Los manuscritos de geenom



Descargar 1.23 Mb.
Página13/14
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño1.23 Mb.
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14
En Apu hay una gran actividad. El Consejo de los 24 Ancianos que rige los destinos de la Galaxia está reunido en una de sus sesiones especiales en este planeta. Ha convocado la asamblea el Gran Maestro Ramael, como responsable de ese sector de la Galaxia que abarca 24.000 soles.


Estos Maestros 4.7 decidieron, hace mucho tiempo, crear un servicio de ayuda ante posibles problemas planetarios, para ayudar a sus habitantes o a los de los planetas afectados, directa o indirectamente, por cambios de cualquier tipo que se pudieran producir.
Desde hace años, han venido observando la trayectoria evolutiva de un pequeño planeta azul del Sistema Solar: L Tierra. Sus conclusiones han sido coincidentes y las extrapolaciones apuntan hacia lo que podría ser el fin de la humanidad terrestre. Estas circunstancias les han llevado a crear un plan de ayuda para intentar aliviar, en lo posible, las consecuencias de la presunta catástrofe.
En el auditorio también se hallan presentes algunos hombres 4.5. Son cerca de un centenar de Hermanos Mayores que ha sido preparado exhaustivamente para lo que han dado en llamar PROYECTO HUMANIDAD. Ellos han estado durante años vinculados a la Tierra en diferentes misiones. Su conocimiento de la historia de la evolución de ese planeta es total y, lo que es más importante, conocen perfectamente a sus hombres, sus capacidades, sus límites y sus comportamientos.
La Tierra, en concreto, está bajo la jurisdicción el Maestro Artubal, hombre de nivel 4.6. Puesto en pie, se dirige a los presentes invitándoles mentalmente a que compartan con él una reflexión.
Desearía que todos fuésemos conscientes de lo que pretende esta misión de ayuda. Como sabéis, la Tierra dentro de algún tiempo, comenzará a sufrir los errores de sus habitantes: las guerras, la utilización de armas irreversibles, el materialismo, la degradación ecológica, la lucha por el poder, pueden llevar al planeta a un cataclismo de grandes proporciones.
Además las condiciones telúricas también se verán alteradas por la invasión de la órbita de la Tierra por el enorme planeta frío H3, que provocará trastornos geológicos importantes, desfigurando la actual conformación de la superficie terrestre.
La sucesión de estos hechos será progresiva y el hombre de la Tierra apenas se dará cuenta de ello hasta que los acontecimientos se desencadenen de forma irreparable. Entonces, intentará buscas bases donde apoyarse, pero se encontrará solo y defraudado por las instituciones en las que creyó, sin pilares que le sostengan y sin una escala de valores compartida por sus semejantes. La economía y la política dominarán al mundo y los que ostenten el poder aplastarán a los más débiles.
Todo esto llevará a una situación caótica en la que no se sabrá dónde buscar respuestas a tantos interrogantes.
Proyecto Humanidad tendrá varios aspectos. Hay un numeroso grupo de hombres que colaborarán en diferentes áreas: unos metidos dentro del problema (4.3), otros preservando especies animales y vegetales (4.4), otros guiando grupos de terrestres que quieran alcanzar un mayor grado de evolución espiritual (4.5), otros dirigiendo los equipos de regulación vibratoria entre planetas afectados por las circunstancias del que va a sufrir el cataclismo (4.6) y, por fin, otros que supervisarán y dirigirán a todos los demás (4.7).
Por otra parte, se formarán colonias fuera de la Tierra que serán pobladas por hombres de todas las latitudes del planeta y habrá, entre ellos, científicos, periodistas, escritores, ingenieros y también profesionales de todo tipo. Estas personas trabajarán en pro de que los acontecimientos no se adelanten, e incluso, si es necesario, la Confederación enviará varios grupos de ellos que intentarán boicotear, sin violencia, aquellos elementos que hagan previsible un adelanto de los acontecimientos bélicos en la Tierra.
Habrá también muchas personas de la Tierra que lucharán por salir del oscurantismo y la falta de libertad. Habrá grupos que defenderán la paz, la ecología y el medio ambiente, los derechos de los hombres, la igualdad, la justicia... y todos estarán contribuyendo a la creación de futuras sociedades armónicas.
Además, habrá hombres 4.4 que trabajarán en el subsuelo tratando de compensar las fallas, aplicando la tecnología adecuada. Propiciarán la aparición de nuevos volcanes para que se libere la presión interna, con objeto de que el cataclismo se retrase o tenga unos efectos menos dramáticos.
Vosotros – dijo acercándose a los 4.5 – habéis sido preparados para una tarea concreta: crear grupos de trabajo para que los 4.3 amplíen su consciencia y sean capaces de utilizar más coherentemente su libre albedrío. Estos grupos actuarán como núcleos de expansión y deberán revertir al exterior cuanto aprendan. Su empeño irá encaminado a desmitificar las instituciones que tanto les han perjudicado, al conocimiento de sí mismos para una mejor comprensión de los que les rodean y, en definitiva, a sacar el máximo provecho de las herramientas que tiene para evolucionar: su cerebro. En esos grupos se practicarán nuevas formas de convivencia, colaboración y trabajo entre los seres humanos, acercándose un poco más a la próxima etapa que les espera.
Será una labor ardua que os ayudará, simultáneamente, a evolucionar a vosotros mismos. Tendréis que tener grandes dosis de paciencia y comprensión; viviréis momentos de grandes dudas y, a veces, sentiréis la carga demasiado pesada, pero es un trabajo que alguien debe realizar y se os ofrece la posibilidad de ayudar a hermanos que lo necesitan. Sabed que, desde aquí, se os brindarán las pautas necesarias para encauzar el trabajo, pero también se os pedirán resultados.
Tened en cuenta que el logro del objetivo no sólo dependerá de vosotros, puesto que vais a compartirlo con algunos terrestres y éstos no actúan por deber. Tendréis que enseñarles a andar, pero no andar por ellos, y sembrar la semilla de la curiosidad en sus mentes para que se muevan y adquieran experiencias, pues sólo el que tiene interés por lo que le rodea es capaz de andar.
No obstante, si alguno de vosotros decide no participar en la misión puede hacerlo. No sería positivo interferir en vuestra toma de decisiones. Pero si asumís el compromiso, os ruego os comprometáis explícitamente ante vuestros compañeros”.
Todos los 4.5 allí presentes se fueron levantando y se colocaron en torno a una brillante esfera giratoria que presidía el centro del auditorio, ante el gesto respetuoso de los presentes. Una pequeña chispa azulada salió de la esfera rozando sus cabezas a gran velocidad. Un zumbido seco resonó en la sala y todas las mentes se unieron en un solo pensamiento: “TODO LO QUE SE RECIBE ES PARA DAR”.
A partir de ese momento, los Maestros de la Confederación de Mundos Habitados de la Galaxia, a través del dispositivo cósmico, emitieron una llamada a todos los espíritus encarnados o desencarnados que estaban ligados evolutivamente al planeta Tierra.
Miles de espíritus 4.3 acudieron a la llamada, unos más evolucionados que otros, pero a todos les unía la intencionalidad positiva. Algunos pensaban que era una oportunidad para paliar antiguos errores, otros veían la oportunidad de evolucionar ayudando al planeta.
Cuando estuvieron todos reunidos en la zona de influencia vibratoria de la Tierra, los Maestros expusieron la necesidad de ayudar a la humanidad terrestre. Se analizó su historia, su presente y se esbozó su futuro, según las extrapolaciones realizadas. Cada espíritu allí reunido, ayudado por su ser de luz estableció sus compromisos y su grado de implicación en las diferentes misiones que surgirían.
Había muchas referencias que dar en todos los ámbitos de la sociedad terrestre. Así cada uno, dada su evolución, sus características y las cosas pendientes de solucionar, fue decidiendo el lugar y el trabajo que mejor podía desempeñar dentro del Plan General de Ayuda.
Por medio de vibraciones energéticas se grabó en el subconsciente de cada uno un impulso de acercamiento, que les serviría de referencia para el reencuentro. Ese impulso deberían descubrirlo en su próxima vida, rasgando uno a uno los velos que iban a ocultar la razón de su próxima encarnación.
No obstante, en algunos de ellos, la llamada no sería lo suficientemente fuerte y perderían el objetivo de contacto con planos superiores de consciencia. Otros, después de haberlo conseguido, no lograrían pasar la prueba de reamoldar su vida a las exigencias de la coherencia que ellos mismos establecieron, con ayuda de los Hermanos Mayores, a los que muchos llamarían EXTRATERRESTRES.
Estos “Extraterrestres” de Proyecto Humanidad siguieron, en todo momento desde los planetas donde habitan, el camino de los futuros componentes de cada grupo. Esperaron y ayudaron en la medida de sus posibilidades a que el reencuentro pudiera tener lugar.
La Información de los Manuscritos era clara y concreta. Sin embargo, nos quedaban algunas lagunas que enseguida planteamos a Acael.
¿Cuándo tuvo lugar esa llamada de los Maestros de la Confederación a los espíritus terrestres para que colaboraran en la misión?
FUE EN DOS OCASIONES, LA PRIMERA EN 1542 Y LA SEGUNDA EN 1905. ESAS FECHAS FUERON DETERMINANTES EN LA HISTORIA DE LA TIERRA.
ENTRE 1520 Y 1550 EL HOMBRE ESTU A PUNTO DE CAMBIAR EL RUMBO DE SU TRAYECTORIA Y CON LA RUPTURA DE LUTERO SE LOGRÓ UN RESURGIR DE LOS VALORES HUMANOS, SIN EMBARGO A LOS POCOS AÑOS, LO QUE NACIÓ COMO UNA REFORMA CONTRA LAS INSTITUCIONES SE CONVIRTIÓ EN UNA INSTITUCIÓN MÁS, SE POLITIZÓ Y PASÓ A SER UN ENFRENTAMIENTO DE PODER A PODER, ESE FUE UN HITO QUE EL HOMBRE 4.3 NO PUDO ALCANZAR.
LA SEGUNDA FECHA CORRESPONDE AL DESARROLLO E IMPLANTACIÓN DE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL COMO MODELO SOCIAL A SEGUIR, LO QUE TRAJO COMO RESULTADO LA MALA REPARTICIÓN DE LOS RECURSOS, LA EXPLOTACIÓN DE LOS MÁS DÉBILES, LA INFRAVALORACIÓN DEL HOMBRE EN CUANTO A SU ESENCIA HUMANA EN FAVOR DE SU PRODUCTIVIDAD. EL DESENLACE FINAL FUE EL ESTABLECIMIENTO DE UNA NUEVA ESCALA DE VALORES BASADA EN EL MATERIALISMO.
HACE APROXIMADAMENTE 100 AÑOS TERRESTRES, EMPEZÓ LA REALIZACIÓN EFECTIVA DE PROYECTO HUMANIDAD EN SUS DIFERENTES FASES, SE TRATABA DE UN PLAN DE CONCIENCIACIÓN PARA RESTAURAR EL EQUILIBRIO DEL PLANETA TIERRA DE CARA A SU INGRESO EN LA CONFEDERACIÓN DE MUNDOS HABITADOS DE LA GALAXIA. EL APOYO DENTRO DEL MUNDO FÍSICO, SE CENTRÓ EN LA PROTECCIÓN DE ESPECIES TANTO ANIMALES COMO VEGETALES, QUE COMENZARON A SACARSE DEL PLANETA, GRACIAS A LA INTERVENCIÓN DE CIVILIZACIONES 4.4. POR OTROLADO, EN EL APORTE ENERGÉTICO SE SITUARON HERMANOS 4.7, 4.6, 4.5 Y DESENCARNADOS 4.4 Y 4.3. ALGUNOS DESENCARNADOS 4.3 AÚN PERMANECEN EN ESE ESTADO PORQUE PREFIEREN ESPERAR A QUE LOS ACONTECIMIENTOS SE PRECIPITEN, PARA VIVIR LA EXPERIENCIA QUE LES HAGA LLEGAR A LA PRÓXIMA GENERACIÓN DE UNA FORMA MÁS CONSCIENTE.
OTROS 4.3 EMPEZARON A ENCARNARSE A PARTIR DE 1940, ANTES, HABÍAN ASUMIDO VOLUNTARIAMENTE EL COMPROMISO DE TRABAJAR PARA QUE LA HUMANIDAD TRANSCENDIERA A LA NUEVA ERA DE UNA FORMA MÁS CONSCIENTE Y POR TANTO MENOS DOLOROSA.
ENTRE ESOS 4.3 ESTABAIS VOSOTROS.
A PARTIR DE LA DÉCADA DE LOS 60 SE ESTABLECIERON LOS PRIMEROS CONTACTOS TELEPÁTICOS ENTRE LOS 4.5 Y PERSONAS DE LA TIERRA. MUCHA GENTE, COMO OS OCURRIÓ MÁS TARDE A VOSOTROS, SE SINTIÓ ATRAÍDA POR EL TEMA. UNOS GRUPOS SE DECANTARON POR LA UFOLOGÍA; OTROS, DE TENDENCIAS MÁS MÍSTICAS, SE ACERCARON A DIFERENTES ÓRDENES HERMÉTICAS; OTROS RECIBIERON LA LLAMADA DE LA INFORMACIÓN TRANSCENDENTE A TRAVÉS DEL ESPIRITISMO Y OTROS CANALIZABAN SUS INQUIETUDES A TRAVÉS DE UNA ACTITUD DE COMPROMISO SOCIAL. EN PRINCIPIO ESTABA PREVISTO QUE LA MISIÓN FUNCIONARA EN GRUPOS AISLADOS, NO COMUNICADOS ENTRE SÍ, SIN EMBARGO, LA GRAN MAYORÍA DE ESOS GRUPOS DESAPARECIERON AL POCO TIEMPO.
Las palabras de Acael nos hicieron recordar las experiencias que habíamos tenido en el pasado. Cuando la noticia de la comunicación con extraterrestres salió a la luz, fue como una epidemia que se extendió rápidamente.
Surgieron innumerables grupos de contacto. Sin embargo, lo que empezó como una ilusión compartida entre varias personas, se convirtió en una lucha por el liderazgo de opinión y la búsqueda de reconocimiento personal. Las hegemonías llevaron a muchos grupos a posturas irreconciliables.
Comenzaron a llegar normas, estatutos, formularios... todo con el propósito de organizar el movimiento. Como era de esperar, el intento de jerarquización fracasó y el resultado fue desastroso. La mayoría de los grupos estaban formados por gente muy joven que caía, enseguida, en la dinámica pseudorreligiosa que tantos “cuelgues” ha causado. Sin embargo, estos grupúsculos tendían a desaparecer varios meses después, al no tener una base sólida en qué apoyarse. Se movían por fe ciega en un supuesto guía y en la “antena” receptora que, indefectiblemente, se convertía en el líder, hasta que se le agotaban las ideas místicas. Y, como es difícil provocar apariciones de entidades del tipo extraterrestre, sus mensajes se vaciaban de contenido y luego se disolvía el grupo, entre el desencanto y frustración de sus miembros.
Por otra parte, la falta de objetivos claros les impedía lograr coherencia en las comunicaciones con sus supuestos guías. Las interferencias de su propia mente eran continuas, de tal modo que resultaba imposible descifrar los mensajes, que casi siempre se reducían a frases muy metafóricas, en un lenguaje mesiánico y pseudomístico, sin contenido alguno.
En unos pocos años, lo que debía haber sido un movimiento de concienciación para poder vivir el cambio de etapa de la forma menos traumática posible, basándose en las enseñanzas recibidas de los Hermanos Mayores, se había convertido en un movimiento pseudomesiánico e irracional que se había desarrollado, con gran fuerza, en los países de raíces católicas a ultranza. Así, en Italia surgió Eugenio Siragusa, con mensajes de un supuesto extraterrestre que se hacía llamar Adoniesis, los cuales en su mayoría eran una copia de discursos al estilo del Santo Oficio en sus mejores años.
En gran parte de Sudamérica ocurrió igual pero, además, buscaron el respaldo de la madre patria, de tal modo que implantándose en España, los países Sudamericanos caerían como fruta madura. De ahí el envío de delegados y coordinadores que llegaban de Perú. Cuanto más fanáticos fueran, mejor, eso siempre arrastraba masas, como ocurrió con los grandes dictadores de la historia.
¿Quién había detrás de todo eso?, ¿Dónde había comenzado la manipulación?, ¿Cómo era posible que pudiesen movilizar a tantas personas y desviar su impulso original, haciéndoles creer que perseguían los mismos objetivos que ellos?
El cáncer se extendió rápidamente. El afán de protagonismo de muchos, la manipulación, el deseo de poder, la mala interpretación de considerar el contacto con un objetivo de salvación exclusivamente, a donde había que apuntarse para poder salir del planeta antes de que se produjera el cataclismo, y un sin fin de causas más, fueron las que se encargaron de interponer filtros entre el guía y los miembros de cada grupo, hasta el punto de que llegaba un momento en que la comunicación desaparecía.
Los 4.5 no podían interferir en nuestro libre albedrío, era una condición “sine qua non”, una de las máximas de la Confederación: la no interferencia en la evolución. Así pues, ante la imposibilidad de ser escuchado por sus alumnos, el guía se apartaba. Sin embargo, cuando alguno de esos grupos dejaba de recibir información, se la inventaba; siempre había alguien que tenía “los canales más abiertos” y recibía unos mensajes etéreos e indescifrables, que no tenían nada que ver con la enseñanza original, pero que “colocaban” al receptor por encima de sus compañeros.
Nuevamente la dispersión surgía de una misma idea ¿por qué algunos grupos no eran capaces de mantener una actitud crítica, constructiva y constante hacia la experiencia que estaban viviendo?, ¿Qué les hacía perder las riendas?, ¿Qué actitud mantenían, para que el guía abandonase?
La posibilidad de la comunicación con seres de otros planetas fue una gran campanada que resonó en el interior de muchas personas, gente que supo captar, desde el principio, la esencia de una filosofía de vida distinta, que podía llegar a través de unos Hermanos Mayores situados en lugares muy lejanos de nuestro planeta.
QUIEN HA ESTADO EN CONTACTO REAL CON UN GUÍA 4.5 NO OLVIDA NUNCA LA ENSEÑANZAS, A PESAR DE QUE EN ALGÚN MOMENTO HAYA PODIDO MÁS LAS CIRCUNSTANCIAS QUE LOS DESEOS DE PERTENECER A UN GRUPO.
PROYECTO HUMANIDAD NO ES EXCLUSIVAMENTE UNA MISIÓN DE RESCATE, SINO ALGO MUCHO MÁS AMPLIO DE LO QUE VOSOTROS IMAGINÁIS. NO OBSTANTE, SE RECATARÁN AQUELLAS PERSONAS QUE HAYAN ALCANZADO UN NIVEL VIBRATORIO SUFICIENTEMENTE ALTO COMO PARA ACCEDER A LA SIGUIENTE ETAPA EN VIDA. SIN EMBARGO, NO SOLO SE CONTEMPLA EL RESCATE FÍSICO EN RAZÓN DE LA EDAD Y, SOBRE TODO, DE LA SALUD. TAMBIÉN SE IDENTIFICARÁN AQUELLOS INDIVIDUOS QUE PUEDAN SER LOS PADRES DE LA SIGUIENTE GENERACIÓN. TODOS ELLOS PERMANECERÁN, DURANTE AÑOS, EN COLONIAS ESTABLECIDAS EN OTROS SATÉLITES Y PLANETAS DEL SISTEMA SOLAR, ALLÍ APRENDERÁN LAS COSAS BÁSICAS QUE NECESITAN PARA INTENTAR, CUANDO REGRESEN A LA TIERRA, FORMAR UNA SOCIEDAD ARMÓNICA QUE NO COMETA LOS ERRORES DEL PASADO.
LA TIERRA VOLVERÁ A SER HABITADA ALGUNAS DÉCADAS DESPUÉS DEL CATACLISMO, CUANDO LAS AGUAS HAYAN ABSORBIDO LA CONTAMINACIÓN.
TODOS LOS HIJOS QUE NAZCAN DE ESTOS HOMBRES PERTENECERÁN YA A LA ETAPA 4.4 Y TENDRÁN UN MAYOR DESARROLLO CEREBRAL, LO QUE LES PERMITIRÁ DAR UN PASO ADELANTE EN POS DE LA CONSCIENCIA.
CIERTAMENTE QUE EN EL CATACLISMO MORIRÁ MUCHA GENTE, PERO RENACERÁN RÁPIDAMENTE EN UNA NUEVA ETAPA. NO OLVIDÉIS QUE PARA EL ESPÍRITU LA MUERTE FÍSICA ES SOLO UN INCIDENTE EN EL LARGO CAMINO QUE HA DE RECORRER HACIA EL ORIGEN DEL QUE PARTIÓ. RECORDAD EL EJEMPLO DEL LABRADOR QUE CON SU ARADO REMUEVE LA TIERRA, PREPARÁNDOLA PARA UNA NUEVA COSECHA. LAS LOMBRICES O LAS HORMIGAS VIVEN LA EXPERIENCIA COMO UN TERRIBLE CATACLISMO, QUE DA AL TRASTE CON CUANTO HABÍAN CONSTRUIDO, SIN EMBARGO, CUANDO VUELVE LA CALMA, LA TIERRA ES MÁS RICA, TIENE MÁS OXÍGENO, SE HA REVITALIZADO Y SE HAN ACTIVADO SUS SUSTANCIAS MINERALES... Y LA VIDA VUELVE A SURGIR EN TODA SU PLENITUD CON LA NUEVA SIEMBRA.
LOS MOMENTOS QUE ATRAVIESA EL PLANETA TIERRA SON ESPECIALMENTE IMPORTANTES, NO LO OLVIDÉIS, MUCHOS ESPÍRITUS QUIEREN VIVIR LA EXPERIENCIA DEL EXAMEN FINAL, POR ESO NO DUDAN EN ENCARNARSE Y SIGUEN NACIENDO A PESAR DE QUE SABEN, CUANDO ESTÁN DESENCARNADOS, POE EL TRANCE QUE VA A PASAR EL PLANETA. SIN EMBARGO, ES UNA OPORTUNIDAD IRREPETIBLE, ÚNICAMENTE SUCEDE CADA MUCHOS MILES DE AÑOS. EL ESPÍRITU CRECE EN LA MEDIDA QUE SE ENRIQUECE CON EXPERIENCIAS Y, EN LA ETAPA HUMANA, SOLO HAY UN MODO DE CONSEGUIRLAS: VIVIENDO.
LA NUEVA TIERRA CONDCIONARÁ UN NUEVO HOMBRE, CON NUEVAS POTENCIALIDADES Y UN AMPLIO PROGRAMA DE EVOLUCIÓN Y DESARROLLO, ESO ES LO IMPORTANTE, EL CAMINO QUE TENÉIS POR DELANTE.
=== === === === === ===
UNA NUEVA ETAPA ANTE NOSOTROS

El grupo, nuestro grupo, ha pasado desde el momento en que comenzó su andadura por muchas vicisitudes, experiencias a veces gratas y otras dolorosas que, en momentos puntuales y críticos, ha estado a punto de dar al traste con su supervivencia.

Sin embargo, nos hemos dado cuenta, con el paso de los años, que todo lo vivido ha tenido su razón y su por que, aunque a veces lo hayamos comprendido meses o años después. Cuando una etapa moría siempre se entreveía, en el último momento, una nueva que se abría ante nosotros recogiendo las esperanzas y la posibilidad de futuro que aseguraba la continuidad del grupo. “Siempre hay una luz al final de un oscuro corredor”, decía muchas veces el abuelo Baldomero y, con el tiempo, aprendimos a mirar un poco más lejos cuando nos sentíamos perdidos en alguno de los vericuetos de la vida.

En el verano de 1991 nació un nuevo grupo. Vivimos una de las experiencias catalogadas como fundamentales por nosotros. Fue en el mes de Septiembre en la isla de la Palma, un paraíso perdido en las azules aguas del Atlántico.

Nos habíamos desplazado hasta los Llanos de Aridane, un pequeño pueblo situado en el corazón de la isla. Allí íbamos a participar en las III Jornadas Paracientíficas que organizaba un grupo espirita que habíamos conocido hacia algún tiempo y al que nos unía una buena amistad. En las pocas ocasiones que habíamos tenido de contrastar experiencias e información comprobamos que, a pesar de que arrancábamos de caminos aparentemente distanciados, llevábamos la misma dirección y compartíamos objetivos muy similares.

Dadas nuestras características personales, habíamos evitado desde el comienzo la comunicación con desencarnados. Nuestro objetivo, desde el primer día, fue claro y definido como un rayo láser: el contacto con seres humanos físicamente vivos que fueran más evolucionados que nosotros.

Cuando conocimos al grupo espirita de la Palma y nos hablaron de su trabajo de cerca de 30 años, de los conocimientos que habían acumulado y sobre todo de sus experiencias, nos dimos cuenta que realmente ése era también un camino, una vía de aprendizaje. Una vez más, pudimos comprobar que no se trata del método que sigas, sino de cómo lo haces y para qué lo empleas. Su lema, basado en el espiritismo científico, “Hablen los espíritus, razonen los hombres”, ya lo dice casi todo.
Durante esa semana, tuvimos ocasión de convivir con ellos y dejarnos impregnar de su filosofía de vida. Participamos de una experiencia de convivencia absoluta y totalmente gratificante, una experiencia que nos marcaría de forma indeleble a partir de ese momento. Vimos nuevas formas de trabajo, otras actitudes ante las cosas, otros comportamientos, otros ritmos y otra manera de marcar las prioridades...

ES IMPORTANTE QUE VAYÁIS INCORPORANDO EN EL GRUPO LA FORMA DE AFRONTAR LOS TEMAS PERSONALES QUE TIENEN VUESTROS AMIGOS DE LA PALMA, SIN RENUNCIAR A VUESTRA IDIOSINCRASIA, ES DECIR, UN GRUPO QUE RECIBE LO PROBLEMAS CON LA MENTE, LOS ESTRUCTURA Y LUEGO LOS MEZCLA CON EL BÁLSAMO DEL ESPÍRITU, PORQUE VOSOTROS TENÉIS YA LA GARGANTA CAUTERIZADA Y ES BUENO QUE APRENDÁIS A SUAVIZAR LOS ALIMENTOS PARA RECUPERAR UN POCO EL SABOR.

Hasta ese momento la imagen que dábamos era la de un grupo intelectual, hermético y un tanto pontifical. En aquellos días se nos resquebrajaron los escudos protectores y nos sentimos liberados. La alegría, el buen humor, la camaradería, el compartir, el manifestar sin cortapisas el afecto, la hermandad, la necesidad de referenciarte en el que está al lado... hizo que se desbloquearan nuestros centros emocionales de una forma para nosotros tremenda, provocándonos sentimientos desconocidos hasta entonces.

El día 18/9/91 fuimos convocados a una cita con nuestros Hermanos Mayores en la cumbre de un monte cercano. Estaba a algunos kilómetros de los Llanos y se llegaba por un camino forestal. Fueron invitados a participar en la experiencia dos compañeros del grupo espirita.

El ambiente que se respiraba entre las personas que íbamos era extraordinario. Habíamos estado recibiendo las últimas instrucciones sobre el lugar de la cita y el horario y se había creado entre todos un clima muy especial. Estuvimos durante unos minutos sentados en una pequeña y solitaria plaza. Sólo se oía el murmullo cantarín que hacían los caños de la fuente que había en el centro. El lugar era de una paz sobrenatural, el suelo estaba alfombrado de cientos de flores blancas que desprendían un aroma increíble. Caían de unos árboles grandes que ellos llaman la dama de noche. Nos sentíamos transportados a un lugar de ensueño, disfrutando cada segundo, respirando con fruición y teniendo los sentidos abiertos al máximo, tratando de captar toda la magia de aquellos instantes. Apenas hablábamos, sólo nuestros corazones saltaban trepidantes dentro del pecho empeñados en tocar una melodía compartida.

Aquellos minutos de recogimiento, de silencio interior, en el que cada uno se sumergió en lo más profundo de sí mismo, nos hicieron sentir que no estábamos solos, que los límites que formaban nuestros cuerpos eran rebasados por nuestra mente y nos uníamos en algo mucho más grande, mucho más auténtico. Cuando nos mirábamos veíamos esa parte común que los seres humanos sólo somos capaces de reconocer en determinados momentos: nuestra divinidad.

Recogimos unas cuantas flores y subimos a los coches dispuestos a asistir a nuestra cita. La ilusión, la felicidad que sentíamos era suficiente como para que la experiencia ya mereciera la pena, incluso aunque no viéramos nada.

Hacía tan solo unos minutos Acael nos había dicho:

ES MUY IMPORTANTE QUE SIGÁIS MANTENIENDO LOS PIES EN EL SUELO Y LAS MANOS EN EL CIELO PARA QUE NO SE DESEQUILIBRE LA ENERGÍA Y EL CAMINO QUE HABÉIS EMPRENDIDO.

SÉ QUE DESEÁIS VER NAVES, SOLO SI MANTENÉIS UN NIVEL DE ARMONÍA SUFICIENTE PODRÉIS PERCIBIR LO QUE SE ACERQUE. DEBÉIS DESTERRAR EL MIEDO Y LA ANSIEDAD.

Una vez llegados al lugar, dejamos los coches y tuvimos que seguir durante un trecho entre los pinos hasta llegar a la zona más alta. Buscamos un pequeño claro y, formando un círculo, nos unimos en una pequeña meditación. Poco después nos separamos y cada uno buscó un sitio donde quedarse a solas en medio de la inmensidad de la noche, cobijados por un manto negro cuajado de estrellas. El silencio era total. La Naturaleza, como madre amorosa, velaba en silencio el sueño de todo lo creado.

Apenas cerramos los ojos notamos el estremecimiento de la salida del cuerpo astral. Ascendimos como antorchas de luz hacia el firmamento, hacia una franja sobre nosotros en la que no se veían estrellas. Como en otras ocasiones nos provocaron un desdoblamiento energético.

No sabemos si porque esta vez estábamos mejor preparados psicológicamente o por los momentos vividos antes, lo cierto es que estábamos muy tranquilos como si lo que estaba pasando fuese algo muy natural, como si lo viviéramos con frecuencia. No había en ninguno de nosotros el más mínimo sentimiento de recelo, ni inseguridad, ni mucho menos miedo. Cruzamos rápidamente por varias salas. Nos hacía gracia ver las cosas diferentes, todo alrededor eran energías en diferentes frecuencias de vibración, era un mundo de colores luminosos y brillantes en el que los sentimientos se reflejaban como destellos. Sentimos que cada persona que nos miraba nos acogía y nos daba la bienvenida. Nadie nos guiaba pero sabíamos donde teníamos que ir. Era una sala circular, no había muebles ni nada a destacar, solamente unos tubos transparentes, llenos de una luz blanca muy intensa pero que no deslumbraba, una luz extraña, parecía que palpitaba, como si tuviese vida propia. Esos tubos estaban alrededor de toda la estancia, pegados a las paredes.

Pero lo más sorprendente de todo era una sensación de amor indescriptible que a todos nos embargaba. Reíamos como niños, de forma incontenible, nos mirábamos unos a otros y no podíamos parar, saltábamos para dejarnos después caer flotando lentamente, simulábamos volar como los pájaros, estábamos jugando en un mundo nuevo sin limitaciones, en el que por primera vez disfrutábamos libres de ataduras. Vivíamos emociones intensas que nos hacían reír aunque no se oían las carcajadas. Pensamos que era por el aire que respirábamos que era diferente, más denso pero al mismo tiempo más limpio, con un tono amarillo-anaranjado. Mirando por una ventana circular vimos nuestros cuerpos abajo pero no nos sorprendió, parecíamos dormidos y tranquilos. Se veían los árboles desde arriba y la luminosidad de las luces de los Llanos que se reflejaban en el cielo.

Jamás podremos olvidar aquellos momentos de goce absoluto en el que las leyes físicas que gobiernan nuestro mundo no tenían validez. Al poco tiempo, aunque nuestra noción del tiempo no existía, apareció Acael. La diferencia energética que hay entre él y nosotros siempre nos obligaba a guardar una distancia de aproximadamente 3 metros, para evitarnos cualquier daño. Sin embargo, en esa ocasión abrió los brazos y, como si fuese un imán, fuimos atraídos hacia él fundiéndonos en un abrazo inmenso en el que recibimos toda la ternura y todo el afecto que nuestro Hermano Mayor nos tenía. Posiblemente, nosotros habíamos logrado elevar un poco nuestra vibración gracias al estado de felicidad que nos embargaba y él había colaborado bajando su propia frecuencia para permitir la cercanía. Todavía, cada vez que recordamos aquel momento, sentimos como nuestro cuerpo se estremece con mil sensaciones desconocidas y como nuestras células vibran de una manera especial, volviendo a sentir aquella energía de altísima vibración que sólo podía llamarse de una forma: Amor.

Por fin habíamos logrado fundirnos en un abrazo con Acael, con ese hombre que formaba parte ya de nuestras vidas, que había logrado hacerse un hueco en nuestro grupo, que era un elemento más del equipo de trabajo, que estaba presente en los momentos buenos y malos que atravesáramos. Ese hombre, que os había enseñado, sin decirlo, el verdadero significado de palabras que para nosotros habían perdido su valor, por estar manipuladas y usadas de forma incorrecta a lo largo de nuestra vida: la caridad, la solidaridad, la sinceridad, el respeto, la tolerancia, la humildad, la generosidad, la paciencia... Todas ellas no eran lecciones que él nos hubiera impartido, sino que eran los sentimientos, la carga energética que habíamos recibido, lo que nos había dado en cada una de las comunicaciones. Sin explicaciones, sin mencionarlas siquiera, nos había demostrado con su ejemplo, como se hacen las cosas auténticas. Eso es lo que había detrás de esos conceptos.

No podemos precisar cuanto duró aquel abrazo en el que sentimos como nuestra cabeza se apoyaba en su pecho y nos la acariciaba con infinita dulzura, podrían ser unos instantes o una eternidad, daba igual, lo importante era la intensidad del momento que estábamos viviendo.

Cuando nos separamos, pudimos ver que también estaban presentes algunos de los Maestros que nos impartían las distintas materias. Fedam, Ebaren, Teluc y otros que aún no conocíamos pero que, según nos dijeron, tendrían relación con nosotros en el futuro.

Se colocaron frente a nosotros y sentimos como, en un momento determinado, proyectaban desde la palma de su mano izquierda un chorro de energía que chocaba directamente contra nuestro pecho, produciéndose inmediatamente un remolino, una espiral de energía, que giraba a velocidad vertiginosa.

Nos explicaron que era necesario que se desbloquearan y activaran nuestros centros emocionales para que pudiéramos captar de forma más completa las nuevas enseñanzas que íbamos a recibir durante los próximos meses. Nos animaron a abrirnos al exterior, a contar nuestras experiencias de trabajo de grupo a aquellas personas a las que tuviéramos acceso. Hacíamos planes para el futuro y nos daban mucho ánimo para los momentos difíciles que íbamos a pasar. La síntesis final era: Contaos a vosotros mismos. Eso significaba no sólo transmitir aquellos conceptos o aquellas técnicas útiles y prácticas que hubiéramos aprendido de ellos, sino intentar manifestar nuestro yo interior, el real, transmitir lo que de verdad hubiéramos asimilado y experimentado, contándolo desde nosotros mismos, desde nuestra experiencia.

Percibimos su presencia cercana y su compromiso de estar a nuestro lado. Podíamos sentir el nexo de unión con aquellos seres que nos parecían gigantes luminosos. Fue una de las sensaciones de amor y paz más intensa de nuestra vida.

Lentamente nos fuimos despidiendo y, mientras regresábamos de vuelta a nuestro cuerpo, descubrimos en todos nosotros una coloración idéntica rosáceo-violeta muy brillante. Entramos en nuestro cuerpo por las fontanelas y, pocos segundos después, volvíamos a la consciencia objetiva.

La experiencia fue vivida a nivel semi-inconsciente y tuvimos que recurrir nuevamente a la sofronización para completarla. No obstante, lo que si sentimos físicamente era un tremendo torbellino en el plexo solar que producía una energía centrífuga y expansiva. Nos sentíamos llenos a rebosar, cargados de energía como nunca antes habíamos estado. Esta vez, nadie se sintió defraudado por no ver la nave en el cielo con los ojos físicos, lo que llevábamos dentro había colmado con creces nuestras expectativas.

A partir de ese momento, cada una de las personas que allí estuvimos pudimos ver la vida a través de otros ojos. Para nosotros, personas serias, cartesianas, maduras y un tanto acartonadas por unos esquemas mentales fundamentalmente rígidos, aquella experiencia fue completamente revolucionaria.

La recarga de energía con nuestros maestros, complementada con la convivencia de los amigos de la Palma, nos hizo abrirnos a otras realidades, quitarnos tabúes de relación, prejuicios, ideas preestablecidas sobre las cosas. En aquella semana aprendimos flexibilidad, tolerancia, afecto... Sentimos la entrega del abrazo cuando se funden los plexos solares de las dos personas que se abrazan y perciben, durante unos segundos, el reconocimiento de los latidos del otro. Descubrimos cómo unos esquemas mentales se pueden resquebrajar gracias, no a la dialéctica y a la argumentación, sino a la carga de afectividad que se le pueda poner. A partir de entonces, hemos incorporado en nuestra vida “los abrazos palmeros” como una de las prácticas más importantes para aprender a manifestar nuestro auténtico yo interior, el real, nosotros mismos.

Acael confirmó nuestras intuiciones: QUISIERA QUE SUPIÉRAIS QUE HOY SE CIERRA UNA ETAPA Y SE ABRE OTRA.

Tal vez resulte difícil entender el cambio que se operó en nosotros porque resulta muy complicado explicarlo con palabras. Posiblemente, desde un punto de vista exclusivamente racional, no sea posible percibir los matices que esa experiencia conllevaba. Seguramente, sólo el que lo vive se da cuenta del alcance de lo vivido. No obstante, hemos querido compartir ese momento trascendental en la vida de nuestro grupo en el que abrimos algunas puertas que llevaban mucho tiempo cerradas. El resultado ha sido que el aire interior se ha renovado y ha inundado todos los rincones que antes le estaban vedados. Eso nos ha permitido abrirnos a nuevas enseñanzas de nuestros maestros, admitir conceptos y lecciones, que antes habíamos vetado por una excesiva polarización en nuestra parte racional

ES IMPORTANTE QUE DÍA A DÍA VAYÁIS INCORPORANDO NUEVOS CONCEPTOS Y FORMAS DE RELACIÓN PERSONAL CON LOS DEMÁS. HAY QUE EMPEZAR POR LOS MÁS CERCANOS, PERO AHORA DE VERDAD, NO DE BOQUILLA: LA FAMILIA, LOS AMIGOS, LOS COMPAÑEROS DE TRABAJO...

PARA ELLO CADA MAÑANA AL DESPERTAR PODÉIS DECIROS:

YO TENGO LA FACULTAD DE CREAR EL AMOR EN MI ENTORNO Y PUEDO VENCER CUALQUIER DIFICULTAD SI EL AMOR SALE DE MI BOCA Y MI CUERPO EN GENERAL.

EL ESPÍRITU NO ES ALGO FÍSICO, EN EL SENTIDO DE QUE NO ES MEDIBLE, NI VISIBLE, NI AUDIBLE, PERO CUANDO ABRAZAMOS A UN HERMANO SE HACE PATENTE, CUANDO ESTAMOS VELANDO EL SUEÑO DE UN NIÑO ENFERMO SE HACE PATENTE, CUANDO AYUDAMOS A BIEN MORIR SE HACE PATENTE.

ESO ES LO QUE QUIERO QUE APRENDÁIS A PARTIR DE AHORA, A GENERAR AMOR Y HACERLO PATENTE EN CADA MOMENTO DEL DÍA.

EL CHAKRA DEL PLEXO SOLAR, AL VIBRAR CON MAYOR INTENSIDAD, HACE QUE LOS DEMÁS VIBREN A SU VEZ MÁS INTENSAMENTE, POR LO QUE EL CUERPO FÍSICO EXPERIMENTA UNA ACTIVIDAD INUSITADA POR LA PRODUCCIÓN DE HORMONAS ESTIMULANTES, TODO SE PERCIBE ENTONCES DE UNA FORMA DIFERENTE.

ESA ACTITUD MANTENIDA PRODUCE EL DESBLOQUEO DE LAS EMOCIONES.

UNO SE SIENTE MÁS FELIZ CON UNO MISMO Y CON CUANTO LE RODEA, Y ES CAPAZ DE DARSE CUENTA ENTONCES, QUE ESA ACTITUD PRODUCE EL ACERCAMIENTO DE OTRAS PERSONAS Y ENCUENTRA QUE LA AMISTAD Y EL COMPARTIR SON MÁS IMPORTANTES PARA LA VIDA Y LA SALUD FÍSICA Y MENTAL QUE UNA RELACIÓN DONDE LO QUE SE PLANTEA ES, COMO MUCHO, EL INTERCAMBIO JUSTO.

EL AMOR NO BUSCA INTERCAMBIO, ES UNA ENERGÍA ALTRUISTA QUE SOLO LA MENTE DEFORMA Y SI LA DEFORMA ES, SIMPLEMENTE, PORQUE HABEÍS CONSTRUIDO UNA SOCIEDAD BASADA EN EL INTERCAMBIO NO SIEMPRE JUSTO, POR LO QUE CREÉIS QUE LA NO-MANIFESTACIÓN DE LAS EMOCIONES OS PROTEGE, CUANDO ES JUSTO AL CONTRARIO.

Ese tipo de lenguaje en otro tiempo nos hubiera parecido “blandengue”, poco práctico y hubiera sido rechazado por nosotros si no hubiéramos estado en la Palma una semana viviendo con unos parámetros diferentes a los que regían nuestra cotidianeidad hasta ese momento. Sentimos un inmenso agradecimiento a nuestros hermanos del grupo espirita, que nos ayudaron y nos enseñaron que incluso hoy, en este mundo tan desquiciado, se puede vivir de otra forma. Nos une con ellos un vínculo irrompible, porque dieron sentido a una palabra que no teníamos incorporada: hermandad.

==== ==== ==== ====
ENCUENTROS CERCANOS

La nueva etapa supuso para nuestro grupo cambios importantes tal y como nos había anunciado Acael. Empezamos a recibir información muchos más pormenorizada sobre algunos temas que ya habíamos tratado pero incorporando nuevos elementos que antes hubieran sido rechazados. Aparecieron nuevos maestros de filosofía, de desarrollo de capacidades “paranormales”, de genética... En definitiva empezamos a recibir clases en una nueva asignatura que ellos llamaron LA CIENCIA DEL YO.

Esa información será estructurada y divulgada en cuanto nos sea posible. Es revolucionaria en el sentido de que es tremendamente integradora y clarificadora. Los conceptos científicos y espirituales se mezclan y se confunden, pues ambos están mirados desde un solo punto de vista: el ser humano, como parte de un todo mucho mayor, como parte del gran holograma cósmico.

Bien, siguiendo con nuestra historia: a partir del 11/09/91 cada vez que Acael se despedía de nosotros en los contactos, después de su habitual “Adiós, amor, Hermanos” repetía una fecha 25/01/92.

Cuando le preguntábamos que significaba esa fecha contestaba que aún no podía decirnos nada, que iría dándonos datos a medida que fuese acercándose el momento. Intuíamos que se trataba de una cita, pero nos sorprendía ese misterio tan poco habitual en él. Sólo pudimos sonsacarle que sería un día muy importante para nosotros.

4/12/91. OS VEO INQUIETOS CON LO DEL 25/01/92. OS PUEDO ADELANTAR QUE SERÁ EN CANARIAS, PORQUE ALLÍ SE OS ACELERAN LOS CENTROS EMOCIONALES, COSA NECESARIA PARA LO QUE VAIS A VIVIR EN CUANTO A LA ISLA EN CONCRETO... TENERIFE.

La posibilidad de ir Canarias siempre era para nosotros un aliciente, allí nos encontrábamos como en nuestra propia casa. Habíamos sintonizado con aquella tierra y con su gente de tal manera que, periódicamente, se nos creaba la necesidad de ir a “recargar las pilas” como nosotros decíamos.

Poco a poco Acael iba desgranando información.

6/12/31. EL DÍA 25/01/92 EL GRUPO SE DESPLAZARÁ A TENERIFE. AÚN NO SABEMOS EL LUGAR DE LA ISLA, PERO ESPERAMOS QUE SEA UNA CITA INTERESANTE, TRATANDO DE ENCONTRAR LA FORMA DE QUE NO SEA UNA CITA EXCLUYENTE DE OTRAS PERSONAS, ESTAMOS PIDIENDO PERMISO A NUESTROS HERMANOS PARA QUE PUEDA ASISTIR MÁS GENTE, SI LO DESEAN, PERO CON UN MÁXIMO DE DIEZ O DOCE (INCLUYÉNDOOS A VOSOTROS) AUNQUE LOS QUE NO SON DEL GRUPO LA VIVIRÁN DE FORMA DIFERENTE.

HAY UN PROYECTO QUE INVOLUCRA A CANARIAS Y EN EL QUE ES POSIBLE QUE INTERVENGAN LOS MIEMBROS DEL GRUPO Y OTRAS PERSONAS. ESTE PROYECTO TIENE UN OBJETIVO A MEDIO Y LARGO PLAZO COMO ES EL DE CREAR UN CENTRO ENERGÉTICO DE DIFUSIÓN PLANETARIA. EN ESTE PROYECTO INTERVIENEN PERSONAS DE OTROS LUGARES QUE EVENTUALMENTE ESTÁN EN CANARIAS Y MÁS CONCRETAMENTE EN LA PALMA Y TENERIFE. HAY ALGUNA CONNOTACIÓN CON LA GOMERO, PERO NO TAN IMPORTANTE, LA GENTE A QUE ME REFIERO NO ES DE LA TIERRA.

¿Dónde están?

EN UNA GRAN BASE SUBMARINA EN EL ATLÁNTICO.

Ahondamos en ese tema y recabamos más información. Descubrimos que un centro energético es un núcleo de concentración y difusión de energías telúricas, cósmicas, electromagnéticas y de otros muchos tipos presentes en nuestro entorno tanto personal como planetario. La formación de este núcleo está relacionada por un lado, con la traslación de energías inherentes a la Tierra como ser vivo y por otro lado con la posición que ocupa nuestro planeta en el espacio en cada momento durante el viaje o periplo que nuestro sistema solar efectúa en torno a la estrella Alción del grupo de las Pléyades.

Durante ese tiempo, las energías que proceden tanto del interior como del exterior del planeta se sitúan o concentran en algunos puntos telúricamente apropiados. Estos puntos pasan a convertirse, así, en una especie de chakras planetarios. Las personas que viven en esas zonas absorben de forma prioritaria estas energías, transformando su sociedad paulatinamente en una civilización-faro como en su momento lo fue Egipto, Grecia, Roma, Tibet, Perú, etc., Todos estos lugares están situados en una franja que abarca desde el paralelo 30N al 30S.

Todo en el Universo se mueve en forma de espiral. A veces esa espiral es tan cerrada que más parece un círculo. Hace 25.000 años comenzó un ciclo para nuestra humanidad. Un ciclo que está a punto de terminar, para dar paso a un nuevo periodo que se ha dado en llamar Nueva Era. Durante el ciclo que ahora termina, los centros de difusión energética se han ido situando en diferentes partes del planeta para que, desde ahí, fuera surgiendo la luz del conocimiento y del desarrollo humano. El primero de ellos se situó en la Atlántida. De allí se irradió luz hacia diferentes partes del mundo: egipcios, sumerios, griegos, romanos, persas, mayas, aztecas, incas, chinos, hindúes...

Los círculos se cierran, terminan donde empiezan. Empezó en la Atlántida y termina en un lugar que formaba parte del continente. La aventura comienza con un trabajo de sensibilización, de transparencia psicológica y apertura total a lo desconocido.

Se generarán nuevos proyectos enfocados, no al beneficio personal sino al colectivo: clínicas de medicinas alternativas, sistemas pedagógicos que educan para la participación y la solidaridad, no para la competitividad, nuevas técnicas de cultivo, nuevos ensayos sociales y humanistas de relación entre los seres humanos. Se están desarrollando nuevas corrientes filosóficas y culturales tendentes al crecimiento integral del ser humano, donde el conocimiento de sí mismo y del papel que juega en el universo priman sobre las concepciones egocentristas. En definitiva Canarias, como el primer centro energético de la Nueva Era, será el crisol donde se fundan las energías que se están generando con los esfuerzos de los hombres por intentar crear una sociedad armónica.

20/12/91. LA EXPERIENCIA CONSTARÁ DE DOS MOMENTOS, UNO QUE VIVIRÉIS VOSOTROS SOLOS, DONDE EL RESTO DE LAS PERSONAS DEBERÁN QUEDARSE ALEJADOS 100 O 200 METROS Y OTRO CON LOS DEMÁS.

A medida que se iba acercando la fecha iba creciendo la ansiedad en nosotros. Soñábamos con ello pues debía ser algo importante cuando nos lo había avisado desde hacía tanto tiempo. Nunca nos había pasado nada parecido, a pesar de que lanzábamos todo tipo de especulaciones para ver si Acael se hacía eco de ellas, no daban resultado.



27/12/91. VAMOS A TRATAR SOMERAMENTE DEL VIAJE A CANARIAS. EL LUGAR DE ENCUENTRO SERÁ EN TENERIFE.

ESPERAMOS QUE ESTÉIS EN BUENA DISPOSICIÓN FÍSICA Y MENTAL, NO COMIENDO ANIMALES 48 HORAS ANTES, NI FUMAR, NI BEBER ALCOHOL, ASÍ ESTARÉIS MÁS RECEPTIVOS.

SE TRATA DE QUE PODÁIS VISUALIZAR ENERGÍAS MÁS SUTILES Y QUE OS PODÁIS COMUNICAR CON ELLAS. ESAS ENERGÍAS SUTILES SON ASTRALES, TANTO NUESTRAS COMO DE HERMANOS QUE NO DESEAN SER VISTOS FÍSICAMENTE, A MENOS QUE SE DEN LAS CIRCUNSTANCIAS ADECUADAS, COMO PUEDAN SER UNA LIMPIEZA MENTAL Y UNA GENERACIÓN DE AMOR AL PLANETA.

EN CUANTO A POSIBLES AVISTAMIENTOS, CABE LA POSIBILIDAD DE QUE OCURRAN PERO A LO MEJOR DISTINTOS A LOS QUE SE VEN EN LA PELÍCULAS, IMAGINAOS QUE PODÉIS IR, SIN SABER COMO, A LA BASE SUBMARINA... ESO SI, CON ACTITUD POSITIVA Y SIEMPRE QUE LOS DE LA BASE LO PERMITAN.

¿Iríamos físicamente?

Sí.


Aquella noticia fue una bomba. La primera experiencia física, un traslado físico... no podíamos creérnoslo. Nuestro interés por las naves había ido decreciendo con el paso de los años para dar más importancia a la experiencia de contacto que estábamos viviendo. Hacía años que no nos planteábamos el encuentro físico y, como casi siempre ocurre, cuando menos lo esperas suceden las cosas.

10/01/92. ¿Qué es eso del misterio de la Isla de San Borondón? Según parece es una isla que está entre Tenerife y la Palma y que emerge y desaparece, según los testimonios de los más ancianos.

SAN BORONDÓN COMO ISLA NO EXISTE, COMO BASE SÍ. ESE NOMBRE SE LO ASIGNO LA TRADICIÓN POPULAR. LA BASE EMERGE, EN OCASIONES, PARA RECARGAR ENERGÍAS SOLARES Y RENOVAR EL AIRE, PERO EVIDENTEMENTE NO TODA LA ISLA, SOLO CIERTOS MÓDULOS, ESPECIALMENTE DISEÑADOS PARA ELLO Y ESO ES TODO LO QUE PUEDO DECIR POR EL MOMENTO.

Aquello iba tomando forma poco a poco y los datos que faltaban eran imaginados con toda ingenuidad por nosotros. Bromeábamos continuamente sobre como sería el traslado, sobre lo que veríamos, lo que nos dirían... los propios nervios nos hacían desdramatizar la experiencia, cayendo en nuestra faceta desmitificadora que nos hace tantas veces reírnos de nosotros mismos.

Se acercaba la fecha. Preparamos el viaje y nos fuimos a Tenerife. Nos acompañaron algunos amigos desde Madrid que quisieron estar cerca de nosotros en aquellos momentos que todos vivíamos como fundamentales.

Un par de días antes fuimos hasta el lugar de la cita para localizar bien el sitio a la luz del día. Las Islas Canarias están abiertas por profundos barrancos que representan una de sus mayores bellezas. Son lugares insólitos que le alejan a uno del mundo y de la civilización y le sumergen en las mismas entrañas de la Tierra.

El lugar elegido era una gran hendidura entre los montes, que se va estrechando a medida que avanza por él. Se puede llegar en vehículo “todo terreno” hasta aproximadamente quinientos metros del final. Cuando llegamos era por la tarde. El cielo, que hasta entonces había sido azul, allí no se veía. Las cumbres de las montañas estaban ocultas tras una tenue niebla que se deslizaba nerviosa de un lado para otro, como impulsada por un viento que no se percibía desde abajo.

Había vegetación de arbustos a ambos lados y las laderas de las dos montañas que flanqueaban a izquierda y derecha el barranco, estaban completamente cubiertas de vegetación. Aquel verdor, húmedo, fresco y oscuro, entre la niebla, nos hizo pensar en los paisajes de Machu-Pichu en Perú. Cerrando los ojos podíamos imaginar que, en cualquier momento, podría salir de detrás de cualquier arbusto un muchachito inca para darnos la bienvenida y servirnos de guía.

Avanzábamos en fila india por el tortuoso camino ascendente lleno de piedras sueltas. Durante el trayecto, nuestros amigos canarios nos fueron contando las increíbles historias que narraban sobre aquel lugar las gentes de los alrededores: Seres de blancas vestiduras que aparecían y desaparecían en el interior del Barranco, naves que atravesaban las paredes de las montañas, luces misteriosas, desaparición de alguna persona que apareció años después, sin que hubiese transcurrido el tiempo para ella... Eran historias o leyendas que había corrido de boca en boca y que resultaba muy difícil de comprobar su veracidad.

No obstante, viendo aquel sitio nos dábamos cuenta de que cualquier cosa podría pasar. A aquel lugar lo llamaban también la vagina de la Tierra y, realmente, a medida que íbamos avanzando, con cada nuevo paso, parecía que nos íbamos adentrando más y más en su interior.

Al llegar al final había un pequeño llano donde nos detuvimos. A nuestro lado se veía la entrada de una mina abandonada. Era un rectángulo negro que a la luz del día no producía ningún miedo. Algunos entramos varias decenas de metros, pero el calor y la humedad eran asfixiantes, la atmósfera se enrarecía por minutos, faltando el aire para respirar, así que salimos de allí, dejando para otro momento la aventura. El final del Barranco lo formaba una inmensa pared de piedra, roca desnuda, que se elevaba hasta el cielo. Desde allí se veía la entrada flanqueada a ambos lados por los montes. Estábamos, pues, en una especie de saco cerrado. Una vez que inspeccionamos la zona, emprendimos el camino de regreso hacia los coches antes de que anocheciera, pues no habíamos llevado linternas y el camino era muy irregular.

El día de la víspera recibimos las últimas instrucciones:

21/01/92. EL GRUPO ENTRARÁ EN UNA DINÁMICA MUY ACTIVA A PARTIR DEL VIAJE A TENERIFE. ES BUENO QUE EMPECÉIS A PERCIBIR LAS ENERGÍAS TELÚRICAS QUE SE MUEVEN EN ESTA ISLA Y EL MEJOR LUGAR ES EL QUE HABÉIS VISITADO.

DE TAL FORMA QUE ESE BARRANCO CONSTITUYE EL PUNTO DE ORIGEN EXTERIOR DE LA EMANACIÓN ENERGÉTICA CUYO EPICENTRO INTERNO SE HALLA SITUADO ALGUNOS CIENTOS DE METROS BAJO TIERRA.

MAÑANA DÍA 25 A LAS 00.30 HORAS OS SITUARÉIS LOS SEIS SOLOS EN EL MISMO SITIO DONDE OS SENTASTEIS AYER. HARÉIS UNA RELAJACIÓN Y OS PONDRÉIS EN SITUACIÓN DE PERCIBIR LAS ENERGÍAS Y ENTIDADES QUE ALLÍ SE ENCUENTRAN.

ESE LUGAR ES UN PUNTO DE ENERGÍAS INESTABLE, DE TAL FORMA QUE SE ESTÁN ABRIENDO Y CERRANDO CONSTANTEMENTE PUERTAS DE COMUNICACIÓN INTERDIMENSIONALES, QUE SOLO SE PUEDEN PERCIBIR EN ESTADO DE RELAJACIÓN O SI ESTÁ DESARROLLADO EL TERCER OJO, Y VOSOTROS AÚN NO LO TENÉIS MUY DESARROLLADO.

NO OBSTANTE CAPTARÉIS COSAS CON LOS OJOS FÍSICOS. NOSOTROS EN LOS DESPLAZAMIENTOS UTILIZAMOS PUERTAS DIMENSIONALES, ASÍ QUE SI ESTÁIS BIEN RELAJADOS NOS VERÉIS.

EL OTRO GRUPO SE REUNIRÁ APROXIMADAMENTE UNA HORA MÁS TARDE CON VOSOTROS.

¿Tendremos alguna experiencia con la base?

ES POSIBLE PERO SERÁ A NIVEL DE RELACIÓN INTERDIMENSIONAL

NADA MÁS POR EL MOMENTO, QUE TENGÁIS MUCHA SUERTE Y NO QUERÁIS VER CON LOS OJOS FÍSICOS ANTES QUE CON LOS INTERNOS.

DURANTE LA EXPERIENCIA PODRÉIS GENERAR ENERGÍA POSITIVA PARA EL PLANETA Y PARA TODOS LOS QUE LA NECESITEN. EMITID SEIS VECES OM PARA ARMONIZAROS Y LUEGO MANTENED AL MENOS 15 MINUTOS LA RELAJACIÓN PARA QUE LA ENERGÍA DESPRENDIDA POR EL GRUPO PUEDA SER PERCIBIDA Y LAS ENERGÍAS DE TODO TIPO Y CONDICIÓN, SIEMPRE POSITIVAS DESDE LUEGO, PUEDAN SER SENTIDAS POR VOSOTROS.

Seguimos todos los consejos e indicaciones de Acael preparándonos para el gran momento. El estado de nervios y de ansiedad se manifestó durante todo el día. Nadie podía apartar de su mente el momento que íbamos a vivir, cada uno se lo imaginaba a su modo. Habíamos cuidado la alimentación y los estados de ánimo durante los días inmediatamente anteriores. Nos considerábamos preparados física y energéticamente, sin embargo, la mente trotaba como un caballo desbocado haciendo que los otros cuerpos se vieran también afectados.

Íbamos bien pertrechados con linternas y ropa de abrigo. Hacía frío, aunque nosotros éramos incapaces de sentir otra cosa que nuestro propio corazón latir a toda máquina. La noche era clara y despejada, no había ni una sola nube en el cielo y la luna aún no había salido. Los faros de los “todo terreno” iluminaban el tortuoso camino bordeado de arbustos y rocas. La marcha era dura y dificultosa, imposible de hacer con otro tipo de vehículos. Escuchábamos música en silencio, atentos a los enrevesados vericuetos de la senda. No se veía nada alrededor, salvo el reducido espacio que iluminaban los faros.

Llegamos al lugar donde debían quedarse los amigos que nos acompañaban. Nos fuimos despidiendo de ellos uno a uno, fundiéndonos en un fuerte abrazo. Nos desearon suerte y nos animaron mientras bromeaban diciéndonos que esperaban que regresáramos. Al cabo de una hora subirían hasta el final del barranco para reunirse con nosotros. Fue muy emocionante sentir su apoyo y su respeto. Algunos nos habían acompañado incluso desde Madrid para compartir la experiencia en la medida que fuera posible. Nunca olvidaremos aquel gesto.

Cogimos las linternas y las mantas y, lentamente, emprendimos la subida de los últimos cien metros. Aunque ya habíamos recorrido el lugar para conocerlo, en aquellos momentos, en que el silencio se podía oír, todo parecía distinto. Las paredes que flanqueaban el barranco parecían mucho más altas, simulaban inmensos centinelas, la vegetación más cerrada, las rocas más imponentes.



Cuando llegamos al final vimos que habíamos llegado antes de la hora. Faltaban aún quince minutos para la cita y nos tendimos sobre las mantas para ver el increíble espectáculo que ofrecía el cielo estrellado. Nos pareció que la tierra bullía bajo nosotros, que se movía, como si algo vivo palpitase bajo la capa de arena. Todos percibimos claramente esa vibración y lo achacamos a las fortísimas energías telúricas que hay en la zona. De pronto, alguien reparó en una extraña nube, muy grande, de forma ovalada, que había aparecido de pronto a la entrada del barranco. Desprendía una luz azulada y lo más curioso es que estaba iluminada por detrás, a pesar de que la luna no había salido aún.

Mientras la observábamos, bromeando sobre si había venido el ovni disfrazado de nube, nos dimos cuenta de que sobre las paredes de piedra del fondo del barranco se estaban produciendo destellos. Rápidamente se impuso el consciente asociándolo a los flashes de las cámaras de fotos que, probablemente, estaban disparando nuestros amigos que habían quedado abajo. Nos sorprendía porque nos habían prometido que iban a hacer una relajación... Después sabríamos que ellos habían pensado lo mismo de nosotros: “Míralos, nos dicen que nos relajemos mientras tienen la experiencia y ellos se ponen a hacer fotos”.

La hora se acercaba. Nunca habíamos visto tantas estrellas. El cielo limpio de Enero, y especialmente en esa zona sin contaminación, proporcionaba una visión maravillosa del firmamento. Se veían nubes de polvo de estrellas lejos, muy lejos... y enormes luceros grandes, brillantes... y pequeñísimas lucecitas que guiñaban sin cesar ocultando quien sabe que extraña complicidad. La creación, tantos infinitos lugares, tantas posibilidades sólo alcanzables en los sueños. Ver aquel pedazo de lo creado nos trajo a la memoria nuestro planeta y, casi sin darnos cuenta, empezamos a generar pensamientos de paz, de armonía y amor hacia la Tierra y hacia toda manifestación de vida que albergaba.

Los flashes de luz se seguían produciendo como ráfagas que rasgaban la negrura de la noche. Empezamos a intrigarnos ¿cómo era posible que la luz de los flashes de las cámaras se estrellase contra las paredes del barranco?. Estaban demasiado lejos y no podrían tener jamás tanta potencia como para llegar con esa fuerza, además, nuestros amigos se habían quedado bastante abajo, ¿cómo podían iluminar tan arriba las rocas?. Por otro lado, la luz era muy extraña, no era un chispazo de un flash, sino un haz concentrado como un rayo láser que, al chocar contra la pared rebotaba...



Tras uno de esos potentes haces de luz, que pudimos ver incluso con los ojos cerrados, notamos dentro de la cabeza un pitido muy fuerte, como un zumbido que comienza muy alto y se va alejando. Parecía como si se fuera a perder la consciencia, dada la frecuencia del pitido.

En ese preciso instante, sentimos como nos elevábamos muy suavemente hacia la nube azul, pero esta vez no viajábamos en energía, era nuestro cuerpo el que se movía. Fuimos ascendiendo por un haz de luz sólida uno tras otro. Nos mirábamos para asegurarnos que íbamos todos, que aquello estaba ocurriendo y también, en lo más profundo, para darnos seguridad, la seguridad que proporciona la compañía cuando nos enfrentamos a algo desconocido.

Se abrió una compuerta y aparecimos en una amplia estancia circular. Los materiales, traslúcidos, recordaban a la gelatina pero, sin embargo, eran consistentes. Todo tenía luz propia, una luz distinta a la eléctrica, más tenue, menos agresiva. No había sombras, la luz emanaba de todas partes. El espacio no tenía bordes ni aristas.

En esa primera estancia había varias personas, hombres y mujeres vestidos con monos plateados de una sola pieza, cuello alto y cinturón. Llevaban todos el pelo largo, echado por detrás de las orejas y muy pegado a la cabeza y cuello. Eran muy parecidos a nosotros, sólo sus ojos eran un poco más grandes. Nos sorprendió la gran similitud de rasgos que había entre todos ellos, tanto la complexión como las facciones eran muy parecidas. Eran altos y delgados. Manipulaban mandos sobre paneles y monitores en el más absoluto de los silencios. No nos prestaron ninguna atención, pero tampoco percibimos en ellos rechazo. Simplemente parecían personas que se ocupaban de su trabajo sin alterar en absoluto su actividad por nuestra presencia. Después supimos que eran los encargados de mantener las constantes energéticas adecuadas para que la nave no fuera detectada y además controlar la energía mental de todas las personas que estábamos viviendo la experiencia (tanto el grupo, como los amigos que nos habían acompañado), de tal manera, que las emisiones telepáticas y energéticas que cada uno recibió (para activar ciertos centros y glándulas), no fue algo general sino selectivo, en función de sus necesidades y de su momento evolutivo.

Fuimos pasando uno a uno a la sala contigua a medida que nos llamaban. Todos tuvimos la misma sensación cuando estuvimos frente a la puerta: el deseo de salir corriendo, de escapar de allí. Había algo detrás de aquella puerta que iba a resultar doloroso, un sexto sentido nos avisaba. Mentalmente, cuando llegó el momento, llamamos a Acael, preguntándole por qué teníamos que entrar. En todos los casos la respuesta fue la misma, sentimos su presencia detrás de nosotros, empujándonos suavemente, animándonos a entrar. Entonces recordamos una frase que nos decía en los comienzos: “El alcohol escuece, pero cura”.

Era una sala un poco más pequeña que la otra. Había varios hombres que vestían hábitos blancos con capuchas. Apenas podíamos verles la cara, pero todos coincidimos en la sensación de que ellos no eran extraterrestres, que eran de aquí, como nosotros. Sentimos, o mejor presentimos, su vibración muy próxima. Uno de ellos se levantó y se acercó a nosotros. Todo estaba tan silencioso que pudimos oír hasta el roce de los pliegues de su hábito. Era un anciano de ojos claros, azules, brillantes y serenos que se movía con suavidad. Tenía barba blanca. Tocó el centro de nuestra frente y, en ese preciso momento, comenzó un alucinante viaje hacia nuestro pasado, hacia nuestra historia reciente.

Inmediatamente el consciente buscó una similitud a esa situación y la encontramos en la revisión que se hace cuando uno muere. Un estremecimiento de miedo nos sacudió durante un instante, ¿estaríamos muriéndonos?, ¿podríamos regresar?, la duda se mantuvo durante unos segundos y después desapareció tan veloz como había irrumpido, sin mediar ningún razonamiento. Pudimos ver en ese viaje hacia atrás los momentos más sobresalientes de nuestra vida. A toda velocidad fuimos testigos de lo que habíamos hecho y de lo que habíamos dejado de hacer en cada momento. Sentimos muy dentro el dolor, la decepción, el rechazo que produjimos con nuestros actos, aunque también sentimos el amor y los buenos sentimientos que habíamos inspirado a otros.

El darnos cuenta de lo irreversible de las cosas que habían sucedido, la imposibilidad material de cambiar algunas decisiones del pasado, nos hizo sumergirnos en una sensación de tristeza, de rabia reprimida, de impotencia y arrepentimiento en muchos casos. Por primera vez, éramos conscientes de las consecuencias que producen nuestros actos.

La sensación final era de fracaso, de no haber sido capaces de superar lo que nos habíamos propuesto. Al ver juntas la imagen de la foto que nos forjamos antes de nacer, junto a la foto actual, la que realmente plasmaba nuestra imagen, nuestro presente, nuestra realidad, fue como si un golpe seco, de algo que se resquebraja, resonara dentro de nuestro cerebro de una forma que jamás podríamos olvidar.

Ellos, en tan sólo unos minutos, nos hicieron enfrentarnos con nuestras propias contradicciones, con lo más oculto de nosotros mismos y esa es una experiencia, tan dolorosa, que deja una profunda huella, marcando un antes y un después de ese momento.

Nos pusieron delante de cada uno la primera imagen, la de pacto previo al nacimiento y como habíamos ido dando pasos, pasitos y tropezones hasta más o menos ponernos de pie. Fue duro, muy duro ser conscientes de lo que nos habíamos propuesto y del punto al que habíamos llegado.



Una voz proveniente de cuantos allí estaban resonó en nuestro interior:

Te ha traído aquí tu inconsciencia, pues sólo el inconsciente busca la consciencia. Tu vida no ha sido más que un cúmulo de experiencias, de las cuales sólo has aprovechado una pequeña parte.

El hecho de formar parte de un grupo de trabajo no es garantía de fortuna, sinceridad o evolución, sino garantía de que la consciencia se abrirá paso, tarde o temprano, en tu mente.

Estás aquí y te lo agradecemos, porque haces honor a los que un día prometiste.

Te esperan duras pruebas personales que incidirán directamente en aquellos aspectos de tu personalidad menos desarrollados o menos conscientes y que, por tanto, causan más daño a los demás. Y eso es así, porque sólo sufriendo en propia carne lo que se ha hecho sufrir a los demás, es como se puede asumir la frase “no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti”.

Sabemos que será duro, sabemos que te sentirás solo, pero también sabemos que no lo estás y que nuestros Hermanos Mayores velan por vosotros lo mismo que por nosotros.

Cuando salgáis de aquí llevaréis impreso el sello de la consciencia que, como os he dicho, será difícilmente asumible en los próximos meses, pero gracias al cual podréis poneros en pie y mirar al frente.

Comenzad a trabajar que os apoyaremos desde aquí, pero no reneguéis de vuestra suerte, porque el dolor de las experiencias vividas sólo es comparable a la felicidad que da la seguridad de criterios.

Pensad que la vida nos pone a prueba constantemente y que de nada sirve buscar apoyo fuera, si ese apoyo no tiene donde afianzarse por encontrar una mente difusa y egoísta.

Sed un poco mejor cada día y no pretendáis que los demás os den la felicidad, pues eso es algo que se genera gracias a la seguridad.

El dinero, el afecto, la muerte, la soledad, el fracaso o la incomprensión son elementos que conviven con vosotros, así como la alegría, la fortuna, la confianza y el amor, sólo depende del testigo que pongáis en vuestra mente para que sintonice con cualquiera de ellos.

Id en paz y no olvidéis que el camino puede ser más claro o más oscuro dependiendo de la luz que emitáis.
Una vez terminado su mensaje fuimos más atrás aún en el tiempo. Nos visualizamos en energía, flotando en el espacio rodeados de otros muchos seres que habían acudido en respuesta a una llamada. En síntesis, era la invitación a participar de una forma activa en el tránsito de la humanidad de la Tierra a la Nueva Generación. Muchos miles de espíritus aceptaron la invitación y se comprometieron a poner su granito de arena en esa tarea.
Durante su encarnación tratarían de implicarse en aquellos proyectos, ideas o movimientos encaminados a aumentar su consciencia, para que el cambio de etapa se pudiera hacer en la medida de lo posible por comprensión en vez de por dolor.
Cuando recobramos la consciencia los hombres de hábitos blancos habían desaparecido; estábamos en la misma sala pero solos. Nos sentíamos aturdidos y con la sensación de llorar por dentro. Alguien acertó a balbucear: No les hemos gustado, no les hemos gustado nada.
Al mirarnos, descubrimos en los demás el mismo sentimiento de angustia que nos atenazaba la garganta. De forma irreal, como si hubiera sido un sueño, recordábamos algunas imágenes inconexas que no sabíamos dónde encajar. Sin embargo, si que había quedado impreso, en cada uno de nosotros, una profunda tristeza. Aquella especie de tribunal, de jueces, nos había dejado muy conturbados. No hacían falta las palabras, cuando se cruzaban nuestras miradas comprendíamos que estábamos atravesando el mismo proceso.
A los pocos minutos apareció Acael. Reconocimos también a Fedam, Ebaren y otros Maestros. Verles fue como un bálsamo tranquilizador. La energía que emitían era muy diferente y, rápidamente, nos fue envolviendo, aquietando nuestra psique. Nos dejamos llevar por su aureola de caridad y comprensión. Cerramos los ojos y sentimos nuevamente la recarga de energía que se producía a través del plexo solar y también notamos como un potente chorro de energía psíquica penetraba por la parte superior de nuestras cabezas. Íbamos a necesitar esa energía para elaborar los procesos mentales que nos permitieran asimilar aquella experiencia de regresión.
Lentamente fuimos descendiendo de la misma forma que habíamos subido. Sentimos como nuestro cuerpo volvía a caer blandamente sobre las mantas y nos quedamos tumbados en el suelo mirando fijamente al cielo, esperando no sabíamos muy bien que. Éramos incapaces de movernos. No les hemos gustado… y unas lágrimas que brotaban mansamente aliviaron la congoja que embargaba nuestro pecho.
Poco después llegaron los amigos que se habían quedado abajo. Hicimos una relajación y meditación conjunta que nos sirvió para recuperar parcialmente nuestro ánimo. Se sorprendieron al vernos tan extrañamente callados y tristes, pero respetaron nuestro momento.
Regresamos al hotel. Estábamos agotados y sólo deseábamos dormir, cerrar los ojos y esperar que el sueño trajese nuevas respuestas que nos hicieran entender lo que habíamos vivido.
Durante varias semanas después tendríamos que someternos a sesiones de regresión que nos permitirían ir entendiendo un poco más lo que nos había pasado.


Compartir con tus amigos:
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   14


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad