Modelo de Competencias



Descargar 51.04 Kb.
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño51.04 Kb.




Trabajo de Comunitaria

“Modelo de Competencias”

Estudiantes: Nicole Garrido Zarricueta, Marion Orellana Orellana

Cristopher Gómez Aliste, Christopher Yañez Meza.

Profesor: Joan Calventus.

Asignatura: Fundamentos Teóricos de la Psicología Comunitaria.

Fecha: 14 de junio del 2014.

Introducción

Desde los orígenes de la psicología ha existido el interés por el cambio, el cual nace de la idea de querer mejorar las cosas. Así con los años hemos podido apreciar la participación de diferentes autores que se destacan por su gran inclinación hacia el área social y psicosocial, motivados cada uno de ellos por poder desarrollar una forma de entender y del mismo modo solucionar las diferentes problemáticas singulares de los individuos, que como hemos podido constatar cada día van en constante crecimiento, puesto que, las personas están enfrentándose continuamente a diversos sucesos del diario vivir. Muchas veces los cambios que surgen en los sujetos crean cierta desadaptación, afectándoles de tal forma que provoca una gran desorganización a nivel cognitivo, conductual, emocional y psicosocial. Es aquí donde toma un rol fundamental el modelo de competencias, el que surge dentro de la psicología comunitaria aludiendo a las capacidades y/o habilidades con que cuentan las personas para enfrentarse o dar solución a los eventos estresantes y problemáticos que se enfrentan. Se debe tener presente que todas las personas reaccionen de manera diferente ante estos sucesos, debido a que cuentan con recursos tanto materiales, afectivos y subjetivos que difieren entre un individuo y otro, serán estos recursos lo que le permitirán al individuo dar respuesta a los eventos estresantes que se enfrenta, en caso que el sujeto no de respuesta a dichos sucesos, es porque no cuenta con los recursos necesarios para responder a estas problemáticas, lo que conduce a generar desadaptación en el ciudadano. Este modelo de competencias no solo optimiza el desarrollo de la persona, sino que también se preocupa e instruye a quienes rodean al sujeto, con el fin de generar un proceso de interacción que sea capaz de integrar y satisfacer las demandas del sujeto tanto social como individualmente .

Hoy en día, el modelo de competencia es un tema que está muy en la palestra, puesto que ha tomado gran importancia en la sociedad, de tal manera que ha penetrado en esta con mucha fuerza, tornándose básica para la formación a lo largo de toda la vida y en los diferentes ámbitos que compromete esta, aunque sin dejar de lado que existen algunas competencias que serán útiles en la vida del sujeto acompañándolo en todo ámbito, y otras que simplemente cumplirán un curso más esporádico, lo que le permitirá integrarse de una mejor manera al entorno social que cada vez está más dinámico y cambiante.

El significado de la palabra competencia viene del latín competentia, el término está relacionado con las capacidades, habilidades, destrezas o las pericias que se tienen para realizar algo en específico o relacionarse con un tema determinado.

Conceptualmente, una competencia es un conjunto de destrezas, habilidades, conocimientos, características conductuales y otros atributos, los que, correctamente combinados frente a una situación de trabajo, predicen un desempeño superior. Es aquello que distingue los rendimientos excepcionales de los normales y que se observa directamente a través de las conductas de cada ocupante en la ejecución cotidiana del cargo (Dalziel, Cubeiro & Fernández, 1996).

Costa y López (1982) plantean una revisión histórica del movimiento comunitario, en la cual se refieren a los humanitarios del siglo XIX – Pinel, Tuke, Chiarugi y Psiani –, en un intento de destacar sus esfuerzos de concientizar y humanizar a la sociedad de la época, acerca del etiquetaje o diagnóstico clínico de quienes residían en los hospitales mentales.

Otro referente de mención, pero esta vez en un contexto moderno, se encuentra Adolph Meyer (1948, en Costa y López, 1982) y su trabajo acerca de la población y el efecto que produce la calidad de vida en su funcionamiento mental. En Meyer estaba la convicción, de que la educación de la comunidad acerca de las patologías mentales, reduciría la segregación sufrida de quienes se encontraban en la condición de “enfermo mental”, la cual resulta una espantosa categorización.

Sin embargo, el esfuerzo y trabajo de Meyer resultó opacado por el ambiente Psicoanalista de la época (Zax, 1980, en Costa y López, 1982), sometidos en su afán por lo intrapsíquico como base de las psicopatologías, por sobre los efectos de los factores ambientales y lo comunitario como intervinientes en el desarrollo de trastornos psicológicos.

En las décadas de 1950 y 1960, se inicia un nuevo desarrollo comunitario, caracterizado por los cambios en la intervención comunitaria, desprendiéndose de la intervención clínica, dando lugar a los Centros de Salud Comunitaria y posteriormente a los centros de salud comunitarios con métodos de intervención interdisciplinaria e integradora.

Para Frade, una competencia es un conjunto de conocimientos que al ser utilizados mediante habilidades de pensamiento en distintas situaciones, generan diferentes destrezas en la resolución de los problemas de la vida y su transformación, bajo su código de valores previamente aceptados que muestra una actitud concreta frente al desempeño realizado, es una capacidad de hacer algo.

En este sentido encontramos diferentes competencias que se van generando en la vida de las personas, tales como:

Competencias centrales o básicas: estas competencias son las que se refieren a las que se adquieren en la escuela para poder enfrentarse en la vida de una manera funcional, donde encontramos las competencias en matemáticas, comprensión lectora, capacidad para planear, entre otras.

Competencias para la vida: encontramos el conjunto de conocimientos, habilidades, destrezas, actitudes, valores y creencias que se utilizan para resolver los problemas y situaciones que generan algún tipo de problema que surge en algún momento determinado, el cual le toca vivir a las personas que interactúan con el ambiente.

El modelo de competencia es además un conjunto de lineamientos que pretenden generar las condiciones esenciales para facilitar la formación de las competencias a partir de la articulación de la educación con los procesos sociales, comunitarios, económicos, políticos, religiosos, deportivos, ambientales y artísticos. (Fernández, 2012)

Por otro lado, el modelo de competencia se utiliza a menudo en diferentes departamentos de recursos humanos en las organizaciones para poder definir el éxito y los logros tanto de las personas como de los grupos. Estos modelos se pueden usar de diferentes formas, dentro de las cuales encontramos la evaluación de las calificaciones de los candidatos a los empleos, para el desarrollo de programas de entrenamiento y además en el reclutamiento ejecutivo y en la asesoría.



Además encontramos cuatro tipos de competencias principales (organizacional, funcional, trabajo, liderazgo) donde se logran encontrar componentes generales, donde encontramos, la descripción de estándares que favorecen al éxito.

Organizacional: se conoce como competencias genéricas, en este modelo se describen las competencias requeridas para todos los empleados en la organización. Utiliza una aproximación que permita especificar alrededor de cinco o seis comportamientos que cada empleado debe lograr. Además estos conjuntos de comportamientos y habilidades aplican para todos los niveles de empleados. En sí, este modelo describe cómo cada nivel de empleados puede lograr cierta competencia en particular.

Funcional: en este modelo de competencia se describen los estándares de desempeño necesarios para una persona que trabaja en una función en específico. El modelo aplica para todos los trabajos o funciones de la industria, es decir, se hacen más competentes a las personas en lo sus trabajos en específicos.

Trabajo: en los modelos de competencia de trabajo regularmente se describen conjuntos de comportamientos, conocimientos y habilidades específicos que se requieren para un desempeño excepcional en un trabajo en específico. Generalmente las compañías de los recursos humanos desarrollan estos modelos de competencia para cada trabajo dentro de la organización.

Liderazgo: este modelo de competencia se conoce además como gerencia, se describen los factores que conducen al éxito a los líderes de la compañía, el personal senior, los ejecutivos y otros que desempeñen roles de liderazgo o dirección superior. Frecuentemente las organizaciones utilizan este modelo para el entrenamiento ejecutivo y la creación de programas para el desarrollo de liderazgo en las personas.

En la psicología comunitaria, el modelo de competencia le da sentido al carácter volitivo del proceso socializador, en el cual se desarrollan cualidades psicológicas, en donde se logran manifestar conductas competentes que le permitan vivir mejor a las personas, entendiendo dentro de esto y como lo más importante las conductas saludables, además el desarrollo de potencialidades y la creación de esos recursos psicológicos durante el

desarrollo ontogénico que permite la autorrealización, elevación de la autoestima, la toma de decisiones y la conducta autónoma en las personas. En el sentido de competencia se busca hacer al hombre competente, junto con la capacidad de un afrontamiento ante los conflictos, como en ausencia de ellos, el modelo se hace significativo en cuanto, a que hace énfasis en la relevancia psicológica, ya que considera a las personas portadoras de recursos y a la vez potencialidades, donde no existen personas incapaces y todos tenemos potencialidades, aunque se debe considerar que estas son diferentes y algunos las descubren mucho más fácil que otros, esto se logra explicar producto de las condiciones sociales, donde estas han sido más favorables para realizar estas potencialidades.



Este modelo se enmarca dentro un nivel meso social, en el cual se encuentra la comunidad, además sus constructos son más útiles ya que no pretende enmarcarse dentro del nivel macro social, junto con esto el modelo se deriva hacia el campo de la salud, donde se logra encontrar conocimientos y metodologías que logran los propósitos de potenciación y autogestión.

El criterio básico de este modelo es la promoción de conductas sanas a partir del conocimiento científico compartido por profesionales y la comunidad, para luego establecer una relación interactiva e interesada en el desarrollo.

La psicología comunitaria es un área de investigación e intervención de reciente y creciente desarrollo. De cierta forma el modelo de competencia surge como un paradigma alternativo a las aproximaciones tradicionales que se encargaban históricamente solo de la prevención y la resolución de problemas en el ámbito de la salud mental.

En sí, el modelo anterior solo se encargaba de ver a la salud mental por cual fueron saliendo a la luz varias razones por la cual este modelo no fue sustentable para seguir vigente, creándose este nuevo modelo que se preocupaba más de la persona, entre las razones encontramos, que nuevo modelo de competencia permitía una constante flexibilidad y una validez de los procedimientos de intervención, mientras que el antiguo modelo residía precisamente en su debilidad mitológica.

Por otro lado las personas que evaluaban estaban muy centradas en la teoría más que en las personas, lo que no era muy bueno ya que minimizaban lo que las personas sentían o pensaban, estos profesionales eran los psiquiatras, donde se centraban netamente en la enfermedad mental.

Este modelo se propone como un modelo alternativo, que se sustentaba en la idea de la empresa preventiva y comunitaria. Implica que la salud, el bienestar son estados donde la integridad se debe proteger cuidadosamente para que no se extralimiten hacia lo patológico, se hacen repertorios de habilidades que deben ser aprendidas, donde el aprendizaje puede y debe ser promocionado.

Por lo tanto asume plenamente el derecho que todo ciudadano tiene el poder de desarrollar competencias o habilidades que lo capaciten para prevenir y resolver problemas, además de manejar el stress de una manera adecuada.

Olvida los planteamientos mágicos conocidos como “fuerza de voluntad” la cual solo unas pocas personas tendrían, mientras que otros no tan favorecidos carecerían de las mismas sin saber por qué, este modelo entonces habla de la “fuerza de la habilidad” o también conocida como la competencia y por lo mismo apuesta en todas las estrategias de intervención que se ponen a disposición de los ciudadanos dándoles la oportunidad de aprender nuevas competencias.

En este sentido de acuerdo con el modelo, el técnico no trata de resolver los problemas del cuidado, más bien como profesional trata de facilitarle los recursos teóricos a las personas para que desarrollen el equipamiento de competencia, para que se sienta como agente activo de su propia salud, además de que contribuyan de manera cooperativa a promocionar la salud en el sector de su comunidad en que viven y a la vez sean capaces de resolver los problemas.

En las características del modelo de competencias, encontramos que sus características son una reunión de otros enfoques y modelos comunitarios (Poser, 1976, en Costa y López, 1982), esto podría explicar la similitud en la intervención con otros enfoques, ya que encontramos su origen de las mismas bases teóricas.

Las características del modelo son:


  1. La importancia del espacio físico y social, como factor de salud y génesis de los problemas del comportamiento.

  2. La intervención de los mecanismos de aprendizaje para la adquisición y comprensión de los problemas y desajustes del comportamiento.

  3. La concepción de prevención, se puede entender como un conjunto de estrategias, entregadas al ciudadano (o comunidad), que resultan en experiencias para evitar el desajuste o solucionarlo.

  4. Evaluación y entrega da evidencia de vulnerabilidad y riesgo de la comunidad, por medio del análisis funcional de la conducta.

  5. Objetividad al momento de identificar y describir, conductas y problemas específicos a prevenir.

  6. Además cuentan con técnicas de intervención claras para la comunidad:

6.1. Se le enseña a la comunidad sobre cómo realizar los análisis de conducta y a su interpretación.

6.2. Se efectúa el ensayo conductual, con el vual comienza el aprendizaje de las habilidades de manejo de la conducta.

6.3. Asignación de tareas a los ciudadanos, las cuales realiza desde su hogar y donde se desenvuelve, controla sus habilidades, su desarrollo y el refuerzo por ellos.

6.4. Introducción de habilidades y técnicas de modificación de conducta: Habilidades de relajación, sociales y de comunicación. Técnicas de inmunización al stress, de observación y de registro, de resolución de problemas y de planificación de objetivos, etc.



6.5. Utilización de objetos de apoyo para motivar a los participantes.

  1. Evaluación de efectividad y si es necesario el programa, refinando sus razones para establecer el programa y su efectividad (proceso más riguroso).

Reflexión

A modo de reflexión consideramos que el modelo de competencias ha sido muy útil dentro de la psicología comunitaria, ya que ha permitido que las personas puedan buscar soluciones a los problemas que se enfrentan a diario. Además es un modelo que abarca muchos más aspectos del individuo, a diferencia del modelo que proponía Freud, el cual aludía a las enfermedades “mentales” que tenían una incidencia a nivel interno del sujeto, es decir lo intrapsíquico, es por ello que el modelo de competencia tuvo un fuerte impacto dentro de la psicología comunitaria, debido a que tomó en consideración más aspectos del sujeto, entre ellas las estructuras cognitivas, los recursos materiales, afectivos que éste posee para responder de la manera más adecuada ante los eventos estresantes o problemáticos que se enfrenta el sujeto. Del mismo modo contempla la participación activa que tiene el individuo al estar dotado de recursos y potencialidades, que no tan solo le permiten desenvolverse de manera individual buscando soluciones a los eventos que se enfrentan, sino que también le facilita la interacción con el medio, volviendo al sujeto consciente de su comportamiento, posibilitando el protagonismo propio y de la comunidad a la que pertenece.

Es por eso que creemos que el modelo de competencias ha permitido sacar las virtudes del sujeto, posibilitando que éste pueda conocer las capacidades, habilidades y competencias que se poseen de manera individual, esto permitirá la diferenciación entre un sujeto y otro dentro de la sociedad, así como también dará paso a la conformación de personas íntegras y capaces de enfrentar y canalizar de la manera más apropiada las situaciones que le generen desadaptación.

Este modelo se enfoca en las problemáticas existentes en la relación dinámica que se da en el ámbito psicológico y ambiental, los cuales dependen de la influencia recíproca y a la vez individual que se da entre éstos, posibilitando de esta manera al sujeto en formación y no con esto nos referimos al plano académico, ya que como se ha nombrado es un ente activo que está en constante aprendizaje y capacitación, en el cuál irá adquiriendo la habilidades que finalmente le permitirán desenvolverse frente a la sociedad.

Consideramos que el Modelo de competencias, si bien es derivado de la psicología comunitaria, es un modelo que escapa mucho de la práctica de esta, puesto que abarca

aspectos muy individuales de la persona, centrándose en instruirla implantando un programa estructurado con un objetivo final en el que el psicólogo o encargado de realizar las diferentes charlas y talleres será quien las dirige, con el único propósito de ayudar a los sujetos a encontrar aquellas habilidades y competencias que le permitirán dar respuesta a esos eventos que generan desadaptación.

Finalmente creemos que este modelo de competencias tiene muy poca incidencia dentro de la psicología comunitaria, puesto que, tiene su principal aportación dentro del área educacional y laboral, siendo un factor de suma influencia o importancia en los procesos tanto educativos como estratégicos dentro de la organización, con el fin de lograr un desempeño óptimo de los funcionarios que participan dentro de estas. Hoy en día este modelo, ha tenido un fuerte impacto dentro de la sociedad, ganando cada vez más terreno y abarcando diversas áreas que son fundamentales en la formación del sujeto.

Referencias

Cruz, R. (2012). Modelo por competencias en el campo de la educación. Disponible en <http://www.monografias.com/trabajos92/modelo-competencias/modelo-competencias.shtml> [Consultado junio 2014]

Costa, M., López, E. (1982). La psicología comunitaria: un nuevo paradigma. Papeles del Psicólogo. ISSN 0214 – 7823. Disponible en <http://www.papelesdelpsicologo.es/vernumero.asp?id=29> [Consultado junio 2014]

De Alba, L. (2014). Tipos de modelos de competencia. Disponible en [Consultado junio 2014]

Definicion.de (2008). DEFINICIÓN DE COMPETENCIA. Disponible en [Consultado junio 2014]


Fernández, I. (2012). Aplicación del modelo de competencias. Disponible en [Consultado junio 2014]


Hernández, M. (2012) Modelo de competencias. Disponible en [Consultado junio 2014]

Meyer, A. (1948). After-care and prophylaxis. In A Lief (Ed.), The Commonsense psychiatry of Dr. A. Meyer. New York: McGraw-Hill. En: Costa, M., López, E. (1982). La psicología comunitaria: un nuevo paradigma. Papeles del Psicólogo. ISSN 0214 – 7823.

Poser, E. G. (1976) Strategies for the behavioral prevention. En The behavioral menagement of anxiety, depression and pain. New York: Brunner-Mazel. En: Costa, M., López, E. (1982). La psicología comunitaria: un nuevo paradigma. Papeles del Psicólogo. ISSN 0214 – 7823.

Pérez, D., Peralta, E. & Fontanilla, J. (2011). Modelos Teóricos Psicología Comunitaria. Disponible en [Consultado junio 2014]



Zax, M. (1980). History and Background of the Community Mental Helath Movement. Community Pychology, Gardner Press. En: Costa, M., López, E. (1982). La psicología comunitaria: un nuevo paradigma. Papeles del Psicólogo. ISSN 0214 – 7823.

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad