Melanie Klein (1882 – 1960)



Descargar 146 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión29.01.2018
Tamaño146 Kb.
Vistas145
Descargas0
  1   2

Escuela Inglesa

Melanie Klein (1882 – 1960)
Lee a Freud.

Petrot divide la obra de Klein en tres sistemas:

  1. Protokleiniano (1919 – 1923)

  2. Primer Sistema Kleiniano (1923 – 1934)

  3. Sistema Específicamente Kleiniano (1934 – 1960) Teoría de las relaciones objetales o posiciones.

Conceptos que utiliza de Freud: Teoría de la pulsión (ella lo llama instinto), la primera (pulsión de auto conservación y sexuales) le da mucha importancia a la libido, curiosidad infantil, fantasías masturbatorias que tiene como punto central la escena primaria, la sexualidad de los padres, la situación edípica, que se pone de manifiesto con los síntomas, principio de placer y realidad, la estructura, el psiquismo, la represión. Comienza a hacer cambios de manera implícita. Habla de sublimación, agregándole al concepto freudiano de este y de represión exitosa que hace que la libido cargue las funciones, intereses del yo, la libido sufre un proceso de desexualización. En Freud está separada de la represión y ella las junta (en Freud se sublima lo genital).

Habla de sublimaciones primarias: El movimiento y el habla, luego viene el juego y por último las secundarias, que son las que nombra Freud, como el deporte. Dice que en los niños pueden ocurrir represiones precoces, y síntomas, cosa que Freud decía que no pasaban.



Importancia del esclarecimiento sexual en los niños
Habla de sublimación por represión exitosa, ligados a procesos energéticos, a la libido sexual: Catexia simbólica sexual. La libido sexual sufre un proceso de transformación donde se sustituye el fin de la pulsión (descarga) y el objeto, que es desplazado y representante del objeto original edípìco. Las zonas del cuerpo de interés son las sexuales, las zonas erógenas. Toma el concepto de Identificación por equiparación de las diferentes zonas del cuerpo. Las partes inferiores del cuerpo se desplazan a las superiores, como el rostro y estas representan los genitales. El cuerpo habla y el de la madre es el universo del niño, generando un particular interés. La partes desplazadas constituyen por placer, surgen funciones yoicas por sublimación, por represión exitosa que cargan la libido, implican un cambio en el objeto.

Sublimaciones primarias: Habla, movimiento (sin represiones tempranas)

Sublimaciones intermedias: Juego (sublimaciones con fantasías masturbatorias y superación de conflictos edípicos)

Sublimaciones secundarias: Arte, deporte, aprendizaje.

Pueden aparecer represiones tempranas, no puede explicar bien por que ocurren, a los 2 años aproximadamente, encuentra síntomas ligados al sueño, la alimentación, angustia, crisis de llanto, inhibición en el juego, etc. Cree que ocurren por razones exógenas o constitucionales o por tendencias edípicas tempranas.

Al igual que Freud dice que las fantasías son preconscientes y siempre están ligadas a la situación edípica.

Teoría de las fases: Orales primarias (succión), orales secundarias (canibalisticas), anal primaria (expulsiva), anal secundaria (retentiva), y fálica.
Simposium
Reformula la situación edípica: en todos los niños hay tendencias edípicas tempranas, igual que el superyó, ambos se desarrollan concomitantemente. Se pueden realizar porque existen situaciones transferenciales (Personificación en el mundo externo). Determina todos los síntomas junto al superyó. Toma la primera teoría pulsional y aparece el interés en el placer libidinal junto con la teoría de las fases. Los síntomas tienen que ver con el Edipo y el superyó. Reformula lo conceptuado por Freud, aparece el concepto de Imago, anticipa el concepto de objeto interno, establece principios de desarrollo para el análisis de niños y a técnica del juego.

Niños con superyó muy sádico y cruel. Habla de Neurosis de Transferencia, para luego cambiarlo por situación transferencial. Al concepto de Aparato Psíquico lo nombra como Mundo Interno. La relación con los padres es siempre de transferencia y se mantiene toda la vida. La Imago es una recreación fantástica que se hace en los momentos de mayor sadismo, se personifica en los juegos, se incorporan y formarán parte del superyó (personajes siniestros dentro de uno mismo) fuente de angustia.

Hay que esperar que los niños quieran jugar a algo y no proponerles juegos como decían Ana Freud y Hellmouth. El juego es la vía para llegar al conflicto en el niño. Toma las palabras del niño como asociaciones verbales y cuando avanza el análisis disminuye la angustia y comienza a hablar de lo que le perturba. No hay que hacer una introducción, hay que ver los conflictos internos, lo edípico, se hace una interpretación de la transferencia positiva y negativa (Ana dice que es imposible interpretar la transferencia negativa).

Habla de fantasías uretrales, ligadas a las imagos paternas, estas son proyectadas al mundo externo, los juguetes y el mismo analista son los elementos que sirven a esta proyección. El concepto de objeto interno viene después de que se realicen estas proyecciones.

Coexisten impulsos pregenitales (sádicos, orales y anales) y genitales.

Defiende la hipótesis de que se puede analizar a los niños, cuando Ana decía que era peligroso, que son niños en etapas anteriores a la lactancia, donde el superyó no está constituido, se está en pleno Complejo de Edipo y hay riesgo de “tocar” algo estructurante, la única forma es reforzar la parte pedagógica, se debe buscar la colaboración del niño para reforzar el superyó. Klein sostiene que no existe riesgo alguno y que se debe trabajar con las mismas líneas del psicoanálisis, ya que este debilita al superyó y fortalece al yo, dirigiéndose al inconsciente.

Hay niños en los que el Edipo y el superyó se constituyen con anterioridad y que tienen otras características (arcaicos). El superyó no seria el heredero del Edipo, sino que se construyen concomitantemente. Si hay culpa hay superyó, está compuesto por Imagos (representaciones deformadas de los padres) que provienes de la etapa sádico – oral, introyecciones de los padres edípicos. Observa a los niños y ve un despliegue sádico en los juegos, esto se puede reprimir. El niño que tiene culpa puede deshacerse de esta por la vía de la sublimación. Se analiza la transferencia negativa y la positiva. No habla de Neurosis de Transferencia sino de situación transferencial. El núcleo del superyó es inalterable, aunque las imagos evolucionen, tiene que ver con el sadismo materno arcaico. No es legal, sin normas, y convive lo más evolucionado con lo más arcaico, lo posterior no anula lo anterior, apareciendo en distintos momentos cada uno. Suavizar al superyó es liberar la capacidad de amar.

La técnica del juego es usada de la misma forma que Freud usa la asociación libre. Si el niño no hace nada se lo deja e interpreta, el analista debe ser neutral, si hay algo que no se puede hacer se le explica y se le dice que “hacemos como que lo hacemos”. El juego es tomado como un sueño, tiene los mismos mecanismos, relaja lo intrapsíquico, se basa en la personificación (disociación y proyección de Imagos), genera alivio. Se debe prestar atención a los personajes que aparecen, si el juego es siempre el mismo o cambia. El niño juega y no habla porque las palabras están cargadas de angustia, con el juego representa mejor lo que le pasa.


Principios del psicoanálisis de niños.


  • Tratamiento semejante al del adulto

  • Existe la transferencia

  • Existe el superyó cruel

  • Al síntoma se le accede a través del juego

  • Juego pensado como sublimación, semejante al sueño y al síntoma

  • Las palabras son asociaciones al juego

  • Observa la gestualidad y lo corporal

  • Observa e interpreta (no se crea una situación especial)

  • Se interpreta desde el inicio

  • Se interpreta la transferencia positiva y negativa

Las palabras del niño se cargan de angustia por eso se trata el juego, luego, cuando la angustia baja, él mismo expresa sus propios conflictos, es allí donde interpreta las palabras.




  • Libido pregenital

  • Imago (antecedente del objeto interno)

  • Situación Edípica

  • Edipo y superyó


Aberastury
Traduce los textos de Klein en Argentina. Un niño debe tener, antes de entrar al psicoanálisis, un diagnóstico (caja de juegos) Hora de juego diagnóstica. En la hora de juego diagnóstica no se anota y los juegos no deben estar en la caja, sino sueltos. Se debe sistematizar la entrevista con los padres y se debe anotar, se indaga toda la historia del niño, desde la concepción. Grupo de orientación a padres.

En la primera sesión el niño muestra la primera representación de enfermedad y curación.



  • Edipo arcaico: destete, hábitos higiénicos Freud: castración

  • Superyó arcaico: Imagos: Sádicas, pregenitales

  • Técnica del juego: Asociación libre del adulto


Entrevista inicial con los padres: Datos


  • Motivo de la consulta

  • Historia del niño: como se enteraron de la concepción, si fue deseado, si hubo abortos anteriores o intentos, como es la relación de los padres, como fue el parto.

  • Lactancia y destete como separación

  • Pasaje de la succión a comer papilla (actitud de la madre)

  • Marcha y desplazamiento (actitud de la madre)

  • Control de esfínteres (No apurarlo: Marcha y lenguaje)

  • Sueños

  • Enfermedades y accidentes

  • Dentición

  • Actividad sexual

  • Juego: expresa fantasías masturbatorias, un chico que juega aprende

  • Escolaridad

  • Es un día común y como un fin de semana

  • Actitud hacia los regalos

  • Relaciones familiares

Habla de cómo debe ser el consultorio, el material de juego, el cajón individual, etc.




  • Diván

  • Cosas sin valor

  • Mueble donde se guarden los juegos, cerradura con llave: ella lo abre en cada sesión y lo cierra cuando esta termina: simboliza la privacidad del tratamiento.

  • Cada niño tiene su caja

  • Caja diagnóstica para todos por igual

  • Las cosas rotas no se sacan, porque se hizo uso inapropiado

  • No se permite el uso inadecuado de las cosas, como manchar la ropa del analista (son tomados como micro suicidios)

  • El niño no se puede llevar las cosas a la casa, pero si puede traer sus juguetes porque puede explicar una situación familiar.

  • Se le puede contar lo que pasa con los padres pero no viceversa.


Entrevista y devolución posterior


  • Los padres no pueden seguir consejos porque no podrán cumplirlos y se sentirán culpables, tomando, el analista, el lugar de superyó

  • No se dan muchas entrevistas

  • Con los padres se trabaja solo con la conciencia, porque no son pacientes

  • Se aclara que el niño puede tener avances y retrocesos, perdida de fe, preguntas sobre la sexualidad, en niños adoptados se debe aclarar las preguntas sobre el nacimiento, sino no se puede seguir

  • Habla de un grupo de orientación a padres


Estadios tempranos del Conflicto Edípico
Hay sentimientos de culpa, aparece la angustia de retariación, el reproche. Todos los niños atraviesan un momento de mucha culpa debido al Edipo, el superyó se liga, en ambos sexos a la separación de la madre. El destete implica un periodo en que la maduración de la psiquis hace que no esté dependiendo de la madre. Coinciden las situaciones de frustración (destete y control de esfínteres) con los tempranos impulsos genitales. La causa es la frustración oral, reforzada por a anal
Freud: Entre los 4 – 5 años el niño entra en el complejo de Edipo, luego por la amenaza de castración sale y se identifica con el padre, se conforma el superyó y pasa a buscar objetos externos al ámbito. La niña entra al Edipo cuando se ve castrada, aparece la envidia fálica, entrando el padre como objeto de amor, este, los hijos y las heces representan el pene. En la pubertad se reactivan las situaciones edípicas, en la mujer se da un desplazamiento del clítoris a la vagina, porque aparece la sexualidad. Superyó es el heredero del Edipo
Klein: Utiliza los conceptos freudianos, pero los reelabora. El Edipo es temprano y relacionado con las teorías sexuales infantiles, sucede en un momento donde coexisten impulsos genitales y pregenitales (1 – 2 años) Fantasías sádicas pregenitales, culpa. Lo sádico pregenital, impulso epistemofílico, lo anal, la oralidad anal tiñen y oscurecen los impulsos genitales. Hay desplazamientos entre la oralidad y la analidad. Habla de simultaneidad entre lo femenino y lo masculino, hay posiciones femeninas y masculinas tanto en la niña como en el niño. El superyó femenino es muy sádico por la relación con la madre y por no tener el órgano sexual a la vista, solo puede disminuir mediante el nacimiento de un hijo. En el hombre la masturbación hace que sienta que tiene un pene, de esta forma disminuye la culpa, en él también hay una posición femenina, por el hecho de envidiar a la mujer la capacidad de tener un hijo.

Rompe con la sucesión de fases propuesta por Abraham, las llamará posiciones y distingue posiciones femeninas y masculinas tanto en la niña como en el niño.




Teoría de las posiciones



Se rompe el esquema evolutivo



Impulsos: Pregenitales: Oral, anal, uretral

Genitales

Epistemofílicos: Asociado al sadismo pregenital (poseer – robar)

Deseo de entrar y conocer el cuerpo materno, apropiarse de esta

Permite la identificación.
El destete marca la búsqueda de un segundo objeto: el pene del padre, que representa el interior de la madre.

Algunas conclusiones teóricas sobre la vida emocional del lactante.
Mecanismo de proyección: ligado al mecanismo instintivo. Se encuentra desde el comienzo del nacimiento.

Objeto Interno: Desde el comienzo hay creación, investido con libido, se catectiza. YO – O: alivio del conflicto instintivo, que es biológico, no psíquico.

Fantasía Inconsciente: Ligado a los primeros momentos de la vida, expresa a nivel psíquico lo biológico, el objeto interno. Representación de las primeras relaciones objetales, donde el yo es frágil. Son preverbales, representantes de los instintos proyectados en los objetos. En Freud es un producto evolucionado, relacionado con lo visto y hablado.

Yo: Existe desde el comienzo, es un yo no integrado, se relaciona con un objeto.

Proyección del instinto de muerte, catectizado con libido.



Mecanismo del yo.

Constituyen una posición y se relacionan entre sí. Correlación de elementos que son interdependientes


Proyección e introyección, incorporación del objeto se dan desde el origen y forman parte del superyó.
La importancia de la formación de símbolos en el desarrollo del yo.

En el cuerpo de la madre se encuentran el pene del padre, excrementos, niños y tos estos elementos los homologa con sustancias comestibles, todo lo destruye oralmente, con las armas del sadismo, lo que le da angustia por la introyección de estos objetos de forma temprana (superyó). Se teme un ataque con las mismas características (angustia de retaliación). Angustia que proviene del interior y de la cual hay que liberarse.

Se va de un objeto a otro por angustia, es allí donde aparece el mecanismo de la identificación. Se sale del cuerpo de la madre. Una cantidad de angustia pone en marcha la formación de símbolos.

Primera relación con la realidad: cuerpo de la madre: relación fantasmática

Escenario de procesos

Por desplazamiento se pasa a otros objetos y se forma otra realidad de base pulsional (mecanismo yoico). No se va de un objeto a otro por placer, sino por angustia.

Sadismo con base pasional proveniente de la fase pregenital.

Dick: Lo genital había intervenido muy precozmente, esto produjo una prematura y exagerada identificación con el objeto atacado y contribuyó a la formación de una defensa igualmente prematura contra el sadismo.

Factores: Incapacidad del yo para tolerar la angustia (constitucional); Genitalidad precoz.


Teoría de las Posiciones
Agrupamiento específico de cuatro elementos: Ansiedad, defensas, relación de objeto y fantasías específicas.

Deja de hablar de etapas para llamarlas posiciones




Dos posiciones:




  • Depresiva (1934) de los 6 a los 12 meses

  • Esquizoparanoide (1946) de los 0 a los 6 meses

Son dos modalidades de funcionamiento. Tienen una vertiente evolutiva y otra que lo trasciende y que permite que sigan funcionando toda la vida.

El Edipo arcaico queda subsumido a la posición depresiva, en la que se da el primer duelo.
Posición Depresiva y su relación con el duelo.
Retoma a Freud “Acceder al juicio de realidad puede acelerar o atrasar el duelo” Reinstalar a la persona perdida dentro del yo.

Intenta elaborar el duelo a través de lo que siente ella con respecto a la muerte del hijo.

Existe en la evolución del niño algo similar: Pérdida de la relación con el pecho materno (conexión primera del niño, cambio). Duelo del adulto.

Cambia la relación con la madre: Proceso de destete, alejamiento del niño con la madre, activación de la conflictiva edípica (el niño busca otros objetos), el pecho se pierde, en la fantasía por haberlo atacado agresivamente.



AGRESIÓN – CULPA - REPARACIÓN

Debe tomar conciencia de loa ataques producidos al pecho de la madre, de esta manera puede elaborar la fase depresiva. El temor se da porque quiere preservar el objeto. Se genera culpa y desea reparar el objeto.

Todos los objetos incorporados dentro del yo forman el objeto interno

Hay un cambio en la relación objetal y se constituye la imagen de la madre como persona total, lo cual permita acercarse a otros objetos, aceptación de la ambivalencia, se gana una relación diferente.

El mundo interno es una construcción teórica armada para dar cuenta de objetos internos producto de la integración de objetos buenos y malos. Hay un pasaje de un objeto parcial a uno total.

Pérdida del objeto a causa de la agresión.



El primer duelo se reactiva con cada duelo nuevo.

Es el primer duelo, el original, se da en la mitad del primer año de vida la pérdida del pecho. Se llega cuando el yo está sintetizado, hay desarrollo neurológico, y pasó el sufrimiento de la posición esquizo – paranoide.

Los objetos se unifican, son totales.

La tendencia a la integración está relacionada con el instinto de vida y la desintegración con el instinto de muerte.

Aparece la ambivalencia: no se puede amar a un objeto y odiar a otro. Aparecen las fantasías y el temor a la pérdida. Hay culpa, con lo que se motoriza a reparación. La tarea es reconquistar al objeto, repararlo.

Hay una relación con un objeto total (relación entre el yo y la madre como persona, no como una posición del cuerpo) El yo puede darse cuenta de esto, el objeto es extraño a uno mismo y diferente, externo. Es el mismo objeto el que gratifica y angustia, al que puede amar y odiar, yo sintetizado y objeto total separados.

Se teme destruir con el odio al objeto total (malo y bueno, odiado y amado)

Hay una salida del narcisismo. Aparecen sentimientos de pena, tristeza y nostalgia. Hay culpa por sentir que se destruyó al objeto que al mismo tiempo se lo quiere.

Ansiedad depresiva: por temor a perder y destruir el objeto, se junta con el deseo de poseerlo (Fantasías Inconscientes)

Defensas Típicas

Disociación depresiva: para luchar con el penar y la culpa, con la ambivalencia del amor – odio. Es volver a dividir el objeto para no sentir tanta culpa.



Defensas o posiciones maníacas

Negación: de la importancia del objeto.

Idealización: del objeto, este es perfecto, capaz de sobrevivir a todo y siempre va a estar, aunque se valla, va a volver.

Control Omnipotente: del objeto, este me pertenece, lo controlo y lo manejo, se niega a la separación.

Triunfo: No me importa perder el objeto porque yo sigo vivo, trae mucha persecución. Puede retardar el poseso del duelo si se fija.

Menosprecio: del objeto, perderlo es trivial.

Se pasa por estas defensas para llegar a la última, Reparación: permite la elaboración, debe cesar todo y reconocer el dolor y la culpa, se permiten estos sentimientos y sostener dentro de sí mismo la ambivalencia. Se restaura el objeto, la reparación conduce a la reinstauración del objeto perdido en el mundo interno. Intentos de restaurar la relación con la madre.



Reparación auténtica: conexión con la pérdida de la persona, con el penar y donde la tarea a llevar a cabo, en el duelo, se debe reinstalar a la persona perdida dentro del yo, reinstalarlo como recuerdo.

Las lágrimas son entendidas como una defensa maníaca, solo cuando no se llora, si no se expulsan los malos momentos vividos con ese objeto y encontrar alivio por parte del medio con el significado del no tener que ver con la muerte.

En todo duelo adulto se vuelve al primero, este se vivencia otra vez, se elabora la pérdida de los objetos originales.

El mundo interno se desorganiza cuando hay duelo.

La libido no queda libre, como dice Freud, sino que el objeto se repara, porque la libido queda en el objeto.

Patologías depresivas: Huida hacia los objetos buenos internos (psicosis), se desconecta de la realidad para o tramitar el duelo. Huida hacia los objetos buenos externos (Neurosis).
Esquizoparanoide
Procesos de escisión y fragmentación; despersonalización; Ansiedad persecutoria (objeto parcial); El lactante introyecta un objeto entero (sigue siendo parcial) pero la frustración enseguida lo rompe; Idealización: contra cara de la persecución; El instinto de muerte se saca por proyección; el otro es una prolongación del yo

Fuentes de ansiedad desde el comienzo de la vida: Permite hablar de la importancia del instinto de muerte (relacionado con el pecho materno)

Ansiedad: Proveniente del instinto de muerte: interno, con sensaciones somáticas que se ven aumentadas en el momento del parto (Primer trauma que todo individuo debe afrontar) y las primeras necesidades no satisfechas. Hay un yo y un objeto de entrada. El yo es no integrado (no desintegrado) introducido por Winicot, cuya fuente de ansiedad provienen del conflicto instintivo, trauma del nacimiento y las primeras frustraciones, el yo es muy lábil, pero igualmente busca un objeto, no solo para sobrevivir o por deseo sexual, sino que para proyectar al remanente del instinto de muerte. Se relaciona con las parcialidades del cuerpo del otro. El objeto es parcial y de entrada persecutorio, se catectiza con libido al objeto parcial convirtiéndolo en un objeto bueno o idealizado.

Momento de máxima ansiedad con mucha tendencia a la desintegración. “Ansiedades Psicóticas”, no por se psicóticos, sino por su semejanza (Estados de despersonalización, el yo no es reconocido como si mismo).

Los mecanismos fundamentales son la Proyección y la Introyección. Los objetos vuelven al yo, son incorporados y la persecución proviene, ahora, de afuera y de adentro (Ansiedad Persecutoria).

La escisión es una defensa del yo (clivaje) es un mecanismo del objeto y del yo, que divide al objeto dividiendo al yo, el objeto es persecutorio, entonces el objeto y el yo quedan separados en sus




Compartir con tus amigos:
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos