Libro: Teoría del apego y psicoanálisis


La rigidez de los patrones de relación y la petrificación de los sistemas de representación



Descargar 121.4 Kb.
Página4/4
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño121.4 Kb.
Vistas93
Descargas0
1   2   3   4

La rigidez de los patrones de relación y la petrificación de los sistemas de representación

Fonagy refiere la dificultad de mentalización que tienen los pacientes fronterizos, lo que les lleva a una rigidez en la forma de relacionarse con los demás y a una dificultad en la comprensión del mundo, por lo cual el cambio terapéutico se hace muy difícil. En el momento en que la realidad no concuerda con su esquema les queda un sentimiento de vacío. Además, sus relaciones interpersonales se hallan restringidas como también la experiencia del self. Estos pacientes presentan la equivalencia psíquica, la realidad psíquica adquiere para ellos un carácter objetivo, lo que les lleva a una incapacidad para pensar en la existencia de otras perspectivas desde la cual contemplar el mismo suceso.


El concepto de apego

Los trabajos de Anna Freud acerca de los efectos causados en los niños por la separación de sus padres, debido a la guerra revelan comportamientos de apego. A pesar de ello, esta autora se mantuvo firme en las críticas a Bowlby.

Sandler pone de relieve que existe un deseo innato de seguridad.

La descripción realizada por Melanie Klein de la posición depresiva se corresponde con el apego seguro en cuanto que supone la capacidad de integración de sentimientos de amor y odio hacia la madre. Por otra parte, la posición esquizo-paranoide está relacionada con conductas de apego inseguro o desorganizado.



La clasificación del apego

Fonagy continúa diciendo que autores procedentes del ámbito psicoanalítico han descrito modelos de conducta que se asemejan mucho a los patrones descritos por los teóricos del apego. En este sentido, cita a algunos autores como Rosenfeld, Balint y Klein. El autor sostiene que el concepto psicoanalítico de identificación proyectiva nos puede ayudar a comprender el patrón de apego desorganizado descrito por Main y Solomon en 1990. Los niños con este tipo de apego muestran una actitud de control hacia los cuidadores. Ello parece deberse al hecho de tener que tolerar un nivel importante de confusión y de hostilidad por parte del cuidador, y con las imágenes internalizadas de éste; el niño, al no poder integrar dichas representaciones, se ve empujado a externalizarlas.


 
Capítulo 13: ¿De qué manera puede la teoría del apego beneficiarse de los “insights” psicoanalíticos?

El autor sostiene que es necesario profundizar en las formas que el niño tiene de distorsionar los sucesos exteriores y en las causas que determinan dichas alteraciones en la percepción.

Frecuentemente, da la impresión de que los teóricos del apego consideran las categorías de apego como entidades teóricas en lugar de como patrones de conducta, sin tener en cuenta los procesos psíquicos que subyacen a dichos comportamientos.

Un enfoque psicoanalítico podría completar el aspecto biológico de la conducta de apego. En este sentido dice Fonagy:

La proximidad del cuidador en un estado que sintoniza con el del niño, permite la internalización de un estado mental que puede constituir la raíz de una representación de segundo orden de este estado de ansiedad y, finalmente permite una comprensión simbólica de los estados internos de la mente humana (pág. 198)

Además, el psicoanálisis puede aportar a la teoría del apego una mayor comprensión de la psicopatología. Por ejemplo, la descripción de Kernberg de las personalidades fronterizas puede articularse con los Modelos de Funcionamiento Interno. En este sentido, Fonagy señala que sería conveniente que los investigadores del apego profundizaran en la rápida alternancia de diferentes Modelos de Funcionamiento Interno, que suele ir acompañada de inhibición de la función reflexiva.
 

Capítulo 14: Conclusión

En este capítulo, el autor nos brinda una síntesis de las principales ideas desarrolladas en el libro acerca de la articulación entre teoría del apego y psicoanálisis. Como ha quedado demostrado a lo largo del libro, ambos enfoques tienen fundamentos y objetivos comunes, si bien unos y otros han mantenido las distancias. La teoría del apego ha seguido una tradición próxima a la psicología experimental; interesándose sobre todo en las clasificaciones del apego y alejándose de una tradición psicoanalítica que estudia los trastornos severos de la personalidad. Este libro es un intento de integración entre los modelos estudiados, y de mostrar los beneficios que podrían resultar de ello.


 
Comentario personal


Considero que el libro de Fonagy nos aporta una visión bastante completa de los principales avances realizados desde la teoría del apego y, al mismo tiempo, supone una síntesis de autores psicoanalíticos, centrando su interés en aquellos conceptos que tienen una posible relación con las investigaciones realizadas por Bowlby y sus discípulos.

Mi opinión es que es un libro didáctico en lo que respecta a la forma de presentación de los capítulos. De manera ordenada, nos presenta las principales ideas del enfoque que estudia, para pasar después a profundizar en los puntos de contacto y divergencias entre el modelo en cuestión y el presentado por los teóricos del apego. Ello facilita la lectura del texto y la convierte en atractiva.

Comparto con Fonagy el interés por la articulación entre teoría de apego y psicoanálisis, puesto que creo que nuestra práctica clínica se vería muy beneficiada de esta relación. Particularmente interesante me parece su teoría acerca del proceso de mentalización, que considero supone un gran avance para el tratamiento de pacientes con trastorno “borderline” de personalidad, los cuales presentan déficit de la capacidad reflexiva. En concreto, me ha resultado sumamente valioso el concepto de equivalencia psíquica descrito en el capítulo 12.


Por otra parte, me parece excelente el trabajo que están realizando algunos autores que articulan el enfoque psicoanalítico con el de la teoría del apego. Pienso que todos estos conocimientos son de un valor inestimable para la clínica infanto-juvenil.

 

NOTAS



(1) Anteriormente denominada “Middle Group” o Grupo Intermedio, al no enrolarse sus componentes ni en la Escuela Kleiniana ni entre los seguidores de Anna Freud cuando se produjo la separación dentro de la Sociedad Psicoanalítica Británica.





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos