio al mostrar un comportamiento firme consigo misma y con los demás.

  •         La autoestima se expresa a sí misma en una capacidad de preservar la calidad de equilibrio y de la dignidad en situaciones de estrés.

  •        Físicamente en la persona con autoestima podemos observar, unos ojos que están alerta, brillantes y llenos de vida, un rostro que esta relajado y tiende a exhibir un color natural y una buena tersura en la piel, una mandíbula relajada, hombros relajados y rectos, manos relajadas y sueltas, los brazos cuelgan de forma fácil y natural, una postura carente de tensión, recta y equilibrada; el paso tiende a ser decidido, sin ser agresivo y recargado.

 

La autoestima es, por tanto, el razonamiento de que soy apropiado para la vida, soy competente y tengo valía; es estar conciente y confiado en mi mismo.

 

La falsa autoestima


Algunas veces vemos a personas que disfrutan de un éxito mundano, son ampliamente estimadas, o tienen una experiencia pública de seguridad y no obstante están profundamente insatisfechas, ansiosas o deprimidas. Pueden proyectar la apariencia de ser eficaces y respetadas, pero nada hay de eso, en realidad.

 

La falsa autoestima es la ilusión de tener una eficacia y dignidad fuera de la realidad, es una protección para disminuir la ansiedad y proporcionarnos un sentido falso de seguridad para aliviar nuestras necesidades de una auténtica autoestima.



 

 

Importancia del autoconocimiento y del conocimiento de los demás.


 

La práctica de vivir concientemente

Vivir de manera conciente significa intentar ser conciente de todo lo que tiene que ver con nuestras acciones, propósitos, valores y metas, al máximo de nuestras capacidades, sean cuales sean y comportarnos de acuerdo con lo que vemos y conocemos. Vivir de manera conciente significa más que el mero ver y conocer; significa actuar sobre lo que vemos y conocemos. el vivir de manera conciente es vivir siendo responsable hacia la realidad, no es necesario que nos tenga que gustar lo que vemos, pero reconocemos que lo que existe, existe, y lo que no existe, no existe. Los deseos o temores, o negaciones no modifican los hechos.

 

Si no aportamos un adecuado nivel de conciencia a nuestras actividades, si no vivimos de manera conciente el precio inevitable es un mermado sentido de eficacia personal y de respeto a uno mismo. Nuestra mente es nuestro instrumento básico de supervivencia, si se traiciona ésta, se resiente la autoestima. la forma más simple de esta traición es la evasión de los hechos que nos causan perplejidad, duda, indecisión, por ejemplo:



 

“se que no estoy trabajando lo mejor que puedo, pero no quiero pensar sobre ello"

 

“se que mi forma de comer está arruinando mi salud, pero...."



 

“sé que mis hijos sufren por recibir tan poco de mí, y sé que les causo daño y resentimiento, pero algún día, de algún modo, cambiaré....."

 

Sé que mis archivos no están bien organizados, pero para lo que me pagan, y para lo que recibo de estímulos......"



 

“sé que algún día tengo que empezar a ordenar mis archivos, pero con eso de que no me dan material, cajas, estantes, puedo írmela llevando así....."

 

“sé que mi archivo tiene cada vez peores problemas, pero lo que hemos hecho ha funcionado en el pasado, ¿no?, de todos modos, esta cuestión no me trastorna, ni me quita el hambre, mi jefe es el responsable, y quizá la situación se resuelva por sí misma, de algún modo, o me lleguen a cambiar......"



La práctica de la aceptación de sí mismo

La autoestima es imposible sin la aceptación de sí mismo. Este concepto tiene tres niveles de significación:

 


  1. Aceptarse a sí mismo es estar de mi lado, -es estar para mí mismo- es una especie de egoísmo natural que es un derecho innato de todo ser humano orientado a la valoración y al compromiso consigo mismo. algunas personas se rechazan a sí mismas en un nivel tan profundo que no podrán comenzar ninguna labor de crecimiento hasta abordar este problema. la aceptación de mí mismo es mi negativa a estar en una relación de confrontación conmigo mismo. es no pelearme conmigo mismo.

 

  1. Aceptarse a sí mismo es la disposición a experimentar plenamente mis pensamientos, sentimientos, emociones mis acciones, mis sueños, no como algo lejano, o algo distinto a mí, sino como parte de mí esencia, ya que permito que se expresen y no los reprimo. vivir en toda su intensidad lo que estoy sintiendo, pensando, haciendo. si pienso en ideas que me causan trastorno, estoy pensando en ellas; o un deseo inadecuado, lo estoy sintiendo, lo que es verdad, es verdad, no lo racionalizo, niego o intento descartarlo mediante explicaciones. estoy sintiendo lo que estoy sintiendo y acepto la realidad de mi experiencia. así pues, si me enfrento a un error que he cometido, al aceptar que es mi error soy libre de aprender de él y de hacer mejor las cosas en el futuro. si me niego a aceptar que a menudo vivo, de manera no conciente, de forma irresponsable, pasivamente, cómo voy a aprender a vivir de manera conciente, más responsable, y de manera más activa.

 

  1.     La aceptación de sí mismo conlleva la idea de compasión, de ser amigo de mí mismo. supongamos que he hecho algo que lamento, o de lo cual estoy avergonzado y por lo cual me reprocho, la aceptación de sí mismo, no niega la realidad, no afirma que sea en realidad correcto lo que está mal, sino que indaga el contexto en el que se llevó a cabo una acción. quiere comprender el porqué. quiere conocer por qué algo que está mal o es inadecuado se consideró deseable o adecuado o incluso necesario en su momento.


La práctica de la responsabilidad de sí mismo.

Para sentirme competente para vivir y digno de la felicidad, necesito experimentar una sensación de control sobre mi vida. Esto exige estar dispuesto a asumir la responsabilidad de mis actos y del logro de mis metas. Lo cual significa que asumo la responsabilidad de mi vida y bienestar. La responsabilidad de uno mismo es esencial para la autoestima, y es también un reflejo o manifestación de la misma. La práctica de la responsabilidad de sí mismo supone la admisión de lo siguiente:




  • yo soy responsable de la consecución de mis deseos.

  • yo soy responsable de mis elecciones y acciones

  • yo soy responsable del nivel de conciencia que dedico a mi trabajo

  • yo soy responsable de mi conducta con otras personas, compañeros de trabajo, socios, clientes, cónyuge, hijos, amigos.

  • yo soy responsable de la manera de jerarquizar mi tiempo

  • yo soy responsable de la calidad de mi trabajo

  • yo soy responsable de mi felicidad personal

  • yo soy responsable de aceptar o elegir los valores según los cuales vivo.

 

Lo que implica cada uno de estos aspectos desde el punto de vista del comportamiento es el desarrollo y la aplicación de un plan de acción, soy yo quien tiene que descubrir cómo le voy hacer.

 

La práctica de la autoafirmación

La autoafirmación significa respetar mis deseos, necesidades y valores y buscar su forma de expresión adecuada en la realidad.

 

Su opuesto es la entrega a la timidez consistente en confinarme a mí mismo a un perpetuo segundo plano en el que todo lo que yo soy permanece oculto o frustrado para evitar el enfrentamiento con alguien cuyos valores son diferentes de los míos, o para complacer, aplacar o manipular a alguien, o simplemente para estar en buena relación con alguien.



 

La autoafirmación no significa hostilidad o agresividad inadecuada; no significa abrirse paso para ser el primero o pisar a los demás; no significa afirmar mis propios derechos siendo ciego o indiferente a los de todos los demás. Significa simplemente la disposición a valerme por mí mismo, a ser quien soy abiertamente, a tratarme con respeto en todas las relaciones humanas. Equivale a una negativa a falsear mi persona para agradar a los demás.

 

Ejercer la autoafirmación es vivir de forma auténtica, hablar y actuar desde mis convicciones y sentimientos más íntimos, es una forma de vida, una regla (admitiendo que en ocasiones puede haber circunstancias particulares en las que está justificado que decida no hacerlo, por ejemplo, cuando me enfrento a un atracador. a veces la autoafirmación se manifiesta presentando voluntariamente una idea o haciendo un cumplido; a veces mediante un adecuado silencio que da a entender nuestro desacuerdo: a veces negándonos a sonreír ante un chiste tonto.



 

Identificación de recursos personales para elevar la motivación propia y de los compañeros de trabajo.
La práctica vivir con propósito es utilizar nuestras facultades para la consecución de las metas que hemos elegido: la meta de estudiar, de crear una familia, de organizar nuestros archivos, de ganarnos la vida, de empezar un negocio nuevo, de hacer ejercicio, de dedicarles más tiempo a nuestros hijos, pareja, amigos, padres. Son nuestras metas las que nos impulsan, las que nos exigen aplicar nuestras facultades, las que vigorizan nuestra vida.

 

Vivir con propósito es vivir productivamente, es una exigencia de nuestra capacidad para afrontar la vida. La productividad es el acto de conservación de la vida plasmando nuestras ideas en la realidad, fijando nuestras metas y actuando para conseguirlas, el acto de dar la vida a los conocimientos, bienes y servicios.



 

Como forma de actuar en el mundo, la práctica de vivir con propósito supone las siguientes cuestiones básicas:

 


  • Asumir la responsabilidad de plantearnos metas y propósitos de manera conciente.

  • Interesarse por identificar las acciones necesarias para conseguir nuestras metas

  • Controlar la conducta para verificar que concuerda con nuestras metas.

  • Prestar atención al resultado de nuestros actos, para averiguar si conducen a donde queremos llegar.

 

Vivir sin propósito es vivir a merced del azar, del acontecimiento fortuito, de la llamada telefónica fortuita, del encuentro casual, porque no tenemos una norma mediante la cual juzgar lo que vale la pena y no vale la pena hacer. Las fuerzas exteriores nos impulsan, como un corcho que flota en el agua, sin una iniciativa nuestra que fije un curso específico. Nuestra orientación hacia la vida es reactiva en vez de proactiva. Vamos a la deriva.

 

6.- la práctica de la integridad personal

La integridad consiste en la integración de ideales, convicciones, normas, creencias, por una parte, y la conducta por otra. Cuando nuestra conducta es congruente con nuestros valores declarados, cuando concuerdan los ideales y la práctica, tenemos integridad.

La integridad significa congruencia, concordancia entre las palabras y el comportamiento. Hay varios estudios que revelan que en las organizaciones hay muchas personas que no confían en sus superiores. ¿Por qué? Por falta de congruencia. Por hermosas declaraciones de intenciones que no se cumplen en la práctica. Por la doctrina del respeto al individuo que no se aplica en realidad. Por los eslóganes por el servicio al cliente en las paredes que no se corresponden con la realidad del trabajo cotidiano. Por los sermones sobre la honestidad traicionados mediante las trampas. Por las promesas de equidad traicionadas por el favoritismo. Sin embargo en la mayoría de las organizaciones hay hombres y mujeres en quienes los demás confían. ¿Por qué? porque mantienen su palabra, porque cumplen sus compromisos, porque no se limitan a prometer que defienden a su gente, sino que lo hacen. Porque no predican la equidad sino que la practican. Porque no se limitan a aconsejar honestidad e integridad sino que la viven.

La autoestima es una necesidad que requerimos para funcionar eficazmente, si nos falta no necesariamente moriremos, pero si nos falta en grandes dosis perjudicará nuestra capacidad de funcionar. La autoestima proporciona una contribución esencial para el proceso vital y es indispensable para un desarrollo normal y saludable.

Una autoestima poco adecuada se puede revelar en:


  • Una mala elección de la pareja

  • Un matrimonio que sólo presenta frustraciones

  • En una profesión que no te lleva a ninguna parte

  • En una mala organización de tu trabajo

  • En la incapacidad para disfrutar del éxito

  • En el comer y vivir destructivamente

  • En metas, sueños que nunca se cumplen

  • En la ansiedad o depresión crónicas

  • Baja resistencia a las enfermedades

  • Bajo rendimiento en el trabajo

  • En un hambre insaciable de amor y de obtener la aprobación de los demás.



En nosotros está la responsabilidad de tener una alta o baja autoestima; revisemos qué resultados hemos tenido hasta ahora en los diferentes aspectos de nuestra vida, esto nos servirá de parámetro para corregirnos e impulsarnos en la búsqueda de la felicidad.

Conclusión del tema: La autoestima es el sentimiento valorativo de nuestro ser, de nuestra manera de ser, de quienes somos nosotros, del conjunto de rasgos corporales, mentales y espirituales que configuran nuestra personalidad, además es aprender a querernos y respetarnos, es algo que se construye o reconstruye por dentro. Esto depende, también, del ambiente familiar, social y educativo en el que estemos y los estímulos que este nos brinda. La influencia que tiene la familia en la autoestima del niño o niña es muy importante, ya que esta es la que le trasmite o le enseña los primeros y más importantes valores que llevaran al niño a formar, a raíz de estos, su personalidad y su nivel de autoestima. Muchas veces los padres actúan de diferentes maneras, que pueden ser perjudiciales para el niño dejándole marcas difíciles y un continuo dolor oculto que influirá en el desarrollo de su vida; a estos padres se los llama mártires o dictadores. Pero también están los que le valoran y reconocen sus logros y sus esfuerzos y contribuyen a afianzar la personalidad.

7. PRINCIPIOS PARA ELEVAR EL NIVEL DE MOTIVACIÓN

Objetivo del tema: Al término del tema el participante detectara su nivel de motivación.
Introducción: Es indudable que el lenguaje articulado constituye una de las manifestaciones características que separan al hombre de los seres irracionales. Éstos últimos expresan y comunican sus sensaciones por medios instintivos, pero no hablan, a diferencia de los seres dotados de conciencia.

La investigación psicológica ha logrado identificar factores de riesgo que ponen en peligro el desarrollo psicosocial de la persona y, consecuentemente, su desempeño en los estudios. López, et al. Reconocen la existencia de cuatro factores que afectan el desempeño académico:


• Factores fisiológicos


• Factores pedagógicos
• Factores psicológicos
• Factores sociológicos

Los factores fisiológicos influyen en forma importante en el bajo rendimiento de los estudiantes; sin embargo, es difícil precisar en qué grado afectan realmente, ya que, por lo general, se encuentran interactuando con otros factores. Dentro de los de orden fisiológico, los que principalmente permiten predecir el comportamiento de las calificaciones escolares están: Modificaciones endocrinológicas que afectan al a la persona. Deficiencias en los órganos de los sentidos, principalmente en la vista y en la audición. Desnutrición. Salud y peso de los personas. Estos factores que disminuyen la motivación, la atención y la aplicación en las tareas, también afectan la inmediata habilidad del aprendizaje en el área laboral y limitan las capacidades intelectuales.

Los factores pedagógicos son aquellos que se relacionan directamente con la calidad de la enseñanza. Entre ellos se encuentran: Número de alumnos por maestro. Utilización de métodos y de materiales inadecuados.
Motivación del maestro y tiempo dedicado a la preparación de sus clases.

En cuanto a los factores psicológicos conviene señalar que algunas personas presentan desórdenes en sus funciones psicológicas básicas, tales como: percepción, memoria y conceptualización. El mal funcionamiento de ellas contribuye a las deficiencias en el aprendizaje. Por otro lado, el rendimiento académico es influido por variables de personalidad, motivacionales, actitudinales y afectivas, que se relacionan con aspectos como nivel escolar, sexo y aptitudes.

Entre los problemas más comunes en el grupo de edad que estudia una carrera universitaria se encuentran los problemas de índole emocional, que corresponden a la etapa de la adolescencia (temprana y tardía), ya que estos jóvenes enfrentan un periodo de cambio en muchas áreas de su vida. Además, se ha observado que el rendimiento es reflejo, entre otras cosas, del tipo de hábitos de estudio con los que cuentan los estudiantes para su desempeño escolar. Si se considera que los problemas del aprendizaje se presentan en todas las edades, se puede suponer que una de las causas del bajo rendimiento académico es el mal uso o la falta de estrategias de estudio que permitan al estudiante aprovechar de manera óptima los conocimientos adquiridos en el proceso de enseñanza y aprendizaje.
Finalmente, los factores sociológicos son aquéllos que incluyen las características socioeconómicas y familiares de los estudiantes. Entre éstas se encuentran: la posición económica de la familia, el nivel de escolaridad y ocupación de los padres y la calidad del medio ambiente que rodea al estudiante, las cuales influyen en forma significativa en el rendimiento escolar de los mismos. Además, estas variables se relacionan con los índices de ausentismo escolar y con conductas disruptivas.
Por su parte Vincent Tint elaboró un modelo explicativo de la deserción escolar aplicable al problema del bajo desempeño escolar. Dicho modelo considera al individuo en constante interacción con el sistema social y con el sistema académico y que el rendimiento escolar está determinado, en gran medida, por sus antecedentes familiares (nivel educativo, intereses, logros académicos, nivel socioeconómico y expectativas de los padres); características individuales (rasgos de personalidad, capacidad de desempeño y sexo); antecedentes educativos (promedio de calificaciones, características de las escuelas y maestros), y por el compromiso para alcanzar sus metas educativas (expectativas, aspiraciones y grado de compromiso).

Tinto sostiene que tanto el sistema escolar como el alumno son retroalimentados permanentemente por el sistema social. Este último contempla variables tales como: cambios en la oferta y demanda del mercado laboral, relaciones interpersonales con pares académicos, maestros y personal administrativo, clima social de la institución, grupos de apoyo y ajuste social a la institución.


Considerado el sustento teórico que subyace al fenómeno del bajo desempeño académico, es necesario determinar la influencia que ejercen aquellas variables, sobre el desempeño académico y la salud mental de los individuos.

Conclusión del tema: Así, la eficiencia diaria en la escuela es inferior a lo que podría esperarse de su inteligencia. De lo anterior se extraen dos conclusiones: primera, al confirmar que el problema se debe a causas intelectuales y no orgánicas, se supondría que la recuperación es altamente probable; segunda, al detectarse las causas que lo provocan, podrían diseñarse mecanismos que ayuden a prevenir o a corregir el problema del aprendizaje escolar.
8. RELACIÓN ENTRE PENSAMIENTO SENTIMIENTO Y CONDUCTA
Objetivo del tema: Al término del tema el participante reconocerá sus pensamientos, sentimientos y conductas como influyen en nuestra vida.

Introducción: Lo que el individuo siente y piensa no corresponde muchas veces con su realidad externa. De este modo puede sentir en su yo interno, en privado consigo mismo de manera consciente y más a menudo inconscientemente, sentimientos que inhibe en público, generando incongruencias entre el auto concepto regido por las condiciones de valoración externa y la experiencia sentida, lo que puede provocar psicopatologías.

Pensamiento (mente)

El pensamiento es la actividad y creación de la mente, dícese de todo aquello que es traído a existencia mediante la actividad del intelecto.



El término pensamiento es comúnmente utilizado como forma genérica que define todos los productos que la mente puede generar incluyendo las actividades racionales del intelecto o las abstracciones de la imaginación; todo aquello que sea de naturaleza mental es considerado pensamiento, bien sean estos abstractos, racionales, creativos, artísticos, etc.

Definición

  • Pensar: Proceso psíquico racional, subjetivo e interno de conocer, comprender, juzgar y razonar los objetivos y hechos. El pensar produce el pensamiento.

  • Pensamiento: Fenómeno psíquico racional. objetivo y externo derivado del pensar para la solución de problemas.

  • Lenguaje: Es la función de expresión del pensamiento en forma oral y escrita para la comunicación y el entendimiento de los seres humanos nos plantea dos definiciones de pensamiento, una de las cuales se relaciona directamente con la resolución de problemas.

"El proceso de pensamiento es un medio de planificar la acción y de superar los obstáculos entre lo que hay y lo que se proyecta" "El pensamiento se podría definir como imágenes, ensoñaciones o esa voz interior que nos acompaña durante el día y en la noche en forma de sueños”. La estructura del pensamiento o los patrones cognitivos son el andamiaje mental sobre el que conceptualizamos nuestra experiencia o nuestra realidad.

Operaciones del Pensar

  • Conceptuar: Operación del pensar del concepto. El concepto es una operación mental por la que se abarca en un solo acto del pensamiento las características esenciales de una clase. implica las operaciones de abstracción, comprensión y generalización. Ejemplo: El concepto de educación

  • Juzgar: Operación del pensar que consiste en elaborar juicios. El juicio es el acto por el cual el sujeto expresa su postura ante el objeto, se afirma o rechaza algo.

  • Razonar: Operación del pensar por la cual se produce el raciocinio que es el recurso del pensamiento que cubre la relación esencial y general entre las cosas por medio de juicios hasta llegar a una conclusión. Ejemplo: El sauce es un árbol, el árbol es una planta. luego el sauce es una planta.

Características del pensamiento

  • El pensar lógico se caracteriza porque opera mediante conceptos.

  • El pensar siempre responde a una motivación, que puede estar originada en el ambiente natural, social o cultural, o en el sujeto pensante.

  • El pensar es una resolución de problemas. La necesidad exige satisfacción.

  • El proceso del pensar lógico siempre sigue una determinada dirección. Esta dirección va en busca de una conclusión o de la solución de un problema, no sigue propiamente una línea recta sino más bien zigzagueante con avances, paradas, rodeos y hasta retrocesos.

  • El proceso de pensar se presenta como una totalidad coherente y organizada, en lo que respecta a sus diversos aspectos, elementos y etapas.

Clases del Pensar

  • Empírico: Es el pensar cotidiano, espontáneo y superficial basado esencialmente en la práctica y en las experiencias.

  • Científico: Es el pensar sistemático, integrado por un sistema de conceptos, juicios y razonamientos acerca de los objetos y leyes del mundo externo y de lo humano.

  • Lógico: Es el pensamiento orientado, guiado y sujeto a los principios racionales de la mente

Tipos de Pensamiento

  • Pensamiento Deductivo: Va de lo general a lo particular. Es una forma de razonamiento de la que se desprende una conclusión a partir de una o varias premisas.

  • Pensamiento Inductivo: Es el proceso inverso del pensamiento deductivo, es el que va de lo particular a lo general. La base es la figuración de que si algo es cierto en algunas ocasiones, lo será en otras similares aunque no se puedan observar.

  • Pensamiento Analítico: Realiza la separación del todo en partes que son identificadas o categorizadas.

  • Pensamiento de Síntesis: Es la reunión de un todo por la conjunción de sus partes.

  • Pensamiento Creativo: aquel que se utiliza en la creación o modificación de algo, introduciendo novedades, es decir, la producción de nuevas ideas para desarrollar algo nuevo o modificar algo existente.

  • Pensamiento Sistémico: Es una visión compleja de múltiples elementos con sus diversas interrelaciones. Sistémico deriva de la palabra Sistema, lo que nos indica que debemos ver las cosas de forma interrelacionada.

  • Pensamiento Crítico: Examina la estructura de los razonamientos sobre cuestiones de la vida diaria, y tiene una doble vertiente analítica y evaluativa. Intenta superar el aspecto mecánico del estudio de la lógica.

Es evaluar el conocimiento, decidiendo lo que uno realmente cree y por qué. Se esfuerza por tener consistencia en los conocimientos que acepta y entre el conocimiento y la acción.

  • Pensamiento Interrogativo: Es el pensamiento con el que se hacen preguntas, identificando lo que a uno le interesa saber sobre un tema.

Relación entre el pensamiento y el lenguaje

  • El pensamiento se expresa a través del lenguaje.

  • El pensamiento no sólo se refleja en el lenguaje, sino que lo determina.

  • El pensamiento precisa el lenguaje.

  • El lenguaje transmite los conceptos juicios y raciocinios del pensamiento.

  • El pensamiento se conserva y fija a través del lenguaje.

  • El lenguaje ayuda al pensamiento a hacerse cada vez más concreto.

  • El pensamiento es la expresión del ser racional del que procura descubrir hasta lo más mínimo y lo convierte en un conocimiento.

El lenguaje es simplemente un manejo de símbolos (dígase codificación) y el pensamiento es subjetivo y manifiesta autoconceptualización no regida por el pensamiento

Por lo tanto los sentimientos son la respuesta física y Espiritual de la forma en que siente y reacciona el ser humano ante los eventos de la vida diaria. Los sentimientos son naturales pertenecen al mundo afectivo o espiritual, no es posible evitar que sucedan y están regidos por las leyes que gobiernan el funcionamiento energético del cerebro. Inhibir un sentimiento equivale a fomentar un anhelo, postergar un anhelo fomenta una frustración o una vehemencia. Los sentimientos necesitan de un cauce para ser satisfechos y hacernos sentir completos.

Dado que todos los individuos manifestamos los mismos sentimientos en diferentes situaciones, se puede decir que nunca hay dos situaciones iguales ni dos personas que manifiesten exactamente la misma intensidad del sentimiento desencadenado por un evento común a ellos, por lo que se puede decir que son distintos, y que las personas responden de manera diferente a los sentimientos ajenos, algunas veces positivamente y algunas veces negativamente. Ésta es la principal pauta por la cual decidimos satisfacerlos o inhibirlos: la impresión que causaremos a los demás. Cuando decidimos inhibirlos puede ser de forma temporal o radical, pero lo verdaderamente importante es actuar responsablemente con los sentimientos, tanto en palabras como en acciones, se aprende a respetarse a sí mismo y a respetar a otros. El sentimiento obedece al campo espiritual o noologico de la persona así como las cognificanes al campo mental o los actos al físico, encontraremos siempre el cauce apropiado que satisfará nuestros sentimientos.

Conclusión del tema: Es muy difícil actuar responsablemente cuando las acciones son el resultado de la vehemencia. Por el contrario, los sentimientos enriquecen y fomentan la satisfacción y felicidad del ser, disfrute que se necesita para encontrar sentido a la vida. Muchas veces los mitos y las afirmaciones inconsecuentes complican los sentimientos, empujando al anhelo vehemente y en consecuencia a actuar irreflexivamente. Pero el sentimiento siempre es irracional e irreflexivo por ser contrario a la razón. No debemos olvidar que los anhelos y aspiraciones pertenecen al campo noologico o espiritual y que su unida es el sentimiento. Mientras que la imagen e idea al campo mental y el acto al físico.

9. PRODUCTIVIDAD

Objetivo del tema: Al término del tema el participante reconocerá y será conciente del nivel que se encuentra de productividad.

Introducción: La productividad, también conocido como eficiencia es genéricamente entendida como la relación entre la producción obtenida por un sistema de producción o servicios y los recursos utilizados para obtenerla. También puede ser definida como la relación entre los resultados y el tiempo utilizado para obtenerlos: cuanto menor sea el tiempo que lleve obtener el resultado deseado, más productivo es el sistema.[1]

En el ámbito de desarrollo profesional se le llama PRODUCTIVIDAD (P) al índice económico que relaciona la producción con los recursos empleados para obtener dicha producción, expresado matemáticamente como: P = producción/recursos

La productividad evalúa la capacidad de un sistema para elaborar los productos que son requeridos y a la vez el grado en que aprovechan los recursos utilizados, es decir, el valor agregado.

Una mayor productividad utilizando los mismos recursos o produciendo los mismos bienes o servicios resulta en una mayor rentabilidad para la empresa. Por ello, el Sistema de gestión de la calidad de la empresa trata de aumentar la productividad.

La productividad va relacionada con la mejora continua del sistema de gestión de la calidad y gracias a este sistema de calidad se puede prevenir los defectos de calidad sin que lleguen al usuario final. La productividad va en relación a los estándares de producción. Si se mejoran estos estándares, entonces hay un ahorro de recursos que se reflejan en el aumento de la utilidad.

Factores que influyen en la productividad

Además de la relación de cantidad producida por recursos utilizados, en la productividad entran a juego otros aspectos muy importantes como:


  • Calidad: La calidad es la velocidad a la cual los bienes y servicios se producen especialmente por unidad de labor o trabajo.

  • Productividad = Salida/ Entradas

  • Entradas: Mano de Obra, Materia prima, Maquinaria, Energía, Capital.

  • Salidas: Productos.

  • Misma entrada, salida más grande

  • Entrada más pequeña misma salida

  • Incrementar salida disminuir entrada

  • Incrementar salida más rápido que la entrada

  • Disminuir la salida en forma menor que la entrada

Mejora de la productividad

La mejora de la productividad se obtiene innovando en :



  • Tecnología

  • Organización

  • Recursos humanos

  • Relaciones laborales

  • Condiciones de trabajo

  • Otros

Como se mide la productividad?

La productividad se define como la relación entre insumos y productos, en tanto que la eficiencia representa el costo por unidad de producto. Por ejemplo:

En el caso de los servicios de salud, la medida de productividad estaría dada por la relación existente entre el número de consultas otorgadas por hora/médico. La productividad se mediría a partir del costo por consulta, mismo que estaría integrado no solo por el tiempo dedicado por el médico a esa consulta, sino también por todos los demás insumos involucrados en ese evento particular, como pueden ser materiales de curación medicamentos empleados, tiempo de la enfermera, etc.

En las empresas que miden su productividad, la fórmula que se utiliza con más frecuencia es:

Productividad: Número de unidades producidas Insumos empleados

Este modelo se aplica muy bien a una empresa manufacturera, taller o que fabrique un conjunto homogéneo de productos. Sin embargo, muchas empresas moderas manufacturan una gran variedad de productos. Estas últimas son heterogéneas tanto en valor como en volumen de producción a su complejidad tecnológica puede presentar grandes diferencias. En estas empresas la productividad global se mide basándose en un número definido de " centros de utilidades " que representan en forma adecuada la actividad real de la empresa.

La fórmula se convierte entonces en:

Productividad: Producción a + prod.b + prod. N...

Insumos empleados

Finalmente, otras empresas miden su productividad en función del valor comercial de los productos.

Productividad: Ventas netas de la empresa

Salarios pagados

Todas estas medidas son cuantitativas y no se considera en ellas el aspecto cualitativo de la producción (un producto debería ser bien hecho la primera vez y responder a las necesidades de la clientela) . Todo costo adicional ( reinicios, refabricación, reemplazo reparación después de la venta) debería ser incluido en la medida de la productividad. Un producto también puede tener consecuencias benéficas o negativas en los demás productos de la empresa. En efecto di un producto satisface al cliente, éste se verá inclinado a comprar otros productos de la misma marca; si el cliente ha quedado insatisfecho con un producto se verá inclinado a no volver a comprar otros productos de la misma marca.

El costo relacionado con la imagen de la empresa y la calidad debería estar incluido en la medida de la productividad

Con el fin de medir el progreso de la productividad, generalmente se emplea el INDICE DE PRODUCTIVIDAD (P) como punto de comparación:
P= 100*(Productividad Observada) / (Estándar de Productividad)

La productividad observada es la productividad medida durante un periodo definido (día, semana. Mes, año) en un sistema conocido (taller, empresa, sector económico, departamento, mano de obra, energía, país) El estándar de productividad es la productividad base o anterior que sirve de referencia.

Con lo anterior vemos que podemos obtener diferentes medidas de productividad, evaluar diferentes sistemas, departamentos, empresas, recursos como materias primas, energía, entre otros.

Pero lo más importante es ir definiendo la tendencia por medio del uso de índices de productividad a través del tiempo en nuestras empresas, realizar las correcciones necesarias con el fin de aumentar la eficiencia y ser más rentables.

Elementos importantes a considerar para aumentar la productividad de la empresa son el capital humano como la inversión realizada por la organización para capacitar y formar a sus miembros y el instructor de la población trabajadora que son los conocimientos y habilidades que guardan relación directa con los resultados del trabajo.

Factores internos y externos que afectan la productividad



Factores Internos:

* Terrenos y edificios

* Materiales * Energía
* Máquinas y equipo
* Recurso humano

Factores Externos:
* Disponibilidad de materiales o materias primas.
* Mano de obra calificada
* Políticas estatales relativas a tributación y aranceles
* Infraestructura existente
* Disponibilidad de capital e interese
* Medidas de ajuste aplicadas

Para cualquier proceso productivo se utilizan los factores en diferentes proporciones según el bien de que se trate. La producción total de una empresa es el resultado de la conjunción de todos los factores productivos.  Si se aumenta la cantidad aportada de todos los factores, la producción aumentará indefinidamente. Pero si se mantiene igual la cantidad aplicada de todos los factores y se empieza a aumentar la cantidad de sólo un factor, la producción total aumentará cada vez más lentamente hasta dejar de crecer.  Esta es la que se conoce como ley de los rendimientos decrecientes.

Para estudiar el funcionamiento de las empresas, el análisis económico neoclásico utiliza el concepto de producto o productividad marginal, el aumento en la producción que se consigue añadiendo una unidad más de un factor. La productividad marginal o rendimiento del factor es decreciente desde el principio y, cuando la producción total empieza a decrecer, llega a ser negativa.

Supongamos que en una empresa se mantienen constantes las instalaciones, la maquinaria, la cantidad de materias primas aplicadas y la cantidad de energía contratada, pero que empezamos a aumentar el número de trabajadores. Al principio la producción aumentará, pero llegará un momento en que, por muchos trabajadores nuevos que entren, no se conseguirá aumentar la producción ni siquiera en una unidad; incluso es posible que un mayor número de trabajadores sólo sirva para estorbar a los demás impidiéndoles trabajar de forma eficiente por lo que se reduciría la producción total. Es decir, debido a la ley de los rendimientos decrecientes, la productividad marginal del trabajo, al igual que la de cualquier otro factor, decrece hasta hacerse nula e incluso negativa.

De un modo general, la productividad se refiere a lo que genera el trabajo: la producción por cada trabajador, la producción por cada hora trabajada, o cualquier otro tipo de indicador de la producción en función del factor trabajo. Lo habitual es que la producción se calcule utilizando números índices (relacionados, por ejemplo, con la producción y las horas trabajadas), y ello permite averiguar la tasa en que varía la productividad.

Competitividad: La competitividad se define como la capacidad de respuesta o de acción de un país, una empresa o un individuo, para afrontar la competencia abierta ya sea entre naciones, empresas o individuos, la competitividad siempre será un concepto relativo a otros elementos; por ejemplo, Colombia es más competitivo en la producción de café que ecuador....  

Gerencia: La gerencia tiene que ver con la toma de decisiones, con la capacidad de maniobra de un individuo o una organización para tomar las decisiones adecuadas para el buen funcionamiento de sus negocios o actividades, además se puede asociar con el problema del manejo de recursos escasos, los cuales deben ser utilizados eficientemente con el fin de lograr los objetivos propuestos.  

Los dos primeros conceptos están ligados, más no son iguales; la productividad por ejemplo, no puede asociarse inmediatamente con la competitividad; por ejemplo, si un país mejora su productividad en la elaboración de algún producto, no necesariamente será más competitivo en los mercados internacionales, ya que la competitividad es un concepto más comparativo, mientras que la productividad se podría considerar como un factor más interno y propio.



¿Por qué medir la productividad?

Muchas empresas, especialmente aquellas que intentan la competencia internacional están muy conscientes acerca de su lenta productividad y están altamente interesadas en mejorarla. Las empresas utilizan una gran variedad de orientaciones para mejorar la productividad. Las tres principales vías son:



Tecnológica, la cual se enfoca a adquisición de equipamiento y software especializado; administrativa, la cual se orienta a definir la misión estratégica más claramente, cambiar la estructura básica, y aplicar las técnicas de administración de operaciones, y conductual la cual se enfoca al trabajador, a incrementar su motivación y participación.

Ante la competitividad mundial, la productividad es un factor determinante en el éxito o fracaso de las empresas. Bill Gates, el empresario más rico del mundo, en una reciente entrevista citó: “es un momento maravillosos en el mundo del software” y por ello piensa que se han de utilizar todas sus ventajas competitivas. Junto a esto, explicó que el software da a las empresas la posibilidad de reducir sus costes y mejorar su productividad.



  • Porque se fortalece la cultura de la productividad dentro de un ambiente mensurable.

  • Porque permite evaluar el desempeño, definir estrategias y establecer políticas visionarias.

  • Porque se obtienen bases sólidas para la planeación estratégica y sus acciones tácticas, con lo cual se puede fortalecer las relaciones entre directivos y colaboradores.

  • Porque es necesario establecer una política salarial acorde con la productividad laboral, la calidad empresarial y la rentabilidad organizacional.

  • Porque conocer la productividad y la rentabilidad servirá para establecer políticas y con ello estimular la cooperación o construcción colectiva.

  • Porque conocer la productividad permitirá visionar políticas empresariales.

  • Porque así como el PIB "per cápita" es comúnmente la base para el bienestar económico de los países, en las empresas es importante incluirlo, con el objeto de evaluar el desempeño de cada colaborador y la generación de valor agregado en mayor proporción a la que aumente el número de empleados, obviamente dentro de un espíritu social y humanamente respetuoso.

¿Cómo se eleva la productividad?

Son varias las formas en que se puede aumentar la productividad:

Ser más prácticos, invertir en el conocimiento y en herramientas para hacer el trabajo más fácil, con menor esfuerzo o para producir más.

Modificando la técnica de trabajo para eficientizarlo



  • Forjando cultura.

  • Entrenando, preparando y exigiendo al Talento humano.

  • Incorporando valor al producto.

  • Con mejores compras – mejores procesos - mejores productos – mejores servicios - mejores ventas – mejores mercados – mejores clientes – mejores desarrollos - ...

  • Mejorando y aprovechando la tecnología, equipos, herramientas, infraestructura.

  • Invirtiendo en capital físico, capital humano,...

  • Dando lectura y buena comprensión a los indicadores emitidos por los estados financieros, las razones financieras; utilidad y rentabilidad, velocidad a la que ingresa el dinero vrs. velocidad a la que sale el dinero...

  • Aprendiendo a innovar hacia las preferencias del cliente y las mejores formas de producción.

¿Y la competitividad?

  • Productividad es en esencia competitividad y competitividad es consecuencia de productividad.

  • Siendo competitivos se elevan los ingresos y el empleo sostenible.

  • Las ventajas competitivas se concretan en ventas crecientes y con ello se aumenta el empleo de los recursos productivos y las remuneraciones a tales factores.

Conclusión del tema: La productividad es, sobre todo, una actitud de la mente. Ella busca mejorar continuamente todo lo que existe. Está basada en la convicción de que uno puede hacer las cosas mejor hoy que ayer y mejor mañana que hoy. Además, ella requiere esfuerzos sin fin para adaptar actividades económicas a condiciones cambiantes aplicando nuevas teorías y métodos.

Es Una Creencia Firme En El Progreso Humano

CONCLUSIÓN FINAL

El clima y ambiente laboral de una organización es bastante subjetivo e influido por multitud de variables. Todos los factores o variables interaccionan de diversa manera según las circunstancias y los individuos. Los aspectos psíquicos, anímicos, familiares, sociales, de educación y formación, económicos que rodean la vida de cada individuo influyen en su consideración del clima laboral de su empresa. Esos diversos aspectos, que se entrelazan en la vida de una persona, pueden hacerle ver la misma situación en positivo o en negativo.

“Aunque tengamos en cuenta todo eso, es posible efectuar mediciones de clima y ambiente laboral. Estas van a reflejar lo que hay en la mente y en los sentimientos de los empleados que intervengan en ellas.

Uno de los grandes obstáculos que encontramos en el camino hacia una vida mejor es la falta de motivación. A menudo sabemos lo que debemos hacer para lograr nuestro objetivo sin embargo vacilamos, algo nos aparta del rumbo o simplemente no nos dan ganas de hacer lo que se requiere.

Crear motivación diaria no es tan difícil como puede parecer al principio. A continuación te ofrezco algunos secretos prácticos para que logres motivarte diariamente:

Relacionar el sufrimiento futuro por tu falta de acción en el presente. Por ejemplo, si no quieres levantarte para ir a trabajar pues relaciona esto con las consecuencias: perderás el trabajo, tu salario, la posibilidad de comprar las cosas que te gustan, etc., entonces vas a ver que pensar en los efectos negativos de tu inacción hará que te levantes y comiences tu día con ganas.

Observar en tu mente los premios a tu esfuerzo. Proyectar en tu cerebro aquellas recompensas a tu empeño y dedicación es una de las técnicas más efectivas para adquirir motivación inmediata. Imagina el día en el que después de tanto trabajo finalmente recibes ese diploma de graduación o después de tanto sudor llegas a comprarte ese carro o esa casa que tanto deseas, son estos pensamientos positivos los que van a determinar tus logros.

Mantener tu cuerpo en un buen estado físico. Sin energía no puedes tener motivación diaria. Si tu cuerpo está enfermo o desgastado es más difícil adquirir motivación. Tomate una tacita de café, pero tampoco abuses; haz ejercicio, camina cuanto puedas; duerme bien; no consumas mucha azúcar, los alimentos con azúcar matan la energía; practica respiración; escucha música alegre; sonríe.

Concéntrate en la meta mayor y prioriza. Quizás para llegar a la meta mayor debes realizar muchas tareas aburridas o fastidiosas (metas pequeñas y tediosas) pero si te concentras en la meta mayor pronto te llegara la motivación.

Resuelve tus problemas personales. Si estás contento estarás mas motivado pero si andas deprimido no podrás motivarte. Resuelve tus sentimientos negativos. Practica el perdón; pide disculpas, controla tu ira. Anímate, esfuérzate por apartar de tu vida la tristeza y la depresión Empieza pero empieza ya. Aunque sea de a poquito. Da un paso y luego otro. Acaso no te ha pasado que a veces no tienes ganas de hacer nada pero entonces empiezas a hacer algo, empiezas a moverte y muy pronto estas haciendo más y más. Levántate, muévete, comienza por las tareas menores y así poco a poco te sentirás motivado para seguir con las metas más grandes.



BIBLIOGRAFÍA

  1. Aélion, Francois: El Arte de dirigir. Ediciones Gestión, 2000.

  2. Ardila, R: Psicología del trabajo. "La motivación ¨.Santiago de Chile: Editorial Universitaria, 1986.

  3. Arrieta Batista, Daylín: S.O.S...Motivación. Trabajo de Diploma. Santiago de Cuba: Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas; 2000.

  4. Calviño, Manuel: Orientación Psicológica.¨Esquema referencial de alternativa múltiple; La Habana: Editorial Científico.Técnica,2000.

Todos los derechos reservados

No se permite reproducir este manual

Ni total ni parcialmente

Sin previa autorización por escrito

de la Universidad de Colima


Impreso en la Universidad de Colima

En los talleres de la Dirección General de Educación Continua

Elaborado por: Laura Elena Mendoza Reyes

Para fines de enseñanza y uso exclusivo de la propia DGEC



Quinta Impresión, Octubre 2008





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos