Índice provisional



Descargar 0.59 Mb.
Página4/8
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño0.59 Mb.
Vistas202
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8

21. Regreso al pasado
Tras volver en si pregunta a Philo:
-¿Qué ha pasado? Lo Último que recuerdo fue telé transportarme. –Pregunta Nick extrañado.
–Viste tu futuro y luego todo volvió atrás. –Explica Philo.
-¿Vi mi futuro? ¿A que te refieres? –Pregunta incrédulo Nick.
–Viste un futuro siguiendo la secuencia temporal en la que se te daba por muerto y al cabo de doscientos años despertabas y escapabas. Lo que habría pasado si no lo llegas a ver. –Continua explicado Philo.
–Pero eso no es posible. El principio de incertidumbre lo impide. –Exclama Nick.
–Parece que esta vez no. Eso es lo que iba a pasar, o si prefieres verlo así, lo que pasó. –Dice Philo asumiendo lo ocurrido.
–Esto es fruto de la intervención divina ¿no?, un milagro en toda regla. –Se Pregunta Nick semitraumatizado.
-Sencillamente no lo sé pero sentí que eso es lo que pasaría. Ahora podrás evitarlo ya que sabes porque pasará. Podrán parar las señales cerebrales pero solo temporalmente, aunque eso no lo saben. Aun así, si lo hacen ese será el futuro que te espera. Además ¿recuerdas el momento en que te telé transportas y se produce el cortocircuito? Pues no volvías a materializarte y en cierto sentido morías igualmente. Ahora es el momento de que vuelvas a tomarte un descanso. –Dice Philo y tras eso Nick desaparece.
Mientras Nick está desaparecido, en la realidad, los científicos han visto todos esos sueños y trazan un plan para corromperle.
–Dado que solo podemos dejarle inactivo temporalmente resultará mucho más útil corromperle y creo que ya se la forma. –Asegura uno de ellos.
-¿Cual si puede saberse? –Responde su jefe.
–Nick ansia volver a ver a Tina por encima de todo y ahora se reunirá con Sofía, ¿no es el momento de la reaparición de Tina? –Explica.
–No podemos hacer que Tina vuelva. –Responde el jefe.
–Eso es cierto pero podemos hacer que Nick crea que Tina ha vuelto y que así renuncie a su labor para que tenga la vida que desea. Reila ¿Estás preparada? –Dice Farnsworth.


  • Si lo estoy. He estudiado la personalidad de Tina durante horas y he aprendido a convertirme en ella en los sueños. No notará la diferencia.

–Eso espero. Entonces, manos a la obra. –Exclama Farnsworth.



22. El reencuentro deseado
Nick aparece en una casa, aparentemente de principios del S. XXI. Es un chalet pero, al entrar, comprueba que no es del S. XXI, sino que es contemporánea. Sale al jardín y se fija que hay una piscina de 100 metros cuadrados en el suelo. El jardín es enorme y todas esas hectáreas componen un enorme prado, un laberinto de árboles, algunos rosales y plantas de jardín, así como algún cultivo. Ve en el tejado unas placas solares térmicas y fotovoltaicas. Tras eso entra de nuevo en la casa. Ve las escaleras y el ascensor. Sube por las escaleras a la tercera planta y, en un dormitorio, encuentra a Sofía. Esta dice de un modo un pelin subido de tono:
-Bienvenido, te estaba esperando.
Tras eso Nick salta a la cama y la besa.
Entonces dice Nick: -¿Dónde estamos? ¿Esta es tu casa?
-No, es la casa de mi tía pero siempre me ha gustado pasar tiempo aquí. ¿Qué tal te ha ido con tu prueba? –Responde Sofía.
–Creo que bien. Ha sido muy extraño. Primero he estado eligiendo una postura filosófica acerca de un tema. Luego he estado en lo que supuestamente es el futuro y tras eso he regresado. Después de hablar con Philo y descubrir que el arma que poseen no mata sino que deja a la victima muerta durante algún tiempo, me marche de allí y aquí estoy. –Cuenta Nick.
–Parece que ha llegado la hora de que te tomes otro descanso. Por fin tendremos tiempo para nosotros dos. –Dice Sofía.
Besa a Nick. En ese momento aparece Tina a través de un portal que se encuentra en el techo de la habitación. Nick queda estupefacto y no sabe que decir o que pensar. Tina ha vuelto. La mujer de sus sueños y quiere estar con ella pero no sabe si ella siente lo mismo y de ser así no quiere hacer daño a su pareja. Aunque sabe que ahora que Tina ha vuelto nada será igual entre Sofía y él si desaprovecha esa oportunidad ya que el deseo no cumplido de mantener esa relación con Tina afectará negativamente a su relación.
Al cabo de unos segundos, saluda a Tina y ella le saluda a él:
-¿Cómo te va? Veo que tienes compañía. Puedo quedarme aquí. Una psicóloga quiere suplantarme y corromperme. No me localizará en este sueño, no de momento, y vosotros dos podéis ayudarme.
–Me va bien. He tenido una temporada muy ajetreada y ahora estoy en mi momento de descanso. Por supuesto que puedes quedarte. –Dice Nick.
Tras eso Tina se marcha al otro dormitorio y Sofía y Nick mantienen una conversación a puerta cerrada:

-Esa es Tina. La Tina de la que me hablaste. –Dice Sofía.


–Si, lo es. –Confirma Nick.
–Aun la quieres. ¿No es verdad? –Pregunta con cierta resignación Sofía.
–Si, es cierto. –Admite Nick.
–Y deseas estar con ella aunque tu temor a hacerme daño te lo impide. No quieres elegir y por eso la has invitado a quedarse. ¿Me equivoco? –Dice Sofía seriamente.
–No y no sé que hacer. Te quiero pero me resulta imposible decidirme. –Explica Nick.
–Pues no lo hagas. Sé que no elegir es lo mejor para ti y aceptaré esa decisión siempre que seas sincero conmigo. No me engañes y no dejes que nuestra relación se estropee. Ya va siendo hora de que se lo digas a Tina. –Dice Sofía.
Entonces Nick habla con Tina y esta acepta la situación.
Unas horas después, comienzan a cenar y a hablar de sus asuntos mientras Tina y Sofía cruzan sus piernas con las de Nick y cogen a Nick de las manos.
–Cuéntame Tina. ¿Qué te ha pasado durante todo este tiempo? –Preguntan Nick y Sofía.
–Tras la aparición del psicólogo y nuestra separación, aparecí en un sueño en el que tenia que atravesar una cuerda cuyo fondo no se veía y cuyo inicio, al llevar recorridos unos metros, tampoco. Se veía en el vació un campo electrificado a ras de suelo, mientras que el suelo y todo lo que había alrededor era blanco. Tras recorrer la cuerda, llegué a una puerta y la abrí. Al otro lado había un prado y al pisar en el suelo caí en un pozo sin fondo que se expandió al cabo de unos 30 metros y alcanzó los 50 metros de grosor para permanecer estable. Era circular y mientras caía pude acercarme a una grieta. Me agarré y comencé a subir a través de unas piedras cuando llegué al prado. Allí Javi me dijo que estabas aquí. Me contó lo de la psicóloga y me llevó a través de un portal que se encontraba en el suelo. Lo demás ya lo sabes. –Cuenta Tina tímidamente.
–Todo eso resulta muy interesante. ¿Que tal si dejamos un rato la conversación y empezamos a comer? –Dice Sofía, lanzando una mirada de complicidad a Nick, al igual que lo hace Tina a Nick y Nick a ambas.
Tras eso empiezan a comer y al terminar recogen la mesa. Friegan los platos y deciden salir al jardín.
Al llegar al jardín, durante la noche, Tina y Sofía se aproximan a la zona de cultivos y entierran. cada una, una semilla. Sofía comienza a regar la planta. Esta crece en cuestión de segundos hasta convertirse en una planta con raíz, tallo, hojas y flor. Tina, en cambio, no riega la semilla y esta se muere. Iluminados por la escasa luz de las lámparas, se aproximan al laberinto del jardín; Tina primero y Nick después. En cambio Sofía se queda atrás. Tina y Nick se pierden en el laberinto y no encuentran la salida. Al cabo del tiempo Tina y Nick se encuentran.
Entonces ambos atraviesan a la vez los setos y salen del laberinto. Van a parar a un rosal y se clavan las espinas. Tras salir del rosal con diversos arañazos y heridas, van a donde está Sofía. La saludan y esta dice:
-¿Estáis bien?
–Las heridas se curarán. Almenos hemos salido del laberinto. –Dicen Ambos optimistamente.
–Me Alegro. ¿Te importa si hablo dentro con Tina? –Pregunta Sofía.
–En absoluto. –Dice Nick.
En ese momento exacto se aproxima a la piscina. Se queda en bañador, se mete en el agua y bucea hacia el interior. La luz va desapareciendo y, al llegar al fondo a unos 10 metros de profundidad, encuentra una cámara de fotos digital. Tras cogerla sale del agua.
Mientras, Tina y Sofía hablan sobre lo ocurrido en el laberinto:
-¿Por qué saliste así del laberinto? Abría sido mejor haber buscado la salida. –Pregunta Sofía con curiosidad.
–Cuando encontré a Nick en el laberinto lo supe. Creía que no podía salir del laberinto salvo por la salida pero en ese momento comprendí que los dos juntos podríamos hacerlo. Así que, dado que tardaríamos mucho más en buscar la salida si es que llegábamos a hacerlo, decidí escoger la otra opción. –Responde Tina comprensivamente.
–Vale, de momento no tengo mas preguntas. –Dice Sofía.
Nick sale del agua con la cámara y ve que las pilas no están. Entonces ve que sus heridas y arañazos se han curado en gran medida y entra en la casa. Al día siguiente, se despierta por los rayos del sol y por haber tenido un sueño muy extraño:
Nick esta en la cama durmiendo y aparece Tina en la habitación, se aproxima a él y le susurra al oído:
-Ahora que tienes todo lo que deseas es el momento de renunciar a tu labor. Tú ya has cumplido y esta es tu recompensa.
Tras levantarse coge la cámara y entra en una habitación, donde hay un cajón y un ordenador. Abre el cajón. Encuentra unas pilas y unos cables. Pone pilas a la cámara y conecta esta con el ordenador a través de los cables. Enciende el ordenador y la cámara. Las fotos y videos de la cámara pasan a este. Tras borrarse instantáneamente de la cámara, Nick los empieza a ver desde el ordenador.
Ve fotos referentes a distintos momentos de sus experiencias en ese mundo onírico y ve dos videos. El primero trata sobre la separación de Tina y Nick. El segundo sobre un hombre y una mujer a la que llama Reila. El hombre parece ser el psicólogo que le separó de Tina. Luego Reila adopta la apariencia de Tina. El psicólogo crea un portal en el suelo y Reila se mete por él. Un segundo después Tina aparece al caer del techo de la habitación al salir de un portal que se encontraba en este, en el momento en que Sofía y Nick se están besando. Entonces, durante un segundo, la cara de Leira aparece en lugar de la de Tina. Después de aquello el video termina.
Tras ver esto, descubre que no es Tina sino una psicóloga que quiere corromperle. Va corriendo al comedor y denuncia a la supuesta Tina. Esta muestra su verdadera identidad y dice:
-Me has descubierto. Es una lastima que nuestro plan no haya surgido efecto pero algún día lo hará. Tengo que irme, adiós.
Tras eso, se teletransporta y empieza a ralentizarse el tiempo hasta que este se congela.
23. El tiempo nunca se para y tampoco el cambio
El tiempo se ha congelado. aunque Nick y Sofía pueden escuchar sus pensamientos y son conscientes de su situación:
-Este es el fin, lo que vi se ha cumplido.-Dice Nick.
–No digas tonterías. Si lo que viste se hubiera cumplido ahora mismo no estaríamos soñando. Además, te ocurría solo y yo estoy contigo. –Dice Sofía.
Tras eso Nick comienza a pensar en diversas cosas:
-No logro explicar lo que vi y cada vez más dudo que pueda cambiarlo aunque el libre albedrío permite eso. No sé como salir de aquí y me parece que haría falta un milagro para salir de aquí. Dios si alguna vez intervienes mejor que sea ahora.
–Yo creo en el determinismo absoluto y por lo tanto pasará lo que tenga que pasar. Has visto ese futuro por alguna razón. Yo te ayudaré a salir de aquí si realmente es posible hacerlo. –Dice Sofía.
–Tu apoyo me ayuda mucho. Por desgracia no sé si será suficiente. No sólo es esto lo que me preocupa. También él haber creído que había encontrado a Tina. Todo lo que me ha ocurrido desde que nos congelaron me ha hecho darme cuenta que lo bueno y lo malo no es algo estricto cuya verdad poseo y quien no lo comparta está equivocado. Para empezar puedo estar equivocado y, dado que en el fondo no sé si estoy en lo cierto, por lo tanto no puedo imponer ciegamente mis creencias, normas y valores. Estos dependen enormemente de mi punto de vista y, aunque tengo derecho a luchar por que esos valores se universalicen, hay muchos puntos de vista y en cierta forma también tienen derecho a luchar por sus valores, normas y creencias. Hay que aprender a respetar ciertas cosas pero otras no. La indiferencia no se corresponde con el relativismo y me he dado cuenta de que ahora esa es la postura filosófica que defiendo. –Dice Nick.
–Me alegro de que hallas descubierto que crees en esa idea. No tienes porque culparte. La confianza en los demás es necesaria y a veces es la única opción que hay. Todos nos equivocamos. No va siendo hora de que nos esforcemos mutuamente en pedir ayuda. –Dice Sofía.
Tras decirlo, ambos se esfuerzan en pedir ayuda, uniendo sus mentes en una sola y deseando que el tiempo vuelva a actuar completamente. Tras eso, el tiempo comienza a actuar de nuevo. Sofía y Nick son tele transportados a otro lugar nada más volver el tiempo a la normalidad.
24. Los campos de trigo del conocimiento
Nick aparece en un campo de trigo. No ve a Sofía y se pregunta donde está. Entonces empieza a pensar:
-¿Qué ha ocurrido? ¿Por qué estoy aquí? ¿Dónde estoy exactamente?
Tras eso intuye algo:
–La búsqueda del conocimiento comienza aquí.
Entonces eso recuerda algo que no viene al caso:
La ametafísica no existe realmente. Es una metafísica materialista que ha evolucionado dando una negativa, ya que parece ilógico que exista una metafísica que niegue precisamente la metafísica. Además, creen que las apariencias forman parte de nuestra realidad y que forman parte de las cosas. No existe la esencia de las cosas como algo imperceptible sino que es perceptible de alguna manera y en algún momento aunque en principio no lo sea y eso la incluye como metafísica por el hecho de tratar sobre ese tema, aunque sea para estar en su contra.
Tras pensar sobre esto, observa que hay campos sin sembrar. Ve a una joven campesina vestida con harapos, ropas del típico campesinado feudal. Está labrando un campo y golpea a una herradura. La quita de en medio y se aproxima a una fuente. El agua está estancada y el nivel del agua no aumenta ni disminuye. Va al campo de trigo. Coge una Almadena y golpea en donde el agua estaba estancada. Hace una brecha y el agua sale a borbotones. El agua riega los campos y en un momento los tallos de este trigo crecen hasta la altura de los otros tallos del trigo. El agua sigue saliendo y arrastra a Nick varios kilómetros. Nick consigue nadar contracorriente y salir antes de caer en un hoyo. Ve el hoyo a pocos metros de donde se encuentra y entonces ve a Sofía.
-¡Estas aquí! ¡Llevo buscándote todo el rato! -Clama Nick.
–Llevo todo el rato a tu lado aunque no me has visto. Parece que ya va siendo hora de continuar. –Responde Sofía.
Tienen cuidado de no caer en el hoyo y abren una puerta que se encuentra en una pared. Tras cruzar la puerta, van a parar a una carretera que atraviesa un cañón. Sofía encuentra una pelota y la lanza. La pelota golpea a una iguana y esta huye. Tras eso, siguen caminando y la carretera se corta. Aparece una pared delante de ellos y un árbol enfrente de esta. Se suben al árbol y comienzan a observar todo lo que hay más allá de la pared. Ven una llanura de pastos y en ella montones de libros; algunos rotos, otros quemados, otros en buen estado y otros escribiéndose con pluma y tinta. Las ramas del árbol en el que se encuentran, empiezan a crecer y a dividirse en otras ramas hasta que Nick y Sofía pueden acceder a la llanura que se encuentra mas haya de la pared. Empiezan a caminar y comienzan a leer los libros. Estos son sobre diversos temas. Corrigen lo que les parece que es erróneo acerca de lo que dicen y añaden cosas nuevas. Se enseñan mutuamente lo aprendido y descubierto. Tras lo cual, desaparecen tras una espesa niebla.
(Cuando se menciona en el mundo onírico que algo es contemporáneo quiere decir que es del tiempo en el que esta ambientada la historia, es decir unos 100 años en el futuro no en nuestro presente como se podría pensar).


25. La Torre Marítima misteriosa
Nick aparece junto a Sofía en lo alto una torre circular (en lo respectivo a superficie, no a la altura) y almenada rodeada de un inmenso océano; sobre el cual, las olas golpean la torre mientras el sol brilla. Se encuentran sobre una trampilla. Sopla el viento y sólo hay un telescopio en el lugar. Sofía mira a través de él y observa una isla con un templo griego y neblinas alrededor. Sofía le comenta Nick lo que ha visto y Nick mira a través del telescopio. Ve un macizo montañoso y una cascada, de donde esté cayendo agua. Ambos comentan lo que han visto y se sorprenden al haber mirado al mismo lugar. Luego abren la trampilla y bajan a la siguiente planta.
La habitación parece vacía y, durante un instante, parpadean pero no notan su parpadeo. Tras eso, se encuentran en una ciudad de piedra que está flotando sobre una cordillera volcánica. En la fortaleza, observan a un grupo de personas armadas y custodiantes de un prisionero. El prisionero se encuentra desnudo y atado de pies y manos. Hay una arquera dormida, sobre la muralla, al que el prisionero pide ayuda. Nick y Sofía llegan a la muralla y la intentan despertar:
-Vamos despierta. Eres su única esperanza. Nosotros no podemos salvarle pero tú si. Pero no los ve ni los oye. Intentan tocarla pero no pueden.
Un instante después, Sofía y Nick aparecen desnudos, visibles y tangibles. Despiertan a la arquera que libera al prisionero lanzando una flecha que rompe una de las ataduras, pero las personas armadas la atacan y atacan a Nick y a Sofía, causándoles diversas heridas y maniatándolos(A Nick y a Sofía).
Nick dice:
-Saldremos de esta. ¡Ya lo veras! Al fin y al cabo, tenemos una misión que cumplir.
–Eso espero, aunque la pregunta es cuando. –Contesta Sofía.
Tras eso, la arquera ataca a las personas armadas y las hiere. Luego libera a Nick y Sofía cortando sus ataduras con un puñal.
–Salid de aquí. –Dice.
Entonces la atacan y Nick se va junto a Sofía a la puerta de la fortaleza. Casi todas las personas armadas están curadas. La arquera escapa hasta las almenas de la muralla donde por agotamiento se duerme. Tras lo cual, Nick y Sofía caen al macizo volcánico justo cuando los volcanes entran en erupción. Un segundo después están de nuevo en la habitación, perplejos y observando una nueva trampilla en el suelo, visible a pesar de lo oscura que está la sala.
26. Cambio de Rumbo
Nick y Sofía bajan y van a parar a una nueva habitación donde hay dos puertas. Una fuerza cinética les empuja hacia los lados; a cada uno hacia un lado y se golpean con las paredes. Luego, en medio, aparece una pared que los incomunica. Finalmente no les queda más opción que continuar por sus respectivas puertas. Sofía aparece en una habitación donde hay una tumbona y un sofá. Hay una buena iluminación gracias a una ventana donde se ve el mar y el cielo soleado. Sofía se tumba en la tumbona y espera. Aparecen un hombre y una mujer vestidos con bata y llevando un cuaderno y un lápiz en la mano. Ambos se presentan:
-Hola, me llamo Yen. Me alegro de verte. –Dice la mujer.
–Hola, me llamo Gren. Espero que hayas aprendido mucho de tu experiencia en la habitación de arriba. –Dice el hombre.
-¿Qué paso en la habitación? Sólo es una habitación vacía y oscura donde desaparecí y aparecí luego en una fortaleza volante. Sois psicólogos. Intentáis engañarme como los otros. ¿Sois de su bando? No lograreis corromperme. –Dice Sofía asustada.
–Tranquilízate un poco, en efecto somos psicólogos pero, a diferencia de ellos, nosotros vamos a ayudarte. –Dice Yen.
-Has estado todo el rato en la habitación pero te ha parecido que la habías abandonado cuando la fortaleza formaba parte del aprisionamiento interior que poseías y tu deseo de escapar de él. –Explica Gren.
-¿Eso es cierto? –Pregunta Sofía.
–Desde luego. El hombre desnudo y maniatado era el conjunto de deseos del ser humano teóricamente inaceptables y contenidos. Las personas armadas eran las inhibiciones y la arquera la desinhibición. Espero que con esto hayas aprendido la lección.-Dice Gren.
¿Qué lección? –Pregunta Sofía.
–Que la desinhibición puede resultar problemática, ser temporal y perjudicarte, pero puede hacerte más libre si sabes como usarla. –Dicen ambos.
Nick a su vez entra en su habitación respectiva. Encuentra una mesa con comida y agua. Bebe y come hasta saciarse. Luego empieza a escuchar una voz que no sabe de donde viene:
–Bienvenido, te estaba esperando. Llevan mucho tiempo buscando debilidades sobre todo pero aun así no han logrado corromper a nadie y no han obtenido gran cosa en lo que ha información importante se refiere. Pero casi corrompen al más corruptible y al menos. Has de tener cuidado y comprender que puedes usar todos esos intentos en su contra descubriendo sus debilidades e intentando obtener información. –Dice la voz.
-¿Pero como lo hago? Si cuando lo he intentado he fracasado. –Pregunta Nick.
Cuando llegue el momento lo descubrirás. Por ahora debes seguir ayudando a los demás sujetos del experimento que te necesiten. Tras eso Nick aparece en la habitación de Sofía y encuentran dos alas-delta. Los utilizan para salir volando por la ventana, pero el viento los trae de vuelta.
Al cabo de un tiempo, suben a lo alto de lo que antes era la torre pero que ahora es un faro con una cúpula de piedra. Ya es de noche. La luz del faro les indica otro rumbo y ellos siguen ese rumbo, hasta un nuevo destino.

27. Trampa del pasado
Nick y Sofía sobrevuelan las nubes con sus alas delta. Al amanecer, deciden bajar para ver donde están. Se encuentran en una zona interior y montañosa, con multitud de pinos y zonas verdes. Tras acercarse un poco más, ven una fortaleza en una loma de una montaña. Más abajo, hay una mina cerrada por un portón. Desde lo alto de la fortaleza, unas ballestas lanzan una especie de astas con unos enganches que están unidos a unas cuerdas. Estos se enganchan con las barras de hierro de los ala-deltas y los atrapan. Unas personas similares a Sofía y a Nick manejan las ballestas y arrastran los ala-deltas hasta la fortaleza. Cuando Nick y Sofía llegan al techo de la fortaleza, estas personas desaparecen. La trampilla para entrar en la fortaleza desde el techo está cerrada. Nick y Sofía, utilizando las cuerdas, bajan de la fortaleza y siguen caminando por la loma.
Tras eso llegan a un claro en mitad del bosque. Allí ven a un psicólogo, viejo conocido de Nick. Este dice irónicamente, intentando enfurecer a Nick.
–Hola, me sorprende volver a verte. Claro que no, pero probaba tu credulidad:
Nick replica, algo enfurecido, con seguridad en si mismo y autocontrol:
-Esta vez te derrotaré. No podrás vencerme.
Luego el psicólogo dice con cierta altivez:
–Las últimas veces que nos vimos no me presenté. Me llamo Erlin Farnsworth.
Tras eso, Nick mira el cielo y a lo alto de la colina. En el cielo hay diversos dragones de tres metros y, al subir una cuesta de la montaña, tras Erlin, hay una puerta. Cuando los dragones lanzan llamaradas, un flash hace retroceder el tiempo.
28. Retroceso temporal
Nick y Sofía aparecen en la loma, al lado de la fortaleza. Deciden marcharse, pero una fuerza cinética les lleva al interior de un bosque. Finalmente se quedan atrapados. Hay un campo de fuerza sobre ellos y el bosque es demasiado frondoso para hundir unas hachas en los troncos de los árboles y abrirse paso. Tras eso, deciden avanzar. Mientras avanzan entre los árboles, ven piedras, arbustos y claros.
Tras atravesar un río y un pequeño lago, una voz comienza a hablar:

-Hola Nick, ya te estás acercando. El peligro se aproxima y ni tú ni Sofía estáis a salvo. Erlin os tiene preparada una trampa. Vuestra única salida es la puerta. Si fracasáis tendréis que volver a intentarlo hasta que fracaséis con la corrupción de vosotros mismos.


Nick y Sofía se aproximan lentamente y ven a un dragón. Este vuela vigilante a la espera de encontrarlos. Tras el primer dragón, avanzan unos metros y ven un segundo. Sofía se mete en el lago y evita la llamarada del dragón. Ve una espada en el agua. El dragón va al lago. Tras eso, el dragón posa sus pies en la orilla del agua y va a atacar a Sofía. Nick, oculto detrás de un pino, parte una rama y atrae al dragón. Este mata a Nick y lo Sofía hiere mortalmente en el vientre. Un segundo después, la herida que Sofía ha infligido al dragón también la posee y muere.
El tiempo retrocede y vuelven al lugar de la aparición de la voz. Tras esconderse entre los arbustos, ven pasar el primer dragón. El segundo lo ven y se esconden tras una roca. El dragón pasa de largo y, tras meterse Sofía en el lago, recoge la espada. Tras vadear el río, Nick encuentra en este un escudo. Sofía porta la espada y Nick el escudo mientras se protegen de las llamaradas de los dragones. Van corriendo llanura arriba. Erlin se tele transporta al estar cerca de él Nick y Sofía; tras lo cual, a pocos metros, el coletazo de un dragón hace tropezar a Sofía con tan mala pata que se clava la espada un segundo antes de que Nick llegue a la puerta. Tras eso, vuelve a retroceder el tiempo.
Otra vez hacen lo mismo de antes hasta cuando Nick coge el escudo. Luego deciden cambiar las tornas y Nick coge la espada mientras que Sofía coge el escudo. Tras eso vuelven a actuar igual pero, cuando el dragón va a golpear con su cola a Nick, este intenta parar su coletazo tras clavar la espada en el suelo. La espada corta la cola del dragón y se levanta una columna de aire que empuja a Nick y le lleva a varios metros de altura, donde muere tras clavarse una rama de un pino bicentenario; todo ello mientras Sofía llega a la puerta. Tras lo cual ocurre algo inesperado.


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos