Módulo Promoción de la Salud



Descargar 2.04 Mb.
Página1/11
Fecha de conversión21.04.2019
Tamaño2.04 Mb.
Vistas121
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

El presente material fue elaborado por los Equipos Técnicos de la Dirección de Educación de Adultos y Formación Profesional de la

Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires.
El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social brindó apoyo financiero para la elaboración de este material en el marco del Convenio Más y Mejor Trabajo celebrado con el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

Dirección de Educación de Adultos y Formación Profesional de la Provincia de Buenos Aires

EQUIPO DE PRODUCCIÓN PEDAGÓGICA

COORDINACIÓN GENERAL



Gerardo Bacalini
COORDINACIÓN DEL PROYECTO

Marta Ester Fierro
COORDINACIÓN DE PRODUCCIÓN DE MATERIALES:

Beatriz Alen
AUTOR

Guadalupe Manterola
PROCESAMIENTO DIDÁCTICO

Marilí Cedrato
ASISTENCIA DE PRODUCCIÓN

Florencia Sgandurra
CORRECCIÓN DE ESTILO

Carmen Gargiulo
GESTIÓN

Claudia Schadlein

Marta Manese

Cecilia Chavez

María Teresa Lozada

Juan Carlos Manoukian
Se agradece la colaboración de los docentes y directivos de los Centros Educativos de Nivel Secundario de la provincia de Buenos Aires que revisaron y realizaron aportes a las versiones preliminares de los materiales.

NIVEL SECUNDARIO PARA ADULTOS

MÓDULO DE ENSEÑANZA SEMIPRESENCIAL

Promoción de la salud





Indice




Presentación del Módulo



Unidad 1: La promoción de la salud: entre la responsabilidad pública y la responsabilidad individual
Introducción

Perspectivas biológicas y antropológicas acerca de la salud y la enfermedad.


La salud pública

La atención médica. Niveles de atención. Organización hospitalaria.


Salud y Enfermedad
Ciclo económico de la enfermedad

Circulo enfermedad - pobreza o pobreza – enfermedad


El sistema de Salud: Responsabilidades del estado y participación comunitaria
Unidad 2: La alimentación y la salud: sus bases biológicas y sociales
La buena alimentación como construcción histórica, social, cultural y médica.
Nutrición, desnutrición y malnutrición en las distintas edades.

Los alimentos y sus nutrientes.

La alimentación en los niños más pequeños.

La alimentación de los ancianos.

La alimentación de los ancianos

El cuidado de la dentadura, una de las condiciones necesarias para lograr una buena alimentación.


Trastornos de la conducta alimentaria

Obesidad


Bulimia y anorexia
El cuidado de los alimentos

Bromatología



Tecnología de los alimentos
Las enfermedades relacionadas con los alimentos

Contaminación biológica de los alimentos

Contaminación química de los alimentos

Unidad 3: La reproducción humana y la salud: sus componentes biológicos y sociales

Introducción
Procesos biológicos y socioafectivos de la reproducción humana

La maduración biológica

La función reproductora del varón

La función reproductora de la mujer

El componente socioafectivo de la reproducción humana

La sexualidad desde una perspectiva socio-histórico-cultural
Sexualidad y genitalidad en la adolescencia y en la adultez: algunos mitos

Sexualidad y genitalidad en la adolescencia

Concepción, embarazo y parto

Embarazo

El parto

El recién nacido y su mamá

La alimentación del recién nacido.

Planificación familiar y métodos de control de la reproducción

Los métodos anticonceptivos

Fertilización asistida
Las enfermedades de Transmisión sexual
Unidad 4: Problemáticas sociopolíticas del campo de la salud
Introducción
Las adicciones y las drogas

Factores que inciden en el consumo de drogas

Cómo funcionan las drogas a nivel cerebral

El consumo de drogas no autorizadas o ilegales

Los efectos de las drogas perjudiciales para la salud

Adicción
  1. Consumo en jóvenes: Drogas y deporte

  2. VIH y SIDA


Consumo de drogas inyectadas

La detección de la infección con VIH

Situación de la epidemia VIH/SIDA en el Mundo

Situación de la epidemia VIH/SIDA en Argentina
Bibliografía

:::.. Presentación
Uno de los derechos fundamentales de las personas es el derecho a la salud, directamente relacionado con el derecho a la vida. En tanto derecho humano implica responsabilidades y compromisos por parte del Estado, que debe actuar como garante de la promoción y la prevención de la salud. Pero también involucra la responsabilidad de las personas y las comunidades en la creación y preservación de las condiciones que hacen a una vida saludable.

En este Módulo desarrollaremos los criterios científicos, sociales y culturales que contribuyen a una posición activa para el cuidado de la propia salud, de la del núcleo familiar y comunitario. Seguramente usted ya conoce muchos de estos conceptos. Se trata ahora de ampliarlos y profundizarlos a través de un itinerario de temáticas y actividades que lo invitamos a recorrer de manera critica y reflexiva.


Hemos diseñado el Módulo de manera que usted relacione los contenidos desarrollados con su realidad cotidiana. Así la comprensión de los aportes de la ciencia podrán constituir para usted una herramienta más que le permitirá afianzar conductas y actitudes vinculadas con una vida saludable.
Las actividades que hemos incluido tienen además el propósito de colaborar para que usted tenga un papel activo en la promoción de la salud de su familia y de su comunidad. Por eso esperamos que al finalizar este Módulo disponga de estrategias para constituirse en un multiplicador de pautas de vida saludables, y de un conjunto de medidas sanitarias básicas.
En la Unidad1 le planteamos en primer lugar el análisis de las representaciones que toda sociedad construye sobre la salud y la enfermedad. Continuará su trabajo recorriendo las distintas perspectivas (médica, sociológica, antropológica), que aportan a la comprensión de una concepción más amplia y profunda de la salud para después abordar la cuestión de la salud pública y las características del sistema de salud en la Argentina. En esta Unidad analizará la promoción de la salud como responsabilidad compartida entre el Estado, la sociedad y cada individuo que la integra, así como sus implicancias y relaciones con la cultura, la educación y la economía.
En la segunda Unidad se aborda la relación entre la alimentación y la salud. Se analiza esta relación en su carácter eminentemente cultural. Además podrá estudiar allí algunas de las patologías vinculadas con el proceso de alimentación de las personas: anorexia, obesidad, bulimia, la mala nutrición, la desnutrición y sus causas y las enfermedades relacionadas con los alimentos (infecciones e intoxicaciones) y las distintas metodologías para prevenirlas así como las condiciones o cuidados necesarias para lograr una buena alimentación. .
En la tercera Unidad le planteamos un abordaje en profundidad de las temáticas vinculadas a la reproducción humana en tanto proceso biológico y social, estudiando no solo la concepción, el embarazo y el parto sino también cuestiones de interés central como son la salud sexual y reproductiva.
En la cuarta Unidad le proponemos el estudio de dos de los grandes problemas actuales del campo de la salud: las adicciones y el HIV. La magnitud de estos problemas hace necesario analizarlos en sus implicancias sociopolíticas, tanto como biomédicas.

:::.. Objetivos
Esperamos que al finalizar el Módulo usted logre comprender la importancia de transformarse en un promotor de su propia salud y la de su núcleo cercano, poniendo al servicio de su comunidad, de su familia, y de los diferentes contextos en los que participa los conocimientos alcanzados luego de:



  1. Analizar los conceptos de salud y de enfermedad desde diferentes perspectivas.

  2. Analizar las bases sociales y culturales de la alimentación y su influencia en la salud.

  3. Caracterizar la reproducción humana y los procesos que implica lograr la madurez bio-psico-social de la pareja humana

  4. Comprender la importancia de una planificación responsable de la natalidad.

  5. Conocer los métodos de prevención de enfermedades de transmisión sexual.

  6. Identificar las distintas drogas que producen adicción y sus mecanismos de acción.

  7. Analizar el impacto social del HIV a nivel mundial y en Argentina

  8. Valorar la importancia de la prevención para evitar el contagio o las patologías asociadas.



UNIDAD 1
La promoción de la salud: entre la responsabilidad pública y la responsabilidad individual

:::.. La salud y la enfermedad
Todos sabemos algo acerca del significado de “la salud” y “la enfermedad” o de lo que implica “ser sano” o “estar enfermo”. En las diferentes comunidades, pueblos o países se desarrollan “saberes”, creencias y prácticas relacionadas con la salud, que se fueron modificando con el paso del tiempo.
Las comunidades han desarrollado y desarrollan hábitos de higiene y formas de alimentación que tienen características diferentes según el lugar donde viven, su situación económica, su historia y su religión. Por lo general, la atención de la salud de los miembros de una comunidad está a cargo de alguno de sus integrantes.



ACTIVIDAD 1

Como decíamos, sobre el tema salud, todos sabemos algo, ya que es una cuestión que nos involucra cotidianamente, antes de avanzar en la lectura de los contenidos que hemos incluido en el Módulo, lo invitamos a escribir en su carpeta las respuestas a los siguientes interrogantes.

a) ¿Cómo definiría usted la palabra salud?

b) ¿Qué significa enfermedad para usted?

c) Converse con algún vecino o familiar respecto del tema ¿Qué será la salud para esta persona? ¿Cuándo y por qué considerará que está enferma?



Veamos algunas aproximaciones al concepto de salud que figuran en diccionarios no especializados:


“Estado en que el ser viviente realiza todas sus funciones con normalidad.” (Diccionario Sapiens, Editorial Sopena, 1963)

“Libertad o bien público o particular de cada uno” (Diccionario Sapiens, Editorial Sopena, 1963)

“Estado de gracia espiritual. Salvación del alma” (Diccionario Sapiens, Editorial Sopena, 1963) (Diccionario Enciclopédico ilustrado Clarín, 1997)

“Estado en que un ser vivo ejerce normalmente todas sus funciones.” (Diccionario Enciclopédico ilustrado Clarín, 1997)

La Organización Mundial de la Salud (OMS), adoptó en 1958 la siguiente definición:

“Salud es el completo bienestar físico, psíquico y social, y no sólo la ausencia de enfermedad o accidente.”

También puede definirse a la salud como:

“Un estado de equilibrio físico – psico – social”.


Si se comparan los significados que el concepto de salud puede tener para usted y para los miembros de su comunidad con las definiciones que hemos mencionado, seguramente aparecerán matices diferentes sobre las concepciones de salud y sobre la forma en que se logra ser saludable. No obstante, es altamente probable que las definiciones que usted haya recabado relacionen a la salud con la alimentación, la vivienda, la educación, el ingreso económico, el medio ambiente, el trabajo y el ocio, entre otras.

Veamos ahora, ¿Qué es la enfermedad?
Habitualmente se habla de enfermedad como si se tratara de una entidad independiente, como si fuera un poder externo al organismo sano, capaz de penetrarlo y provocarle reacciones y lesiones que amenazan su supervivencia.
La medicina antropológica, campo de la medicina que incluye la subjetividad, la historicidad y la sociabilidad de la persona, de la salud, de la enfermedad y de la muerte, reconoce que el hombre es a la vez naturaleza y cultura, por lo que, desde esta perspectiva, la salud y la enfermedad constituyen procesos históricos, sociales y de responsabilidad colectiva. Asume que la práctica de la medicina debe desenvolverse en un marco más amplio que el biológico y abarcar esa dimensión cultural, enlazada con la vida a la que nos referimos.
La sociología médica, está emparentada con la antropología ya que comparten el objeto de estudio (el hombre en su dimensión social y cultural).
La sociología médica considera a la enfermedad como un hecho social y diferencia enfermedad de mal o dolencia. Caracteriza a la primera como conjunto de situaciones físicas, biológicas y psíquicas con existencia objetiva y define mal o dolencia, como el estado subjetivo experimentado por un individuo encuadrado en el papel de enfermo. Por ejemplo, una persona depresiva siente una dolencia subjetiva, que no se manifiesta externamente. En cambio un obeso puede sentirse sano pero en el ámbito social se lo considera enfermo ya que presenta más predisposición a patologías cardiovasculares, articulares, diabetes, etc.

Existe también una concepción dinámica de la enfermedad que propone la existencia de un equilibrio entre un organismo y el ambiente, que roto por algún motivo, tendrá como consecuencia alteraciones en procesos fisiológicos, convirtiéndolos en patológicos o disfuncionales.



Como verá, en este caso también surgirán diferencias entre las definiciones que usted formuló o las que le manifestaron los miembros de su comunidad sobre lo que significa “estar enfermo” o padecer una enfermedad y las que incluimos en los párrafos anteriores. Sin embargo, seguramente, aparecerán elementos comunes vinculados con manifestaciones que alteran la salud.
Lo invitamos a analizar las diferentes perspectivas que abordan el tema de la salud y la enfermedad para avanzar en su comprensión.
:::.. Perspectivas biológicas y antropológicas acerca de la salud y la enfermedad.
Las concepciones que tengamos acerca de la salud y la enfermedad se ponen de manifiesto en nuestras prácticas cotidianas cada vez que, como individuos, como parte de una comunidad o de un pueblo, tomamos decisiones en cuanto a la alimentación, la crianza, el comportamiento frente a las enfermedades...

La historia nos muestra que existieron diferentes modos de abordar la salud y la enfermedad y que, por ende, los pueblos a lo largo de siglos fueron explorando formas de mantener la salud y de curar la enfermedad que pusieron el acento en aspectos diversos; es así como ,mientras los griegos de la antigüedad (500 años antes de Cristo, aproximadamente) hicieron de la salud un culto, a partir del momento en que la ciencia helenística se implanta en Europa, el interés se vuelca hacia la enfermedad y lo normal pasa a ser la ausencia de síntomas patológicos.



:::.. La perspectiva biológica
En la segunda mitad del siglo XX, la ciencia médica occidental comienza a concebir a la salud como un proceso dinámico y variable de equilibrio entre el organismo humano y su ambiente total, se reconoce la influencia de factores históricos, políticos, económicos y sociales que condicionan la salud y la enfermedad. Se habla entonces del proceso salud-enfermedad.
En el campo de la biología humana se comienzan a abordar todos los hechos relacionados con la salud, tanto física como mental, que registran manifestaciones orgánicas. Estas interpretaciones incluyen cuestiones vinculadas con la herencia genética de la persona, con los procesos de maduración y envejecimiento, con el estudio de las patologías de los aparatos internos del organismo como el esquelético, el nervioso, el muscular, el cardiovascular, el endócrino, y el digestivo.
Uno de los representantes de las concepciones más vinculadas a la promoción de la salud a partir de la educación, Mark Lalonde, hace más de 30 años ya planteó en un célebre informe, la existencia de un entorno generador de salud o de enfermedad integrado por cuatro áreas: el estilo de vida, el medio ambiente, la biología (en la que incluye la herencia) y el servicio de salud.
La prevención se efectúa detectando y controlando estos factores y abarca desde las condiciones que garantizan calidad de vida a las comunidades y a los individuos, hasta medidas específicas del sistema de salud.
La medicina occidental tuvo un gran desarrollo sobre la base del modelo biomédico o de medicina científico-natural, cuyo enfoque era predominantemente mecanicista (el cuerpo considerado a partir del modelo de la máquina).


:::.. La perspectiva antropológica
Como hemos dicho, la medicina se había desarrollado sobre la base del modelo biomédico o de medicina científico-natural, cuyo enfoque era predominantemente mecanicista. Hoy podemos hablar del modelo de la medicina antropológica que reconoce que la diversidad socio cultural es una de las claves a tener en cuenta cuando se consideran los procesos de salud y enfermedad. Es así como se convierten en temas de la antropología médica:


  • Las relaciones entre la medicina científica y las medicinas aborigen y tradicional.

  • Los conceptos de salud y enfermedad en ambas medicinas.

  • Los sistemas de planificación y atención de la salud que cada una de ellas requiere.

En el año 2006, pueden encontrarse el Internet más de un millón de publicaciones escritas en idioma español que abordan temas vinculados con la perspectiva antropológica y analizan concepciones y terapias desarrolladas por la medicina tradicional en diferentes culturas (China, India, Brasil, México, Bolivia, y en Argentina en grupos originarios del NOA) y su relación con la medicina occidental. Es una temática que ha despertado el interés de investigadores provenientes de diferentes campos del conocimiento como la biología, la medicina, la antropología, la arqueología, la sociología, la educación…





ACTIVIDAD 2

Hemos seleccionado el texto que le presentamos a continuación con el propósito de que usted conozca la opinión de OMS sobre los diferentes sistemas medicinales. Al finalizar la lectura le proponemos una actividad.



Desde el año 1978 la OMS en Asamblea General reconoció la importancia de la medicina tradicional de los pueblos y su necesidad de integrarlas a los sistemas oficiales y ortodoxos, que se utilizan en la Atención Primaria (APS).

Se hace hincapié en la necesidad de investigaciones etnobotánicas, etnofarmacológicas y farmaconogsia para inventariar las existencias de los recursos naturales con propiedades medicinales y lograr la validación científica de los conocimientos tradicionales. En este sentido, se recomienda la creación de una estructura que permita la accesibilidad, movilidad y capacitación de los recursos humanos implicados en las medicinas tradicionales.

También es necesaria una apertura más significativa a los paradigmas1 que sostienen muchos de los sistemas medicinales tradicionales, y su valoración social y económica para los pueblos. Un ejemplo de esto es la Medicina Tradicional China que, sin renunciar a sus esquemas clásicos y sus teorías, se ha ido acercando a la Medicina Occidental, ganando terreno y demostrando efectividad en muchísimos casos. Así la herencia ancestral de cada pueblo posee innumerables experiencias que, más allá de la segmentación y atomización, buscan un equilibrio holístico, una totalidad en la salud, que debe respetarse. El Congreso de las Medicinas de los Pueblos, busca acercarse a estos paradigmas y darles un seguimiento para su divulgación, y acercarlos a la atención primaria, sin menoscabar ni competir de ninguna manera con la Medicina ortodoxa occidental.

Por otro lado las investigaciones FITOTERAPIA buscan abordar el conocimiento coloquial de las plantas en investigaciones científicas rigurosas, que permitan descubrir principios activos estandarizados según normas internacionales en las plantas. Siendo el Amazonas y nuestras zonas florales, las últimas en presentarse para su investigación, muchos científicos y teóricos no dudan en afirmar que la cura para algunos de los males mayores se esconden en las hojas, tallo, frutos y raíces de nuestras plantas, que son tesoros propios de los pueblos, los cuales deben recibir beneficios sociales y económicos de cada descubrimiento. Existe hoy en día un interés político, económico y social sobre la investigación en Plantas Medicinales, cuyo impulso es necesario, y su divulgación imperiosa.

Las Medicinas Alternativas cuentan cada vez con más entusiastas, y cada vez son comprobadas su eficacia y efectividad, es responsabilidad de los gobiernos, científicos, terapeutas y público en general discutir abiertamente sobre sus bondades y defectos. Darle una palestra en un Encuentro Internacional, es una forma de empezar.

Congreso de Medicina de los Pueblos y Encuentro de Sabiduría Ancestral 12 al 15 de Octubre de 2006, Falcón, Venezuela.



:| Redacte un breve texto en el que explique el siguiente párrafo extraído de Perspectivas biológica y antropológicas acerca de la salud y la enfermedad.



Actualmente se reconoce cada vez más el valor y la diversidad de las concepciones que coexisten en los grupos y en las personas, individualmente consideradas. Frecuentemente, se apela a las resoluciones de la medicina tradicional popular, al sistema médico oficial, a las denominadas medicinas alternativas, e incluso, a algunas prácticas de sanación. En casi todos los grupos sociales estas prácticas conviven, a veces oponiéndose entre sí y otras veces complementándose sin negarse mutuamente.





:::.. La salud pública
Para prevenir la enfermedad y la discapacidad, es necesario organizar un abanico de todo tipo de recursos -físicos, humanos, financieros, sociales, científicos, tecnológicos, etcétera-. Esta organización y administración se transforma en una actividad necesariamente interdisciplinaria, en la que la educación desempeñará un papel importante. Pero es necesario señalar la responsabilidad indelegable del Estado en el diseño y concreción de las políticas de Salud Pública.

Se ha definido a la “Salud Pública” como "La ciencia y el arte de prevenir las dolencias y las discapacidades, prolongar la vida y fomentar la salud y la eficiencia física y mental, mediante esfuerzos organizados de la comunidad para sanear el medio ambiente, controlar las enfermedades infecciosas y no infecciosas, así como las lesiones; educar al individuo en los principios de la higiene personal, organizar los servicios para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y para la rehabilitación, así como desarrollar la maquinaria social que le asegura a cada miembro de la comunidad un nivel de vida adecuado para el mantenimiento de la salud". (Winslow, 1920, modificado por Terris, 1991).




En la Argentina, hemos tenido el privilegio de contar con grandes maestros de la Salud Pública que han luchado tesoneramente para mejorar las condiciones de salud de la población y para poner más y mejores servicios para los argentinos.


Carlos Chagas (1879-1934)

Salvador Mazza (1886-1946)
Podemos mencionar a Salvador Mazza, quien descubrió, al mismo tiempo que Carlos Chagas de Brasil, la causa y forma de trasmisión del parásito de la enfermedad que hoy se denomina de Chagas Mazza.


Cabe mencionar también a Ramón Carrillo que, en pocos años de actuación al frente de la organización de salud de la Argentina, logró duplicar el número de camas de internación y poner a la Salud Pública al servicio de toda la población.



Una frase de Carrillo señala su pensamiento y es hoy la base de toda nuestra medicina social: “Frente a las enfermedades que genera la miseria, frente a la tristeza, la angustia y el infortunio social de los pueblos, los microbios, como causas de enfermedad, son unas pobres causas.”

Prof. Dr. Ramón Carrillo

(1906-1956)



Carlos Alvarado que desarrolló en Jujuy un sistema de Atención Médica Primaria, que fue una de las bases de la Declaración de las Naciones Unidas en Alma Ata (1978) sobre Salud para todos.
Arturo Oñativia que extendió el sistema de centros de salud a todo el país.
El concepto moderno de salud pública se nutre de la medicina y la sociología, pero, por el propósito que se plantea (el bienestar físico, psíquico y social de la población), incorpora otras disciplinas como la política, la planificación, la economía y la administración.
Los dos grandes campos de actividad de la salud pública son: el medio ambiente y las personas.


  • El medio ambiente: actualmente, puede decirse que la mayor parte de la actividad de la salud pública se desarrolla a nivel del saneamiento ambiental, porque es a este nivel donde el problema es muy grave y tiene, a su vez, una indiscutible incidencia sobre la salud individual y colectiva de las comunidades. Problemas de relevancia vinculados con el medio ambiente:

    • El agua potable: su disponibilidad permite una efectiva higiene, y su ingesta es imprescindible para la vida porque constituye un elemento nutricional básico; mientras, su carencia favorece la transmisión de hepatitis, cólera, tifoidea, diversas parasitosis, etc. Además, debe considerarse la presencia en el agua de un elemento nocivo para la salud, como el arsénico, y el déficit de otros necesarios, como el flúor o el yodo.

    • Disposición de la basura: su acumulación indebida favorece la proliferación de insectos y roedores que frecuentemente son vectores de enfermedades.




    • Disposición de las excretas: en regiones donde no existe una red cloacal, una inadecuada disposición de las excretas humanas puede provocar la contaminación de las napas de agua utilizadas para la ingesta, con la consiguiente transmisión de enfermedades.




  • Las personas: la salud pública también considera las enfermedades que sufren las personas, pero las analiza en términos de su proyección colectiva. Entre las enfermedades a ser abordadas para cuidar la salud pública podemos mencionar:

Zoonosis: conjunto de infecciones animales transmitidas al hombre. Son afecciones propias de los que, por su profesión, hábitos de vida o lugar de residencia, conviven más estrechamente con los animales, por ejemplo: brucelosis, hidatidosis, triquinosis, etcétera.



    • Enfermedades que por su extensión deben ser abordadas desde la salud pública, y por su distribución constituyen un problema sanitario particular de las regiones. Por ejemplo, enfermedad de chagas-mazza, cólera, paludismo, tifoidea, tuberculosis, hantavirus, etcétera.

    • Disbalances nutricionales: provocados por la carencia, en determinadas regiones, de algún tipo de alimento o nutriente, como también por pautas culturales o religiosas en relación a la alimentación.

A medida que avance en el estudio del módulo encontrará el origen y las consecuencias de muchas de las enfermedades mencionadas en los párrafos anteriores.







Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos