La vida de los niños tibetanos bajo la dominacion china



Descargar 0.57 Mb.
Página10/13
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño0.57 Mb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

VIAJES AL EXILIO

Siempre le preguntaba a mi mamá a dónde podía ir para lograr un futuro

brillante. Me preguntó si sabía acerca de India. Platicamos

sobre su Santidad el Dalai Lama. Mi madre me dijo que lo pensara.

No fui a la escuela durante tres días para decidirme. Entonces fui a Norbulingka solo, y recé, y me llegó la decisión de irme.

  • Quince años de edad .386


La mayoría de las veces caminábamos en la noche [porque ] teníamos

miedo de los espías en las aldeas….. Había un gran viento moviendo

la nieve a nuestro alrededor. El cabello y las cejas se nos

congelaban …. [Un] joven Khampa llevaba a mi hermana pequeña

(de cinco años de edad) sobre su espalda. Mi hermano pequeño

(siete años) podía caminar por sí solo….. Dormimos en la nieve, con

los niños y las monjas en medio . De repente, a media noche,

una de las monjas empezó a gritar…. Había caído en un arroyo

congelado…. Vi su cuerpo muerto: sus brazos estaban

congelados; sus dientes, labios, y toda la parte interior

de su boca, todo estaba congelado.

  • Catorce años de edad 387


Foto por Arlene Reiss



Aproximadamente 1,000 niños tibetanos llegan

al exilio cada año.
Cientos de niños tibetanos buscan escapar de la RPC cada año a las comunidades en el exilio en India y Nepal.388. Pagan miles de yuan($) a los guías, o en sobornos – prácticamente varios años de ahorro de la familia – obligados por los oficiales chinos y la policía nepalesa fronteriza. Arriesgan vida y salud en peligrosos viajes a través de los Himalaya; bajo el peligro de ser tomados prisioneros y torturados; así como las represalias que sufran su familia, si son capturados. Sin embargo, muchos niños que fueron aprehendidos y castigados (generalmente detenidos y torturados) en su primer intento por escapar, intentan hacerlo nuevamente en múltiples ocasiones. Entrevistamos a varios niños que habían llevado a cabo dos o tres intentos antes de lograr arribar al Centro de Recepción de Refugiados Tibetanos en Kathmandu, Nepal. Una vez ahí, la mayoría es transportada en autobús a los asentamientos tibetanos para exiliados de India. Basados en nuestras entrevistas, tenemos un panorama general de los peligros que los niños tibetanos enfrentan durante el escape al exilio. Tomando en cuenta estos peligros, podemos tener una idea clara acerca de la inmensa convicción que poseen tantos niños tibetanos -y sus padres– al tomar la decisión de afrontar los riegos de dicha jornada con tal de no vivir su infancia en Tíbet.

  1. Razones para viajar al Exilio

Enfáticamente los niños tibetanos citaron dos razones principales para decidir el exilio: Conocer al Dalai Lama, y recibir una mejor educación. Un niño de once años salió de Tíbet urgido por su madre, ya que (él) no tenía pase de themto; y por consiguiente no podía pagar las cuotas escolares;, mismas que su mamá había pagado pidiendo dinero prestado y teniendo que quedarse (ella) casi sin comer.389. Sin embargo, para otros el costo de la educación era de menor importancia que su contenido. Muchos niños dijeron que sus padres querían que ellos tuviesen la oportunidad de aprender el idioma tibetano clásico; así como su cultura, historia y religión,en un entorno libre de miedo. También muchos no veían futuro para ellos en Tíbet, dada su situación y nivel económico, social y político.

Varios niños dijeron que huyeron porque sus padres no querían que se echaran a perder o contaminarse debido a los efectos de la ocupación china. Por ejemplo, un niño nómada de Kham, dijo que su madre tenía miedo que él se volviera ladrón si permanecía en Tíbet.390. En otro caso representativo, un niño de Lhasa dijo que su padre lo envió al exilio porque él sentía que, bajo la dominación china, Lhasa estaba convirtiéndose en una “ciudad de pecado”, con bares, cigarrillos y excesiva prostitución; y no deseaba que su hijo estuviese expuesto a todo ésto.391 Asimismo, un monje Tibetano de Lhasa, ahora en el exilio, comentó que desde 1990 la proliferación de vino, cigarros, películas violentas, burdeles y otras malas influencias ha aumentado dramáticamente, lo cual hace más difícil criar a los niños en un ambiente libre de “contaminaciónes”.392

Algunos niños- especialmente mayores - decidieron abandonar Tíbet por sí mismos. Por ejemplo, un niño y sus hermanas escaparon juntos una noche sin informar a sus padres, quienes sabían que se opondrían a esta idea.393 En otros casos, monjes y monjas adolescentes, cuyos monasterios estaban sujetos a “re-educación patriótica” escogieron abandonar el país antes que traicionar sus convicciones religiosas.

Sin embargo, la mayoría de los niños, dejaron Tíbet por mandato de sus padres o después de consultarlo con ellos, quienes sentían profundamente que no podían proveer a sus hijos con el nivel de vida o la educación que deseaban para ellos. Una madre tibetana de Amdo explicó que ella había llevado a su hijo a India porque su familia no podía pagar el costo de su educación en Tíbet. En su aldea natal, la cuota escolar era de 200 yuan($) por mes, además de los “regalos” de trigo y aceite. Debido a ésto, la familia se mudó a Lhasa, donde esperaban encontrar escuelas mejores, y menos caras. En cambio, descubrieron que la cuota de la escuela primaria para “niños de otras áreas” era de 1,300 yuan($) al mes. Por contraste, en India, su hijo podía recibir una educación gratuita en una escuela patrocinada por el Dalai Lama.394


Foto por Arlene Reiss



Muchos niños viajan al exilio porque sus padres quieren

que aprendan el idioma tibetano; así como su cultura, historia y religión,

en un entorno libre de miedo.
Foto por Arlene Reiss



Niño refugiado en el exilio, Dharamsala, India
Asimismo, otra madre tibetana de Lithang, una región de Kham, mencionó que siendo la educación su principal preocupación, ésto motivó llevar a India a su niño de 6 años de edad. Antes que nada, dijo, ella no podía pagar la colegiatura de la escuela primaria china. En segundo lugar, aun cuando pudiese pagarla, por experiencia con su hija mayor, sabia que en Tíbet el nivel educacional es deficiente, que los maestros enseñan casi exclusivamente en idioma chino, lo cual repercute en altas cifras de error entre los estudiantes tibetanos, y que los maestros chinos discriminan a los estudiantes tibetanos, burlándose de ellos como “no inteligentes”. Sin embargo, sabía que en la India, su hijo asistiría a una escuela dirigida por el Gobierno Tibetano en el exilio, donde él podía aprender, tibetano, inglés y vocacional, lo que le permitiría triunfar en la vida. Podemos comprender la tragedia personal que significa para una madre o un padre, tener que separarse de sus hijos, y los riesgos del viaje; sin embargo logran sobreponerse al percibir el sufrimiento que les espera al tener que vivir y desarrollarse bajo el dominio chino.395


  1. Un Panorama del Viaje

En general los niños viajan en grupos, en compañía de otros tibetanos guiados por guías contratados – aun cuando algunos niños (tan pequeños como de cinco años en un caso) viajan solos. El tamaño de estos grupos varía, de solo unos cuantos miembros de la familia hasta grupos tan grandes como cerca de 100 personas. Por ejemplo, una niña, viajó con un grupo de cincuenta y ocho personas, al cual se unió luego de viajar con su guía en autobús durante siete días. Después el grupo caminó durante catorce días a través de los Himalaya hasta llegar a Nepal.396 Generalmente estos viajes implican una combinación de viaje por vehículo (autobús o jeep), seguido de varias semanas de caminata en las montañas.

La mayoría de los guías tibetanos parecen ser de confianza y competentes. Por una cuota, que en promedio es de aproximadamente 1,000 yuan($),hacen los arreglos necesarios para llevar a los tibetanos a la frontera. Generalmente acompañan al grupo durante la mayo parte del trayecto. Aunque hemos escuchado algunos relatos de abuso por parte de éstos: Un niño de Lhasa de cinco años de edad contó que su abuela gastó 1000 Yuan ($) para comprar un pase oficial, pero que además tuvo que pagar 10,000 yuan($)a un khampa para que lo cargara en su espalda hasta la frontera. Pero cuando llegaron “a un sitio donde comenzaba la nieve ”- dijo el niño- el khampa “me mostró un cuchillo, y me hizo caminar”. Debido a que no llevaba calzado adecuado, sufrió congelamiento severo, lo cual requirió de la amputación de los dedos de los pies.. “Mis pies se cubrieron de llagas, se ennegrecieron; así que cuando llegué a Nepal, me los cortaron (los dedos). Se congelaron por caminar en la nieve,”397. En otro caso, un niño pequeño recordó haber sido abandonado por su grupo, después de llegar a Nepal. “Fuí abandonado por seis días en un vasto campo de maíz. Sufría mucha hambre. Tenia una cobija, pero no comida, ya que el guía tenía la comida”. Afortunadamente un cartero nepalés lo encontró y rescató, conduciéndolo a una mujer tibetana, quien lo alimentó y lo llevó al Centro de Recepción de Refugiados Tibetanos en Kathmandú.398


Foto por Chris Taylor
Los viajes al exilio pueden tomar desde unos pocos días hasta varios

meses. No son poco común, las caminatas de un mes a través de los

Himalaya.
Dependiendo de la ubicación geográfica de Tíbet donde se inicie el viaje al exilio, éste puede tomar desde unos pocos días, hasta varios meses. No son poco común las caminatas de un mes a través de los Himalaya. Durante ese lapso de tiempo, los niños tibetanos deben soportar un clima hostil; agotamiento físico; accidentes y enfermedades. Algunos no sobreviven el viaje. Muchos niños dijeron que sus compañeros de viaje; especialmente bebés, murieron por el frío. Una niña de once años reportó que cuando abandonó Tíbet, tuvo que cargar en la espalda a un niño pequeño, después de que éste había sufrido severo congelamiento, mismo que le impedía seguir caminando, Eventualmente éste murió estando en su espalda.399 Otro niño recordó: “Vimos cadáveres de niños pequeños ”. Una niña estaba sobre un edificio de ladrillos. También vimos un cráneo cercenado. La niña del edificio de ladrillos era un poco mayor que yo, o más alta. Parecía haber muerto recientemente, porque todavía no se veía su esqueleto. No pude observar bien, porque estaba tan asustado, que pensé que también moriría ”400
Foto por Sonam Zoksang

Mientras que la mayoría de los niños sobreviven el viaje

al exilio, pocos se escapan de sufrir algún tipo de daño.

De hecho, a su llegada todos requieren de algún tipo de

tratamiento.
La falta de alimento es otro gran peligro. Durante cuatro días, una niña relató que se vió forzada a comer pasto solamente.401. Otro ingirió solo hielo y nieve durante tres días, ya que no había comida disponible para su grupo.402 Según otro niño que entrevistamos, de un grupo formado originalmente por setenta tibetanos, solo sesenta y uno llegaron sanos a India; los demás murieron, o se perdieron en el viaje.403. Mientras que la mayoría de los niños sobreviven, pocos se escapan de sufrir algún tipo de daño. De hecho, a su llegada a Nepal, todos requieren de tratamiento médico.
C. Hostigamiento y Abusos por parte de las Autoridades

Aparte de los peligros naturales, los niños reportaron haber sufrido ciertos tipos de abusos por parte de los oficiales chinos y la policía nepalesa fronteriza. La mayoría contó que viajaban solamente por las noches, con el fin de para evitar ser detectados por los espías chinos, quienes se encontraban por todas partes de las aldeas. A pesar de todo, muchos niños fueron atrapados, detenidos e interrogados en una o más ocasiones, antes de llegar a salvo a Nepal. Una niña intentó cruzar la frontera haciendo que un guía le obscureciese la cara, y vistiéndose con atuendo nepalés. Sin embargo, los soldados chinos descubrieron el disfraz y la detuvieron como prisionera en un campo del ejército durante diecisiete días, donde la torturaron con electro-shocks mientras le arrojaban agua fría en la cara.404

Muchos niños también reportaron haber sido aprehendidos a su llegada por la policía nepalesa o por patrullas fronterizas. Aunque la mayoría de los guardias no los repatriaban violentamente, éstos exigían sobornos generalmente; robándoles las pocas posesiones que llevaban; o abusando físicamente de los niños antes de permitirles viajar al Centro de Recepción de Refugiados en Kathmandu. Por ejemplo, una niña contó que la policía nepalesa capturó a su familia, golpearon al guía; forzando a cada miembro de la familia a darles 100 yuan($) como soborno.405 Otra niña dijo que cuando las autoridades nepalesas la amenazaron con repatriarla, su guía tuvo que darles 500 yuan($) como soborno, de los 2,000 yuan($) chinos que su abuelo le había pagado al guía por su viaje. En años pasados, el RIF ha reportado también varios casos referentes a niñas tibetanas quienes fueron violadas por las policías fronterizas de Nepal y China. 407


  1. Problemas de Salud Como Resultado Del Viaje

De acuerdo con el personal docente de la Aldea de Niños Tibetanos (ANT), los problemas de salud más comunes que los niños presentan a su llegada son: congelamiento, erupciones, y picaduras de insectos que generalmente se infectan. El congelamiento en casos severos, puede requerir de amputación de dedos de las manos, o de los pies. También son comunes los problemas crónicos gastrointestinales; y la desnutrición como resultado de varios días de viaje sin alimento adecuado.408 El Dr. Sadutshang dijo que los recién llegados frecuentemente sufren de problemas de salud debido a una falta básica de higiene durante el viaje; la cual puede producir: erupciones, salpullido, piojos y otras enfermedades de la piel. 409
Los niños que han sufrido torturas en Tíbet, enfrentan problemas adicionales de salud. Kelsang Phuntsok trabaja con refugiados tibetanos, quienes han sido víctimas de la tortura. Él detectó que mientras las personas adultas sufrían de enfermedades relacionadas con la prisión prolongada, y el trabajo arduo, los niños víctimas – especialmente monjes y monjas – padecían de alteraciones crónicas de la vista y heridas en huesos; así como síntomas graves de traumas psicológicos, ansiedad y depresión.
E. Efectos Psicológicos del Exilio

Para los niños, el exilio les causa traumas severos y angustia emocional, especialmente para quienes son muy jóvenes. Mientras que muchos entrevistados comentaron que les gustaban algunos aspectos de India – y la mayoría expresó gran satisfacción acerca de las escuelas de la ANT y de sus maestros tibetanos - éstos (los niños) sufrían casi invariablemente, del impacto psicológico que implica separarse de sus padres y de su tierra natal. Muchos expresaron sentimientos de depresión, tristeza, soledad y desesperanza extrema. “Cuando veo otros niños, pienso que sufro mucho”, dijo una niño tibetano de nueve años de edad. “Quisiera jugar como el resto de los niños”410 “(cuando vine por primera vez (a India)”dijo otro, “vi niños cantando. [Pero] no me sentí bien, porque recordé a mis familiares en prisión.”411

En algunos casos, el miedo y el trauma de sus experiencias provocan ansiedad continua, pánico recurrente, insomnio y pesadillas. Un niño relató que cuando él ve películas en las cuales la gente es golpeada, se acuerda de “los chinos”.412 “Durante la noche, tengo mucha ansiedad”, dijo un niño que salió de Tíbet a la edad de diecisiete años. “Cada día sueño que estoy en camino a India, pero me detienen en la frontera”412 Sin embargo, para muchos estos miedos y ansiedades coexisten, con un fuerte sentido de determinación. “Cuando me siento sola”, dijo una niña, “recuerdo cuando los policías me abofeteaban, y tengo la determinación de estudiar con gran ahínco, para que los niños tibetanos no sean tratados de esa manera”. Dijo que intentaba “regresar a Tíbet, y enseñar a todos los niños pobres como yo.”414 “Espero una vida mejor”, dijo otro niño que aspira servir en el gobierno tibetano. “Me gustaría irme al extranjero, hacer negocios, y envíar dinero a mi hermano y mi padre.”415
Foto por Marcella Adamski
Aquellos niños quienes han dejado atrás a sus seres queridos, encuentran en el exilio nueva familia y afectos.

nuevos afectos y familia


C O N C L U S I O N
Actualmente la tela de la vida de los niños Tibetanos esta tejida a través de violencia y abierta hostilidad, autorizadas por el estado, hacia la cultura Tibetana y la identificación nacional. Desde el momento de su nacimiento los niños Tibetanos luchan para sobrevivir y desarrollarse mental y socialmente. El patrón general de abusos revelados por nuestra investigación sugiere, en el mejor de los casos, una indiferencia y descuido hacia el bienestar de los niños Tibetanos. La intensa preocupación de China de mantener el control político en Tíbet causa que sistemáticamente se descuide su obligación internacional de proteger y promover los mejores intereses de los niños Tibetanos. Esto ampliamente explica por qué miles de Tibetanos llegan a la conclusión que los riesgos que sus niños corren al hacer viajes peligrosos para su vida al exilio son pálidos en comparación a las penetrantes amenazas a su bienestar cultural, moral, psicológico y físico en Tíbet.

Las normas legales establecidas en la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño guiaron principalmente nuestro estudio. Nuestros resultados, sin embargo, obligan a un concienzudo estudio (examen) a los artículos idénticos que introduce el Pacto (Convenio) Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos y el Pacto (Convenio) Internacional sobre los Derechos Económicos, Sociales y Culturales: “Todas las personas tienen el derecho a la auto-determinación. En virtud de ese derecho ellas determinan libremente su estado político y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural.”416 La auto-determinación constituye la piedra angular de todos los otros derechos humanos. No es un sentimiento moral abstracto. Expresa un entendimiento práctico de la razón fundamental por la que un gobierno ya sea protege – o descuida y abusa – de los derechos humanos de aquellos a quienes gobierna. Un gobierno debe poseer el deseo político de preocuparse por su gente. Pero esto solo existe donde el gobierno está basado sobre un acto de auto-determinación de su pueblo. Cuando un gobierno toma control sobre gente extranjera, es improbable que entienda o tenga un genuino interés en la protección y promoción de los derechos de esa gente.

El abuso y negligencia mostrados por el gobierno Chino hacia el bienestar de los niños Tibetanos surgen ampliamente de su esfuerzo para controlar al pueblo Tibetano. A pesar de las cincuenta años de dominación China y esfuerzos de lograr la asimilación, el pueblo Tibetano mantiene una historia, idioma, cultura, religión y serie de actitudes muy diferentes de aquellos del pueblo Chino. Implementando las recomendaciones específicas que exponemos más adelante representarían medidas substanciales hacía la solución de los problemas identificados por nuestro estudio. Pero encontramos poca evidencia que el gobierno Chino posea el interés o deseo político de tomar estas medidas. Los más graves abusos de los derechos humanos de los niños Tibetanos no son errores. Las decisiones para detener y torturar a los niños tibetanos y forzarlos a abandonar su idioma y cultura para obtener no más de una educación de escuela primaria, parecen ser consciente y deliberadamente el producto de subordinar los mejores intereses de los niños Tibetanos al interés del estado del control político. Estos abusos son improbables que cesen hasta que el gobierno Chino regrese la responsabilidad del bienestar de los niños Tibetanos a sus padres – y a un gobierno basado sobre un acto de auto-determinación por el pueblo Tibetano.
EPILOGO :
EL ONCEAVO PANCHEN LAMA

Gedhun Choekyi Nyima, quien nació el 25 de abril de 1989, en el distrito de Lhari en Tíbet del norte, permanece, a sus once años de edad, como el prisionero político más joven en el mundo.417 Autoridades Chinas lo secuestraron el 17 de mayo de 1995, tres días después que el Dalai Lama lo reconoció, al entonces niño de seis años de edad, como la re-encarnación del Décimo Panchem Lama, quien murió en 1989.418. Desde entonces Beijing ha mantenido al niño junto con su familia en detención incomunicada y ha rehusado todas las solicitudes de gobiernos extranjeros para verificar su seguridad. De hecho, hasta que el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas formalmente solicitó información acerca de Gedhun Choekyi Nyima,419 China había negado que retuviera al niño. Sin embargo, en respuesta a las solicitudes del Comité el vocero de China Wu Jianmin respondió que “ [d]ebido a que los separatistas estaban buscando secuestrar al niño, sus padres estaban muy temerosos por su seguridad y solicitaron la protección gubernamental, la cual ha sido proporcionada. El niño [e]stá viviendo con sus padres en buenas condiciones.”420 En 1999, la RPC afirmó que lo habían tomado “en custodia de protección para su propia seguridad” pero asistía a la escuela y llevaba una “ vida normal”. 421 los recientes reportes sugieren sólamente que él sigue en custodia,422 Su paradero e informe sobre su salud no son conocidos.423



Foto

El prisionero político más joven en el mundo,

Gedhun Choekyi Nyima, el Onceavo Panchem

Lama
La detención de Gedhun Choekyi Nyima y la subsecuente instalación por la PRC de su propio Panchen Lama representa otro intento por la RPC para asegurar su soberanía sobre Tíbet. La aparente paradoja de un estado oficialmente ateo expresando su derecho a controlar un proceso quinta-esencialmente religioso – por ejemplo, los rituales por los cuales lamas reencarnados son divinizados y reconocidos en la tradición Budista Tibetana –puede ser entendido, como varios niños escolares han puntualizado, en términos de la “simbólica potencia de la ceremonia demostrando la autoridad China sobre Tíbet.”424

Sin embargo, el Panchen Lama tiene más que importancia simbólica. Su secuestro y desplazamiento por un niño seleccionado por la RPC sintetiza el deseo de China de utilizar futuros lideres religiosos Tibetanos, tales como el Onceavo Panchen Lama (considerado el segundo líder religioso más importante en la secta dominante Gelupa del Budismo Tibetano), para asegurar la lealtad política de la siguiente generación de Tibetanos. Es indiscutible que el secuestro de Gedhun Choekyhi Nyima viola la ley internacional. El Artículo 35 de la CDN prohibe “el secuestro de …. niños bajo ningún propósito o en ninguna forma.” Aún si, como la RPC proclama que el niño ha sido tomado en custodia para su propia protección, esto no justifica el rechazo de China a permitir a miembros de las Naciones Unidas verificar su seguridad.



La disputa del Panchen Lama es finalmente emblemática de un amplio patrón de abusos de los derechos de los niños en Tíbet. Gedhun Choekyi Nyima fué reconocido, de acuerdo con la tradición Tibetana, por el Dalai Lama. Por lo tanto él sigue siendo, a los ojos de virtualmente todos los Tibetanos, el solo legítimo Panchen Lama. Su literal captura y reclusión por China, y la campaña estatal para reemplazarlo con su propio Panchen Lama, seleccionado y preparado para servir las necesidades políticas de la RPC en Tíbet, refleja el intento figurado de China para “capturar” a la próxima generación de Tibetanos – para ejercer control sobre su desarrollo personal, creencias religiosas, hábitos culturales, identidad étnica y, sobre todo, lealtad política. En verdad, en el conflicto de alto perfil sobre la legitimidad del Panchen Lama, vemos acentuado (patente) el mismo tema que surge en tiempo y de nuevo, en el patrón general de las violaciones de los derechos de los niños en Tíbet; un temerario abandono hacia el bienestar y los derechos de los niños tibetanos que resultan del supremo interés del estado sobre el control político.

RECOMENDACIONES
Al Gobierno de la República del Pueblo de China :

En General:

  • Tomar medidas inmediatas para asegurar el completo respeto a los derechos de los niños Tibetanos como se ha reconocido por la Convención de los derechos del Niño y otras relevantes disposiciones de los tratados internacionales sobre derechos humanos y sobre la ley de costumbres, incluyendo respeto para el derecho de auto-determinación del pueblo Tibetano.


Los Niños y el Sistema Legal:
Reforma Legal

  • Promulgar inmediatamente una legislación comprensiva para implementar domésticamente la total esfera de acción (aplicación) de las obligaciones de China como una parte de la Convención de los Derechos del Niño.

  • Emprender una revisión comprensiva del derecho penal en China para traerlo en conformidad con Las Reglas Standard mínimas para la administración de la justicia juvenil de las Naciones Unidas (Reglas de Beijing) y con otros estándares internacionales de derechos humanos.

  • Abolir todas las formas de detención administrativa sin cargos, incluyendo la “re-educación a través del trabajo”, bajo la cual los niños pueden ser sentenciados a labores del campo por hasta tres años sin vigilancia judicial.

  • Corregir el Derecho Penal y la Ley de Procedimientos Penales de China para incorporar explícitamente la definición de tortura establecida por la Convención de las Naciones Unidas Contra la Tortura, de la cual China forma parte, y claramente prohibe todas las formas de tortura.

  • Quitar la reserva de China a los artículos 21 y 22 de la Convención Contra Tortura y reconocer la competencia del Comité contra Tortura para recibir e investigar quejas de tortura contra niños Tibetanos.


Proceso Pendiente

  • Asegurar la pronta e imparcial revisión de cualquier privación de libertad de los niños.

  • Permitir a cualquier niño Tibetano detenido el inmediato acceso a sus padres o tutor legal o consejero legal, así como a interpretes cuando sea necesario.

  • Para cualquier niño Tibetano detenido suministrar instalaciones separadas y apropiadas que estén específicamente diseñadas para cumplir con sus necesidades educacionales, de salud y desarrollo.

  • Bajo ninguna circunstancia deben los niños ser detenidos en instalaciones militares, centros de detención del OSP, ser “re-educados a través de trabajos en el campo” o en prisiones de adultos. Emprender una inmediata revisión de todos los lugares de detención para asegurar que ningún niño haya sido actualmente confinado ilegalmente.

  • Asegurar que todos los oficiales entiendan y conformen su conducta de acuerdo con las disposiciones relevantes de la Convención de los Derechos del Niño y las Reglas de Beijing. Acusar prontamente y con energía cualquier violación.

  • Dedicar fondos a la educación y entrenamiento de todos los oficiales incluyendo: policías, soldados, guardias y personal acusador (prosecutorial ) o judicial – que puedan estar en contacto con niños Tibetanos. Buscar y permitir a organizaciones extranjeras y no-gubernamentales apoyar tal entrenamiento.



Condiciones sobre Detención

  • Cesar inmediatamente la detención de niños/as tibetanos por razones políticas y arbitrarias, así como dejar en libertad a todos los/as niños/as detenidos hasta la fecha, incluyendo a Gedhun Choekyi Nyima.




  • Cesar de inmediato la práctica ilegal de detención administrativa; misma que es la manera más común bajo la cual se arresta a los/as niños/as tibetanos/as en China.




  • Desarrollar y hacer respetar reglamentos específicos que aseguren que cualquier detención de los/as niños/as tibetanos/as, sea un último recurso, y únicamente por periodos muy cortos.




  • Desarrollar medidas alternas al arresto, tales como: dejar a los/as niños/as bajo la supervisión de sus padres, a prueba, y/o libres bajo juramento. Asegurarse que en todos los casos los/as niños/as deben ser puestos en libertad, y bajo condiciones que garanticen su seguridad.




  • Proveer a todos los/as niños/as tibetanos/as detenidos/as, con comida adecuada, agua potable, cama, ropa, instalaciones sanitarias y atención médica.




  • Los/as niños/as tibetanos/as no deberán permanecer detenidos/as junto con otros adultos; con excepción de familiares, tutores o amistades cercanas.


Tortura y otros Castigos, Tratamientos Crueles, Inhumanos

o Degradantes.

  • Cesar de inmediato todos los actos de tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, perpetrados contra niños/as tibetanos/as.




  • Cesar inmediatamente de forzar a los niños/as tibetanos/as a trabajar cuando están en prisión.




  • Buscar el esclarecimiento de reglamentos y procedimientos, asegurando una investigación rápida y eficaz, enjuiciamiento y castigo de la policía, soldados, personal legal o judicial, así como cualesquiera otros individuos implicados en torturar a niños/as tibetanos/as.




  • Llevar a cabo una inmediata revisión de todas las instalaciones y centros de detención, con el fin de confiscar los implementos de tortura, tales como: picas para ganado y otros dispositivos para aplicar descargas eléctricas.




  • Tomar medidas inmediatas para poner fin la práctica de que los/as niños/as tibetanos/as estén sujetos al castigo corporal en las escuelas.




  • Asegurarse de que todos los/as maestros/as reciban de manera precisa, el entrenamiento adecuado acerca de las limitaciones de la disciplina escolar; la cual debe “ser administrada de acuerdo a la dignidad humana de el/ la niño/a,”




  • En escuelas donde asistan tanto estudiantes chinos como tibetanos, asegurarse que los/as maestros/as no apliquen la disciplina de tal manera que se discrimine a los/as niños/as tibetanos/as.




  • A excepción de circunstancias especialmente excepcionales, cuando se presuma que un/a niño/a ha cometido un delito, y que se requiera de la participación del personal de seguridad del estado, la disciplina escolar nunca deberá involucrar a la SOSP, u otras fuerzas de seguridad estatales.


Educación:

Reforma legal:

  • Abolir la práctica de cobrar cargos misceláneos o colegiatura de cualquier clase para la educación escolar primaria.


Acceso a la Educación:

  • En el caso de el cobro por cargos misceláneos, éste no deberá de aplicarse a aquellos/as niños/as que no tengan la capacidad de pagarlos. De inmediato, se investigará a las escuelas de todos niveles, con el fin de eliminar la práctica ilegal de cobrar cuotas misceláneas.




  • Distribuir equitativamente los fondos del gobierno central para la educación entre las regiones urbanas y rurales de Tíbet. Asegurar que todos los/as niños/as tibetanos/as tengan igual acceso a escuelas primarias de calidad, con instalaciones adecuadas, e instructores/as bien entrenados/as. Suministrar fondos adicionales a los/as niños/as tibetanos/as que viven en regiones remotas, suministrar fondos adicionales para facilitarles el transporte a las escuelas primarias. En áreas escasamente pobladas, proporcionar apoyo para el establecimiento de escuelas / albergues locales tibetanas, para la educación media y superior.




  • Permitir a las familias tibetanas que puedan enviar a estudiar a sus hijos/as al extranjero, para su educación, y que puedan visitarles en su escuela sin sufrir ningún castigo.




  • Asegurar que el acceso a la educación secundaria, vocacional y superior, esté basado estrictamente sobre méritos y estándares objetivos; que no involucren la discriminación entre los/as niños/as tibetanos y los chinos. Si se continúa con la práctica de efectuar exámenes de admisión con el fin de determinar si los niños/as tibetanos/as tienen acceso a la educación secundaria y superior, entonces que se les permita presentar estos exámenes en idioma tibetano. Investigar la existencia de motivos o y prácticas inadecuadas, – tales como: conexiones gubernamentales o políticas partidistas, soborno y discriminación étnica – que están afectando continuamente los procesos de admisión a la educación superior.




  • Suministrar programas vocacionales y de orientación, con el fin de aumentar las oportunidades para los/as jóvenes tibetanos/as, quienes de otra manera, pueden encarar el desempleo.


Medio de Instrucción y Plan de Estudios:

  • Respetar el derecho fundamental que tiene el pueblo tibetano de controlar el contenido del plan de estudios, así como los medios de instrucción en las escuelas que educan a sus hijos/as.




  • Asegurar que en Tíbet, todos los niños tengan acceso, en idioma tibetano desde el inicio, a su educación, incluyendo su gramática y formas de escritura. De acuerdo con esto, se debe instituir y realizar una política general que asegure que el idioma tibetano sea empleado. Asimismo, el idioma tibetano deberá emplearse en todos los niveles, y en la educación superior.




  • A corto plazo, asegurar que todos los/as niños/as tibetanos/as también reciban instrucción en otro idioma (por ejemplo, chino e/o inglés) que ellos requieran para disfrutar de igual acceso en la gama completa de oportunidades académicas y de empleo en Tíbet.




  • Asegurar que todos/as los/as niños/as tibetanos/as reciban enseñanzas que les proporcionen una completa y fiel comprensión de la historia de Tíbet, la cultura, el idioma, y sus tradiciones.




  • Finalizar de inmediato con toda censura y restricciones que prohiba expresar su identidad a los/as niños/as tibetanos/as. Por ejemplo, cantar canciones en su idioma, usar atuendos regionales, celebrar las festividades de su pueblo, así como expresar sus creencias religiosas y políticas libremente. Nunca se deberá obligar a los/as niños/as tibetanos/as, a jurar lealtad al estado chino, ni comprometerlos a aliarse a algún partido político específico, o ideología nacional.




  • Dejar de cerrar o de ejercer control sobre la administración de las escuelas privadas o donde se educan los/as niños/as tibetanos/as en su propio idioma, cultura, historia y tradiciones. Igualmente, se permitirá a las organizaciones extranjeras, a individuos, y a maestros religiosos, establecer y operar tales escuelas sin excesiva interferencia por parte del estado.




  • Ampliar el plan de estudios actual en las escuelas primarias tibetanas, las cuales pareciera que están limitadas en la mayoría de los casos a educar solamente los idiomas tibetano y chino; así como matemáticas. En cambio, se deberá de incluir historia, cultura y tradiciones tibetanas; así como ciencias y actividades extra-curriculares tales como música y deportes.


Discriminación:

  • Terminar de inmediato toda práctica que implique, o tenga como fin discriminar contra los/as niños/as tibetanos/as en edad escolar. Asegurarse que reciban las mismas facilidades, acceso a la instrucción (tamaño del salón y horas de clase), comida, alojamiento y suministros escolares.




  • Investigar y castigar de inmediato todos los actos de discriminación que ejerzan los maestros de las escuelas primarias o el personal administrativo contra los/as niños/as tibetanos/as.




  • Asegurarse que todos los maestros en las escuelas tibetanas reciban salarios completos y prestaciones, con el fin de que esto sirva para reclutar maestros calificados; así como desalentar a los maestros que solicitan sobornos, labor infantil, u otros “regalos” de los estudiantes.




  • Tomar medidas inmediatas para proteger a los/as niños/as tibetanos/as contra la violencia en las escuelas, particularmente contra ataques que sean motivados por la discriminación étnica.


Salud

Reforma Legal

  • Revocar de inmediato las leyes de planificación familiar dirigidas a limitar el número de la población tibetana. Estas leyes no sirven a propósitos legítimos en Tíbet, donde existe uno de los indicios de población más bajos del mundo.




  • Revocar inmediatamente todas las leyes discriminatorias contra los/as niños/as “no autorizados”, esto es -aquellos que han nacido violando las cuotas actuales de planificación familiar – ya que éstos quedan privados de los derechos que todos los niños merecen sobre bases iguales, especialmente en las áreas de educación y atención médica.


Acceso a Atención Médica de Calidad:

  • Dar prioridad a la disponibilidad de instalaciones para atención médica de calidad, y tratamientos para los/as niños/as tibetanos/as en las regiones rurales.




  • Asignar fondos centrales gubernamentales para el establecimiento y financiamiento de hospitales y clínicas en las regiones rurales de Tíbet. Asegurarse que el personal de esas instituciones sea competente, bien entrenado y dotado con todas las medicinas y el equipo necesario para proporcionar la mejor atención médica disponible a los/as niños/as tibetanos/as.



  • Establecer y promover clínicas más pequeñas a nivel de aldeas para proporcionar atención médica básica en las áreas más remotas de Tíbet. Asegurar que cada una de estas clínicas tenga disponible, por lo menos, un vehículo para trasladar a los niños a un hospital en situaciones de emergencia.




  • Continuar alentando y dando soporte a la medicina tradicional tibetana. Explorar maneras de combinar la medicina alópata occidental con la medicina tibetana, para incrementar al máximo la calidad de la atención médica preventiva y el tratamiento médico bajo las condiciones existentes disponibles para los/as niños/as tibetanos/as.




  • Proporcionar a todos/as los/as niños/as tibetanos/as el libre acceso a la atención médica básica, incluyendo inmunización infantil y, tratamiento de enfermedades infecciosas. Eliminar la obligación impuesta a los tibetanos para que proporcionen “depósitos de seguridad” antes de recibir tratamiento, cuando requieran de inmediata atención médica. En emergencias y en atención médica básica, ésta deberá proporcionarse sin tomar en cuenta la situación económica del niño/a.




  • Dirigir esfuerzos para controlar las principales enfermedades que afectan a los/as niños/as tibetanos/as, incluyendo tuberculosis, enfermedades diarréicas, hepatitis, raquitismo, hidátide y desórdenes por deficiencia de yodo.




  • Tomar las medidas necesarias para asegurarse que los trabajadores de salud encargados de administrar el programa de vacunación en China, viajen a todas las áreas de Tíbet para cumplir con sus obligaciones.




  • Asegurarse que los médicos, enfermeras y otros trabajadores de salud de los hospitales y clínicas en Tíbet hablen tibetano.




  • Asegurarse que estén disponibles agujas esterilizadas para utilizarse en todos los hospitales y clínicas médicas.


Salud e Higiene.

  • Difundir por todo Tíbet una educación básica sobre salud e higiene. Todos los tibetanos deben tener acceso a una educación sobre salud e higiene, medios preventivos, para evitar la diseminación enfermedades infecciosas, y estrictas prácticas de higiene. Asimismo, llevar a cabo un programa nutricional para la madre y el infante, con el fin de asegurarles una nutrición adecuada, así como educar a las mujeres embarazadas, y a madres de infantes dentro de un sistema de nutrición.




  • Con el fin de evitar una epidemia potencial del virus VIH, deberán tomarse medidas necesarias entre la población de alto riesgo, tal como la prostitución, para evitar contraer y propagar el SIDA y otras enfermedades infecciosas, recibiendo así una educación completa y tomando las medidas necesarias.


Derechos de Reproducción de las Mujeres y la Salud en los Niños

  • Cesar inmediatamente prácticas coercitivas relacionadas con las leyes de planificación familiar en China. Especialmente, asegurar que ninguna mujer tibetana quede sujeta a abortos obligatorios ni a esterilizaciones forzosas.


Nutrición:

  • Tomar medidas inmediatas para combatir las causas de falta de crecimiento dominante entre los/as niños/as tibetanos/as, como se ha identificado en estudios recientes. En particular, tomar medidas para evitar la desnutrición y las enfermedades infantiles comunes en los/as niños/as tibetanos/as, desde el nacimiento hasta los siete años de edad.




  • Emprender una investigación meticulosa y revisar las políticas hacendarias de mercado en Tíbet, con el fin de asegurar que las familias tibetanas padezcan por privación de dinero, mercancías, o comida necesaria para cubrir los requerimientos nutricionales de sus niños.




  • Investigar la forma de asegurar que los programas de la iodización de sal en China, alcancen a todos los tibetanos, sin afectar por ello los sistemas tradicionales de extracción de sal, mismos que emplean los nómadas para aumentar su suministro nutricional.




  • Tomar medidas para eliminar la contaminación del suministro de agua asegurando que todos/as los/as niños/as tibetanos/as tengan acceso a agua potable. Donde no existan recursos naturales de agua potable, se dedicarán los recursos para lograr una alternativa en el suministro de agua potable, o para proveer de combustible que pueda ser utilizado para hervir el agua.



A los Gobiernos Donantes, Organizaciones No- Gubernamentales

e Instituciones Humanitarias Internacionales:
Detención, Tortura y Otros Tratamientos Crueles

o Degradantes, o Castigo:

  • Mantener presión sobre el Gobierno Chino para que permita el acceso total a los centros de detención por medio de monitores independientes, con el fin de asegurar que no se detenga a niños/as violando la ley, o que sean torturados.




  • Estimular y suministrar apoyo a China, para enmendar sus leyes en Tíbet con respecto a los/as niños/as tibetanos/as, de acuerdo a los estatutos de la Convención de Derechos del Niño y otros estatutos relevantes de la ley internacional.




  • Apoyar el desarrollo de un sistema de Jurídico juvenil, respetuoso de los derechos de los/as niños/as, tales como: un sistema aparte para los/as niños/as, así como el entrenamiento de jueces, fiscales y autoridades que hagan cumplir la ley en el caso de administración de justicia a los/as niños/as.




  • Suministrar ayuda humanitaria, incluyendo asistencia médica y terapia psicológica a los/as niños/as tibetanos/as quienes hayan sido víctimas de torturas.


Educación

  • Enfocar la ayuda educacional en escuelas primarias, dotándolas de personal adecuado, en las áreas remotas de Tíbet que actualmente carecen de instalaciones educacionales adecuadas. Ayudar a la construcción de escuelas y a la eliminación del pago de cuotas escolares.




  • Asegurar que cualquier ayuda educacional suministrada a China para ser aplicada en Tíbet, promoverá el aprendizaje del idioma tibetano, así como de su historia y cultura.


Salud y Nutrición :

  • La ayuda humanitaria y para el desarrollo en las áreas de salud y nutrición deben estar orientadas a solucionar los problemas de desnutrición y enfermedades infecciosas, mismas que conducen a la falta de crecimiento crónico entre los/as niños/as tibetanos/as, así como a promover la consciencia pública sobre temas críticos de salud.


Al Gobierno Nepalés:

  • Tomar medidas para asegurar que la policía fronteriza y otros oficiales nepaleses, estén conscientes que es política del gobierno nepalés escoltar de inmediato a los/as niños/as tibetanos/as refugiados al Centro de Recepción de los Refugiados Tibetanos en Kathmandu, el cual coopera con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados.




  • Tomar medidas para asegurar que los/as niños/as tibetanos/as refugiados arrestados en Nepal, sean tratados con cuidado, y que reciban comida, agua y atención médica adecuada hasta que puedan ser trasladados de manera segura hasta el Centro de Recepción de Refugiados Tibetanos.


A las Naciones Unidas:

Principalmente, la presencia de China en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y el incremento de su influencia internacional política, militar y económica, se han combinado para prevenir un genuino debate sobre la protección de los derechos humanos de los tibetanos, incluyendo el derecho a su propia determinación ante las Naciones Unidas. Desde el año de 1950, en tres ocasiones (1959, 1960, y 1965), la Asamblea General de las Naciones Unidas emitió resoluciones, llamando al “respeto hacia los derechos humanos del pueblo tibetano y a su distintiva vida cultural y religiosa” (425), demandando el “cese de prácticas que priven al pueblo tibetano de sus derechos humanos fundamentales y de sus libertades, incluyendo el derecho a su propia determinación” (426), y deplorando la “continua violación de los derechos fundamentales y libertades del pueblo tibetano” (427). Más recientemente, en el marco de la campaña de Beijing contra las manifestaciones tibetanas pacíficas a fines de los años 80’s, la sub-Comisión sobre la Prevención de la Discriminación y Protección a las Minorías, -un cuerpo subordinado del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas y de la Comisión de Derechos Humanos-, emitió una resolución apelando a la RPC, “a respetar los derechos humanos fundamentales y libertades del pueblo tibetano”(428).


- Desde entonces, China ha tenido éxito en bloquear cualquier debate que pudiera presentarse sobre una resolución de la Comisión de Derechos Humanos que pudiese afectar la situación sobre los derechos humanos, particularmente en Tíbet (429). Romper este silencio es imperativo para mejorar las circunstancias de los derechos humanos del pueblo y particularmente de los/as niños/as tibetanos/as. Por lo tanto, nuestras recomendaciones a las Naciones Unidas y a los países miembros son:


  • Trabajar para que pase una resolución de la Asamblea General o de la Comisión de Derechos Humanos, apelando a China para que respete los derechos humanos internacionales del pueblo tibetano, incluyendo el derecho a su autodeterminación.




  • Solicitar a China que libere de la custodia estatal a Gedhun Choekyi Nyima, el Décimoprimer Panchen Lama de Tíbet, demandando permiso inmediato para que observadores internacionales aseguren su completa integridad.




  • Nombrar un Representante especial (Verificador) para investigar las circunstancias de los derechos humanos en Tíbet.




  • Destinar fondos adicionales al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para refugiados, con el propósito de asegurar la integridad y protección de los/as niños/as tibetanos/as refugiados en Nepal; así como brindarles un tránsito seguro hacia las comunidades tibetanas en el exilio, ya sea en India o en cualquier otro lugar.




  • El Comité de las Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos del Niño debe investigar vigorosamente las acusaciones sistemáticas de violaciones a los derechos de los/as niños/as en China, escudriñando las leyes y prácticas Chinas que afectan a los/as niños/as tibetanos/as a la luz de las garantías específicas codificadas en la Convención de los Derechos del Niño.




  • La Organización Mundial de la Salud debe trabajar con el gobierno Chino para combatir las causas que prevalecen con respecto a la falta de crecimiento de los niños; así como las elevadas tasas de mortalidad infantil entre los/as niños/as tibetanos/as, asegurando que los programas de inmunización y de yodado de la sal lleguen a todos/as los/as niños/as.



  • La UNICEF deberá establecer una oficina en Tíbet específicamente para supervisar el desarrollo de los programas dirigidos a las necesidades de los/as niños/as tibetanos/as, incluyendo trabajar para crear un sistema de justicia juvenil que cumpla con la Convención sobre los Derechos del Niño, así como establecer programas para mejorar la salud, nutrición y educación de los/as niños/as tibetanos/as.


Notas Finales

1 Ver. p. ej. Women and Children’s Rights Well Protected in Tibet, XINHUA ENG. NEEWSWIRE, Mar. 25, 1998. Xinhua es la agencia de noticias oficial del Partido Comunista Chino. Para la evaluación oficial China de sus más recientes logros en promover los derechos de las mujeres y los niños, ver Information Office of the State Council of the People’s Republic of China, Fifty Years of Progress in China’s Human Rights. Pt.IV (Feb. 17, 2000), disponible en http://english.peopledaily.com.cn/features/white/human .html (visited Jan.16, 2001).


2 Ver International Commision of Jurists, Tibet: Human Rights and the Rule of Law 44 (1997) [ a partir de aquí ICJ]. Para un relato comprensivo de la invasión de China (PLA) TSERING SHAKYA, THE DRAGON IN THE LAND OF SNOWS 33-51 (1999). Las tropas empezaron a cruzar territorio tibetano a fines de 1949.
3 Ver MICHAEL C. VAN WALT VAN PRAAG, THE STATUS OF TIBET: HISTORY, RIGHTS AND PROSPECTS IN INTERNATIONAL LAW 147 (1987); ver también ICJ, supra nota 2, en 46-47
4 Agreement of the Central People’s Government and the Local Government of Tibet on Measures for the Peaceful Liberation of Tibet, May 23, 1951, P.R.C. – Tibet [a partir de aquí 17- Point Agreement]. Reimpreso en Van Praag, supra nota 3, en 337.


  1. 17-Point Agreement, art.1

  2. Fuera de la propia China, el tema del estado legal internacional de Tíbet no es seriamente debatido. La mayoría de estudios independientes académicos y legales han concluido que, históricamente, Tíbet tuvo su independencia a través de lo largo de su historia y legalmente, anterior a la invasión de China (PLA) en 1950, Tíbet había surgido definitivamente como un estado soberano.

Para análisis legales, ver INTERNATIONAL COMMITTEE OF LAWYERS FOR TIBET, TIBET’S SOVEREIGNITY AND THE TIBETAN PEOPLE’S RIGHT TO SELF-DETERMINATION (1998); CONFERENCE OF INTERNATIONAL LAWYERS ON ISSUES RELATING TO SELF-DETERMINATION AND INDEPENCE FOR TIBET, TIBET; THE POSITION OF INTERNATIONAL LAW (1993); VAN PRAAG, supra nota 3; INTERNATIONAL COMMISSION OF JURISTS, THE QUESTION OF TIBET AND THE RULE OF LAW (1959). Para análisis históricos, ver WARREN SMITH, TIBETAN NATION (1996); MELVYN C. GOLDSTEIN, A HISTORY OF MODERN TIBET, 1913-1951( 1989).

Aún la RPC no clama “propiedad “de Tíbet sobre las bases de su conquista militar y anexión, ni sobre su subsecuente control efectivo sobre el territorio tibetano, no aún bajo “el acuerdo de los 17 puntos”. En su lugar, la RPC descansa sobre reclamaciones históricas altamente selectivas acerca de las complejas relaciones antes del Siglo XX, que existieron entre los líderes religiosos tibetanos, y las dinastías Mongol (Yuan), Ming, and Manchú (Qing) quienes gobernaron China anterior al Siglo XX. La posición oficial de la RPC es expuesta sobre “un papel blanco” publicado en 1992. Ver Information Office of the State Council of the PRC, Tibet – Its Ownership and Human Rights Situation (Sept. 1992) (afirmando que Tíbet había sido “oficialmente incorporado a China durante la dinastía Mongol Yuan, y desde entonces “ha permanecido bajo la jurisdicción del gobierno central de China”). Para la respuesta del Gobierno tibetano en el Exilio ver CENTRAL TIBETAN ADMINISTRATION, TIBET PROVING TRUTH FROM FACTS (1996).



  1. Ver VAN PRAAG, supra nota 3, en 149-55

  2. International Covenant on Civil and Political Rights. Dec. 16, 1966, art. 1,999 U.N.T.S. 171 [a partir de aquí ICCPR]; International Covenant on Economic, Social and Cultural Rights, Dec. 16, 1966, art. 1, 993 U.N.T.S.3 [a partir de aquí ICESCR].

  3. Ver SMITH, supra nota 6, en 380-83

  4. Ver. p.ej. Adhe Tapontsang & Joy Blakeslee, AMA ADHE: the voice that remembers 67-68 (1997); Ver también SMITH, supra nota 6, en 403-04

  5. Ver SMITH, supra nota, en 444-46

  6. Ver p.ej. ICJ, supra nota 2, en 76-80d.

  7. Id. en 77

  8. Ver id. en 78. Para relatos documentados de las medidas enérgicas (ofensivas, campañas) en Lhasa a fines de 1980, ver AMNESTY INTERNATIONAL, PEOPLE’S REPUBLIC OF CHINA; REPRESSION IN TIBET 1987-1992 (1992), ASIA WATCH, HUMAN RIGHTS IN TIBET (1988).

  9. ICJ, supra nota 2, en 78. La región Autónoma del Tíbet (RAT) se refiere a una unidad administrativa que escasamente corresponde a la provincia tibetana antigua de Ü-Tsang (aproximadamente 40% de Tíbet histórico), aunque la RPC insista que ella, - junto con unas pocas “prefecturas autónomas tibetanas”- constituyen el total de Tíbet. China oficialmente creó el RAT en 1965, y clama que disfruta de independencia substancial legal de Beijing. Pocos dan crédito a esta afirmación. Ver INTERNATIONAL CAMPAIGN FOR TIBET & INTERNATIONAL HUMAN RIGHTS LAW GROUP, THE MYTH OF TIBETAN AUTONOMY: A LEGAL ANALYSIS OF THE STATUS OF TIBET (1994).

  10. Ver TIBET INFORMATION NETWORK (TIN) , HOSTILE ELEMENTS, A STUDY OF POLITICAL IMPRISONMENT IN TIBET: 1987-1998 en 5-6 (1999) [de aquí en adelante HOSTILE ELEMENTS]; TIN & HUMAN RIGHTS WATCH/ASIA CUTTING OFF THE SERPENT’S HEAD; TIGHTENING CONTROL IN TIBET: 1994-1995 (1996) [de aquí en adelante TIN & HRW/ASIA];

  11. TIN 7 HRW/ASIA, supra nota 16, en 1.

  12. Ver id. En 3-4; ver generalmente TIBETAN CENTRE FOR HUMAN RIGHTS AND DEMOCRACY (TCHRD), THE NEXT GENERATION; THE STATE OF EDUCATION IN TIBET TODAY; (1997) [de aquí en adelante THE NEXT GENERATION]

  13. Ver p.ej.,HOSTILE ELEMENTS, supra note 16, EN 5-6; TIN News Update, Religious Crackdown Intensifies in Lhasa, Aug. 25, 2000; TIN News Update, New Religious Restriction Threaten Tibetan Traditions, July 26, 2000; TIN News Update, Harsher Measures to Enforce Ban on Dalai Lama Birthday Celebrations, Aug. 6, 1999.

  14. Ver TIN, CHINA’s GREAT LEAP WEST(2000).

21 Estos derechos fueron primeramente codificados sistemáticamente en la Declaración Universal de Derechos Humanos, G.A. Res.27 U.N.GAOR, 3d. Sess, en 71, U.N. Doc. A/810 (1948) que estableció un “standard de logro común para todos los pueblos y todas las Naciones” Id. Preamble. Actualmente la mayoría de sus disposiciones establecen obligaciones legales vinculantes debido a su incorporación en tratados internacionales ampliamente suscritos – más prominentemente, el ICCPR y el ICESCR. Otros cruciales instrumentos internacionales conformados tanto en el régimen de los derechos internacionales contemporáneos y tienen una particular relevancia hacia la difícil situación de Tíbet incluye: the Convention on the Rights of the Child. Nov. 20, 1989. 1577 U.N.T.S. 3 [de aquí en adelante CRC]; the Convention Against Torture and Other Cruel, Inhuman or Degrading Treatment or Punishment. Dec. 10, 1984. 1465 U.N.T.S. 85 [de aquí en adelante Convention Against Torture]; The Convention on the Elimination of all Forms of Discrimination Against Women. Dec. 18, 1979, 1249 U.NT.S. 13 (de aquí en adelante CEDAW]; the International Convention on the Elimination of all Forms of Racial Discrimination. Mar. 7, 1966, 660 U.N.T.S. 195 (de aquí en adelante CERD) y the Convention on the Prevention and Punishment of the Crime of Genocide, Dec. 9, 1948, 78 U. N.T.S. 277 [de aquí en adelante Genocide Convention].

  1. Ver por ej .CHINA’S GREAT LEAP WEST, Supra nota 20 (2000) Violaciones al derecho del pueblo tibetano hacia el desarrollo); (HOSTILE ELEMENTS, supra note 16 ( prisión política); INTERNATIONAL COMMITTEE OF LAWYERS FOR TIBET, VIOLENCE AND DISCRIMINATION AGAINST TIBETAN WOMEN (1998) (violaciones de los derechos de las mujeres tibetanas) ICJ, supra nota 2 (Análisis comprensivo de las circunstancias sobre los derechos Humanos en Tíbet hasta 1997) PHYSICIANS FOR HUMAN RIGHTS, STRIKING HARD: TORTURE IN TIBET (1997) (tortura) [de aquí en adelante PHR, TORTURE IN TIBET ]; THE NEXT GENERATION, supra note 18 ( acceso a la educación y discriminación); UNREPRESENTED NATIONS AND PEOPLES ORGANIZATION, “CHINA’S TIBET”: THE WORLD’S LARGEST REMAINING COLONY (1997) (explotación colonial ); TIN & HWR/Asia Supra note 16 (Intensificada represión política y religiosa después del Tercer Foro); INTERNATIONAL CAMPAIGN FOR TIBET, A SEASON TO PURGE; RELIGIOUS REPRESSION IN TIBET (1966) (represión religiosa) [de aquí en adelante A SEASON TO PURGE],

  2. Ver p.ej. U.S. DEP’T OF STATE, COUNTRY REPORT ON HUMAN RIGHTS PRACTICES FOR 2000: (Tibet annex) (2001); U.S. DEP’T, 2000 ANNUAL REPORT ON INTERNATIONAL RELIGIOUS FREEDOM: CHINA (Tibet annex) (2001).

  3. Para el relato de un reciente reportaje periodístico sobre la situación difícil de Tíbet, ver Inside Tibet : A Country Tortured, PHILADELPHIA INQUIRER, Dec. 8, 1996; Ver también JOHN AVEDON, IN EXILE FROM THE LAND OF SNOWS (1979).

  4. TIBETAN YOUTH CONGRESS, STRANGERS IN THEIR OWN COUNTRY: CHINESE POPULATION TRANSFER IN TIBET AND ITS IMPACTS (1994).

  5. INTERNATIONAL COMMISSION OF JURISTS, THE QUESTION OF TIBET AND THE RULE OF LAW 71 (1959).

  6. INTERNATIONAL COMMISSION OF JURISTS, TIBET AND THE CHINESE PEOPLE’S REPUBLIC 12 (1960).

  7. ICJ, supra nota 2, en 53 (citando estimados suministrados por el Gobierno Tibetano en el Exilio).

  8. Ver A SEASON TO PURGE, supra note 22, en 9-12; supra note 2, en 52. Para una vista general sobre la historia de Tíbet durante la revolución cultural, ver SHAKYA, supra nota 2, en 314-47; ICJ, supra nota 2, en 72-75.

  9. ICJ, supra note 2, en 14, es de importancia notar que: [M]uy a menudo las personas fuera de Tíbet equiparan ( identifican a ) la cultura tibetana la mayoría de las veces con la vida clerical y monástica, o con lo que puede dársele el termino de cultura folclórica ….. Sin embargo, es este petrificante punto de vista, el que parece merodear tras muchos de los llamamientos para la preservación de la cultura tibetana…. La cultura tibetana, como cualquier otra, es dinámica. Llamamientos para su “preservación” automáticamente suscita la necesidad de su definición, lo cual en turno evoca un objeto disecado (relleno) y montado (preparado) para ser exhibido en un museo….. Actualmente en Tíbet escritores y artistas seculares, trabajando en formas modernas, son cada uno de ellos una parte de la escena cultural tibetana.

Elliot Sperling, Introduction to HUMAN RIGHTS WATCH, TIBET SINCE 1950: SILENCE, PRISON, OR EXILE 30, 36 (Aperture Foundation ed., 2000).


  1. Interview by the International Commission of Jurists with the Dalai Lama (Dec. 3,1996), reprinted in ICJ, supra note 2, en 349 ( Annex 1)

  2. Ver U.N. High Commissioner for Refugees,, 1999 Country Profiles – India, available at


    Compartir con tus amigos:
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad