Modulo psicologia



Descargar 360.5 Kb.
Página6/6
Fecha de conversión17.12.2017
Tamaño360.5 Kb.
1   2   3   4   5   6
Subculturas y diversidad

Todo sociedad se conforma desde una diversidad de personas (que no es lo mismo que diferencia de clase o posición). Así como tenemos clases sociales, también existen particularismos regionales, inmigratorios y de minorías étnicas, religiosas y de género que deben respetarse, ya que es esa diversidad la que nutre y fortalece a la sociedad toda. Estas condiciones son intrínsecas a la identidad de las personas y no dependen directamente del reparto de la riqueza y del poder en una sociedad.


El estudio de la vivencia y la construcción de relaciones interpersonales satisfactorias constituye uno de los pilares básicos para llegar a comprender la noción de diversidad.
Lamentablemente, en las sociedades, la incomprensión entre los distintos grupos que las conforman puede llevar a hondos y terribles prejuicios, violencias y discriminaciones.


  • La identidad

La formación de la personalidad tiene lugar, en buena parte, a través de las relaciones interpersonales, toda vez que dichas relaciones suelen hallarse cargadas de un significado social, afectivo y también cognitivo. Es lo que llamamos "nuestra experiencia de vida y sentido común".


Es así como niños y niñas van perfilando algunos de los aspectos de su identidad como personas a medida que van construyendo todo tipo de relaciones con otros -simétricas, asimétricas, jerárquicas, cooperativas-, favorecedoras tanto de equilibrios como de desequilibrios individuales y grupales. Por lo tanto hablamos de una identidad personal que se forja también en una base de identidad grupal y cultural. Sentimos pertenecer a una cultura común que nos representa y define. Dicha cultura común nos une a tradiciones, un territorio, gustos, creencias, formas de pensar, afectos e historia que compartimos con otros a pesar de las diferencias.
Uno de los aspectos que contribuye al desarrollo de relaciones interpersonales satisfactorias en el seno de una sociedad, es la adaptación mutua y el respeto por las diferencias individuales, así como la consideración de estas diferencias como una fuente de progreso individual y social más que como un motivo de encono y discriminación.
Desde esta perspectiva se contempla de forma positiva la diversidad de los individuos como factor de crecimiento y progreso de una sociedad.
En la actualidad, en el ámbito social en general, aparece con frecuencia el concepto de diversidad, entendida como la pluralidad de características (culturales o específicamente individuales) que se ponen de manifiesto entre las personas que forman grupos minoritarios o colectivos sociales.
Este concepto constituye el polo opuesto del de homogeneidad. Se define a ésta como el énfasis en las semejanzas de los individuos en detrimento de las diferencias. Conlleva a menudo un rechazo para quienes no reúnen las características que se definen como el ideal social por una mayoría o grupo que detenta el poder social.
El concepto de diversidad, entendido como la consideración y valoración positiva de las diferentes características de los miembros de un grupo social es un tema de debate y preocupación, no solo en el ámbito nacional o local, sino también a nivel mundial o global debido a los conflictos actuales entre personas y países de culturas y contextos diferentes entre sí.
ACTIVIDAD N° 23


  1. ¿Qué definimos por diversidad y pluralismo?

  2. ¿Por qué es importante en las sociedades actuales la tolerancia y comprensión de las diferencias?

  3. ¿Qué es la diversidad? ¿Somos todos iguales?, ¿En qué sentido la igualdad es positiva y en qué sentido aspirar a que todos seamos iguales no (ver homogeneidad y heterogeneidad)? (Fundamente)

  4. ¿Su barrio tiene “identidad”?. ¿Usted se siente representado por su cultura y grupo?

  5. Elija un recuerdo que lo identifique con su barrio.




  • Violencia

Definimos el ejercicio de la violencia como:


Una acción ejercida por una o varias personas con la que se somete de manera intencional a maltrato, presión sufrimiento, manipulación u otra acción a otra u otras personas. La consecuencia del ejercicio de violencia es la pérdida de integridad, tanto física como psicológica y moral, de cualquier persona o grupo de personas. Esto implica la presión psíquica o abuso de la fuerza ejercida contra una persona con el propósito de obtener fines contra su voluntad, por lo que pasa el agredido a ser víctima.

No desarrollaremos las distintas formas posibles de violencia (Social, económica, cultural, etc.), sino que nos focalizaremos en el abuso y situaciones de violencia personal y familiar.




  • Formas de violencia

No solamente hablamos de violencia cuando hay ataque físico. También la hay, cuando hay maltrato, que es como se llama a toda forma de coacción emocional sobre un otro, sin que haya castigo físico.


Sin embargo, la apropiación del cuerpo de una persona por parte del victimario, acto que viola el pleno derecho al propio cuerpo, constituye una invasión máxima al yo de la víctima. Pero la violencia emocional, muchas veces ejercida de modo subrepticio, también produce efectos de daño psíquico y somático como las que produce la violencia física.
Hay violencia cuando la palabra se utiliza para aterrar y denigrar y no para comunicar pensamientos. Una mujer insultaba a sus hijas de la misma manera como lo había hecho su madre con ella diciéndoles “vagas”, “prostitutas”, “inservibles”, transmitiendo así transgeneracionalmente el modelo del maltrato familiar.
Hay violencia en el silencio que se le impone a una persona como forma de desconocerla como existente; hay violencia cuando se utiliza a los hijos como rehenes, como sucede en ciertas situaciones de divorcio con los hijos menores, en que para atacar al ex cónyuge se violenta al niño. Hay violencia en el contexto social dada por la inequidad y desigualdad socioeconómicas.


  • Tipos de abuso

Abuso físico: Se ejerce mediante la fuerza física en forma de golpes, empujones, patadas y lesiones provocadas con diversos objetos o armas. Puede ser cotidiana o cíclica, en la que se combinan momentos de violencia física con periodos de tranquilidad. En ocasiones suele terminar en suicidio u homicidio. El maltrato físico se detecta por la presencia de magulladuras, heridas, quemaduras, moratones, fracturas, dislocaciones, cortes, pinchazos, lesiones internas, asfixia o ahogamientos.


Abuso sexual: Este tipo de abuso es difícil de demostrar a menos que vaya acompañado por lesiones físicas. Se produce cuando una persona fuerza a otra a mantener relaciones sexuales o le obliga a realizar conductas sexuales en contra de su voluntad. Los principales malos tratos sexuales son las violaciones. También son frecuentes los tocamientos y las vejaciones.
Abuso psicológico: Los factores que influyen en el abuso psicológico son muy variados, emocionales, económicos, sociales, etc. Esto es frecuente en la violencia ejercida a mujeres. La mujer se ve dominada por el varón, quien la humilla en la intimidad y públicamente, limita su libertad de movimiento y la disposición de los bienes comunes. Resulta complicado detectar este tipo de abuso, aunque se evidencia a largo plazo en las secuelas psicológicas. En este caso la violencia se ejerce mediante insultos, vejaciones, crueldad mental, gritos, desprecio, intolerancia, humillación en público, castigos o amenazas de abandono. Conduce sistemáticamente a la depresión y, en ocasiones, al suicidio.
La gravedad de estos abusos varía en virtud del grado de violencia ejercida sobre la Persona y normalmente se combinan varios tipos de abuso, ya que dentro del maltrato físico siempre hay un maltrato psicológico. Evidentemente, el maltrato físico severo puede dejar secuelas muy graves, como rotura de bazo o pérdida de audición, pero las secuelas psicológicas son las que más perduran. Es difícil que la persona identifique el maltrato psicológico cuando éste es muy sutil.


  • Violencia familiar

Hasta hace poco el concepto de violencia dentro del núcleo familiar era difuso y controvertido, ya que algunos actos que hoy son considerados agresiones, antes eran plenamente aceptados socialmente. Este tipo de agresión afecta en particular a las mujeres. Sin embargo, el aumento de la participación de la mujer en la vida social y laboral, junto con las políticas de educación igualitaria, ha permitido que salgan a la luz casos de maltrato físico y psicológico que hasta entonces habían permanecido escondidos en el seno familiar o de la pareja.


El ciclo de la conducta agresiva se desarrolla en tres fases:
1. Acumulación de tensión: Las agresiones son leves y los incidentes poco frecuentes. La mujer se sirve de estrategias para eludir la agresividad de su pareja, y el hombre interpreta esta actitud como una aceptación de su autoridad. Generalmente, las estrategias de la mujer no solucionan los episodios de agresión, y el temor y las ansias de evitarlos favorecen la aparición de trastornos psicológicos.
2. Explosión violenta: Los incidentes comienzan a ser periódicos y las lesiones más graves. La víctima ya no intenta evitar las situaciones que desencadenan la violencia y sólo espera que pase lo antes posible. Esta fase puede durar días y es controlada totalmente por el agresor.
3. Arrepentimiento: El agresor se muestra amable, cercano, y en ocasiones pide perdón o promete no ejercer más la violencia. La víctima, aliviada por el cese de la agresión, le cree o quiere creerle y pone bajo su propia responsabilidad la continuidad de la relación familiar. El sentimiento de culpabilidad impide el abandono del agresor.
Este ciclo de violencia se repite constantemente, ya que la fase de arrepentimiento suele durar muy poco. Durante el acto de contrición el hombre cede el poder a la mujer, pero es momentáneo, porque en cuanto la mujer intenta ejercer ese poder recién adquirido vuelven a acumularse las tensiones y se produce una nueva descarga violenta.
Muchas víctimas suelen sentir culpa y temor, por lo que usualmente no piden ayuda o denuncian este delito.


  • ¿Qué hacer en caso de violencia doméstica?

1. Acuda a los Servicios Sociales de su localidad. Allí podrán informarle sobre sus derechos y los recursos de apoyo que la Municipalidad, la Administración Pública y otras instituciones ponen a su disposición. Asimismo, le ofrecerán información de los principales servicios gubernamentales que pueden apoyarla. Averigüe si en su localidad existe una Comisaría de la Mujer.


2. Si existen lesiones físicas vaya a un centro sanitario que le asista y emita el correspondiente parte de lesiones.
3. Presente una denuncia en la Comisaría más cercana o en el Juzgado de Instrucción que esté de guardia y lleve el parte de lesiones como prueba documental. Ofrezca un relato detallado de los hechos y tras leer la denuncia y mostrar su conformidad, exija una copia o justificante de la misma. No olvidar que el agresor suele tener en su personalidad serias alteraciones que se denominan psicopáticas (toma a los otros como objetos que posee, no siente culpa al infringir dolor a otros e invierte los hechos para que el culpable sea la propia víctima, siendo muy envolvente y convincente e incluso mostrando otra personalidad amable hacia los demás).
4. Asesórese sobre los derechos básicos que la amparan:
- La ausencia del domicilio por temor a su integridad física o psíquica, o la de sus hijos, no supone abandono de hogar si presenta una denuncia.
- Se pueden adoptar medidas de exclusión del hogar, esto puede hacerlo el juez competente, prohibiendo la cercanía y la utilización de la vivienda familiar al agresor, así como también quitar la custodia de los hijos, etc.
- Pueden denunciarse tanto las lesiones físicas como psicológicas.
- Si teme presentar la denuncia por las posibles consecuencias que pueda tener, los agentes actuantes pueden presentarla por usted siempre que hayan constatado los hechos, exista algún testigo de los mismos y se disponga del parte de lesiones.
- Los Agentes presentarán la denuncia igualmente si la víctima es menor de edad o se encuentra incapacitada.
En cuanto a la asistencia jurídica debe recordar las siguientes premisas:
- Usted puede ser parte en el proceso penal y obtener una indemnización por el daño sufrido.
- Aunque decida no ser parte en el proceso penal, seguirá teniendo derecho a la indemnización que establezca la sentencia.
- Si sus ingresos son magros puede acceder al beneficio de justicia gratuita.
5. Avise a amigos y familiares que puedan brindarle contención.
ACTIVIDAD N° 24
Usted debe asesorar a una vecina que sufre de violencia y abuso en su hogar (su marido le grita y amenaza, usa la fuerza y la amedrenta). Nadie se da cuenta y ella cree que es porque es mala esposa:

  1. ¿Qué le explicaría acerca de este problema? (Defina y fundamente).

  2. ¿Qué le aconsejaría?

  3. ¿Qué le informaría o asesoraría?

  4. ¿Qué haría cómo vecino y ciudadano/a comprometido/a? (Fundamente).


Capítulo VI
Procesos psicopatológicos
La Psicopatología se centra en el estudio científico de la conducta anormal o enferma, tanto en los aspectos descriptivos (clasificación, diagnóstico, descripción clínica, etc.), como en los etiológicos (factores causales, teorías y modelos del por qué de las causas, etc.). Es decir, se ocupa tanto de describir la conducta desadaptada y los procesos psicopatológicos implicados, como de la explicación de la misma. En consecuencia, son objeto de la Psicología Patológica tanto el estudio de los procesos psicopatológicos como el de los diferentes trastornos o entidades clínicas (trastornos psicopatológicos). Por lo tanto aborda temas que hacen al concepto de salud mental.
Se define a la Salud Mental como el completo bienestar psíquico y social. Otros autores la han definido como la habilidad de tener un trabajo, tener una familia, no tener problemas con la ley y disfrutar de las oportunidades placenteras de la vida.
Contrariamente, un trastorno mental, consiste en la pérdida de este bienestar psicosocial, unido a un deterioro en el ámbito laboral o académico (trabajo, escuela, etc.) y alteraciones en las actividades sociales habituales o en la relación con los demás (familia, amigos).


  • El concepto de normalidad

Definir que es la normalidad, nos centra de lleno en una posición poco cómoda, pero de debate profundo.

No es de nuestro interés catalogar o encasillar, ya que hemos definido anteriormente el desarrollo como aquello esperable, de acuerdo a la generalidad de los sujetos, sin ser esto algo cerrado o determinista. De la misma manera el término normal será solidario con ésta postura.

Para definir lo normal, no basta con sus propias características, esto sería inútil sin su idea contrapuesta, la de anormalidad.


Una se recorta sobre la otra, en base a una dialéctica de los contrarios, que define y organiza dichos conceptos.
Se habla muchas veces del normal, como normalidad estadística, también se habla de una normalidad ideal y se podría considerar una normalidad dentro de la anormalidad.
Tanto es así, que la psiquiatría, por ejemplo plantea la existencia de una estructura psicológica para el adulto, a la que denomina "neurosis normal", que implica que a pesar del concepto de normalidad, toda persona posee aspectos inconscientes fuera de su entera voluntad, da la idea de que una "perfección psicológica" no existe.
Nuestra misma personalidad no deja de presentarnos inconvenientes y zonas oscuras, que nuestro yo organizado tramita y equilibra.
La normalidad, en abstracto, no existe: hasta cierto punto, es una creación dentro de las posibilidades dadas y de las adquisiciones conquistadas.
Cuando se plantea el problema con respecto a la salud y a la enfermedad, vemos que la misma enfermedad es una norma de vida.
Con respecto a lo social, lo normal presenta su carácter histórico y cultural, ya que en su misma definición encontramos la base de un consenso y por lo tanto un profundo entramado de convenciones, normas y símbolos.
Será normal, por lo tanto, el hombre que se asimila activamente con el mundo y se acomoda para utilizar sus posibilidades al máximo sin desorganizarse, dentro de un contexto compartido e históricamente determinado.


  • El concepto de crisis

Ha lo largo de la vida, el propio proceso de desarrollo implica momentos de cambio y ruptura que suelen llamarse crisis vitales o normales.


Todos estos cambios implican, en mayor o menor medida una crisis, entendida como crisis vital.
Cuando nos referimos a crisis vital, ésta implica un desequilibrio normal y esperable, fruto del desarrollo y no una crisis traumática o azarosa; esto nos permite entender el término crisis desde una doble acepción: conlleva la idea de una situación de ruptura del equilibrio anterior, acompañada por la sensación subjetiva de padecimiento, y comprende la posibilidad de ubicarse como sujeto activo, críticamente, del equilibrio anterior. Son ejemplo de esto las crisis de la niñez y de la pubertad y adolescencia.
También diferenciamos las crisis patológicas, como aquellas crisis producto de un deterioro de la personalidad. En ellas incluimos todas aquellas enfermedades mentales que implican la desestructuración de la personalidad que lleva a una pérdida del sentido de realidad.
ACTIVIDAD N° 25
Carlos se sentía mal. Había llegado a sus treinta y cinco años y se sentía solo y acomplejado. Muchas novias y ninguna mujer decía el tango. Quería hacer una familia, asentarse, lograr un trabajo estable, se sentía inmaduro. Reflexionaba constantemente sobre los años vividos, se sentía fracasado. Muchas oportunidades se le habían ido de las manos. No era feliz. Por un tiempo fue a una iglesia, también visitó a amigos, pero no se le calmaba esa tristeza. Su padre le comentó que a él le pasó lo mismo, que se llega a un punto dónde hay que cambiar y que no se desesperara, que eso no era fracaso sino crecimiento, era el principio de una etapa nueva, de más madurez.


  1. Carlos se siente mal ¿Es normal o no?

  2. ¿Qué es una crisis y qué tipo de crisis tiene Carlos?

  3. Teniendo en cuenta el concepto de Salud Mental, ¿Carlos está sano?

  4. Para mejorar ¿A quién debería recurrir?



Las patologías más frecuentes



Las psicosis

La psicosis es un trastorno mental mayor, de origen emocional u orgánico, que produce un deterioro de la capacidad de pensar, responder emocionalmente, recordar, comunicar, interpretar la realidad y comportarse. El síndrome más característico y estudiado es la esquizofrenia que, en su cuadro clínico, como en la actualidad es concebido, comparte síntomas con otros trastornos mentales, lo que dificulta una definición exacta del trastorno.


Dentro de esta patología encontramos como la más relevante a la esquizofrenia. Sus síntomas son:
a. Alteraciones del pensamiento:

-Incoherencia

-Pérdida asociativa

-Creencias delirantes

-Desorden

b. Alteraciones de la atención:

-Distraibilidad por estímulos irrelevantes

c. Alteraciones emocionales:

-Deterioro de la expresión emocional

-Inmobilidad

-Embotamiento

-Negativismo

-Reducción de la actividad voluntaria

-Descuido de la responsabilidad

-Apatía

e. Conductas estereotipadas



f. Presencia de alucinaciones
Entre las psicosis, las más comunes son:
La esquizofrenia (o personalidad dividida o pensamiento escindido)

La megalomanía (o delirio de grandeza)

La erotomanía (o delirio de enamoramiento y celotipia)

El "Delirium Tremens", producto de intoxicación. También se da en períodos de abstinencia.


Este tipo de patologías se tratan Psiquiátricamente. Se combina psicoterapia y medicación. Ciertos pacientes, en estado grave, son incluso internados, para así tener una atención médica regular y constante.
La personalidad borderline
El Desorden de la Personalidad Borderline (B.P.D., en español traducir como Trastorno de Personalidad Fronteriza) es una disfunción psiconeurológica que afecta a entre diez y veinte millones de personas, ahora es tratable por medio de una combinación de medicación y otras terapias. En el momento en el que no están tratados médicamente, estos pacientes soportan unas vidas muy dolorosas y difíciles. Un atento cuidado profesional puede conseguir una profunda diferencia.


  • Principales síntomas

1) Cambios de carácter: Los cambios de carácter son un síntoma fundamental y devastador en el Desorden de la Personalidad Borderline. Estos cambios se pueden producir de forma inapropiada y en cualquier momento, incluso en cuestión de minutos. Es más, muchas veces no hay una causa lógica aparente.


2) Disforia: Esta es una combinación de depresión, cólera, ansiedad y desesperación –a menudo complicada por la vergüenza, humillación, sentimiento de embarazo emocional, excitación, terror, celos y odio sobre sí mismo. Esta puede ser desatada por los cambios de carácter, estrés y el sufrimiento emocional. Una vez que comienza la disforia, ésta tiende a intensificarse de forma estable. La situación es tan dolorosa que los borderline buscarán una salida de forma desesperada. –a menudo confiando en drogas, alcohol, comportamientos impulsivos y autodestructivos, automutilación y/o suicidio.
3) Estado psicótico: El pensamiento psicótico (como pérdida de la ideación y de la realidad) a menudo se desarrolla cuando la disforia se acentúa. Debido a estos pensamientos psicóticos se dice que los borderline viven en el límite entre la realidad y la psicosis. Los principales síntomas psicóticos son las distorsiones perceptivas, los cambios de ánimo y las sensaciones físicas que padecen.
Los caracteres psicóticos dominantes se centran alrededor de los sentimientos de derrotismo, sentido de maldad, cólera y autodestrucción. Las sensaciones físicas incluyen una visión irreal y una falta de realidad en las situaciones cotidianas. La sensación de haber vivido la misma situación, las experiencias extracorporales, la depersonalización (pensando que dejan de ser ellos mismos), discursos sin sentido y la sensación de que ciertas partes del cuerpo están entumecidas y no forman parte de su mismo.
Las distorsiones en la percepción incluyen primeramente la transferencia (por la cual perciben incorrectamente a una persona de su vida actual como alguien que les hizo daño en el pasado), una interpretación errónea de los motivos de ciertos comportamientos y alucinaciones.
4) Otros síntomas: La vida de un borderline se define por la inconsistencia en el carácter, identidad, confianza, conducta, actitudes, valores y pensamientos. Mientras que la inteligencia no está mermada, la organización y la estructura de los pensamientos si lo están. Los borderline tienen problemas siguiendo y completando tareas. El acceso a la memoria está mermado frecuentemente.
La cólera crónica, el miedo a ser abandonados (a menudo provocando un comportamiento manipulador), la falta de confianza, la impulsividad, los sentimientos de vacío y/o aburrimiento, hacen que este tipo de pacientes esté siempre sacando falsas conjeturas acerca de la realidad y de los demás.
Los borderline sufren en general otras enfermedades psiquiátricas. Entre las más comunes se incluyen depresión, ansiedad, abusos de substancias estupefacientes y alcohol, otros desordenes de la personalidad.
El desorden de la personalidad borderline es común y ahora puede ser tratado con una combinación de consejería psicológica, medicación y terapias psicológicas. Los borderline que no son tratados sufren unas vidas extremadamente dolorosas y destructivas. Son víctimas de una enfermedad que no quieren y no provocaron. Merecen ser ayudados y el médico de cabecera está en la mejor posición para iniciar el tratamiento.
¿Qué es un transtorno depresivo o neurótico?
Las neurosis
Una primera aproximación psicopatológica al concepto de neurosis permite formularla como un conjunto de trastornos mentales, de leves a moderados, aunque de suficiente intensidad como para alterar la vida familiar, y/o social, y/o sexual, y/o amorosa, y/o emocional, y/o intelectual, y/o la propia vida subjetiva de cualquier persona que los padezca, pero que conserva el juicio de realidad.
Los trastornos mentales que generan neurosis se caracterizan por la presencia de los siguientes rasgos distintivos:


  • Carecen de causas orgánicas que las determinen, vale decir, se trata de afecciones puramente psicológicas.

  • Nunca inhiben el sentido de realidad, esto es, el neurótico tiene un correcto juicio de sí mismo, del mundo y del tiempo.

  • El neurótico o bien tiene conciencia de enfermedad, o bien puede tenerla una vez superadas las resistencias mediante las que suele negar su padecer.

  • Los trastornos neuróticos son involuntarios, es decir, se imponen al yo a su pesar.

  • Los trastornos neuróticos son independientes del nivel de inteligencia, ya sea esta elevada o normal.

  • Los trastornos neuróticos son reversibles y tratables.

Las neurosis clínicas se caracterizan por el padecimiento involuntario de alguno de los siguientes síntomas: inhibiciones, compulsiones, obsesiones, o angustia.





  • Ciclo de la neurosis

En líneas generales, el proceso neurótico observa el siguiente itinerario cíclico:


1) Rasgos de carácter neuróticos (mal humor, tristeza, pensamientos recurrentes, labilidad emocional e inestabilidad, cambios de humor, somatizaciones, agresividad, etc.).

2) Factor desencadenante que determina un posicionamiento doble frente a la situación de malestar (querer "curarse" pero resistirse a tratamiento).

3) Irrupción del conflicto intrapsíquico (sensación de dolor moral).

4) Emergencia de angustia y/o ansiedad, o la sustitución de éstas por medio de somatizaciones (síntomas corporales).

5) Emergencia del síntoma neurótico (como realización de deseos y realización de ideales del yo) y consecuente supresión de la angustia y/o ansiedad.

6) Reacción defensiva contra el síntoma.

7) Cristalización paulatina de rasgos de carácter neuróticos.
En consecuencia, las neurosis clínicas (histeria, fobia, neurosis obsesiva – compulsiva, ataque de pánico) resultan ser un estado de insatisfacción producto de una estructuración del yo enferma, resultante de sucesivas adaptaciones y/o reacciones compulsivas que tienden a soportar situaciones displacenteras o frustrantes, sin modificar dichas situaciones.
Las depresiones
El trastorno depresivo es una enfermedad que afecta el organismo (cerebro), el ánimo, y la manera de pensar. Afecta la forma en que una persona come y duerme. Afecta cómo uno se valora a sí mismo (autoestima) y la forma en que uno piensa. Un trastorno depresivo no es lo mismo que un estado pasajero de tristeza. No indica debilidad personal. No es una condición de la cual uno puede liberarse a voluntad. Las personas que padecen de un trastorno depresivo no pueden decir simplemente "ya basta, me voy a poner bien". Sin tratamiento, los síntomas pueden durar semanas, meses e incluso años. Sin embargo, la mayoría de las personas que padecen de depresión puede mejorar con un tratamiento adecuado.


  • Síntomas de depresión

No todas las personas que están en fases depresivas padecen de todos los síntomas. Algunas padecen de unos pocos síntomas, otras tienen muchos. La gravedad de los síntomas varía según la persona y también puede variar con el tiempo.




  • Estado de ánimo triste, ansioso o "vacío" en forma persistente.

  • Sentimientos de desesperanza y pesimismo.

  • Sentimientos de culpa, inutilidad y desamparo.

  • Pérdida de interés o placer en pasatiempos y actividades que antes se disfrutaban, incluyendo la actividad sexual.

  • Disminución de energía, fatiga, agotamiento, sensación de estar "en cámara lenta."

  • Dificultad para concentrarse, recordar y tomar decisiones.

  • Insomnio, despertarse más temprano o dormir más de la cuenta.

  • Pérdida de peso, apetito o ambos, o por el contrario comer más de la cuenta y aumento de peso.

  • Pensamientos de muerte o suicidio; intentos de suicidio.

  • Inquietud, irritabilidad.

  • Síntomas físicos persistentes que no responden al tratamiento médico, como dolores de cabeza, trastornos digestivos y otros dolores crónicos.




  • La depresión reactiva o postraumática

Se denomina así a un tipo de transtorno depresivo normal y pasajero. Este suele no ser producto de un deterioro de la personalidad, sino que se da como correlato a una situación externa a la persona. Es respuesta a un tipo de crisis y suele ser una respuesta normal, aunque displacentera.


Ante una pérdida o situación traumática, toda persona desarrolla un cuadro temporal de depresión. Se vive como un estado de zozobra, donde priman la angustia y la ansiedad.
Las adicciones
La adicción es una enfermedad compleja de naturaleza bio - psico - social. O sea que las causas de la adicción son múltiples e interaccionan para producir el desorden adictivo. Este hecho es además importante en el tratamiento de estos desórdenes pues cada persona es diferente y muestra distintos matices del problema, de modo que es necesario individualizar cada caso y realizar un estudio amplio de la historia personal y familiar de cada adicto antes hacer un diagnóstico.
Factores biológicos, genéticos, psicológicos y de personalidad, socio-culturales y familiares se unen en una interacción produciendo primero la predisposición y luego con la exposición al factor desencadenante (que podrían ser: sustancias psicotrópicas, juego, sexo, relaciones, comida, etc.); se evoluciona hacia la consolidación del proceso patológico llamado adicción.


  • La evolución del proceso adictivo

La adicción es un proceso que se desarrolla a lo largo del tiempo. Al principio, el tipo de uso que la persona hace de una sustancia o conducta, no es adictivo, pero progresivamente, el tipo de uso varía aumentando hacia la habituación primero, y luego hacia el abuso. Aun en ese momento no se puede hablar de adicción, pues el abuso es un estado en el cual la persona conserva el control sobre su consumo o actividad.


La línea que divide al abuso de la adicción es muy fina y muchas veces inadvertida, pero lo cierto es que si la persona predispuesta se expone al uso de la sustancia o conducta de riesgo, puede pasar esa línea y convertirse en adicto.
En sus primeras fases, la adicción puede pasar inadvertida, por la levedad de los síntomas, o por la habilidad de la persona para compensar las consecuencias negativas que la adicción tiene sobre su propia vida y sus relaciones.


  • Clasificación de las adicciones

Las diversas adicciones se categorizan para su mejor estudio y comprensión de la siguiente manera:


Adicciones de Conducta:


  1. Adicción al Juego

  2. Adicción al Sexo

  3. Adicción a las Relaciones

  4. Co - dependencia (depender de otros)

  5. Adicción a los Romances

  6. Adicción a la Religión

  7. Adicción a las Sectas

  8. Adicción al Trabajo

  9. Adicción a la Internet

  10. Adicción a comprar

  11. 0tras


Adicciones de Ingestión:


  1. Adicción química

  2. Adicción al Alcohol o Alcoholismo

  3. Adicción a la cocaína

  4. Adicción a la Nicotina o Tabaquismo

  5. Adicción a la Marihuana

  6. Adicción a los sedantes Hipnóticos (medicamentos)

  7. Adicción a las Anfetaminas

  8. Adicción al Éxtasis

  9. Adicción a la Heroína

  10. Adicción al Opio

  11. Otras


Adicción a la Comida:


  1. Comedor Compulsivo

  2. Bulimia

  3. Anorexia Nerviosa

Las consecuencias adversas son: Problemas relacionados con el uso (aparece la compulsividad, actividad directa que impide pensar y decidir sobre el consumo y el autodominio voluntario), que llevan a impedimentos en las áreas de salud física, funcionamiento psicológico, funcionamiento interpersonal, funcionamiento ocupacional; y problemas legales, financieros y espirituales.


Ejemplos:


  • úlceras gastroduodenales agudas y/o sangrantes (alcoholismo)

  • várices esofágicas sangrantes (alcoholismo)

  • angina de pecho o arritmias cardíacas (adicción a cocaína)

  • psicosis tóxica paraniode (cuadro delirante en adicción a estimulantes)

  • infarto cardíaco o cerebral

  • accidentes con politraumatismo

  • deshidratación severa y desbalance hidroelectrolítico (adicción al éxtasis)

  • lipotimia o estado comatoso

  • intentos de suicidio

  • intoxicación severa

  • síndrome de abstinencia

Todas estas complicaciones exigen atención de urgencia debido a la gravedad de los síntomas y la potencial mortalidad de estas situaciones.




  • Complicaciones de consulta externa

En otras ocasiones las complicaciones producidas por el proceso adictivo no son tan urgentes pero si necesitan atención. En estas situaciones es muy común que la persona espere hasta que pueda ser vista en el consultorio médico regular. Algunas de estas complicaciones son:




  • insomnio y dificultad para descansar

  • ansiedad e irritabilidad

  • estrés y cansancio extremo

  • dificultad para concentrarse

  • infecciones comunes a repetición

  • gastritis aguda o crónica

  • congestión o sangrados nasales

  • hiper o hipoglucemia reactiva

  • mareos o desvanecimientos

  • desnutrición o malnutrición

  • accidentes leves o moderados

  • problemas familiares, de pareja, económicos y legales

  • Disfunciones sexuales y merma de la libido


Bulimia y Anorexia
La anorexia nerviosa
La anorexia nerviosa se puede considerar como una alteración por defecto, de los hábitos y/o comportamientos involucrados en la alimentación. Las personas que lo padecen dedican la mayor parte de su tiempo a temas alimentarios y todo lo que esté relacionado con ello. La preocupación por la comida y el temor a ganar peso forman lo esencial de este trastorno, junto con la inseguridad personal para enfrentarse a este problema. Niegan la enfermedad y se perciben gordas en alguna parte de su cuerpo a pesar de presentar un aspecto esquelético. Sobreviene la irregularidad menstrual y más tarde la amenorrea o la impotencia en varones.


  • La bulimia

Como síntoma, describe episodios incontrolables de comer en exceso. Como síndrome hace referencia a un conjunto consistente de síntomas entre los cuales destaca la preocupación por el peso y forma corporal, la pérdida de control sobre la ingesta y la adopción de estrategias que contrarresten los efectos engordantes de sus síntomas bulímicos. El paciente siente una necesidad imperiosa por ingerir grandes cantidades de comida, generalmente de elevado contenido calórico. Una vez que termina de comer, al paciente le invaden fuertes sentimientos de autorrepulsa y culpa. Ello induce a mitigar los efectos, autoinduciéndose el vómito entre otras estrategias.




  • Síntomas de anorexia

1) Negativa a mantener el peso corporal por encima de un peso normal mínimo parar edad y altura, por ejemplo, perdida de pese dirigida mantener el peso en 15 por ciento por debajo del esperado.

2) Intenso temor a aumentar de peso o engordar, aun cuando tenga peso insuficiente.

3) Percepción distorsionada del peso, tamaño o figura de su cuerpo.

4) En las mujeres, la ausencia de por lo menos tres ciclos menstruales consecutivos.
En general, usted puede estar absolutamente seguro de que una persona tiene anorexia si observa las siguientes tres señales de alarma:


  1. Peso corporal anormalmente bajo.

  2. Mantenimiento deliberado de ese peso corporal mediante dieta, ejercicio, abuso de laxantes o diuréticos, o una combinación de los tres.

  3. Síntomas de inanición.

El rasgo común de este desorden alimenticio, es el intentar a como de lugar, mantener el control sobre la cantidad de comida que se ingiere. Periodos de ayuno, conteo obsesivo del contenido calórico de los alimentos, el ejercicio compulsivo, y/o la purgación después de una comida regular, son otros de estos síntomas. En muchos casos estas personas aparentan tener hábitos alimenticios normales con algunos periodos de restricción. Los anoréxicos son conocidos por comer alimentos de escaso valor nutritivo, particularmente dulces y chicles, toman grandes cantidades de café y/o fuman.




  • Síntomas de bulimia




  1. Episodios recurrentes de atracones de comida.

  2. Una sensación de pérdida del autodominio durante los atracones de comida.

  3. El uso regular de vomito autoinducido, laxantes o diuréticos, dieta estricta o ayuno, o ejercicio muy energético para evitar el aumento de peso.

  4. Un mínimo de dos episodios de atracón de comida a la semana durante al menos tres meses.

  5. Preocupación exagerada por la figura y el peso corporal. Las bulímicas están continuamente obsesionadas por su aspecto y trabajan duro para ser lo más atractivas posibles.

  6. Antecedentes de dietas frecuentes. Muchos estudios han revelado que casi todas las personas que desarrollan bulimia han realizado frecuentes intentos de controlar su peso.

  7. Síntomas de depresión. Incluyen pensamientos melancólicos o pesimistas, ideas recurrentes de suicidio, escasa capacidad de concentración o irritabilidad creciente.

  8. Excesivo temor a engordar.

  9. Comer en secreto o lo más inadvertidamente posible.

  10. Mantenimiento de al menos un estándar normal mínimo de peso. A diferencia de los anoréxicos, los bulímicos no tienen una figura demacrada que las traicione. Por supuesto, muchas mujeres con anorexia también desarrollaran bulimia.




  • Conclusión

Hay una serie de posibles consecuencias de ambas enfermedades, una vez que se vuelvan extremas:




  • Relaciones afectivas conflictivas (demanda constante, labilidad emocional, celos, ciclotimia).

  • Úlcera de estomago y esófago.

  • Riesgo de paro cardíaco por falta de potasio.

  • Problemas dentales.

  • Crecimiento anormal del vello capilar.

  • Caída del pelo.

  • Baja temperatura corporal y problemas de presión.

  • Sequedad en la piel.

  • Alteraciones menstruales.

  • Muy bajo rendimiento intelectual y físico.

  • Dificultadas para relacionarse sexualmente.

  • Problemas óseos.

  • Anemia (falta de glóbulos rojos en sangre).

  • Riesgo de muerte súbita: entre un 5 y un 15 por ciento de los casos de bulimia y anorexia extremas son mortales.

  • Cambios de carácter, caprichos, irritabilidad, agresividad y tozudez.


El alcoholismo
El alcoholismo o la adicción al alcohol, es una de las adicciones endémicas más conocidas.
El etanol que es la sustancia química activa en el alcohol, produce un efecto depresivo sobre el cerebro y con el tiempo llega a desarrollarse dependencia en las personas predispuestas. El alcohólico pasa de estados de placidez depresiva a estados de agresividad y euforia, producto de la desinhibición que el consumo produce. En cuadros graves puede haber alucinaciones. El síndrome de abstinencia es doloroso y grave, suele haber un cuadro llamado "Delirium Tremens", en el cual se suelen alucinar bichos y formas monstruosas.
El tabaquismo
La nicotina es una de las sustancias más adictivas conocidas. Muchas veces el síndrome de abstinencia que sufren los adictos a la nicotina cuando dejan de fumar, es tan o más incómodo que el síndrome de abstinencia de la heroína.
Existen receptores de la nicotina en todo el sistema nervioso, tanto central como periférico, razón por la cual el efecto de esta droga se ejerce, no solo en el cerebro, sino en el las fibras musculares lisas del intestino, y el colón.
Tiene un efecto paradójico, es decir que puede producir estimulación en la mañana, y somnolencia en la noche.
Cuando la adicción a la nicotina avanza, el adicto se hace tan dependiente a la nicotina, que puede llegar a fumar un cigarrillo, cada 45 minutos; convirtiéndose en un fumador en cadena o compulsivo.
La forma mas popular de la nicotina, son los cigarrillos, que son un producto que incluye la hoja del tabaco, y también manipulación química, para aumentar o disminuir su contenido de nicotina y alquitrán.
El tabaquismo es una de las principales causas de cáncer pulmonar, así cómo también de serios problemas respiratorios. Existe la categoría de fumador pasivo, que es aquél que se ve afectado por el consumo de tabaco de otros. También trae problemas dentarios e impotencia.
Por supuesto no hemos agotado aquí todos los problemas, enfermedades o crisis que las personas pueden tener, hemos hecho un resumen de los problemas más comunes. Siempre es preciso para un diagnóstico certero la visita la médico o agente de salud especializado (Psicólogo o Psiquiatra).
Importancia del diagnóstico
Es muy importante la consulta médica y psiquiátrica para la elaboración de un diagnóstico correcto. De no ser así, la adicción seguirá sin ser tratada, y las complicaciones volverán a aparecer y se formará un ciclo repetitivo que solo trae dolor y deterioro para la persona con el problema adictivo.
La recuperación
La recuperación es un proceso mediante el cual la persona adicta interrumpe el deterioro progresivo que es típico de este desorden y comienza un restablecimiento constante en las áreas de vida afectadas.
Como la adicción es una enfermedad de naturaleza crónica existe una tendencia natural a la recaída que hace necesario el mantenimiento diario del proceso de recuperación. Evitamos usar el término "curación", ya que el adicto deberá, de por vida estar prevenido acerca de su adicción.
La abstinencia completa, el cambio de hábitos y de grupos y situaciones de riesgo, son el primer paso necesario para la recuperación, que además, debe acompañarse de cambios en el estilo de vida, orientados a promover y mantener la abstinencia y una mejor calidad de la misma.
Para lograr avanzar en la recuperación es necesario que la persona adicta realice cambios en su forma de pensar, y de actuar, así como cambios en sus estilos y patrones de vida.
El resultado de una recuperación satisfactoria es una persona con una calidad de vida en franca mejoría, estilos de vida más sanos y un nuevo sentido de su misión vital, así como una mejoría en su forma de relacionarse, y mayor capacidad para autovalorarse en forma positiva.
La consulta psicológica
Es muy importante saber que si existe para la salud física la consulta al médico de cabecera, existe para la salud mental la consulta al Psiquiatra y al Psicólogo.
Ante un inicio de deterioro en nuestro estado anímico, deberíamos pensar, como algo normal el consultar a un especialista.
Para ello los Hospitales cuentan con Servicios de Psiquiatría, e incluso las Obras Sociales contemplan consultas por tratamiento psicológico. En las escuelas encontramos Gabinetes especializados para asesoramiento a padres y estudiantes, enfocados principalmente al abordaje de problemas educativos y de aprendizaje.
En general se tiene una primera entrevista con un psiquiatra (el cual también se encarga de brindar medicación si el caso lo requiere), o con un psicólogo experto en diagnóstico, el cual deriva a tratamiento especializado (Enfermedades graves, terapia para niños, adolescentes o adultos, psicopedagogía para tratamiento de problemas de aprendizaje, etc.).
Poco a poco, consultas de este tipo pasan a ser normales e incluso preventivas, dejándose de lado los prejuicios de que la atención psicológica es solo para los "locos" o para los "débiles de carácter", pasando a ser un derecho de salud para todos.
ACTIVIDAD N° 26
Víctor se había cansado. Al principio pensó que con la indemnización y un poco de tiempo las cosas se iban a entonar. Pero no; primero el Kiosco no anduvo y después no encontró trabajo. Se fue quedando. Su mujer, Pochi trabajaba, pero él no se acostumbraba a limpiar y hacer la comida. Un día el aburrimiento o la tristeza lo hicieron empezar a tomar. Se sentía mejor, las cosas le preocupaban menos. Pochi lo veía cambiado, peleaba a la hora de la comida, discutía con los hijos y se aislaba. Un día la discusión con Pochi fue terrible y Joaquín su hijo intervino. Víctor luego no recordó que sucedió, pero Joaquín se fue. Pochi desmejoró, muy caída dio parte de enferma en la fábrica. Desde ese día comía en la cama y no se arreglaba. Por momentos lloraba y decía que no quería vivir más.

Víctor tomaba más y más, se sentía solo e incomprendido. Pochi no le habalaba ni le creía. Joaquín en lo de la abuela... él solo. Un día apareció Gladys la novia de Joaquín y le pidió hablar. Víctor no estaba acostumbrado. Gladys había andado mal, no comía... el sabía que estaba medio loca o algo así porque la llevaban al psicólogo y al psiquiatra, hasta había estado internada por el bajo peso... ¡Qué podía ayudarlo esa chiquilina a él, su vida ya estaba destruida!

Gladys le dijo que Joaquín estaba mal y que él estaba enfermo, que tenía que hacerse ver por un médico y que la Pochi también... Qué se podía, que no podía ser que la Pochi tomara remedios por su cuenta y que él siempre estuviera con el vaso de vino... Lo apalabró para ir a la Salita y consultar... Por ahí puede ser que se anime y vaya...
Usted es amigo/a de Víctor:

  1. ¿Qué le pasa a Víctor, a Pochi y que enfermedad padeció Gladys?

  2. De a cuerdo a la descripción ¿Qué piensa que sufren en este momento? (Describa y defina fundamentando y dando características).

  3. En la Salita Barrial ¿A quién deberían recurrir o consultar? (Justifique).



ACTIVIDAD N°27



Busque en la sopa de letras los términos que se ajusten a las siguientes definiciones y complete la grilla:


  1. Completo bienestar psíquico y social. Salud

  2. Trastorno mental mayor, de origen emocional u orgánico, que produce un deterioro de la capacidad de pensar, responder emocionalmente, recordar, comunicar, interpretar la realidad y comportarse. Psicosis

  3. Desorden de la Personalidad. Borderline.

  4. Conjunto de trastornos mentales, de leves a moderados, aunque de suficiente intensidad como para alterar la vida familiar, y/o social, y/o sexual, y/o amorosa, y/o emocional, y/o intelectual, y/o la propia vida subjetiva de cualquier persona que los padezca, pero que conserva el juicio de realidad. Neurosis

  5. Enfermedad que afecta el organismo (cerebro), el ánimo, y la manera de pensar. Afecta la forma en que una persona come y duerme. Afecta cómo uno se valora a sí mismo (autoestima) y la forma en que uno piensa. Apatía, tristeza, desgano y abandono. Depresión

  6. Alteración por defecto, de los hábitos y/o comportamientos involucrados en la alimentación. Anorexia

  7. Episodios incontrolables de comer en exceso para luego vomitar. Bulimia

  8. Consumo excesivo de bebidas a base de etanol. Alcoholismo

  9. Consumo excesivo de nicotina. Tabaquismo

  10. Estudio científico de la conducta anormal o enferma. Psicopatología

  11. Ciencia que estudia la conducta y comportamiento del ser humano. Psicología

  12. Especialista en salud mental. Psicólogo




  1. _ _ _ _ _

2) _ _ _ _ _ _ _ _

  1. _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

4) _ _ _ _ _ _ _ _

5) _ _ _ _ _ _ _ _ _

6) _ _ _ _ _ _ _ _

7) _ _ _ _ _ _ _

8) _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

9) _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

10) _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

11) _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

  1. _ _ _ _ _ _ _ _ _


A-A-A-AL-BA-BOR-BU-CO-CO-CO-CO-CO-DE-DER--GI-GI-GO-HO-IA-LI-LI-LIS-LO-LO-LO-LUD-MIA-MO-MO-NE-NEU-NO-PA-PRE-PSI-PSI-PSI-PSI-QUIS-REX-RO--SA-SION-SIS-SIS-TA-TO-
Muchas gracias por haber participado en su aprendizaje de la lectura de este módulo y esperamos que lo visto y trabajado con él le sea útil.





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad