Manual de analisis técnico



Descargar 1.21 Mb.
Página1/18
Fecha de conversión20.08.2018
Tamaño1.21 Mb.
Vistas270
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18

MANUAL DE ANALISIS TÉCNICO

 INDICE



  • Autor

  • INTRODUCCION

  • COMO LEER ESTE MANUAL

  • 1. ¿QUE ES EL ANALISIS CHARTISTA?

    • 1.1 ¿En qué premisas se basa?

    • 1.2 ¿Qué tipos de gráficos existen?

    • 1.3 ¿Qué es una tendencia?

    • 1.4 ¿Qué son los soportes y las resistencias?

    • 1.5 ¿Qué es una línea de tendencia?

    • 1.6 ¿Qué es un canal?

    • 1.7 ¿Cuáles son las principales formaciones o figuras chartistas?

  • 2. ¿CUALES SON LAS FORMACIONES DEL CAMBIO DE TENDENCIA?

    • 2.1 ¿Cómo identificar un cambio de tendencia?

    • 2.2 ¿Qué es una formación de cabeza y hombros?

    • 2.3 ¿Qué son los dobles y triples suelos y techos?

    • 2.4 ¿Qué son los techos y suelos redondeados?

    • 2.5 ¿Qué son las vueltas en V?

    • 2.6 ¿Qué son las cuñas ascendentes y descendentes?

  • 3. ¿CUALES SON LAS FORMACIONES DE CONTINUACION DE TENDENCIA?

    • 3.1 ¿Cómo identificar una continuación de tendencia?

    • 3.2 ¿Qué son las banderas y gallardetes?

    • 3.3 ¿Qué son los triángulos?

    • 3.4 ¿Qué son los rectángulos?

    • 3.5 ¿Qué son los huecos o "gaps"?

  • 4. ¿QUE ES UN GRAFICO DE PUNTO Y FIGURA?

    • 4.1 ¿Cuáles son las peculiaridades del gráfico de punto y figura?

    • 4.2 ¿Cómo se construye?

    • 4.3 ¿Cómo determina las áreas de congestión?

    • 4.4 ¿Qué formaciones y figuras de precios permite identificar?

    • 4.5 ¿Cómo define soportes y resistencias?

    • 4.6 ¿Cómo define las tendencias y las líneas de tendencia?

    • 4.7 ¿Cómo determinar puntos de compra y venta?

  • 5. ¿QUE ES EL ANALISIS TECNICO?

    • 5.1 ¿En qué se diferencia al Análisis Técnico del Chartista?

    • 5.2 ¿Qué son las media móviles?

    • 5.3 ¿Qué es una media móvil ponderada?

    • 5.4 ¿Qué es una media móvil exponencial?

    • 5.5 ¿Cómo se opera con las media móviles?

6. ¿QUE SON LOS OSCILADORES Y LOS MOMENTOS?

  • 6.1 ¿Para qué se utilizan?

  • 6.2 ¿Qué es el momento?

  • 6.3 ¿Qué es la tasa de cambio (ROC)?

  • 6.4 ¿Qué es el índice de fuerza relativa RSI?

  • 6.5 ¿Qué es el estocástico %K y %D?

  • 6.6 ¿Qué es el indicador ADX?

  • 6.7 ¿Qué es el MACD?

  • 6.8 ¿Qué es el balance de volumen (OBV)?

  • 6.9 ¿Qué es la variación relativa al índice (VRI)?

(*) José Codina Castro, colaborador habitual del Departamento de Análisis del semanario INVERSION, es uno de los mejores especialistas españoles en análisis técnico y chartismo. Diplomado en Empresariales por la Universidad de Barcelona y en Dirección Financiera por EADA, cuenta con una amplia trayectoria profesional como analista y responsable de operaciones en diversas sociedades de valores. Ha sido también jefe de operadores de MEFF Renta Fija y en la actualidad es subdirector de mercado de capitales del Banc Agricol i Comercial d´Andorra.

Introducción

La toma de decisiones sobre cuándo, cómo y en qué invertir es la faceta más atrayente del mundo de la inversión. Estas decisiones ponen a prueba todos los conocimientos del inversor y, por qué no, sus corazonadas e intuiciones. Algo especialmente complejo siempre, pero sobre todo en momentos como los actuales, de gran volatilidad en los mercados.

En la decisión de invertir siempre se busca un objetivo por encima de todos: la obtención de un beneficio. Y cuanto mayor y más rápido sea éste, mejor. Pero en la mayoría de los casos, el beneficio es siempre directamente proporcional al riesgo que asume el inversor.

Además, la información necesaria para la toma de decisiones de inversión cada vez es más compleja, por las crecientes interrelaciones existentes entre mercados y productos. Aunque cada día hay más información disponible, su tratamiento en profundidad es muy costoso y complicado, por lo que no suele estar al alcance del inversor medio.

Una y otra vez se ha intentado encontrar un método que permita tomar la decisión de invertir de forma siempre correcta, pero hasta ahora nadie lo ha encontrado. O si lo ha encontrado alguien, no está dispuesto a publicarlo. Si tenemos en cuenta la multitud de mercados y de productos en los que es posible invertir, es más difícil aún encontrar un método que funcione para todos y que, además, sea fiable y de fácil acceso a la información necesaria para hacerlo funcionar.

Hasta la fecha sólo se conoce un método que se pueda acercar a estas condiciones. Es un método antiguo que, como todos, no ha supuesto la panacea para el inversor. Pero le ha sido de gran ayuda para mejorar sus resultados en la toma de decisiones. Ha incrementado el número de decisiones correctas y ha disminuído el de las erróneas, tanto en la elección de mercados y de productos, como en la selección del momento de realizar la inversión.

Este método es el Análisis Técnico. Tiene sus ventajas e inconvenientes, pero ha demostrado durante muchos años, en todos los mercados y productos en los que se ha probado, que mejora los resultados obtenidos por los inversores que lo utilizan.

Como Análisis Técnico se conocen una serie de estudios de indicadores y figuras que se presentan en gráficos. Para la formación de estos gráficos, las informaciones básicas que se necesitan son el precio o cotización y el volumen de negociación del producto que se quiera analizar: acciones, opciones, futuros, metales preciosos o mercancías.

Es posible realizar una distinción entre Análisis Chartista y Análisis Técnico propiamente dicho, aunque en la actualidad todo el método o técnica se engloba bajo este último nombre. El Análisis Chartista se basa en el estudio de las figuras que forman los precios como indicación de la tendencia que pueden seguir en el futuro. El Análisis Técnico, en cambio, efectúa operaciones estadísticas y matemáticas con los precios, para determinar y detectar situaciones en las tendencias que siguen las cotizaciones. Su objetivo final es tomar la decisión de inversión. La combinación de los dos análisis permite incrementar los rendimientos de las inversiones.

La evolución tecnológica de los últimos años ha acercado al inversor la posibilidad de utilizar ordenadores personales, cada vez más potentes y asequibles. La informática permite que los análisis se realicen con facilidad y resulten también sencillos de aplicar. Con los ordenadores se logran espectaculares resultados y se asegura un beneficio directo en relación al tiempo empleado para determinar la inversión. Además, los últimos avances en distribución de información financiera permiten, a muy bajo coste, la obtención de la información necesaria para efectuar los análisis. Los ordenadores personales pueden tratar directamente esta información a medida que ésta se genera, con la importancia que ello supone para incrementar los rendimientos de las inversiones.

El Análisis Técnico no requiere ningún conocimiento complejo de economía, ni de matemáticas, ni de estadística. Simplemente es necesario conocer unas normas básicas y su interpretación. A partir de ahí, lo más importante serán el trabajo y la experiencia propios. El Análisis Técnico, con la ayuda de los ordenadores personales, se convierte además en una labor de muy fácil ejecución diaria.

Este manual, cuya segunda edición publica ahora INVERSION, pretende repasar las principales formaciones de precios del Análisis Chartista, así como su interpretación y utilización, y algunos de los indicadores del Análisis Técnico más conocidos, ya que las posibilidades de éstos son infinitas.

Se trata de una segunda edición actualizada con casos reales y ejemplos recientes de plena vigencia. Muchos gráficos responden a los movimientos de los valores en estos primeros compases de 1998 o muestran la evolución de los mercados en momentos muy recientes (como la crisis asiática de octubre del año pasado). El objetivo es, como en todos los Manuales de INVERSION, ofrecer una información de aplicación práctica e inmediata para los inversores.

JOSE CODINA

Analista de INVERSION

 

Cómo leer este manual

El objetivo de los manuales publicados por INVERSION es que sean guías prácticas y útiles para el lector. De ahí que en este manual se preste una especial atención a los gráficos, imprescindibles para la correcta comprensión de los conceptos del Análisis Técnico. Para seguir bien este manual, el lector debe tener en cuenta las siguientes claves:

Cada capítulo de este manual va acompañado de un apéndice con gráficos ilustrativos de todos y cada uno de los conceptos analizados. En cada apartado del texto, se subraya en negrita el gráfico correspondiente y la página en que se ubica. El formato de estos gráficos ha hecho aconsejable ubicarlos al final de cada capítulo, a fin de facilitar su lectura en correlación con el texto correspondiente.

Estos gráficos presentan además el valor añadido de que son reales, es decir, se corresponden a situaciones vividas por títulos cotizados en la Bolsa de Madrid.

Son además actuales, ya que en muchos casos la última fecha del gráfico es de hace apenas unas semanas. Esto permitirá al lector comprobar cómo se han cumplido las situaciones previstas por los gráficos.

-En otros casos, los gráficos corresponden a momentos importantes para la bolsa o para determinados valores, y que por su interés tienen un claro valor de ejemplo.

1. ¿Qué es el análisis chartista?


  • 1. ¿En qué premisas se basa?

  • 2. ¿Qué tipos de gráficos existen?

  • 3. ¿Qué es una tendencia?

  • 4. ¿Qué son los soportes y las resistencias?

  • 5. ¿Qué es una línea de tendencia?

  • 6. ¿Qué es un canal?

  • 7. ¿Cuáles son las principales formaciones o figuras chartistas?

  1.1. ¿En qué premisas se basa?

El Análisis Chartista se basa en la aceptación de unas premisas básicas a partir de las cuales operar.

La primera de estas premisas es: el mercado siempre lo sabe todo. En consecuencia, siempre deberemos estudiar el mercado como fuente de la máxima información disponible.

Esta premisa se fundamenta en el hecho de que en el mercado concurren todos los inversores y cada uno de ellos puede tener una información distinta (o la misma). En base a ella, toman sus decisiones de compra o venta del valor. Es decir, un cúmulo de informaciones forman el precio.

El analista no tiene por qué conocer todas las causas o informaciones que provocan los cambios en los precios. Simplemente deberá estudiar las evoluciones de precios que se forman en virtud de ese cúmulo de informaciones. Unas evoluciones que le indicarán en mayor o menor grado la dirección probable que van a seguir los precios en el futuro.

La segunda de estas premisas es fundamental para la operativa con métodos chartistas o técnicos: los precios siempre se mueven por tendencias. Todo el Análisis Técnico trata de efectuar un seguimiento de las tendencias de los precios, de su identificación y de averiguar en qué momento se encuentran, intentar prever el momento de su cambio o agotamiento para aprovecharlas y operar siempre a su favor.

La tercera y última de estas premisas básicas es: el mercado tiene memoria y la historia se repite gráficamente. Esta es la premisa mas empírica y menos razonable científicamente de las tres, pero en cambio es en la que se encuentran las principales definiciones de actuación en base a las formaciones de precios que se han producido a lo largo de la historia, y que se repiten con idénticas consecuencias en un porcentaje elevadísimo de ocasiones. Esto es lo que ha dado lugar al concepto de chartismo como el estudio de las formaciones de precios que se producen en el chart o gráfico.

1.2. ¿Qué tipos de gráficos existen?

De la primera de las premisas (el mercado siempre lo sabe todo) extraemos que los gráficos que nos informan de los precios del mercado son la herramienta utilizada para efectuar los análisis chartistas.

Los gráficos pueden ser de distintas maneras según la información que nos proporcionen o cómo esté dispuesta esta información. Los gráficos más utilizados son los de barras, que nos proporcionan información sobre el precio máximo, mínimo y el cierre de una sesión (gráficos 1 y 2).

El intervalo de precios del día viene dado por la barra vertical. Sus extremos, superior e inferior, son el precio máximo y el mínimo respectivamente. Con una barra horizontal se marca el precio de cierre del día. A este gráfico se le incorpora, en la parte inferior y con otra escala, el volumen de títulos negociados (en forma de histograma, mediante líneas verticales ). De esta manera queda completa la información diaria. Si se quieren estudiar periodos de tiempo más largos, el mismo gráfico puede reflejar información semanal o mensual.

Si se dispone de información en tiempo real, los gráficos de barras también pueden presentar la información en intervalos horarios, que pueden ir desde un minuto hasta dos horas, con el periodo de tiempo que se crea necesario.

Una variante de este tipo de gráficos es el denominado de cierre, en el cual sólo se reflejan el precio de cierre y el volumen de cada sesión, unidas entre sí las cotizaciones de forma lineal. Este tipo de gráfico no proporciona tanta información como el de barras pero, a menudo, da una imagen más clara del gráfico (gráficos 3 y 4).

Un tercer tipo de gráficos menos usual, pero no por ello menos efectivo y que merecerá un apartado posterior, es el denominado de punto y figura (o punto y cruz). Este tipo de gráfico, utilizado con datos intradiarios, proporciona una gran cantidad de información que pasa totalmente desapercibida con los gráficos de barras y cierre. Su forma es la del gráfico 5.

Las "x" representan los precios ascendentes y las "o" los descendentes. Este tipo de gráfico se basa en el estudio del movimiento del precio puro, y no tiene en cuenta el tiempo que transcurre en las variaciones del precio.

Un nuevo tipo de gráfico está siendo utilizado en los mercados, son los Candlestick o gráficos de velas o caramelos. También se les conoce como sistema japonés. A pesar de su nueva utilización, se conoce el uso de estos gráficos por los japoneses en los mercados del arroz del siglo XVII.

Estos gráficos presentan la característica de tener en cuenta el precio de apertura del valor en cada sesión y, dependiendo del cierrre de la sesión, el cuerpo que forman el recorrido de los precios entre la apertura y el cierre es transparente (si el cierre es mayor que la apertura) u opaco (si es por debajo del precio de apertura). Las líneas que sobresalen de los extremos del cuerpo son el valor máximo y mínimo que ha recorrido el valor durante la sesión (gráfico 6,).

Estos gráficos también se interpretan buscando formaciones típicas que indican los cambios de tendencia de valores.

1.3. ¿Qué es una tendencia?

De la segunda premisa (los precios se mueven por tendencias) , se extraen una serie de conceptos básicos que sientan los principios del Análisis Chartista. Estos conceptos parten de la definición de tendencia.

En un sentido muy general, tendencia es la dirección que siguen los precios del mercado , es decir, hacia dónde se están moviendo dichos precios. Es fácil observar de forma gráfica que los precios, generalmente, no se mueven siguiendo una línea directa, sino que el movimiento se efectúa en forma de ondas o zig-zags. Estos zig-zags y ondas tienen unos máximos y mínimos sucesivos que se conocen como picos y crestas respectivamente. La dirección en que se suceden estos picos y crestas es lo que determina la tendencia.

Una sucesión de picos y crestas cada vez más altos definirá una tendencia alcista (gráfico 7). Una tendencia bajista será lo contrario: una sucesión de picos y crestas cada vez más bajos (gráfico 8). Es posible encontrar una serie de picos y crestas que se desarrollan siguiendo una línea horizontal. En este caso se dice que el mercado se encuentra en una tendencia lateral o sin tendencia (gráfico 9).

La mayoría de las estrategias que operan a través del Análisis Técnico se basan en los seguimientos de tendencia, por lo que cuando el mercado se encuentra en una situación de no tendencia es mejor mantenerse fuera de él y no operar.

Las tendencias se clasifican en tres tipos según su duración, aunque esta clasificación es subjetiva para cada inversor: tendencia principal o primaria, que abarcaría plazos superiores a un año; tendencia secundaria, que abarcan de tres semanas a varios meses; y tendencias menores o de plazo corto, que pueden durar desde un día a varias semanas.

Las tendencias se encuentran siempre unas dentro de otras, es decir, una tendencia primaria tendrá correcciones en su contra que serán tendencias secundarias que corrigen el movimiento inicial, y esta secundaria estará a su vez corregida por tendencias menores (gráfico 10).

Es importante identificar correctamente en qué tipo de tendencia se encuentra el mercado para marcar la estrategia que debe seguir el inversor, como ya veremos en el método que se emplea en los capítulos posteriores.



1.4. ¿Qué son los soportes y las resistencias?

Otros conceptos derivados del de tendencia son los de soporte y resistencia. Dado que la tendencia es el movimiento de los precios dibujando zig-zags en forma de picos y crestas, a cada uno de estos picos se le conoce como resistencia y a las crestas como soportes.

Un soporte es un nivel de precios del gráfico a partir del cual el interés de los compradores supera al de los vendedores, lo que provoca que la cotización rebote y ascienda de nuevo. Una resistencia es el concepto contrario a soporte y representa un nivel de precios del gráfico donde el interés vendedor prima sobre el comprador, lo que provoca que los precios frenen su ascenso y caigan (gráfico 11).

Los soportes y resistencias reflejan, como todos los aspectos del análisis gráfico, la psicología de los componentes del mercado. Así, un soporte se forma por la creación de intereses de diversa índole, según sea la posición en que se encuentre el inversor. Si ya posee títulos y ve cómo éstos suben, se preguntará por qué no ha comprado más y esperará a que se produzca un retroceso en el mercado para incrementar su posición. El inversor que ha vendido, se arrepiente de haberlo hecho por haber abandonado antes de tiempo y también espera un retroceso para volver a entrar a los precios que salió. Y el inversor que se ha dado cuenta tarde espera exactamente lo mismo para entrar.

Encontramos, entonces, que se han generado unas expectativas de compra a ese nivel de precios. Esto provoca que cuando el precio caiga hacia este área, se inicien compras por parte de todos los interesados. Lo que a su vez provocará que los precios vuelvan a subir nuevamente. En este momento se ha constituido un soporte, que tendrá mayor validez cuanto mayores hayan sido estos intereses compradores.

En las resistencias se suceden las mismas expectativas para los inversores pero con distintas intenciones, y esto es lo que provoca su aparición.

La tendencia puede ser alcista o bajista según los conceptos de soporte y resistencia. Una tendencia se considera que continúa siendo alcista cuando cada mínimo o soporte es superado por el siguiente y cada resistencia está situada a un nivel superior que la anterior. Por el contrario, una tendencia es bajista cuando cada soporte está por debajo del anterior y cada nivel de resistencia también es inferior a la anterior.

Las variaciones de la definición precedente en cuanto a las tendencias bajistas o alcistas pueden ser señales previas a un posible cambio de tendencia. Por ejemplo, si en una tendencia alcista el siguiente mínimo o soporte llega al mismo nivel que el anterior pero sin superarlo, esto puede ser un primer aviso de que esta tendencia alcista se está agotando. Un nivel de resistencia que se repita sin sobrepasar el anterior puede ser un indicador de debilidad de la tendencia actual. En cualquier caso, siempre hay que esperar la confirmación del cambio de tendencia mostrada por una de las pautas o figuras de precios que afirmen el cambio, para operar en consecuencia.

Una regla bastante aceptada dice que si un nivel de soporte o de resistencia son penetrados o atravesados en un cierto grado, se intercambian los papeles. Esto supone que un soporte roto se convertirá en la próxima resistencia en la siguiente corrección. De la misma manera, una resistencia superada al alza se convertirá en el posible soporte de la corrección a la baja siguiente.

Puede valorarse el significado de los soportes y resistencias de tres formas. La primera consiste en observar el periodo de tiempo en el que actúan los precios en el área o nivel de soporte o resistencia: cuanto más tiempo, más significativa será el area. La segunda forma de ver la importancia del soporte o resistencia es el volumen con que se ha operado: a mayor volumen, mayor significación del nivel de precios. La tercera manera es el tiempo que han tardado en producirse las operaciones que han constituido el soporte o la resistencia: cuando más cercanos se encuentren en el tiempo, más significativos serán.



1.5. ¿Qué es una línea de tendencia?

Una de las herramientas básicas del Análisis Chartista , que es también una de las más simples e importantes, es la línea de tendencia.

Una línea de tendencia es una línea recta trazada uniendo sucesivos mínimos o soportes , si se trata de una tendencia alcista , o sucesivos máximos o resistencias si es bajista . Ambas se dibujarán hacia la parte derecha del gráfico y lo que variará será su inclinación.

La representación de una línea de tendencia se suele realizar en varias etapas. En primer lugar se trazan líneas que se pueden considerar como experimentales , ya que se dibujan con pocos puntos, y luego, a medida que se tiene mayor número de evidencias, se corrige el trazado.

Para poder dibujar una línea de tendencia primero debe existir la evidencia de que existe tal tendencia. Por ejemplo, en una tendencia alcista deberán existir dos mínimos consecutivos, de modo que el segundo sea superior al primero. Entonces se trazará una recta que una esos dos mínimos y luego se proyectará esta recta, determinando así la tendencia probable que va a seguir el valor (gráfico 12).

Para confirmar la validez de la tendencia deberá volver a producirse una caída de los precios hasta la línea y luego un posterior rebote hacia arriba. Con este tercer punto ya se podría afirmar la validez de la tendencia.

La utilización de las líneas de tendencia es fundamental. Por la segunda premisa ( los precios se mueven por tendencias ) y dado que una tendencia en movimiento tenderá a continuar la dirección del movimiento, una vez proyectada la tendencia veremos que los precios suelen rebotar en esa línea. Además, muy a menudo una ruptura de los precios de esa línea de tendencia es un aviso de que se va a producir un cambio de tendencia.

Para conocer la importancia de una línea de tendencia hay que observar dos aspectos: el primero, el tiempo que ha permanecido sin ser perforada, y el segundo, el número de veces que ha sido probada, es decir, las veces que los precios han rebotado sobre la línea. A mayor tiempo y mayor número de rebotes, más significativa es la línea de tendencia y mayor importancia tendrá su ruptura o penetración.

Las líneas de tendencia, al igual que los soportes y resistencias, también invierten su condición cuando son significativamente traspasadas: una línea de tendencia alcista cuando es perforada a la baja, pasa de ser una línea de soporte a convertirse en una línea de resistencia para la siguiente recuperación de los precios. En una línea de tendencia bajista sucede lo contrario: pasa de ser una resistencia a convertirse en una línea de soporte para nuevas caídas de precios.

Otro uso de las líneas de tendencia es la determinación de los objetivos que pueden alcanzar los precios. Una de las reglas utilizadas es la siguiente: una vez los precios han roto una línea de tendencia, dichos precios avanzarán en la dirección de la ruptura tanto como indique la distancia verticalmente medida desde la línea de tendencia hasta el punto más alto alcanzado mientras ésta no fue rota.



1.6. ¿Qué es un canal?

Un canal es una línea paralela a la de tendencia que une, en el caso de una tendencia alcista, los sucesivos máximos (o resistencias) de los precios (gráfico 13).

Es posible obtener bastantes beneficios de los canales mediante las siguientes estrategias:

-Efectuar operaciones a corto plazo , si la amplitud del canal lo permite. En este caso la estrategia se centraría en comprar la acción en la base del canal y venderla cuando la cotización alcance el límite superior.

-Fijar objetivos de tomas parciales de beneficios en situaciones ventajosas.

-Incrementar las posiciones largas aprovechando la continuación de la tendencia.

-Detectar señales de debilidad en la tendencia actual. Cuando no se alcanzan las líneas del canal, la superior en una tendencia alcista o la inferior en una tendencia bajista, se puede asegurar que es probable la ruptura de la tendencia básica del canal.

Los canales también llevan implícitos objetivos de medición de precios , de forma que la regla que se utiliza es que la ruptura de un canal (gráfico 14) . por cualquiera de sus lados llevará al precio a una distancia igual al ancho del canal, en la dirección de la ruptura. De esta forma, una proyección desde el punto de ruptura con la amplitud del canal nos proporcionará un objetivo bastante aproximado de precios que se alcanzarán.



1.7. ¿Cuáles son las principales formaciones o figuras chartistas?

De la tercera premisa (el mercado tiene memoria y la historia se repite gráficamente) se extraen lo que se denominan figuras chartistas, formaciones de precios o también pautas de precios.

Es un error creer que los cambios de tendencia se producen de forma repentina: en la mayoría de los casos no sucede así. Antes de producirse un cambio de tendencia suele darse un periodo de transición. Durante ese periodo de transición los precios suelen seguir unas pautas que, según ha demostrado la historia, la mayoría de las veces determinan un cambio en la evolución de los precios.

En ocasiones los periodos de transición no indican un cambio de tendencia, sino una pausa o consolidación, para permanecer después la tendencia original intacta. También se han establecido de forma gráfica las pautas que suelen seguir los precios en estos casos.

El Análisis Chartista estudia cuáles son estas pautas de precios , de las que existen una gran variedad. Intentar seguirlas todas puede producir más confusión que ayuda. Pueden distinguirse nueve formaciones básicas, al ser el resto de ellas variantes más o menos sofisticadas de éstas.

A continuación se detallarán cada una de ellas, comenzando por las que preven un cambio en la tendencia que siguen los precios.



GRÁFICOS DEL CAPÍTULO 1

GRÁFICO 1

Gráfico de barras y volumen de Iberdrola de sus últimas 350 sesiones. Este es el chart de trabajo básico para efectuar los análisis. Cada barra vertical del gráfico superior representa el recorrido de precios diario entre el máximo y mínimo de la sesión. La barra horizontal pequeña hacia la derecha representa el precio de cierre del día, y la de la izquierda el precio de apertura. El histograma de la parte inferior representa el volumen, el total de títulos negociados en el día. En el caso de que el chart sea de un índice bursátil, será el total de pesetas efectivas negociadas en la sesión.





Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos