Módulo: Tecnologías de gestión



Descargar 0.7 Mb.
Página1/11
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño0.7 Mb.
Vistas259
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

Módulo: Tecnologías de gestión

Autor: Álvarez, Facundo 

T1 Índice

T1 Presentación

T1 Objetivos



T1 Esquema de contenidos 

TU Unidad 1: La gestión estratégica y la empresa. 

T1 Introducción

T1 Definición del concepto de gestión

T1 Gestión y estrategia

T1 El pensamiento estratégico

T1 La empresa como el espacio de la gestión 

TU Unidad 2: El plan de negocios como herramienta de gestión. 

T1 Iniciación y planificación de un proyecto

T1 Iniciación

T2 Determinación de objetivos

T2 Producto y estudio de mercado

T1 Planificación

T2 La “ecuación de valor”

T2 El ingreso al mercado

T1 El plan de negocios

T2 Armar un plan de negocios

T2 Análisis e investigación de mercado

T3 Proyecciones de mediano y largo plazo

T3 Análisis estadístico

T3 Análisis de la oferta

T3 Análisis de la demanda

T3 Definición del producto o servicio a ofrecer.

T3 Análisis FODA

T1 Diseño de la estrategia de gestión de nuestra empresa.

T2 Plan operativo

T2 Plan comercial



T2 Plan financiero 

TU Unidad 3: Gestión financiera y operativa 

T1 Introducción



T1 Aspectos financieros de la gestión

T2 El capital inicial para el proyecto

T2 Estructura de capital

T2 Pymes y microemprendimientos

T2 Fuentes de financiamiento

T1 Administración de la empresa

T1 Plan financiero de un emprendimiento

T2 El presupuesto

T2 Ingresos

T2 Contabilidad de costos

T1 Gestión de la producción

T1 Gestión de recursos humanos

T2 Los recursos humanos

T2 Administración de los recursos humanos



T2 Organización y planificación del trabajo 

TU Unidad 4: Gestión comercial y  control de gestión 

T1 Introducción

T1  Gestión comercial

T2 Productos

T2 Servicios

T1 El plan comercial

T2 Estudio de mercado

T2 Plan de marketing

T3 Marcas y Patentes

T3 Posicionamiento de las marcas

T1 Plan de precios

T1 Plan de ventas

T1 Ciclo de vida de un producto

T1 Control de gestión

     T2 El tablero comando 
 
 
 


T1 Presentación 

Txt. Ppal



Es una realidad ineludible que en la actualidad, si pensamos en emprender un proyecto, necesariamente deberemos detenernos previamente a pensar en lo que significa construir y gestionar un emprendimiento.  

La gestión y el pensamiento estratégico son herramientas fundamentales para toda persona que se ha propuesto concretar un proyecto o una idea. Es decir que generalmente, cada vez que nos proponemos una meta para nuestras acciones es necesario también trazar un camino a recorrer para llegar a ese destino.  

Para elaborar el mapa que guiará nuestras acciones deberemos recurrir a la gestión estratégica. Esta herramienta nos permitirá conjugar acciones pasadas y proyecciones futuras en un plan de acción organizado y estructurado para lograr los objetivos que nos hemos propuesto. 

En el presente módulo, nos abocaremos al estudio de los distintos aspectos de la gestión de un emprendimiento. Para ello analizaremos con detenimiento las diversas etapas requeridas para elaborar y concretar una “idea” en el producto o servicio que ofreceremos a la venta.  

El trabajo a lo largo del módulo está estructurado en cuatro unidades. La primera de ellas está referida al concepto de gestión, haciendo hincapié en la importancia del pensamiento estratégico como materia prima a partir de la cual comienzan a construirse las distintas etapas de elaboración y construcción que implica gestionar una empresa.  

En la segunda unidad, estudiaremos con detenimiento la herramienta de gestión conocida como el Plan de Negocios. Este documento será un instrumento vital para la gestión del emprendimiento ya que en el mismo se condensará la visión estratégica inicial de la empresa y se fijarán los objetivos a conseguir. 

A partir de la tercera unidad, comenzaremos a desandar el camino que va del diseño estratégico al diseño operativo y funcional del emprendimiento. En esta unidad, específicamente, nos centraremos en los aspectos financieros y administrativos de la empresa. 

Por último, la unidad cuatro estará centrada en los aspectos que tienen que ver, en primer lugar, con la gestión comercial de la empresa. Y en segundo lugar, profundizaremos nuestros conocimientos acerca de los principales mecanismos de control de la gestión.  
 


T1 Objetivos 

Txt. Ppal



El presente módulo tiene como objetivo principal que desarrolle conocimientos específicos relacionados con la gestión de emprendimientos orientados hacia la producción de bienes y servicios. Los contenidos incluidos en el mismo, están organizados de manera que comprenda la necesidad de pensar estratégicamente a la hora de emprender una actividad comercial, ya vendiendo el fruto de su producción u ofreciendo su servicio a un tercero.  

Dentro de este marco, otro de los objetivos del presente trabajo es lograr que conozca y comprenda lo complejo del proceso de construcción y gestión de un emprendimiento. Para ello, se buscará que profundice sus conocimientos acerca de la forma de organización de una empresa, y de los distintos procesos y estructuras involucradas en la administración de la misma. 

Por último, los contenidos del presente módulo están orientados también a proveer de diversos conocimientos acerca de difundidas herramientas de gestión y administración de empresas, a fin de que al momento de encarar un emprendimiento pueda contar con los recursos necesarios para llevarlo adelante.

 

TU Unidad 1: La Gestión estratégica y la empresa 

T1 Introducción 

Txt. Ppal

Antes de comenzar a desandar las ideas y conceptos incluidos en el presente módulo, nos parece necesario hacer una serie de aclaraciones para evitar confusiones conceptuales acerca de que significa gestionar un proyecto. Es común encontrar bibliografía que presenta los conceptos: gestión, dirección y administración como sinónimos cuando en realidad no lo son. En realidad cada uno de ellos hace referencia a niveles y lógicas diferentes en el proceso de elaboración y concreción de un proyecto. Es decir, que si bien todos están integrados en el proceso de desarrollo de un proyecto involucran líneas de pensamiento, dinámicas y mecanismos propios y, al mismo tiempo, distintos entre si.

En primer lugar tenemos a la gestión, que en la primera etapa de proyecto tiene la función de pensar y trabajar los aspectos generales del proyecto, así como también trazar los objetivos generales para la organización. Es decir a través de la gestión una persona o una empresa define el producto o servicio a ofrecer, determinar las estrategias comerciales a llevar adelante para posicionarse en el mercado, elegir la imagen para ese producto, la forma de venta de producto, el diseño de los locales, los mecanismos elegidos para publicitar ese producto, etc. Una vez puesto en marcha el negocio, la función de la gestión pasa a ser controlar el funcionamiento periódico de la organización y sus procedimientos a fin de garantizar el cumplimiento de los objetivos planteados inicialmente. 

En segundo lugar, aparece la administración representada por todos los mecanismos y dinámicas que se ponen en marcha para concretar los objetivos planteados. Partiendo del plan de acción propuesto desde la gestión la administración se encarga de traducir los objetivos en acciones e implementarlos en mecanismos concretos.  A nuestro criterio, la administración actúa de nexo entre lo estratégico y lo operacional en el seno de la empresa.  

Por último, una vez que se han implementado los mecanismos administrativos y se ha puesto en marcha las operaciones de la empresa entra en escena la dirección. La función principal de la misma es la de dirigir, influir y motivar a los empleados para que realicen tareas muchas veces mínimas pero esenciales para lograr los objetivos que persigue la empresa. Es decir que la dirección es la herramienta a través de la cual se logra la realización efectiva de todo lo planeado y decidido por la administración y se vigila que se cumplan en la forma adecuada todas las órdenes emitidas.  
 

 

Gráfico



 
 
 
 
 
 
 

       


 
 
 
 
 
 

Txt. Ppal



En consecuencia, volviendo a lo planteado inicialmente volvemos a señalar que estos tres conceptos involucran líneas de pensamiento, dinámicas y mecanismos propios y, al mismo tiempo, distintos entre si. La principal diferencia entre los tres radica en cómo se ubican a lo largo de la línea que separa lo general de lo particular, lo estratégico de lo operacional en el seno de una organización o empresa. Siguiendo esta idea, la gestión se ubica en un extremo, el general, puesto que su función principal es la de analizar y diseñar las posibles estrategias a seguir en función a los objetivos propuestos para una empresa o proyecto. En el otro extremo se encuentra la dirección, abocada a la tarea de dirigir, coordinar y controlar las acciones de las personas y los procesos implementados para el funcionamiento cotidiano de la empresa.  Por último en el centro se encuentra la administración, que actúa como nexo entre estás dos escenarios distintos de un proyecto. La administración es quien se encarga de diseñar e implementar las ideas de un proyecto en acciones concretas que permitan el logro de los objetivos propuestos.    

T1 Definición del concepto de gestión.  

Txt. Ppal



Para iniciar la definición de este concepto simplemente diremos que la gestión es la aplicación de conocimientos, habilidades y herramientas a las actividades de un proyecto a fin de poder cumplir con los requerimientos necesarios para lograr los objetivos propuestos. Es decir que al gestionar un proyecto desarrollaremos conocimientos, por un lado, sobre los distintos aspectos que implican armar y poner en marcha un emprendimiento en términos generales y, por el otro, sobre las características del producto y/o servicio que estamos pensando ofrecer. Es decir que en la etapa inicial de la gestión los esfuerzos estarán orientados hacia ampliar el conocimiento de diversos aspectos de un producto o servicios que posteriormente serán vitales para el éxito del proyecto como por ejemplo: el mercado al que pertenece nuestro emprendimiento –oferta, demanda, precios, canales de distribución, canales de publicidad, etc-, procesos de producción –maquinaria, insumos, mano de obra, costos-, estrategias de comercialización, estrategias de comunicación, manejo de recursos humanos, etc. Luego en una etapa posterior todos estos conocimientos serán llevados a la práctica al momento de realizar acciones concretas que nos permitan lograr los objetivos que nos hemos planteado inicialmente. 

La gestión se lleva a cabo a través de diversas etapas que implican la puesta en funciones de diversos procesos, y que pueden enumerarse de la siguiente manera:

  1. Iniciación

  2. Determinación de objetivos

  3. Planificación

  4. Instrumentación

  5. Ejecución

  6. Control

  7. Balance de gestión

 

Txt Ppal


Ahora bien, la idea es ir un poco más allá de esta definición, ya que si bien gestionar implica a todos estos elementos que citamos en el párrafo anterior hay otros factores a tener en cuenta a la hora de pensar qué significa “gestionar” un proyecto o emprendimiento. 

Como primera medida, cabe señalar que un individuo al gestionar algún proyecto específico no lo hace solo, sino que lo hace en conjunto con otras personas.



Asimismo, para poder llevar adelante una gestión eficiente deberá establecer normas de funcionamiento, separación de roles, categorizaciones de individuos, basados en una división del trabajo a realizar entre todos los actores involucrados. Es decir, que quien gestione deberá estructurar el trabajo lo más eficazmente posible para llegar a sus objetivos de la mejor manera.

Al situarnos en la sociedad actual, debemos tomar en cuenta una serie de cuestiones para analizar y entender el concepto de gestión.

En primer lugar, la creciente presencia del pensamiento científico en distintos aspectos de la vida en sociedad, cambió radicalmente la forma de organización de los individuos, haciendo que el “saber” se convierta cada vez más en un factor determinante. Es decir, que a diferencia de lo que ocurría en los grupos primitivos la escala social de organización de los grupos ya no está definida por la fuerza sino que generalmente el que más saberes acumula es quien elabora los planes de acción y el que decide las líneas de trabajo a seguir. Asimismo, la división del trabajo también estará dada por la competencia y los saberes que detenten los distintos individuos involucrados en la producción.

En consecuencia,

Mensaje o definición

Gestionar significa también establecer un sistema de relaciones sociales, con reglas claras y específicas que garanticen un eficaz funcionamiento de las tareas previstas para la concreción de un objetivo.

Txt. Ppal

Este esquema afectará directamente los distintos aspectos de la gestión desde lo que tiene que ver con la distribución de espacios y tareas dentro del proyecto hasta lo relacionado con las retribuciones y recompensas que recibirán quienes participen del emprendimiento.  

T1 Gestión y estrategia

Txt. Ppal 

Siguiendo lo expresado en el párrafo anterior podemos señalar que un elemento vital de toda gestión es el pensamiento estratégico, que puede definirse como una forma de razonamiento que se aplica al estudio y solución de problemas complejos.

Al pensar estratégicamente una situación o proyecto, lo que hacemos es tratar de conocer profundamente y entender todos los factores que intervienen en el funcionamiento del mismo.

Para ello, organizaremos nuestro trabajo en diversas etapas que nos permitan abarcar todas las facetas del fenómeno a estudiar. Es decir que a lo largo del mismo tendremos que recolectar, analizar, mensurar y evaluar diversas informaciones que nos permitan arribar a conclusiones que sean útiles para elaborar el plan de acción a seguir.

De esta manera, cualquier individuo que decida encarar un emprendimiento se verá obligado a pensar estratégicamente a diversos niveles a fin de llegar al mejor plan de acción para lograr sus objetivos.

La estrategia forma parte de diversas actividades humanas, desde los deportes y los juegos hasta los negocios y las acciones bélicas. En todos los casos, la adopción de una estrategia implica el trazado de un camino elaborado a partir de un plan preexistetente que permita identificar los peligros y las oportunidades que enfrentaremos en el futuro.

Es decir, que pensar estratégicamente una situación o proyecto nos permite elaborar un esquema de situación en el cual podamos identificar y localizar los distintos aspectos que deberemos tener cuenta a la hora de implementar las acciones para concretar nuestros objetivos. 

En consecuencia, el pensamiento estratégico es un elemento vital de la gestión, ya que, por un lado, permite conocer y entender las problemáticas presentes en función de poder dar solución a las diversas problemáticas que puede enfrentar una organización. Mientras que, por otro, facilita la predicción de los posibles escenarios para la organización, lo que a su vez posibilita la prevención de futuras problemáticas.  

Actividad:

Actividad: 1

Punteo act



  1. Proponga un objetivo y elabore una lista de preguntas que lo ayudarán a cumplir con su objetivo.

  2. Identifique  problemas que puedan presentarse.

  3. Ordene los problemas identificados según su importancia.

  4. Diseñe el recorrido que debe realizar para alcanzar metas y objetivos.

 

Txt. Ppal

En  este punto, debemos diferenciar claramente entre dos niveles en la forma de pensar el funcionamiento de la organización:

Punteo


  1. En primer lugar, encontramos el pensamiento estratégico que analiza la organización conceptualmente como una totalidad funcional inmersa en un esquema de relaciones, y a su vez piensa la realidad de la misma en diversos planos temporales –pasado, presente y futuro-. El objetivo del pensamiento estratégico es conocer la realidad de la organización con el fin de poder elaborar planes de acción y desarrollo para la misma.   
    Para tener una idea de a que estamos haciendo referencia, proponemos aquí un breve ejemplo. Una empresa que produce alimentos dietéticos para adultos, analiza ampliar sus operaciones hacia el mercado infantil movida por la convicción que el creciente número de casos de obesidad en niños que se han venido registrando en los últimos años representa una oportunidad para los productos que actualmente está comercializando. Ahora bien, para poder avanzar en este proyecto previamente será necesario, por un lado, realizar un estudio del mercado de ese tipo de productos para entender como está conformado el mismo –oferta, demanda, precios, estructura, etc-, y, por el otro, saber como venían las principales variables –precios, volúmenes de venta, etc- y estimar cuales pueden ser las principales tendencias de ese mercado en el corto y mediano plazo. A partir de ese análisis, es que en una etapa posterior podrá empezar a pensarse en objetivos y planes de acción que se ajusten a la realidad del mercado en el cual están buscando insertarse.


  2. En segundo lugar, tenemos lo que podemos denominar como “pensamiento  operativo”. Con en este nombre denominamos a los mecanismos y acciones estipuladas para la implementación de los procesos funcionales de una organización. A través de estos elementos la organización le impone una lógica de pensamiento operativa a sus integrantes de manera de poder garantizar el cumplimiento de las tareas cotidianas requeridas para el óptimo funcionamiento de la misma. Es decir, que las distintas operaciones que se realizan dentro de los procesos de producción están predefinidas y estipuladas, de manera que los actores, frente a las distintas situaciones que pudieran surgir, saben que camino seguir. Para tener una idea más clara de que estamos hablando, basta ingresar a cualquier organización –hospital, escuela, fábrica, comisaría, etc.- para observar, como empleados de distintos sectores actúan según normas y protocolos que garanticen el normal desarrollo de las actividades dentro de la misma y el cumplimiento de los objetivos propuestos para esa actividad. Estos procesos operativos “estandarizados” se corporizan en distintos instrumentos de organización y medición como formularios a llenar, datos que recabar, pasos que seguir, trámites que realizar, etc,. Todos estos elementos forman parte del funcionamiento operativo de la organización y están enmarcados por una lógica operativa que garantiza el cumplimiento de los objetivos propuestos para las distintas áreas de la organización. La principal cualidad del “pensamiento operativo” esta dada porque, a diferencia del pensamiento estratégico, tiene un fuerte arraigo con el presente de la organización. Otra cualidad, que distingue el pensamiento operativo del estratégico es su carácter específico e individualizante. Es decir que, en la mayoría de los casos, las directivas operativas se aplican a un caso concreto en un momento específico.

 

Txt. Ppal

Pese a las diferencias existe una fuerte ligazón entre ambas formas de pensamiento en el seno de una organización. Como primera medida, debemos señalar que la lógica operativa de una organización es el resultado de una organización estratégica de los espacios y tareas de una empresa productiva. 

Por su parte, los elementos y datos producidos por la estructura operativa de una empresa son las fuentes primarias de datos de las cuales se nutren quienes dirigen la organización para elaborar las estrategias. Un ejemplo claro de esto es el control de stocks. El seguimiento de las ventas por producto, le permite a la administración y a la gestión, en primer lugar, comprender como se mueven las ventas de los distintos productos de una empresa, buscando en ellos patrones de comportamiento. Y en segundo lugar, la comprensión de dichos patrones  le permiten organizar entre otros aspectos: su política de compra de insumo,  sus previsiones de ingresos, sus proyecciones de gasto, etc. 

T1 El pensamiento estratégico

Txt. Ppal



Podemos considerar que el pensar estratégicamente involucra un proceso que puede resumirse en cinco pasos:  

Punteo


  1. Marco conceptual: Es el punto de partida. Para saber que dirección llevaremos a lo largo del proyecto, es necesario tener claro cuales son nuestros objetivos. Para elaborar los mismos, deberemos tener previamente un conocimiento acabado del tipo de emprendimiento que queremos encarar y, las características generales y específicas que lo definen. Como ejemplo, supongamos que estamos interesados en concretar un emprendimiento en el rubro de la peluquería. Para comenzar a definir nuestros objetivos, primero deberemos definir a quien dirigiremos nuestro emprendimiento: ¿hombres o mujeres?, ¿adultos o niños?, ¿ambos?, para poder tener una idea del tipo de emprendimiento que implementaremos, y las posibilidades y potenciales de cada uno.

 

  1. Identificar las oportunidades: El desarrollo de un marco conceptual sólido, nos permitirá tener un panorama detallado de situación que será de suma utilidad a la hora de estudiar el terreno en el cual llevaremos adelante nuestro emprendimiento. A partir, de este conocimiento podremos identificar las distintas oportunidades que permitan el desarrollo y crecimiento de la organización. Siguiendo con el ejemplo anterior, una vez que hayamos definido que tipo de peluquería vamos a montar será necesario conocer más en profundidad el mercado en el cual vamos a insertarnos con nuestros negocio. Es decir que si optamos por montar una peluquería para niños, será sumamente importante conocer la distribución y ubicación de la competencia, los servicios que brinda, los precios que se manejan, etc., ya que toda esa información será de vital importancia a la hora de definir donde ubicar nuestro local, fijar nuestros precios, decidir nuestra imagen comercial y definir los canales de venta de nuestros servicios.

  1. Identificar las posibles líneas de acciones: El tener un panorama general de la situación y el haber identificado los posibles caminos a seguir para lograr los objetivos propuestos para la organización, requerirá, en un paso posterior, el estudio de los posibles caminos a seguir para lograr los objetivos planteados. Siguiendo con el ejemplo anterior, la información que recabemos del estudio del mercado de peluquerías infantiles nos permitirá determinar un plan general a seguir en el cual nos propondremos objetivos y plazos a cumplir para nuestro proyecto. De esta manera, una conclusión posible que podemos sacar del análisis del mercado puede ser que es más factible tener éxito con nuestro proyecto si ubicamos nuestro local en un barrio donde la oferta de ese tipo de servicios es escasa. 

 

  1. Evaluar las opciones para el desarrollo de la organización: En esta etapa, deberemos abocarnos a un análisis crítico de los distintos planes de acción propuestos, centrándonos en las ventajas y desventajas, y los beneficios y riesgos potenciales de cada uno de ellos, a fin de poder elaborar la estrategia que mejor se adapte a la realidad de nuestro emprendimiento.

 

  1. Determinación de las estrategias a seguir: El resultado de las cuatro etapas anteriores es la elaboración de las estrategias a seguir por la organización. Es decir, que una vez cotejados y analizados los distintos aspectos involucrados en la organización, y elaboradas y evaluados los posibles caminos a tomar, nos encontraremos en posición de poder delinear las estrategias y metas a perseguir. Siguiendo con el ejemplo que hemos analizado en los puntos anteriores, una vez que hemos concretado los cuatro puntos anteriores podremos comenzar a pensar acerca de cuáles son las mejores estrategias para lograr los objetivos que nos hemos propuesto. En el caso de nuestro emprendimiento comenzaremos a pensar cosas como: ¿Cómo diseñar el local?, ¿Cómo publicitar nuestros servicios?,  etc.

 

  1. Pasar de la estrategia a la acción: El último paso de este proceso consiste en traducir el pensamiento estratégico y teórico del administrador a un pensamiento operativo que permita estructurar el funcionamiento de la organización y garantice el logro de los objetivos propuestos. Es decir, que en esta última etapa pasaremos del pensamiento estratégico a la administración estratégica.

Txt. Ppal

Para entender más claramente los pasos del pensamiento estratégico, podemos citar un ejemplo en cual se encuentren presentes todos los elementos analizados. Imaginemos por un momento que hemos decidido iniciar un emprendimiento comercial en el rubro gastronómico, un restaurant.  De este deseo a la concreción del mismo hay un largo trecho, en el cual hay un montón de cuestiones a considerar. Como primera medida, debo pensar en que tipo de restaurant voy a montar. Supongamos que me decido por poner un local que se dedica a la venta de comida italiana especializado en pastas.

Una vez definido mi objetivo, entra en juego el análisis estratégico que me ayudará a encontrar el mejor camino para concertar mis aspiraciones. A partir de este momento todas las preguntas que me hagan estarán orientadas a pensar estratégicamente los pasos a seguir.

Como primera medida, tengo que analizar donde montar mi restaurant. Esto a su vez implica pensar a que clientela estaría dirigido. Para ello tendré que profundizar mi conocimiento acerca del mercado en general y a nivel específico. Es decir conocer acerca del rubro gastronómico en general y específicamente sobre los establecimientos que se dirigen a un público similar al mío con una oferta de productos similar a la que yo proyecto vender.

Como podemos observar, en un ejemplo específico una toma de decisión hace que surjan un montón de interrogantes y cuestiones que me obligan a analizar variables e informaciones en pos de poder lograr mi objetivo de la mejor manera posible.  
 
 

Actividad:

Actividad: 2

Imagine que usted quiere iniciar un emprendimiento para aumentar sus ingresos mensuales realice las siguientes acciones:

Punteo act


  1. Defina el producto o servicio que piensa ofrecer.

  2. Elabore una lista de preguntas que lo ayuden a determinar las cualidades del producto o servicio a ofrecer y el perfil del negocio o el emprendimiento que pretende encarar.

  3. Planteé las decisiones que debería tomar a partir de las conclusiones que surjan de ese análisis.

 

Txt. Ppal



A continuación, presentamos el texto de una conferencia brindada por el ex Campeón Mundial de Ajedrez, Garry Kasparov. En la misma podemos tener una idea de lo que es el pensamiento estratégico desde la óptica de un reconocido jugador de uno de los juegos que más requieren de esta forma de pensamiento.   

Antes de adentrarnos en la lectura de dicho texto nos parece pertinente aclarar las diferencias existentes entre los conceptos de estrategia y táctica, a fin de evitar confusiones al respecto. Siguiendo la temática del presente módulo una estrategia supone la construcción de un plan general de acción para el logro de una serie de objetivos propuestos por una organización. Frente a esta definición, la táctica debe entenderse como el mecanismo o la acción a través de la cual se busca alcanzar un objetivo especifico establecido previamente por la estrategia. Por ejemplo, si el objetivo general de un emprendimiento gastronómico es el de posicionarse como el principal vendedor de pastas en el mercado. Existen una amplia gama de tácticas a implementar para lograr diversos objetivos relacionados con esa estrategia como son: llevar adelante ofertas y promociones para clientes, publicitar sus servicios en los principales medios de comunicación, mejorar la comodidad del local y su mobiliario, etc.

Actividad:

Actividad 3



  1. Lea detenidamente el siguiente texto y subraye las ideas principales:

  2. Explique la diferencia entre táctica y estrategia que plantea el autor.

  3. Elabore una síntesis del texto con las ideas principales y compare con el siguiente texto.

 

Txt para leer dentro actividad 
“Las tácticas para el futuro no son estrategia. Las tácticas se realizan en base a cálculos: si él hace tal cosa yo hago tal otra. Si el me quitó el peón yo tomaré su alfil. Si nuestro competidor aumenta los precios, nosotros aumentaremos la producción. Son reacciones programadas, pero la estrategia tiene que ver con los objetivos. El entender el futuro de las decisiones actuales es una evaluación que se combina con el cálculo. Pero no hay que confundir estrategia con tácticas. Los malos planes pueden tener éxito con una buena táctica. (…)

Pero ¿qué tipo de táctica se precisa para responder? una reacción táctica o bien un cambio de estrategia? Esta es una de las cuestiones más importantes a las que se enfrenta cualquier líder. (…)

¿Tendríamos que reevaluar los objetivos que se utilizan como base para nuestra estrategia? Nuestras decisiones deben ser informadas e indicarnos que resultados serán satisfactorios y cuales no. Y la estrategia nos dice que recursos tienen más valor y cuales se pueden eliminar. Hay un dicho en el ajedrez que dice que la táctica consiste en saber que es lo hay que hacer cuando y donde haya algo que hacer. Mientras que la estrategia consiste en saber qué es lo que hay que hacer, cuando no hay nada que hacer. Piensen en esa frase. Cuando no hay una amenaza inmediata cuando no existe ninguna oportunidad clara, entonces la estrategia es crucial. Los directivos que echan la culpa a una estrategia defectuosa, es que no tienen ninguna estrategia. Pasan de una escaramuza táctica a otra, sin seguir ningún rumbo estratégico (…) El legendario General chino Sun Tzu, dijo que la estrategia sin táctica es el camino más lento hacia la victoria. La táctica sin estrategia es un camino hacia la derrota. Una forma más coloquial de decirlo es que la planificación sin acciones es fútil, la acción sin planificación es fatal. La puesta en práctica de nuestra estrategia exige una combinación de evaluación y cálculo en el mundo de los negocios hay que entender lo que ocurre y  por qué. De los millones de datos hay que saber cuales son útiles y cuales no tienen importancia1

Fin Txt para leer dentro actividad 
 

Txt. Ppal



La primera conclusión que podemos sacar de la cita anterior es que toda gestión debe basarse en el pensamiento estratégico. Esto se debe a que pensar estratégicamente nos permitirá responder más adecuadamente a los requerimientos y problemas que puedan plantearnos las acciones que encaremos para la concreción de un objetivo.   

En segundo lugar, un elemento vital para gestionar estratégicamente es la capacidad de anticipación frente a escenarios y situaciones. Dicha capacidad, es fruto de una constante retroalimentación entre lo estratégico y lo operativo en función de conocer y comprender los recorridos presentes y pasados de la organización para poder intuir los posibles caminos a seguir en el futuro. Ahora bien, esa “intuición” no es fruto de la predicción o la adivinación, sino que por el contrario es fruto de un constante proceso de observación y análisis de los distintos procesos implicados en la organización, que permite anticipar el recorrido futuro de la misma.

Actividad:

Actividad: 4

Txt. act

A partir de las siguientes situaciones elabore propuestas estratégicas y operativas para dar solución a las problemáticas planteadas:

Punteo act


  • Caso I: Una antigua y tradicional farmacia barrial comienza a observar que paulatinamente los clientes que cotidianamente concurrían al local comienzan a optar por comprar sus remedios en una moderna farmacia que se instaló hace pocos meses a 10 cuadras.  La merma de los volúmenes de venta, condicionan la subsistencia del emprendimiento en el mediano y largo plazo.

 

  • Caso II: Una nueva casa de comidas tradicionales del Norte de Argentina se instala en un barrio, en el cual si bien ya existen establecimientos gastronómicos, no hay ninguno con una oferta de las características del presente emprendimiento. El principal problema, es que la gente no concurre al establecimiento porque parece desconocer su existencia.

 

T1 La “empresa” como el espacio de la gestión

Txt. Ppal.

Entendemos que una “empresa” es un agente que organiza con eficiencia los factores económicos para producir bienes y servicios para el mercado con el ánimo de alcanzar ciertos objetivos. Entendiendo por eficiencia la  capacidad  o  cualidad  de  un  agente  para  lograr  el  cumplimiento  de  un objetivo, minimizando el empleo de recursos. Es decir que podemos pensar a la “empresa” como un sistema en el cual se organizan y distribuyen tareas, al tiempo que se dirigen y gestionan procesos con el fin de cumplir con un objetivo propuesto al momento de constituirse.

 
 


 
 
 
 
 

Nota para diseño: Imagen empresa  

Siguiendo está línea de pensamiento el análisis de las actividades que realiza una empresa dedicada a la producción de bienes y/o servicios requiere de una perspectiva multidimensional que apunte a analizar los distintos aspectos y procesos involucrados en la generación y comercialización de esos bienes y/o servicios.

Punteo


  1. Aspectos Técnico-productivos: La empresa realiza un proceso de transformación de factores –recursos económicos y recursos humanos- en productos.

  2. Aspectos Económico-financieros: Relacionados con el conjunto de transacciones comerciales y monetarias que la empresa realiza en el mercado para desarrollar sus actividades.

  3. Aspectos jurídicos: Debido a la gran variedad de contratos y relaciones empresa-empresa o empresa-personas que se derivan de las actividades productivas y comerciales que desarrolla la misma.

  4. Aspectos sociales: Derivados de la interacción de la empresa con el entorno.

Txt. Ppal




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos