Módulo 4: bibliografía de teóricos: del rio sánchez: capítulo 11: aspectos éticos de las intervenciones psicoterapeuticas



Descargar 24.53 Kb.
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño24.53 Kb.

MÓDULO 4: BIBLIOGRAFÍA DE TEÓRICOS:

DEL RIO SÁNCHEZ: CAPÍTULO 11: ASPECTOS ÉTICOS DE LAS INTERVENCIONES PSICOTERAPEUTICAS

En pocas relaciones humanas se llega tan rápidamente a tanta intimidad como en la relación de trabajo terapéutico. A pesar de que en la mayoría de las situaciones los terapeutas son personas extrañas al comienzo del tratamiento, se espera, sin embargo, que los clientes les revelen sus más profundos y privados sentimientos, pensamientos y conductas, para que con ellos el terapeuta examine los lados más oscuros, profundos y amargos de ellos mismos. En ocasiones, se requerirá a los clientes a hacer esto no solo delante del terapeuta, sino de los miembros de su familia o incluso de extraños que conformen su grupo terapéutico.

Se consideran 5 áreas sustanciales que presentan problemas éticos en psicoterapias:


  1. La naturaleza del contrata de tratamiento

  2. Las obligaciones especiales del terapeuta

  3. Las dificultades esenciales de los tratamientos a clientes múltiples

  4. Los problemas éticos relacionados con las técnicas

  5. Las terapias no comprobadas o no convencionales, además de las relaciones duales y conflictos de interés.

CONSENTIMIENTO INFORMADO

Código de la APA:



  • Los psicólogos informan a los pacientes/clientes tan pronto como sea fable dentro de la relación terapéutica, sobre aspectos tales como la naturaleza y el curso anticipado de la terapia, honorarios, implicación de terceras personas y sobre los límites de la confidencialidad proporcionándoles la oportunidad para hacer preguntas y recibir respuestas.

  • Además, este código hace especial mención a la necesidad de obtener el consentimiento cuando empleen tratamientos que impliquen aspectos novedosos para el cual no existan todavía técnicas o procedimientos bien establecidos, añadiendo que los psicólogos informaran a sus clientes/pacientes sobre la naturaleza experimental del tratamiento, riesgos potenciales implicados, los tratamientos alternativos que pudieran estar disponibles y sobre la naturaleza voluntaria de su participación.

Se espera, por tanto, que los clientes/pacientes seleccionen adecuadamente el tipo de terapia y terapeuta, que hagan uso de la información que les ha proporcionado y que asuman el control de la propia participación en la terapia. Al ayudar a los clientes a aceptar sus derechos y responsabilidades, los terapeutas están promoviendo un funcionamiento saludable, y al hacerlo, también están produciendo beneficios para ellos mismos y para la profesión. El asegurar los derechos de los clientes puede convertir a los terapeutas en profesionales más efectivos.

La comunicación abierta sobre los objetivos y métodos de la terapia puede fomentar expectativas más realistas sobre el tratamiento y los resultados. La información sobre los posibles efectos indirectos es esencial si el cliente quiere sopesar los beneficios y riesgos que conlleva iniciar un tratamiento. También deberán estar informados sobre los límites a la confidencialidad.

En segundo lugar, los clientes necesitan información sobre la capacitación del terapeuta para poder hacer una elección informada sobre si iniciar o no un tratamiento con dicho profesional, ya que pueden tener dudas sobre su formación y especialización. No solo los terapeutas en formación deberían informar al cliente sobre su condición y capacitación. Cualquier terapeuta debería transmitir a sus potenciales clientes una breve descripción de sus habilidades y experiencia.

Aclarar cualquier duda es una garantía tanto para el mismo terapeuta como para el cliente, ya que minimizaría la influencia de expectativas no realistas.

En tercer lugar, los clientes deberían conocer las alternativas disponibles al tipo de psicoterapia que se le está ofreciendo. Los terapeutas tienen la responsabilidad de ofrecer esa información.

El consentimiento informado no solo es un tema ético, también tiene implicaciones clínicas y que, en ese sentido, podría tener un impacto negativo en el cliente o en la relación terapéutica. Parece, sin embargo, que teniendo en cuenta que gran parte de la psicoterapia se centra en aumentar el propio sentimiento de control y autonomía del cliente, los procedimientos de consentimiento informado, que es cierto que por algunos han sido considerados como parte del tratamiento, deberían tener más bien un impacto positivo.



LA HISTORIA CLÍNICA

Es un documento que debe incorporar toda la información que se considere trascendental para el conocimiento veraz y actualizado del estado de salud del paciente. Todo paciente o usuario tiene derecho a que quede constancia, por escrito o en el soporte técnico más adecuado, de la información obtenida en todos sus procesos asistenciales.

Ética y legalmente, los pacientes tienen derecho a conocer el contenido de su historia clínica. Legalmente, el registro en si pertenece al profesional o a la institución, pero la información contenida en el mismo pertenece a ellos, con las reservas que marca nuestra legislación.

Los profesionales deben conservar el original del registro y atender la solicitud del paciente con copias, a menos que la ley exija el registro original. A fin de proteger la confidencialidad, la información debe darse a conocer únicamente con el permiso por escrito del paciente o de su representante autorizado

El acceso a la historia clínica con estos fines obliga a preservar los datos de identificación personal del paciente, separados de los de carácter clínico-asistencial, de manera que como regla general quede asegurado el anonimato, salvo que el propio paciente haya dado su consentimiento para no separarlos.

Respecto a la conservación de la documentación clínica, según la ley, se indica: los centros sanitarios tienen la obligación de conservar la documentación clínica en condiciones que garanticen su correcto mantenimiento y seguridad, aunque no necesariamente en el soporte original, para la debida asistencia al paciente durante el tiempo adecuado al caso, y como mínimo, 5 años contados desde la fecha de alta de cada proceso asistencial.



PROBLEMAS ÉTICOS EN LA TERAPIA CON CLIENTES MÚLTIPLES

En las terapias de pareja, de familia o de grupo, el psicólogo tiene más de un cliente.



  • TERAPIA FAMILIAR Y DE PAREJA

En primer lugar, cuando un psicólogo está de acuerdo en proporcionar servicios a varias personas que tienen una relación, intentará clarificar al inicio: (a) quienes de esos individuos son sus clientes/pacientes; (b) la relación que el psicólogo tendrá con cada persona.

Esta aclaración incluirá el rol del psicólogo y los usos probables de los servicios proporcionados a la información obtenida.

La responsabilidad primaria de un terapeuta es proteger los derechos y promover el bienestar de sus clientes. El dilema cuando se trabaja con múltiples clientes es que en algunas situaciones una intervención que sirve al mejor interés de una persona puede ser contraproducente para otra.

El terapeuta familiar tiene que asegurarse de que la mejoría en un miembro de la familia no ocurra en detrimento de otro de los miembros, y ésta es una de las cuestiones que diferencia al terapeuta familiar del individual: el compromiso aclaro que contrae el primero en buscar el bienestar de cada uno de los miembros de la familia.

¿Cómo se traducen las prácticas de confidencialidad? Hay dos posiciones:


  1. Una indica que el terapeuta debe tratar las confidencias de cada miembro de la familia como si esa persona fuera un cliente individual

  2. Otros terapeutas adoptan la política de no mantener secretos entre unos y otros miembros de la familia.

Entre estas dos opciones extremas se encuentran posiciones intermedias. El terapeuta puede indicar que en general, no se aplican las condiciones de confidencialidad, pero el cliente tiene el derecho a pedir que se mantenga la confidencialidad de alguna información específica.

Una situación que complica aún más los temas de confidencialidad es cuando se produce un cambio de formato en la terapia. Una posibilidad sugerida esta en tratar de obtener el permiso del cliente individual para utilizar dicha información cuando sea necesario en la sesión conjunta. Si el permiso no es otorgado, tal información no poder ser revelada y esto supondría un conflicto para el terapeuta que prefiere no mantener confidencias individuales en la psicoterapia conjunta.

Al igual que en la psicoterapia individual, los clientes deben estar informados de los límites de la confidencialidad. Los terapeutas que no van a mantener confidencias deberán informar a sus clientes sobre esta política antes de que tal información confidencial haya sido recibida. Los terapeutas que si mantienen confidencias individuales deberán igualmente informar a los clientes de esta política, de forma que los miembros de la familia no insistan en tratar de obtener información sobre los otros miembros a través del terapeuta.

El primero objetivo del terapeuta en la terapia infantil es proteger los derechos del niño, ya que este es menos capaz de entender o salvaguardar sus propios derechos. Sin embargo, el terapeuta debe mostrar sensibilidad frente a la preocupación de los padres interesados, ya que su ayuda y apoyo tienen a menudo mucha influencia en la efectividad global de la terapia del hijo. Por tanto, antes de iniciar las sesiones de terapia con el niño, es necesario establecer un acuerdo con ambas partes: niño y padres, donde se discutirá que tipo de información se trasmitirá a los padres y cual no, la frecuencia con las que el terapeuta se reunirá con los padres, si estará el niño presente en las reuniones, etc.

Otra de las cuestiones que suele presentarse a modo de dilema ético se deriva de la constatación de que en muchas terapias de familia, algunos miembros están más dispuestos a participar que otros, lo cual genera la cuestión de la participación voluntaria. Al definir si un miembro de la familia participara o no en la terapia, el terapeuta debe identificar en qué medida se espera que cada persona participe. Por ejemplo, algunas personas asisten simplemente en el rol de observadores, pero aun así pueden aprender lo suficiente sobre el proceso terapéutico y no impedir su progreso.

Finalmente, el impacto de los valores del terapeuta, inevitables en cualquier tipo de proceso de cambio terapéutico, puede jugar un rol particularmente importante en las terapias de pareja y familiares. Se recomienda que el terapeuta sea consciente de su posición personal sobre determinados tema, de modo que evite imponer su opinión a la familia o juzgarla desde una perspectiva predeterminada sobre cómo las familias deberían funcionar.



  • TERAPIA DE GRUPO

Cuando un psicólogo proporciona servicios a varias personas en un contexto grupal, describirá al inicio los roles y responsabilidades de cada una de las partes y los límites de la confidencialidad. Las normas generales recomiendan que el terapeuta controle al menos los siguientes aspectos:

  1. Obtener el consentimiento informado

  2. Asegurarse que la participación es completamente voluntaria

  3. Llevar a cabo una adecuada evaluación de los pacientes

  4. Diferencias roles en función al objetivo (educacional o terapéutico) del grupo.

EL consentimiento informado plantea dificultades a los terapeutas grupales ya que estos no siempre pueden definir anticipadamente el curso de la terapia o responder todas las preguntas de los clientes.

EL terapeuta deberá alentar a todos los miembros del grupo a reconocer y respetar la confidencialidad de los problemas que cada miembro discute durante el curso del tratamiento. No obstante, y dado que nunca se podrá garantizar que algún miembro del grupo revela fuera del mismo información confidencial de alguno de sus compañeros, se espera que estos censuren de manera razonable la información que consideren particularmente sensible.

Para minimizar estos problemas se han propuestos algunos mecanismos: utilizar solo el nombre propio de los integrantes; animar a los miembros a verse a si mismo como co-terapeutas, aumentando de este modo su sentido de la responsabilidad; rechazar o prohibir los encuentros de los miembros fuera del marco posterapéutico; analizar rigurosamente cualquier ruptura de confidencialidad; dar por concluido el tratamiento de cualquier miembro que intente transgredir la confidencialidad; establecer un contrato respecto a la misma al inicio.

Por otro lado, es difícil describir el tipo de interacciones que se producen en una terapia grupal. En terapeuta de grupo necesita contar con un entrenamiento y formación especializados que le permitan mejorar adecuadamente las dinámicas grupales que comprenden factores de presión significativos para lograr la cohesión, para la expresividad emocional y para el consenso.



TERAPIA ON-LINE

Una de las posibles ventajas de la terapia on-line es su complementariedad: se puede utilizar internet para resolver con eficacia dudas puntuales que vayan surgiendo en el proceso terapéutico normal.

Además de servir como complemento de una terapia tradicional su fácil acceso nos hace plantearnos su utilización cuando una intervención en persona sea imposible, bien porque no estén disponibles los servicios psicológicos presenciales en el lugar de residencia del cliente o porque este desee mantener en el anonimato o manifieste cualquier problema físico o psíquico.

En muchos casos, un tratamiento a distancia pude ser también un primer paso para un tratamiento en persona, una vez que se hayan salvado, mediante las técnicas on-line los escollos que condujeron a un determinado cliente a elegir una terapia no presencial.

Si los datos hasta el momento disponibles sirven de orientación para el futuro, las terapias on-line funcionaran mejor cuando haya una necesidad real que no puede satisfacerse a través de los procedimientos cara a cara tradicionales y cuando el profesional tenga un interés real en usar esos métodos para satisfacer esa necesidad.

Ahora bien, es obligado advertir al cliente de los riesgos del tratamiento on-line y de la dificultad para establecer una verdadera relación profesional.

De cualquier forma, es imprescindible establecer con claridad el formato de la relación y cuando esta se da por concluida.

TERAPIA CON CLIENTES/PACIENTES MULTICULTURALES

Se anima a que los terapeutas desarrollen habilidades y técnicas que estén en armonía con la cultura de los clientes, esforzándose por incorporar la comprensión del cliente étnico, lingüístico, racial y el trasfondo cultural en la terapia. Si se utilizan técnicas psicoterapéuticas tradicionales, estas deben adaptarse para su adecuación cultural. Además, debe respetar la preferencia lingüística del cliente y asegurar que las traducciones de documentos de obtención del consentimiento informado sean exactas y en el idioma en que la terapia, la evaluación o cualquier otro procedimiento vaya a realizarse. De igual modo, se anima a que los psicólogos respeten los limiten del cliente no usando a intérpretes que sean miembros de su familia, autoridades o inexpertos en el área de práctica de la salud mental. Finalmente, de acuerdo con las directrices referidas, la formación en prácticas terapéuticas de aplicación en culturas no occidentales dentro y fuera del contexto europeo y norteamericano debería incluirse de forma apropiada como una parte esencial de la práctica psicológica.



TRATAMIENTOS INVOLUNTARIOS

Ante el dilema de proponer una hospitalización que el paciente no desea, en primer lugar, tendremos que ajustarnos a la legislación vigente, aunque el criterio de considerar se éste está en condiciones de tomar esa decisión siempre dependerá del profesional.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad