Maurice nicoll



Descargar 0.65 Mb.
Página1/20
Fecha de conversión28.12.2018
Tamaño0.65 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20



MAURICE NICOLL

LA FLECHA EN EL BLANCO
Título original inglés THE MARK

ÍNDICE


EL HOMBRE FÍSICO Y EL HOMBRE ESPIRITUAL 2

LOS PIES Y LA CABEZA 3

EL HOMBRE DESNUDO 4

LAVAR LOS PIES CON AGUA EN UN LEBRILLO 4

SEGUNDA PARTE 5

LA LUCHA ENTRE LA SERPIENTE Y EL CABALLO 6

TERCERA PARTE 6

LA FE 6


TRANSFORMACIÓN SIGNIFICADO 8

LA TRANSFORMACIÓN DE LA VIDA 8

LA TRANSFORMACIÓN DEL HOMBRE SAL DE LA TIERRA 12

LA MUJER DE LOT 15

LA TRANSFORMACIÓN DEL SIGNIFICADO 20

LA PARÁBOLA DEL SEMBRADOR 24

PRIMERA PARTE 24

SEGUNDA PARTE 25

TERCERA PARTE 25

CUARTA PARTE 27

QUINTA PARTE 30

SEXTA PARTE 32

SÉPTIMA PARTE 32

EL GRANO DE MOSTAZA 35

METANOIA "HÁGASE TU VOLUNTAD... EN LA TIERRA..." 36

PRIMERA PARTE 36

SEGUNDA PARTE 40

TERCERA PARTE 41

CUARTA PARTE 44

LA IDEA DEL REINO DE LOS CIELOS 44

NICODEMO 47

PRIMERA PARTE 47

SEGUNDA PARTE 48

TERCERA PARTE 50

CUARTA PARTE 51

LA MUJER DE SAMARÍA 51

QUINTA PARTE 53

LA VERDAD 57

PRIMERA PARTE 57

SEGUNDA PARTE 59

TERCERA PARTE 60

CUARTA PARTE 63

QUINTA PARTE 64

LA PARÁBOLA DEL MAYORDOMO INFIEL 64

NOTA A LA PARÁBOLA DEL MAYORDOMO INFIEL 68

UN NUEVO CIELO Y UNA NUEVA TIERRA 69

JUAN EL BAUTISTA 69

LA ENSEÑANZA DE CRISTO 72

ESCUELAS ESOTÉRICAS 73

EL FIN DEL MUNDO 76

BATALLA EN EL CIELO 77

LA NUEVA VOLUNTAD 79

PRIMERA PARTE 81

SEGUNDA PARTE 81

APÉNDICE 82

METANOIA La palabra que en el Antiguo Testamento se ha traducido como arrepentirse, es la hebrea shub, que significa volverse, regresar, cam­biar de dirección, darse vuelta y mirar al otro lado. En el Corán, arrepentirse se traduce por dos palabras: nadam = remordimiento, y tawbah = regresar, volverse hacia Dios. 82

EPIOUSIOS La traducción de epiousios (έπιουσιος) se da a veces como super-substancial (el pan nuestro supersubstancial, dánoslo hoy). Pero se basa en una derivación del término griego que damos en la Cuarta Parte de "La Verdad", y no expresa con claridad las ideas que contiene la palabra original. Es, sin embargo, una traducción mejor que las muchas que han investigado el origen de la palabra diferentemente. Hay versiones que dicen 'pan para mañana' y to­man la partícula 'epi' ( (έπι), ) no como algo que se refiere a un orden o escala, a algo adyacente y encima, sino que se le da un sentido de tiempo. Esto ha causado la sugestión de 'pan eterno' o de 'pan para la vida futura'. La palabra griega traducida por 'eter­no' no ocurre en la versión griega del "Padre Nuestro", salvo en lo que le fue agregado y que muy erradamente dice: "por los siglos", pues su sentido no es el de un tiempo sin fin, sino que se refiere a un orden que está sobre el tiempo. 83

LAS PRIMERAS ENSEÑANZAS GRIEGAS "Bienaventurado quien logre la noción de la divina sabiduría, infeliz del que en el corazón sólo lleva una tenue visión de los dioses." (Empédocles, Frag. 132) Todo el propósito de la filosofía divina de la antigüedad, sobre la que influyó la enseñanza pita­górica, era la purificación y la desatadura, para que mente y cora­zón se reabriesen a verdades y realidades que pueden alcanzarse internamente y que la vida diaria obscurece. El alma ha caído de un estado bendito, de un estado de gloria en el que contemplaba las realidades eternas; ha caído en la corriente del tiempo, a un estado de medias realidades y a la confusión de los sentidos. De suerte que el significado de esta vida terrenal es, primero, despertar al auriga del alma. El propósito fundamental consiste en recuperar la visión sin la cual el alma muere. El método es la purificación (catarsis) y la desatadura (lusis). Pero esto no es para quienes piensan que 'sólo existe lo que puedan tocar o tener en las manos.' 83

TELEIOSIS Zosimus Panopolitanus habla de una (τελειωσις) transformación que es la meta del ser humano. Al hablar de la (τελειωσις) del alma, menciona cierto espejo. Cuando el alma se mira en este espejo, ve todo aquello de lo cual ha de desprenderse o librarse. Zosimus pre­gunta: ¿Qué instrucción se le ha dejado al hombre? Conócete a ti mismo. Se refiere al espejo. "Ella [la instrucción] indica el espejo espiritual [pneumático] e intelectual [noético]. ¿Qué es este espejo, entonces, sino el espíritu divino? Al verse en él, el hombre se aleja de todo lo que llama dioses y demonios." Se entrega a un proceso de purificación por medio del instrumento que es el espejo, y esto se convierte en el espíritu santo. Así se transforma en un hombre perfecto. A través de este espejo ve, eventualmente, que Dios está en él mismo mediante el espíritu santo y a la luz de los ojos espirituales. 84

PREFACIO
Antes de morir, el 30 de agosto de 1953, mi padre, el Dr. Mau­ricio Nicoll, preparaba un libro al que se refería llamándolo The Mark (El Blanco).

Cuando ocurrió su muerte no había aun. decidido en qué orden presentaría su contenido y, por consiguiente, hemos arreglado el material conforme él lo hubiese querido.

La Parábola del Sembrador y de la Semilla, Metanoia, Nicodemo y La Verdad los había terminado y corregido, y era evidente que se incluirían en el libro.

Asimismo había decidido incluir el sueño titulado La Nueva Voluntad, el capitulo inconcluso Batalla en el Cielo, como también el escrito tampoco terminado El Telos, que se da al final de esta obra.

Hemos agregado unos cuantos fragmentos tomados de sus apun­tes en aquellos casos que pensamos podrían interesar al lector. EL resto del material proviene de sus diversos escritos y podría haberlo incluido, o no.

Quiero agregar que en estos documentos, y a menudo en los pasajes de gran belleza, se encuentra la clave para quienes anhelan una mayor comprensión de la enseñanza de Cristo y d significado de nuestra existencia en la tierra.

JANE MOUNSEY

EL HOMBRE FÍSICO Y EL HOMBRE ESPIRITUAL

PRIMERA PARTE

El hombre camina sobre la tierra con pies físicos; pero en la vida lo hace con sus pies psicológicos. Su nivel psicológico externo es sensual, es cosa de la sensación, de los sentidos. Sus pensamientos y sentimientos externos provienen de lo que capta a través de los sentidos. Este es el nivel que representan los pies psicológicos de su ser, pies distintos a los de su ser físico. Y la clase de zapatos que calzan estos pies son sus puntos de vista, sus opiniones y las actitudes que viste o utiliza para allegarse a una vida sensual. Si no fuese por los cinco sentidos, no habría vida externa.

¿Cómo camina el hombre sobre la tierra? Hablamos en un sentido psicológico. ¿Cómo se relaciona su psicología con la vida externa?

El hombre que entiende la vida únicamente a través de las prue­bas que le ofrecen los sentidos, no es un hombre psicológico. Es un hombre sensual. Su mente se apoya en los sentidos. En otros escri­tos se llama a ésta la 'mente carnal' [ ό νους σαρκος (Col. II. 18) En este caso piensa desde los pies, no tiene cabeza. Y piensa espe­cialmente desde la clase de zapatos que calzan sus pies. Esta es la forma de su verdad; es diferente en diversos casos, pero siempre corresponde al mismo orden o al mismo nivel. Aún dista mucho de ser un Hombre. Piensa de una manera literal. Toma la parábola lite­ralmente. A fin de poder empezar a hacerse hombre, ha de comenzar a pensar apartándose del sentido literal. Para quienquiera que anhele un desarrollo interno, lo verdaderamente importante y significativo es el pensar en términos psicológicos. Por ejemplo, ¿por qué razón se dice tan a menudo en la literatura esotérica, en las Escrituras, que el hombre se ha de quitar los zapatos antes de penetrar a un lugar sagrado? Significa que la mente sensual es incapaz de entender la verdad psicológica. Por eso se le pide que se quite los zapatos, que sé desprenda de la verdad cimentada en los sentidos. Porque una mente que se apoya en los sentidos, y en la verdad que éstos le proporcionan, es una mente incapaz de comprender un nivel supe­rior o más elevado de la verdad, o sea una verdad psicológica. Dicho en otros términos: el hombre físico no puede comprender al hombre espiritual.

De modo que cuando se dice que es necesario quitarse los za­patos para poder entrar a un lugar santo o sagrado, se quiere indicar que lo sensual no puede comprender lo espiritual. El pensamiento sensual no puede palpar un nivel que le sea superior. Requiere otro modo de pensar. La mente yace a distintos niveles, y el más bajo no puede asir los superiores. Es imposible tratar de entender una verdad psicológica con el nivel más bajo o externo de la mente. De suerte que ésos son los zapatos que uno ha de quitarse al penetrar a aquella esfera del conocimiento que está por encima del conocimien­to sensual. Arrastrar el entendimiento psicológico al nivel del en­tendimiento sensual es destruir todo lo que en el Hombre puede conducirle a un desarrollo interior y hacer de él un hombre, inter­namente.

Las gentes tratan de entender a 'Dios' y lo 'Divino' con su mente sensual. Tratan de entender con los zapatos y no con la cabeza.

Cuando el ángel se le apareció a Moisés en la zarza que ardía, le dijo: 'No te llegues acá: quita tus zapatos de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es.' (Éxodo, III, 5). Y cuando el varón que tenía en la mano una espada desnuda se le apareció a Josué cerca de Jericó, le dijo: 'Quita tus zapatos de tus pies, porque el lugar donde estás es santo.' (Josué, V, 15). Cuando Cristo envió a sus discípulos a predicar el Evangelio, habían de andar sin zapatos: 'No aprestéis... ni zapatos...' (Mat. X, 10).

El hombre dispone de un cuerpo físico ya organizado que le ha sido dado. Y con él queda sometido a la civilización a que per­tenece. Esta organización social se mantiene por medio de leyes. El hombre asesina. Las leyes de su sociedad le castigan. Pero el hombre carece de un cuerpo psicológico. No tiene una organización interna. Obedece a las leyes externas debido al temor y al deseo de evitar el escándalo. Si se aboliesen todas las restricciones, el hombre en sí asesinaría a todos los que odia. El odio es un factor sumamente profundo. En cierto sentido, podemos decir que todos nos odiamos los unos a los otros. Se nos ha dicho: 'No matarás'. (Éxodo, XX, 13).

Observamos este mandamiento en su forma literal por temor a las consecuencias. Pero su significado psicológico es que uno no ha de andar matando con los pensamientos y sentimientos. Y es justamente éste el reino interior en el que puede llevarse a cabo el desarrollo del hombre. Ahí se encuentra el significado psicológico del manda­miento.



LOS PIES Y LA CABEZA


El tema constante de la visión, la parábola y el sueño es el Hombre Psicológico. Tiene una variedad de divisiones externas e internas. Y esto viene a ser lo mismo que la división en niveles inferiores y superiores. La cabeza representa la división más elevada o íntima del hombre psicológico. Mezclar el pensamiento de los pies (los zapatos) con el de la cabeza, es confundir niveles. El pensa­miento de los pies determina los zapatos; este es el pensamiento sensual, el que tiene que ver con los objetos de los sentidos. El pen­samiento de la cabeza es psicológico y tiene que ver con el signifi­cado de las cosas.

Estos dos órdenes de la verdad no se contradicen, pero pueden convertirse en contradictorios si se les considera opuestos.

No son opuestos, sino que corresponden a niveles distintos. Son formas diferentes de la verdad, a distintos niveles. De modo que la verdad tiene formas diversas, a diferentes niveles. Pero si el hombre piensa únicamente con los pies, no podrá entender la idea de niveles. Pensará únicamente en un nivel, y convertirá en opuesto lo que no es. Y así ocurre que en cuanto las gentes pierden todo sentido de niveles, o de proporciones, cuando pierden el sentido de niveles superiores e inferiores, el mundo se convierte en opuestos. El resul­tado es violencia.

EL HOMBRE DESNUDO


Las ropas, el vestido, lo que nos cubre, denota en este lenguaje psicológico lo que viste el hombre psicológico. Es decir, denota la verdad que sigue. El hombre desnudo lo está psicológicamente, sin ropas mentales. Es un hombre que no tiene ninguna psicología, que carece de cualquier clase de verdad. En el Apocalipsis se dice: 'Bien­aventurado el que vela y guarda sus vestiduras, para que no ande desnudo y vean su vergüenza'. (Apoc., XVI, 15). El significado es psicológico, no físico.

Pero ¿qué es lo que ha de vestirse? En cierto pasaje se dice que el Rey estaba desnudo:


'Y cuando el Hijo del hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará sobre el trono de su gloria. Y serán reunidos delante de él todas las gentes: y los apartará unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas y los cabritos. Y pondrá a las ovejas a su derecha y los cabritos a su izquierda. Entonces, el Rey dirá a los que estarán a su derecha:

Venid, benditos de mi Padre, heredad el Reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo: porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber; fui huésped y me recogisteis; desnudo y me cubristeis; enfermo y me visitasteis; estuve en la cárcel y vinisteis a mi.' (Mat., XXV, 31/36).


Tenemos entonces que por Rey se significa algo en uno mismo. Muchos son los que creen seguir una verdad. Pero ¿qué es lo que en ellos la sigue?

Al parecer, la cuestión es: ¿Está vestido este Rey que uno lleva en sí mismo? Diríase que el Rey ya está ahí, y que la cuestión es­triba en vestirlo o no vestirlo. El Rey que lleva uno en sí mismo está o vestido o desnudo. También se da que las gentes hagan el bien sin saberlo. Es decir que obran por bondad. Tenemos lo siguien­te en la parábola:

'Entonces los justos le responderán, diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te sustentamos? ¿O sediento y te dimos de beber? Y ¿cuándo te vimos huésped y te recogi­mos? ¿O desnudo y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y vinimos a ti? Y respondiendo, el Rey les dirá:

De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos pequeñitos, a mí lo hicisteis.' (Mat., XXV, 37/40)

Podemos entender que el hombre físico está hecho de carne, sangre y huesos visibles. Lo que no comprendemos es que el hombre psicológico está compuesto de pensamientos, sentimientos y deseos invisibles. La calidad del hombre psicológico la determina lo que piensa y lo que desea. Pero si bien este cuerpo físico que nos es dado cuenta ya con un orden igualmente dado y puede llegar a trabajar armónicamente, el cuerpo psicológico no es algo dado en forma alguna, y tampoco está ordenado. El hombre puede pensar una cosa, sentir otra y desear una tercera. Desde este punto de vista, la tarea del Hombre es la de poner en orden su cuerpo psicológico, el cuerpo que está en desorden.

Con esta finalidad siempre ha existido una literatura, oculta tras variados disfraces, y que no se refiere de ningún modo al hom­bre físico, sino al psicológico. Por ejemplo, parte de esta literatura son los fragmentos de enseñanza que aún se conservan en los Evan­gelios. Hay muchos otros fragmentos.

Pero vamos nuevamente errados, por cuanto este hombre psico­lógico ya está en nosotros de alguna manera. Sólo que hemos de vestirle. Digamos entonces que o está desnudo o mal vestido, que nuestra tarea es la de cubrirle de pies a cabeza con las ropas ade­cuadas. Recordad que el Rey está aparentemente ahí, ya sea vestido o desnudo, y que cuando se le deja desnudo se dice que la persona ha fallado; cuando se le viste, se dice que la persona no ha fallado.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad