Métodos informáticos en psicologíA



Descargar 1.16 Mb.
Página1/10
Fecha de conversión14.12.2017
Tamaño1.16 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10



Métodos Informáticos en Psicología




CURSO 2012-2013





Prof. Dr. Antonio Rial Boubeta

Área de Metodología de las Ciencias del Comportamiento


Universidad de Santiago de Compostela


1. INTRODUCCIÓN
1.1. Breve historia de la informática
El término “Informática” comienza a oírse en Francia en 1962, y procede de la contracción Información Automática. No obstante tardó unos años más (aproximadamente hacia 1968) en ser reconocido y adoptado en los países de habla hispana. Quizás la definición primera que se le dio fue la de “una ciencia que estudia el tratamiento automático y racional de la información”, no obstante, el desarrollo tan vertiginoso que ha sufrido en su corta vida hace difícil proponer una única definición válida del término.
A pesar de que el primer ordenador tuvo lugar en la mente de Charles Babbage en 1812 (y nunca llegó a construirlo), los primeros ejemplares (complejas y aparatosas computadoras, de gran tamaño y muy poca versatilidad) aparecen a finales de los años 30 y mediados de los 40. Se trataba más bien de enormes dispositivos electromecánicos, que funcionaban gracias a válvulas de vacío y una serie de piezas móviles, que consumían gran cantidad de electricidad y precisaban de un ejército de operarios para su mantenimiento. Aquellas máquinas-dinosaurio tenían que vivir necesariamente en grandes habitaciones debidamente refrigeradas, con aire limpio de impurezas y sustancias nocivas, lo cual hacía que su mantenimiento resultase muy costoso. Poco fueron sucediéndose nuevas generaciones, donde los transistores sustituyeron a las válvulas y, más adelante (ya en 1964), apareció el circuito integrado o CHIP, una pastilla de silicio con miles de componentes (resistencias, condensadores, diodos, transistores, etc.) que aceleró vertiginosamente el desarrollo posterior del mundo de la informática.

No obstante, el verdadero punto de arranque de la informática (tal y como hoy la concebimos, ligada al mundo propiamente de los ordenadores personales) podemos situarlo a finales de la década de los 70. Por esos años la compañía norteamericana International Business Machine (más conocida como IBM) decide abrir el incipiente universo de la computación al uso personal e individual.


El objetivo estaba claro pero complicado: conseguir un ordenador con una respetable capacidad de cálculo y almacenamiento, pero que a la vez pudiera ponerse en la mesa de un despacho. Para ello IBM empezó por contactar con algunas empresas que fabricasen el microprocesador que necesitaba. La empresa elegida fue Intel, hasta entonces casi una desconocida. El resultado de este encargo fue el microprocesador 8088, convirtiéndose en la cabeza pensante de los primeros ordenadores personales: los PC (Personal Computer). Al mismo tiempo el prestigio y la cotización de Intel subió como la espuma, hasta el punto de convertirse en una de las 500 compañías de mayor éxito en los Estados Unidos de la década de los 70.
El segundo gran problema al que tuvo que enfrentarse IBM fue el de desarrollar pastillas de memoria de suficiente rapidez y de poca disipación calorífica para poder insertarlas en su flamante PC y, al mismo tiempo, una unidad de almacenamiento de información fija de suficiente capacidad. Aunque el primero de los problemas fue resuelto de una manera relativamente rápida, diseñando pastillas de 64 Kbytes (frente a los habituales 4 Gbytes de RAM de un ordenador actual), el segundo problema fue más difícil de superar. En un primer momento se desarrollaron unidades de disquete de 160 Kbyte (1981), en los que se almacenaban tanto el sistema operativo del ordenador, como el programa que se estuviese utilizando, así como los datos o documentos que se generasen. Ello suponía tener que cambiar varias veces de disquete a lo largo de una sesión de trabajo. Todo un avance en ese momento fue el de dotar a los ordenadores (los mejores) de dos unidades de disco. Años más tarde, hacia 1983, aparecerían los primeros “discos duros”, aunque con una capacidad 300 veces inferior a la actual.
Superadas las limitaciones de hardware (relacionadas con la parte física del ordenador), IBM debía hacer frente además a las limitaciones respecto a los programas existentes, al software. Lo que IBM buscaba era desarrollar un pequeño ordenador personal que cualquier profesional de una pequeña o mediana empresa pudiese tener en su oficina, sin que ello supusiese un desembolso económico exagerado, ni que fuesen necesarios amplios conocimientos técnicos para su aprovechamiento.
Lo primero que necesitó desarrollar fue una plataforma sobre la cual pudiesen funcionar los programas comerciales de otras compañías (acordes con las necesidades de cada empresa), es decir un Sistema Operativo. Éste debía encargarse además de comunicar el microprocesador, la memoria, los disquetes, el monitor, el teclado, al impresora, etc. Para ello IBM contactó en un primer momento con una afamada empresa: Digital Research; pero ésta (supuestamente por motivos económicos) rechazó el encargo. Así fue cómo entró en contacto con una pequeña empresa de reciente creación, al frente de la cual estaba un joven llamado Bill Gates: una especie de genio informático que con apenas 20 años ya había terminado sus estudios universitarios. Así fue cómo Microsoft se comprometió a desarrollar el primer sistema operativo para ordenadores personales: el MS-DOS, cuya primera versión vería la luz (contra reloj) en Abril de 1981. Nadie podía sospechar por entonces el glorioso futuro (aunque no eterno) que le esperaba. Parte de los problemas de software quedaban así resueltos. El resto lo haría la feroz competencia de un mercado tan joven como prometedor. Cientos de empresas del mundo entero comenzaron a diseñar programas de todo tipo, de manera que en dos o tres años la oferta se sitúo ya por delante de la demanda.
Cuando en 1981 IBM lanzó al mercado su primer ordenador personal, lo hizo esperando vender 250.000 unidades, expectativas más que interesantes para aquella época. Sin embargo, la suerte le deparó resultados ligeramente mejores: millones y millones de ordenadores vendidos a lo largo y ancho de todo el mundo.
A aquel primer PC dotado de un microprocesador Intel 8088, de 64 Kbytes de RAM y la ayuda indispensable de uno o varios disquetes de 160 Kbytes, le siguió rápidamente un PC-XT (eXtended Technology), dotado de un primer prototipo de disco duro de apenas 10 Megabytes (increíble para aquellos tiempos). Hacia 1983, hizo su aparición la siguiente generación IBM, denominada PC-AT (Advanced Technology), dotado con un procesador más rápido y con un disco duro de mayor capacidad. Gran parte de los ordenadores con los que hoy trabajamos están basados precisamente en aquel PC-AT de IBM.
Hecho este preámbulo, cabe señalar que la historia de la Informática puede estructurarse en una serie de etapas o generaciones, consecuencia del desarrollo progresiva de la electrónica. Cada una de estas generaciones ha estado marcada por un elemento definitorio: un componente electrónico más pequeño y de mejores prestaciones, más rápido o, incluso, más barato. Aunque tampoco exista un acuerdo general a la hora de establecer las posibles generaciones de ordenadores, estableceremos cuatro grandes momentos:


  • Primera generación (finales de los años 30 - principios de los 40). Fue en 1941 cuando el primer ordenador vio la luz. En ese año J.W. Manchyl dirigió un proyecto en una Escuela de Ingeniería Eléctrica en Pensilvania, centrado en la construcción de una enorme computadora que, según cuentan, cuando se conectaba, se corría el riesgo de dejar sin luz parte de la ciudad. Dicha máquina, como ya hemos comentado, estaba compuesta por válvulas y resistencias que ocupaban incluso varias salas, y precisaba de un equipo de mantenimiento de incesable actividad. Las válvulas de vacío eran cápsulas de acero o vidrio que podían funcionar como conmutadores (abriendo o cerrando el paso a la corriente), como amplificadores de corriente, o como rectificadores (dispositivos que convierten la corriente alterna en continua). El nombre que se dio a este primer ordenador compuesto por casi 20 mil válvulas fue el de ENIAC (Electronic Numerical Integrator Computer) y su función básica era la de realizar cálculos (más de 5 mil sumas o restas por segundo.

Por esos años el prestigioso matemático John Von Newman publicó además un artículo que sirvió para sentar las bases de la arquitectura de los ordenadores de nuestros días. Por último, cabe decir que la aplicación de esta primera generación de computadoras fue de carácter científico y militar.




  • Segunda generación (finales de los años 40 - principios de los 60). Esta segunda etapa estuvo marcada por la aparición del transistor, desarrollado originalmente en 1947 por los laboratorios Bell. Los transistores son pequeños dispositivos de material semiconductor, con zonas cargadas positiva y negativamente, y que son capaces de realizar muchas de las tareas que antes realizaban las válvulas de vacío. Este nuevo elemento tenía varias ventajas frente a las válvulas: su reducido tamaño, se calentaba mucho menos, era más rápido, fiable y de menor coste económico. La aplicación de esta segunda generación de computadoras fue, además de científico-militar, también administrativa y de gestión. Por estos años nacen algunos lenguajes de programación, más abstractos y evolucionados (COBOL, ALGOL, FORTRAN) y comienzan a utilizarse memorias magnéticas.




  • Tercera generación (mediados de los 60 - principios de los 70). Esta tercera etapa estuvo protagonizada por la aparición del circuito integrado o CHIP, que conseguía encapsular en una sola pastilla de silicio millones de transistores. Con ello se conseguía aún más reducir tamaño, consumo de energía y abaratar costes. Esta miniaturización se extendió a todos los componentes del ordenador, dando lugar a los miniordenadores. La tecnología de construcción de chips era de baja o media integración (SSI o MSI). Paralelamente a estos avances en hardware, se da un gran desarrollo del software, con la aparición de sistemas operativos multitarea, en tiempo real y en modo interactivo. Aparecen las memorias de semiconductores.




  • Cuarta generación (década de los 70 - principios de los 80). Esta cuarta generación comienza con la creación en 1971 del microprocesador (microchip), un circuito integrado que reúne en una sola pastilla toda la CPU del ordenador, es decir, la memoria, unidad aritmético-lógica, unidad de control, etc. Este avance posibilitó la creación de los primeros microordenadores u ordenadores personales. Los primeros ejemplares de microprocesador fueron diseñados por Intel: el 4004, 4040, 8008, 8086 y en 1981, el 8088, que sirvió de base para los venideros. Pero también tienen lugar otros avances, como es el caso de la aparición de los primeros disquetes y los primeros discos duros, de las redes de transmisión de datos, la proliferación de software diverso, etc.


A aquel primer PC dotado de un microprocesador Intel 8088, de 64 Kb de RAM y la ayuda indispensable de uno o varios disquetes de 160 Kb, le siguió rápidamente un PC-XT (eXtended Techonology), dotado de un primer prototipo de disco duro de apenas 10 Mb (increíble para aquellos tiempos). Poco más tarde, hacia 1983, hizo su aparición el denominado PC-AT (Advanced Technology), dotado de un procesador más rápido y con un disco duro de mayor capacidad. Gran parte de los ordenadores con los que hoy trabajamos están basados en aquel PC-AT de IBM.

1.2. Informática y Psicología


Antes de adentrarnos en el interior de un ordenador y describir su funcionamiento y sus componentes, cabe revisar muy brevemente cuál es el vínculo existente entre la ciencia psicológica y la informática.


En concreto puede establecerse una relación a tres niveles:


  1. La informática como disciplina instrumental para la investigación y aplicación psicológica. En este sentido, la informática supone una herramienta de grana utilidad para profesionales, investigadores y docentes de la Psicología, del mismo modo que también lo puede ser para cualquier otra disciplina. Es obvio que en nuestros días el trabajo diario a ciertos niveles requiere del uso de un ordenador y de un software, independientemente de que uno sea psicólogo, economista, administrativo o médico.



  1. La Psicología como ciencia instrumental para el desarrollo de aplicaciones informáticas. No debemos olvidar, no obstante, que la Psicología tuvo históricamente y tiene un papel fundamental en el desarrollo de productos informáticos, y la evaluación de la eficacia de éstos. El estudio continuado de las relaciones hombre-ordenador posibilitan la creación de herramientas mejor adaptadas a las necesidades y características de los usuarios.




  1. Psicología e Informática como disciplinas que comparten una serie de intereses y objetivos. De la interacción entre ambas nace la Ciencia Cognitiva, que se dedica al estudio de los procesos básicos de la conducta humana: percepción, atención, aprendizaje, memoria, lenguaje, razonamiento. Del mismo modo que la Psicología ha servido para el desarrollo de la informática, a menudo la Psicología se ha servido de la metáfora del ordenador para avanzar en el conocimiento de los procesos psicológicos. Son muchos las teorías y los estudios que hoy en día siguen realizándose mediante simulación.

Desde un punto de vista más inmediato, cabe plantearse cuál es la utilidad que un ordenador puede tener para un psicólogo. A pesar de que las funciones que puede desempeñar son muchas, cabría señalar:




  • Realización de todo tipo de análisis estadísticos, aspecto éste fundamental en la investigación psicológica

  • Apoyo en el diseño de investigaciones, muestreo, grabación de datos, etc.

  • Realización y control de experimentos en el ámbito del laboratorio

  • Realización de simulaciones del comportamiento humano y de complejos modelos matemáticos, que requieren gran cantidad de datos y múltiples cálculos

  • Acceso a la documentación a través de la creación y utilización de bases de datos (como la del ISI -Institute for Scientific Information-, o el Psyclit- de la APA, o Medline)

  • Preparación y presentación de informes

  • Comunicación entre investigadores, docentes y profesionales

  • Aplicación de tests informatizados

  • Enseñanza asistida por ordenador




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad