Maltrato Infantil definicion



Descargar 220.39 Kb.
Fecha de conversión07.12.2017
Tamaño220.39 Kb.
Vistas118
Descargas0

Maltrato Infantil

DEFINICION

El maltrato infantil se define como los abusos y la desatención de que son objeto los menores de 18 años, e incluye todos los tipos de maltrato físico o psicológico, abuso sexual, desatención, negligencia y explotación comercial o de otro tipo que causen o puedan causar un daño a la salud, desarrollo o dignidad del niño, o poner en peligro su supervivencia, en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder. La exposición a la violencia de pareja también se incluye a veces entre las formas de maltrato infantil.



ANTECEDENTES

Desde Platon, 400 años a.C., aconsejaba a los maestros de las escuelas utilizar el juego para instruir a los niños en lugar de reprimirlos.

La primera teoría emitida por Kempe en 1962, quien originalmente define el Maltrato infantil como “el uso de la fuerza física no accidental, dirigida a herir o lesionar a un niño, por parte de sus padres o parientes”. Posteriormente se incluyen la negligencia y los aspectos psicológicos como partes del maltrato infantil; Para Wolfe es “la presencia de una lesión no accidental, resultado de actos de perpetración (agresión física) o de omisión (falta de atención por parte de quienes están a cargo del niños y que requiere de atención medica o intervención legal”.

En 1977 y 1984 los registros se denominaron registros de sospecha de lesiones no accidental, e incluían niños a quienes se había maltrato físicamente o sufrirán deficiencias no orgánicas para crecer. En 1980, el criterio para el registro se amplio para incluir otras formas de maltrato emocional, y los registros se conocieron como registros de maltrato infantil.



CARACTERISTICAS O SINTOMAS

  • Cambios bruscos de conducta, comportamiento y rendimiento escolar

  • Problemas de aprendizaje y concentración no atribuibles a otra causa

  • El niño es introvertido, retraído, pasivo y sumiso

  • Siempre está alerta

  • Trata de no estar en su casa

  • Falta muy seguido a la escuela

  • Presenta aspecto de descuido y abandono

  • Retraso en el desarrollo físico o emocional

  • Intentos de suicidio

  • Comportamientos extremos y opuestos (del sometimiento a la rebeldía absoluta de la inmovilidad al ataque)


  • Síntomas físicos

  • Marcas en el cuerpo, quemaduras, moretones, etc.

  • Aparece con marcas luego de haberse ausentado por unos días a la escuela

  • Se manifiesta temeroso ante sus padres y no quiere volver a la casa

  • Se atemoriza cuando un adulto se le acerca repentinamente

  • Manifiesta haber sido lastimado por uno de sus padre

  • Falta de higiene y cuidado corporal

  • Manifiesta con frecuencia ser víctima de aparentes accidentes domésticos


  • Síntomas de abuso sexual

  • El niño presenta problemas para caminar o sentarse

  • Se opone a sacarse la ropa frente a otros (por ejemplo en un vestuario)

  • Tiene pesadillas y se hace pichi de noche

  • Presenta alteraciones en el apetito

  • Manifiesta conocimientos de sexualidad llamativos para su edad

  • Aparece embarazada o contrae enfermedades de transmisión sexual

  • Se va de la casa

  • Manifiesta ser abusado/a sexualmente por uno de sus padres

CAUSAS O FACTORES DE RIESGO

Se han identificado varios factores de riesgo de maltrato infantil. Aunque no están presentes en todos los contextos sociales y culturales, dan una visión general que permite comprender las causas del maltrato infantil.



Factores del niño

No hay que olvidar que los niños son las víctimas y que nunca se les podrá culpar del maltrato. No obstante, hay una serie de características del niño que pueden aumentar la probabilidad de que sea maltratado:



  • la edad inferior a 4 años y la adolescencia;

  • el hecho de no ser deseados o de no cumplir las expectativas de los padres;

  • el hecho de tener necesidades especiales, llorar mucho o tener rasgos físicos anormales.

Factores de los padres o cuidadores

Hay varias características de los padres o cuidadores que pueden incrementar el riesgo de maltrato infantil, entre ellas:



  • las dificultades para establecer vínculos afectivos con el recién nacido;

  • el hecho de no cuidar al niño;

  • los antecedentes personales de maltrato infantil;

  • la falta de conocimientos o las expectativas no realistas sobre el desarrollo infantil;

  • el consumo indebido de alcohol o drogas, en especial durante la gestación;

  • la participación en actividades delictivas;

  • las dificultades económicas.

Factores relacionales

Hay diversas características de las relaciones familiares o de las relaciones con la pareja, los amigos y los colegas que pueden aumentar el riesgo de maltrato infantil, entre ellas:



  • los problemas físicos, mentales o de desarrollo de algún miembro de la familia;

  • la ruptura de la familia o la violencia entre otros miembros de la familia;

  • el aislamiento en la comunidad o la falta de una red de apoyos;

  • la pérdida del apoyo de la familia extensa para criar al niño.

Factores sociales y comunitarios

Hay diversas características de las comunidades y las sociedades que pueden aumentar el riesgo de maltrato infantil, entre ellas:



  • las desigualdades sociales y de género;

  • la falta de vivienda adecuada o de servicios de apoyo a las familias y las instituciones;

  • los niveles elevados de desempleo o pobreza;

  • la facilidad de conseguir alcohol y drogas;

  • las políticas y programas insuficientes de prevención del maltrato, la pornografía, la prostitución y el trabajo infantiles;

  • las normas sociales y culturales que debilitan el estatus del niño en las relaciones con sus padres o fomentan la violencia hacia los demás, los castigos físicos o la rigidez de los papeles asignados a cada sexo;

  • las políticas sociales, económicas, sanitarias y educativas que generan malas condiciones de vida o inestabilidad o desigualdades socioeconómicas.

VICTIMAS O VICTIMARIOS

Personalidad del agresor

     El agresor puede ser la madre, el padre, ambos padres, padrastro, madrastra, tíos, abuelos, hermanos mayores y sus cuidadores. Entre las características más ampliamente reconocidas de quienes maltratan a los niños están: el alcoholismo, un deficiente control de los impulsos, imagen pobre de sí mismos, puntos de vista deformados acerca de la niñez. En su infancia estas personas abusivas fueron a su vez objeto de maltratos y víctimas de descuidos algunos de ellos fueron criados en hogares severos y punitivos. Sus conocimientos acerca de la conducción de niños, de la capacidad de expresar afecto y de sus posibilidades para resolver problemas relacionados con los niños son muy limitados.



Personalidad del niño maltratado

     El niño agredido aparece con más frecuencia en niños con retraso, con alguna malformación, con algún daño neurológico de gravedad variable, con temperamentos difíciles, enfermos crónicos, hijos no deseados, que no corresponden al sexo o características esperadas e hijos no propios.



CONSECUENCIAS

El maltrato infantil es una causa de sufrimiento para los niños y las familias, y puede tener consecuencias a largo plazo. El maltrato causa estrés y se asocia a trastornos del desarrollo cerebral temprano. Los casos extremos de estrés pueden alterar el desarrollo de los sistemas nervioso e inmunitario. En consecuencia, los adultos que han sufrido maltrato en la infancia corren mayor riesgo de sufrir problemas conductuales, físicos y mentales, tales como:


  • actos de violencia (como víctimas o perpetradores)

  • depresión

  • consumo de tabaco

  • obesidad

  • comportamientos sexuales de alto riesgo

  • embarazos no deseados

  • consumo indebido de alcohol y drogas


A través de estas consecuencias en la conducta y la salud mental, el maltrato puede contribuir a las enfermedades del corazón, al cáncer, al suicidio y a las infecciones de transmisión sexual.
Más allá de sus consecuencias sanitarias y sociales, el maltrato infantil tiene un impacto económico que abarca los costos de la hospitalización, de los tratamientos por motivos de salud mental, de los servicios sociales para la infancia y los costos sanitarios a largo plazo.

COMO PREVENIRLO

La prevención del maltrato infantil requiere un enfoque multisectorial. Los programas eficaces son los que prestan apoyo a los padres y les aportan conocimientos y técnicas positivas para criar a sus hijos. Entre ellos se encuentran:



  • las visitas domiciliarias de enfermeras para ofrecer apoyo, formación e información;

  • la formación de los padres, generalmente en grupos, para mejorar sus aptitudes para criar a los hijos, mejorar sus conocimientos sobre el desarrollo infantil y alentarlos a adoptar estrategias positivas en sus relaciones con los hijos, y

  • las intervenciones con múltiples componentes, que generalmente incluyen el apoyo a los padres y su formación, la educación preescolar y la atención al niño.

Otros programas preventivos prometedores son:

  • los destinados a prevenir los traumatismos craneoencefálicos por maltrato. Generalmente se trata de programas hospitalarios mediante los cuales se informa a los nuevos padres de los peligros de zarandear a los niños pequeños y de cómo afrontar el problema de los niños con llanto inconsolable.

  • los destinados a prevenir los abusos sexuales en la infancia. Generalmente se realizan en las escuelas y les enseñan a los niños:

  • la propiedad de su cuerpo;

  • las diferencias entre los contactos normales y los tocamientos impúdicos;

  • cómo reconocer las situaciones de abuso;

  • cómo decir "no";

  • cómo revelar los abusos a un adulto en el que confíen.

MEXICO: EN EL MALTRATO INFANTIL

De acuerdo a la UNICEF, México mantiene la tasa más alta de pobreza y desnutrición infantil entre los miembros de la OCDE y ocupa los primeros lugares en violencia física, abuso sexual y homicidios de menores de 14 años infringidos principalmente, por sus padres o progenitores. En su estudio "Violencia Infantil", el organismo internacional destaca que más de 700 niños son asesinados en México cada año, lo que implica dos homicidios diarios. En los menores de cuatro años, la muerte se presenta principalmente por asfixia y entre los 5 a 14 años por golpe contuso, acuchillamiento o disparo de arma de fuego.

De acuerdo al Instituto Nacional de las Mujeres, el tipo de maltrato que se ejerce en contra de los menores es determinados por algunos factores familiares:


  • El maltrato físico y físico severo es más alto entre niños varones que viven con otros familiares, y en donde no hay presencia de padre ni de madre (22.3% y 30.9%),

  • El maltrato emocional es más común en hogares donde hay mamá y padrastro (61.6%)

  • El maltrato por negligencia y abandono es más frecuente en los hogares donde vive el papá y la madrastra (22.4%)

  • El abuso sexual tiene una prevalencia más elevada en los hogares de papá y madrastra (7.1%)

En el caso de las niñas es:

  • El maltrato físico y físico severo presenta prevalencia más alta en las niñas que viven con otros familiares (25 % y 20%)

  • El maltrato emocional por negligencia y el abuso sexual son más frecuentes en hogares donde viven mamá y padrastro (66.3%, 10.6% y 15.3% respectivamente).

Con motivo de la celebración que anualmente se realiza en el país hacia la niñez, INEGI dio a conocer las Estadísticas a Propósito del Día del Niño, con los siguientes resultados: en 2009 residían en el país 30.9 millones de niños entre 0 y 14 años, 1.9 millones menos que los registrados en 1990. En términos porcentuales, la proporción de menores de 15 años disminuyó gradualmente de 39% a 28.7% del total de población en México en dicho periodo.

Para 2005, se contabilizaron 1.3 millones de niños de 5 a 14 años hablantes de alguna lengua indígena, 676 mil hombres y 660 mil mujeres, mismos que en su conjunto representaban 6.2% del total de menores en el país y 22.2% del total de la población que habla alguna lengua indígena.

De los 30.9 millones de niños, 9.6 millones tienen de 0 a 4 años de edad, 10.5 millones de 5 a 9 años, y 10.8 entre 10 y 14 años. Al observar el número de hombres y mujeres en los distintos grupos de edad, sólo entre los menores de 15 años existe mayor presencia de hombres que de mujeres, 104 varones por cada 100 mujeres.

Datos a nivel nacional del DIF del año 2008 revelan que se recibieron 59,240 denuncias de maltrato infantil, atendiendo un total de 68,417 menores. Las denuncias en las que se comprobó el maltrato ascendieron a 34,023, sin embargo solamente se presentaron 4,656 ante Ministerio Público. De todo el país, Coahuila registró el mayor número de denuncias con 8,964 seguido de Nayarit con 7,276 y el Estado de México con 5,378. Por entidad, Baja California encabeza la lista de menores maltratados atendidos con 9,132, Chiapas 7,636 y Coahuila, 6,893.





ANEXO: IMÁGENES Y VIDEO

http://www.youtube.com/watch?v=YVajRdRkfNs

http://www.youtube.com/watch?v=4ZisTMukt9E

http://www.youtube.com/watch?v=tJkVk1hRTmk



http://www.youtube.com/watch?v=gFqZF5Wthw0

BIBLIOGRAFIA

http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs150/es/

http://tareasya.com.mx/index.php/padres/tu-familia/psicologia-familiar/5437-Maltrato-infantil.html

http://catarina.udlap.mx/u_dl_a/tales/documentos/ldg/rebollo_a_kl/capitulo2.pdf

http://www.ssp.gob.mx/portalWebApp/ShowBinary?nodeId=/BEA%20Repository/1214170//archivo



http://www.unicef.org/mexico/spanish/proteccion_6932.htm


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos