Ley contra la violencia y acoso entre iguales para el estado de oaxaca



Descargar 208.15 Kb.
Página2/3
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño208.15 Kb.
1   2   3
Artículo 40. Los profesores o profesoras deben vigilar la relación de los alumnos y alumnas en las áreas en que se encuentren bajo su responsabilidad
I. La no participación habitual en salidas del grupo;
II. Darle importancia a las risas o abucheos repetidos en clase contra determinados alumnos o alumnas;
III. Estar atentos a aquellos alumnos que sean diferentes, por su forma de ser o aspecto físico;
IV. Si comenta que le roban sus cosas en el colegio o si cada día explica que pierde su material escolar;
V. Escasas o nulas relaciones con los pares;
VI. Quejas somáticas constantes como dolores de cabeza, de estómago o de otro tipo cuya causa no está clara;
VII. Variaciones del rendimiento escolar;
VIII. Perdida de concentración
IX. Quejas de los padres que dicen que no quiere ir al colegio;
X. Los rayados en las puertas de baños y paredes (nombres que aparecen habitualmente); y
XI. Tomar en cuenta que, para el niño agredido los peores momentos se sufren cuando los profesores no están presentes.
Artículo 41. Todo estudiante o personal voluntario de las instituciones públicas o privadas que presente un informe realizado de buena fe, que contenga algún relato sobre la incidencia de violencia y acoso entre iguales a alguno de los estudiantes, por parte del agresor estará protegido de cualquier acción en daños o represalias que surja como consecuencia de reportar dicho incidente.

CAPÍTULO IV


DE LOS MANUALES DE CONVIVENCIA.
Artículo 42. La Convivencia Escolar es una construcción colectiva y dinámica, constituida por el conjunto de interrelaciones humanas que establecen los actos educativos al interior de las instituciones y es responsabilidad de todos los miembros de la comunidad educativa sin excepción. No admite un modelo único, no obstante, es necesario explicitar un mínimo común para todas las comunidades educativas del Estado.
Artículo 43. Las normas de convivencia escolar deben reflejar los principios rectores del marco constitucional e internacional, en el sentido de que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.
Los derechos esenciales de los niños, niñas y adolescentes deben ser respetados, ejercidos y promovidos por cada uno de los distintos actores educativos: directores, docentes, estudiantes, en la convivencia cotidiana, sin excepción alguna.
Artículo 44. Los principios rectores de la convivencia escolar son:
I. Todos los actores de la comunidad educativa son sujetos de derechos;
II. Los niños, niñas y adolescentes son sujetos de derechos;
III. La educación como pleno desarrollo de la persona;
IV. Convivencia democrática y construcción de ciudadanía;
V. La convivencia escolar: un ámbito de consistencia ética;
VI. Respeto y protección a la vida privada, pública, a la honra de la persona y de su familia;
VII. Igualdad de oportunidades para niños, niñas, adolescentes; y
VIII. Las normas de convivencia: un encuentro entre el derecho y la ética.
Artículo 45. Es obligación de toda institución pública, privada o centros de atención a niños, niñas y adolescentes, crear su Manual de Convivencia Escolar, que deberá contener:
I. El objeto, misión y visión;
II. Derechos y deberes para todos los actores educativos;
III. Caracterización de toda forma de acoso, maltrato, agresión física o psicológica, humillación, burla, hostigamiento, de parte de los compañeros, los profesores y directivos;
IV. La prohibición de los actos mencionados en la fracción inmediata anterior;
V. Normas sobre procedimientos preventivos que describan detalladamente las conductas que vulneran las normas de convivencia;
VI. La descripción de procedimientos alternativos;
VII. Los métodos para reportar los incidentes;
VIII. El proceso que se dispondrá para dilucidar estos casos;
IX. Las decisiones adoptadas no deben ser arbitrarias, sino ceñirse a procedimientos, criterios y valores conocidos;
X. Las normas deben ser el resultado de un proceso abierto, participativo y plural que convoque a todos los miembros de la institución educativa;
XI. Debe contener mecanismos para posibles modificaciones y adecuaciones en el tiempo.
XII. Debe cumplir con los siguientes principios:
a) De subordinación: toda norma de una institución educativa debe estar sujeta a derecho,
b) De igualdad y no discriminación: establecido en nuestra Constitución Federal, Constitución Local y la Convención sobre los Derechos del Niño;
c) De audiencia y legalidad: los sujetos deben ser oídos, las normas de convivencia deben describir los comportamientos de violencia y acoso entre iguales, las sanciones que se impongan deben ser proporcionales a la falta y a la responsabilidad del infante o adolescente;
d) De información: las normas de convivencia deben ser puestas en conocimiento de todos los actores de la comunidad educativa. Principio básico en toda sociedad democrática; y es una condición que obliga a los que están en el nivel superior de jerarquía escolar, a difundirlas y a los que están en el nivel inferior de la jerarquía, a buscar acceso a la información; y
e) De formación: la norma debe ser consecuente con la misión institucional;
XIII. Conflictos: Los conflictos son parte de la convivencia entre personas. En la medida en que somos diferentes, en la diversidad de pensamiento, intereses, actitudes y preferencias distintas los unos de los otros, es inevitable que surjan diferencias en la convivencia cotidiana. Debe establecerse criterios para su sana solución.
Artículo 46. Las normas sobre tales procedimientos se registrarán en el Instituto Estatal de Educación Pública del Estado, en la Procuraduría de la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia, se hará del conocimiento de las autoridades municipales; y deberán socializarse en lugares públicos de la institución y de la comunidad. Se hará entrega a los padres, tutores o responsables al momento de la inscripción, de una copia del manual.

CAPÍTULO V


DE LOS PROCEDIMIENTOS PREVENTIVOS Y CORRECTIVOS DE LA VIOLENCIA Y ACOSO ENTRE IGUALES.

A. DE LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS.


Artículo 47. Las instituciones de educación primaria, secundaria y media superior, pública o privada, deberán adoptar en sus Manuales de Convivencia Escolar entre otros, los siguientes procedimientos, tanto preventivos como correctivos de la violencia y acoso escolar:
I. Cuando los profesores o responsables de la disciplina escolar detecten cualquier signo de agresión, enemistad o altercado de palabra o de hecho entre alumnos de la institución educativa, deberán inducir a los involucrados a una sesión privada de reconciliación. Si ésta no fuere posible, se llamará a los padres, tutores o responsables, para que induzcan al niño, niña o adolescente a la amigable composición;
II. En cada institución educativa se establecerán comités estudiantiles de mediación, integrados por alumnos y alumnas del mismo curso, grado o jornada según el tipo de conflicto; y cumplirán el papel de amigables conciliadores entre quienes han desarrollado actitudes de agresión. Tales comités deberán estar integrados de manera paritaria por estudiantes de ambos géneros;
III. Toda mediación o reconciliación exitosa será dada a conocer en clase y será premiada con una celebración en el terreno recreativo, deportivo, cultural, festivo o tiempo libre;
IV. Los actos menores de agresión verbal o física darán lugar a sanciones persuasivas, tales como actos de solicitud de perdón, disculpa o compromiso colectivo expreso por todos los compañeros del aula, a discreción de la autoridad educativa;
V. Cuando entre varios estudiantes se detecten enemistades, discusiones o actitudes hostiles, los involucrados deberán ser integrados a un mismo colectivo deportivo, recreativo o cultural de tal manera que se les induzca a desarrollar actitudes de cooperación solidaria entre ellos;
VI. Toda conducta reiterada de agresión física o verbal entre varios estudiantes dará lugar al cambio de aula o de jornada de los involucrados en ella, cuando no surtan efecto los llamados de atención persuasivos o sea imposible la mediación o conciliación a que se refiere este artículo.
VII. Todo acto de violencia física entre iguales, que dé lugar a tratamiento médico, hospitalario, quirúrgico o terapéutico deberá ser corregido con la suspensión temporal o la cancelación de la matrícula, según la gravedad de la agresión y la reiteración de la misma, previo dictamen del psicólogo de la institución educativa sobre la evaluación al agredido, espectador y al agresor respecto a los hechos generadores de la agresión.
Los padres de los estudiantes agresores pagarán el valor de los tratamientos médicos, hospitalarios y terapéuticos a que sus hijos dieron lugar;
VIII. La ejecución de los correctivos a que se refiere el numeral anterior podrá ser suspendida o perdonada, siempre que no consista en reincidencia en agresión física y que entre el agresor o el agredido o los agresores se llegue a una conciliación pública ante los estudiantes del mismo nivel educativo. Dicha conciliación deberá incluir actos expresos de desagravio o solicitud de perdón y compromiso formal de amistad hacia los agredidos; y
IX. La adopción de las normas sobre procedimientos preventivos y correctivos del acoso, el hostigamiento y demás formas de violencia escolar, deberá ser consultada y discutida con la comunidad educativa, incluidos los alumnos.
Artículo 48. En los casos de cancelación de matrícula, el padre de familia o tutor, según el caso, gestionará la reubicación del estudiante sancionado en otro plantel del mismo municipio, llevando una copia de su expediente incluida carta de conducta. Si no fuere posible tal reubicación en el mismo municipio, se hará en instituciones educativas de municipios cercanos.

B. DE LA FAMILIA, PADRES, TUTORES, PRECEPTORES Y RESPONSABLES.


Artículo 49. En corresponsabilidad del Estado, autoridades educativas y municipales, la familia, los padres, tutores, preceptores y responsables, están obligados a evitar que la violencia surja entre los niños, niñas y adolescentes, deberán observar las siguientes acciones:
I. Cuando un niño, niña o adolescente está intimidando a otros, deberán buscar ayuda para él o ella, tan pronto como sea posible. Sin una intervención, la intimidación puede llevar a serias dificultades académicas, sociales, emocionales y legales;
II. Hablar con un psicólogo, maestro, consejero escolar o médico familiar sobre el comportamiento del infante o del adolescente;
III. Si la intimidación continúa, solicitar la evaluación de un psicólogo o psiquiatra, u otro profesional de la salud mental, para descubrir cuál es la causa de la intimidación y desarrollar un plan para ponerle fin al comportamiento destructivo;
IV. Escuchar y responder de manera positiva con aceptación al niño, niña o adolescente, haciendo entender al acosado que no es su culpa, él o ella hizo lo correcto al comentarlo a terceros;
V. Preguntarle al niño, niña o adolescente, lo que hizo para evitar la agresión o lo que cree que se debe de hacer, si lo intentó en algún momento, qué le funcionó y qué no le funcionó;
VI. Buscar ayuda de la maestra o maestro del infante o adolescente, del Director de la Escuela, o del consejero de la misma, considerando que la mayor parte de la intimidación ocurre en las áreas de juego, en las cafeterías, los baños, los autobuses escolares en los pasillos donde no hay supervisión;
VII. Pedir a los directivos de la escuela que busquen información acerca de programas que han sido utilizados en otras escuelas y comunidades para combatir la intimidación, tales como la mediación entre los pares, la resolución de conflictos, terapia para controlar la ira y el aumento en la supervisión por adultos;
VIII. No estimular al niño, niña o adolescente para que se defienda peleando. En vez de ello, sugerirle que trate de alejarse para evitar al agresor, o que busque la ayuda del maestro, entrenador u otro adulto;
IX. Ayudar al niño, niña o adolescente a practicar y hacer valer sus derechos. El simple acto de insistir que al acosador lo deje solo tiene un efecto sorpresivo. Explicarle que la meta del acosador es lograr una respuesta a la agresión;
X. Ayudar al niño, niña o adolescente a practicar qué decirle al acosador o agresor de manera que esté preparado para la próxima vez, utilizando frases sugestivas de control;
XI. Estimular al infante o adolescente para que esté con sus amigos cuando viaja hacia la escuela y de regreso, durante los viajes para hacer compras, o en otras salidas. Los acosadores tienden a no molestar al niño que está en un grupo;
XII. Si el niño, niña o adolescente se torna retraído, deprimido, se resiste a asistir a la escuela, se aprecia un deterioro en su comportamiento escolar, puede necesitar una consulta o intervención especializada. Un psicólogo u otro profesional de la salud mental puede ayudar al niño, a la familia y a la escuela a desarrollar una estrategia para combatir los efectos de la violencia y acoso entre iguales;
XIII. Buscar a tiempo la ayuda profesional para evitar el riesgo de consecuencias emocionales duraderas para el niño, niña y adolescente;
XIV. Practicar algún deporte con el niño, niña o adolescente, para su salud física y mental; y
XV. Considerar que la mayoría de las veces los padres y profesores son los últimos en enterarse de lo que les ocurre a los niños. La vergüenza o el miedo a las represalias y la falta de comunicación con los adultos son los principales motivos por lo que un estudiante no se atreve a contar lo sucedido.

CAPÍTULO VI


DE LOS ESTÍMULOS A LAS ACTITUDES DE CONVIVENCIA ESCOLAR.
Artículo 50. Como estímulo al comportamiento respetuoso hacia los demás compañeros de la institución educativa, los establecimientos de educación primaria, secundaria y media superior deberán enaltecer a los estudiantes que cada año escolar se destaquen por su actitud fraternal y solidaria.
Artículo 51. Durante el último mes de clase, los estudiantes de cada curso seleccionarán mediante votación secreta, al compañero o compañera que consideren más destacado por su actitud respetuosa y solidaria hacia los demás y su capacidad de mediar en la solución de conflictos entre estudiantes.
Artículo 52. El estudiante que fuere seleccionado será premiado con un descuento del diez por ciento de la matrícula y las mensualidades durante el año escolar siguiente, si se tratare de establecimiento privado. Si se tratare de establecimiento público se le exonerará de todo costo educativo y de ello se le entregará un reconocimiento en acto público. Si se tratare de un estudiante de último grado, recibirá un puntaje adicional del 5% del obtenido en los exámenes y en los exámenes de admisión a la educación superior en la misma institución.

CAPÍTULO VII


DE LA CERTIFICACIÓN DE CALIDAD DE CONVIVENCIA ESCOLAR.
Artículo 53. Corresponde al Instituto Estatal de Educación Pública del Estado y a las autoridades municipales, la inspección, disciplina y vigilancia de las instituciones educativas en el cumplimiento de los deberes éticos especiales de convivencia escolar a que se refiere la presente Ley.
Artículo 54. La calidad de convivencia escolar se medirá según el cumplimiento de las obligaciones previstas en este artículo tomando en cuenta las quejas debidamente demostradas que se hayan recibido en las instituciones educativas y ante las autoridades municipales; y los logros obtenidos por la institución educativa en esta materia.
Artículo 55. Corresponde al Instituto Estatal de Educación Pública en el Estado de Oaxaca, otorgar o denegar la certificación de calidad de convivencia escolar a cada una de ellas y podrá implementar otros mecanismos para realizar una evaluación anual de cada una de las instituciones educativas públicas y privadas, para tal efecto.
Artículo 56. En los dos últimos meses de cada año escolar el Instituto Estatal de Educación Pública en el Estado, expedirá, renovará o negará para el año siguiente a cada institución escolar la certificación de calidad de convivencia escolar a que se refiere este artículo, y lo hará del conocimiento de las autoridades municipales.
Artículo 57. La calidad de convivencia escolar formará parte del proyecto educativo de cada institución y la certificación o negación de la misma, será registrada en la institución educativa correspondiente.
Artículo 58. Las autoridades municipales, una vez notificadas de la relación de las instituciones educativas que fueron certificadas por su calidad de convivencia escolar y los que no lo fueron en esta materia, publicarán inmediatamente la lista en los lugares de mayor visibilidad.
Artículo 59. Cada Municipio podrá conceder estímulos para premiar la calidad de convivencia escolar en las escuelas, así como solicitar al Instituto Estatal de Educación Pública del Estado, el cumplimiento estricto del objeto de la presente Ley.

CAPÍTULO VIII


DE LOS PROGRAMAS DE SENSIBILIZACIÓN.
Artículo 60. Los programas de sensibilización, tendrán por objeto:
I. Adoptar medidas de sensibilización pertinentes en los ámbitos publicitarios de los medios de comunicación, prestando especial atención a los infantes y adolescentes, haciendo posible la accesibilidad a estas campañas; y
II. Utilizar los medios de comunicaciones pertinentes, incluidas las nuevas tecnologías, con el fin de poner a disposición de la sociedad, de forma rápida y completa la información básica relativa a todos los recursos dispuestos en materia de violencia y acoso entre iguales.
Artículo 61. Medidas en el ámbito publicitario:
I. Informar en materia de violencia y acoso entre iguales, los derechos y obligaciones de los niños, niñas y adolescentes, así como la campaña emprendida contra ésta;
II. Colaborar en la realización de campañas de sensibilización que tengan por objeto el fomento de la lucha contra la violencia y acoso entre iguales; y
III. Solicitar la cesación o rectificación de cualquier publicidad emitida que sea considerada contraria a las disposiciones de la presente Ley.
Artículo 62. En el ámbito de los medios de comunicación:
I. Velar por el cumplimiento estricto de la legislación en lo relativo a la protección y salvaguarda de los derechos de los niños, niñas y adolescentes a una vida sin violencia, de acuerdo con la legislación vigente;
II. Promover políticas públicas que fomenten la reflexión sobre el fenómeno de la violencia y acoso entre iguales, que estimulen a los niños, niñas y adolescentes a distinguirlos y denunciarlos;
III. Colaborar activamente con las personas que desempeñan su trabajo como profesionales de los medios de comunicación en la promoción y difusión de dispositivos de autorregulación, con el fin de erradicar los contenidos que promuevan, legitimen o inciten a la violencia y acoso entre iguales, facilitando a los niños, niñas y adolescentes su protección integral y a la consecución de la igualdad real;
IV. Manifestar su reconocimiento a las personas que trabajan como profesionales comprometidos por erradicar la violencia y acoso entre iguales, mediante premios u otros incentivos, que se determinarán reglamentariamente; y
V. Utilizar los medios de comunicación pertinentes, incluidas las nuevas tecnologías, con el fin de poner a disposición de la ciudadanía, en especial a los niños, niñas y adolescentes, de forma rápida y completa, la información básica relativa a todos los recursos dispuestos en materia de violencia y acoso entre iguales, así como las relativas a la prevención y atención a sus víctimas.

TÍTULO QUINTO


DE LA ASISTENCIA INTEGRAL.

CAPÍTULO I


DE LA ASISTENCIA INTEGRAL.
Artículo 63. Las medidas de asistencia que se proporcionen en materia de violencia y acoso entre iguales por cualquier institución pública o privada, tienen como fin:
I. Salvaguardar la integridad, identidad y derechos de las víctimas, de los espectadores, así como del agresor, tendente a la protección y recuperación de los mismos, de igual forma a la rehabilitación o tratamiento que se requiera;
II. Apoyar la denuncia, el seguimiento del caso, el reporte de los resultados obtenidos, el procedimiento de conciliación así como, el apoyo psicológico y social necesario.
III. Informar y orientar sobre los derechos y recursos existentes;
IV. Atender la salud física y mental de las víctimas impulsando la recuperación en coordinación con las dependencias competentes;
V. Atender las necesidades, económicas, jurídicas, educativas, culturales y sociales de las víctimas, de los espectadores y del agresor, derivadas de la situación de violencia.
VI. Atender las necesidades de acogimiento temporal garantizando la manutención, alojamiento, accesibilidad y seguridad de los mismos, en los casos en los que proceda.
VII. El derecho de los padres a ausentarse del puesto de trabajo a requerimiento del centro educativo o asistencial para atender las necesidades educativas y de salud del niño, niña o adolescente;
VIII. Terapia intensiva por un psicólogo fuera de la institución educativa, así como un control positivo de las acciones del niño, niña y adolescente, que se le ha de valorar cada vez que actúa bien; y
IX. Las demás medidas que establezca esta ley por razón de competencia puedan corresponderle.

CAPÍTULO II


DE LA COORDINACIÓN CON OTRAS DEPENDENCIAS.
Artículo 64. Las autoridades competentes señaladas en esta ley, deberán promover la suscripción de convenios de colaboración con la Federación, Estados y Municipios, con organismos públicos, privados o sociales, nacionales o internacionales, e impulsar los Comités Municipales de Defensa de los Niños, Niñas y Adolescentes, en la erradicación de la violencia y acoso entre iguales.
Artículo 65. Los convenios contemplarán entre sus objetivos la dotación de recursos y la formación necesaria, a fin de conseguir la máxima eficacia en la prevención, detección y asistencia a las víctimas de la violencia y acoso entre iguales en la ejecución de las medidas que se hubiesen adoptado para la protección de las víctimas.

CAPÍTULO III


DE LOS PROGRAMAS DE INVESTIGACIÓN.
Artículo 66. Para la detección, prevención, asistencia a los casos de violencia y acoso entre iguales, se desarrollarán estudios e investigaciones sobre todas sus formas, con el objeto de analizar sus causas, secuelas físicas, psíquicas y emocionales, el grado de sensibilización de la sociedad ante las mismas y los medios necesarios para su erradicación, prestando especial atención la situación de mayor riesgo.

CAPÍTULO IV


DE LAS ESTADÍSTICAS.
Artículo 67. Para efecto de prevención, valoración de necesidades, recurso y servicios de atención a las víctimas se realizará un estudio sobre el impacto de la violencia y acoso entre iguales, que será ampliamente difundida.

TÍTULO SEXTO


DE LA AUTORIDAD COMPETENTE.

CAPÍTULO I


DE LA PROCURADURÍA PARA LA DEFENSA DEL MENOR, LA MUJER Y LA FAMILIA.
Artículo 68. Corresponde la aplicación de la presente Ley, al titular del Poder Ejecutivo del Estado, a través de la Procuraduría para la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia, que tendrá las siguientes atribuciones:
I. Conocer de las quejas presentadas por violencia y acoso entre iguales, y proporcionar copia a los quejosos;
II. Informar sobre los servicios de atención, brindar asesoría jurídica a víctimas de los derechos que les asisten y los medios para hacerlos valer;
III. Dar aviso inmediato al Ministerio Público para su intervención y fungir como coadyuvante, cuando la víctima así lo solicite;
IV. Dar aviso inmediato a los Jueces de Primera Instancia, para llevar a cabo los procedimientos de conciliación, de acuerdo a lo previsto en el Código de la Materia y la Ley de Justicia para Adolescentes del Estado de Oaxaca;
V. Dar seguimiento a los casos denunciados;
VI. Auxiliar al Ministerio Público y al Juez en los procedimientos correspondientes;



Compartir con tus amigos:
1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad