Módulo: Tecnologías de gestión



Descargar 0.7 Mb.
Página6/11
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño0.7 Mb.
Vistas273
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

T2 Estructura de capital

Txt. Ppal

Si bien la generación de un capital inicial es de vital importancia para cualquier emprendimiento, es necesario que antes de avanzar en ese camino es necesario entender cual es la “estructura de capital” más beneficiosa para el emprendimiento a mediano plazo. 

El término “estructura de capital” hace referencia a la participación en la propiedad del negocio que tienen las personas relacionadas directamente –socios, empleados, etc. e indirectamente –accionistas, inversionistas, empleados, etc.- con el emprendimiento. Existe un consenso generalizado en toda la bibliografía de negocios de que nunca es recomendable ceder más del 15% o 20% del negocio a terceros. Tomando como medida ese criterio presentamos a continuación una serie de modelos que nos permitirán tener una idea más acabada de a que nos estamos refiriendo con esa aseveración: 
 

 

Gráfico



Ejemplo 1

 
 


 
 
 
 
 

 
 
 


 

Txt. Ppal

Los dos modelos presentados en el ejemplo 1 muestran realidades contrapuestas. La “estructura de capital A1” responde a la máxima expresada en el párrafo anterior, según la cual no es recomendable ceder más del 15% o 20% del negocio a terceros –inversores, accionistas, empleados, etc.-. 

En cambio la “estructura de capital A2” contraría esa directiva, ya que supone una cesión de cerca del 80% de la propiedad del negocio a terceros. Las principales consecuencias de esta decisión pueden ser, entre otras, la pérdida de autonomía de los emprendedores en la gestión del emprendimiento y en determinación de las políticas a seguir. Y hasta incluso una fuerte reducción de los márgenes de ganancias que puede convertir el negocio en poco redituable para el emprendedor del proyecto.

Gráfico

Ejemplo 2

 
 


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Txt. Ppal.

En el ejemplo número 2 observamos otra situación que puede darse a la hora de conformar la estructura de capital inicial de un emprendimiento. A diferencia de lo que ocurría en el caso anterior, en el presente escenario hay más de un fundador del proyecto. Por lo tanto, la estructura de capital del emprendimiento ya se encuentra divida previamente a la sesión de una porción del negocio a terceros. Si observamos el gráfico que figura arriba podemos observar claramente que la “estructura de capital B1” se distribuye un 20% en terceros y el 80% restante se reparte en partes desiguales entre dos socios.

Volviendo al criterio planteado en el párrafo inicial, la porción cedida del negocio no supera el 20%, por lo tanto, se ajusta a lo estipulado.

Por otra parte, el remanente se distribuye entre un número acotado de socios, situación que no afectará el funcionamiento del emprendimiento y garantiza un margen probable de ganancias satisfactorio para ambos socios.

Una situación muy distinta se evidencia en la “estructura de capital B2”, en la cual, si bien se respeta el porcentaje del 20% cedido a terceros, el 80% restante se divide entre un número excesivo de socios que conspira no solo contra los márgenes de ganancias particulares de cada uno, sino que también condiciona la operatividad del proyecto. 

En conclusión, si bien el capital inicial es necesario para poner en marcha el negocio y sostenerlo en su primera etapa, siempre hay que tener en cuenta que tipo de compromisos contractuales y monetarios vamos a tomar a la hora de solicitárselo a terceros. Ya que como vimos en los dos ejemplos anteriores en muchas casos un mal cálculo en este aspecto puede conspirar contra el futuro de nuestro emprendimiento.  
 
 

Actividad

Actividad 15

Punteo act



  1. Observe los siguientes gráficos que presentan información sobre la estructura de capital de diferentes empresas y analice:

  1. Las consecuencias de  la distribución del capital en cada caso:

  1. Las ventajas y desventajas de cada alternativa

b) Elabore un informe con las conclusiones.  

Gráfico 1: 30% Dueños 70% Accionistas          30% Accionistas 70% Dueños 
 

Gráfico 2

 

Gráfico 3



Actividad

Actividad 16

Txt act

Neograf” es una empresa familiar de trayectoria dentro del  ámbito de la imprenta y las artes gráficas que  tiene posibilidades de ampliar su mercado a países limítrofes. Los dueños se reúnen para evaluar las diferentes posibilidades para aumentar su capital, de manera de poder incrementar la escala de producción: 



A partir del ejemplo anterior analice las ventajas y las desventajas de las estrategias posibles a seguir: 

  1. Incorporar un socio que aporta maquinaria de alta tecnología que permita aumentar la producción.

  2. Asociarse con otra imprenta de estructura y capital similar, compartiendo producción e ingreso en partes iguales.

  3. Vender el 40% de las acciones como fuente de recursos para el financiamiento de la ampliación del mercado.

  4. Tercerizar parte de su producción, de manera de poder incrementar su producción sin necesidad de recurrir a fuentes de financiamiento en el corto plazo. 

 

T2 Pymes y microemprendimientos

Txt. Ppal

Antes de introducirnos en el estudio y descripción de las distintas alternativas de financiación que puede encontrar un emprendedor en el mercado, es necesario detenernos un motón a pensar acerca de que tipo de empresa vamos a construir para poder tener claro cual es el canal más indicado por el cual podremos acceder al crédito. En este punto podemos hacer una diferenciación esquemática entre tres tipos de organización empresarial:

Punteo


  1. Grandes empresas

  2. Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs)

  3. Microemprendimientos.

Txt. Ppal

El presente módulo está orientado a analizar la gestión de la producción de bienes y sus diferentes aspectos en los segmentos 2 y 3, es decir en las PyMEs y Microemprendemientos.  Es por eso que nos parece pertinente en este punto hacer una breve descripción de ambas formas de organización para luego poder tener una comprensión más acabada de la información que se presentará en los distintos puntos que analizaremos de aquí en adelante.



La ley 24.467 del Poder Ejecutivo Nacional promulgada el 23 de marzo 1995 dio entidad legal para las PyMEs al tiempo que puso en vigencia un marco regulatorio para ese tipo de emprendimiento. El artículo 83 de dicha normativa define a la PyME de la siguiente manera:  

“A los efectos de este capítulo, pequeña empresa es aquella que reúna las dos condiciones siguientes:

1. Su plantel no supere los cuarenta (40) trabajadores.

2. Tengan una facturación anual inferior a la cantidad que para cada actividad o sector fije la Comisión Especial de Seguimiento del art. 104 de esta ley. Para las empresas que a la fecha de vigencia de esta ley vinieran funcionando, el cómputo de trabajadores se realizará sobre el plantel existente al 1 de enero de 1995.

La negociación colectiva de ámbito superior al de empresa podrá modificar la condición referida al número de trabajadores definida en el segundo párrafo punto a) de este artículo.

Las pequeñas empresas que superen alguna o ambas condiciones anteriores podrán permanecer en el régimen especial de esta ley por un plazo de tres (3) años, siempre y cuando no dupliquen el plantel o la facturación indicados en el párrafo segundo de este artículo7”. 

En la actualidad se estima que el criterio establecido para considerar a una empresa como PyME es no tener un plantel de empleados que supere los 100 empleados. En la actualidad cerca del 80% de los establecimientos industriales y comerciales del país se encuentran dentro de ese segmento. En los últimos 30 años el sector PyME ha venido evidenciando un fuerte crecimiento concentrando en la actualidad cerca del 60% de la mano de obra ocupada y aportando cerca del 30% del PBI del país.

Ahora bien, dentro de lo que podemos denominar como universo PyME existen una amplia variedad de circunstancias y situaciones. El conjunto definido como PyMEs se caracteriza por una marcada heterogeneidad, ya que en el mismo conviven realidades tan dispares como: empresas consolidadas con estructura operacional y de gestión, empresas familiares, microemprendimientos, etc. Frente a esta realidad es necesario diferenciar entre dos modelos de PyME:



Punteo 
 


  1. PyMEs formales:

Punteo dentro punteo

    • Tienen una estructura de producción significativa

    • Trabajan dentro del mercado legal o mercado “en blanco”

    • Cuenta con una dotación de personal asalariada

    • Poseen una alto nivel de capitalización

    • Hacen un uso intensivo de la tecnológica en todos sus procesos

 

  1. PyMEs informales:

Punteo dentro punteo

    • Son pequeñas unidades productivas

    • Tienen una baja dotación de capital

    • La producción generalmente es de tipo artesanal

    • La dotación de personal combina mano de obra salarial con familiar.

 

Txt. Ppal



Dentro de este último segmento, podemos ubicar a los microemprendimientos, que generalmente reúnen las características descriptas para la categoría de PyMEs informales. 

Desde el texto de la ley 24.467 también se deja sentado que el fomento y apoyo a las PyMEs es una política de Estado, y que dicho estimulo se concretará en mecanismos para incentivar y garantizar el financiamiento de este sector: 

“Art. 3º - Se facilitará el acceso de la pequeña y mediana empresa al crédito estableciéndose entre otras facilidades bonificaciones de la tasa de interés, ya sea mediante la creación de nuevos instrumentos o a través de la continuidad de los ya existentes. (…)  

Art. 4º - La bonificación a la que se refiere el artículo anterior, será solventada por el Estado nacional y estará especialmente destinada a:

1. Créditos para la adquisición de bienes de capital propios de la actividad de la empresa;

2. Créditos para la constitución de capital de trabajo;

3. Créditos para la reconversión y aumento de la productividad debiendo además contemplar amplios plazos de amortización, tasas comparables a las más bajas de plaza y períodos de gracia según el retorno de la inversión previsto;

4. Créditos para la actualización y modernización tecnológica, de procedimientos administrativos, gerenciales organizativos y comerciales y contratación de servicios de consultoría, etcétera;

5. Créditos para financiar y prefinanciar las exportaciones de los bienes producidos por las PYMES. 

Art. 5º - La bonificación a que se refiere los arts. 3º y 4º y el fondo a que se refiere el art. 6º se atenderá con los créditos que anualmente se establezcan en el presupuesto general de la Administración nacional”8. 

La importancia de las PyMEs, como unidades productoras de bienes y servicios, para la economía argentina está dada, en primer lugar, por la importancia que tienen como generadoras de empleo. En segundo lugar, por el importante espacio para la innovación productiva y científica que representan. Y por último, por el importante aporte de recursos que hacen a la economía nacional. 

Actividad

Actividad 17

Punteo actividad

a) Busque información acerca de algún microemprendimiento o PyME.



  • Quiénes crearon el emprendimiento. Cuál fue la idea inicial.

  • Cuál es la actividad principal.

  • Cuántas personas trabajan.

  • Indique si tomaron créditos y para qué se utilizará el capital.

b) Presente un informe escrito

T2 Fuentes de financiamiento

Txt. Ppal.



Hemos llegado al punto en que ya tenemos armado nuestro plan de negocios y tenemos claro nuestra estrategia de inserción en el mercado, pero estamos necesitando el capital inicial para arrancar con nuestro emprendimiento.  En consecuencia, nos encontramos frente a la necesidad de definir en que lugar buscaremos los recursos que tan ávidamente necesitamos para convertir en realidad nuestra idea.

 

Gráfico 


 
 
 

 
 


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Txt Ppal


En la actualidad el emprendedor encuentra dos tipos de circuitos a los cuales puede concurrir en busca de financiamiento, los mismos pueden definirse como:

  1. Crédito Formal: Dentro de este conjunto se encuentran todos los créditos que se obtienen a partir de contraer compromisos contractuales escritos y homologados legalmente.

 

  1. Crédito informal: Este grupo incluye a toda la operatoria que se realiza entre particulares (hipotecas, prestamos entre particulares, pagares, etc.).

Txt. Ppal

Dentro de estos dos grupos encontramos una serie de herramientas que son las que más comúnmente se utilizan para financiar las operaciones de inicio o ampliación de un negocio: 

  1. Capital familiar: Diversos estudios del sector comercial en Latinoamérica, principalmente del sector de Pequeñas y Medianas Empresa (PyMEs), sostienen que en cerca del 98% de los casos el capital inicial proviene de familiares y/o amigos de los emprendedores.

 

  1. Capital de riesgo: En este caso, los recursos generalmente provienen de inversores profesionales o institucionales, como ser bancos y compañías financieras que captan el dinero del mercado para luego prestarlos, o fundaciones que cuentan con recursos propios.

 

  1. Inversores: En este caso, los recursos son provistos por particulares que cuentan con fondos propios disponibles para invertir.

 

  1. Financiación bancaria: Existen actualmente en el mercado bancario una amplia variante de créditos para los distintos sectores productivos, tanto las grandes industrias como el sector de PyMEs y Microemprendimientos. Para el caso de estos últimos se destacan fuertemente los productos ofrecidos por los Bancos públicos: Banco de la Nación Argentina, Banco de la Provincia de Buenos Aires y Banco Ciudad.

 

  1. Financiamiento en el mercado de bonos y acciones: Recientemente la Bolsa de Comercio de Buenos Aires ha puesto en funcionamiento una serie de instrumentos financieros orientados para facilitar el financiamiento del sector PyME. Entre los mismos se destacan:

 

  • la negociación de cheques de pago diferido: Los cheques de pago diferido se pueden negociar en la Bolsa y permiten al beneficiario hacerse de los fondos en forma económica y ágil. Existen dos mecanismos:

  1. Dentro del sistema patrocinado, con previa autorización de la BCBA, la PyME puede emitir cheques de pago diferido negociables en el mercado de capitales.

  1. dentro del sistema avalado, las PyMEs o personas físicas pueden negociar cheques de sus clientes o propios, a través de una sociedad de garantía recíproca (SGR). La SGR autorizada por la BCBA puede cotizar los cheques que tengan como beneficiarios a sus socios PyMEs y garantizar el pago mediante un aval.

 

  • Las obligaciones negociables (ON): son bonos privados que representan valores de deuda de la sociedad anónima y/o cooperativa que las emite. Entre el emisor de la obligación negociable (en este caso, la PyME) y el inversor existe una relación que no se diferencia de la de un préstamo. Las obligaciones negociables pueden ser colocadas entre el público inversor mediante su cotización y negociación en la Bolsa.

 

  • El fideicomiso financiero: es una herramienta financiera mediante la cual las PyMEs, en forma individual o conjunta, pueden obtener fondos, separando determinados activos (reales o financieros) de su patrimonio y cediéndolos a un administrador en propiedad fiduciaria.9 El administrador interviene para que los activos cedidos sean transformados en activos financieros líquidos y se puedan negociar en el mercado bursátil. De esta manera, los bienes fideicomitidos quedan exentos de la acción de acreedores, el inversor no se perjudica ante eventuales inconvenientes y la PyME y su balance quedan fuera del instrumento por lo cual, aún teniendo dificultades, la empresa con buenos negocios proyectados puede ingresar al sistema.

 

  • Apertura del capital de una empresa: Al momento de la constitución de una sociedad, los socios realizan aportes para conformar el capital social; que, en el caso de las sociedades anónimas, se representa en acciones. Mediante su cotización en la Bolsa, estas acciones se colocan entre el público inversor, que en vez de pasar a ser acreedor de la sociedad (como en todas las alternativas anteriores) se convierte en nuevo socio. Su participación en la empresa se corresponde con la proporción de capital por la que suscribe (es decir, compra acciones)10.

 

  1. Programas Nacionales de Apoyo a la producción: Actualmente están vigentes una serie de programas Nacionales y Provinciales orientados a apoyar el desarrollado del sector PyME y de Microemprendimientos, en función de sostener la generación de empleo genuino. Entre los mismos se destacan:

 

    • FONAPyME: El Fondo Nacional de Desarrollo para la MiPyME (FONAPyME) fue creado por Ley Nº 25.300 y constituido bajo la forma de Fideicomiso Financiero que tiene por objeto realizar aportes de capital y brindar financiamiento a mediano y largo plazo. Está destinado a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas existentes o a ser creadas y formas asociativas que cumplan con los parámetros determinados por la Autoridad de Aplicación (SSEPyMEyDR).

Los recursos son aportados en una primera etapa por el Estado Nacional por hasta $100.000.000 y está abierto a organismos Internacionales, entidades públicas y privadas, y gobiernos provinciales o municipales. La asignación de dichos recursos se realiza por Jurisdicción (Provincias) en función de los Coeficientes de Coparticipación Federal de Impuestos Nacionales.

Lo dirige un Comité de Inversiones integrado por representantes de: la Subsecretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y Desarrollo Regional, la Secretaría de Hacienda, el Banco de la Nación Argentina y el Banco de Inversión y Comercio Exterior. También podrá agregarse un representante de todo inversor que sus aportes superen el 20% del Fondo.



El destino de los préstamos es Multisectorial y se financian inversiones en activos fijos nuevos y usados y capital de trabajo para proyectos, que estén orientados al mercado interno, con principal énfasis en la sustitución de importaciones, y que contemplen un alto impacto en el desarrollo regional, generación de empleo y valor agregado.

Los requerimientos se distinguen según sean los montos solicitados, la finalidad de inversión y el tipo de empresas: nuevas, existentes (sociedades o unipersonales) y grupos asociativos. Se evalúa en base a proyectos (no activos) y los formularios son suministrados por el Programa y tienen instrucciones de llenado muy específicas, tratando de evitar errores de interpretación11. 

    • FOMICRO: Destinado a la creación de unidades productivas de bienes y/o servicios por parte de grupos de trabajadores desocupados y subocupados, y a la consolidación de microemprendimientos existentes, se puso en marcha el Fondo Nacional para la creación y consolidación de Microemprendimientos (FoMicro), programa coordinado por el Banco de la Nación Argentina (BNA) y la Subsecretaría PyME del Ministerio de Economía y Producción de la Nación. Esta iniciativa tiene por objeto el financiamiento de proyectos asociativos o individuales. Además del crédito a baja tasa y a sola firma, FoMicro dispondrá (a través de una red de organizaciones sociales) de herramientas de acompañamiento a los beneficiarios, a quienes se les brindará capacitación, asesoramiento y orientación para asegurar el buen desarrollo de las empresas beneficiadas12.

 

    • PROGRAMA GLOBAL DE CRÉDITO PARA MIPyMEs: A través del Programa Global de Crédito para MIPyMEs se financia a empresas que facturen un monto máximo de U$D 20 millones o su equivalente en pesos (sin incluir IVA ni impuestos internos). El Programa posee una Línea de Créditos en Pesos con destino al financiamiento de proyectos de inversión, y una Línea de Créditos en Dólares destinada al financiamiento de capital de trabajo, prefinanciación y financiación de exportaciones y adquisición de bienes de capital. Los créditos son a tasa fija, siendo el monto máximo de los mismos de hasta U$D 3 millones o su equivalente en pesos13.

 

    • SOCIEDADES DE GARANTÍA RECÍPROCA: Su objeto es facilitar el acceso al crédito a través del otorgamiento de garantías ante cualquier obligación asumida por micro, pequeñas o medianas empresas14.

 

    • FOGAPyME: Fue creado por la Ley 25.300, con el objeto de otorgar garantías en respaldo de las que emitan las sociedades de garantía recíproca, y ofrecer garantías directas15.

 

Como podemos ver hay una amplia gama de herramientas de financiamiento de las cuales podemos obtener el capital inicial para llevar adelante nuestro proyecto. Queda criterio de cada uno analizar y decidir cual es el mejor camino y la mejor opción para financiar nuestras actividades.

Actividad:

Actividad: 18



  1. Seleccione tres fuentes de financiamiento factibles  para concretar  un emprendimiento familiar.

  2. Señale ventajas y desventajas de cada uno.

  3. Presente alguna alternativa viable para la obtención de recursos en su comunidad. 

 



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos