Lectura complementaria. La filosofia: su concepto y sus limites



Descargar 30.38 Kb.
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño30.38 Kb.
Vistas28
Descargas0

LECTURA COMPLEMENTARIA.

LA FILOSOFIA: SU CONCEPTO Y SUS LIMITES.


Definición etimológica de la filosofía
Etimológicamente, filosofía procede de los vocablos griegosamar, y sabiduría. Significa así, “amor a la sabiduría”, y el filósofo será, según esta etimología, “el amante de la sabiduría”.
Atribúyese este nombre a Pitágoras, el gran matemático y pensador de la primitiva Grecia. Cuando León, Rey de los fliacos, preguntó a Pitágoras cuál era su profesión no se atrevió a presentarse como sofos (sabio), al modo de sus antecesores, sino que se presentó, más humildemente, como filósofo, amante de la sabiduría o aspirante a ella.
Filosofía o sabiduría era en sus orígenes equivalente a ciencia o saber, y filósofo, equivalente a sabio. Fue más tarde cuando los distintos saberes particulares (las ciencias) se fueron separando del tronco de la filosofía, dejando a ésta, sin embargo, un modo más profundo y estructural de conocer la realidad.


Definición de filosofía.
Para llegar a una noción más clara de lo que es la filosofía, trataremos de sentar y de comprender una definición de la misma. Aunque se han propuesto muchas definiciones de filosofía en los distintos sistemas filosóficos, podemos atenernos a la definición clásica, en la que coinciden la mayoría de los filósofos; ella nos servirá también para delimitar lo que es filosofía de otros modos posibles de conocimiento humano:


Ciencia


de la totalidad de las cosas

por sus causas últimas

adquiridas por la luz de la

razón.

Saber vulgar y saber científico:
Ciencia: Muchos de nuestros conocimientos no son científicos. Así, el conocimiento que los hombres siempre tuvieron de las fases lunares, de la caída de los cuerpos. Así, el que tiene el navegante de la periodicidad de las mareas, etc. Estos son conocimientos de hechos, conocimientos vulgares, no científicos. Pero quien conoce las fases de la Luna en razón de los movimientos de la tierra y su satélite, la caída de los cuerpos por la gravedad, las mareas por la atracción lunar, conoce las cosas por sus causas, esto es, posee un conocimiento científico. Para hablar de ciencia, sin embargo, hay que añadir la nota (o característica) de conjunto ordenado, armónico, sistemático, frente a la fragmentariedad de conocimientos científicos aislados. La filosofía es, ante todo, conocimiento por causas, esto es, no se trata de un mero conocimiento de hechos ni tampoco de una explicación mágica - por relaciones no causales- de las cosas, y lo hace en forma coherente, unitaria, por oposición a cualquier fragmentarismo. Por ello Aristóteles definía a la ciencia - y a la filosofía, que para él se identificaban- como teoría de las causas y principios.

De la totalidad de las cosas: La filosofía no recorta un sector de la realidad para hacerlo objeto de su estudio. En esto se diferencia de las ciencias particulares (la física, las matemáticas, las ciencias naturales), que acotan una clase de cosas y prescinden de todo lo demás.
Heidegger, un filósofo alemán, empezaba uno de sus más memorables artículos destacando la angustia, la esencial insatisfacción que el hombre experimenta ante la delimitación que la ciencia hace de su propio objeto: La física estudia el mundo de los cuerpos... y nada más; la biología, el mundo de los seres vivos... y nada más. Y se pregunta: ¿ Qué se hace de lo demás?, ¿ qué del todo como unidad? El hombre en el mundo, como aquél que, en nuestro ejemplo, despierta en un ambiente desconocido, no puede satisfacerse con explicaciones parciales sobre los diversos objetos que le rodean. De esta visión de totalidad sólo se hace cargo la filosofía, y con esto se distingue de cada una de las ciencias particulares.


Por sus razones más profundas: Cabría pensar, sin embargo, que si de cada ciencia particular se diferencia la filosofía por la universalidad de su objeto, no se distinguiría, en cambio, del conjunto de las ciencias particulares, de lo que llamamos enciclopedia. Si las ciencias particulares se reparten la realidad en sectores diversos, el conjunto de las ciencias vendrá a estudiar la realidad entera. Por otra parte, si cada ciencia se hace cargo de un sector de la realidad y todos los sectores tienen su correspondiente ciencia, no quedará ningún objeto posible para otro saber de carácter filosófico.


Para distinguir la filosofía de la enciclopedia o conjunto de la ciencias debemos hacernos cargo antes de la distinción entre objeto material y objeto formal de la ciencia. Objeto material es aquello sobre lo que trata una ciencia. El objeto material de la enciclopedia (la totalidad de las cosas) coincide con el de la filosofía. Objeto formal es, en cambio, el punto de vista desde el que una ciencia estudia su objeto. Así, la geología y la geografía tienen el mismo objeto material (Geos, La Tierra), pero distinto objeto formal, pues mientras a la primera le interesa la composición de las capas terrestres, la geografía estudia la configuración exterior de la Tierra; otro tanto sucede con la antropología, la psicología, la fisiología, que estudian todas al hombre desde distintos puntos de vista.


Así, cada ciencia, y la enciclopedia como suma de ellas, estudia sus propios objetos por sus causas o razones inmediatas, propias e inmanentes a ese sector de la realidad. La filosofía, en cambio, estudia su objeto por las razones últimas o más generales. Cada ciencia parte de unos postulados que no demuestra, y ateniéndose a ellos trata su objeto. La filosofía, en cambio, debe traspasar esos postulados científicos y llegar a una visión coherente del Universo por sus razones más profundas. Las cosas se explican fácilmente unas por otras; lo difícil es explicar que haya cosas. Este problema, radical, sobre la naturaleza del ser y sobre su origen y sentido, constituye el objeto formal de la filosofía, por el que se distingue del conjunto de las ciencias. La filosofía y la enciclopedia se diferencian como la suma del todo: no se explica al hombre, por ejemplo, describiendo su hígado, su cerebro su pulmón, etc.



Saber teológico:

Adquirido por la luz de la razón: cabría todavía confundir la filosofía con otro saber que trata también de la realidad universal por sus últimos principios, haciéndose cargo asimismo de la cuestión del origen y el sentido: el conocimiento de la fe y la teología revelada que sobre él se construye. Distínguense, sin embargo, por el medio de adquirirse ambos conocimientos, pues al paso que al saber religioso procede de la revelación y se adquiere por la fe, el saber filosófico ha de construirse con las solas luces de la razón. Al revelar Dios el contenido de la fe quiso que todo hombre tuviera el conocimiento necesario de su situación y de su fin para salvarse; pero este conocimiento, aunque para el creyente sea indudable, no constituye por sí una concepción del Universo, sino sólo los datos e hitos necesarios para la salvación, y no exime al hombre de la necesidad y del deseo de poseer una concepción racional de la realidad, porque, como dice Aristóteles, “es indigno del hombre no ir en busca de una ciencia a la que puede aspirar”.


La filosofía responde, pues, a la actitud más natural del hombre. En rigor, todo hombre posee, más o menos confusamente, una filosofía. Piénsese, por ejemplo, en la India, ese pueblo apático, indiferente, que se dejó siempre gobernar por extranjeros sólo por no tomarse el trabajo de hacerlo por sí mismo; en el fondo de su actitud ante la vida hay toda una concepción filosófica: Los Indios son panteístas, creen que el mundo es una gran unidad, de la que cada uno no somos más que una manifestación, y a la que todos hemos de volver. Ante ese fatalismo que anula la personalidad, la consecuencia natural es el quietismo, la indiferencia.
Los pueblos occidentales, en cambio, han sido siempre activos, emprendedores. También les mueve una filosofía, que es en ellos ambiental: Creen en la personalidad de cada uno como distinta de las cosas y de Dios, y como perfectible por su propio obrar. A semejanza de aquel que escribía en prosa sin saberlo, todo hombre es filósofo aunque no se dé cuenta.

(Tomada de GAMBRA. Rafael. Curso Elemental de filosofía. Salamanca. Editorial Anaya. 8ª. Edición. Pg 12 – 16.)





1.8. COMPRENSION DE LECTURA Y ANALISIS DEL PENSAMIENTO

CRITICO.





  1. Con sus propias palabras defina el término filosofía.________________________

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________



  1. ¿Cuál es la importancia del filósofo en la sociedad actual?.__________________

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________



  1. Según su apreciación, ¿Qué es más importante, el conocimiento científico o el conocimiento filosófico?_____________________________________________

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________



  1. Por qué se dice comúnmente que “el filósofo se muere de hambre”.________

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


  1. ¿Vale la pena iniciar un curso de reflexión filosófica, por qué?._______________

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________



  1. Realice un mapa conceptual con las principales ideas de esta unidad.__________

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

PREGUNTAS DE AFIRMACION Y RAZON.
Teniendo en cuenta que:
A). A y R son verdaderas, y R es explicación correcta de A.

B). A y R son verdaderas, pero R no es explicación correcta de A

C). A es verdadera pero R es falsa.

D). A es falsa y R es verdadera.

E). A y R son falsas.
Coloque en los paréntesis los números (1,2,3,4, ó 5) para indicar la relación correcta de las cuestiones siguientes:
A R


  1. Llámase saber científico al cono- porque la epistemología estudia

  2. cimiento de las cosas por sus los fundamentos del conocimiento

causas, ( ) científico.

b. Filosofar es madurar el pensa- porque el saber vulgar es un saber

miento y controlar la auto- ( ) rutinario e intrascendente

reflexión,


c. El estudio de la filosofía requiere porque esta ciencia es un saber

singulares dotes intelectuales, ( ) universal y totalizante.


d. La filosofía retoma sectores de la por cuanto ella estudia

realidad para hacerlos objeto de ( ) las razones últimas o más

su estudio generales.

e. El filosofar necesita cultivar ya que no es lo mismo poseer la

el pensamiento, razón y ser apto para hacer

( ) filosofía.




  1. La filosofía se diferencia del ya que el objeto material de las

conjunto de ciencias particu- ciencias coincide con el objeto

lares, por su objeto formal, ( ) material de la filosofía.




  1. El estudio de la filosofía no por cuanto el lenguaje es tan sólo

incide en el estudio de la len- ( ) el vestido del pensamiento.

gua materna


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos