Métodos Cualitativos


TESIS Nº6: Los métodos cualitativos suponen y realizan los postulados del paradigma interpretativo



Descargar 303.07 Kb.
Página6/8
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño303.07 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8

TESIS Nº6: Los métodos cualitativos suponen y realizan los postulados del paradigma interpretativo




6.1.-Las características de las métodos cua­li­tati­vos

A diferencia de los métodos cuantitativos que se enmarcan en una concepción positivista, que aplican controles rígidos a situaciones "artificiales" y en cuya aplicación el investiga­dor intenta operar manteniendo cierta distancia y neutrali­dad, en los métodos cualitativos se actúa sobre contextos "reales­" y el observador procura acceder a las estructuras de sig­nifi­ca­dos propias de esos contextos mediante su participación en los mis­mos. El presupuesto fundamental de las metodolo­gías cua­lita­tivas es que la investigación social tiene que ser más fiel al fenómeno que se estudia que a un conjunto de prin­ci­pios meto­dológicos, y que "los fenómenos sociales son distin­tos a los naturales y no pueden ser comprendidos en términos de re­lacio­nes causales mediante la subsunción de los hechos so­ciales a leyes universales porque las acciones sociales es­tas basadas e imbuídas de significados sociales: intenciones, ac­titudes y creencias" (Fielding, 1986).


Tal como puede obser­varse, estas afirmaciones remiten a postu­lado del paradigma interpretativo referente a la resisten­cia a la "naturalización" del mundo so­cial.
Las metodologías cualitativas coinciden, en parte, con los postulados del interaccionismo simbólico, entendido como un enfoque realista del estudio científico del comportamiento y la vida de grupos humanos siendo su mundo empírico, justamen­te, el mundo real de la vida y el comportamiento.
De tal forma, la postu­ra metodológica de esta concepción es la del examen directo del mundo empírico social entendiendo que tal estudio permite al especialista satisfacer todos los re­quisitos bási­cos de la ciencia empírica: enfrentarse a un mun­do susceptible de obser­vación y análisis, suscitar problemas con respecto al mismo, reunir los datos necesarios a través de un examen dete­nido y disciplinado, descubrir relaciones entre las respecti­vas cate­gorías de los datos, formular proposicio­nes respecto de esas relaciones, incorporarlas a un sistema teórico y veri­ficar problemas, datos, relaciones, proposicio­nes y teoría por medio de un nuevo examen del mundo empírico.
Sin embargo, según esta postura, un estudio para ser científi­co, no necesita adecuarse a un protocolo de investigación -como en las ciencias físicas- ni concebir un modelo matemático o esta­dístico de antemano, ni organizar la investi­gación con arreglo a variables preestable­cidas, lo que requiere es "res­pe­tar la naturaleza del mundo empírico y organizar un plan meto­dológico que la refleje" (Blu­mer, 1982).
Uno de los problemas que se plantean las metodologías cualita­tivas es, justamente, cómo captar la realidad del fenómeno bajo estudio y cómo darle un sentido convincente. Este darle sentido se vin­cula con las complejas interpretaciones de los datos efectua­das en el proceso de investigación, con el carác­ter conceptualmen­te denso que debe tener la teoría y con la nece­sidad de un examen detallado e intensivo de los datos para determinar la comple­jidad de las relaciones existentes entre ellos (Strauss, 1989).

6.2.-Estrategias y proceso de la investigación cualitati­va­­

La investigación cualitativa constituye, entonces, una tradi­ción particu­lar en las ciencias sociales que depende fundamen­talmente de la observación de los actores en su propio terre­no­ y de la interacción con ellos en su lenguaje y con sus



mismos términos. De tal manera, implica un compromiso con el trabajo de campo y constituye un fenómeno empírico, socialmen­te localizado, definido positivamente por su propia historia y no negativamente por la carencia de cifras. Sus diferentes expresiones incluyen la inducción analítica, el análisis de contenido, la hermenéutica, el análisis lingüístico de textos, las entrevistas en profundidad, las historias de vida, ciertas manipulaciones de archivos, entre otras.
La investigación cualitativa, como cualquier otro tipo de pro­ceso científico, consta para Kirk (1986), de cuatro fases. Por consiguiente, todo el esfuerzo cualitativo depende de que se siga la secuencia ordenada de: a)invención -diseño de investi­gación-, b) descubrimiento -recolección de datos-, c)interpre­tación -análisis- y d) explicación -documentación-. Es impor­tante señalar que el conjunto de actividades de investigación realizadas en cada una de estas fases o modos, es cualitativa­mente diferente al igual que los productos de investigación generados en cada una de ellas. Así, la invención da lugar a un plan de acción; el descubrimiento denota una fase de obser­vación y medida y genera información; la interpretación señala una fase de evaluación o análisis y da lugar a la comprensión; y la explicación alude a una etapa de comunicación porque pro­duce mensajes.
Para Fielding (1986) la investigación científica acarrea un incesante y repetido ciclo que comprende la observación, la clasifica­ción, el análisis y la teoría pero, a diferencia de la posi­ción recién expuesta, entiende que cada uno puede co­menzar en el punto del espiral que desee. Este ciclo establece la prima­cía del trabajo comparativo como una actividad inte­grativa


6.3. El lugar de la interpretación en las metodologías cualitativas



La inmersión del investigador en el contexto que analiza, a fin de captar el sentido de la acción de los participantes, su­po­ne la comprensión de las estructuras significativas de ese contexto que facilitan los procesos de entendimiento. Los in­dividuos, para comunicarse, interpretan significados que son, además, creados en la interacción cotidiana. El observador, por lo tanto, no puede, sin participar -aunque sea virtualmen­te- en los contextos en los que se da la acción que analiza recuperar el punto de vista, las perspectiva de los partici­pantes. En este aspecto las metodologías cualitativas se nu­tren de los criterios de investigación de la etnografía cuyo núcleo central es "la pre­ocupación por captar el significado de las acciones y de los su­cesos para los actores" (Spradley, 1979). Estos criterios junto con los del interaccionismo sim­bólico remiten al postulado del paradigma interpetretativo que supone el paso de la observación a la comprensión y del punto de vista externo al punto de vista interno.
Con similar orientación, Geertz (1973) entiende que el objeto de la etnografía es una jerarquía estratificada de estructuras sig­nificativas, y que el investigador se enfren­ta a una multi­pli­cidad de estructuras conceptuales complejas, muchas de ellas comprendidas una dentro de las otras. Así, la cultura es consi­de­rada como las redes de significación que el hombre ha tejido y el observador no busca leyes sino significados ya que la importan­cia de este tipo de hallazgos reside en su especi­ficidad y su circun­stancialidad.
La necesidad de los investigadores de realizar interpretacio­nes de los significados creados y empleados en los procesos de interacción en un contexto determinado y de darle, además nom­bres a esas interpretaciones determina la posibilidad de la influencia del investigador sobre el contexto que analiza, me­diante la in­corporación de sus interpretaciones en el acervo de cono­ci­miento de los acto­res y, por lo tanto, en el signifi­cado de las futuras accio­nes de éstos. Tal como puede apre­ciarse estas conside­raciones remiten postulado del paradigma interpretativo refe­rido a la doble hermenéutica.

6.4.-La diferencia entre los métodos cualitativos y cuan­titativos


6.4.1.-Respecto de la generalización y de la técnica ana­lítica
Mientras que algunos autores (Strauss, 1989) argu­men­tan que la genuina y más provechosa diferenciación entre los méto­dos cua­litativos y cuantitativos radica en cómo los datos ob­teni­dos por esas es­trategias son tratados analítica­mente, para otros (Fielding, 1986) esa distin­ción estaría vin­culada a: 1) la lógica de la genera­lización y b) la técnica analítica pro­pias de cada método.
La generalización es posterior a la explicación en los métodos cualitativos y se realiza examinando los datos para determi­nar el axioma que comprenda todos los casos. En los métodos cuan­tita­tivos la generalización es intrínseca a la explicación y se lleva a cabo seleccionando hipótesis y probándolas res­pecto de los datos para ver como pueden ser explicados muchos casos.
Con respecto a la técnica analítica que predomina en cada mé­todo, mientras en los cualitativos prima la inducción analíti­ca en los cuantitativos se trabaja hipotético-deductivamente­.El trabajo cualitativo es inductivo más que deducti­vo, no comien­za con una hipótesis sino que genera hipótesis a par­tir de los datos.
La diferencia significativa entre la inducción analítica y el método hipotético deductivo reside en que el énfasis en probar ideas teóricas no es el fin de la investigación científica sino un paso dirigido al refinamiento de las teorías.
6.4.2.-Respecto del lugar de la teoría
Dentro de las metodologías cualitativas el lugar que se le concede a la teoría difiere del que ocupa dentro de las estra­tegias cuanti­tativas; de tal manera, se estima que la teoría debe estar basada en da­tos empíricos (Spradley, 1979 y Bulmer,1979 ), lo más cerca posi­ble de los hechos; que su fun­ción no es codificar regula­rida­des abstrac­tas; y que, por lo demás, no debe generalizar entre casos sino dentro de ellos (Geertz, 1973).
Tal como expusimos al tratar el paradigma positivista, y en coincidencia con sus supuestos, la mejor manera de refor­mu­lar y modificar sus teorías era mediante los procesos de veri­fica­ción cuantitativa de las mismas a través del testeo de las hipótesis derivadas de ellas. Por el contrario, en el marco de las metodologías cualitativas se podría decir que este tipo de investigación se define "por la localización de las activida­des de prueba de hipótesis en la fase del descubrimiento, más que en la de la interpretación" (Kirk, 1986).
Glasser y Strauss (1967) estarían -postulando la creación de teoría- en el extremo del continuum verificación-creación, de­bi­do a que consideran que el descubrimiento de teoría sis­te­máti­camente obtenida a partir de los datos de la investi­ga­ción es una de las tareas más im­portantes de la so­cio­logía actual. Así, estos autores utiliza­n el análisis com­parativo para crear dos tipos básicos de teo­ría: la substanti­va, desa­rrollada para un area empírica de in­vesti­ga­ción sociológica, y la formal elaborada para un area conceptual de investigación. Los ele­mentos de la teoría que se generan mediante el análisis compa­rativo son: categorías con­ceptuales con sus propiedades con­ceptuales e hipótesis o rela­ciones generalizadas entre las categorías y sus propiedades.
El muestreo teórico sería, dentro de esta perspectiva, el pro­ceso de recolección de datos para generar una teoría por medio de la cual el analista a la vez recoge, codifica y ana­liza su información, y decide que datos elegir y dónde encon­trarlos para desarrollar su teoría tal como va surgiendo. Este proceso de recolección se halla, a su vez, controlado por la teoría emer­gen­te, sea esta substantiva o formal.
6.5.-La objetividad de la investigación cualitativa
Una de las más importantes asunciones que fundamentan la opo­sición entre las metodologías cuantitativas y cualitativas, ra­dica en la convicción de que el conocimiento de los fe­nóme­nos sociales puede obtenerse sólo mediante la adhe­sión a de­terminados prin­cipios metodológicos comprendidos dentro del para­digma positivista. Sin embargo, la objetividad de la in­ves­tiga­ción social debe estar vinculada con la selección de la meto­dología correcta. Es decir, no es un problema abstracto que pueda resolverse a través de la observancia de específicas reglas de procedimien­to.
La objetividad de una investigación cualitativa es valorada para (Kirk, 1986), en términos de la confiabilidad y la vali­dez de sus observaciones. La confiabilidad es la medida en que un procedimiento de medición arroja el mismo resultado como quie­ra y donde quiera que sea llevado a cabo, es el grado en que el hallazgo es independiente de circunstancias accidenta­les de la investigación. La validez se refiere a la medida en la que ese pro­cedi­miento produce el resultado co­rrecto, es el grado en que el hallazgo es interpretado adecuadamente. La objetivi­dad es, pues, para esta concepción, el logro si­mul­tá­neo de tanta confia­bili­dad y tanta validez como sea posible y se expresa en el compromiso de integrar los nuevos hallazgos en el cuerpo co­lectivo de conocimientos y en la confrontación de las ideas tanto con los datos como con los argumentos.
Podríamos sostener, entonces, con Borman y LeCompte (1986), que muchas de las críticas dirigidas a la investigación cuali­tati­va con relación a su falta de objetividad, de validez, de ri­gor, de sistematicidad, se basan en la convicción de que sólo hay un método de investigación científicamente correcto, el empleado respecto de los fenómenos de la naturaleza. Tal como ya los hemos expresado al vincular a cada metodología con el paradigma que presupone -el materialista histórico con el mé­todo dialéctico, el positivista con los métodos cuantitati­vos y el interpretativo con los cualitativos- ; el gran pro­blema de la objetividad del conocimiento reside en la evalua­ción de los resultados obtenidos mediante una metodología -y de acuerdo con los presupuestos del paradigma a la que perte­nece- con los presu­puestos de otro u otros paradigmas -y de sus metodologías-.
Por los demás, la mayoría de los científicos sociales que abo­gan por la investigación cualitativa, entienden que la reali­dad no puede ser conocida ni de forma directa ni de manera infalible sino que sólo puede ser reflejada por la convergen­cia de observa­ciones desde múltiples e interdependientes fuen­tes de conoci­miento.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad