Manual Series rem 2016


Regla de consistencia para la s



Descargar 7.62 Mb.
Página55/96
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño7.62 Mb.
Vistas1024
Descargas0
1   ...   51   52   53   54   55   56   57   58   ...   96
Regla de consistencia para la sección A: Atención oficinas de informaciones (sistema integral de atención a usuarios)

Ésta sección no requiere regla de consistencia.



Definiciones conceptuales de la sección B: Actividades por estrategia/línea de acción o espacio/instancia de participción social

La declaración internacional sobre derechos humanos, en su artículo 25, reconoce y protege el derecho y la oportunidad de todos los ciudadanos a participar en la dirección de los asuntos públicos.  

La política de participación social en salud7, se sustenta en los avances propios de la instalación de la reforma de la salud del año 2005 que a través de diferentes cuerpos legales consagra un sistema de garantías en salud y el derecho a participar e incidir en decisiones respecto de la salud a través de mecanismos e instancias formales creadas para dicho fin en los distintos niveles decisionales del sistema de salud.

Es a la vez un derecho humano y una determinante social en salud. Es también una estrategia política que fortalece una relación horizontal entre la ciudadanía y los equipos de salud, mejorando la gestión pública a partir de las capacidades que la propia ciudadanía posee y puede llegar a poseer.


La participación ciudadana en salud se define como “la capacidad de incidir en las decisiones respecto de la salud, ya sea que se relacionen con el diseño, implementación, evaluación de políticas, planes, programas y proyectos vinculados con la recuperación, rehabilitación, prevención de enfermedades y promoción de la salud, como también, en aquellas decisiones vinculadas al uso e inversión de recursos públicos” (MINSAL, 2014)

La relevancia de la participación en salud, dice relación a su vez, con la necesidad de otorgar pertinencia y eficacia a las acciones en favor de la salud, especialmente en el enfrentamiento de aquellas diferencias en salud que no solo son innecesarias y evitables sino que, además, se consideran incorrectas e injustas” (whitehead, 1990).


La organización mundial de la salud (OMS), sostiene que el derecho a la salud incluye el acceso a una atención sanitaria oportuna, aceptable, asequible y de calidad satisfactoria.

Estos principios están refrendados por la reforma sanitaria a través de la aplicación de cuerpos legales y normativas vigentes como la ley auge y la ley de derechos y deberes de las personas en salud, ambas, actualmente en aplicación tanto para la población usuaria de la red pública como privada de salud.

Constituye, por tanto, una responsabilidad de estado el garantizar y proteger estos derechos así como el facilitar el ejercicio del control ciudadano en su defensa y protección.

A través de la ley 20.500: “el estado reconoce a las personas el derecho de participar en sus políticas, planes, programas y acciones” y para dar cumplimiento a este mandato el ministerio de salud, ha aprobado la norma general de participación ciudadana en la gestión pública de salud8.

La mencionada norma general establece como mecanismos básicos;


  1. Acceso a información relevante

  2. Cuenta pública participativa

  3. Consultas ciudadanas

  4. Consejo de la sociedad civil

La participación social y el ejercicio de la ciudadana activa en salud, constituye una herramienta que permite mejorar los procesos de atención y la calidad de los servicios, como también, otorgar mayor pertinencia y eficacia a las políticas de salud. Contribuye por tanto, al logro de los objetivos sanitarios y a la mejora los resultados en salud.

Desde el sector salud la participación se considera un medio para el desarrollo de las personas como sujetos comprometidos con el cuidado de su salud y con el fortalecimiento del sistema público de salud. Busca también la creación de comunidades con capacidad de interlocución que actúen solidariamente y ejerzan un control social sobre el sistema de salud en su conjunto.

Apunta a lograr la disminución de las brechas de equidad tanto en el acceso, oportunidad, protección financiera y calidad de la atención como en el acceso a los medios necesarios para asegurar mejores condiciones de vida y de salud.

Para cumplir con estos objetivos, se desarrollan estrategias contenidas en la norma general de participación ciudadana en la gestión pública de salud9 como:

Consultas ciudadanas: los órganos del sistema, podrán desarrollar consultas ciudadanas en relación a temas emergentes, modificaciones legales, incorporación de nuevas tecnologías, modificaciones en cuerpos normativos, y en general, decisiones que afectan a la población.

Se espera que estos espacios tiendan a generar relaciones de carácter vinculante de manera de asegurar la capacidad de incidencia en la toma de decisiones por parte de la población. Podrá utilizarse distintas modalidades de consulta ya sean presenciales o virtuales. A su vez, podrán realizarse consultas de carácter general y específico especialmente en temas que afectan directamente a la salud de las personas tanto a nivel nacional o local.

Las actividades desarrolladas por los equipos de salud están orientadas a la preparación de la consulta, convocatoria, análisis y sistematización de los resultados de la consulta, devolución y difusión de los resultados.
Consejos consultivos, consejos de desarrollo, comités locales de salud, consejos de la sociedad civil (ley 20.500): a partir de 1995, se inicia la creación de instancias de participación denominadas genéricamente consejos de desarrollo en los hospitales, como instancias asesoras de la dirección de los establecimientos en aspectos vinculados con la gestión y que desarrollan funciones de tipo informativo, propositivo, promotor, consultivo, evaluativo y decisorio.

Estas instancias de participación también han tenido otras denominaciones en el nivel local, como por ejemplo; consejos consultivos, comités de salud comunal, comités locales. Todos se caracterizan por estar integrados por representantes del personal de salud (gremios y estamentos) y comunidad (juntas de vecinos, organizaciones funcionales, organizaciones comunitarias de salud, voluntariados, organizaciones de trabajadores, ong, iglesias, instituciones públicas y privadas, comercio u otras con asentamiento local).

La transición hacia hospitales autogestionados en el marco de la implementación de la reforma sectorial y de la diferenciación de funciones entre el gestor de red y la autoridad sanitaria dieron un nuevo impulso a la creación de instancias asesoras a las direcciones de los establecimientos de salud y consultivas a nivel de los servicios de salud y seremi a lo largo del país.

En este marco, las actividades desarrolladas por los equipos de salud están orientadas a:



  1. La preparación de condiciones para el proceso de conformación de la instancia de participacióni

  2. La convocatoria a representantes de distintas agrupaciones de la sociedad civil, organizaciones de la comunidad, organizaciones funcionales y territoriales, agrupaciones de pacientes, entre otras

  3. El apoyo al funcionamiento de las instancias de participación

  4. La elaboración de planes de trabajo

  5. La ejecución y evaluación de los planes de trabajo diseñados

Mesas territoriales, diálogos ciudadanos, mesas de salud intercultural , entre otras: una modalidad de trabajo colaborativo puede expresarse en la conformación de comités y mesas territoriales con participación de representantes de la sociedad civil y actores relevantes en los diferentes ámbitos de diseño, implementación y evaluación de las políticas de salud. Esta modalidad de trabajo permite apoyar el logro de objetivos sanitarios, vinculando la mirada sectorial con las características particulares de los distintos territorios. Permite llegar a acuerdos y compromisos de trabajo conjunto en distintas áreas de interés común y pueden ser complementarias al desarrollo de otros mecanismos e instancias de participación social como los diálogos ciudadanos, consultas ciudadanas, presupuestos participativos, etc.

Los espacios de diálogo deben facilitar una actitud de escucha; la participación de los diferentes grupos de interés (incluyendo organizaciones sociales, veedurías ciudadanas, observatorios, entre otros); un ambiente de acogida y respeto por el otro; que el interés general prime sobre el particular; que las autoridades y equipos técnicos escuchen a los ciudadanos; superar la queja y el reclamo para la generación de propuestas y planes de mejoramiento de la gestión.

De utilidad también, para conocer las sugerencias y opiniones de los ciudadanos y sus organizaciones sobre la gestión; identificar e integrarse con la ciudadanía y grupos de interés; para que las entidades mejoren sus procesos con base en la retroalimentación de la ciudadanía y, para que la ciudadanía y las organizaciones sociales recuperen la confianza en la gestión pública.

Las actividades desarrolladas por los equipos de salud están orientadas a la preparación del diálogo, convocatoria, análisis y sistematización de los acuerdos y su posterior devolución y difusión.

Cuentas públicas participativas: las cuentas públicas participativas son mecanismos que vinculan a las autoridades de los órganos de la administración del estado con la ciudadanía.

De acuerdo con lo señalado en el artículo 72 de la ley 20.500 sobre asociaciones y participación ciudadana en la gestión pública, se espera que se realice un evento público de presentación de la cuenta, puedan formularse observaciones, planteamientos o consultas. La autoridad del órgano respectivo deberá dar respuesta conforme a la norma mencionada anteriormente.

La rendición de cuentas públicas participativas tiene como fundamento la participación ciudadana en los asuntos públicos. De este modo, la participación somete al escrutinio y juicio ciudadano la gestión y evaluación de las políticas públicas. Contribuye a la legitimación de las políticas públicas por parte de la ciudadanía y promueve políticas públicas más acertadas, efectivas y eficaces

“los órganos de la administración del estado, anualmente, darán cuenta pública participativa a la ciudadanía de la gestión de sus políticas, planes, programas, acciones y de su ejecución presupuestaria”.10

En la cuenta anual deberá incluirse al menos:


  • Políticas, planes y programas.

  • Presupuestos

  • Formas concretas de acceso a la información pública.

  • Gestión pública participativa.

  • Fortalecimiento de la sociedad civil

  • No discriminación y respeto a la diversidad.

En la rendición de cuentas, se espera que tanto los contenidos como el formato y medios que se utilizará para la entrega de información sean definidos en conjunto con la ciudadanía. No obstante, deberán considerarse los contenidos formales mínimos definidos en los acápites anteriores, así como precisarse el modo en que el aspecto informado ha funcionado en el período rendido y el modo en que se planifica implementar en el inmediatamente posterior.

Las actividades desarrolladas por los equipos de salud refieren a la preparación de la cuenta, presentación pública (ceremonia o publicación) y evaluación posterior a la presentación.

Presupuestos participativos: los presupuestos participativos contienen en sí mismos, un proceso deliberativo en el que la ciudadanía decide sobre el uso de los recursos públicos. Es un proceso de participación directa de la ciudadanía que busca apoyar la asignación de recursos sectoriales hacia ofertas programáticas orientadas a resolver problemas de salud tanto en las áreas de prevención, promoción de la salud, mejoría de la calidad de los servicios y a la satisfacción usuaria, proyectos de inversión en infraestructura y equipamiento que contribuyan a la satisfacción de necesidades y expectativas de la población.

Las actividades desarrolladas por los equipos de salud refieren a la capacitación interna y de la comunidad, estrategias e difusión, convocatoria masiva a través de distintos medios, conformación de equipo de trabajo conjunto, apoyo a la elaboración de propuestas, presentación de propuestas, votación y mecanismos de selección de las propuestas, ejecución, seguimiento y monitoreo de la ejecución, evaluación

Estrategias de satisfacción usuaria: Los sistemas de política pública, se enfrentan cotidianamente a desafíos para resolver las crecientes demandas y necesidades de la población como de satisfacer las crecientes expectativas de usuarios y usuarias en relación con la provisión de servicios.

La satisfacción usuaria constituye un objetivo y también un resultado en la atención de salud. Desde esta perspectiva, en forma progresiva se ha convertido en una preocupación permanente de las instituciones tanto públicas como privadas, y en particular, de los equipos directivos como equipos multidisciplinarios a cargo de la gestión socio sanitaria.

La Ley 20.584 de derechos y deberes de las personas en salud, regula la relación entre la población usuaria y los equipos de salud otorgando un marco para la definición de estrategias de satisfacción usuaria como Hospital Amigo, Espacios Amigables para jóvenes y adolescentes, facilitación intercultural, apoyo espiritual y asistencia religiosa, OIRS 24 horas, sistema de acogida y orientación en servicios de urgencia, sistemas de orientación a personas hospitalizadas y sus familias, acogida e inducción a nuevas familias inscritas en la APS, entre otros.

A su vez, se ha implementado diferentes sistemas de medición y evaluación de la satisfacción usuaria con el fin de diseñar e implementar planes de mejora en la provisión de servicios y organización de los sistemas de salud.

Las actividades desarrolladas por los equipos de salud en este ámbito están orientadas a la evaluación de la satisfacción usuaria, identificación de áreas críticas, diseño conjunto de planes de mejora, implementación de planes de mejora y estrategias de satisfacción usuaria.

Planificación local participativas: se refiere a un proceso de planificación con la participación de la comunidad y otros actores locales durante el cual se realiza diagnóstico participativo o autodiagnóstico de salud comunitaria, se prioriza en conjunto, problemas a intervenir, se definen objetivos de intervención, se identifican recursos disponibles y definen acciones de carácter general y específicas que se organizan en un cronograma de actividades, este proceso contempla evaluación de carácter participativo al menos en tres comentos; antes de empezar (evaluación ex ante), durante la ejecución del plan (ex duran o evaluación formativa); ex post (al final una etapa del proceso).

Las actividades desarrolladas por los equipos de salud están orientadas a realizar la convocatoria a la comunidad y otros actores locales relevantes, conformación de equipo de trabajo con la comunidad, organizar las actividades y diseñar la metodología de diagnóstico, realizar las actividades de diagnóstico y autodiagnóstico comunitarios (talleres, reuniones, discusiones grupales, entrevistas, entre otras) realizar ejercicios de priorización a través de talleres, jornadas, asambleas, cabildos, otros; diseñar participativamente le plan y coordinar actividades durante su ejecución y evaluación (reuniones de coordinación, mesas de trabajo, otras).

Actividades de trabajo comunitario e intersectorial: Es un conjunto de actividades programadas que realiza el equipo de salud en conjunto con la comunidad, sus organizaciones y/o con instituciones de distintos sectores, destinadas a desarrollar distintas estrategias y espacios de participación que contribuyan a la identificación de problemas, necesidades y expectativas de la población, concertar recursos e implementar iniciativas que permitan abordarlos en forma conjunta e integral y que apunten al mejoramiento de la atención en salud y calidad de vida de las personas, familias y comunidad.

Clasificación de las Actividades:

Actividades de administración y/o gestión: Son todas aquellas actividades como registro de información, preparación de reuniones y actividades, revisión bibliográfica, reuniones de equipo, espacios de reflexión, coordinaciones telefónicas, revisión y respuesta de correos electrónicos, lectura de documentos, estudio de temas, entre otros.

Entrevista: Corresponde a una interacción donde se comparte información entre uno o más representantes del equipo de salud y representantes de la comunidad o de alguna institución con un objetivo previamente establecido (no incluye la atención directa a usuarios).

Reuniones de coordinación y trabajo en el intrasector: se refiere a la instancia de intercambio de información, ideas y opiniones para el diseño, planificación, monitoreo y evaluación de diversas acciones y tareas conjuntas de los diversos actores del sector salud.

Reuniones de coordinación y trabajo intersectorial: Se refiere a la instancia de intercambio de ideas y opiniones y de coordinación a nivel local donde se interrelacionan los actores del equipo de salud, la comunidad organizada e instituciones estatales o privadas para potenciar su quehacer y desarrollar acciones conjuntas en pro de objetivos comunes.

Actividades de monitoreo: Corresponde a todas las acciones con fines de monitorear y evaluar la implementación de las diversas estrategias de participación, incluye además, el levantamiento de información, análisis de información, diseño de instrumentos.

Asesoría técnica: Se refiere tanto las acciones de capacitación, formación y entrega de orientaciones técnico - metodológicas que permiten desarrollar competencias y habilidades como las acciones de supervisión destinadas a acompañar y orientar los procesos de implementación de las estrategias de participación social, de acuerdo a lo planificado.

Jornadas de intercambio de experiencias: Son todas aquellas acciones que contribuyen al intercambio de experiencias de participación social que generan espacios de aprendizaje, reflexión y capacitación de las personas. Pueden ser Seminarios, Jornadas, Pasantía u otra.

Actividades de difusión y comunicación social: Es el conjunto de acciones que tienen como objetivo entregar información general o contenidos educativos específicos en forma masiva a través de distintos medios de comunicación escrita o audiovisual. Ej.: perifoneo, volanteo, plazas ciudadanas, otros.

Educación y capacitación comunitaria: Es una técnica formativa de carácter grupal y comunitario que tiene como objetivo el desarrollo de habilidades o destrezas que contribuyan a la promoción, prevención, recuperación de su salud, como también al desarrollo de capacidades para la participación activa en el diagnóstico, ejecución y evaluación de acciones e iniciativas de salud, protección de derechos y ejercicio de ciudadanía activa, mediante seminarios, talleres, capacitación.

Eventos masivos: Son aquellas actividades de carácter masivo con asistencia de usuarios representantes del nivel local tanto institucionales como de la sociedad civil para sensibilizar, difundir, comunicar, consultar, intercambiar información, realizar actividades de recreación social, culturales, deportivas u otras que apunten a mejorar la calidad de la atención y situación de salud de la población. A través de Asambleas, Cabildos, plazas ciudadanas, actividades culturales, deportivas o recreativas, caminatas, otras.

Actividades pueblos indígenas: Son todas aquellas actividades que realizan los profesionales y técnicos de los equipos de salud incluidos los facilitadores interculturales, que involucran a personas, familias, comunidades, grupos y/o asociaciones indígenas pertenecientes a los 9 pueblos indígenas reconocidos por la Ley Indígena Nº 19.253: aymará, quechua, atacameño, diaguita, colla, rapanui o pascuense, mapuche, kawashkar o alacalufe, y yámana o yagan.

Actividades de participación social por técnico paramédico: Los Técnicos paramédicos realizan ciertas actividades que tienen por fin incluir en la implementación y ejecución de estrategias para mejorar las condiciones de salud y la calidad de vida

Clasificación de los Espacios o las Instancias de participación:

Consultas ciudadanas: Espacios de consulta ciudadana sobre temas vinculados con la salud que requieren contar con información acerca de la opinión de la ciudadanía, apoyo y legitimidad social.

En general se realizan actividades como: Paneles ciudadanos, grupos focales, cabildos, encuestas, espacios abiertos y diálogos sociales.

Consejos consultivos, de desarrollo y comités locales: Son instancias creadas con el objeto de facilitar el control social de la gestión pública, contribuir al buen funcionamiento de la Red Pública de Salud y dar respuestas adecuadas a las demandas de los usuarios. Se realizan actividades como: paneles ciudadanos, grupos focales, cabildos, encuestas, espacios abiertos, diálogos sociales.

Mesas territoriales: Instancia de trabajo conjunto asociada a un territorio delimitado como una micro red local, red de Servicio de Salud o la comuna para el intercambio de información, ideas y opiniones para el diseño, planificación, monitoreo y evaluación de diversas acciones y tareas conjuntas relacionadas con el funcionamiento, articulación de la red de salud, conformación y funcionamiento de redes de protección social, articulación de políticas locales en bien de la salud, entre otros.

Las actividades que implica son: Convocatoria de las y los actores de la micro red a incorporar en la mesa, reuniones de las Mesas Territoriales, acciones derivadas de los acuerdos de las Mesas Territoriales, redacción de Actas de acuerdos o Informes.

Mesas/diálogos tripartitos: Instancia de trabajo conjunto entre directivos, equipo de salud y la comunidad organizada para el intercambio de información, ideas y opiniones para el diseño, planificación, monitoreo y evaluación de diversas acciones y tareas conjuntas vinculadas con objetivos e intereses comunes. Implica actividades como: Convocatoria de las y los actores a incorporar en la mesa, reuniones de las Mesas Tripartitas, acciones derivadas de los acuerdos de las Mesas tripartitas, redacción de Actas de acuerdos o Informes.

Mesas de salud intercultural: La interculturalidad en salud define en cierta forma la complementariedad de sistemas médicos, lo que no constituye una relación obligada ni se espera que sea de manera simultánea. Estas mesas son una instancia formal de participación cuyo fin es profundizar la participación de los pueblos indígenas en la gestión de las políticas públicas. Es labor de la SEREMI, promover, convocar y coordinar las mesas regionales y su vinculación con el intersector. La complementariedad solo será posible en la medida que se produzca un acercamiento entre los sistemas; esto mediante la creación de estrategias entre los equipos de salud con el trabajo que realizan los especialistas de la medicina indígena.

En el caso que las mesas sean provinciales y comunales, son responsabilidad de los Servicios de Salud y responden a instancias que favorecen la participación de los indígenas en la planificación, implementación y evaluación de estrategias destinadas a mejorar el estado de salud, accesibilidad, calidad y pertinencia de las acciones sanitarias orientadas a esta población.

Es decir, la complementariedad solo será posible en la medida que se produzca un acercamiento entre los sistemas; esto mediante la creación de estrategias entre los equipos de salud con el trabajo que realizan los especialistas de la medicina mapuche.

Mesas de salud intercultural: La interculturalidad en salud define en cierta forma la Complementariedad de sistemas médicos, lo que no constituye una relación obligada ni se espera que sea de manera simultánea.

Clasificación de Estrategias y espacios de participación:

Rendición de cuentas (cuentas públicas): La cuenta pública es una herramienta de democratización de la información en salud y de transparencia de la gestión pública. Da cuenta de los logros en materia sanitaria, inversiones y mejoras en la gestión de los Servicios de Salud y establecimientos de la Red Asistencial. Considera actividades como:



  • Reuniones de coordinación entre Directivos, Representantes del Equipo de salud y los Dirigentes de la Comunidad Organizada para la preparación y análisis de la Cuenta.




  • Convocatoria a comunidad, autoridades locales, representantes de instituciones a ceremonia de entrega de la Cuenta Pública.




  • Entrega de la Cuenta Pública a la comunidad en general.

Presupuesto participativo: Es un proceso deliberativo en el que la ciudadanía decide sobre el uso de los recursos públicos en Salud, y desarrolla un control y seguimiento de la ejecución presupuestaria, sustentado en la transparencia de la gestión pública y en el ejercicio democrático.

El proceso de implementación requiere desarrollar una serie de actividades como:


  • Reuniones de trabajo del equipo de salud




  • Reuniones de trabajo con representantes de la comunidad territorial




  • Jornadas de capacitación en la metodología de presupuestos participativos




  • Actividades de difusión




  • Convocatoria a delegados territoriales




  • Asambleas territoriales para la generación de propuestas y votación




  • Reuniones de análisis de factibilidad de las propuestas




  • Ceremonia de entrega de propuestas seleccionadas por parte de los delegados territoriales.




  • Evaluación y sistematización.

Satisfacción usuaria: Se refiere al grado de cumplimiento por parte del sistema de salud respecto de las expectativas del usuario con relación a los servicios que éste le ofrece.

Son aquellas actividades que permiten conocer los problemas de calidad de atención y gestión visualizados por los usuarios y complementar el diagnóstico técnico del equipo de salud; como: Instrumentos de Medición de Satisfacción Usuaria, aplicación de encuestas y cuestionarios, grupos focales, usuario incógnito, encuestas telefónicas y el análisis de la información y elaboración de recomendaciones.

Corresponsabilidad en salud: La corresponsabilidad en salud pretende fortalecer los vínculos entre el equipo de salud y organizaciones comunitarias a través de estrategias de trabajo conjunto entre ambos actores sociales, como el reconocimiento y visibilización de las competencias de las organizaciones comunitarias, la formalización del trabajo colaborativo y el apoyo financiero a diversas propuestas y actividades de estas organizaciones.

Humanización de la atención: Son aquellas acciones o actividades orientadas al logro de una atención en salud humanizada y a una mejoría en el trato al usuario, tales como: apoyo a la participación de padres en el parto, extensión del horario de visita diaria, aplicación del consentimiento informado, participación de la familia en la alimentación de personas hospitalizadas, coordinación de actividades vinculadas a la asistencia espiritual a las personas y sus familias, hospitalización pediátrica y de adultos mayores, organización de biblioteca móvil, información y difusión sobre derechos de las personas, entre otras.

Planificación local participativa: Corresponde a la instancia en la cual un grupo formado por representantes del equipo de salud, de la comunidad y de instituciones públicas y privadas se reúnen con el fin de identificar, priorizar problemas y jerarquizar necesidades con el fin de contribuir a la elaboración del Plan de Salud del establecimiento y de la comuna, y a proyectos específicos que tiendan a mejorar la atención y situación de salud de la población.

Se desarrollan actividades como reuniones con directivos, equipo de salud, la comunidad organizada y representantes de instituciones públicas y privadas para el desarrollo de las siguientes etapas del proceso de planificación local: Diagnóstico participativo, Programación conjunta, Ejecución Conjunta, Evaluación participativa y Sistematización.



Definiciones operacionales de la sección B: Actividades por estrategia/línea de acción o espacio/instancia de participción social

Debe ser registrada por los convocantes en calidad de organizadores.



Se deben registrar las actividades correspondientes a la preparación, convocatoria de las distintas agrupaciones, elaboración, ejecución y evaluación realizadas.

Regla de consistencia para la sección B: Actividades por estrategia/línea de acción o espacio/instancia de participción social

Ésta sección no requiere regla de consistencia.



Definiciones conceptuales de la sección C: Reuniones de adulto mayor

Reunión clínica: Es la actividad realizada por médico, enfermera y los integrantes del equipo de salud que atienden al adulto mayor, con la finalidad de analizar los casos de adultos mayores frágiles que pese a su tratamiento no mejoran su descompensación, y en conjunto elaborar una estrategia común de manejo integral del paciente, con el fin de evitar que la persona pierda autovalencia y pase al grupo de adulto mayor dependiente.



Reuniones clínicas con instituciones de larga estadía: Son actividades realizadas por los integrantes del equipo de salud, con representantes de las instituciones de larga estadía que atienden a adultos mayores adscritos a la jurisdicción territorial del establecimiento, con el propósito de preparar en conjunto las estrategias que permitan mejorar la calidad de vida del adulto mayor.

Definiciones operacionales de la sección C: Reuniones de adulto mayor

Se registra el número de reuniones realizadas en el mes informado y el número total de casos analizados, a objeto de evitar duplicación de registros. En el informe diario debe ser registrada esta actividad por el profesional que lidera dicha reunión, el resto de los profesionales participantes sólo consignarán el tiempo ocupado.



Regla de consistencia para la sección C: Reuniones de adulto mayor

Ésta sección no requiere regla de consistencia





Compartir con tus amigos:
1   ...   51   52   53   54   55   56   57   58   ...   96


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos