スペイン語情報誌「musashi」 2008年5月~8月号第58号 Información para aprender a vivir mejor en Japón



Descargar 225 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño225 Kb.
Vistas177
Descargas0
  1   2   3   4



M U S A S H I
   Nº 58 - Año 2008, Mayo-Agosto

Boletín digital cuatrimestral editado por J.Alberto Matsumoto



スペイン語情報誌「MUSASHI 20085月~8月号第58

Información para aprender a vivir mejor en Japón

「日本での生活をスムーズにするスペイン語情報誌」


******************************

MUSASHI Nº 58 -Mayo - Agosto de 2008

(c) J.Alberto Matsumoto-IDEA NETWORK

Jubilación básica, con 40 años de aporte son 67.000 yenes por mes

- Pueden cobrarlo en el dia de mañana en su país.

- De cualquier manera, si no aportan no tienen ninguna paga a futuro.

- Lo mejor es no depender de los hijos, pues eso puede provocar tensión y aislamiento.

Los que trabajan como asalariado deben aportar el 7.675% de sus ingresos a la jubilación (kosei nenkin) y el 4.1% (4.71% si es mayor de 40 años) al seguro de salud (kenko hoken) del sistema de seguro social (shakai hoken). El empleador también aporta la misma proporción por lo que el día que se jubilan, el trabajador jubilado cobraría aproximadamente el 50% de valor promedio del salario como activo.

Pero en el caso de las amas de casa, trabajadores eventuales y muchos de los extranjeros que por desconocimiento o rechazo no aportan al seguro social, deben pagar por sí mismo al seguro nacional de jubilación (kokumin nenkin) que se tramita en la municipalidad. Son 14.410 yenes por mes, al menos por el momento, y con 40 años de aporte como activo podrán cobrar casi 800.000 yenes al año, unos 67.000 yenes por mes (al cambio en dólares serían unos U$S 650). Si el aporte es de 25 años, el requisito básico para cobrar la jubilación, sería de unos 600.000 yenes anual, unos 50.000 por mes, casi 500 dólares.



Muchos se preguntan si es posible vivir con esta suma en Japón; y la respuesta es NO, aunque no son pocas las parejas de jubilados japoneses que, de hecho, viven con unos 120.000 a 150.000 yenes mensual. Según datos de la OCDE la tasa de pobreza de los mayores de 65 años de edad de Japón es del 21.1%, cuando el promedio de los países miembros es del 13.3%. En Estados Unidos es del 24.6%, en Australia del 23.6% y en México del 28.4%. Si bien es cierto que los retirados poseen una importante porción de los ahorros particulares que suman 3 veces el valor del PBI anual que es 4.7 billones de dólares (4.5 veces el PBI de Brasil y 45 veces la de Perú), también es cierto que muchas familias de jubilados viven con lo justo, pues el 20% de los ancianos que viven solos destinan apenas 270 yenes por comida y para cubrir otros gastos deben utilizan sus ahorros.

Sin embargo, ¿cuántos jubilados cobran el equivalente a más de 500 dólares en algunos de los países donde son oriundos los migrantes latinos en Japón?

Si el "dekasegui" latino aportase al seguro social -shakai hoken- cobraría también la parte proporcional a sus ingresos y el valor de la jubilación mensual sería mucho más alto que el básico.

En una palabra, los latinos que trabajan en Japón, si aportan, tendrían la opción de cobrar y vivir el día de mañana en su país donde el costo de vida es mucho menor que Japón. Algunos se preguntarán si dentro de 10, 15 ó 20 años esa situación puede continuar. Es muy posible que Perú como el Brasil aumenten sus ingresos promedio individual, que el costo de vida sea mayor que ahora, etc, pero es muy difícil pensar que el ingreso promedio llegue a los 37.000 dólares anual que tiene Japón (desde luego que existe la posibilidad de que este valor promedio baje, pero nadie puede decir a cuánto). Hoy, al año 2008, Brasil tiene casi U$S 6.000 y el Perú casi U$S 4.000. No es fácil estimar ni adivinar lo que puede ocurrir dentro de 10 ó 15 años, pero a los latinos de Japón les queda esa opción de retornar a su propio país donde tal vez puedan vivir un poco mejor que un jubilado japonés con lo justo.

Para eso y más allá de esta expectativa es necesario que aporten a la jubilación japonesa. Además de ser una obligación es necesario que asuman que si no son capaces de asumir los costos como jubilado el día de mañana pueden provocar gastos a sus hijos y a sus familias y eso podría provocar situaciones de tensión o aislamiento familiar que ya se observa en algunos casos. Los padres creen que tienen el "derecho" de que merecen la comprensión y la ayuda económica de sus hijos por todo el esfuerzo que han hecho hasta ahora, en su país y en el Japón, pero los hijos, algunos un tanto resentidos por haberlos traído a Japón o porque aquí se están dando cuenta que no pueden mejorar sustancialmente sus ingresos como para mantener "dos familias", comienzan a tomar distancia de sus padres. Las "expectativas" de los padres difiere de las de los hijos y eso trae una situación de paulatino alejamiento.

No hay que olvidar que se requiere 25 años de aporte para cobrar la jubilación, pero si tienen la residencia permanente (visado) gozan de los mismos derechos que los japoneses y pueden cobrar de la misma manera que los nacionales de este país aunque no tengan esos años exigidos.


Nota anexa: ¿Es cierto que el gobierno está evaluando asumir el costo total de la jubilación nacional básica?

No solamente el gobierno sino también varios institutos de investigación privada están evaluando esta alternativa de que todos los ciudadanos puedan gozar de una jubilación básica nacional, de 800.000 yenes al año aproximadamente, sin que aporten sino con recursos fiscales del IVA o algún impuesto específico. El IVA podría aumentar del 5% actual al 8% o 12%, según cómo lo implementen.

De por sí ya el gobierno está asumiento el tercera parte de los pagos de la jubilación básica y a partir del 2009 prevee asumir la mitad de estos costos. En caso de que asuma el 100% de estos costos con las arcas del Estado implicaría un incremento importante del impuesto al consumo y esa es la razón de que aun no hay una respuesta por los impactos que pueden provocar en la economía nacional.

En caso de ser aprobado esta propuesta los asalariados tendrían una disminución de la alícuota del seguro social (shakai hoken) en la parte de aporte jubilatorio (kosei nenkin) y aportarían solo la parte proporcional a los ingresos. Y los autónomos, a fin de garantizar una mejor jubilación a futuro es muy posible que tengan otros mecanismos de aporte opcional para seguir aportando a un fondo de capitalización, muy parecidas a las AFJP (Administradoras de Fondo de Jubilaciones y Pensiones) que hay en Chile y otros países de América Latina.



La jubilación que salva a la viuda dependiente y sus hijos

- La jubilación cubre también a la viuda con hijos o cuando uno queda discapacitado.

- Si el marido estaba en el "shakai hoken", la viuda cobra una parte aunque no tenga hijos.

- El "shakai hoken" es el mejor "seguro de vida" para la familia.


Tanto la jubilación nacional para los autónomos -kokumin nenkin- como la jubilación del seguro social para los asalariados -kosei nenkin- ofrecen coberturas importantes para la viuda con hijos en caso de que el titular, la cabeza de familia, fallece por algún imprevisto, lesión o enfermedad.

A modo de ejemplo, tomaremos el caso de una viuda con 40 años de edad, dos hijos, uno de 12 años y otro de 10 años, y 18 años de aporte del marido.


- Si el fallecido era autónomo y estaba en el "kokumin nenkin":

La pensión por deudo "izoku kiso nenkin" se paga a la viuda con hijos menores de 18 años o a los hijos. El valor, al año 2008, es de 792.100 yenes anual + 227.900 yenes por cada hijo hasta el segundo, y por el tercero y subsiguientes la suma de 75.900 yenes, lo que implicaría 1.247.900 yenes al año. Cuando el mayor cumpla los 18 años el valor se reduce a 1.020.000 yenes. Cuando el menor cumpla los 18 años, la viuda ya no podrá cobrar más esta pensión por deudo.



Si la viuda no tiene hijos, no cobrará ninguna pensión, asignación ni jubilación.
- Si el fallecido era asalariado y estaba en el "kosei nenkin" del shakai hoken:

La condición de ser beneficiaria es ser viuda, sin importar si tiene hijos, mayor de 30 años de edad; y el valor que puede cobrar es lo señalado arriba más el 75% de la jubilación proporcional a los ingresos del marido, calculado por los años de aporte y el salario promedio general. Aunque el marido haya fallecido antes de cumplir los 25 años de aporte se da por pagado los 300 meses de aporte.

Si la beneficiaria (viuda) tiene menos de 30 años de edad al momento de fallecer su marido podrá cobrar esta pensión sólo por 5 años, como una ayuda asistencial para facilitar su continuidad dentro del ámbito familiar y social-laboral.

Y si la beneficiaria es mayor de 40 años de edad, con hijos mayor de 18 años o sin hijos, no cobrará la jubilación básica pero sí la jubilación por deudo, el "izoku kosei nenkin", y un complemento por viudez llamado "chukorei kafu kasan", cuyo valor anual es de 594.200 yenes, hasta cumplir los 65 años de edad.

Con el ejemplo en cuestión, viuda de 40 años, dos hijos menores, la jubilación por deudo "izoku kiso nenkin" sería de 1.247.900 yenes más 428.000 yenes por la parte proporcional a los ingresos del marido fallecido "izoku kosei nenkin", lo que totaliza 1.675.900 yenes por año, una suma casi 140.000 yenes por mes. Si los hijos cumplen los 18 años de edad, la viuda seguiría cobrando de los 48 años hasta los 65 años, durante 17 años, la suma de 428.000 yenes por "izoku kosei nenkin" y el complemento por viudez "chukorei kafu kasan" por 594.200 yenes, totalizando 1.022.200 yenes al año.
Cuando la viuda cumpla los 65 años de edad podrá cobrar la jubilación básica, aunque deja de cobrar las demás asignaciones. A este efecto, es importante que durante su vida activa siga aportando a la seguridad social. Si después de quedar viuda se vuelve a casar, obviamente deja de cobrar las asignaciones señaladas párrafos arriba.

Aquí se demuestra nuevamente la importancia de que la cabeza de familia, en caracter de asalariado, esté debidamente en el seguro social - shakai hoken-, pues es la mejor forma de garantizar una protección a su pareja e hijos en caso de muerte. A diferencia de un seguro de vida particular, el seguro público ofrece una cobertura casi vitalicia.

kokumin nenkin: 国民年金 izoku kiso nenkin: 遺族基礎年金

kosei nenkin: 厚生年金 shakai hoken: 社会保険

marido: 夫 (otto) esposa: 妻 (tsuma) hijos: 子(ko)

izoku kosei nenkin: 遺族厚生年金 chukorei kafu kasan: 中高齢寡婦加算




Madres solas con hijos es duro vivir en Japón

- Hay casi 750.000 madres solas con hijos y por divorcio están aumentando.

- Generalmente tienen pocos ahorros y eso dificulta iniciar su vida sola.

- En estas familias la pobreza supera el 50% y el trabajo que tienen es precario.


A pesar de que hoy existen diversas ayudas públicas como asignaciones por crianza, ayudas escolares, prioridad para alquilar viviendas económicas municipales, etc. , para que una madre soltera o divorciada viva sola con sus hijos es muy duro en lo económico y en lo social. Según datos del 2005, del Ministerio de Asuntos Internos y de Comunicaciones, en todo el territorio hay 749.048 mujeres solas con hijos menores, donde incluyen las madres solteras, divorciadas y viudas. Desde el año 2000 se ha producido un incremento del 19.7%, provocado más que nada por los divorcios de matrimonios jóvenes. La población total de estas unidades de mujeres con hijos abarca casi 2 millones en una situación económica bastante endeble y precaria, pues al momento de quedar en esa situación, casi la mitad tiene apenas unos 500.000 yenes de ahorro disponible, una suma escasa para reiniciar una nueva vida con sus hijos. Solo el 15.8% ha contestado que tiene un poco más de 2 millones.

Aun cobrando la jubilación por deudo, ayuda por subsistencia o asignación por alimentos remitido por el ex-marido, el ingreso promedio anual de estas unidades es de 2.130.000 yenes, donde el 30% tiene menos de 1.000.000 de yenes, una situación casi calamitosa. Se pudo saber por un trabajo de investigación del Ministerio de Trabajo y Salud que las que trabajan a tiempo completo estarían cobrando un promedio de 1.710.000 yenes y las de a tiempo parcial unos 1.110.000 yenes. A pesar de que buscan empleos más remunerados son muy pocas las que logran este objetivo. La precariedad laboral se da también en que el 43.7% no está en el seguro de desempleo y cerca del 20% no aporta a la jubilación del seguro social.

Si bien el índice de pobreza relativo en Japón es del 15%, en las unidades familiares de padre o madre con hijos es del 57.3%, una de las más altas del mundo. En EE.UU es del 48.9%, México 35%, Reino Unido 40.7%, Alemania 31.4%, Suecia 3.6%, Francia 7.3%, etc.

Para mejorar los ingresos hay muchas mujeres en este estado que trabajan muchas horas, en dos a tres empleos, lo que provoca también problemas de salud y en última instancia tienen que recurrir a las ayudas públicas de subsistencia (seikatsu hogo), donde más de 100.000 unidades reciben algún tipo de ayuda del municipio, sea para aliviar los costos del alquiler, reducciones o exenciones tributarias, etc. Es por eso que el 13.2% de los niños escolarizados están recibiendo también las ayudas escolares para costear gastos extras de la educación, como la comida del mediodía, compra de uniformes, etc.

La mayoría de estas madres están cobrando la asignación por crianza llamado "jido teate" que es una ayuda hasta que los hijos cumplan los 12 años de edad. Desde abril de 2007, la paga por los niños menores de 3 años es de 10.000 yenes por mes. De los 4 años en adelante es de 5.000 yenes, aunque del tercer hijo es de 10.000 yenes. Se paga en los meses de febrero, junio y octubre, 3 veces al año. Se recuerda que hay municipios que tienen ayudas complementarias, pero eso depende de los recursos fiscales disponibles de cada gobierno municipal.

Ayuda pública para subsistencia "seikatsu hogo"

- Son ayudas para la subsistencia y es para que superen esa situación.

- Hay un aumento de familias extranjeras que están necesitando estas ayudas.

- Deben hacer una declaración jurada y demostrar esa necesidad apremiante.


Según los datos del Ministerio de Trabajo, Salud y Bienestar Social, se percibe un incremento de familias extranjeras que están recibiendo la ayuda pública de subsistencia, llamado "seikatsu hogo". Datos del 2006 indican que son 1.080.000 familias o unidades las que son beneficiarios de este subsidio, de los cuales cerca de 30.000 son de nacionalidad extranjera. Los coreanos ocupan casi el 60% con 22.356, los chinos 2.847 y las filipinas 2.399, colectivo que muestra un incremento muy importante en los últimos años por problemas de violencia doméstica, divorcio, abandono del marido japonés, etc.

En el caso de los extranjeros hay que tener en cuenta que hay municipios que no aceptan la solicitud de este subsidio cuando la dirección registrada difiere a la del municipio solicitante, por lo que es necesario realizar el cambio de domicilio ante la ventanilla de Registro de Extranjería (gaikokujin toroku-ka). Para evitar que la pareja o personas no deseadas lo ubiquen sería importante que expliquen las razones de la "persecusión" en la oficina de bienestar social -fukushika- del municipio para que la asistente social notifique al funcionario de registro de extranjería y se mantenga la privacía del mismo.


Se recuerda que este es un sistema de ayuda pública para aquellos que no logran, a pesar del esfuerzo que realizan, siquiera las condiciones mínimas de vida. Es necesario demostrar que aunque tengan voluntad de trabajar no lo pueden hacer (ej: por una internación prolongada de una enfermedad o lesión), que hayan agotado sus ahorros (ahorro en efectivo, acciones y hayan vendido sus bienes como ser la casa o el automóvil) y hayan pedido ayuda a familiares y parientes y éstos estén imposibilitados en ofrecerla. Y además deben demostrar que con sus escasos ingresos, sean salariales, de pensión u otra ayuda, no puedan sustentarse.

Ante todo, deben consultar a la asistente social (social worker) de la sección bienestar social (fukushika) del municipio o asistente asignada del barrio (chiku minsei-in). El/la solicitante deberá responder a una serie de preguntas bajo declaración jurada, notificar de la existencia o no de familiares y en caso de existir uno de ellos, éstos deben ser una especie de garante o apoyo de la manutención (fuyosha), presentar la constancia de saldo de la cuenta bancaria, constancia de empleo y de pago de impuestos, etc. Una vez presentada las documentaciones la asistente social verifica cada contenido e incluso toma contacto con el banco para constatar el saldo bancario. Si es aprobado la solicitud, se envía la noticación "hogo kettei tsuchisho", caso contrario la negación de la misma "hogo shinsei kyakka tsuchisho". La primera paga suele ser en la misma ventanilla de la Oficina de Bienestar Social del municipio y desde la segunda se deposita directamente en la cuenta bancaria.

En caso de no estar de acuerdo con la decisión del municipio uno puede "apelar" y puede pedir el "shinsa seikyu" a fin de que sea revisado la negación.

Se aclara que la ayuda de subsistencia no cubre todos los gastos, sino solo lo que le falta al solicitante, pues responde a las necesidades más apremiantes. Puede cubrir los gastos de comida y vivienda (alquiler), los gastos médicos (reducción de las cuotas y de la carga de gastos médicos), los de la educación obligatoria de los hijos (exención de pago de los gastos escolares), los de cuidado y atención domiciliaria, de parto, de sepelio, etc.

Durante el tiempo que cobra este subsidio público quedan eximidos o reducidos los impuestos y las cuotas del seguro social, éste último porque los "ingresos" obtenidos por este subsidio están libre de carga tributaria.

De los casi 1.100.000 familias que cobran esta ayuda pública, 450.000 son personas de edad, otros 450.000 son familias que tienen a cargo personas discapacitadas o la cabeza de familia está impedido trabajar por enfermedad, 100.000 son madres solteras o divorciadas con hijos, etc.

Información sobre el sistema de ayuda (solo en japonés)

http://allabout.co.jp/family/seniorlife/closeup/CU20070426A/



Mejorar el servicio en los restaurantes latinos es posible y necesario

- Los propietarios latinos todavía tienen miedo a abrirse a la clientela japonesa.

- La informalidad está en el seno de la familia y eso no facilita la mejora del servicio.

- Lo "sabor auténtico" no siempre es lo que busca y gusta el cliente japonés.

- Adaptando algunas cosas se puede conquistar el público japonés.
La preocupación de muchos comerciantes y propietarios de restaurantes latinos es cómo captar la clientela japonesa y mantener la latina. Es un desafío desde hace años atrás y son muy pocos los que han podido obtener resultados, aunque paulatinamente se observa una mayor concientización de la importancia de asumir esta realidad para sobrevivir en el mercado japonés.

En una nota exclusiva del semanario económico Toyo Keizai (2007.08.11-18) sobre "Servicios que venden" indica una serie de pautas para que un negocio sea exitoso y con solo ver los subtítulos y el orden de las prioridades puede ser de suma utilidad también para los propietarios peruanos y de otras nacionalidades que buscan mejorar sus negocios.



1) Empleados satisfechos, contentos de su trabajo atrae implícitamente a los clientes. El aire que se respira en un ambiente donde los empleados trabajan con entusiasmo ofrece la confortabilidad que cualquier cliente busca. Los clientes perciben de inmediato cuando los empleados, insatisfechos de la paga y del trato, trabajan a desgano.

2) La sistematización del servicio, o sea, que sea ordenado y prolijo, facilita el servicio en sí. Esto significa que el menú esté debidamente traducido, claro y con los respectivos precios. Se puede agregar el concepto de media porción "half portion" para las mujeres o para quienes desean probar diferentes platos o el de plato grande "oozara" para grupos. Los platos principales pueden estar presentados con fotos y una breve explicación de los ingredientes étnicos no muy conocidos en Japón. Lo mismo con las salsas y aderezos o condimentos típicos del país de origen.

3) La claridad y transparencia de las cuentas, la buena atención y cordialidad atraen a que los clientes vuelvan a venir. Aunque sea bien atendido, si las cuentas no son claras es muy posible que jamás ese cliente retorne. No puede haber duda en el cálculo ni en el vuelto.

4) La buena atención no significa fastidiar con demasiada información ni ser cargoso en el servicio. Hay que saber dar la información que el cliente desea saber en el momento preciso o cuando está dudando de algo. Además, el ambiente debe ser confortable, no muy ruidoso, no muy frío ni muy caluroso. Y desde luego, impecable la higiene de los sanitarios.

5) La cordialidad no es amabilidad artificial, debe ser una simpatía natural. Es usual que en los establecimientos gastronómicos japoneses atienden con esa excesiva "sonrisa artificial - egao" que cansa y deja una sensación poco amable. Antes que ese "egao" fabricado es mucho mejor la seriedad con una simpatía moderada, pues eso inspira más confianza. De todos modos, en la gastronomía la buena atención implica cordialidad, amabilidad y cierta rapidez en la atención, elementos que aun escasea en algunos restaurantes latinos.

El otro elemento importante es la capacidad de adaptación de los platos latinos al paladar japonés, pues es muy difícil que de un día para el otro adopten y comprendan los variados sabores, algunos de ellos no muy usuales en Japón, que tiene por ejemplo la gastronomía peruana. En ese sentido, lo original no significa que sea apreciado en su 100% y en muchos casos, como ha pasado con la comida indú, la vietnamita, la mexicana, la tailandesa, etc, aun manteniendo la esencia de sus sabores, han sido adaptados a los sabores, a la presentación y al volumen japonés.

También es necesario publicitar estos platos, sea en revistas del barrio, en la web, etc. La colocación de ticket de descuentos en los dos idiomas en diversos medios también es una forma de motivar a los clientes.

Y un tema importante para los propietarios es que tengan ganas de aprender, de adaptar y de avanzar en el terreno de los consumidores japoneses. Por ahora, salvo excepciones, la mayoría tiene miedo y no se atreve siquiera incursionar en un ámbito que al parecer es excesivamente exigente.

Tampoco hay que olvidar que casi el 37% de los pequeños propietarios o emprendedores particulares japoneses están pensando dejar o cambiar de actividad, tal como lo señala una encuesta realizada por el Ministerio de Asuntos Interiores y de Comunicación en el 2007. En todo Japón hay 2,7 millones de establecimientos particulares, desde comercios, talleres, restaurantes, etc., donde laboran 7.5 empleados, pero el estudio indica que en los últimos 5 años se ha producido una reducción de casi el 13% por falta de demanda, exceso de competencia, incremento de los precios de los insumos, etc, lo que provoca suspensiones temporales de la actividad o cambio de rubro.
Nota: Es una web donde están los restaurantes étnicos de todo Tokio y alrededores. Los mismos japoneses se encargan de colocar comentarios y describir las particularidades de cada restaurante. Eso significa que cuando de boca en boca se va transmitiendo las referencias de un local eso se transforma en la mejor publicidad para atraer nuevos clientes y tener atrapados a los ya conquistados.

http://e-food.jp/rest/index.html Web de restaurantes etnicos

http://e-food.jp/blog/archives/cat71/ Listado de restaurantes peruanos (7)

http://homepage2.nifty.com/mundolatino/restrante.htm Web de restaurantes latinos en general

http://www.k-i-a.or.jp/kokusai/tabunka/ethnic/index.html (Folleto de restaurantes etnicos de Kanagawa, donde incluyen algunas peruanas, elaboradopor la Asociación Internacional de Kanagawa)
http://e-food.jp/blog/archives/2006/04/la_estancia.html

Es la presentación del restaurante argentino "La Estancia", ubicado en la zona fabril de Tsurumi, Yokohama. Está a 10 minutos de Tsurumi JR en bus o a 5 minutos en taxi. No está en un lugar de fácil acceso e incluso su decoración dista de ser exquisito. Es un típico restaurante latino de los "dekaseguis". Sin embargo, los fines de semana se llena de gente japonesa. Los comentarios que hay en el blog han atraído la atención y los que gustan de comer buena carne, por más que sea voluminoso, se acercan a degustar los diversos platos argentinos y bolivianos, pues la propietaria ha vivido como inmigrante en ambos países.



Catálogo: musashi -> descarga


Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos