La unidad de la formación sacerdotal Relación entre el período inicial y la formación permanente



Descargar 271.59 Kb.
Página6/6
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño271.59 Kb.
Vistas118
Descargas0
1   2   3   4   5   6


15 PO 8: “Todos los Presbíteros tienen, en efecto, la misión de colaborar en la misma obra, ya ejerzan el ministerio parroquial o supraparroquial, ya se dediquen a la investigación o docencia científica, ya trabajen manualmente participando de la condición de los obreros donde parezca útil y con la aprobación de la autoridad competente, ya realicen finalmente otras obras apostólicas u orientadas al apostolado”.

16 Cf. Boletín OSAR, agosto 2009: “La Palabra de Dios en la formación sacerdotal en orden al ministerio”.

17 Cf. C. J. Giaquinta, El ministerio de la Palabra de Dios en la Iglesia, desde el Concilio Vaticano II hasta la Asamblea General del Sínodo de los Obispos, en “Testigos… y servidores de la Palabra”, Homenaje a Luis Heriberto Rivas, Bs. As., San Benito, pp. 243-255.

18 Ver, p. e. Lc 6,6-49. La oración personal a solas ocupa el centro (v. 12) de una jornada intensa, que transcurre entre visita a la sinagoga (vv.6-11), elección de los Doce (vv. 13-16), curaciones (vv. 18-19), enseñanza a la multitud (vv. 20-49).

* El evangelista Marcos, con más énfasis que los otros, subraya que Jesús está en medio de la gente, y que ésta no lo deja ni a sol ni a sombra. Se daba entonces la misma situación que muchas veces desborda a los pastores actuales. Pero no menos que los otros Evangelios, Marcos muestra que Jesús, a pesar del asedio de la multitud, acude a la soledad, e invita a lo suyos a ir a ella para descansar y orar.



A. Jesús al servicio de la multitud:

- 1,33: “le llevaron a todos los enfermos y endemoniados, y la ciudad entera se reunió delante de la puerta”;

- 1,35: “Todos te andan buscando”;

- 1,45: “Ya no podía entrar públicamente en ninguna ciudad, sino que debía quedarse afuera, en lugares desiertos, y acudían a él de todas partes”;

- 2,2: “Se reunió tanta gente, que no había más lugar ni siquiera delante de la puerta”;

- 2,4: “No podían acercarlo (al paralítico) a él a causa de la multitud”;

- 2,13: “Toda la gente acudía allí” (a la orilla del lago);

- 3,7-10: “Mandó a sus discípulos que le prepararan una barca, para que la muchedumbre no lo apretujara. Porque… se arrojaban sobre él para tocarlo”;

- 3,20: “De nuevo se juntó tanta gente que ni siquiera podían comer”;

- 3,32: “la multitud estaba sentada alrededor de Jesús”,

- 4,1: “Una gran multitud se reunió junto a él, de manera que debió subir a una barca dentro del mar, y sentarse en ella. Mientras tanto, la multitud estaba en la orilla. Él les enseñaba”;

- 5,21: “una gran multitud se reunió alrededor, y él se quedó junto al mar”;

- 5,24: “Jesús fue con él y lo seguía una gran multitud que lo apretaba por todas partes”;

- 5,31: “¿Ves que la gente te aprieta por todas partes y preguntas quién te ha tocado?”;

-6,31: “Vengan ustedes solos a un lugar desierto, para descansar un poco’. Porque era tanta la gente que iba y venía, que no tenían tiempo ni para comer”;

6,33: “Al verlos partir, muchos los reconocieron, y de todas las ciudades acudieron por tierra a aquel lugar y llegaron antes que ellos”;

- 10,1: Después que partió de allí, Jesús fue a la región de Judea y al otro lado de Jordán. Se reunió nuevamente la multitud y, como de costumbre, les estuvo enseñando una vez más”.

B. Jesús necesita de “solitud”

Vemos que Jesús:

a) va al desierto:

  • 1,13: lo lleva el Espíritu, donde es tentado;

  • 1,15: va a orar de madrugada;

  • 1,45: va a refugiarse para liberarse del asedio de la gente;

b) va a la montaña:

  • 3,13: llama a los que él quiere;

  • 6,46: se retira a orar después de la multiplicación de los panes;

  • 9,2: sube con los tres discípulos y se transfigura;

c) está “en privado” (“kat´idían”)

  • 4,34: con sus discípulos para explicarles las parábolas (cf. v.10);

  • 7,33: para curar al sordomudo;

  • 9,2: con tres de sus discípulos para transfigurarse;

  • 9,28: con sus discípulos para explicarles por qué no pudieron expulsar al demonio;

  • 13,23: éstos le preguntan sobre la destrucción del Templo;

d) se reúne “a solas” (“katá mónas”):

  • 4,10: los discípulos le preguntan por las parábolas.




19 Llama la atención que la traducción adoptada por la Liturgia de las Horas, en la fiesta de San Esteban, protomártir, diga “nos dedicaremos a la oración en común”, y no simplemente “a la oración” (t. I, p. 300), como dice el texto griego.

20 Cf. n. 1: Presbyterorum Ordinis; huic Ordini;. 2: ut in Ordine presbyteratus constituti; n. 8: in Ordine presbyteratus constituti; ib.: Ordini Presbyterorum servire. La palabra aparece, además, en otros lugares donde se habla del Sacramento de Orden, con el cual se confiere “la participación del ministerio episcopal”: n. 7.


21 En Pastores dabo vobis comienza a asomar una reflexión sobre el significado de la palabra “presbítero”, que convendrá profundizar: “De este modo los ministros, los ‘ancianos’ de la comunidad, o sea los presbíteros, podrán ser’ modelo’ de la grey del Señor” (nº 21); “Se trata de un ministerio que pide al sacerdote unav ida espiritual intensa, rica de aquellas cualidades y virtudes que son típicas de la persona que preside y ‘guía’ una comunidad; del ‘anciano’ en el sentido más noble y rico de la palabra” (nº 26).

22 Ver lo dicho arriba, en nota 21.





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos