Métodos informáticos en psicologíA


Los dispositivos periféricos



Descargar 1.16 Mb.
Página9/10
Fecha de conversión14.12.2017
Tamaño1.16 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

2.4.5. Los dispositivos periféricos

Aunque el procesador y la memoria conforman el núcleo de lo que se entiende por un ordenador, la comunicación con ellos sería imposible de no existir los periféricos. Cada dispositivo periférico es gestionado por un procesador especializado y conectado a la CPU, al que se suele llamar controlador (controlador de disco duro, controlador de vídeo, etc.).


La finalidad de los controladores es evitar la ralentización del ordenador, haciéndose cargo de las tareas encargadas al periférico, que le son transmitidas desde la CPU, y liberando a ésta de tener que esperar a que el periférico reciba el paquete completo de instrucciones para continuar con la tarea. En ese sentido, cabría decir que los controladores están dotados de un sistema de memoria propio.
A su vez, el controlador está conectado al periférico a través de un bus externo. Finalmente, entre el periférico y el bus externo existe un dispositivo o interfaz (llamado puerto) encargado de la conversión de las señales de entrada del periférico al controlador y/o de las señales de salida del controlador al periférico. Estos dispositivos suelen tener una serie de canales para la transferencia de información y otros pocos para el control de la transferencia. Los puertos para los periféricos más usuales (teclado, unidades de disco, monitor, ratón, impresora, etc.) suelen incluirse en la propia placa base del ordenador. Sin embargo, también es posible instalar periféricos no incluidos originalmente en el ordenador (módem, scanner, etc.) utilizando las ranuras de ampliación o slots.
Atendiendo a la velocidad de intercambio de información, los interfaces suelen dividirse en interfaces en serie e interfaces en paralelo. Los primeros transmiten la información secuencialmente, bit a bit; por ello, son más lentos. Es habitual en los ordenadores contar con al menos un interfaz en serie. Los segundos transmiten la información paralelamente por varias líneas (al menos 8), con lo que consiguen una mayor rapidez.
Si atendemos a la función de los periféricos, nos encontramos con tres tipos:

  1. Periféricos de entrada.

  2. Periféricos de salida.

  3. Periféricos de entrada/salida.


2.4.5.1. Periféricos de entrada
Sirven para introducir información en el ordenador. Los más conocidos son el teclado y el ratón.


  • El teclado contiene, además de las teclas habituales de una máquina de escribir, un teclado numérico (para la introducción eficiente de datos numéricos) y una serie de teclas especiales (tecla de escape, 12 teclas de función programables, teclas de impresión de pantalla, de desplazamiento, pausa, inserción, borrado, inicio, fin, avance y retroceso de página, flechas de dirección, Control) y un teclado numérico alternativo, idóneo para la grabación manual de datos). En el teclado se incluyen también dos puntos o marcas táctiles (en las teclas F y J) que sirven de referencia para la colocación de los dedos a la hora de mecanografiar. El número de teclas del teclado actual (no siempre fue así), es de 101 teclas (teclado extendido), aunque con la aparición del Windows se diseñaron teclados que incluyen teclas específicas que facilitar el acceso al Menú de INICIO. La disposición de las teclas estándar es la QWERTY, que representan (de izquierda a derecha) las teclas de la segunda fila.


C
abe señalar también que con la aparición de Windows se puede modificar fácilmente por parte del usuario la tasa o velocidad de repetición y el retraso del teclado. La primera hace referencia a la frecuencia con la que se escribirá un carácter si se mantiene pulsada una tecla. El retraso se refiere al tiempo que transcurre entre la pulsación de una tecla y el tiempo necesario para que podamos pulsar otra, apareciendo el carácter en la pantalla. Por último, la combinación de distintas teclas permite ejecutar determinadas acciones de forma rápida, sin tener que acceder a determinadas ventanas o desplegar determinados menús (Ej. Ctrl.+ Alt + Supr para detener una acción o apagar el equipo).
En los cuadros siguientes se recogen algunos de estos trucos o combinaciones que pueden resultar más útiles.
Combinación Función

Tecla de Windows Abre el menu de Inicio

WIN + E Abre el Explorador de Windows

WIN + M Minimiza todas las ventanas

WIN + F Abre la ventana de Buscar

WIN + Pausa Muestra las propiedades del sistema

TAB Dentro de un cuadro de diálogo, seleccionar el siguiente elemento ( botón, lista, casilla de selección, etc.)

ALT Abre el menú principal

ALT + Espacio Abre el menú de control de la ventana

F1 Ayuda

ALT + Escape Cambia a la siguiente tarea

ALT + Tabulador Cambia a cualquier tarea activa (mantener ALT pulsado mientras se pulsa el tabulador tantas veces como sea necesario)

ALT + F4 Cierra la aplicación activa. Si no hay ninguna, entonces cerrar Windows

CTRL + ALT + SUPR La combinación clásica para resetear el PC (en Windows muestra una ventana que nos permite cerrar tareas activas o apagar el sistema

Combinaciones generales más frecuentes



Combinación Función

F1 Ayuda

F2 Cambia el nombre del elemento seleccionado

F3 Busca archivos o carpetas

F4 Despliega la lista de dirección ( URL para el caso del Internet Explorer, y directorio para el caso de la ventanas del Explorador de Windows). Debería, además, desplegar cualquier lista seleccionada en cualquier aplicación Windows

F5 Actualizar

F10 Abre el menú principal

F11 Ver en ventana completa

ALT + Cursor izquierda Vuelve a la dirección o carpeta anterior

ALT + Cursor derecha Vuelve a la dirección o carpeta siguiente

MAYS + Eliminar Si pulsamos MAYS mientras eliminamos un archivo, bien pulsando SUPR o bien arrastrando su icono a la papelera, el archivo se elimina directamente sin almacenarse en la papelera de reciclaje

Combinaciones de teclas en Windows



MAYS + click sobre un elemento El sistema selecciona todos los elementos que se encuentren entre el que estaba seleccionado previamente y el que acabamos de seleccionar

CTRL + click sobre un elemento El sistema selecciona el nuevo elemento sin quitar la selección de los elementos previamente seleccionados. De esta forma, podemos seleccionar elementos separados

CTRL + click sobre un elemento

ya seleccionado El sistema elimina la selección del elemento si

afectar al resto de elementos seleccionados



MAYS + flechas de cursor El sistema selecciona un nuevo elemento sin eliminar la selección de los anteriores

CTRL + flechas de cursor El cursor se desplaza a un nuevo elemento sin seleccionarlo, y sin afectar a los elementos ya seleccionados. Una vez alcanzado el elemento que se quiera seleccionar, hay que pulsar la BARRA ESPACIADORA para marcarlo sin afectar a los demás elementos seleccionados

Combinaciones de teclas para la selección



  • Los primeros ratones fueron diseñados en los laboratorios Palo Alto de Xerox. Aunque ya existían antes de aparecer el Windows (los ordenadores Macintosh ya lo utilizaban), su uso se hace masivo con éste, gracias a las ventanas, menús, cuadros de diálogo e iconos. A pesar de que se puede trabajar en entorno Windows sin necesidad de un ratón, sería como ir de pesca sin caña. Físicamente el ratón no es más que una caja con varias teclas que contiene una bolita de caucho en contacto con dos pequeños cilindros o rodamientos situados a 90º uno del otro.

El movimiento de la caja sobre la mesa se transmite a la bola, y de ésta a los rodamientos. Este movimiento es interpretado para desplazar un puntero en pantalla. Si se desplaza el ratón horizontalmente, la bola transmite el movimiento a uno de los cilindros. El número de vueltas que éste da es traducido en una determinada longitud de desplazamiento del puntero en la pantalla. Si se mueve el ratón verticalmente, el cilindro que girará será el otro. Los cilindros están conectados a un sistema electrónico (denominado codificador) que es el encargado de convertir la rotación de éstos, en señales eléctricas que se envían al microprocesador.


Los botones del ratón permiten (entre otras cosas) seleccionar los elementos a los que apunta el puntero. Es por ello que se considera un "periférico de apuntamiento. La mayoría de los ratones de hoy día cuentan con dos o tres botones en su parte superior. En principio el botón principal que sirve para Aceptar una acción o hacer "click" sobre un determinado cuadro de diálogo, es el izquierdo. No obstante, Windows permite cambiar la configuración, de modo que esta función sea asumida por el botón derecho (facilitando así el trabajo a los usuarios zurdos). En su configuración inicial el botón derecho permite acceder a un menú contextual del programa que estemos utilizando (p.ej. Word, Excel o SPSS). Respecto al botón central, suele tratarse más bien de una rueda cuya función es permitir un desplazamiento más rápido por el documento en el que estamos trabajando.
¿Qué se hace con un ratón?. Apuntar, click, doble clic, arrastrar, en definitiva, opciones imprescindibles de cualquier programa que funcione bajo entorno Windows.
Por último, cabe señalar que el tipo de ratón convencional (al que nos hemos referido hasta aquí), es el llamado ratón mecánico, cuyo funcionamiento se basa en el contacto de una bola sobre unos cilindros. No obstante, existe otro tipo de ratón (los ratones ópticos), que en lugar de utilizar estos elementos mecánicos, utilizan sensores ópticos para detectar e interpretar el movimiento. Un ejemplo de éstos son los que incluyen algunos ordenadores portátiles.

Otros periféricos de entrada menos habituales son los joystick, los digitalizadores (p.ej.: los reconocedores de voz), scanner, lápices ópticos (p.ej.: reconocedores de códigos de barras), las pantalla táctiles (utilizadas en los cajeros automáticos), etc.



2.4.5.2. Periféricos de salida
Nos permiten visualizar la información, una vez procesada por el ordenador. Los periféricos de salida más habituales son el monitor y la impresora.


  • El monitor de un ordenador es una matriz de puntos llamados pixels, que pueden representar tanto caracteres como imágenes. La resolución de un monitor viene dada por el número de pixels que puede representar a lo ancho y a lo alto. Las resoluciones más habituales son 1024x768 pixels o 1280x1024. Asimismo, los monitores admiten distintos tamaños, que se miden por la longitud (en pulgadas) de la diagonal que une las esquinas superior izquierda e inferior derecha de la pantalla, al igual que los televisores. Los tamaños típicos oscilan entre l4 y 17 pulgadas. Tengamos en cuenta que una pulgada equivale a 2.54 cm., aproximadamente lo que mide un pulgar.



¿Cómo funciona un monitor?
Los monitores antiguos tenían mucha similitud con la pantalla de un televisor. Constaban de un tubo de vacío o tubo de rayos catódicos (CRT), cuya parte frontal constituye la pantalla. En la parte trasera se ubicaban unos cañones de electrones (generalmente tres). La parte interna de la pantalla estaba recubierta de fósforo. Cuando un cañón de electrones recibía una señal, liberaba un haz de electrones que impactaba sobre la capa de fósforo y los puntos de la pantalla que habían sido tocados comenzaban a brillar. Cada uno de estos puntos (pixel) se componía a su vez de otros tres puntos (uno de color verde, otro azul y otro rojo), situados en forma de triángulo. Cada uno de ellos sólo podía ser impactado por un haz de electrones, proveniente de un cañón concreto. Dicho de otro modo, los tres cañones de los que antes hablábamos, estaban especializados cada uno en un color. Por ello, a este sistema se le denominaba (RGB, Red Green Blue). El resto de los colores se obtenía mediante la combinación de estos tres colores básicos, gracias a la intensidad de incidencia de los haces de electrones sobre cada uno de ellos.
Las pantallas contaban además con una máscara o rejilla (placa perforada), que sirve para tamizar los haces de electrones y lograr que estos incidan sobre unos puntos muy determinados de la pantalla. A la distancia entre sus agujeros se le llama paso o dpi (dot pitch). Cuanto menor sea el paso mejor será la calidad de la imagen.
Los haces de electrones se emitían siempre en línea recta, siendo direccionados a las distintas partes de la pantalla gracias a unas placas eléctricas. La forma en que los electrones incidían en los pixels era a través de un barrido de izquierda a derecha y de arriba abajo, hasta completar toda la pantalla, lo que suele durar una fracción de segundo. A la velocidad de barrido de la pantalla se le denominaba Frecuencia o Tasa de Refresco. Éste era también otro de los parámetros fundamentales de un monitor, ya que incidía directamente sobre la salud del usuario. Dicha tasa de refresco no debía ser inferior a 75 Mhz (75 barridos completos por segundo), para no notar el parpadeo.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad