La tercera edad, ese otro pueblo en movimiento



Descargar 50.9 Kb.
Fecha de conversión05.09.2018
Tamaño50.9 Kb.
Vistas75
Descargas0


LA TERCERA EDAD, ESE OTRO PUEBLO EN MOVIMIENTO

RESPONSABLE: José María Zonta, Costa Rica. Universidad Técnica Nacional. / SEGUNDA RESPONSABLE: Celeste Blandino Bolaños, Nicaragua. Universidad Americana de Managua.

RESUMEN: A partir de la previa investigación de campo en el Taller de Creatividad Literaria para adultos mayores del Programa Ágape, Universidad Técnica Nacional, y de la específica investigación para esta ponencia, se contradice la postura tradicional sobre el deterioro de las capacidades cognitivas con la edad, planteando que la creatividad se mantiene, al menos en la inteligencia lingüística y en el campo literario.

DESCRIPTORES: TERCERA EDAD, CREATIVIDAD, MEMORIA. INTELIGENCIA LINGÜÍSTICA.

INTRODUCCIÓN. Tres precisiones:

1 Al ser una ponencia breve, se pide que no pase de 10 páginas, prescindimos de las definiciones, y presuponemos que los lectores saben qué es “tercera edad”, “migración”, “memoria”, “creatividad”, etc.

2 Aunque por necesidad terminológica y metodológica hablemos de tercera edad y de adultos mayores, es claro que son generalizaciones que ocultan tantos matices como personas hay. Pero la vejez es una condición personal, privada, incluso diríamos solitaria, aunque se viva acompañado.

3 Esta no es una ponencia desde la Neurociencia o la Sicología conductista, deriva de la observación de un grupo de adultos mayores y de la contrastación de resultados con teorías sobre edad y creatividad, ofreciendo conclusiones que son sociales, de comportamiento. El número de adultos mayores, 53, es reducido, pero estamos convencidos de que es un resultado extrapolable a la Tercera Edad.

DESCRIPCIÓN DEL TEMA:

Como las tribus nómadas antes de la invención de la agricultura migraban a otro territorio cuando se les agotaba la caza y las frutas, la tribu de los adultos mayores debe migrar hacia otro territorio, buscando presas más lentas y frutas en las ramas bajas, para no tener que subir a los árboles.

¿Tiene la Sociedad ese nuevo territorio? ¿O la tribu de los adultos mayores debe perseguir al guepardo, que alcanza los 114 km por hora en menos de 10 segundos, y a antílopes, gacelas y zorros? A veces se trata de caracoles y tortugas persiguiendo a galgos y caballos.

En Occidente la tercera edad es un avance en negativo, la persona deja de ser “productiva”, mientras que en Oriente se valora positivamente, pues su experiencia se considera sabiduría. Expresiones como “juventud divino tesoro” aluden a una condición que se perderá para adquirir otra indeseada. Avanzar en la edad es entrar en un embudo, en un túnel, en un callejón sin salida, ese es el estereotipo. En Occidente la tercera edad es un “dejar de…”, en Oriente es un “comenzar a…” Decimos “avance en negativo” para significar en muchos casos retroceso.



Los adultos mayores dejan de ser considerados como contratables, útiles, competitivos, incluso confiables, pierden dinamismo social, y comienza a tejerse a su alrededor una red de postergación y exclusión. En países donde se les protege pueden disfrutar de una buena calidad de vida, con pensiones, seguros médicos estatales, programas de atención a sus necesidades y subsidios, como los otorgados en Costa Rica por el carné de oro, o usar el transporte público gratis. En general vivir, a cualquier edad, es distinto en un país desarrollado o en uno en vías de desarrollo, pero para poblaciones vulnerables como los adultos mayores, esa diferencia puede ser abismal. Y a veces letal.

OBJETIVOS:

1 Demostrar que, a contrapelo de las creencias y teorías tradicionales, la creatividad no disminuye en la tercera edad.

2 Demostrar que si se estimulan adecuadamente, los adultos mayores pueden desarrollar habilidades creativas usando su inteligencia lingüística, aunque carezcan de experiencia escribiendo textos literarios. Gardner indica que la “inteligencia lingüística es el tipo de capacidad exhibida en su forma más completa, tal vez, por los poetas”, pero está claro que toda forma de expresión lingüística – literaria es válida en términos de creatividad.1

TESIS PRINCIPAL:

El cuerpo tiene una “edad” y la mente otra “edad”, y no suelen coincidir, porque mientras el primero declina con los años, la segunda puede aumentar su rendimiento apoyada en su memoria, su experiencia, su capacidad de aprender, su creatividad y su auto conocimiento. En la tercera edad ocurre una decadencia o declive de lo que “hemos sido”, en lo físico y social, pero no, y esta es la tesis de nuestra ponencia, en lo emocional y creativo.

INVESTIGACIÓN EN CURSO:

Esta ponencia es resultado de una investigación en curso.

DESARROLLO / REFLEXIÓN TEÓRICO - METODOLÓGICA – ANÁLISIS Y DISCUSIÓN – APORTES AL TEMA:

POSICIÓN TRADICIONAL



La revisión de la literatura sobre deterioro cognitivo, tercera edad y creatividad, arroja la posición tradicional de que el cerebro pierde facultades al envejecer:

“(…) estudios sobre el envejecimiento cerebral en sujetos sanos apuntan a la pérdida de conectividad por factores naturales. "Teóricamente se pierde hasta un 40% de esa conectividad solo por el proceso de envejecimiento", afirma el catedrático de Fisiología de la Universidad Complutense de Madrid, Francisco Mora2. “La mala memoria puede ser una parte normal del envejecimiento. A medida que las personas van envejeciendo, ocurren cambios en todas las partes del cuerpo, inclusive en el cerebro. Como resultado, algunas personas pueden notar que les toma más tiempo aprender algo, que no recuerdan información tan bien como lo hacían antes o que pierden cosas como sus anteojos.”3

Por conectividad estructural se entiende el conjunto de conexiones físicas (anatómicas) que unen los elementos neuronales, y por conectividad funcional se entiende los patrones de coactivación entre las unidades neuronales distribuidas.4

“En cuanto al pensamiento divergente, este estudio parece indicar que, en las tareas verbales, existe un periodo de mayor productividad creativa entre los 30 y los 50 años y un cierto declive de la misma a partir de los 65.”5

Y esto es importante porque como indica Gardner, “la idea clave en la concepción sicológica de la creatividad ha sido la de pensamiento divergente”6

Al no ser una ponencia neurocientífica, nos quedamos con estos ejemplos que representan la posición tradicional sobre el deterioro de la cognición en la vejez.

NUESTRA POSICIÓN:

Está basada en la investigación en el Taller de Literatura y Creatividad, impartido para estudiantes de la tercera edad por el profesor José María Zonta, coautor de esta ponencia. Marco del dicho Taller y de esta ponencia, es el Programa Ágape de la Vicerrectoría de Extensión y Acción Social, de la Universidad Técnica Nacional, cuyo Vicerrector es el señor Luis Fernando Chaves Gómez, el Director el señor Marco Tulio López y la coordinadora del Programa la señorita Martha Rodríguez. Este programa convierte a personas de la tercera edad en estudiantes universitarios y los pone a estudiar, a aprender, a crear. Así, muchas veces salen de su aislamiento, de su depresión, de su inactividad, sociológicamente hablando, de su estancamiento, de su falta de migración.

En agosto del 2015, este taller está formado por los siguientes adultos mayores:

María de los Ángeles Solís Porras, Fainier Artavia Rojas, Teresa Miranda Ramírez, Idalie Alpízar Sánchez, María de los Ángeles Corrales Oses, María Isabel Hernández Madrigal, Cecilia Cambronero Vargas, Sergio Vásquez Molina, Noemy Ruth Umaña Torres, María del Carmen Rodríguez Araya, Rafael Ángel Delgado Zeledón, Flor de María Miranda Ramírez, María de los Ángeles Ovares Elizondo, Inés Bermúdez Araya, Carlos Chaves Meléndez, Norma Arrieta Castro, Xinia Arrieta Castro, Fresia Castillo Bolaños, Aurora Jiménez Bogantes, Teresita González Barquero, Susana Quirós Mora, Vilma María Arrieta Castro, María Cristina Soto Castro, Gladys Sibaja Alvarado.

Es un taller creativo, que reinvindica el origen etimológico de la palabra “taller”: lugar donde se hace algo con las manos, y la idea de “creatividad” que nos anima es la de Stermberg y Lubart: “a menudo la gente habla de creatividad como si fuera una posesión preciada de solo unos pocos. Consideramos esa restricción como un defecto –que han cometido especialmente los psicólogos- porque mucha gente, teniendo un potencial favorable a la creatividad, probablemente nunca se da cuenta del mismo: cree que la creatividad es una cualidad que nunca podrá tener”.7

Estas alumnas y alumnos del taller nunca habían escrito textos literarios, y entre el 2014 y marzo del 2015 escribieron 1100 textos, lo siguen haciendo durante el 2015, entre ellos cuentos y poemas que, después de una selección en marcha será un libro publicado por la UTN, el primero de su tipo en América. Es un número pequeño de talleristas, 53 a lo largo de cinco cuatrimestres, no se trata de los miles que suelen formar parte de los grandes experimentos sociales o médicos, pero son una muestra representativa de la tercera edad en Centroamérica.

Citamos una investigación en la tercera edad y con resultados similares, solo que en el campo del segundo idioma: “Hemos visto dos resultados muy relevantes: primero, que muchos de ellos ―en referencia a quienes participaron de la investigación― no eran plenamente bilingües, sino que sabían el idioma lo suficiente como para comunicarse, y segundo, y lo más importante, que un gran porcentaje aprendió el idioma de adulto, aunque el beneficio cognitivo se mantuvo luego de los 70 años”, dice el Doctor Bak.8

Según los investigadores, la razón por la cual un segundo idioma incrementa los resultados es que activa las neuronas propias de las funciones ejecutivas del cerebro ―ubicadas principalmente en la corteza prefrontal―, fundamentales a la hora de referirnos a las habilidades relacionadas con el razonamiento, la planificación y la organización de la información. En nuestra investigación de campo, el incremento o aparición de la creatividad se debe al estímulo de la inteligencia lingüística, (Garner), de las neuronas alojadas en el hemisferio derecho del cerebro. El Doctor Álvaro Pascual-Leone, Profesor de neurología a la Escuela Médica de Harvard, sostiene que estos hallazgos son “un primer paso importante para la comprensión del impacto de aprender un segundo idioma y el cerebro conforme se envejece”. Bak agrega que el estudio es un paso muy relevante hacia la comprensión de cómo repercute un segundo idioma en el envejecimiento del cerebro.

 “Esta investigación allana el camino para futuros estudios causales sobre bilingüismo y la prevención del declive cognitivo”, indica Bak, alentándonos a seguir investigando, solo que en nuestro campo, el creativo literario.

La Tercera Edad es un “pueblo mental”, cuya nacionalidad es su edad, que ya no les permite hacer muchas cosas acostumbradas, entonces se pone en movimiento, en oleadas migratorias, hacia otros territorios mentales, anímicos, sociales y físicos. Y este nuevo pueblo emocional para llegar a su nuevo territorio debe descubrir nuevas destrezas y habilidades, debe convertirse otra vez en “cazadores” de experiencias y realidades anímicas inéditas. Recolectores de nuevas frutas emocionales que ya no pueden subir a los árboles. Esa mutación convierte a la gente de la tercera edad en un pueblo en movimiento constante, la propia vida les ha secado unas fuentes de agua y migran hacia nuevas regiones de convivencia, de coexistencia pacífica y a veces no tanto, con sus nuevos vecinos, por ejemplo esos nietos que pronuncian palabras como “twiter, facebook, instagram, youtube, blogger, skipe y digg”, y divagan con sus auriculares y sus miradas fijas en sus “smarphones”, esos hijos que no tienen tiempo, esos viejos que no se parecen a ellos, porque ellos no son viejos, y surge la necesidad de reaprenderse, a reinventarse. Va más allá de un cambio generacional, estamos ante una migración de todo lo conocido para trasladarnos a nuevos territorios, con bosques y lagos serenos pero también con acantilados y abismos, y hay que volver a aprender a caminar y a volar, a cazar y a recolectar. Este pueblo en movimiento genera nuevas dinámicas de adaptación, y en este proceso la creatividad es una herramienta clave, venciendo el prejuicio de que su creatividad es ya una fuente seca “a estas edades”. Esta migración es forzada y sucede en su misma casa, en sus mismas costumbres, bajo los dominios que solía dominar. Es inevitable y nos enfrenta al más desconcertante de los mundos desconocidos: nos presenta un alguien que soy yo, pero distinto. Nacer de nuevo, pero viejo. Ser otro pero seguir siendo yo.

Se debilita lo físico y se fortalece lo emocional. Desaparece el novato y se consolida el veterano. Decrece lo que podemos hacer y crece lo que podemos sentir. Decrece la vivencia y aumenta la experiencia. Aparecen los nietos, que traen todo un status, el de abuelos, una figura tan nueva como utilitaria. Y en esta migración abandonamos armas y herramientas pesadas que ya no podemos usar, y llevamos con nosotros las livianas que podemos cargar: nuevas emociones y nuevas posibilidades creativas. Porque nuestro cuerpo se vuelve menos ágil, pero nuestro cerebro se extiende desde el pasado hasta el futuro, inventando una nueva agricultura en el presente. Es un fenómeno sociológico, claro, pero es un fenómeno profundamente personal, íntimo, privado, tanto, que sus manifestaciones más visibles suceden en un lugar tan cercano como nuestro propio cuerpo. Y aunque estemos rodeados de cariño y atenciones, es un fenómeno profundamente solitario.

Esto nos lleva a “descubrir” una obviedad: aunque hay patrones y comportamientos sociales comunes, envejecer es un “acto individual”. Lo cual conduce al error de considerar a los adultos mayores como un grupo homogéneo. En esta concepción se descuidan las diferencias por clase social, de los distintos subgrupos de edad y, sobre todo, por género. La definición de vejez en función de la edad resulta un criterio insatisfactorio por generalizante. Existen formas diversas de envejecer, y la edad cronológica es la inevitable, pero no la decisiva a la hora de enfrentar esta “migración”. Entonces no puede haber un diseño mundial, ni nacional para “tratar” el tema de la tercera edad, sin embargo como sociedad debemos atender su “problemática”. Al no ser posible atenderla individualmente o por grupos, el tratamiento social debe ser colectivo respetando las particularidades.

Es una edad de abandonos. Lo que se abandona, lo que nos abandona, hijos que se marchan, cónyuges que fallecen o se van, amigos que se marchan, vecinos de toda la vida que desaparecen. Y esa es una sensación personal. En la tercera edad lo que se ama va quedando lejos, y lo que se teme se va acercando.

Sobre los adultos mayores sobrevuela la exigencia de “mantenerse activos”, como tabla de salvación, como justificación a su existencia, como peaje para seguir ocupando un lugar en la familia, en la sociedad y en la vida. Nos preguntamos si estos adultos mayores que escriben, sin experiencia previa, tratan de “curar” su nueva condición, su nueva migración, “Domin es consciente de que su poesía actúa como catalizador de emociones profundas y habitualmente dolorosas (como la depresión causada por la muerte de su madre). Encontrar palabras para lo doloroso es el comienzo de la curación.”9

METODOLOGÍA:

Esta investigación, que hace una estación en esta ponencia, es un trabajo en marcha. La metodología usada es el propiciamiento creativo, la recopilación de textos, entrevistas y evaluación del modelo de trabajo y resultados del Taller de Literatura y Creatividad, impartido para personas de la tercera edad por el profesor Zonta, en la Universidad Técnica Nacional.

APORTE EL TEMA. EL FACTOR MANOEL:

Guardando las distancias, el Taller de Literatura y Creatividad nos ha permitido presentir en cada adulto mayor, el “Factor Manoel”.

Manoel de Oliveira, director de cine portugués, nacido en 1908, estuvo plenamente activo hasta su muerte a los 106, en abril del 2015: escribía guiones, producía y dirigía películas, daba conferencias, viajaba, participaba en festivales, ganaba premios internacionales, y no se quedaba quedito. Es más, después de cumplir 70 años dirigió 30 películas y con 77 años recibió el premio León de Oro en el Festival de Venecia. Y en el 2008, con cien años, recibió el Premio Palma de Oro en el Festival de Cannes, el más importante del mundo del cine. En julio de 2012 fue hospitalizado debido a una insuficiencia respiratoria, pero salió del hospital no a reposar ni a abrigarse, sino a estrenar en el Festival de Venecia su última película. Un adulto mayor creativo.10



Esto nos lleva a reflexionar que aunque la edad es incuestionablemente un factor a considerar, la energía, y la idea que tenemos de nuestra propia energía, también pueden jugar un papel decisivo en nuestra calidad de vida.

Que 53 alumnas y alumnos del Taller de creatividad y literatura, sin previa experiencia escribiendo textos literarios, entre el 2014 y marzo del 2015 escribieran 1100 textos, lo siguen haciendo durante el 2015, derrumba la creencia tradicional de que al envejecer el cerebro pierde la capacidad de ser creativo, y demuestra que conserva la habilidad de establecer nuevas y estimulantes conexiones neurales, específicamente en la creatividad escrita, usando la inteligencia lingüística (Garner). Nuestra comprobación se limita al campo de la creatividad literaria, pero viene apoyada por otras en distintos campos, por razones de espacio citaremos solamente la investigación encabezada por el Doctor Thomas Bak, del Centro de Envejecimiento Cognitivo y Epidemiología Cognitiva, de la Universidad de Edimburgo, en Escocia, que mostró que los individuos que hablan más de un idioma conseguirían mejores desempeños en evaluaciones de memoria cuando llegan a la tercera edad.

CONCLUSIONES

Reflexiones finales y principales resultados o hallazgos:

Prácticamente todo cambia cuando una persona se convierte en adulto mayor, desde su percepción sobre sí mismo, hasta los escalones que debe subir para llegar al segundo piso, desde su memoria, hasta la manera en que su cuerpo trata los alimentos.

Se ha creído que esta decadencia disminuye la creatividad, perjudica las habilidades cognitivas, la inteligencia emocional y la generación de emociones, sin embargo, a la luz de los resultados de nuestra investigación, no es verdad. Las capacidades neuronales de expresión lingüística creativa, permanecen en pie. La creatividad no decae en la tercera edad, al contrario, es una edad fértil para actividades que combinen la experiencia de vida y la memoria, con la fantasía, la imaginación y la creatividad. Como dijimos al inicio, el cuerpo tiene una “edad” y la mente otra “edad”, y no suelen coincidir, porque mientras el primero declina con los años, la segunda puede aumentar su rendimiento apoyada en su memoria, su experiencia, su capacidad de aprender y su creatividad y su auto conocimiento. En la tercera edad ocurre una decadencia o declive de lo que “hemos sido”, en lo físico y social, pero no en lo emocional y creativo. Decir que el cuerpo se deteriora con la edad no requiere comprobación, incluso hay enfermedades asociadas a la vejez, como alzheimer, artrosis, diabetes, cataratas y osteoporosis. Pero mientras este declive sucede, la mente ha sido liberada de tareas y responsabilidades y puede dedicarse a aprender, a extender sus potencialidades, a crear, a generar nuevas relaciones neuronales. Los adultos mayores recurren a su esfera emocional y / o creativa, cuando tienen oportunidad, para adaptarse a su nuevo territorio. Las personas de la tercera edad son un “segmento” separado, pero no por un muro, no por un idioma, ni por diferencias culturales o de raza, su deslinde es sutil y poderoso: ya no siguen el ritmo que “todos” los demás siguen, que consiste en crecer, crecer desde que nacemos. “Ellos”


han comenzado a decrecer. Los adultos mayores han dejado de prestar atención a la tendencia universal de citus, altus y fortis, más rápido, más alto, más fuerte.

Sin embargo, su creatividad permanece alerta, “seas quien seas, el espíritu creativo puede entrar en tu vida. Está al alcance de todos los que sientan la necesidad de probar, de explorar nuevas posibilidades, de dejar las cosas un poco mejor que antes.”11



BIBLIOGRAFÍA

  1. Howard Gardner. (1993). Inteligencias múltiples. La teoría en la práctica. Nueva York: Basic Books.

  2. Antonio Martínez Ron. (2011). lainformacion.com. http://noticias.lainformacion.com/ciencia-y-tecnologia/ciencias-general/por-que-encoge-nuestro-cerebro_3qOXzvfwmkTg5A5lPT6XY6/)

  3. 2008. La mala memoria: reconozca cuándo debe pedir ayuda. Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento. https://www.nia.nih.gov/espanol/publicaciones/mala-memoria

  4. María Vilatta (a) & Santiago Moreno Frías (b) (a) Instituto de Humanidades, Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Universidad Nacional de Córdoba, Argentina (b) Facultad de Psicología, Universidad Nacional de Córdoba, Argentina

  5. Artola, T., Sánchez, N., Barraca, J., Ancillo, I., Mosteiro, P., Poveda, B. EVOLUCIÓN DE LA CREATIVIDAD A LO LARGO DEL CICLO VITAL: ¿DISMINUYE EL PENSAMIENTO DIVERGENTE CON LA EDAD?file:///C:/Users/Jos%C3%A9%20Zonta/Downloads/Edad%20y%20creatividad.pdf)

  6. Howard Gardner. (1995). Mentes Creativas. Una anatomía de la creatividad. Ediciones Paidós Ibérica, S.A., Barcelona, España.

  7. Robert J. Sternberg & Todd I. Lubart. La creatividad en una cultura conformista. Un desafío a las masas. Ediciones Paidón Ibérica, S.A., Barcelona, España.

  8. Dr. Carlos Logatt Grabner. Artículo neurociencias: El cerebro llegaría a la tercera edad con más potencial si estudiamos un Segundo idioma. https://www.facebook.com/notes/856346704407897/

  9. Mihaly Csikszentmihalyi. (1998). Creatividad. El fluir y la psicología del descubrimiento y la invención. Ediciones Paidós Ibérica, S.A.,

  10. José María Zonta. Manoel de Oliveira, La Tercera edad y la UTN. http://www.nacion.com/opinion/foros/Manoel-Oliveira-tercera-edad-UTN_0_1476652324.html

  11. Daniel Goleman, Paul Kaufman & Michael Ray. (2000) El espíritu creativo. Ediciones B Argentina S.A., Buenos Aires.

1 Howard Gardner. (1993). Inteligencias múltiples. La teoría en la práctica. Nueva York: Basic Books, pp 26.

2 Antonio Martínez Ron. (2011). lainformacion.com. http://noticias.lainformacion.com/ciencia-y-tecnologia/ciencias-general/por-que-encoge-nuestro-cerebro_3qOXzvfwmkTg5A5lPT6XY6/)

3 2008. La mala memoria: reconozca cuándo debe pedir ayuda. Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento. https://www.nia.nih.gov/espanol/publicaciones/mala-memoria

4 María Vilatta (a) & Santiago Moreno Frías (b) (a) Instituto de Humanidades, Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Universidad Nacional de Córdoba, Argentina (b) Facultad de Psicología, Universidad Nacional de Córdoba, Argentina

5Artola, T., Sánchez, N., Barraca, J., Ancillo, I., Mosteiro, P., Poveda, b. Evolución de la creatividad a lo largo del ciclo vital: ¿disminuye el pensamiento divergente con la edad file:///C:/Users/Jos%C3%A9%20Zonta/Downloads/Edad%20y%20creatividad.pdf

6 Howard Gardner. (1995). Mentes Creativas. Una anatomía de la creatividad. Ediciones Paidós Ibérica, S.A., Barcelona, España. pp 38

7 Robert J. Sternberg & Todd I. Lubart. La creatividad en una cultura conformista. Un desafío a las masas. Ediciones Paidón Ibérica, S.A., Barcelona, España. pp. 11

8 Dr. Carlos Logatt Grabner. Artículo neurociencias: El cerebro llegaría a la tercera edad con más potencial si estudiamos un Segundo idioma. https://www.facebook.com/notes/856346704407897/

9 Mihaly Csikszentmihalyi. (1998). Creatividad. El fluir y la psicología del descubrimiento y la invención. Ediciones Paidós Ibérica, S.A., pp 284

10 José María Zonta. Manoel de Oliveira, La Tercera edad y la UTN. http://www.nacion.com/opinion/foros/Manoel-Oliveira-tercera-edad-UTN_0_1476652324.html

11 Daniel Goleman, Paul Kaufman & Michael Ray. (2000) El espíritu creativo. Ediciones B Argentina S.A., Buenos Aires. pp 23


Catálogo: acta -> 2015 -> GT-21
GT-21 -> Los vínculos en la fluidez Virginia Álvarez Pereira Uruguay Universidad de la República Programa Apex Cerro Resumen
GT-21 -> Subjetividad familiar, dinámicas familiares y de género: Mirada desde adolescentes y jóvenes cubanos
GT-21 -> Referentes masculinos y opiniones acerca de la paternidad en jóvenes indígenas y no indígenas de la región Otomí-Tepehua, Hidalgo—México
GT-21 -> País: Chile Institución
GT-21 -> Estudio sociológico del embarazo adolescente en perú. Caso: Región Ucayali, 2000-2012
GT-21 -> Aspiraciones y Proyectos de Futuro de Jóvenes Estudiantes Secundarios: El soporte familiar y su influencia en las decisiones educativo-laborales Leandro Sepúlveda V. Universidad Alberto Hurtado, Santiago de Chile Resumen
GT-21 -> Adultos mayores institucionalizados: debates teóricos y metodológicos
GT-21 -> “Manifestaciones de violencia, riesgos y vulnerabilidades en adolescentes y jóvenes cubanos: Un acercamiento desde el ámbito familiar.”
GT-21 -> Xxx congreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología Pueblos en movimiento: un nuevo diálogo en las ciencias sociales San José, Costa Rica Grupo de trabajo 21: Sociologías de la niñez, la juventud y la vejez
GT-21 -> Dra. Elaine Morales Chuco. Marginación e identidad. Acercamiento a los jóvenes residentes en los barrios Colón y Jesús María


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos