Materiales de un debate sobre el currículo de acreditación en la sociedad contemporánea: hacia un currículo de resistencia


Mecanismos de regulación y control social



Descargar 0.92 Mb.
Página7/39
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño0.92 Mb.
Vistas653
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   39

Mecanismos de regulación y control social


Direccionando las últimas reformas educativas, estos SGC se han convertido en un mecanismo de regulación y control social necesario para el ejercicio del poder y la reproducción de la sociedad tal cual ella es, o permanece siendo. Esto permite o facilita el que el Sistema educativo mismo se adapte y cumpla con los fines últimos del Estado y el régimen político, en el marco de la formación social prevaleciente.

La aplicación de los procesos de estandarización ha desbordado a los sujetos escolares, sobre todo a la fuerza laboral de los docentes, generando fenómenos tales como el llamado “cerebro quemado”, haciendo recurrente la aplicación de las técnicas de la resiliencia como mecanismo para prevenirlo.

A tal punto ha llegado esto que en el documento con el cual se preparó oficialmente a los docentes para la recientemente aplicada evaluación, el “afrontamiento” y la resiliencia se eleva a “tercera competencia comportamental de la fuerza laboral docente”. Allí se dice:

La tercera competencia comportamental hace referencia, en este caso, a la capacidad de docentes y directivos docentes para buscar y utilizar estrategias y herramientas cognitivas y comportamentales que le permitan afrontar y ajustarse a exigencias críticas (…) así como la capacidad de afrontamiento que debe desarrollar para enfrentar situaciones estresantes cotidianas relacionadas con su labor escolar. En términos generales, esta competencia se dirige al afrontamiento adecuado de las rutinas, limitaciones y obstáculos que se presentan en su labor diaria, (…) Esta competencia se evalúa en torno a dos dimensiones, la capacidad de afrontamiento al estrés y la resiliencia. (…) La resiliencia hace referencia a capacidades del docente y directivo docente para salir exitosamente de situaciones arbitrarias que pueden presentarse en el ejercicio de sus labores profesionales y personales dentro de la institución educativa. Esta capacidad se pone en juego cuando el profesional se encuentra en un ambiente que puede tener elementos que desfavorecen o no reconocen su desempeño laboral. Reiteradas situaciones de esta índole se asocian con el síndrome de estar quemado (burnout), que desencadena agotamiento en el trabajo, cansancio emocional y desinterés progresiva en la labor escolar.”8.

Es necesario indagar por las formas como este proceso ocurre, develando sus determinaciones. Por eso preguntamos: ¿Cuáles son los procesos tras el discurso y la práctica actuales de la calidad de la educación? ¿Qué relación tienen ellos con la perspectiva de la privatización de la misma? ¿La implementación de los “sistemas de gestión de calidad” en el sector público estatal de la educación, aporta a su calidad o se convierte en un instrumento de control interno que tiene por objeto visualizar y monitorear el proceso de estandarización de la educación, de acuerdo a los intereses de mercado? ¿Qué tiene que ver la implementación de estos sistemas con la presencia del “síndrome del cerebro quemado”?

El indagar para responder más allá de las apariencias a las preguntas anteriores, nos ha llevado a reconocer que:



1) La implementación de procesos de certificación y control de calidad en las instituciones educativas, buscan esencialmente la privatización de la educación, declarada desde la Constitución de 1991 y la Ley general de educación de 1.994 como servicio público.

2) La implementación de la ISO 9001, a pesar de concebirse como un sistema de gestión de calidad (SGC), no aporta a la calidad de la educación.

3) El SGC ISO 9001, no es un sistema de gestión de calidad, sino un sistema de control interno de monitoreo exhaustivo al quehacer educativo.

4) Los planes de mejoramiento institucional (PMI), son instrumentos que adecúan a las instituciones educativas para la implementación del Sistema de Gestión de Calidad, como la ISO 9001, puesto que su estructura se basa en sistemas de control interno.

5) La ISO 9001 es el sistema de control interno propio de la empresa productiva de transformación y por lo tanto su implementación al sector educativo público genera contradicciones fundamentales.

6) Las Secretarías de educación conciben a las instituciones educativas públicas como empresas privadas al impulsar sistemas de control de calidad como la ISO 9001, estimulando la implementación del sistema de control interno MECI.

7) Los indicadores de calidad, que son requeridos por las políticas públicas educativas colombianas, corresponden a adaptaciones internacionales que están al servicio del mercado y a los procesos de globalización.

8) La implementación del sistema de gestión de calidad ISO 9001 ha impactado negativamente a los educadores aumentando su carga de trabajo sin aportar al real mejoramiento de la calidad, vale decir de su quehacer pedagógico; disminuyendo su tiempo disponible para llevar a cabo un ejercicio profesional reflexivo y transformador acorde a su condición de mediadores esenciales de la cultura en el proceso de enseñanza/aprendizaje.

El sector educativo, al igual que otros sectores vienen entrando a pasos acelerados a las barcas de la privatización. El primer paso se dio con los procesos de certificación municipales a aquellos que cumplían con los requisitos planteados en la ley 715, y todas sus actuales modificaciones y adendas, recortando las transferencias e imponiendo esquemas de capitación. El ahora llamado “sistema general de participación” hace que gran parte de los municipios no alcancen a financiar las necesidades del sector educativo, debiendo apelar a los “recursos propios” que siempre serán escasos en la inmensa mayoría de éstos; de tal manera que los usuarios o clientes (padres de familia), terminan pagando el servicio para que éste pueda ser “viable” y rentable. Concomitante a este proceso de certificación, se da la implementación del sistema de control interno estatal MECI.

A la par se viene promoviendo la certificación de las instituciones educativas con base en el sistema de gestión de calidad ISO 9001. Éste, es el inicio de la segunda gran fase de la privatización.

La acreditación de las instituciones educativas va en el mismo camino de la certificación de los municipios, que es el camino que figura en los planes de desarrollo como estrategia de privatización de la educación. Se define como el proceso de plantelización y control interno, que redunda en fomentar el individualismo metodológico, garantizando el desarrollo de una sociedad capitalista sumergida en la lógica y en las leyes del mercado. Direccionando estas reformas educativas, como un mecanismo de regulación y control social, estos mecanismos se hacen necesarios para el ejercicio del poder, que permite al “Sistema” educativo adaptarse y cumplir los fines últimos del Estado y del gobierno, de la globalización y sus interesados, los grandes monopolios internacionales.

Esta investigación es pertinente si pretendemos entregar a las comunidades educativas una perspectiva de análisis de sus propios procesos.



  1. Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   39


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos