Lic. Wendy Carola Cortez Rojas gestióN: II – 2012 Índice págs



Descargar 0.72 Mb.
Página9/9
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño0.72 Mb.
Vistas374
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9

Estoy convencida de que la corresponsabilidad es posible cuando la pasión por el bien de los/de las jóvenes hunde las raíces en el corazón, cuando hay claridad en las metas a alcanzar, cuando se remueve con valentía lo que obstaculiza la misión. Y ¿qué puede frenar la misión? Según mi opinión, una animación demasiado centralizada, la escasa voluntad de comunicación y de diálogo, los celos y los miedos infundados, la crítica destructiva.

En esta comunidad educativa es posible compartir una formación netamente católica, madurar en la fe, crecer en corresponsabilidad.

Es suficiente creer en la persona, en sus capacidades y sentido de responsabilidad; partiendo de esta base, preocuparse por la formación salesiana de todos los colaboradores y colaboradoras; el contacto con el carisma es fuente de renovación y de realización personal. No quitemos a nuestros educadores aquel tesoro denominado carisma salesiano”.

Quezon City (Filipinas) S. Estrella Castalone comparte su esperanza: Este año el Señor me ha concedido una gran gracia. Se llama “Laura Vicuña Center”. Es la casa donde vivo intensamente nuestra misión entre los más pobres. Es un “centro para niñas en peligro”. Con cinco Hermanas y veinte niñas todas inquietas, la tarea de las educadoras laicas es sin duda muy significativa. Las niñas las llaman “Ate”, es decir, “hermana mayor”. La jornada normal se desarrolla entre llantos, risas, alegría y consuelo gracias a la presencia de las “voluntarias” (del VIDES) y de las asistentes sociales. Nuestra comunidad educativa tiene una fisonomía particular; los padres no están implicados por motivos económicos o bien porque no comparten el camino de promoción humana que sus niñas hacen en nuestro centro. La presencia amistosa de las jóvenes asistentes sociales y de las voluntarias contribuye a “crear aquel ambiente de familia en el que las jóvenes no sólo son amadas, sino que sienten que son amadas y, viéndose aceptadas y comprendidas en lo que les gusta, son llevadas a acoger cuanto les proponemos” (cf. Const. 67). El proyecto de “Laura Vicuña Center” se llama “A journey of hope”Un camino de esperanza. En esta casa compartimos todo: oración, fiesta, ansias, alegría y esperanza, especialmente esperanza. Nuestro eslogan: “En Laura Vicuña Center, la esperanza ¡encuentra casa!”.


Madre Mazzarello explica

Vínculo viviente de cohesión de sus Hermanas con Dios, María Dominica es también vínculo de comunión entre ellas. El clima de familia, de sencillez, de relaciones serenas y sinceras que reinaba en Mornese primero, en Niza luego, se ha difundido en todas las comunidades de los orígenes.

Autorizado testimonio de este clima de familia es el de Don Pestarino. En una relación que hace a Don Bosco (1874) sobre la marcha del Instituto subraya:

Lo que se nota con más satisfacción es la verdadera unión de espíritu y de caridad, la armonía jubilosa y la santa alegría que reina entre todas durante el recreo, donde se divierten siempre fraternalmente unidas; todas gozan de estar unidas incluso en el juego y en el descanso” (Cronohistoria 2, Ediciones Don Bosco, Barcelona, pág. 50-51).

Es cuanto María Dominica recomienda a las Hermanas en unas buenas noches:

Cuando el corazón encuentra la verdadera caridad en casa, entre Hermanas y Superioras, no busca nada más, pero si no existe esta caridad, se vuelve un caballo loco. Caridad, pues, caridad, y que sea esta la flor que presentamos a Jesús en cada comunión, y la gracia que le pidamos cada vez que le vamos a visitar”. (Cronoh. 3, pág. 178).

María Dominica además acoge a las alumnas y las sigue personalmente teniendo también contactos con las familias (cf. C 10, 12, 30). Al Sr. Francisco Bosco, le dice: “Hace ya mucho tiempo que no recibe noticias de sus hijas y me imagino que las deseará; por eso cumplo el deber de dárselas. (…) Esté tranquilo, que las cuidamos lo mejor posible…” (C 10).

Este clima de familia hace de manera que numerosas muchachas llegadas a Mornese, queden conquistadas por la vida de las FMA, hasta pedir formar parte del Instituto como Religiosas.



Don Bosco explica

El Sistema Preventivo de Don Bosco es en primer lugar una pedagogía de ambiente. Éste prevé que cualquier institución educativa se modele bajo la forma de la familia, aunque con diferentes tonalidades según los distintos ambientes. El Oratorio de Don Bosco, escribe A. Caviglia, quería ser una casa, es decir, una familia, y no quería ser un Colegio. Sólo en una estructura del género puede florecer la confianza entre alumnos y “superiores”, no ya tales sino “padres” y “hermanos”, el afectuoso compartir de la vida entre los jóvenes, fraternos amigos, en fin la solidaridad entre todos.

De la importancia del ambiente familiar, Don Bosco casi parece que quiere esbozar una teoría en una plática de la tarde de enero de 1864. Empleando la imagen de la colmena, él exhorta a imitar a las abejas en dos cosas: obedecen a la reina y tienen el sentido de la solidaridad.

“Deseo que aprendáis a fabricar la miel como la fabrican las abejas. (…) La miel representa lo bueno que vosotros hacéis con la piedad, el estudio y la alegría, porque estas tres cosas os darán muchas satisfacciones, que serán tan dulces como la miel. Pero debéis imitar a las abejas. Primero obedeced a la reina, esto es, al reglamento y a los superiores. Sin obediencia se produce el desorden, el descontento y no se hace nada que valga la pena. En segundo lugar, el estar todos unidos sirve mucho para fabricar esta miel de alegría, piedad y estudio. Esta es la ventaja de vivir en el Oratorio. Al estar muchos juntos aumenta la alegría, el ser muchos anima para aguantar las fatigas del estudio, sirve de estímulo ver el aprovechamiento de los demás; uno comunica a otro los propios conocimientos, las propias ideas, y de este modo uno aprende del otro. El vivir entre muchos que practican el bien, nos estimula, sin apenas darnos cuenta”. (Memorias Biográficas de San Juan Bosco, VII, pág. 511).



LECTURA COMPLEMENTARIA:

  • El sistema preventivo de Don Bosco

Aplicado a la familia


PRÁCTICA:

Espíritu de familia y alegría”






  • Alberto López Escuer, Elisa Ferrer Bonell. El sistema preventivo de Don Bosco Aplicado a la familia. Inspectoría salesiana “San Francisco Javier” - Bilbao

  • Autores cristianos. El Sistema Educativo de San Juan Bosco. La Paz – Bolivia. Sociedad Salesiana. 2000

  • Autores cristianos. Veritatis Splendor. Lima – Perú. Editorial Salesiana.1999

  • Agudelo, Humberto. Educación en valores. Colombia. Editorial Herder. 1989

  • Comunidades Cristianas de Latinoamérica. Biblia Latinoamericana. España. Ediciones Paulinas. 1987

  • P. Eliécer Sálesman, Apostolado Bíblico Católico. Los sueños de San Juan Bosco. Bogotá – Colombia. Editorial Centro Don Bosco, 3° Edición. 2001

PÁGINAS WEB

www.encuentra.com

www.iglesia.org

www.salesianosbilbao.com

http://es.wikipedia.org/wiki/Sistema_Preventivo_Salesiano

www.dbosco.net




ALMA: El alma se refiere a un principio o entidad invisible que poseerían algunos seres vivos cuyas propiedades y características varían en diferentes tradiciones y perspectivas filosóficas. Etimológicamente la palabra del latín anima usado para designar el principio por el cual los seres animados estaban dotados de movimiento propio, en ese sentido originario tanto los animales como el ser humano estarían dotados de alma.

Psyche o alma han venido a tener definiciones distintas; ya sea por costumbre, razones de las lenguas o preferencias filosóficas. Aristóteles la definió como “determinada realización y comprensión de aquello que posee la posibilidad de ser / realizado” por mucho tiempo fue declarado enigma universal irresoluble. En este sentido aristotélico, el alma o psiquis, se refiere a la función del sistema nervioso y del cerebro de los animales y el hombre estudiada por la psicología

Ateísmo: En cuanto niega o rechaza la existencia de Dios, el ateísmo es un pecado contra el primer mandamiento.

Bendición: Una bendición es la expresión de un deseo benigno dirigido hacia una persona o grupo de ellas que, en virtud del poder mágico del lenguaje, logra que ese deseo se cumpla. Gramaticalmente, se trata de oraciones con modalidad desiderativa (lo mismo que su contrario, las maldiciones). Así, son bendiciones típicas Que Dios te guarde o Que te vaya bonito. Las bendiciones tienen un papel destacado en las creencias populares de muchos pueblos, así como en sus mitos y leyendas. En especial, tiene gran importancia la bendición que un padre o una madre dirigen a sus hijos. En la Biblia, se cuenta cómo Jacob engaña a su padre ciego, Isaac, para obtener de él la bendición paterna, que Isaac deseaba dar al primogénito, Esaú. La bendición dice así: Dios te dé del rocío del cielo y de lo más preciado de la tierra: trigo y vino en abundancia. Que los pueblos te sirvan, y las naciones se postren ante ti. Sé señor de tus hermanos, y póstrense ante ti los hijos de tu madre. Sean malditos los que te maldigan, y benditos los que te bendigan (Génesis 27:28-29).

Biblia: Es el nombre con el cual se designan desde muy antiguo las Sagradas Escrituras de la Iglesia Cristiana. Una exposición de su contenido y un estudio profundo de su texto y mensaje ocuparían mucho espacio, y precisamente todos los artículos de este diccionario iluminan un poco el texto de ese Libro por excelencia que es la Palabra de Dios.

Nombre. Biblia viene del griego a través del latín, y significa «Los Libros». La designación bíblica es de «la/s Escritura/s» y, en un lugar, «Las Santas Escrituras» (Ro. 1:2). La ausencia de adjetivo delante de la palabra Biblia revela que los que lo empleaban consideraban que estos escritos:

(A) Formaban por sí mismos un conjunto concreto y determinado y

(B) que eran superiores a todas las otras obras literarias.



Bien común: Comprende el conjunto de aquellas condiciones de la vida social que permiten a los grupos y a cada uno de sus miembros conseguir más plena y fácilmente su propia perfección. El bien común comporta tres elementos esenciales: el respeto y la promoción de los derechos fundamentales de la persona; la prosperidad o el desarrollo de los bienes espirituales y temporales de la sociedad; la paz y la seguridad del grupo y de sus miembros. La dignidad de la persona humana implica la búsqueda del bien común. Cada uno debe preocuparse por suscitar y sostener instituciones que mejoren las condiciones de la vida humana. Virtud por la que amamos a Dios sobre todas las cosas y a nuestro prójimo como a nosotros mismos por amor de Dios. Es el "vínculo de la perfección" (Col 3,14) y la forma de todas las virtudes. Es el núcleo más secreto y el sagrario del hombre, en el que está solo con Dios, cuya voz resuena en lo más íntimo de ella" (GS 16). Ante una decisión moral, la conciencia puede formar un juicio recto de acuerdo con la razón y la ley divina o, al contrario, un juicio erróneo que se aleja de ellas. El ser humano debe obedecer siempre el juicio cierto de su conciencia.

Educación: Cualquier actividad destinada a convertir personas de inteligencia, actitudes y conocimientos determinados en otras más adecuadas para avanzar hacia su autorrealización o para lograr una posterior educación más acabada (Ernesto Schiefelbein). Actividad mediante la cual se participa en la formación integral de la persona (c. 795). La educación católica le corresponde a los padres, a la Iglesia, al Estado (Código de Derecho Canónico).

Elección: Es la capacidad que tiene el sujeto de optar entre varios fines posibles.

Esperanza: Virtud por la que deseamos y esperamos de Dios con una firme confianza la vida eterna y las gracias para merecerla.

Evangelización: Acción por la cual la Iglesia y cada cristiano en particular da a conocer lo que es el Evangelio. Es undeber de cada cristiano anunciar con su vida y sus propias palabras la Buena Nueva o Buena Noticia de lo que Jesús ha hecho por Él y por todos los hombres (Palabras para la fe. Diccionario Catequístico. Instituto de Catequesis. Arzobispado de Santiago, pág. 46).

Fe: Virtud por la que creemos en Dios y creemos todo lo que él nos ha revelado y que la santa Iglesia nos propone creer.

Fortaleza: Virtud que asegura, en las dificultades, la firmeza y la constancia en la práctica del bien.

Gracia: Es el auxilio que Dios nos da para responder a nuestra vocación de llegar a ser sus hijos adoptivos. Nos introduce en la intimidad de la vida trinitaria.

Justicia: Virtud que consiste en la constante y firme voluntad de dar a Dios y al prójimo lo que les es debido.

Ley: Según la Escritura, la ley es una instrucción paternal de Dios que prescribe al hombre los caminos que llevan a la bienaventuranza prometida y proscribe los caminos del mal. La ley es una ordenación de la razón al bien común, promulgada por el que está a cargo de la comunidad. Cristo es el fin de la ley (cf Rm 10,4); sólo él enseña y otorga la justicia de Dios.

Ley natural: Es una participación en la sabiduría y la bondad de Dios por parte del hombre, formado a imagen de su Creador. Expresa la dignidad de la persona humana y constituye la base de sus derechos y sus deberes fundamentales.

Ley eterna: Plan que Dios posee en su inteligencia y en su voluntad y que da un modo de ser y obrar propios a todos los seres de la naturaleza.

Libertad: Dios ha querido dejar al hombre en manos de su propia decisión (Si 15,14). Para que pueda adherirse libremente a su Creador y llegar así a la bienaventurada perfección (cf GS 17,1). La libertad es el poder de obrar o de no obrar y de ejecutar así por sí mismo acciones deliberadas.

Medios: Son los caminos que se siguen para llegar a un fin. Los medios deben ser tan morales como los fines.

Método: Etimológicamente significa perseguir, esforzarse para alcanzar un fin, buscar, estudiar, seguir un camino. Es un procedimiento que sigue un camino. En Educación tiene como finalidad la búsqueda y organización de las condiciones óptimas necesarias para conseguir objetivos educacionales.

Pecado: Es una palabra, un acto o un deseo contrarios a la ley eterna. Es una ofensa a Dios. Se alza contra Dios en una desobediencia contraria a la obediencia de Cristo. El pecado es un acto contrario a la razón. Lesiona la naturaleza del hombre y atenta contra la solidaridad humana. La raíz de todos los pecados está en el corazón del hombre. Sus especies y su gravedad se miden principalmente por su objeto.

Pecado grave: Elegir deliberadamente, es decir sabiéndolo y queriéndolo, una cosa gravemente contraria a la ley divina y al fin último del hombre es cometer un pecado mortal. Este destruye en nosotros la caridad sin la cual la bienaventuranza eterna es imposible. Sin arrepentimiento, tal pecado conduce a la muerte eterna.

Prudencia: Virtud que dispone la razón práctica para discernir, en toda circunstancia, nuestro verdadero bien y elegir los medios justos para realizarlo.

Religión: Creencia en Dios o acto de orar y participar en un ritual, acto de mediar sobre algo divino, actitud emocional e individual respecto a algo que esta más allá de este mundo, igual a moralidad. Cicerón: latín – religio se deriva de re-ligiere, significa estar atento, considerar y observar, mantenerse unidos (cumplimiento consciente del deber temor de un poder más alto.

Lactancio re-ligare; significa atar, mantener junto, una relación estrecha y duradera con lo divino. El hombre está conectado con Dios por el lazo de la religiosidad. Sistema total de creencias y prácticas que operan en una sociedad dada. La religión incluye las creencias, las costumbres, tradiciones y ritos que pertenecen a agrupaciones sociales particulares, implica también experiencias individuales.



Templanza: Virtud que modera la atracción hacia los placeres sensibles y procura el equilibrio en el uso de los bienes creados.

Trascendencia: Es lo que está más allá de alcance de nuestros sentidos y de nuestro entendimiento y que se extiende más allá de los límites de la materia y de lo mortal. Dios es absolutamente trascendente. Por eso, sólo nos resulta posible entender su naturaleza, su designio, su misterio, su actuación hacia nosotros por el hecho de que Él mismo se reveló (Palabras para la fe. Diccionario Catequístico. Instituto de Catequesis. Arzobispado de Santiago, pág. 107)

Valores intelectuales: Nos hacen apreciar la verdad y el conocimiento.

Valores religiosos: Nos permiten alcanzar la dimensión de lo sagrado.

Valores sensibles: Conducen al placer, la alegría, el esparcimiento.

Vida humana: Desde el momento de la concepción hasta la muerte, la vida humana es sagrada, pues la persona humana ha sido amada por sí misma a imagen y semejanza del Dios vivo y santo.

Virtud: es una disposición habitual y firme para hacer el bien. Las virtudes humanas son disposiciones estables del entendimiento y de la voluntad que regulan nuestros actos, ordenan nuestras pasiones y guían nuestra conducta según la razón y la fe. Pueden agruparse en torno a cuatro virtudes cardinales: prudencia, justicia, fortaleza y templanza. Las virtudes morales crecen mediante la educación, mediante actos deliberados y la perseverancia en el esfuerzo. La gracia divina las purifica y las eleva.

Virtudes teologales: disponen a los cristianos a vivir en relación con la santísima Trinidad. Tienen a Dios por origen, motivo y objeto, Dios conocido por la fe, esperado y amado por él mismo. Hay tres virtudes teologales: fe, esperanza y caridad (cf. 1 Co 13,13). Informan y vivifican todas las virtudes morales.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos