Lo que dicen del apreder los personalistas



Descargar 4.8 Mb.
Página9/12
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño4.8 Mb.
Vistas251
Descargas0
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12


Sus programas sobre el “aprendizaje de la convivencia” contrario al judaísmo militarista hubiera evitado muchos sufrimientos a judíos y árabes de haber sido entendido y aceptado por los más radicales de los que luego forjaron el estado de Israel establecido en 1948 y prolongado hasta los tiempos actuales.
c) Enrique Bergson (1859-1941) fue otro de los grandes pensadores de la vida y del espíritu positivo, con su idea básica de un “elan vital”, de un impulso vital.
Nació en Paris y mereció el Premio Nobel de Literatura en 1927. Hijo de padre judío y de madre irlandesa, se educó en el Liceo Condorcet y la École Normale Supérieure, donde estudió filosofía. Fue maestro en varias escuelas secundarias, y luego obtuvo la cátedra de Filosofía en École Normale Supérieure y en el Collège de France.

El bagaje británico de Bergson le abrió la mente a la influencia que Spencer, Stuart Mill y Carlos Darwin. Pero pronto se orientó hacia un vitalismo superador, que es el que derrochó a lo largo de su fecunda obra escrita.

El espiritualismo y el vitalismo que Bergson promovió fue una fuerte reacción ante el positivismo, con el fin de establecer la irreductibilidad del ser humano a la naturaleza



Henri Bergson en 1910.
Las obras de Bergson se distinguieron pronto por su estilo vivo y persuasivo y por sus contenidos vitalistas: “Ensayo sobre los datos inmediatos de la conciencia”, “La risa”, “Materia y memoria: Ensayo sobre la relación del cuerpo con el espíritu.”, “La evolución creadora”, “La energía espiritual”, “El pensamiento y lo moviente” y “Las dos fuentes de la moral y de la religión”.

Bergson fue un defensor de los valores del espíritu. Encontrar caminos, que sean distintos a los de las ciencias naturales, hacia los ámbitos espirituales, del arte, de la paz, de lo espiritual, de la virtud, de los valores fueron sus objetivos prioritarios.
Los derechos de la conciencia y los derechos inalienables de la persona deben ser siempre respetados. Hay problemas urgentes a los que no responden las ciencias particulares y que necesitan una respuesta racional.


La educación para Bergson es el camino para encontrar esa libertad que ansía e tiempo de operación que le tocaron vivir. Y que es la que desea para los demás. Hay una libertad interior que supera la exterior. Es la que se debe conquistar con la intuición de la propia dignidad


Por eso reclama sistemas docentes en donde el hombre aprenda a pensar en libertad y no se deje subyugar por los cantos de sirena que pueden envolver al que no ha descubierta la grandeza de su espíritu.
El niño y e joven tienen que ser puestos en contacto con “Los datos inmediatos de la conciencia” son los deseos y las ansias de luz, de paz y de solidaridad. Sobre todo cuando la edad llega al momento de buscar la libertad.




Los centros de atención de su reflexión personalista iban por camino nuevos, que destinaba sobre todo para los jóvenes en tiempos de educación:

  • La filosofía no puede ser absorbida por la ciencia: tiene problemas y procedimientos distintos. Hay que tener conciencia para no equivocarse.

  • La originalidad del hombre: interioridad (incluyendo a la memoria), libertad, conciencia, reflexión le hacen diferente a los demás seres.

  • Necesidad de un método propio que escuche la voz de la conciencia. Se entiende por conciencia el impulso interior que tiende al bien y no al mal

  • La naturaleza está determinada por un designio finalista y providencial. Alguien superior rige los destinos del mundo y de los hombres

  • Los temas principales de estudio son Dios y el ser humano, como ser libre y responsable, que se crea a sí mismo y, al hacerlo, crea el sentido de las cosas.






Compartir con tus amigos:
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos