Mtra. Dora yolanda ramos estrada



Descargar 4.21 Mb.
Página2/7
Fecha de conversión27.03.2018
Tamaño4.21 Mb.
1   2   3   4   5   6   7

PRÁCTICA I


INTRODUCCIÓN GENERAL AL LABORATORIO Y MÉTODOS DE INVESTIGACIÓN OPERANTE.


I. INTRODUCCIÓN
Podemos afirmar que la ciencia es el producto de conductas relacionadas con el descubrimiento de relaciones entre eventos. La actividad de un científico va encaminada a esclarecer las relaciones entre los eventos del universo.
1.1 LA RELACIÓN FUNCIONAL Y LA EXPERIMENTACIÓN.
Una relación importante entre los eventos se conoce como RELACIÓN FUNCIONAL. En este tipo de relación unos eventos preceden sistemáticamente a otros. La manera a través de la que los hombres han podido descubrir relaciones funcionales es por la EXPERIMENTACIÓN.

La experimentación consiste en medir dos clases de eventos, variar sistemáticamente una de ellos y observar los cambios producidos en la otra clase. Si cada vez que cambiamos un evento se producen cambios en otros decimos que el que ha cambiado está en FUNCIÓN del que hemos variado; es decir hemos descubierto o establecido una RELACIÓN FUNCIONAL entre ambas clases de eventos.


1.2 LA CIENCIA DE LA CONDUCTA: SUS OBJETIVOS Y VARIABLES.
La ciencia de la conducta trata de establecer relaciones entre todos aquellos eventos cuyas variables produzcan o se relacionen con la clase de eventos que constituye su objeto de estudio: la conducta de los organismos.
La ciencia de la conducta intenta establecer relaciones funcionales entre la clase de eventos que constituyen el ambiente y la clase de eventos que constituyen la conducta de los organismos; es decir la ciencia de la conducta intenta o pretende encontrar los eventos de las que es función la conducta.
Así mismo, como cualquier otra ciencia natural, pretende lograr la predicción y control de su objeto de estudio; intenta averiguar cuál es la probabilidad de que en determinadas circunstancia ocurra la conducta.
Para lograr el objetivo anterior, el científico de la conducta, retira o manipula los eventos ambientales (variable independiente) y observa y registra los cambios que a consecuencia de tales manipulaciones se presentan en la conducta (variable dependiente).
Se considera que la conducta es la variable dependiente porque es un evento cuya variación depende de los cambios en otros eventos. Se dice que los eventos ambientales son la variable independiente porque varían separada o independientemente de la conducta.

1.3 CÁMARA EXPERIMENTAL


Un instrumento que le ha facilitado a la ciencia de la conducta la obtención de relaciones funcionales, ha sido la cámara experimental (popularmente conocida como caja de Skinner).
En términos generales una cámara experimental consta de dos subsistemas; uno de esos subsistemas nos permite introducir, eliminar, mantener constantes y variar con exactitud eventos ambientales exteroceptivos (luces, sonidos, comida, agua, choques eléctricos, etc.), los cuales dependiendo de su relación con la conducta que se observa, adquirirán funciones de estímulos discriminativos, reforzadores, etc. (véase práctica 2); el otro subsistema nos permite observar y registrar de una manera objetiva y confiable la conducta.
En la forma de observar y registrar la conducta radica una diferencia importante entre una ciencia de la conducta y otras aproximadas al estudio de la conducta. Esta forma de observación y registro ha de determinar las características de la instrumentación empleada.
1.4 LA MEDICIÓN DE LA VARIABLE DEPENDIENTE.
Dada la complejidad de su objeto de estudio y en muchas ocasiones, la imposibilidad de medir y registrar todos los eventos que lo configuran, la ciencia de la conducta emplea un sistema descriptivo en el que se divide a la conducta en elementos que pueden ser claramente definidos y comunicados. A la conducta se les divide en unidades llamadas respuestas.
Si uno de los objetivos de la ciencia de la conducta es la predicción; ¿cómo y qué aspectos de las unidades por medio de las cuales se estudia la conducta (respuestas) se deberán medir para poder predecirla?

1.5 LA TASA DE OCURRENCIA Y LA PREDICCIÓN DE LA CONDUCTA.


En otras aproximaciones al estudio de la conducta, se han enfatizado medidas de respuestas tales como latencia, número de errores, magnitud, duración, etc.
En una ciencia de la conducta se considera que estas medidas no se relacionan de una manera directa con el objetivo de la predicción; se considera que la medida más adecuada a los fines de la predicción la constituye la tasa (frecuencia de ocurrencia/unidad de tiempo) con la que una respuesta es emitida.
Respecto al tema, Skinner (1950) ha afirmado:

No es gratuito que la tasa de respuesta sea tan útil como dado, ya que es particularmente apropiada para el propósito fundamental de una ciencia de la conducta. Si hemos de predecir la conducta (y, posiblemente de controlarla), debemos ocuparnos de la PROBABILIDAD DE RESPUESTA”.


La tarea de una ciencia de la conducta consiste en evaluar esta probabilidad y en explorar las condiciones que la determinan. Es fácil imaginar la manera como la fuerza de la conexión, expectancia, potencial excitatorio, etc., contienen la noción de probabilidad, pero las de más propiedades de estos términos obstaculizan la búsqueda de un tipo de medición adecuada. La tasa de respuestas no es una “medida” de probabilidad, sino el único dato apropiado dentro de una formulación en los términos adecuados.
Este énfasis en la medición y registro de la tasa de respuesta, ha determinado las características del subsistema de medición de las cámaras experimentales.
Existe un interruptor eléctrico cuyo cierre por medio de la acción de cualquier instrumento define la ocurrencia de una respuesta, sin importar la conducta específica que produjo tal cierre. De esta forma es posible reconocer y controlar las respuestas de una manera válida y confiable. El instrumento cuya acción activa el interruptor eléctrico recibe el nombre de OPERANDUM y todas aquellas conductas que en la cámara experimental son emitidas, se dice que pertenecen a la misma CLASE DE RESPUESTAS.
Por tanto, genéricamente, podemos afirmar que una OPERANTE o CLASE DE RESPUESTAS está formada por todas aquellas respuestas que tienen el mismo efecto sobre el ambiente.
Dentro de las ventajas que ofrecen las características del subsistema de medición de cámara experimental podemos mencionar:


  • Se utiliza una respuesta que requiere poco tiempo para su emisión y deja al organismo listo para responder tan pronto haya emitido una respuesta.




  • Para emitir una respuesta, el organismo no necesita desplazarse de su lugar.




  • La emisión repetida de la respuesta permite su fácil contabilización.


1.6 EL REGISTRO ACUMULATIVO
Una vez definida la respuesta lo que se necesita es un sistema de registro que nos permita enfatizar la tasa de respuesta. Esto puede lograrse simplemente contando el número de respuestas que ocurran en determinado intervalo utilizando un registrador acumulativo.
Este último instrumento permite ir registrando en forma gráfica el número de respuestas que va emitiendo un organismo en tanto transcurre la sesión experimental, y además de lograr una medición precisa momento a momento de la tasa de respuesta, permite observar con detalle a través de la pendiente de las gráficas los cambios de la tasa.
En dos de las prácticas que componen este curso se obtendrán registros acumulados de las respuestas estudiadas, por lo que será necesario describir la forma de efectuar un registro de estos en forma manual.
Para llevar a cabo el registro acumulativo se emplearán las hojas diseñadas para ello. En estas hojas los minutos que dura cada una de la sesiones han sido divididos en seis períodos de diez segundos cada uno. En estos períodos de observación de diez segundos, se registrará con una raya vertical (/) la ocurrencia de cada respuesta dentro de ese período. Este tipo de registro se mantiene durante el tiempo que dura la sesión experimental. Una vez terminada ésta, en la columna bajo la letra T (total) se deberá poner el número de rayas registradas en cada período de diez segundos. Por último en la letra A (acumulado) se irá poniendo la suma total acumulada de respuesta que fueron emitidas en cada uno de los períodos. Como ejemplo, le mostraremos una parte de una hoja de registro (véase figura 1.1).



MIN.

SEG.

RESP.

T

A




10

- - -

0

0

20

lllll

5

5

30

ll

2

7

40

llll

4

11

50

l

1

12

60

lll

3

15

Fig. 1.1
Para graficar estos datos, se anotan en la abcisa el tiempo, los ensayos o las sesiones, y en la ordenada el número de respuestas o la tasa de respuestas. Lo que usted hará, será graficar por cada período de 10 segundos el número de respuestas acumuladas correspondientes a ese período, por último unirá estos valores. Utilizando el registro anterior. La grafica quedaría de la siguiente forma (véase figura 1.2)

Fig. 1.2
En el registro acumulativo, también es conveniente marcar los eventos ambientales manipulados, de modo que se observe gráficamente cómo se modifica la pendiente de la tasa de respuestas cuando hemos administrado, por ejemplo, un reforzador.


1.7 ¿POR QUÉ USAMOS ORGANISMOS INFRAHUMANOS?
En nuestras prácticas los organismos experimentales que utilizaremos serán ratas blancas (Rattus Noruegicus Albinicus). Dado que en la investigación en condicionamiento operante se requiere de un control detallado, fino y preciso del ambiente de los sujetos experimentales, por lo general se descarta el empleo de sujetos humanos. En este tipo de investigación se emplean organismos infrahumanos por razones de estandarización, conveniencia y de ética. Los organismos más utilizados son: pichones, ratas y monos, con los que es posible, de ser necesario para los fines de la investigación, estipular de manera precisa las condiciones ambientales en que se desarrollan, además de que una vez bajo experimentación, sus ambientes pueden ser alta y confiablemente manipulados.
Sin duda alguna no faltará quién afirme, “pero los hombres no son como las ratas”. Y tendrá toda la razón, sin embargo, lo que pretendemos con las demostraciones es hacer patente la semejanza en los procesos conductuales y en los principios de las variables. De ninguna manera pretendemos crear analogías entre la conducta del hombre y la rata.
Esperemos que los párrafos que siguen logren puntualizar con más exactitud el argumento.
“¿Son los descubrimientos experimentales realizados en una especie generalizables a otras especies? Ello constituye el problema de la generalización entre ambas especies, cuyo pasado histórico es de lo más desgraciado, y aún hoy, la solución propuesta por muchos psicólogos es uno de los últimos vestigios de la falacia que considera al hombre el centro del universo. El cambio evolutivo se acepta en otras áreas de la biología, a la vez que suele pretenderse que entre la conducta humana y la conducta infrahumana hay un saldo discontinuo. Incluso aquellos que están convencidos de que la conducta humana se ha desarrollado a lo largo de un proceso evolutivo normal, todavía creen que el hombre es algo especial. Además no sólo se proclama que la conducta humana es un principio distinto de los otros organismos, sino que se alega a veces que la conducta de cualquier especie también difiere substancialmente de la de su inmediata inferior” (Sidman, 1973).
“¿Serán los cambios conductuales (en la rata) similares en principios (a la conducta del hombre), en los cuales estamos interesados?”
Sabemos positivamente que estamos tratando con variables similares a las cuales actúan en el caso del humano, y aunque tal vez no podamos hacer un análisis exhaustivo, habremos dado un paso como mínimo hacia la identificación de los factores clave” (Sidman, 1973).
1.8 EL MÉTODO OPERANTE LIBRE.
En términos generales, la investigación que se realiza utilizando las características anteriores, pretende determinar en qué medida manipulaciones o alteraciones ambientales influyen en la frecuencia de ocurrencia de la respuesta utilizada.
El método que persigue tal objetivo, que emplea instrumentos como los descritos, se conoce como MÉTODO OPERANTE LIBRE.
Este método posee varias ventajas sobre otros métodos de investigación:


  • Se deja que el animal responda libremente “no se impone restricción alguna sobre la frecuencia”.

  • El registro continuo de la respuesta permite la observación momento a momento de los cambios de la frecuencia.

  • Dado que la respuesta empleada es arbitraria se puede escoger una respuesta empleada con frecuencia alta o baja.

  • Puesto que se dispone de técnica de control riguroso sobre la frecuencia de una respuesta, y dado que esta puede variar en un rango muy amplio, esta se utiliza como línea base para evaluar los efectos de las variables independientes.

Procedimiento experimental.
En esta práctica nos limitamos a aprender la forma de usar los aparatos experimentales, a manipular nuestro organismo experimental y a elaborar registros y gráficas acumuladas.
Las siguientes secciones tienen por objeto presentar la información general que le permita lograr las ejecuciones criterio.
El reforzamiento.
Una de las principales manipulaciones ambientales que realizaremos, será la de proporcionar a la conducta cierto tipo de consecuencia que tendrá como principal efecto aumentar el número de veces con que ocurre (REFORZAMIENTO POSITIVO).
Reforzador es cualquier evento (estímulo), que presentado como consecuencia de una respuesta la fortalece (aumenta su probabilidad futura de ocurrencia). Posteriormente veremos que existen varias clases de reforzadores.
Reforzamiento es el procedimiento mediante el cual hacemos seguir a una respuesta por un reforzador.
En nuestras prácticas el reforzador (consecuencia) que usaremos serán gotas de agua. Para que las gotas funcionen como reforzadores, es decir, para que al presentarlas como consecuencia de una respuesta éstas aumente su frecuencia de ocurrencia, será necesario hacer una manipulación ambiental anterior que consistirá en el retiro del agua a nuestro organismo experimental, antes de empezar a trabajar con él.
1.9 CONTROL DE PRIVACIÓN.
A lo largo de las prácticas, utilizaremos la privación como VARIABLE MOTIVACIONAL, o sea, para que un reforzador sea efectivo, resultará necesario que al animal se le prive de él durante un tiempo. Existen varios métodos para llevar el control de la privación de los organismos experimentales.
El primer método, denominado de peso corporal, consiste en permitir al animal el acceso libre al alimento durante varios días, sacando el promedio del peso de la rata durante ese tiempo. Este valor se considerará su peso en acceso libre o normal (100%), y del mismo se sacará el 85% multiplicando la cifra por 85; posteriormente se retira gradual y sistemáticamente el alimento al animal hasta que este reduce de peso, llegando al 85% de su peso normal. El siguiente punto de importancia es mantener al animal al 85% del peso. Usted deberá pesarlo antes y después de la sesión experimental, y comprobar que permanezca en el peso correcto. Comúnmente, las ratas pesan un poco menos del 85% antes de la sesión, y suben uno o dos gramos durante ella.
El segundo método, denominado de privación de agua, consiste en permitir al animal el acceso al agua exclusivamente durante las sesiones experimentales, por lo tanto, la ración diaria de agua será únicamente la que tome durante la práctica; solo los fines de semana se dejará una onza de agua a la rata. Si su animal tuviera una variación inesperada de peso en cualquier dirección, consulte a su instructor para que le indique la ración correcta de mantenimiento o identifique el problema en cuestión. Este será el método de privación que emplearemos en nuestras prácticas.

1.10 MANEJO Y CUIDADO DEL ORGANISMO EXPERIMENTAL.


Es importante que los alumnos aprendan a manipular adecuadamente a sus sujetos, para que estos eviten alguna conducta emocional que pueda entorpecer el desarrollo de las prácticas.
Los asesores les mostraran la forma más adecuada de levantar y sostener a las ratas. No meta ni retire bruscamente la mano de la jaula, ni sostenga a las ratas por la cola o la piel detrás del cuello. Ensaye el método hasta que lo domine. En caso de algún problema, consulte a su instructor.
Aunque la rata de laboratorio aparentemente es resistente, a veces también se enferma. La reducción consistente en el peso del animal de sesión a sesión generalmente es señal de enfermedad, especialmente cuando deja comida en su jaula. Al observar al animal a veces se detecta algunos desórdenes respiratorios (dificultad al respirar, tos, estornudos, entre otros). Si observa cualquier de estas anomalías, repórtelas al instructor, así como cualquier otro cambio conductual o físico poco común (que se rasque mucho, que permanezca inactiva, que se vea hinchada, entre otras).
1.11 LOS APARATOS EXPERIMENTALES.
Como paso indispensable para poder llevar a cabo sus prácticas, está el de conocer a la perfección el manejo de la cámara experimental, la báscula y el cronómetro. Los asesores se encargarán de demostrar la correcta utilización de dichos aparatos.
Los cronómetros se los proporcionará diariamente su instructor al inicio de cada sesión y usted debe devolverlos al finalizar la práctica.

1.12 CUESTIONARIO DE PRÁCTICA




  1. ¿Qué es una relación funcional?




  1. Explique la frase “La ciencia de la conducta de los organismos”.




  1. ¿En una ciencia de la conducta cuál es la variable independiente y cuál la dependiente?




  1. ¿De qué forma ésta ciencia pretende averiguar la probabilidad de la conducta (la predicción)?




  1. ¿Por qué se afirma que la cámara experimental es un instrumento que a la ciencia de la conducta le ha facilitado la obtención de relaciones funcionales?




  1. Describa los dos subsistemas, que de acuerdo al texto, forman una cámara experimental.




  1. ¿En una ciencia de la conducta, cuál es la medida por medio de la cuál se estudia la variable dependiente?; ¿por qué?




  1. ¿Qué es la OPERANDUM?




  1. ¿Qué es una clase de respuestas?

10. ¿Por qué afirmamos que los apretones sobre la palanca, no importando la topografía, formarán parte de la misma clase de respuestas?


11. ¿Cuáles son las ventajas derivadas de las características del subsistema de medición de las cámaras experimentales?

  1. ¿Qué es un registro acumulativo?




  1. En una gráfica acumulada de la frecuencia de respuestas, entre más responda el organismos, la pendiente de la curva será (mayor, igual o menor).




  1. Dibuje tres registros acumulados señalado en cada uno de ellos el eje de las respuestas y el eje del tiempo; un registro deberá representar una tasa muy alta; otro una tasa muy baja; y el último una tasa con diversos altibajos.




  1. Si es posible, obtenga registros acumulados de la frecuencia de ocurrencia de diversos fenómenos conductuales.




  1. Expliqué cómo se justifica el que la mayor parte de la investigación conductual se lleve a cabo con organismos infrahumanos.




  1. ¿En qué consiste el método operante libre?




  1. ¿Qué ventajas ofrece sobre otros métodos la de operante libre?




  1. Defina reforzamiento positivo.




  1. ¿Qué es un reforzador?




  1. ¿Por qué se trabaja con organismos privados de agua?




  1. En nuestros ejercicios, ¿cómo será la privación de agua?




  1. ¿Qué es ración de mantenimiento?




  1. ¿Cuál será el valor de la ración de mantenimiento diario? ¿y la de los fines de semana (Correspondientes al reforzador agua)?




  1. Practique el uso de la báscula hasta que sea capaz de hacer lecturas en forma rápida y sin errores.




  1. Describa los principales síntomas de enfermedad en una rata.



PRÁCTICA II

ENTRENAMIENTO AL BEBEDERO



2.1 CONCEPTOS BÁSICOS
Toda ciencia experimental se vale de un sistema descriptivo en el que su objeto de estudio es dividido en elementos que puedan ser claramente definidos y comunicados.
En la Psicología, consideramos a la conducta como dividida en unidades llamadas respuestas; al ambiente como dividido en unidades llamadas estímulos.
Las respuestas, a su vez, son separadas en dos grandes clases de conducta: operante y respondiente.
“La conducta respondiente abarca todas aquellas respuestas de los humanos, y muchos otros organismos, que son provocadas por estímulos especiales en su ambiente. Esta conducta se manifiesta cuando la pupila de nuestros ojos se contrae o se dilata en respuesta al cambio en la iluminación de un cuarto; cuando una corriente de aire frío nos pone ”la piel de gallina”; cuando derramamos lágrimas al pelar cebollas; cuando abrimos la boca ante un chorro de agua inesperado en la cara; entre otros.
La conducta operante incluye una cantidad mayor de actividad humana, desde los movimientos y lloriqueos de un bebé en su cuna, hasta las habilidades y razonamientos más complicados y perfectos de un adulto. Comprende todos aquellos movimientos de un organismos que puede decirse que tiene un efecto sobre su mundo externo. La conducta operante, opera en su medio, ya sea directa o indirectamente. Cuando seleccionamos un lápiz o cuando simplemente pedimos que nos lo pasen; cuando le hacemos la parada al chofer del autobús, o subimos en él; cuando llamamos por teléfono, cuando anotamos una canción o echamos un vistazo a nuestro reloj, o trabajamos en un problema de matemáticas, éstos y otros miles de actos diarios son ejemplo de conducta operante.
Algunas veces el efecto de la conducta operante sobre el medio externo es inmediato y obvio; como cuando pateamos una pelota, abrimos una puerta, o escribimos una carta. Los cambios en el mundo pueden ser observados por cualquiera que se toma la molestia de verlos. Sin embargo, en otras ocasiones esto no es el caso. Cuando marcamos un número telefónico pero no conseguimos que nos contesten, o cuando hablamos nosotros mismos en voz alta o en silencio, no es fácil ver con exactitud cómo el ambiente se ve alterado por lo que hemos hecho. Solamente analizando la historia de tal conducta encontraremos que alguna vez alguna forma de la respuesta hizo que algo sucediera. Originalmente, alguien contestó cuando marcó el número telefónico; y antes de que nos habláramos a nosotros mismos, nuestro lenguaje debió haber tenido algún defecto sobre la conducta de otras personas, pues de otra manera nunca hubiera sido adquirida.
La conducta respondiente, como ya mencionamos, es provocada automáticamente por estímulos específicos. Una luz brillante dirigida hacia el ojo acostumbrado a la oscuridad, provocará inevitablemente, una contracción pupilar. La conducta operante, no obstante, no es tan automática, tan inevitable o tan específica con respecto a los estímulos. Supongamos que queremos que una persona atraviese un cuarto, ponga la mano sobre su cabeza, o tome un lápiz del escritorio. ¿Cómo provocaríamos tales respuestas? ¿Emplearíamos una orden o una petición? ¿Trataríamos de obligarla utilizando la fuerza si fuera necesario? ¿Haríamos uso de señuelos o incentivos especiales? ¿Nos sentiríamos tan seguros de los resultados de tales estimulaciones como lo estaríamos de dirigir una luz al ojo de alguien? ¿Y que pasa si la persona no entiende nuestro idioma? ¿Cómo evocaríamos entonces la pregunta?
La diferencia entre conducta operante y respondiente podría ser más clara si pensamos en sus orígenes – las primeras ocasiones en las cuáles aparece –. Las respondientes desde el principio, son provocadas por sus propios estímulos específicos.
La comida en la boca provocara salivación, la luz del ojo contracción de la pupila, y así sucesivamente. La persona solo necesita haber nacido para que estos estímulos provoquen respuesta. En el caso de los operantes, inicialmente no hay ningún estímulo específico que pueda provocarlas. Más bien, estamos obligados a esperar hasta que aparezcan antes de que podamos hacer algo con ellas. Simplemente no conocemos los estímulos específicos que causarán que un bebé haga algún movimiento del brazo, pierna, mano o pié, o vocalice por primera vez de alguna forma especial. Es por ésta razón que podemos hablar de la conducta operante como emitida más que provocada. De echo sabemos que las operantes verdaderamente llegan a estar relacionadas a los estímulos, sabemos cómo lograr esta relación, pero aún así, se justifica que las operantes y las respondientes están relacionadas a los estímulos en forma muy diferentes.
Por otra parte, el ambiente se divide en varias clases de estímulos:


  1. Provocadores: Son estímulos que regularmente preceden a las respuestas. Provocan las llamadas respondientes.

  2. Reforzantes: Son eventos ambientales que siguen a la respuestas. Los estímulos reforzantes INCREMENTAN la frecuencia de la respuesta a la que siguen.

  3. Discriminativos: proceden y acompañan a las operantes, pero no las provocan. Más bien la presencia del estímulo discriminativo incrementa la probabilidad de aquellas operantes que han sido previamente reforzadas en presencia del estímulo.

  4. Neutrales: Ya sea que preceden, acompañan o sigan a la conducta no producen ningún cambio en ella.


2.2 CONDUCTA OPERANTE: SU FORTALECIMIENTO
Como lo anotamos anteriormente, la característica primordial de la conducta operante es que puede ser modificada por sus consecuencias, es decir, por los estímulos que la siguen.
Para incrementar la frecuencia de ocurrencia de una operante es indispensable que cuando menos se cumplan dos condiciones:


  1. Que la respuesta ocurra.

  2. Que se administre un reforzador INMEDIATAMENTE después de la respuesta.

El reforzador será más eficaz entre más inmediatamente siga a la conducta.
Del análisis de la primera condición nos ocuparemos en la siguiente práctica, en donde trataremos de establecer en nuestro organismo experimental la conducta operante de “apretar la palanca”
Por ahora ocupemonos de indagar qué tan apropiadamente nuestra situación experimental nos permite cumplir con la segunda de las condiciones, la cual es requisito para fortalecer cualquier operante.
Así pues nos encontramos con la necesidad de hallar un estímulo que pueda seguir a la conducta en forma inmediata, y que además funcione como reforzador.
En nuestras prácticas utilizaremos como reforzador agua, que se administrará a través del tubo que desemboca en el bebedero.
Supongamos que esto puede resolverse. Sin embargo, nos enfrentamos con otra dificultad; de nada sirve disponer de un reforzador que pueda ser aplicado en forma inmediata a una respuesta si el organismo no va al bebedero y consume el agua que ha caído.
Resumiendo, el cumplimiento de la segunda condición nos exige un procedimiento que nos determina:


  1. Contar con un reforzador que puede ser aplicado inmediatamente después de la respuesta.

  2. Asegurar que el organismo vaya al bebedero y consuma el agua una vez que ésta ha caído.

El procedimiento idóneo es lo que se conoce como: ENTRENAMIENTO AL BEBEDERO.


El entrenamiento al bebedero tiene como finalidad el que un estímulo, en nuestro caso la luz lateral de la cámara, adquiera las siguientes funciones:


  1. Función discriminativa. Deberá ser el estímulo discriminativo que controle la conducta de acercarse al bebedero y consumir el agua disponible. La única manera que tendremos para probar que la luz ha adquirido esta función discriminativa es observando si al encenderla el organismo inmediatamente se aproxima al bebedero y cuando la luz no se enciende no se aproxima.

  2. Función reforzante. Será necesario que hagamos de la luz un reforzador. La única manera de saber si la luz ha adquirido esta función reforzante es observado si en su presencia aumenta la frecuencia de cualquier respuesta a la que sigue.


2.3 ENTRENAMIENTO AL BEBEDERO
Si tomamos en cuenta que “el estímulo discriminativo para una respuesta puede también funcionar como un reforzador para otra”, el entrenamiento del bebedero se reduce a que la luz lateral se convierta en un estimulo discriminativo.
Esto lo logramos aplicando el siguiente procedimiento:


Evento Antecedente

Conducta

Evento Consecuente

Luz lateral encendida

Ir al bebedero

Agua disponible

Luz lateral apagada

cualquier conducta

ninguna

Como resultado de este procedimiento haremos que la conducta de ir al bebedero y consumir el agua quede bajo el control del estímulo “luz lateral encendida”, y al adquirir la función del estímulo discriminativo podremos usarla como un reforzador que fortalecerá cualquier conducta que lo produzca.


De esta forma hemos resuelto el problema de poseer un evento reforzante que pueda seguir en forma inmediata a la conducta, y hemos puesto bajo control la conducta de ir al bebedero.
2.4 LA ADAPTACIÓN EXPERIMENTAL
Para poder iniciar el procedimiento que nos permita establecer las funciones discriminativas y reforzante de la luz lateral es necesario considerar el fenómeno de la adaptación.
Cuando un organismo se introduce por primera vez a la cámara experimental, la nueva situación que esta representada provoca por lo general cierto tipo de conducta emocional incompatible con cualquier clase de entrenamiento (aprendizaje). Por lo tanto, antes de iniciar nuestros procedimientos, es necesario que el animal deje de exhibir o emitir estas conductas y para lograrlo simplemente lo expondremos durante cierto período a las condiciones de la cámara. Esta exposición hará que las condiciones de la cámara experimental, gradualmente dejen de provocar la conducta emocional. Cuando esta ha sucedido, vemos que ha tenido lugar la adaptación.
Procedimiento:

  1. Condiciones de los instrumentos de trabajo. Asegúrense que todos sus aparatos funcionen correctamente. Deberá mantener encendida la luz lateral de la caja a lo largo de todo el ejercicio.

  2. Procedimiento para la fase de ADAPTACIÓN.

    1. Se introduce el organismo experimental en la cámara, con la luz general encendida y se le deja permanecer en ella durante 10 minutos, sin realizar ninguna otra manipulación.




  1. Procedimiento para la fase de Entrenamiento al bebedero.

    1. Una vez transcurridos los 10 minutos de adaptación, deje caer dos gotas de agua a través del tubo que desemboca en el bebedero.

    2. Espere hasta que la rata beba las gotas de agua. Una vez que lo haya hecho y antes de que se aleje del bebedero, se enciende la luz lateral y se entrega otra gota de agua a través del tubo. La luz lateral permanece encendida mientras la rata bebe el agua. La luz se apaga cuando la rata termina de beber.

    3. Se repite el paso anterior 15 veces, procurando que la rata no se aleje del bebedero.

    4. A partir de la decimoquinta ocasión que se le ha proporcionado una gota de agua a la rata, se espera ahora que se aleje del bebedero un poco después de haber bebido, y se prende la luz lateral. Si la rata no se acerca al bebedero en un lapso de cinco segundos, se apaga la luz lateral y no se administra ninguna gota de agua.

    5. La secuencia a seguir es:

Luz lateral

encendida

La rata se acerca al bebedero en el lapso de máximo 5 segundos.

Se proporciona una gota de agua.

Luz lateral

apagada

La rata no se acerca al bebedero en un lapso de máximo 5 segundos.

No se proporciona ninguna gota de agua, y se apaga la luz lateral.



    1. Gradualmente espera hasta que la rata esté en lugares cada vez más alejados del bebedero antes de encender la luz lateral.

    2. Procure evitar que la luz lateral siga en forma consistente a cualquier conducta en particular.

    3. Llame a su instructor cuando considere que el organismo presenta la ejecución criterio para esta práctica.

    4. Después de entregar ciento cincuenta gotas de agua de la forma indicada, y de que su instructor considere que usted alcanzó la ejecución criterio de su organismo experimental, apague la iluminación general, saque a la rata y guárdela en su jaula, se le deja sin agua, ya que bebió en la práctica, a excepción de los fines de semana en donde se le dejará la ración de 2 ml de agua, como ración de mantenimiento.

    5. El registrador anotará el número de gotas de agua utilizadas en cada fase y la duración de la sesión.


Ejecución criterio


      1. En tres presentaciones sucesivas de la luz lateral la rata debe acercarse al bebedero inmediatamente después de encendida la luz.

      2. La rata debe permanecer lejos del bebedero mientras la luz lateral esté apagada.

2.5 REPORTE DE PRÁCTICA DE ENTRENAMIENTO AL BEBEDERO.


FECHA________________
Observaciones sobre el estado físico de la rata:

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Observaciones sobre el estado en que se encontraron el cubículo y materiales de trabajo:

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


Duración total de la sesión: ______No. de reforzadores proporcionados: _____.
1. En estos ejercicios, el entrenamiento del bebedero nos permitió que la luz lateral adquiera las siguientes funciones:

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


2. ¿Cuál fue la finalidad de que la luz lateral adquiera dichas funciones?:

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

3. ¿De qué forma sabríamos que la luz lateral se ha convertido en un estímulo discriminativo de la respuesta de ir al bebedero?

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


4. Básicamente, el procedimiento empleado en este ejercicio consistió en ________________ la respuesta en presencia de la luz lateral y ______________ en la ausencia de la luz.
5. ¿Cuál fue la finalidad de la fase de adaptación?

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


6. Describa la ejecución criterio exhibida por su rata en este ejercicio: ____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad