Manual de la Sociedad de San Vicente de Paúl


Regla: Parte III, Estatuto 9



Descargar 6.21 Mb.
Página4/23
Fecha de conversión27.10.2018
Tamaño6.21 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23
Regla: Parte III, Estatuto 9).
Rápido crecimiento de la Sociedad.
De 1833 a 1860 el crecimiento de la Sociedad explotó. Católicos de todas las edades y clases sociales querían unirse a la Sociedad. Después de desplazarse por Francia, la Sociedad llegó a Roma en 1842; a Inglaterra en 1844; a Bélgica, Escocia y los Estados Unidos en 1845; a Alemania, Holanda, Grecia, Turquía y Méjico en 1846; a Canadá y Suiza en 1847; a Austria y España en 1850.
El Papa Gregorio XVI aprobó la Sociedad en 1845, ambos él y el Beato Pío IX enriquecieron la Sociedad con Indulgencias. De acuerdo con la Doctrina de Indulgencias, proclamada por el Papa Pablo VI en Enero 1, 1967, “Una Indulgencia es la remisión ante Dios del castigo temporal debido a nuestros pecados ya perdonados en lo que se refiere a su culpabilidad”. Los miembros ganan una indulgencia plenaria en el día de su admisión a la Sociedad, y cuando participan en una Reunión Festiva, si hacen: una Confesión, reciben Comunión, oran por la intenciones del Papa, y prometen observar fielmente la Regla de La Sociedad. Presidentes de Conferencia deben informar a los nuevos miembros de las indulgencia plenarias que pueden obtener, y ellos fijan el “día de admisión formal” con esto en mente.
Veintisiete años después de la fundación, la Sociedad tenía a través del Mundo 2,500 conferencias con una membresía de 50,000. El Reporte Anual; enseñaba casi 4 millones de francos dados a los pobres. El periodo de 1860 a 1870 fue crítico para la Sociedad; especialmente en Francia. Por un lado, el progreso paralelo del lujo y materialismo causan el endurecimiento de los corazones de

muchos individuos. Por otro lado, las autoridades públicas, en particular en el Imperio Francés y más tarde en la República Española; tomaron medidas contra la Sociedad, cuyos miembros fueron equivocadamente acusados de disidentes. Con la disolución por la fuerza del Concilio General de Paris, muchas Conferencias Francesas desaparecieron. Sin embargo, el crecimiento continuó en otros lugares, principalmente en Norte y Sur América.


Después de 1870, el Concilio General resumió sus actividades y se dedicó al reparo de las pérdidas en Francia y a la renovación de los contactos con los otros países. El cincuenta-octavo aniversario de la fundación de la Sociedad fue solemnemente celebrado en 1883.
A pesar de la ruptura de las relaciones diplomáticas entre Francia y el Vaticano, y del principio de la Primera Guerra Mundial, el Papa San Pío X arreglo para ser representado en Paris por un Legado Papal, el Cardenal Vicente Vannutelli, en la ocasión del centenario del nacimiento de Federico Ozanam. En el Reporte Anual de ese año, las estadísticas muestran 8,000 conferencias, 133,000 miembros y 15 millones de francos distribuidos a los pobres.
Miembros de la Sociedad demostraron cuidado y preocupación con ambos, los heridos y los prisioneros, durante la Primera Guerra Mundial (1914-18). Al final de la Guerra, las áreas principales donde las operaciones militares habían tomado lugar, tenían gran destrucción. En su esfuerzo de restaurar las cosas, la Sociedad Europea trato de adaptar sus programas y métodos a las nuevas condiciones sociales y a penetrar en lugares donde previamente no eran conocidos, como: China, Japón, Malasia, Indochina, Burma, Sri Lanka, Madagascar y África Este donde se vieron conferencias establecidas o multiplicadas.
Treinta y tres naciones fueron representadas en el centenario de la Sociedad en 1933. El Cardenal Jean Verdier, Arzobispo de Paris fue designado como el Legado Papal por el Papa Pío XI; él fue recibido en esa ocasión por las autoridades civiles. En 1950, había cerca de 20,000 conferencias con una membresía activa de 250,000 personas en el Mundo.
En Septiembre 1953, la Sociedad conmemoro solemnemente el centenario del aniversario de la muerte de su fundador, Federico Ozanam, El Cardenal Maurice Feltin, Arzobispo de Paris y Legado Papal por el Papa Pío XII, y los delegados Vicentinos de alrededor del Mundo asistieron a las ceremonias. Ocasiones festivas como esa han dado fuerza a los vínculos de amistad y comunidad entre los miembros de la Sociedad de varios países del Mundo. La Sociedad se acerca a completar la visión de Federico Ozanam: “El abarcar al Mundo en una red de caridad”.
Llevando a cabo la Resolución de la Reunión Internacional de Presidentes Nacionales de la Sociedad en Paris en 1960, el Concilio General inició un programa de extensión y desarrollo a través del Mundo. La idea de adoptar (hermanamiento) entre naciones fue iniciada. Esto llevo a proyectos de ayuda propia, asistencia en tiempos de desastres, y, finalmente adopciones de Concilio a Concilio. Congresos Internacionales fueron llamados en Europa, Sur América y Asia Sureste en orden de desarrollar una estrecha unión y conocimiento de la Sociedad entre los miembros de muchos países. La Reunión Internacional de 1960 fue seguida por reuniones similares en Paris (1963 y 1967), Dublín (1973), Paris (1979), Montreal (1986), Paris (1992) y Fátima (1999).
La Sociedad de San Vicente de Paúl continua su expansión alrededor del Mundo y, desde el 2006, se ha establecido en

cinco continentes, en 142 países, con aproximadamente 690,000 miembros en 47,400 conferencias.


La Sociedad en los Estados Unidos.


Aunque historiadores difieren en como la Sociedad de San Vicente de Paúl fue introducida en los Estados Unidos, todos están de acuerdo que fue establecida en “La Vieja Catedral” (la Iglesia de San Louis de Francia) en San Luis, Missouri en 1845. Ambos laicos y religiosos jugaron importantes papeles en esta fundación.
El Padre John Timon, CM, un sacerdote americano Vicentino, que fue Obispo de Búfalo, New York, trajo a la Sociedad la Regla en Ingles desde Irlanda; él, en turno, dio una copia al Obispo Peter Richard Kenrick. El Obispo Kenrick le pidió al Padre Ambrose Heim, uno de sus sacerdotes diocesanos estacionados en La Vieja Catedral, de establecer una Conferencia de La Sociedad de San Vicente de Paúl. El Padre Heim era reconocido en San Luis como un sacerdote de extraordinaria pasión y por su ministerio con los pobres.
La primera reunión oficial de la Sociedad en los Estados Unidos fue en Noviembre 20, 1845. El Doctor Moses Linton, un prominente médico y convertido a la fe, fue electo presidente de este grupo naciente. Bryan Mullanphy, bien conocido por su trabajo filantrópico, sirvió como Vice-presidente. La aplicación a Paris para afiliarse a la Sociedad se hizo rápidamente y la nueva Conferencia Americana fue agregada por el Concilio General en Febrero 2, 1846.
Igual que la Sociedad se había regado rápidamente en Francia, también así paso en los Estados Unidos. Los mayores promotores de la Sociedad fueron los Obispos Americanos, muchos de los cuales establecieron personalmente la Sociedad en sus diócesis.
Las primeras fundaciones incluyen a: New York y Búfalo en 1847, Milwaukee en 1849, Filadelfia en 1851, Pittsburg en 1852, Louisville en 1853, Brooklyn en 1855, San Paúl en 1856, Chicago y Washington en 1857, New Orleáns en 1858, Dubuque en 1859, San Francisco en 1860, Boston en 1861, Baltimore en 1964, Cleveland en 1865, Cincinnatti y Pórtland en 1869, San Antonio en 1871, y Detroit en 1884. En la ciudad de New York se organizo el primer Concilio de Distrito en Marzo 1857.

El Concilio de los Estados Unidos.


Después de 1860, varios centros de la Sociedad se desarrollaron y reportaban directamente a la Oficina Central Internacional en Paris. De vez en cuando Asambleas Generales de la Sociedad se celebraban. La primera tomo lugar en New York en 1864, En 1915 las siete mayores jurisdicciones independientes – New York, San Luis, New Orleáns, Chicago, Boston, Filadelfia y Brooklyn – se pusieron de acuerdo a formar un solo cuerpo nacional, El Concilio General de los Estados Unidos fue oficialmente instituido en Junio 7, 1915.
La ceremonia formal de inauguración se llevó a cabo en la Universidad Católica de América, en Washington, D.C. en Noviembre 21, 1915. Thomas Mulry, “el Ozanam Americano”, sirvió como el primer presidente. El murió al año siguiente y fue reemplazado por George Gillespie, que se mantuvo en esa posición por casi treinta seis años y bajo el cual la Sociedad experimento su mayor desarrollo.

Cada uno de los siguientes Presidentes Nacionales del Concilio de los Estados Unidos se ha asociado con una fase particular de la organización o actividad Vicentina además de con la expansión. La historia de la Sociedad en los Estados Unidos constituye un importante capitulo del Catolicismo social en acción y del movimiento de Caridades Católicas. Al principio, los esfuerzos Vicentinos eran mas que nada basados en las parroquias. Estos contactos, sin embargo, demostraron a la membresía las amplias necesidades y problemas de los inmigrantes y otros grupos. Solicitud por los inmigrantes llevó a los Vicentinos a investigar y tratar de cambiar las condiciones de la vida pública que eran perjudiciales a la fe de los católicos. La Sociedad fundó o ayudo a establecer instituciones como el Protectorado Católico en New York, la Escuela Industrial en Chicago, y el Hogar para niños San Vicente en New Orleáns. La Sociedad fundo clubes de niños, bibliotecas, oficinas de encontrar hogares que trababan con jóvenes oficiales para proveer la rehabilitación en vez del castigo a los jóvenes errantes.


Lo mismo como la Sociedad fue la primera en desafiar las políticas de las agencias públicas del cuidado de niños, las cuales eran hostiles a los niños Católicos; así también la Sociedad estuvo entre las primeras en reconocer las muchas contribuciones genuinas de organizaciones no-Católicas y seglares, y en establecer unas sanas y cordiales relaciones de trabajo con estos grupos.
El difunto Monseñor John O’Grady, un importante líder de Caridades Católicas en los Estados Unidos, dio crédito a la Sociedad en ser una de las primeras organizaciones y de ser una fuerza constante en el desarrollo dentro del Catolicismo de una conciencia nacional de los problemas socio-religiosos y de la necesidad de una respuesta nacional. La Sociedad continúa este cometido a la justicia social por medio de su comité nacional: La Voz del Pobre. Los Vicentinos formaron, en verdad, la columna de la Conferencia Nacional de Caridades Católicas cuando fue establecida en 1910. Las dos organizaciones han mantenido fuertes lazos a través de sus separadas pero cercana historias.

1.3 LA REGLA.


Los miembros fundadores de la Sociedad de San Vicente de Paúl se dieron cuenta inmediatamente que el desarrollo de la Sociedad desde una sola conferencia a una organización de mucha conferencias, necesitada formular regulaciones que ayudaran a preservar los objetivos y el espíritu de los fundadores originales. En 1835, dos años después de la fundación, la Sociedad formulo su Regla, una serie de Artículos basados principalmente en las experiencias de los primeros Vicentinos. Ellos emularon a su patrón, San Vicente de Paúl, quien también había esperado antes de escribir su Regla para sus sacerdotes y hermanos y la Regla de la Hijas de la Caridad, y baso sus reglas en las experiencias que vivieron. La Regla de la Sociedad ha continuado como la guía y plano de la Sociedad por más de 170 años. Eso solo es un tributo a la eficiencia y al espíritu que la inspiro.
Todos los grupos requieren reglas para su efectiva operación. Nuestra Regla es aprobada internacionalmente y derivada de las vidas y experiencias de todos los Vicentinos a través del Mundo. Ella enumera los elementos que son necesarios para mantener la unidad de la Sociedad. En verdad, la Regla nos ha mantenido juntos y unidos en solidaridad con los Vicentinos localmente, nacionalmente e internacionalmente.

Adherencia a la Regla.


La Regla aplica a cada miembro de la Sociedad. La posición del Concilio General Internacional en lo que se refiere a cumplir con la Regla es:
“Nuestra Sociedad es una libre y fraterna asociación. Nadie puede ser obligado a quedarse en ella en contra de sus deseos. Por lo tanto, el miembro, concilio o conferencia que escoja pertenecer a la Sociedad tiene que estar de acuerdo con la Regla en todos sus aspectos, y en particular a:


  • Dar evidencia de la adherencia espiritual y moral a la misión, visión, y valores de nuestra vocación Vicentina.

  • Asistir a las reuniones.

  • Producir reportes de las varias actividades de la Sociedad.

  • Contribuir, en el espíritu de solaridad, a los gastos del concilio inmediatamente superior, el cual en turno también cumple sus obligaciones.

La Regla no es restrictiva, si no da libertad y da vida. Expresa quienes somos, que somos, donde hemos estado, y quien queremos ser. La Regla no debe ser ignorada, ni adorada; pero si mantenida como una expresión de unidad con Vicentinos de todo el Mundo. Deber ser el punto central a cual acudimos durante nuestras celebraciones y agradecimientos.


La Regla es estable, pero no estática. Adiciones fueron hechas en 1839. Cuando el crecimiento de la Sociedad hizo claro la necesidad de tener una estructura nacional, la sección sobre los Concilios Superiores fue agregada a la Regla en 1850. Artículos sobre Concilios Centrales o (Arqui) Diocesanos fueron formulados en 1856. Cuando la experiencia Vicentina revelo la necesidad de clarificar y reinterpretar, fueron introducidos los Comentarios a los Artículos de la Regla original. En varias ocasiones – en 1935, por ejemplo, y otra vez en 1953 – una revisión completa de la Regla y de los Comentarios fue emprendida por el Concilio General de Paris. La sustancia no fue afectada. Uno fácilmente puede darse cuenta de la Regla de 1870 en la Regla y Comentarios de la Sociedad de 1950, 1970 y ahora en el nuevo Milenio con la Regla aprobada en 2003.

La Regla – Revisada y aprobada en 1973.


Nuevas influencias aparecieron en los 1960s. El Presidente General de la Sociedad. Pierre Chouard (1955-69), presento ante la Sociedad un desafiante programa de “renuevo” basado en consideraciones de: espiritualidad, universalidad, extensión, juventud, entrenamiento, adaptación y cooperación. La Sociedad a través del Mundo respondió con entusiasmo al desafío de un programa de renuevo. Las directrices del Concilio Vaticano II (1963-65) dieron una intensificación a este esfuerzo. Este renuevo fue eventualmente convertido en un repaso de la Regla de la Sociedad. Después de un estudio por los Vicentinos del Mundo, el Concilio General, en 1968, adopto una Regla experimental de 5 años. Esta revisión formalizó ciertos cambios que estaban en uso en la práctica y el pensamiento Vicentino. Por ejemplo; la provisión de admitir mujeres y de fijar el periodo de oficina del presidente. La noción de la Familia Vicentina – la Congregación de la Misión, las Hijas de la Caridad y la Sociedad de San Vicente de Paúl – abrazando a aquellos que sirven y los servidos fue promulgada.
En 1973, en la Asamblea Internacional en Dublín, Irlanda, los descubrimientos de la Comisión Internacional de la Regla fueron revisados y discutidos. El cambio de experimentación a la articulación de una regla moderna fue aprobado.
En su Reunión Nacional en Cincinnati, en Septiembre 1975, el Consejo Nacional de los Estados Unidos adoptó el modelo del Concilio General para las Conferencias y Concilios y se decidió crear los Comentarios acompañantes. Un Comité dirigido por el antiguo Presidente Nacional T. Raber Taylor presento los Comentarios propuestos en la Reunión Nacional de Atlanta en Septiembre 1978. Revisados y adoptados en Chicago en la Reunión de Medio Año en Abril 1979, esa versión de la Regla y los Comentarios guió a la Sociedad hasta 2003.

La Regla – Revisada y Aprobada en 2003


Al comienzo del nuevo Milenio, un comité internacional una vez más fue asignado a estudiar y renovar la Regla. Ya que la Sociedad de San Vicente de Paúl esta llamada a llevar su ministerio en la Iglesia, es responsable por la gracia que se le ha dado desde 1833. La sabiduría de la Iglesia requiere el establecimiento de una misión, espiritualidad, obligación de dar cuenta, y gobierno de todas las organizaciones de la Iglesia. La Regla y los Estatutos definen las acciones y procedimientos por las cuales la misión y la esencia de la Sociedad se convierten en las operaciones diarias, proveyendo un sostén o armazón para todos los Vicentinos del Mundo:
La Regla, aprobada en 2003, consiste de tres partes:



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad