Índice Consigna Introducción Desarrollo Bibliografía Mapa conceptual Anexo Guía trabajo integrador Motivación introductoria consigna el equipo de alumnos elige uno de los temas dados en esa guía o toma el que la cátedra le adjudique



Descargar 122 Kb.
Fecha de conversión15.07.2018
Tamaño122 Kb.

Pedagogía del diseño y la comunicación II

Prof. Victoria Bartolomei




Índice

Consigna………………………………………………………..2

Introducción…………………………………………………….4

Desarrollo……………………………………………………….4

Bibliografía……………………………………………………….12

Mapa conceptual………………………………………………...13

Anexo………………………………………………………………14

Guía trabajo integrador



Motivación introductoria

CONSIGNA

El equipo de alumnos elige uno de los temas dados en esa guía o toma el que la cátedra le adjudique oportunamente:

  1. Objetivos

  2. Selección y recorte temático para el desarrollo de una clase

  3. Organización de contenidos

  4. Motivación Introductoria

  5. El recurso didáctico

  6. Diseño de una actividad de aula

  7. Corrección

  8. Diseño de un instrumento de evaluación

Objetivos

  • Que el asistente aplique los conocimientos adquiridos sobre estructura y componentes de una planificación

  • Que el asistente ejercite su lógica organizativa e imaginación en el uso de recursos pedagógicos

El trabajo debe contener

  1. Carátula

  2. Índice

  3. Introducción: Nombre específico, presentación del tema enunciando la selección temática que propone en el trabajo que desarrollará. Justifique el recorte.

  4. Desarrollo: Redacte un informe que testimonie la calidad de la investigación realizada.

  5. Síntesis del desarrollo teórico: cuadro, mapa conceptual o gráfico en donde se expongan los conceptos medulares o ideas centrales de su trabajo.

  6. Bibliografía: cite la bibliografía utilizada en el desarrollo del trabajo como así también todo otro soporte textual utilizado.

  7. Anexo: Esquema de la planificación realizada durante el cuatrimestre. Debe contener: Tema general, selección de contenidos, a desarrollar en clase, organización de contenidos, objetivos, recursos utilizados en la motivación de apertura de clase, síntesis de la actividad de aula a realizar por los alumnos, síntesis del trabajo práctico diseñado: objetivos, consigna y pautas de evaluación.

Pautas de evaluación del trabajo integrador

  • En todos los ítems: pertinencia cualitativa y cuantitativa de la propuesta:

  • Fundamentación de la misma de acuerdo a la consigna, uso de la bibliografía. Viabilidad de la propuesta. Coherencia en el planteo. Orden del documento. Síntesis.

  • Redacción. Ortografía.

  • Presentación en tiempo y forma.

Los ítems están presentados por orden de importancia.

INTRODUCCIÓN

El trabajo a realizar se enmarca en el tema específico de la MOTIVACIÓN INTRODUCTORIA. El mismo es de suma importancia para poder llevar a cabo con éxito cualquier acto de pedagógico ya que despierta el interés de quién escucha y ayuda en el proceso de aprendizaje. Para la realización de esta exposición se establecieron los temas más relevantes que hace al tema estableciendo una organización concéntrica donde todo nutre al tema elegido.

A partir de entonces expondremos la definición, causas, tipos y características actuales que ayuden a comprender el concepto tratado desde un punto de vista teórico que permita aplicarlo de manera efectiva en nuestra futura práctica como docente.

DESARROLLO

Encauce de la atención


Uno de los primeros pasos que se deber realizar al diseñar una clase, es pensar primero en la manera de encausar la atención. Para ello es indispensable recurrir a la motivación introductoria la cual moviliza al alumno, le despierta el apetito del conocimiento, del deseo de saber, indagar, explorar, pensar, etc.

Definición formal


Antes de comenzar con la exposición del trabajo es necesario definir aquello con lo que se va a trabajar, en este caso, con la motivación, ya que cada uno tiene asimilada una idea general de lo que éste concepto abarca, por lo que es bueno hacer hincapié en lo que piensan diversos autores con respecto a él.

Según la Real Academia Española Motivación es “un ensayo mental preparatorio de una acción para animarse a ejecutarla con interés y diligencia”

Según Ricardo Salanas, "la motivación es lo que hace que un individuo actúe y se comporte de una determinada manera. Es una combinación de procesos intelectuales, fisiológicos y psicológicos que decide, en una situación dada, con qué vigor se actúa y en qué dirección se encauza la energía."1

Por su parte, Harold Koontz enuncia que "la motivación es un termino genérico que se aplica a un amplia serie de impulsos, deseos, necesidades, anhelos, y fuerzas similares. Decir que los administradores motivan a sus subordinados, es decir, que realizan cosas con las que esperan satisfacer esos impulsos y deseos e inducir a los subordinados a actuar de determinada manera."2

Todas esta definiciones coinciden en que la motivación es un proceso o una combinación de procesos, que consiste en influir de alguna manera en la conducta de las personas; puede decirse que la motivación es la causa del comportamiento de un organismo, o razón por la que un organismo lleva a cabo una actividad determinada.

En los seres humanos, la motivación engloba tanto los impulsos conscientes como los inconscientes. Las teorías de la motivación, en psicología, establecen un nivel de motivación primario, que se refiere a la satisfacción de las necesidades elementales, como respirar, comer o beber, y un nivel secundario referido a las necesidades sociales, como el logro o el afecto. Se presume que el primer nivel debe estar satisfecho antes de plantearse los secundarios.

Según la psicología y filosofía


En psicología y filosofía, motivación son los impulsos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación. Este término está relacionado con voluntad e interés.

Las distintas escuelas de psicología tienen diversas teorías sobre cómo se origina la motivación y su efecto en la conducta. Todas aportan, desde diferentes perspectivas, conceptos clarificadores que explican cómo se origina (para obtener éxito, culminar una expectativa, satisfacer un deseo...) Para comprender mejor la motivación humana, la teoría que mejor la describe es la aportada por Maslow, el cual jerarquizó los motivos que todo ser humano tiene o podría tener dependiendo de su situación personal.



La motivación exige necesariamente que haya alguna necesidad de cualquier grado; ésta puede ser absoluta, relativa, de placer o de lujo. Siempre que se esté motivado a algo, se considera que ese algo es necesario o conveniente. La motivación es el lazo que une o lleva esa acción a satisfacer esa necesidad o conveniencia, o bien a dejar de hacerlo.

Cabe aclarar en este punto la diferencia entre motivación y satisfacción. Como se estableció anteriormente, se puede definir a la motivación como el impulso y el esfuerzo para satisfacer un deseo o meta. En cambio, la satisfacción esta referida al gusto que se experimenta una vez cumplido el deseo.

Podemos decir entonces que la motivación es anterior al resultado, puesto que esta implica un impulso para conseguirlo; mientras que la satisfacción es posterior al resultado, ya que es el resultado experimentado.


Causas


Los motivos pueden provenir de diferente naturaleza. En primer lugar figuran los motivos racionales y los emocionales. Por otra parte, la motivación puede resultar de comportamientos egocéntricos o altruistas, o provenir de procesos de atracción o de rechazo, según muevan a hacer algo en favor de los demás o a dejar de hacer algo que se está realizando o que podría hacerse.

La motivación también puede surgir debido a factores intrínsecos y factores extrínsecos. Los primeros tienen relación con el entendimiento personal del mundo, se trata de los deseos de las personas de hacer cosas por el hecho de considerarlas importantes o interesantes (una materia académica se puede estudiar porque conecta con otros intereses personales). En el caso de los factores extrínsecos, la motivación proviene de la incentivación externa de ciertos factores (asistir a una determinada materia académica porque asumimos que es un requisito impuesto para obtener otras cosas que queremos).

Todos estos factores pueden incrementarse o disminuirse en el espacio alrededor del individuo, sin embargo, los factores intrínsecos dependen del significado que le de la persona a lo que hace. Si bien es cierto, los llamados factores extrínsecos también dependen de esta interpretación de la persona, éstos pueden cambiarse radicalmente de forma muy rápida mientras que los intrínsecos requieren de un trabajo de asimilación más adecuado a la mente del individuo.

Tipos y características


Por existir muchos tipos y fuentes de motivación, la tarea del docente es identificar los motivos de los estudiantes y canalizarlos hacia las actividades que realicen objetivos educativos.

Nuevamente cabe hacer una aclaración en este punto de la exposición: la motivación es sólo un detonante; con una actividad introductoria no se persigue que el alumno adquiera conocimientos, sino todo lo contrario, se busca la concientización de que en realidad no sabe. Este tipo de actividades no debe excederse más de lo necesario ya que el alumno demandará salir de ese estado de no conocimiento para así poder alcanzar las certezas.

Existen diferentes técnicas que ayuden a esta motivación. Por un lado es posible nombrar variedad de recursos como el desequilibrio conceptual, proponer hipótesis o nuevos problemas, plantear contradicciones conceptuales, comentar anécdotas, analogías, cuentos, testimonios. Por otra parte existen diferente maneras de aplicar cada una de ellos: auditivas, verbales, pictóricas, audiovisuales, prácticas, entre otros.

Motivación de logro o del aprendizaje: Capaz de generar un carácter persistente de lucha por lograr algo, lo que se convierte en motivación para muchas de las actividades entre las cuales están las correspondientes al aprendizaje escolar. Posee dos ventajas fundamentales; en primer lugar en el hecho de que tales motivos son intrínsecos a la tarea y, por lo tanto, la recompensa (el logro de un nuevo conocimiento o habilidad) tiene la capacidad de satisfacer por completo al estudiante. En segundo lugar, dicho logro aumenta el ego, ya que el nivel social alcanzado por el individuo es proporcional a su nivel de logros o competencia, lo que afecta directamente su autoestima y sentido de aptitud. Además este tipo de motivación resalta el poder de todos los aspectos intrínsecos y positivos, entre los cuales se incluyen la curiosidad y la exploración.

Motivación por rechazo al fracaso: Es una tendencia motivacional de evitación. Todo se centra en evitar valoraciones negativas de un tercero y por lo tanto se funda en la preocupación. En este caso, cualquier medio puede ser válido para no fallar ya que sólo importa alcanzar la meta sin fracasar.

Motivación de incentivo: Es aquella donde se hace uso de “premios” capaces de encausar la atención y cambiar la dirección de la conducta hacia una motivación directa. Otro ejemplo de este tipo consiste en proporcionar a los sujetos información que les permite juzgar su propio éxito o fracaso. Lo importante en cualquier caso es que los estudiantes alcancen la motivación necesaria para convertirse en autodidactas capaces de alcanzar una autosatisfacción y de generar el deseo de seguir mejorando.

La desmotivación en el ámbito académico


Un término opuesto a motivación, es desmotivación, generalmente definido como un sentimiento de desesperanza ante los obstáculos, o como un estado de angustia y pérdida de entusiasmo, disposición o energía.

Aunque la desmotivación puede verse como una consecuencia normal en las personas cuando se ven bloqueados o limitados sus anhelos por diversas causas, tiene consecuencias que deben prevenirse.

En el caso del ámbito académico, la desmotivación es un factor determinante para la aprehensión de los contenidos. La misma puede resultar claramente nociva si se convierte en una tendencia recurrente o estable, pues tiende, a limitar la capacidad de vinculación, a desfavorecer la productividad del alumno, a reducir el flujo de la creatividad, la capacidad de tomar decisiones y, principalmente, la fuerza de la voluntad.

Un estudiante que está motivado académicamente quiere aprender, le gustan las actividades relacionadas al aprendizaje y cree que el ámbito académico es importante para su formación. Ésta es la superficie donde todo docente debería trabajar. El desafío está en encontrar la mejor actividad motivacional que permita captar la atención de los alumnos para, poder así, cumplir satisfactoriamente con los objetivos impuestos por el docente y con los objetivos propios de cada estudiante.


Motivación en la actualidad


Una gran parte de las personas que están vinculadas al mundo de la educación, tienen la sensación de que los estudiantes, además de no aprender lo suficiente, dedican muy poco tiempo a estudiar contenidos académicos. Incluso, se puede afirmar que hay una opinión bastante generalizada de que los estudiantes aprenden cada vez menos y va disminuyendo el interés por aprender. Por esta razón y, sobre todo, por los bajos resultados escolares obtenidos por los alumnos de las distintas etapas educativas, desde diversos colectivos sociales (padres, profesores, empresarios, etc.) se cuestiona la eficacia del sistema educativo actual, demandando posibles soluciones para los nuevos retos que se le plantean a la educación dentro de la sociedad actual, tales como la diversidad de alumnos en clase, la precariedad de los conocimientos adquiridos, la falta de interés por aprender, la necesidad de una mayor autonomía de los estudiantes, entre otros.

Entonces, la pregunta que nos podemos plantear es la siguiente, ¿por qué razón un amplio número de alumnos no quieren estudiar o no les interesa para nada lo que se enseña en la escuela?

Por lo menos, una parte de la respuesta a esa pregunta tiene que ver con la escasa utilidad que ven los propios estudiantes a lo que se les enseña. La opinión generalizada es que lo que aprenden en la escuela poco tiene que ver con sus vidas, con sus intereses, con sus preocupaciones y con sus inquietudes. Los conocimientos que se enseñan en la escuela son, en la mayor parte de los casos, muy teóricos, alejados de la realidad y con pocas posibilidades de aplicación; es lo que los expertos denominan "conocimiento inerte" y tiene efectos muy negativos sobre la motivación.

Por tanto, si queremos estimular en los alumnos el deseo de aprender, lo primero que tenemos que hacer es tratar de relacionar lo que enseñamos en las escuelas con el mundo real, es decir, darle un sentido, un significado y una utilidad a lo que se enseña. Cuanto más aprecien los estudiantes ese vínculo y relación entre la vida real y lo que se enseña en el aula, más interés tendrán por aprender y mayor satisfacción les producirán esos aprendizajes. Otra cuestión muy importante a tener en cuenta es que lo que se enseña debe mirar directamente a lo que se aprende, es decir, si queremos lograr que nuestros alumnos comprendan lo que se les enseña, hay que tener siempre presente que el aprendizaje tiene unos límites y unos ritmos; y generalmente, la cantidad es uno de los principales enemigos de la calidad, con lo cual enseñar muchos contenidos suele conducir casi siempre a un aprendizaje reproductivo y de baja calidad.



Es evidente que los cambios en la manera de entender el aprendizaje, y el papel del alumno en dicho proceso, también implican maneras diferentes de abordar la motivación académica. El alumno es el que, en último término, le da sentido y significado a lo que aprende a través de un proceso de construcción personal; al hablar de motivación se puede afirmar que es un proceso interno al propio estudiante, con lo cual también aquí es el alumno el que al final decide interesarse o no, implicarse o no, entusiasmarse o no, ante una determinada tarea de aprendizaje.

Pero esta decisión que toma el alumno no es algo tan simple como puede parecer, sino que requiere, como mínimo, un cierto equilibrio personal entre tres factores que son considerados por los expertos los tres pilares básicos en los que se asienta la motivación académica: las creencias sobre la propia competencia; las razones y metas personales; y las emociones que provocan las situaciones de aprendizaje.

Bajo esta perspectiva, también la motivación deja de contemplarse exclusivamente como algo externo al alumno, como una especie de entidad que debe estar presente en cada tarea, como algo que puede dispensarse de modo dosificado por el profesor, pasando a convertirse en algo que está en el propio alumno. Por eso, no sólo es preciso reformular el sentido de la motivación académica, sino también reconducir el modo de influir y actuar sobre ella. La clave está en ayudar al alumno a generar mecanismos de automotivación, pero para todo, para el estudio, para su convivencia con los compañeros y para la vida en general.

La motivación tiene también otros determinantes más allá de los factores vinculados al docente y al aprendiz. Se trata de factores que están situados a otro nivel, probablemente más fáciles de enumerar pero mucho más complejos a la hora de intentar actuar sobre ellos. Nos referimos a determinantes de tipo cultural, relacionados con cambios profundos que se han producido en nuestra sociedad en las últimas décadas y que tienen que ver con la forma de vida, las relaciones familiares, las nuevas tecnologías, los valores predominantes, las relaciones interpersonales, entre otros.


Bibliografía


Biggs, John (2005) “Calidad del aprendizaje universitario” – Madrid, España: Editorial Narcea.

Cabanach, R.G; González Pienda, J.A; Nuñez, J.C; Rodriguez, Susana; Valle, A. (2006) - “Metas académicas, estrategias cognitivas y estrategias de autorregulación del estudio”  Revista Psicothema. Vol. 18 (2), pp.

De Bono, Edward (1995 “el pensamiento creativo” – Barcelona: editorial Paidós

Módulo del Programa de Asistentes Académicos, Pedagogía del diseño y la comunicación.



Mapa conceptual

Anexo


Esquema de la planificación realizada en el cuatrimestre

• Tema general

• Selección de contenidos a desarrollar en la clase

• Organización de contenidos

• Objetivos

• Recursos utilizados en la motivación de apertura de clase

• Síntesis de la actividad de aula a realizar por los alumnos

• Síntesis del trabajo práctico diseñado: objetivos, consigna y pautas de evaluación

Tema general

Diseñar y/o desarrollar el programa de una asignatura es una tarea compleja, implica tomar en cuenta los contenidos básicos de tal disciplina, el marco curricular en la que ésta se enmarca, nuestra propia visión de la disciplina y su didáctica, las características de nuestros alumnos y lo recursos disponibles. Cuando se planifica, se convierte una idea o proyecto en un proyecto en acción. Los profesores piensan en su asignatura y trasladan esa idea a una propuesta práctica pensando en cómo van a trabajar con sus alumnos y para ello, necesitan conocimientos, ideas o experiencias sobre la disciplina, un propósito, un fin, un tema, una meta a alcanzar; lo cual ofrece la dirección a seguir y hacen la previsión y anticipación del proceso que se seguirá dando paso a una estrategia de procedimiento en la que se incluyan las tareas a realizar, la secuencia de las actividad y alguna forma de evaluación o cierre del proceso.

Selección de contenidos a desarrollar en la clase

Seleccionar buenos contenidos significa escoger los más importantes de ese ámbito disciplinar, acomodarlos a las necesidades formativas de los estudiantes, adecuarlos a los condicionantes de tiempo y de recursos con los que contamos, y organizarlos de manera tal que sean realmente accesibles a nuestros estudiantes y que les abran las puertas a aprendizajes post-universitarios. La importancia de los contenidos no se deriva sólo de sus cualidades intrínsecas, sino que está igualmente vinculada a su presentación didáctica.

Organización de contenidos

Establecer un orden adecuado, no siempre es una tarea sencilla. Cuando se hace referencia a la secuenciación de contenidos u organización de los mismos, se alude al concepto de continuidad, sucesión ordenada, serie de cosas que guardan relación entre sí.

Luego, pueden diferenciarse dos tipos de aspectos que caracterizan a la selección de los contenidos en cuando a la importancia dada a cada elemento del contenido, o al espacio de duración que éstos ocuparan. Estos son:

-Secuencias simples

-Secuencias complejas

Las primeras suponen cuatro clasificaciones: homogéneas (todos los contenidos reciben la misma importancia); heterogéneas (hay diferencia en cuanto a la relevancia de cada contenido); equidistante (todos los contenidos tienen el mismo espacio de duración); no equidistante (cada elemento del contenido tiene un espacio de duración diferente).

Las secuencias complejas, en cambio, se dividen en: secuencia compleja con retroactividad (esto quiere decir que se prevén saltos hacia adelante y hacia atrás para ir aclarando para qué sirven dichos conceptos); secuencia en espiral (establece a partir de un contenido, el agregado de nuevo temas que posibilitan regresar a un punto anterior, enriqueciendo al mismo); secuencia convergente (trabajan un mismo contenido desde puntos de vista diferentes).

Objetivos

Los objetivos guían y orientan la acción del profesor, en pos de promover la aplicación y la transferencia de los procedimientos aprendidos en diferentes situaciones por parte de los alumnos. Además, deben contener en su formulación una operación a llevar a cabo y un contenido sobre el cual efectuarla; deben ser alcanzables y evaluables y ser coherentes con el resto de los componentes que intervienen en el diseño de la enseñanza.

El modelo de planificación conocido como “modelo de objetivos de conducta” propone que los objetivos deben ser formulados en términos de conductas concretas, observables y medibles. Por esta razón, se los denomina objetivos operacionales. Luego, se distinguen los objetivos generales que son más globales y describen en términos de conductas “complejas” los resultados que esperamos del aprendizaje; y los operacionales, son los que permiten desagregar en conductas parciales aquella conducta que explicita el objetivos general (por ende son más fácilmente medibles); y por último el objetivo propiamente dicho, que explicita qué aprendizaje se espera que logren los alumnos.

Recursos utilizados en la motivación de apertura de clase

Existen tres patrones motivacionales. Uno que busca las metas de aprendizaje, propio de la meta de ejecución, otro que busca juicios positivos de competencia y el último por el miedo al fracaso.

-Motivación por el aprendizaje (orientado al polo intrínseco de la motivación): Se orientan hacia metas personales y autónomas, partiendo de elecciones propias sin seguir imposiciones, y que estén relacionadas con la naturaleza de la tarea. En este patrón, los errores que pueden ocurrir son vistos como algo natural, de los que se puede aprender.

Luego, para los sujetos orientados hacia el aprendizaje, surgen momentos de incertidumbre que son inevitables y tomados como un reto que se debe superar, y son estimulantes y para nada bloqueadores o creadores de ansiedad.

Las tareas se escogen por su contenido, por lo novedoso o por lo revelador, por lo que les sirva para aumentar su conocimiento sobre el tema.

El criterio se caracteriza por ser a largo plazo y por buscar grandes objetivos que se van modificando.

Cuanto más aprendo, más cosas sé hacer y mejor soy”

-Motivación por la búsqueda de juicios positivos de competencia: Buscan resultados concretos y beneficios tangibles. Les interesa demostrar que son capaces de realizar una tarea y qué imagen de sí mismos obtendrán al ejecutarla (componente de aceptación social importante).

El modo de actuación típico se centra en la consecuencia de los juicios positivos de competencia, más que en el proceso, y los errores son concebidos como fracaso.

La idea de sus habilidades y de su inteligencia, es justa la contraria al de las metas de aprendizaje. Las capacidades personales, intelectuales, son estables y muy difíciles de modificar.

-Motivación por el miedo al fracaso: Comparte las mismas metas que el patrón anterior, pero tiene consecuencias más nefastas, al ser una tendencia motivacional de evitación. Al no querer ganar, sino no perder, toda la acción está teñida de preocupación, evitando valoraciones negativas de los demás.

La tarea se desnaturaliza y sólo interesa no fracasar en el resultado final.

Síntesis de la actividad de aula a realizar por los alumnos

Existen una serie de técnicas para organizar una actividad. Una clase, es una actividad. Además sirve para predisponer al alumnado al aprendizaje de los contenidos del tema a tratar, es un recurso que guía al alumno para lograr y llegar al objetivo.

Se distinguen tres áreas:

-Recursos de aula (todo recurso y/o material destinado a apoyar la interacción alumno-docente-contenidos). También se encuentran actividades que comprometen de manera activa el uso del espacio y del cuerpo por parte del grupo: técnicas de simulación, aproximación hipotética a la realidad, resolución de casos, juegos, dramatizaciones, etc.

-Recursos fuera de aula (experiencias directas). Trabajo de campo, visitas proyectos, micro emprendimientos, etc.

-Actividades de aprendizaje (focalizando en las necesidades del que aprende). Facilita el papel activo del alumno, le permite decidir su propio plan de acción, favorece la interacción, estimula la revisión de conceptos, satisface las expectativas e intereses del alumno.

Síntesis del trabajo práctico diseñado: objetivos, consigna y pautas de evaluación

Partes constitutivas del instructivo de un trabajo práctico:

-Objetivos de evaluación: Indican lo que se pretende lograr en el alumno.

-Consigna: Deben ser pautas claras y coherentes que permitan la ejecución del trabajo.

-Procedimiento: De ser necesario, se indican los pasos a seguir.

-Presentación: Se debe aclarar si es libre o si debe presentarse de alguna manera en particular.



-Pautas de evaluación: Deben estar claramente especificadas antes de la prueba evaluativa y debe ser de total conocimiento por parte del alumno.

1 Solana, Ricardo F..Administración de Organizaciones. Ediciones Interoceánicas S.A. Buenos Aires, 1993. Pág. 208

2 Koontz, Harold Administración, una perspectiva global 11ª. Edición. Editorial Mc Graw Hill. México, 1999. Pág. 501




Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad