Neuropsychology diagnostico neuropsicológico



Descargar 1 Mb.
Página1/8
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño1 Mb.
Vistas398
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7   8



NEUROPSYCHOLOGY DIAGNOSTIC DIAGNOSTICO NEUROPSICOLÓGICO






Bertha Olivia Polanco Luján ID: UD21656HPS29828






NEUROPSYCHOLOGY DIAGNOSTIC

DIAGNOSTICO NEUROPSICOLÓGICO

INDICE

Justificación Página 6 Capítulo I Página 6



Neurociencia Página 6

Fundamentos de la Neuropsicología Página 7

Historia de la Neurociencia Página 8

Capítulo 11 Página 12

Funciones Cognitivas básicas Página 12

Sistema Nervioso Página 12

Protección del sistema nervioso Página 13

Nomenclatura básica Página 14

Sistema Nervioso Central Página 15

Hemisferios cerebrales Página 16

La Corteza Cerebral Página 18

Circulación Página 19

Diencéfalo Página 20

Tallo Encefálico Página 21

Cerebelo Página 21

Médula espinal Página 22

Vascularización superficial del encéfalo Página 22

Capítulo III Psicología Página 24

Concepto de Psicología Página 24

Psicología pura y Psicología Aplicada Página 25

Historia de la Psicología Página 26

Antecedentes Filosóficos Página 26

Desarrollo Científico Página 27

La Psicología del Siglo XX Página 28

Principales áreas de investigación Página 28

Psicología Fisiológica Página 28

Aprendizaje y condicionamiento Página 29

Enfoque Cognitivo Página 30

Tests y psicometría Página 31

Psicología Social Página 32

Psicopatología Página 32

Aplicaciones de la psicología Página 33

Psicología Industrial Página 33

Psicología de la educación Página 33

Psicología clínica Página 33

Tendencias y avances Página 34

Capítulo IV Página 35

Evaluación Neuropsicológica página 35

La Medición de las habilidades Cognoscitivas Página 36

Confiabilidad y Validez Página 38


Test y Retest Página 38

Confiabilidad inter-evaluador Página 38

Formas Paralelas Página 38

Mitades Página 38

Diferentes tipos de validez Página 40

Estandarización Página 40

Normalización Página 41

Sensibilidad Y Especificidad Página 42



Capítulo V Página 43

El diagnostico en Neuropsicología Página 43

Tipo de Diagnostico Página 43

Principales etiologías de patología cerebral Página 44

Principales síndromes neuropsicológicos Página 44

Funciones Cognoscitivas Básicas Página 45


Capítulo VI Página 47

Pruebas Diagnósticas en Neuropsicología Página 47

Alerta Página 47

Funciones motoras Página 49

Fuerza Página 49

Lateralidad Página 50

Orientación Página 51

Atención y concentración Página 52

Datos normativos Página 53

Pruebas de cancelación o ejecución continua Página 54

Atención sostenida Página 56

Pruebas de Vigilancia y Rendimiento Continuo Página 56

Pruebas de rendimiento continuo Página 57

Nivel Cognitivo general Página 59

Memoria Página 60

Memoria inmediata Página 60

Memoria de trabajo Página 61

Memoria a corto plazo Página 61

Memoria semántica Página 64

Memoria prospectiva Página 65


Lenguaje Página 65
Lectura Página 70
Cálculo Página 71

Habilidades visoperceptuales complejas Página 72


Test de Reconocimiento Facial Página 73
Prueba de Stroop Página 74

Problemas afectivos Página 77


Capítulo VII Página 81
Informe Neuropsicológico Página 81
Comentarios Página 84
Conclusiones Página 85
Aportaciones Página 86
Bibliografía y referencias Página 87




NEUROPSYCHOLOGY DIAGNOSTIC

DIAGNOSTICO NEUROPSICOLÓGICO



JUSTIFICACIÓN

El objetivo de esta investigación es tener conocimientos básicos sobre la Neuropsicología, así como la aplicación de ese conocimiento para la evaluación de un paciente con daño cerebral tal como un cerebro vascular, alzhéimer, epilepsia, tumores, o un paciente con un daño cerebral traumático producto de una caída, o de un accidente de tránsito. Así mismo conocer las pruebas utilizadas en aquellos individuos que han sufrido algún daño cerebral o una enfermedad cerebral que alteren las funciones mentales como la atención, la memoria, el lenguaje, el cálculo, la capacidad para planear, dificultades en la concentración, dificultad para recordar información.



Conocer y manejar las baterías o pruebas valorativas neuropsicológica utilizadas, para darse cuenta cuanto se ha afectado las funciones cognitivas del paciente, valorar el estado de las funciones en la vida diaria y poder determinar el tratamiento y la rehabilitación más efectiva para el individuos, buscando la mejor forma de mejorar esa alteración que tiene el paciente, a fin de darle la terapia adecuada o recomendando los diferentes tratamientos que pueden ser terapia del lenguaje, terapia ocupacional o generalmente rehabilitación neuropsicológica.

CAPITULO I

NEUROCIENCIA

La neurociencia es el conjunto de ciencias que estudia la estructura, función, desarrollo, farmacología y patologías del sistema nervioso. Los neurocientíficos se interesan por todos los aspectos del sistema nervioso: autonomía, química, fisiología, desarrollo y funcionamiento

Las neurociencias comprenden distintas disciplinas, como lo son: neuroanatomía, neuroquímica, neuroendocrinología, neuropatología, neurofarmacología, neurofisiología, neuropsicología y neurología.

De las distintas disciplinas que conforman las neurociencias, las que se relacionan con el estudio del lenguaje son: la neurociencia cognitiva o neuropsicología experimental, que estudia las bases neurales de la cognición, es decir, de los procesos mentales superiores, como el pensamiento, la memoria, la atención y la percepción compleja. La neurolingüística, que se enfoca en los conocimiento abstracto del lenguaje, ya sea verbal o escrito. Y por último, la afasiología, que se encarga de analizar los distintos problemas del lenguaje causados por daños cerebrales.

Algunos de los temas que estudia la neurociencia son: los mecanismos biológicos del aprendizaje, la estructura y funcionamiento de redes involucradas en la memoria, el aprendizaje y el habla, la estructura y funcionamiento de la conciencia humana, entre otras



Fundamentos de la Neuropsicología



La neuropsicología es la rama de las neurociencias que estudia las relaciones entre el cerebro y la conducta, tanto en sujetos normales como en aquellos que han sufrido algún daño cerebral o una enfermedad cerebral que alteren las funciones mentales como la atención, la memoria, el lenguaje, el cálculo, la capacidad para planear. La neuropsicología clínica es la aplicación de ese conocimiento para la evaluación de un paciente con daño cerebral tal como un cerebro vascular, alzheimer, epilepsia, tumores, o un paciente con un daño cerebral traumático producto de una caída, o de un accidente de tránsito, con esta evaluación nos damos cuenta cuanto se ha afectado las funciones cognitivas del paciente, ya que puede haber dificultades en la concentración, dificultad para recordar información, y esas dificultades pueden traer en el paciente a su vez dificultades para realizar sus actividades en la vida diaria; con la valoración neuropsicológica, lo que pretendemos es determinar el estado de esas funciones en la vida diaria para determinar el tratamiento y la rehabilitación más efectiva para el individuos, buscando la mejor forma de mejorar esa alteración que tiene el paciente, dándole la terapia adecuada recomendando los diferentes tratamientos que pueden ser terapia del lenguaje, terapia ocupacional o generalmente rehabilitación neuropsicológica.

Algunas notas características de la neuropsicología como disciplina científica son las siguientes:

Estudia las funciones cerebrales superiores, por ende se enfoca preferentemente, pero no exclusivamente, en las áreas de la corteza asociativa. Estas áreas son responsables en gran medida de las funciones cerebrales superiores y a la vez, muy susceptibles de sufrir deficiencias o daños.

· Estudia las consecuencias de las deficiencias o daños en las estructuras cerebrales sobre la conducta.

· La neuropsicología por definición es multidisciplinar, utiliza el método científico para el estudio de las relaciones entre el cerebro y la conducta, apoyándose en el método hipotético deductivo o a través del método analítico-inductivo.

· Utiliza modelos humanos porque reconoce la especificidad de cada especie. No obstante, puede valerse de estudios de neuropsicología animal, que por cierto no son extrapolables, para formular hipótesis ya que no es posible realizar experimentos intrusitos en seres humanos.

www.fnc.org.ar/neuropsicologia.htm

Los objetivos de la evaluación neuropsicológica son múltiples uno de los objetivos uno es: determinar un diagnostico precoz tratar de mirar que alteraciones hay cuando una enfermedad neurodegenerativa está empezando, también un diagnostico diferencial hay veces que los neurólogos o los psiquiatras tienen dudas entre dos diagnósticos y la valoración neuropsicológica puede aportar para aclarar eso, también puede ser un propósito de seguimiento mirar cómo ha evolucionado esa enfermedad en el tiempo si el paciente está mejorando, está empeorando, esta igual, también contribuir a procedimientos médicos legales a conceptos médicos legales hay muchos objetivos.

Diagnostico clínico.- El procedimiento es el siguiente al paciente se le hace una entrevista, buscando el detalle de esos síntomas en la vida diaria y también las posibles causas, se hace una entrevista, una historia clínica completa desde el punto de vista neuropsicológico y luego se aplican algunas pruebas test que van a poner en evidencia ese funcionamiento cognitivo

www.publicacions.ub.es/refs/Articles/neuropsicologiau.pdf



Historia de la Neurociencia

Como ocurriera con la psicología, la neuropsicología tiene su origen en los trabajos médicos de los siglos XIX y XX. En este sentido, y hacia mediados del siglo XIX, Paul Pierre Broca describe por vez primera, el primer centro del lenguaje, al que hoy conocemos como “área de Broca”, que, como se sabe, se encuentra ubicada en la tercera circunvolución frontal del hemisferio dominante. Este descubrimiento fue vital para establecer una clasificación del síndrome neuropsicológico por excelencia: la afasia. Unos años más tarde, a principios del siglo XX, el psicólogo ruso A.R Luria perfeccionó diversas técnicas para estudiar el comportamiento de las personas que padecieran algún tipo de lesión en el sistema nervioso central; completó una batería de pruebas psicológicas diseñadas para establecer las afecciones en los procesos psicológicos: atención, memoria, lenguaje, funciones ejecutivas, praxias, gnosias, cálculo, etc. Cuando aún no existían los métodos para el diagnóstico mediante la imagen, la aplicación de esta extensa batería podía ofertar al neurólogo los datos suficientes para que fuese capaz de localizar el lugar y la extensión de la zona lesional, así como ofrecer al psicólogo un resumen detallado de todas las dificultades, especialmente cognitivas, del sujeto afecto de una lesión neurológica. Posteriormente, y gracias en parte a la experimentación animal, comenzaron a observarse los cambios del comportamiento que se producían cuando se lesionaban las distintas áreas de su cerebro.

Desgraciadamente, estos trabajos se completaron en la especie humana a través de las distintas guerras del siglo pasado, que proporcionaron a la medicina y a la psicología oportunidades trágicas, pero muy importantes, para estudiar la función cerebral en el ser humano. La observación y la medición del comportamiento de los pacientes con diversos traumatismos craneales sufridos durante los combates permitieron determinarlas áreas del cerebro que se ocupaban de las diversas manifestaciones conductuales.

Así pues, nace una rama nueva del conocimiento científico y de la semiología clínica denominada ‘neuropsicología’, que procede de la neurología clásica y se ha desarrollado con el aporte de las neurociencias y de la psicología contemporánea. Su objetivo esencial es estudiar las relaciones existentes entre la actividad cerebral y las funciones psicológicas superiores (gnosias praxias, lenguaje, memoria, etc.), que afectan al cerebro. Con todo lo anterior expuesto, podría decirse que la neuropsicología es un método interdisciplinario por excelencia en el que toman parte diversas áreas del conocimiento neurológico, ya que estudia tanto la organización cerebral como la estructura psicológica de las funciones mentales humanas. Como consecuencia de ello, y de forma muy reciente en el estudio de la cirugía de la epilepsia, la aplicación de cualquier batería de tests neuropsicológicos es, en los centros más adelantados del mundo, el complemento indispensable del estudio del cerebro junto con otros métodos morfológicos y funcionales como la tomografía axial computarizada, la electroencefalografía, los potenciales evocados, la resonancia magnética y otros.

El campo de la neuropsicología es básicamente la actividad biológica relativa al funcionamiento del cerebro, en especial del córtex, así como el estudio de los procesos psíquicos complejos superiores. Podría entonces definirse como “el estudio de las relaciones existentes entre las funciones cerebrales, la estructura psíquica y la sistematización sociocognitiva en sus aspectos normales y patológicos; abarca todos los períodos evolutivos”

Este enfoque nuevo se denominaría ‘neuropsicología dinámica integral’ para diferenciarla de la neuropsicología cognitiva y/o de la neuropsicología clásica.



Sería pues una ciencia que forma parte de las llamadas “neurociencias”, y que en los últimos años ha comenzado a desempeñar un papel importante en la ciencia y en la clínica aplicada. Ahora bien, dependiendo de sus objetivos, del marco teórico y de la metodología de trabajo, vamos a diferenciar una neuropsicología clínica y una neuropsicología cognitiva. Esta última surge en la década de los años ochenta cuando los neuropsicólogos y la neuropsicología en general incorporan el paradigma de la psicología cognitiva, el procesamiento de la información y la plasticidad cerebral. Las funciones cognitivas que se evalúan y rehabilitan son: la memoria frente a dicotomías, la atención, las funciones ejecutivas, el lenguaje y las funciones motoras.

La neuropsicología actual se cimienta en distintos pilares básicos cuya dependencia entre sí resulta imprescindible. Por una parte, se encuentran los métodos experimentales y la observación clínica, pero ellos son de por sí insuficientes si no cuentan con las nuevas técnicas de diagnóstico por la imagen del cerebro y las ciencias cognitivas. Juntos nos van a permitir diseñar esquemas de funcionamiento y de rehabilitación de las funciones dañadas o perdidas. A pesar de todo, mucho del trabajo clínico se sigue haciendo casi de forma exclusiva con pruebas neuropsicológicas, aunque, afortunadamente, hoy día disponemos de varias evoluciones del trabajo de Luria, en forma de baterías y pruebas como la batería Halstead-Reitan, el test de Barcelona, la batería Luria-Nebraska y el K-ABC, que exploran, con mayor o menor detalle, las funciones psicológicas y rinden un informe de su estado. En las clínicas neurológicas más avanzadas se hace indispensable la aplicación de tests neuropsicológicos en aquellos pacientes con lesiones neurológicas de diversa etiopatogenia. Los resultados de dichos tests van a permitir al especialista neurólogo o psiquiatra la evaluación adecuada de los cambios patológicos cerebrales, tanto desde el punto de vista anatómico como funcional, y precisan clínicamente tanto la naturaleza cualitativa del síndrome neuropsicológico producido por la lesión cerebral como sus características cuantitativas, todo lo cual resulta imprescindible para iniciar posteriormente la rehabilitación correspondiente. Este impacto teórico práctico de la neuropsicología clínica ha permitido que en los países más desarrollados se correlacionen la semiología clínica, el diagnóstico por neuroimagen y el diagnóstico neuropsicológico para realizar estudios minuciosos del paciente, así como un diagnóstico diferencial que repercutirá de forma beneficiosa en la implementación de un proyecto terapéutico que tienda a mejorar su estado de salud y su calidad de vida. En la actualidad, existen multitud de cuadros neurológicos en los que va siendo habitual la realización de distintos tests neuropsicológicos, tanto para el diagnóstico como para la localización lesional o la evolución sindrómica. Son frecuentes, en los síndromes afásicos, los síndromes agnósicos, los síndromes apráxicos, los síndromes amnésicos, los síndromes disatencionales, los síndromes agráficos, los síndromes aléxicos, los síndromes acalcúlicos, los síndromes prefrontales o disejecutivos y los síndromes demenciales. De forma reciente se ha realizado un metaanálisis de las aplicaciones principales de la clínica neuropsicológica en el que se concluye de forma sutil con su utilidad en los métodos de investigación y en los distintos procesos neurológicos sin entrar en los aspectos técnicos de ésta. Por otra parte, se demuestra en este mismo estudio la cantidad de tópicos que se manejan en relación con esta materia, sus problemas y sus limitaciones. La revisión se divide en cuatro secciones: características básicas del metaanálisis, el valor del metaanálisis para las investigaciones neuropsicológicas, Los resultados ilustrativos de varios metaanálisis en los temas neuropsicológicos que demuestran el tipo de preguntas que pueden contestarse, y los problemas y las limitaciones del metaanálisis, con una atención especial a las directrices futuras. De forma clásica, uno de los cuadros clínicos principales en los que se ha desarrollado más la conducta neuropsicológica ha sido el autismo. Los trastornos autistas son trastornos penetrantes del desarrollo, caracterizados por patrones repetitivos del comportamiento social y comunicativo. El inicio de estos trastornos se produce en la infancia temprana y éstos tienen probablemente un origen biológico. Desde el punto de vista de la neuropsicología, los trastornos autistas pueden entenderse como un déficit de integración de las funciones elementales, los sistemas de funcionamiento y los conceptos teóricos subyacentes. Por otra parte, se han llegado a revisar los tres aspectos que se consideran característicos del síndrome (la interacción social, la comunicación y la flexibilidad) y se han tratado de integrar las distintas manifestaciones clínicas con alguna de las variables neuropsicológicas y los substratos neurobiológicos. Y aunque la presencia de la neuropsicología en los distintos trastornos neurológicos se hace cada vez más evidente, como en los trastornos de la personalidad, en la esclerosis múltiple o en la enfermedad de Alzheimer, es en algunos trastornos esencialmente pediátricos, como el síndrome de hiperactividad con déficit atencional o en la enfermedad epiléptica y su tratamiento quirúrgico, donde la neuropsicología ha alcanzado realmente su exponente máximo como ciencia íntimamente ligada a la neurología pediátrica.

M. Rufo-Campos La neuropsicología: historia, conceptos básicos y aplicaciones

CAPITULO II
FUNCIONES COGNITIVAS BÁSICAS
Sistema Nervioso

El sistema nervioso es una red de tejidos altamente especializados cuya célula principal es la neurona, su función es recibir estímulos sensitivos y transmitirlos a los órganos efectores ya sean musculares o glandulares, y está formado por:



1. El sistema nervioso central que comprende el encéfalo y la médula espinal y

2. El sistema nervioso periférico que lo integran los nervios craneales, nervios espinales y los ganglios periféricos. Se divide en sistema Somático o voluntario y sistema Autónomo o involuntario y este a su vez en Sistema Nervioso Simpático y Parasimpático.

La neurona La célula nerviosa o neurona es la unidad estructural básica del SN (sistema nervioso central y sistema nervioso periférico). Las neuronas receptan, trasmiten, procesan y almacenan información nerviosa, dando lugar a las complejas facultades del sistema nervioso. A diferencia de otras células, las neuronas son irremplazables, lo que significa que una vez que envejecen o se lesionan y mueren no se reemplazan, esto se debe a que este tipo de células sólo se forman durante el periodo prenatal o de gestación, por este motivo al nacer el niño cuenta con el mayor número de neuronas, alrededor de 100.000.000, e inmediatamente empiezan a disminuir en número. Existen diferentes tipos de neuronas, pero morfológicamente tiene cuatro regiones especializadas comunes:

1. Las dendritas son prolongaciones cortas del cuerpo celular que reciben información

2 El cuerpo celular o soma recibe e integra información de otras neuronas.

3. El axón que transmite o conduce la información, pueden llegar a medir desde 0.1mm hasta 3mts de longitud

4. El Terminal axónico que es una ramificación del axón en cuyos extremos distales se encuentran una serie de ensanchamientos que se asemejan a una hilera de cuentas denominadas botones terminales.

Las neuronas del sistema nervioso central están sostenidas por algunas variedades de células no excitables que en conjunto se denominan neuroglia.

Las neuronas se comunican entre sí a través de una estrecha proximidad entre las dendritas de una neurona y los botones terminales de otra el sitio de esta comunicación se denomina sinapsis.

Las sinapsis son de dos tipos: química y eléctrica. En la sinapsis química la neurona presinaptica libera una sustancia llamada neurotransmisor, en la sinapsis eléctrica las neuronas se comunican eléctricamente y no existe ningún neurotransmisor químico.



La sustancia gris o corteza cerebral está formada por los cuerpos o somas neuronales, mientras la sustancia blanca está formada por axones mielinizados

Protección del Sistema Nervioso Central

El SNC está formado por el encéfalo y la médula espinal, órganos protegidos externamente por los huesos del cráneo y la columna vertebral respectivamente, internamente las cubiertas protectoras del encéfalo y médula espinal se denominan meninges.

Las meninges constan de tres capas:

1. La capa externa o superficial, es gruesa y resistente se denomina duramadre, se halla en contacto intimo con los huesos del cráneo

2. La capa media tiene la apariencia similar a la de una tela araña por lo que se le ha denominado aracnoides, esta membrana es suave y esponjosa y se encuentra bajo la duramadre

3. La membrana mas interna que se encuentra estrechamente unida al encéfalo y a la médula espinal se denomina piamadre.

Entre las meninges, el hueso y el sistema nervioso central, quedan delimitados unos espacios virtuales, que en condiciones patológicas pueden hacerse reales y son de gran importancia médico quirúrgicas y reciben el nombre de espacios meníngeos y son los siguientes:

1. Espacio epidural entre el hueso y la duramadre

2. Espacio subdural entre la duramadre y la hoja externa de la aracnoides

3. Espacio interaracnoideo entre ambas hojas de la aracnoides



4. Espacio subaracnoideo entre la hoja interna de la aracnoides y la piamadre este es el de mayor importancia clínica porque por el circula el LCR



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos