Menores de edad abusados sexualmente



Descargar 0.7 Mb.
Fecha de conversión20.05.2018
Tamaño0.7 Mb.
Vistas62
Descargas0


MENORES DE EDAD ABUSADOS SEXUALMENTE

Estadísticas breves

  • En 1995, Agencias de Proteccion al menor local identificaron 126,000 niños que fueron victimas de asalto sexual indicado o sostenido. De estos 75% eran niñas. Casi 30% de niños (a) victimas tenían entre 4 a 7 años de edad. Fuente: US Department of Health and Human Services, Child Maltreatment, 1995.

  • En los Estados Unidos, por lo menos 20% de mujeres y 5-10% de hombres fueron abusados sexualmente de niños. Fuente: Finkelhor, D. The Future of Children 4 (2), 1994.

  • 93% de victimas de abuso sexual juveniles conocían su atacante: 34.2% eran familiares y 58.7% eran conocidos. Solo 7% eran extraños. Fuente: Bureau of Justice Statistics (BJS), Sexual Assault of Young Children, 2000.

  • Aproximadamente 44% de la victimas de violación son menos de 18. 15% menores de 12. Fuente: BJS, Sex Offenses and Offenders, 1997.

  • Niñas son 3 veces más probables a ser abusadas sexualmente que niños, mientras niños son más probables que mueran o sufran heridas seria a causa del abuso. Fuente: Executive Summary of 3rd National Incidence Study of Child Abuse and Neglect, 1996.

Descripción del problema


  • Por lo general, los niños abusados conocen y confían en sus agresores, que pueden obligarlos por medio de regalos, manipulación, amenazas y violencia.

  • El abuso sexual les roba la infancia a los niños, les hace perder la confianza y les provoca culpa y el desarrollo de conductas autodestructivas. Los niños abusados sexualmente muestran síntomas físicos, emocionales y en la conducta. Normalmente, los síntomas en la conducta anteceden a los síntomas físicos e incluyen nerviosismo, agresión contra los adultos, provocación sexual inadecuada para su edad y el consumo de alcohol o de drogas. Los niños suelen volverse más antisociales que las niñas.

  • Los agresores buscan niños vulnerables que desean que se les preste atención y que sufren abusos o carencias emocionales.

Que se puede hacer


  • Educar a los niños sobre las conductas sexuales apropiadas, enseñarles que tienen derecho a decirle no a los adultos y que es importante que le cuenten a un adulto en el que confíen si algo extraño les ocurre.

  • Los niños pueden oponerse a denunciar el abuso por sentirse culpables o avergonzados o por miedo a que el agresor se enoje con ellos. Los padres, maestros y demás adultos que se relacionan con niños deberían ser educados para reconocer síntomas físicos y en la conducta. Los niños suelen revelar el hecho cuando hablan con una persona que les parece que sabe del tema, que no los juzga ni los amenaza, o si se les da información sobre abuso sexual de menores.

  • Cuando un niño revela un abuso, la respuesta correcta es esencial para el proceso de recuperación. Aliéntelos a hablar libremente, a buscar asistencia médica y psicológica y asegúreles que no son culpables. El abuso de menores debe ser denunciado.

Impacto en las victimas

  • Los niños que sobreviven a un abuso sexual suelen sufrir serios problemas emocionales y de desarrollo: pierden su autoestima, confunden su identidad, sufren excitación física y sexual y se vuelven antisociales. También pueden llegar a sufrir problemas psicológicos como depresión, trastorno postraumático, personalidades múltiples, pesadillas, recuerdos involuntarios y disfunciones sexuales. Pueden querer borrar recuerdos y pueden pasar años hasta que reconozcan o recuerden el abuso.

  • Aunque es común, el abuso sexual de niños es menos denunciado y reconocido que en el caso de las niñas. Por eso, los niños abusados no reciben tratamiento en la mayoría de los casos.

  • Los adultos que han sobrevivido a un abuso sexual durante su infancia tienen más posibilidades de cometer delitos, consumir sustancias tóxicas y tener comportamientos sexuales muy riesgosos.

Conclusiones

Los adultos tienen la responsabilidad de proteger a los niños y de brindarles un desarrollo seguro y saludable. El abuso no desaparecerá si se le niega. Busque información para poder protegerlos mejor. Si sospecha que un niño está siendo abusado, llame a la policía y a la línea telefónica para abusos de los Centros de Protección de Menores al 1-800-252-5400.






Houston Area Women’s Center (www.hawc.org)

1010 Waugh Drive, Houston, TX, 77019-3902

Tel: 713-528-6798 Fax: 713-535-6363 Quick Media Contact: 281-615-6737

Hotlines: Domestic Violence/Information and Referral – 713-528-2121 Sexual Assault – 713-528-RAPE (7273)




Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos