Manual dsm ¿Qué es?



Descargar 61.65 Kb.
Fecha de conversión08.07.2018
Tamaño61.65 Kb.
Vistas179
Descargas0

Manual DSM

¿Qué es?

El DSM-IV es el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la American Psychiatric Association. Es una clasificación categorial que divide los trastornos mentales en diversos tipos basándose en series de criterios con rasgos definitorios.

DIAGNOSTICAR: acto de discernir, conocer racionalmente algo de modo lucido y perspicaz, penetrando en lo cognocible y enjuiciando, decidiendo algo. Para el diccionario significa “Determinar por los síntomas el carácter de una enfermedad, entendiendo por síntoma todo aquel fenómeno que revela un desorden funcional o una lesión.



El DSM es producto de 13 Grupos de Trabajo, cada uno de esos Grupos se componía de 5 (o más) miembros, cuyas opiniones eran analizadas por un grupo de entre 5 y 100 consejeros, escogidos por representar experiencias clínicas y de investigación, disciplinas, formación y ámbitos de actuación muy diversos. La participación de muchos expertos internacionales ha asegurado que el DSM-IV posea la más amplia gama de información y pueda aplicarse y usarse en todo el mundo.

El clínico que maneje el DSM-IV debe considerar que es muy probable que las personas con el mismo diagnóstico sean heterogéneas, incluso respecto a los rasgos definitorios del diagnóstico, y que los casos límite son difíciles de diagnosticar, como no sea de forma probabilística. Esta perspectiva permite una mayor flexibilidad en el uso del sistema, presta más atención a los casos límite y pone énfasis en la necesidad de recoger mayor información clínica adicional que vaya más allá del diagnóstico.

¿Cuáles son los fundamentos históricos del manual D.S.M.?

A lo largo de la historia de la medicina ha quedado clara la necesidad de confeccionar una clasificación de los trastornos mentales, pero siempre ha habido escaso acuerdo sobre qué enfermedades deberían incluirse y sobre cuál sería el método óptimo para su organización.

Las muchas nomenclaturas que se han creado durante los últimos dos milenios se han diferenciado en su distinto énfasis sobre la fenomenología, etiología y curso de la enfermedad mental como rasgos definitorios. Además han variado de acuerdo a que sus propósitos u objetivos principales fuesen clínico, de investigación o estadístico.

En Estados Unidos el impulso inicial para llevar a cabo una clasificación de los trastornos mentales fue la necesidad de recoger información de tipo estadístico. El American Psychiatric Association Committee on Nomenclature and Statistcs desarrolló una primera edición del Diagnostic and Statistical Manual: Mental Disorders (DSM-I), que consistía en un glosario de descripciones de las diferentes categorías diagnósticas, y fue el primer manual oficial de los trastornos mentales con utilidad clínica. El DSM-III introdujo una serie de importantes innovaciones metodológicas como criterios diagnósticos explícitos, un sistema multiaxial y un enfoque descriptivo que pretendía ser neutral respecto a las teorías etiológicas. Pero el uso del DSM-III constató una serie de inconsistencias por lo que se obtuvo el DSM-III-R, publicado en 1987.

¿Cuáles son los objetivos del D.S.M.IV?

La utilidad y credibilidad del D.S.M.IV exigen que se centre en objetivos clínicos, de investigación y educacionales y que se apoye en fundamentos empíricos sólidos. Más que cualquier otra nomenclatura de trastornos mentales, el DSM-IV está basado en la observación empírica.

Como objetivo prioritario en la elaboración se ha apuntado a proporcionar una guía útil para la práctica clínica, mediante la brevedad y concisión de sus criterios, la claridad de expresión y la manifestación explícita de las hipótesis contenidas en los criterios diagnósticos. Como objetivo explícito se propone crear una nomenclatura oficial de las enfermedades mentales que se pueda usar en una variedad de contextos.

Otro objetivo de este documento, aunque adicional, es el de facilitar la investigación y mejorar la comunicación entre los clínicos y los investigadores. Con él se ha intentado que sirva de herramienta para la enseñanza de la psicopatología y para mejorar la recogida de datos en la información clínica hasta ahora vigente.

La finalidad de toda clasificación es agrupar lo semejante, separar lo diferente.

Los propósitos: Comunicar de manera breve un estado de cosas, indicar evolución probable y señalar el curso de la accion



¿Para quiénes resulta útil el D.S.M.IV?

Este manual es usado por clínicos e investigadores de muy diferente orientación. Lo usan psiquiatras y otros especialistas, psicólogos, asistentes sociales, enfermeras, terapeutas ocupacionales y de rehabilitación, consejeros y otros muchos profesionales de la salud.

El D.S.M.IV debe poder usarse en diferentes situaciones: pacientes ingresados, pacientes ambulatorios, hospital de día, psiquiatría de enlace, consulta privada y asistencia primaria. Se trata también de un instrumento necesario para poder llevar a cabo y dar a conocer estudios estadísticos sobre salud pública. Afortunadamente, todos estos usos son compatibles. Es decir que pretende constituirse en una herramienta teórica y práctica de amplia utilidad en el campo de la salud mental y de enlace mundial de sus criterios.

Asimismo se ha hecho un importante esfuerzo en la preparación del DSM-IV para que el manual pueda usarse en poblaciones de distinto ámbito cultural. La amplia aceptación internacional del DSM indica que esta clasificación es una herramienta muy útil para identificar los trastornos mentales tal y como son padecidos por los individuos de todo el mundo.

Ningún diangóstico es estático y definitivo. En cada aproximación diagnóstica influyen nuestros supuestos y prejuicios. En una primera lectura se recorta, en función de las necesidades del momento, jerarquizando ciertos datos en detrimento de otros.

Definición de Trastorno Mental

A pesar de que esta obra se titula MANUAL DIAGNÓSTICO Y ESTADÍSTICO DE LOS TRASTORNOS MENTALES, el término "trastorno mental" implica, desafortunadamente, una distinción entre trastornos "mentales" y "físicos" (un anacronismo reduccionista del dualismo mente/cuerpo). El problema planteado por el término trastornos "mentales" ha resultado ser más patente que su solución, y, lamentablemente, el término persiste en el título del DSM-IV, ya que no se ha encontrado una palabra adecuada que pueda sustituirlo.

Es más, a pesar de que este manual proporciona una clasificación de los trastornos mentales, debe admitirse que no existe una definición que especifique adecuadamente los límites del concepto "trastorno mental" ya que al igual que otros muchos términos en la medicina y en la ciencia, carece de una definición operacional consistente que englobe todas las posibilidades. Todas las enfermedades médicas se definen a partir de diferentes niveles de abstracción. Los trastornos mentales han sido definidos también mediante una gran variedad de conceptos (p. ej., malestar, descontrol, limitación, incapacidad, inflexibilidad, irracionalidad, patrón sindrómico, etiología y desviación estadística). Cada uno es un indicador útil para un tipo de trastorno mental, pero ninguno equivale al concepto y cada caso requiere una definición distinta.

Un trastorno es un síndrome o un patrón comportamental o psicológico de significación clínica que aparece asociado a un malestar, a una discapacidad o a un riesgo significativamente aumentado de morir o de sufrir dolor, discapacidad o pérdida de libertad. Y cualquiera que sea su causa, es una manifestación

individual de una disfunción comportamental, psicológica o biológica. Ni el comportamiento desviado (p. ej., político., religioso o sexual) ni los conflictos entre el individuo y la sociedad son trastornos mentales.

La categoría diagnóstica es sólo el primer paso para el adecuado plan terapéutico, el cual necesita más información que la requerida para el diagnóstico.

Diferenciación entre:

SINTOMAS: quejas del paciente. Forma manifiesta en que se presenta la enfermedad

SIGNOS: anormalidades observadas por el terapeuta en la conducta del paciente. Dominio de lo conceptual. Se evoca en la anamnesis. Anuncia el pronóstico.

SINDROMES: constelación de síntomas y signos. Patrones o síndromes asociados a las enfermedades.

ENFERMEDAD: entidad definida etiologicamente



EJE I
Trastornos clínicos


Otros trastornos que pueden ser objeto de atención clínica

  • Trastornos de inicio en la infancia, la niñez o la adolescencia (se excluye el retraso mental, que se diagnostica en el Eje II)

  • Delirium, demencia, trastornos amnésicos y otros trastornos cognoscitivos

  • Trastornos mentales debidos a una enfermedad médica

  • Trastornos relacionados con sustancias

  • Esquizofrenia y otros trastornos psicóticos

  • Trastornos del estado de ánimo

  • Trastornos de ansiedad

  • Trastornos somatomorfos

  • Trastornos facticios

  • Trastornos disociativos

  • Trastornos sexuales y de la identidad sexual

  • Trastornos de la conducta alimentaria

  • Trastornos del sueño

  • Trastornos del control de los impulsos no clasificados en otros apartados

  • Trastornos adaptativos

  • Otros problemas que pueden ser objeto de atención clínica

EJE II
Trastornos de la personalidad
Retraso mental

Trastorno paranoide de la personalidad



  • Trastorno esquizoide de la personalidad

  • Trastorno esquizotípico de la personalidad

  • Trastorno antisocial de la personalidad

  • Trastorno histriónico de la personalidad

  • Trastorno narcisista de la personalidad

  • Trastorno de la personalidad por evitación

  • Trastorno de la personalidad por dependencia

  • Trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad

  • Trastorno de la personalidad no especificado

  • Retraso mental

EJE III
Enfermedades médicas (con códigos CIE 10)


  • Algunas enfermedades infecciosas y parasitarias (A00-B99)

  • Neoplasias (C00-D48)

  • Enfermedades de la sangre y de los órganos hematopoyéticos y algunas enfermedades inmunitarias (D50-D89)

  • Enfermedades endocrinas, nutricionales y metabólicas (E00-E90)

  • Enfermedades del sistema nervioso (G00-G99)

  • Enfermedades del ojo y sus anejos (H00-H59)

  • Enfermedades del oído y de la apófisis mastoides (H60-H95)

  • Enfermedades del sistema circulatorio (I00-I99)

  • Enfermedades del sistema respiratorio (J00-J99)

  • Enfermedades del aparato digestivo (K00-K93)

  • Enfermedades de la piel y del tejido celular subcutáneo (L00-L99)

  • Enfermedades del sistema musculoesquelético y del tejido conectivo (M00-M99)

  • Enfermedades del sistema genitourinario (N00-N99)

  • Embarazo, parto y puerperio (O00-O99)

  • Patología perinatal (P00-P96)

  • Malformaciones, deformaciones y anomalías cromosómicas congénitas (Q00-Q99)

  • Síntomas, signos y hallazgos clínicos y de laboratorio no clasificados en otros apartados

  • Heridas, envenenamientos y otros procesos de causa externa (S00-T98)

  • Morbilidad y mortalidad de causa externa (V01-Y98)

  • Factores que influyen sobre el estado de salud y el contacto con los centros sanitarios (Z00-Z99)

EJE IV
Problemas psicosociales y ambientales


  • Problemas relativos al grupo primario de apoyo

  • Problemas relativos al ambiente social

  • Problemas relativos a la enseñanza

  • Problemas laborales

  • Problemas de vivienda

  • Problemas económicos

  • Problemas de acceso a los servicios de asistencia sanitaria

  • Problemas relativos a la interacción con el sistema legal o con el crimen

  • Otros problemas psicosociales o ambientales


EJE V
Evaluación de la actividad global

Se realiza mediante la Escala de evaluación de la actividad global (EEAG).* Nota: asignar un único valor (entre 0 y 100), teniendo en cuenta la gravedad de los síntomas y el nivel de actividad. Reflejar el período de tiempo al que se refiere la evaluación (por ej., "actual" o "en el ingreso").






100...
...91

Actividad satisfactoria en una amplia gama de actividades, nunca parece superado/a por los problemas de la vida, es valorado/a por los demás a causa de sus abundantes cualidades positivas. Sin síntomas.

90...
...81

Síntomas ausentes o mínimos (por ej., ligera ansiedad antes de un examen), buena actividad en todas las áreas, interesado/a e implicado/a en una amplia gama de actividades, socialmente eficaz, generalmente satisfecho/a de su vida, sin más preocupaciones o problemas que los cotidianos (por ej., una discusión ocasional con miembros de la familia).

80...
...71

Si existen síntomas, son transitorios y constituyen reacciones esperables ante agentes estresantes psicosociales (por ej., dificultades para concentrarse tras una discusión familiar); solo existe una ligera alteración de la actividad social, laboral o escolar (por ej., descenso temporal del rendimiento escolar).

70...
...61

Algunos síntomas leves (por ej., humor depresivo e insomnio ligero) o alguna dificultad en la actividad social, laboral o escolar (por ej., hacer novillos ocasionalmente o robar algo en casa), pero en general funciona bastante bien, tiene algunas relaciones interpersonales significativas.

60...
...51

Síntomas moderados (por ej., afecto aplanado y lenguaje circunstancial, crisis de angustia ocasionales) o dificultades moderadas en la actividad social, laboral o escolar (por ej., pocos amigos, conflictos con compañeros de trabajo o escuela).

50...
...41

Síntomas graves (por ej., ideación suicida, rituales obsesivos graves, robos en tiendas) o cualquier alteración grave de la actividad social, laboral o escolar (por ej., sin amigos, incapaz de mantenerse en un empleo).

40...
...31

Una alteración de la verificación de la realidad o de la comunicación (por ej., el lenguaje es a veces ilógico, oscuro o irrelevante) o alteración importante en varias áreas como el trabajo escolar, las relaciones familiares, el juicio, el pensamiento o el estado de ánimo (por ej., un hombre depresivo evita a sus amigos, abandona la familia y es incapaz de trabajar; un niño golpea frecuentemente a niños más pequeños, es desafiante en casa y deja de acudir a la escuela).

30...
...21

La conducta está considerablemente influida por ideas delirantes o alucinaciones o existe una alteración grave de la comunicación o el juicio (por ej., a veces es incoherente, actúa de manera claramente inapropiada, preocupación suicida) o incapacidad para funcionar en casi todas las áreas (por ej., permanece en la cama todo el día; sin trabajo, vivienda o amigos).

20...
...11

Algún peligro de causar lesiones a otros o a sí mismo (por ej., intentos de suicidio sin una expectativa manifiesta de muerte; frecuentemente violento; excitación maníaca) u ocasionalmente deja de mantener la higiene personal mínima (por ej., con manchas de excrementos) o alteración importante de la comunicación (por ej., muy incoherente o mudo).

10...
...1

Peligro persistente de lesionar gravemente a otros o a sí mismo (por ej., violencia recurrente) o incapacidad persistente para mantener la higiene personal mínima o acto suicida grave con expectativa manifiesta de muerte.

0

Información inadecuada




Bibliografía:

● Jorge J. Saurí ¿Qué es diagnosticar en psiquiatría? ED Bonum

● DSM-IV-TR Brevario

● DSM-IV-TR: Manual de Diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, de First, Michael, Plaza Edición Barcelona



● C.Soler Del diagnóstico en psicoanálisis cap. I, en La querella de los diagnósticos Ed Letra Viva


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos