Lesiones traumaticas de los dientes



Descargar 386 Kb.
Página1/10
Fecha de conversión05.03.2018
Tamaño386 Kb.
Vistas345
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

Capítulo 3: GUÍAS PRÁCTICAS CLÍNICAS ANTE TRAUMATISMOS DENTARIOS Y FACIALES



TRAUMATISMOS DENTARIOS
INTRODUCCIÓN

Se desconoce el número exacto de pacientes que sufren traumas en los dientes, sin embargo la frecuencia a juzgar por el número de lesiones que se observan debe ser elevada. Existen en la litera­tura numerosos estudios sobre traumatismos de los dientes, tanto de los temporales como de los permanentes, encontrándonos así los trabajos realizados por Ellis, Andreasen, Marcus, Gut y otros autores. Ellis y Davey informaron que de 4,25l niños de escuelas secundarias el 4.2 % presentaban dientes anteriores fracturados. Marcus y Gut en estudios separados, informaron sobre mayores frecuencias, de l6 y 20.2 % respectivamente mientras que Andreasen reporta un estudio realizado en Dinamarca informando un 30 % de lesiones en los dientes temporales y un 22 % en los dientes permanentes.

Se ha demostrado por la mayoría de los investigadores que los varones sufren al menos dos veces más lesiones en la dentición permanente que las hembras. En la mayoría de los pacientes solo se afectan uno o dos dientes, que con mayor frecuencia son los incisivos centrales superiores para ambas denticiones.

En la dentición temporal se plantea, un predominio de las lesiones que afectan las estructuras de sostén, por ejemplo las luxaciones y por el contrario, se dice que las fracturas de la corona son las que afectan en mayor proporción a la dentición permanente.

En cuanto a la edad, se sabe que las lesiones dentales son poco frecuentes en el primer año de vida. Esta frecuencia aumenta cuando el niño comienza a caminar y correr. Cuando el niño llega a la edad escolar, son comunes los acci­dentes en los juegos, casi siempre por caídas y lo más común, es que ocurran fracturas de la corona del diente. Aumentan con la edad las lesiones provocadas por accidentes de bicicleta, estos pacientes sufren fracturas de corona pero además lesiones del labio superior y del mentón. En la segunda década de la vida se incrementan los deportes y con ello las lesiones en estas actividades, las cuales se ha demostrado que se producen por el choque con el puño o con el codo y donde predominan las luxaciones y traumatismos alveolares.

Al final de la segunda década de la vida aumentan las lesiones dentarias y faciales por accidentes del tránsito. Este grupo de traumatismos se caracteriza por lesiones del hueso de sostén, labio inferior y mentón. También pueden ocurrir lesiones dentarias y faciales producto de peleas, donde aparecen la luxación y la exarticula­ción. Las lesiones dentales aparecen con cierta frecuencia en retrasados mentales y epilépticos por la falta de coordinación motora y los ataques característicos. En algunos países se reporta como causa trágica el síndrome del niño golpeado, la violencia doméstica y manifestaciones sociales adversas.

Los estudios realizados demuestran que las lesiones dentarias son aproximadamente dos veces más frecuentes entre los niños con protrusión de los incisivos, que entre los que presentan un resalte normal.

Onetto y col, en 1995, anotaron que los accidentes de los niños con dentición temporal ocurrieron principalmente en la casa y los de los niños con dentición permanente en la escuela.

PROMOCIÓN Y PREVENCIÓN

En la literatura estomatológica se encuentran numerosas estadísticas, clasi­ficaciones, connotaciones físico-biológicas o psicológicas, tratamientos y complicaciones de los traumatismos, y en todos los casos, se puede observar que el objetivo fundamental al encarar este problema de salud, radica en la rehabilitación biológica y social del paciente, y no en la promoción de salud y prevención para evitar éstas lesiones. Algunos autores plantean, que el estudio sobre su etiología indica pocas probabilidades de introducir medidas profilácticas al ser la misma tan heterogénea y variada.

No obstante, algunos trabajos relacionados con la prevención y la protección bucal en los juegos y deportes exponen algunas medidas preventivas. Además, dada la importancia que tiene la conservación de los dientes, psicológica y funcionalmente; y observando las estadísticas que muestran la alta incidencia de traumas dentarios en los niños, que es además progresiva, proponemos algunas ideas para iniciar la promoción y la prevención, reflexionando además, que una vez producido el trauma podemos prevenir aún, la muerte del tejido pulpar o la pérdida total del diente.

La promoción se realiza con el individuo o en la comunidad a través de campañas de educación para la salud, educación vial, normas de seguridad en los deportes o la recreación y la divulgación en los medios de comunicación u otras vías, de pautas tendientes a capacitar a todos aquellas personas que trabajan con niños o adolescentes y a los padres en general.

Si la labor de promoción y prevención que realizan nuestros estomatólogos en la comunidad, la orientamos en este sentido y enseñamos a nuestros pacientes a enfrentar éstas lesiones con la urgencia que requiere, nos evitaremos la complicación de los tratamientos que sabemos nos toman más tiempo, y su costo es mayor.



La promoción y prevención estaría encaminada entonces a evitar las complicaciones una vez que la lesión está instalada, y en este aspecto es necesario conocer todo el desarrollo de la terapéutica endodóntica.
INDICACIONES PARA LOS ESTOMATÓLOGOS GENERALES BÁSICOS O INTEGRALES:

1) Establecer una vinculación con los círculos infantiles, los centros escolares, deportivos y de recreación de su comunidad, con el fin de sensibilizar al personal que labora con los niños a prevenir las lesiones por traumas, y a enfrentar las mismas oportunamente una vez ocurridas.

2) Elaborar un plan educativo y de divulgación en la población con el objetivo de prevenir la complicación de los traumatismos que ocurren en la población infantil y adolescente de su comunidad.

3) Ser un vigilante de las secuelas silenciosas que presentan los dientes o los tejidos, como los cambios de coloración, las líneas de infracturas, las fracturas de pequeñas porciones de esmalte, los cambios de posición de las coronas con respecto a los dientes contiguos y las fístulas, a las cuales a veces no se les presta la debida atención.

4) Las investigaciones sobre este tema, deben encaminarse principalmente a tratar de determinar las necesidades de tratamiento de la población por esta causa y a mejorar los pronósticos de las lesiones que involucran el periodonto que son las que en su mayoría impiden conservar los dientes.
INDICACIONES PARA MÉDICOS (MGI) Y ENFERMERAS DE FAMILIA, PADRES, INSTRUCTORES DE DEPORTES Y EDUCADORES EN GENERAL

1) El personal que se relaciona con niños, adolescentes y deportistas debe conocer que existen algunas personas “con riesgo”a sufrir traumatismos de los dientes:



  1. Las que practican deportes de contacto (boxeo, artes marciales) en los que está indicado el Protector Bucal Individual confeccionado por el estomatólogo.

  2. Las personas con marcada protrusión maxilar y de los incisivos, en los que se recomienda corregir la anomalía.

c) Las personas epilépticas por los ataques característicos de ésta patología, los cuales

deben ser rápidamente auxiliados si se presentan los mismos.

2) El personal que se relaciona con niños, adolescentes y deportistas debe conocer que al ocurrir un accidente que lesiona uno o varios dientes se debe:


  1. Si el diente se mantiene en su posición, con o sin pérdida de su estructura o parte de ella:

  • Acudir inmediatamente al estomatólogo, el tiempo es vital, mientras más rápido se realizan los tratamientos de urgencia mayores son las probabilidades de éxito en el tratamiento definitivo de los dientes afectados, minimizándose el riesgo de que ocurran complicaciones posteriores.

  • Si se recupera algún fragmento de diente se debe llevar a la consulta conservándolo en un medio que puede ser leche, saliva o suero fisiológico, aunque los fragmentos no siempre pueden recolocarse.

b) Si el diente está desplazado de su lugar parcialmente hacia afuera, hacia los

lados, o hacia atrás debe:



  • Tratar de llevar a su posición original, inmediatamente y que el niño muerda una gasa o un algodón con ese diente.

- Se debe conducir al paciente de inmediato a la consulta del estomatólogo.

c) Si el diente se desplazó hacia ADENTRO.

- No tocarlo.


  • Se debe conducir al paciente de inmediato a la consulta del estomatólogo.

  1. Si el diente está desplazado de su lugar totalmente o sea fuera de la boca debe:

  • Buscar el diente.

  • Tomarlo por la corona, no tocar la raíz.

  • Tratar de llevarlo a su posición original, inmediatamente y que el niño muerda una gasa o un algodón con ese diente

  • Se debe conducir al paciente de inmediato a la consulta del estomatólogo (cada minuto es vital).

  • En caso de no realizar esta maniobra inmediatamente, es decir si transcurre algún tiempo con el diente fuera de su posición en la boca, o si éste se encuentra SUCIO, debe introducirse el mismo para su conservación y limpieza, en leche, saliva o suero fisiológico hasta llegar a la consulta.

Nota: La saliva se refiere a introducir a introducir el diente en la boca debajo de la lengua del niño y del padre según la edad del paciente. (NO tratar de limpiarlo con ninguna otra sustancia)

CLASIFICACIÓN SEGÚN INGEBORG JACOBSEN (OSLO, NORUEGA)

Las lesiones traumáticas de los dientes se han clasificado de acuerdo a gran variedad de factores, como la etiología, anatomía, patología y terapéutica. Por esto aparecen en la literatura varias clasificaciones. Utilizaremos la de Ingeborg Jacobsen por ser más sencilla y didáctica permitiéndole al odontólogo llegar a un diagnóstico correcto y realizar una mejor elección del tratamiento:

l- Infractura o infracción del esmalte.

2- Fractura no complicada de la corona.

3-Fractura complicada de la corona.

4- Fractura mixta o de corona y raíz.

5- Fractura radicular.

6- Concusión.

7- Sub-luxación.

8- Luxación.

9- Exarticulación.

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DE LOS TRAUMATISMOS DENTARIOS




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos