La revolución rusa, Cap. , 4, y 7



Descargar 152.46 Kb.
Página5/6
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño152.46 Kb.
1   2   3   4   5   6

FIN PRÁCTICO UNIDAD III

Texto: Bejar “PP. 171-186”
En el libro Mi Lucha Hitler expone su odio visceral a los judíos a quienes responsabiliza por la pérdida de Alemania en 1918. Sin embargo, el exterminio de judíos no podría haber sido posible sin el apoyo de la Wehermatch (Ejército Nazi), de las empresas que ayudaron a la instalación de las fábricas en los campos de concentración y de las poblaciones alemanas que colaboraron con el hecho.
Hacia comienzos de la Primera Guerra Mundial, el maltrato y la discriminación hacia los judíos ya existía y esta estaba liderada por el SA que quería que Hitler asumiera el poder y también querían quedarse con todas las posesiones de los judíos, una vez que Hitler tuvo el mando, comenzó el ataque hacia los judíos de una manera más agresiva.
Antes que estallara la guerra en Alemania hubo 3 oleadas antisemitas:

  1. El boicot a los comercios judíos liderado por la SA (1933)

  2. La sanción de las leyes de Nuremberg que separaron a los judíos del resto de la población alemana(1935)

  3. “La Noche de los Cristales Rotos” donde se quemaron sinagogas y se destruyeron propiedades judías (1938)

Finalmente, los judíos fueron expulsados de las actividades económicas, de las profesiones y sus negocios fueron saqueados. Estos actos fueron llevados a cabo por la SS(grupo para-militar aún más agresivo que la SA).
La decisión del exterminio de los judíos se tomó una vez que Hitler invade Polonia y con la invasión de la Unión Soviética. La SS había sido enviada a matar a todos los bolcheviques mediante la operación Barbarroja y una vez tomado Moscú, instalarían nuevos campos de concentración donde los judíos serian obligados a trabajos forzosos llevando a la muerte por agotamiento. Sin embargo en el invierno de 1942, las colonias rusas impiden el paso del imperio alemán a URSS.
LA GRAN ALIANZA (1941-1945)
En 1941 el primer ministro inglés Winston Churchill busca el apoyo de Roosevelt, presidente de los Estados Unidos y al imperio ruso comandado por Stalin para dar fin al avance alemán, esta unión fue denominada “La Gran Alianza”.

En 1944 Alemania había sido derrotada por el ejército rojo (rusos) y se ordenó que se dividiera a los alemanes en 4 sectores para que fuere más fácil de derrotar. Se los separaría en Francia, Gran Bretaña, Unión Soviética y Estados Unidos. Una vez derrotados, se exigió a los alemanes los pagos a los países afectados por el daño causado y se juzgó en un tribunal a soldados nazis en un acto denominado “Los Juicios de Nuremberg”.


Una vez derrotado al imperio alemán se creía que Gran Bretaña entraría en guerra con Japón sin embargo como el enemigo en común había sido derrotado, las tensiones aflojaron. Finalizada la Segunda Guerra Mundial no se firmó un equivalente al Tratado de Versalles, se modificaron las fronteras de los países avanzando sobre tierras utilizadas como campos de batalla, Polonia cambio su ubicación achicando el territorio alemán.
Tratados de Paris (1947) se firman para resolver parte de los conflictos territoriales existentes en Europa, a la vez que deshacer los cambios fronterizos creados por la Alemania nazi durante la guerra. Aunque los cambios territoriales no fueron a gran escala, la Segunda Guerra Mundial dejo atrás una cantidad atroz de muertos y desaparecidos, no solo en los campos de batallas sino a las poblaciones indefensas que sufrieron bombardeos y saqueos de manera sistemática.
LA GUERRA FRIA (1947-1953)
Al finalizar la Segunda Guerra Mundial se temía la expansión del comunismo. Stalin buscaba tomar de los alemanes todo lo que fuere necesario para la reconstrucción de la URSS. Fue así como surge un enfrentamiento entre los Estados Unidos que mostraban un fuerte interés por la reconstrucción alemana. Pese a haber enfrentamientos en contra del partido comunista en Asia y Grecia, Stalin teniendo en cuenta que contaba con un ejército débil, opto por cederle Alemania a Estados Unidos para que comenzara con la restauración.

Se lanzó el Plan Marshall que ofrecía ayuda económica a todos los países europeos que aceptaran los mecanismos de control e integración dispuestos por Estados Unidos.

La URSS rechaza el Plan Marshall y obliga a los países del Europa del Este a rechazarlo también.

El Plan Marshall tenia 3 objetivos:



  • impedir la insolvencia de los países europeos

  • mejorar las condiciones sociales para impedir la expansión del comunismo

  • afianzar los regímenes democráticos dispuestos a apoyar la política estadounidense en el escenario internacional

En 1948 junto con la incorporación americana llego la denominada “American way of life” con el ingreso de dólares y campañas de propaganda que inculcaron el sistema americano en la devastada Europa.
En 1949 se decreta la oficialmente la fundación de la República Federal Alemana que abarco todas las zonas ocupadas por las potencias occidentales incluyendo Berlín Occidental. Luego se anuncia la creación de la Republica Democrática Alemana. En 1955 Alemania fue integrada a la OTAN.
LA CRISIS DE LOS IMPERIOS COLONIALES
Guerras de liberación de las colonias especialmente en Asia y en mundo árabe donde se crea el estado de Israel pos Segunda Guerra Mundial. La última etapa fue en 1975 con el derrumbe del imperio portugués finalizando con Nelson Mandela (1944) como presidente de la Republica de Sudáfrica.
Los estados unidos se oponían a la liberación de las colonias americanas por el beneficio del comercio libre.
Las decisiones de las colonias de independizarse se basaron en 3 factores:

  • experiencias previas a la imposición del dominio colonial

  • conductas de las destinas metrópolis durante su administración y frente a las demandas de independencia

  • composición, acciones e ideas de los movimientos anticolonialistas

LA INDEPENDENCIA DE ASIA


Asia quedo dividida en 4 regiones:

  • El Asia Meridional y el Sudeste asiático quedaron repartidas como colonias entre los europeos a partir de la expansión de España y Portugal a fines del siglo XV

  • El Asia Oriental contribuyo a la desintegración del imperio chino, seguida por la creación de la frágil República.

  • Asia Central fue incorporada por los zares al imperio ruso y formo parte de la URSS hasta 1991

La expansión de Japón durante la Segunda Guerra Mundial fue de gran influencia en la rápida y extendida caída de los imperios.




  • En India, durante la guerra, el Partido del Congreso exigió en vano la declaración de la independencia. Grupo reducido de India colabora con Japón para vencer al imperio Ingles. Violentos enfrentamientos entre musulmanes e hindúes condijeron al borde de la guerra civil. 1971 surge el nuevo estado nacional de Bangladesh. 1948 Gandhi marcha por la independencia de India y es asesinado por un simpatizante hindú. Esta independencia marco un momento muy importante para las colonias inglesas que comenzaron a independizarse, luego ocurrió lo mismo con las colonias americanas.




  • Francia con apoyo ingles lucha para evitar la independencia de Laos y Camboya pero no lo logra. En Vietnam el Frente de Liberación estaba comandado por Ho Chi Minh que luego de la liberación de Laos y Camboya, queda dividida en dos: el norte bajo el control de Viet Minh (ejercito moderno) y el sur con el gobierno apoyado por EEUU. Deberían haberse hecho elecciones libres para unificar el país pero nunca fueron convocadas.




  • En 1949 tras la derrota de Japón, los holandeses intentaron recuperar la colonia de Indonesia pero fueron enfrentados por las presiones de los países ya descolonizados. En 1949 Holanda reconoce la independencia parcial de Indonesia que alcanza la soberanía absoluta en 1954.




  • Los grupos islámicos se oponen a la decisión de Sukarno (líder turco) que quiere imponer criterios laicos al nuevo estado nacional. Partidarios radicales organizan guerrillas a Java que duraron desde 1949-1962.

EL MUNDO ARABE ISLÁMICO


El núcleo árabe islámico esta integrado por los países del llamado Oriente Medio y la mayor parte de los países islámicos no árabes se encuentra en Asia. Después de WWI, Oriente Medio y el norte de África quedaron bajo el control de GB y Francia.

Terminada WW2 las colonias francesas de Túnez y Marruecos logran la independencia proclamando la monarquía en Marruecos y la Republica en Túnez.

En Argelia, colonia francesa, la revolución tardo en llegar y Argelia formó el Frente de Liberación Nacional contra los objetivos civiles y militares franceses fueron contestados con la tortura generalizada y la ejecución sumaria de centenares de argelinos.

Parte de los oficiales del ejército francés crearon la Organización del Ejército Secreto para lanzar una feroz campaña terrorista que impediría las conversaciones de paz.



Texto: Bejar “PP. 204-248”
Las rivalidades de la Guerra Fria volvieron a estallar luego de la crisis de misiles en Cuba. En 1973, los EE.UU. se había retirado de la guerra de Vietnam. Mientras que los comunistas ganaron poder en algunos países del sudeste asiático, estaban divididos por la ruptura chino-soviética, ya que China, se iba acercándose al campo occidental, el presidente estadounidense Nixon, visita a China. En los años 1960 y 1970, el Tercer Mundo se divide cada vez más entre los gobiernos apoyados por los soviéticos (como Libia y Siria), los gobiernos respaldados por Occidente (como Arabia Saudita), y un campo cada vez mayor de países no alineados.

A mediados de los años 70, EEUU se debilita por la derrota en Vietnam y por el aislamiento internacional ante la guerra de Yom Kippur (1973). Desde 1974-1979 surgen las revoluciones pro URSS en el tercer mundo. La URSS obtiene bases marítimas en distintas regiones. La combinación de ambos elementos da origen a la “segunda guerra fría” que fue un fuerte proceso de rearme de armas superpotencias.


Sin embargo, la diferencia económica, bélica y tecnológica entre ambas era abrumadora. En 1981 asume Regan como presidente de los Estado Unidos, él le da un fuerte impulso a la guerra fria. Junto con Margaret Thatcher en Inglaterra emprolijan las rivalidades mundiales.
A efectos prácticos concluye con los tratados de reducción de armamentos de Ginebra (1986) y Reykjavik (1987) y Moscú (1989). En 1989 Gorbachev declara que la URSS no va a intervenir en Europa oriental. En 1990 se reunifica Alemania. La URSS se hunde, finalmente, por sus problemas económicos estructurales.
Los anios dorados del capitalismo:

La mirada de los contemporaneos era: para USA, no aparecia como etapa revolucionaria, la meta de europa occidentan era recuerar sus economias y el creminiento del bloque socialista.

El movimiento juvenil junto con los hippies surge en los anios 70s con la revolucion de las flores.

USA adpota un modelo de sociedad capitalista industrial, con el modelo de produccion de masas, Ford y la aparicion de las “comidas chatarras” McDonalds. Lo que antes era lujo paso a convertirse en cotidiano.

A finales de los anios 60 y 70s aumentan las protestas y tensiones de los 3 mundos:

en las sociedades capitalistas centrales: derechos civiles

en el tercer mundo: aumento la violencia con guerrillas e intervenciones militares

en el mundo comunista: pretestas vs rigides del sistema sovietico


La crisis del petroleo se desencadena en 1973 seguida por la guerra de Yom Kipur con Israel vs Egipto y Siria lo cual impacata fuertemente en las economias capitalistas
Crisis capitalista de finales de los 70’s es del estado Keynesiano bajo indices de productividad, altas tasas de desempleo e inflacion.
A comienzos de los anios 70 ocurre el desomoronamiento de la URSS donde se le reclama a Brezhnev la democratizacion de la vida social
Gorbachov llega al poder en 1985 como secretario general del Partido Comunista y presidente de la URSS, llega al poder con ganas de reformar el paris e introduce reformas y quiere abandonar el sistema socialista

Texto: Bejar “PP. 305-327”
Fin de una época:

En el capitalismo central la caída de la producción y el aumento de los precios anuncio el fin de los años dorados. La crisis se hizo evidente en el tercer mundo con la agobiante deuda externa de los 80. Y el derrumbe de la economía soviética marcó el fin de una época. Cuando se retomó la economía con normalidad, nunca retomo el alto crecimiento sostenido en los años dorados.

El principio del fin:

A fines de los años sesenta, una oleada de movilizaciones atravesó los tres mundos de entonces: las sociedades capitalistas, las sociedades comunistas y el tercer mundo.

Los motines universitarios, principalmente en el mundo no comunista, ocuparon el centro de la escena revelando el debilitamiento de la autoridad de los profesores y de los adultos en general, y el deterioro de las instituciones educativas.

Desde el mismo momento en que los jóvenes universitarios hicieron sentadas en las calles, pintaron las paredes y removieron los adoquines anunciando que estaba prohibido prohibir, sus mayores reaccionaron muy diversamente.

La mayoría de los jóvenes del mundo desarrollado que adherían a la contracultura rechazaba la sociedad industrial sin pretender por ello una revolución. Estos jóvenes se posicionaron como una “nueva izquierda”. Desconfiaban de la experiencia bolchevique, eran anti burocracia, revindicaban al joven Marx y pedían un mundo diferente.

Desde 1964 los universitarios estadounidenses se vincularon con el movimiento de defensa de los derechos civiles y políticos de los afroamericanos. Esa militancia se enlazo con la de oposición a la guerra de Vietnam.

La rebeldía de los jóvenes se expresó a través de su vestimenta, sus ídolos cinematográficos y especialmente su música.

Los estudiantes norteamericanos movilizados contra la guerra de Vietnam intentaron acompañar, sin demasiado éxito, al movimiento negro. Si bien la situación legal de los afronorteamericanos había mejorado tras la aprobación de la ley de los derechos civiles (1964) los avances en la igualdad legal hicieron mas evidente y agraviante la desigualdad real.

Por otro lado, el mayo francés alcanzo impacto mundial debido a que la radicalización estudiantil tuvo gran resonancia política y, sobre todo, a la confluencia entre la protesta de los universitarios y la mayor huelga obrera de la historia francesa.

En el campo comunista se cuestionaba mucho el modelo soviético. Y aunque no lo hicieran desde razones y procesos muy diferentes, los jóvenes que se rebelaban en occident unificaron estas protestas como expresiones de un mismo movimiento contra la dominación y la explotación de la burocracia comunista.

La movilización de los estudiantes en América Latina, en contraste con las del primer mundo, se combinó más decisivamente con los conflictos políticos y sociales, y que en algunos paises de la región desembocaron en una crisis profunda y multidimensional. A diferencia de lo ocurrido en Europa, las revueltas fueron reprimidas de manera sangrienta, como ocurrió en México.

Crisis y reorganización del mundo capitalista:

El fin de la edad dorada fue producto de dos giros diversos: el agotamiento del círculo virtuoso entre inversiones, productividad y consumo, y el declive de la hegemonía de los Estados Unidos. Los beneficios del capital cayeron por el desgaste de los principios tayloristas en que se había basado el incremento de la productividad y por las huelgas masivas del 68´69´que desembocaron en una explosión salarial.

La crisis de rentabilidad se combinó con una crisis de legitimación. En un primer momento, los gobiernos siguieron recurriendo a las medidas keynesianas, pero la crisis ya no residía en la debilidad de la demanda, sino en el descenso de la tasa de ganancia. El neoliberalismo se impuso a fines de la década del 70, cuando el keynesianismo ya no pudo responder el nuevo fenómeno de la estanflación.

El declive de los estados unidos remite, en parte, a la recuperación de las economías de Japón y Europa occidental, y a la reactivación de las finanzas internacionales, que desafiaron el patrón oro dólar adoptado en Bretton Woods. La guerra de Vietnam, financiada mediante la emisión de dólares, acentuó el debilitamiento del patrón oro-dólar, que fue cuestionado por el capital financiero internacional.

Visto desde la economía capitalista en su conjunto, el colapso de regímenes de tipos de cambio fijos, al aumentar los riesgos de las inversiones productivas, impulso el avance del capital financiero.

Frente a la devaluación del dólar y como medio de presión para debilitar el apoyo de Israel en la guerra del 73, los paises árabes productores de petróleo reunidos en la OPEP cuadruplicaron el precio del crudo en pocos meses. El shock agravo el malestar económico.

El núcleo clave de la crisis residía en los decrecientes aumentos de la productividad y en la consiguiente reacción de la inversión productiva. La gestión keynesiana había sido eficaz para sostener la demanda, pero era impotente para revertir el descenso de la tasa de ganancia.

En 1979 el precio del petróleo se triplico. Entonces, se dio el primer paso al monetarismo impulsado por Jimmy Carter.

Cuando el republicano Ronald Reagan sucedió a Carter, combino ele recorte de los gastos estatales propuesto por el monetarismo con la reducción de los gravámenes a las empresas. En consecuencia, propicio un fabuloso crecimiento del déficit presupuestario sin preocuparse por el desencanto de los monetarios ortodoxos.

La mayoría de los gobiernos retomaron las propuestas del liberalismo económico: las leyes del mercado premiarían a las empresas eficientes y desaparecerían aquellas que subsistían gracias a la ayuda del gobierno. La recesión era el precio de una economía futura eficiente.

Aunque las medidas propiciadas por el programa neoliberal eran económicas, el neoliberalismo era esencialmente una política destinada a modificar las relaciones de fuerza entre las clases.

Nuevo Bretton Woods informal:

Reagan no acato los preceptos ortodoxos del monetarismo. Se les disparo el déficit presupuestario. Si la potencia pudo convertirse en el mayor deudor mientras el dólar continuaba operando como moneda de intercambio mundial fue porque la crisis de Bretton Woods dio origen a un Bretton Woods informal. Japón acabo asumiendo el papel central en las operaciones de apoyo al dólar. Desde los 90, China se ha unido a Japón como pilar de esto.

La unión europea:

La comunidad debía ser un medio para conservar la competitividad de Europa Occidental en un capitalismo cada vez mas transnacional. Los principales centros capitalistas europeos buscaron brindar condiciones favorables para la acumulación de capital vía la flexibilización del producto y del comercio. Con la inserción de diversos paises, la comunidad dejo de ser el ámbito de integración de un grupo pequeño de estados relativamente modernos e industrializados, asociados en virtud de intereses económicos comunes, e incluyo a paises con características económicas diferentes.

Ante el desorden monetario, y mediante planes como la “serpiente europea” y el “plan delors” se busco la unificación de la moneda.

La construcción de la UE fue parte de un proceso de ampliación de los espacios nacionales, cuyo propósito era sumarse al capitalismo global a través de la formación de bloques regionales.



Texto: Bejar “PP. 343-371”
El colapso del bloque soviético:

La economía central planificada, cin su rigida subordinación de los trabajadores y su devastación de los recursos naturales, posibilito la industrialización del bloque soviético pero no logro avanzar al mismo ritmo que las potencias capitalisras. El problema estaba en que su propia dinámica generaba barreras casi insalvables para el desarrollo científico y tecnológico y para una mayor productividad. Como consecuencia del sistema, las condiciones de vida de la población se estancaron en niveles de consumo muy mediocres.

Tanto en la unión soviética como en China el principio del fin estuvo dado por una oleada de reformas internas radicales e inesperadas. En la Unión soviética, luego de sus cambios económicos, el Partido Comunista predio la conducción del estado y ese complejo entramado de naciones que era la URSS se fracturo en muchos paises nuevos.

El principio del fin: La perestroika:

En marzo de marzo de 1970 tres intelectuales soviéticos dirigieron una carta-programa a Brézhnev reclamando la democratización de toda la vida social. Diciendo que si no se tomaba este camino, el país se transformaría en una potencia provincial de segundo orden y simultáneamente se agravarían los problemas nacionales.

A partir de 1985, Gorbachov, que coincidía con el diagnostico anterior y pensaba que el partido reformado podría liderar el cambio puso en marcha una modesta reforma económica. Pero una serie de factores condujeron a la bancarrota del llamado socialismo real.

Cuando Gorbachov ocupo la secretaria general en marzo, su primer paso fue renovar el personal al máximo nivel, Al año siguiente, el 60% de los hombres del Politburó y del secretariado del comité habían sido nombrados por el.

Las medidas impulsadas entre 1985 y 1987 y las campañas contra el alcoholismo y la corrupción apuntaron a modificar las conductas sociales sin cuestionar las bases centrales de la economía central planificada ni las del orden jurídico y político vigente.

A partir de 1987 se encaró una reestructuración económica (la perestroika) que consistía en preservar la economía planificada aceptando la incorporación de elementos capitalistas en dosis menores y controladas. De acuerdo con este sistema, determinadas empresas podían elaborar sus propios planes según los pedidos estáteles y de otras empresas y la demanda del consumidor. Estas unidades productivas comprarían sus insumos en los departamentos de comercio mayorista administrados por los estados y podrían asociarse con empresas extranjeras. Con la descentralización, las empresas que se independizaban comenzaban debían responsabilizarse por sus decisiones y asumir la posibilidad de que sus fracasos los condujeran a la quiebra. El afán principal de la perestroika era ganar eficiencia y superar la brecha tecnológica que separaba al bloque soviético de los paises capitalistas. Ahora y como resultado, se produjo una diferenciación en los salarios a base del rendimiento y las ganancias de la empresa, erosionando la inamovilidad del puesto de trabajo y salario garantizado.

Las prácticas del mercado en los márgenes del plan exacerbaron los elementos más negativos de cada uno y profundizaron la crisis social y económica. Comenzó a aparecer la indisciplina laboral, el descenso de la producción, la escasez de bienes de consumo y el incremento de los precios. Además, las empresas y las autoridades de las distintas regiones se apoyaron en las redes informales de la economía en negro para abastecerse de los productos que necesitaban.

Así, para la mayor parte de la población, la perestroika quedo asociada al incremento de los precios, largas colas para conseguir alimentos de primera necesidad y la inseguridad laboral.

Glasnost y democratización:

La resistencia de la nomenklatura a las reformas indujo a Gorbachov y a su círculo a dirigirse directamente a la sociedad para transformar la osificada estructura soviética. Se decidió avanzar hacia el glasnost.

Entre los objetivos del Glasnost se incluyó el fortalecimiento de los organismos gubernamentales desvinculados de su sujeción al partido. En 1989 Gorbachov llamo a elecciones para crear el congreso de los diputados del pueblo, cuya principal función ere designar a los miembros del Soviet supremo. La reforma pretendía deslindar las competencias del partido de las del gobierno, avanzar hacia la división de poderes e imponer un marco jurídico a los poderes del estado. Solo dos terceras partes del congreso serian elegidas por sufragio universal, el resto serian elegidas por el partido comunista y las organizaciones públicas que dependían de él.

Con la apertura de las sesiones del congreso y sus debates televisados, cobro consistencia el sector dispuesto a radicalizar el planteo de Gorbachov. La división inicial entre conservadores y reformistas dio lugar a un escenario tripartido en el que Gorbachov, ubicado en el centro, fue quedando cada vez más aislado.

La caída del muro:

El nuevo giro de Moscú tuvo una repercusión inmediata y desestabilizadora sobre los estados satélites de Europa del Este. La reforma puesta en marcha incluía la desactivación de la guerra fría y la no injerencia del Kremlin en la suerte que pudieran correr las democracias populares europeas. A causa de la presión social, combinada con la división de la cúpula de gobierno y la no intervención de Moscú, los gobiernos de Europa del este se desplomaron y la mayoría de las dirigencias comunistas viraron hacia la social democracia.

La transición del socialismo real a capitalismo y la democracia sorprendió a todos: nadie había pensado jamás en esa posibilidad, y mucho menos en cómo llevar a cabo la transición del comunismo al capitalismo.

Los paises de Europa centro oriental (Polonia, Checoslovaquia y Hungría) compartían un pasado de repudio activo contra el orden soviético. En estos paises, la caída del comunismo fue negociada, en última instancia.

En Polonia, a principios de 1989 se iniciaron las negociaciones de la Mesa Redonda, que culminaron con el reconocimiento legal del sindicato y la celebración de elecciones semicompetitivas para un nuevo parlamento.

En Hungría, los sectores reformistas del partido comunista ya habían puesto en marcha algunos cambios significativos; economía mixta, libertad del mundo académico, multipartidismo.

El giro en Hungría tuvo una inmediata repercusión sobre Alemania. Todas las declaraciones de la dirigencia del Kremlin dejaron en claro que no defenderían el Muro. El 9 de noviembre los comunistas alemanes autorizaron los viajes al exterior, y sin previo aviso, abrieron el paso. A continuación se aprobó el multipartidismo y pare de la dirigencia comunista organizo el nuevo partido socialista democrático y convoco a una mesa redonda al Nuevo Foro, el grupo opositor más visible. En este caso, la caída del comunismo significo el fin del estado alemán.

Los alemanes orientales favorables a la unificación fueron la primera minoría (48%) en las elecciones de marzo de 1990. La decisión de unificar las dos alemanias necesitaba contar con el visto bueno de los 4 ganadores de la guerra. Esto termino con un acuerdo firmado en el 90 en Moscú, con las nuevas fronteras de Alemania. La reunificación fue un proceso complejo y cargado de desafíos, tanto por los fuertes contrastes económicos y sociales entre las dos alemanias como por las diferentes memorias, olvidos y expectativas con que ambas sociedades ingresaban al estado común.

En 1990 en algunos paises de la ex unión soviética empezaron a surgir partidos de centroderecha.

Los políticos, los medios de comunicación y el grueso de los intelectuales occidentales aprobaron la reconversión de los antiguos miembros de la nomenklatura y del aparato burocratico de la economía central planificada en dinámicos empresarios y dirigentes de fuerzas politcas capaces de atraer a buena parte de los nuevos ciudadanos.

Todos los lideres de la nueva dirigencia ex comunista europea favorecieron la inclusión de sus paises en las estructuras euroatlanticas, políticas (Union Europea) y de seguridad (Otan).

La transición hacia la economía de mercado requeria la intervención política, y quienes estaban mejor posicionados para concretar esa tarea eran los directivos de las empresas y los gestores estatales de la economía planificada. A través de la “privatización espontanea” y de la inversión de capital extranjero, los antiguos miembros de la nomenklatura llegaron a conformar un importante sector de la burguesía en ascenso.

Caos económico y fractura de los reformistas en la URSS:

En la segunda mitad de 1989, en la URSS los indicadores económicos no dejaban lugar a dudas: la perestroika se encontraba en estada de emergencia. En este contexto ganaron terreno los argumentos que ensalzaban las virtudes del mercado presentándolo como la panacea que permitiría superar el caos económico. Gorbachov rechazo las medidas capitalistas, mientas que Yeltsin opto por el cambio radical y afianzó su poder en la federación Rusa. En el plano económico, se declaró a favor de la liberación de los precios y la propiedad privada, y en el político hizo campaña para recortas las atribuciones del PCUS e impulsar el multipartidismo.

En marzo de 1990 se aprobó una constitución que: creo el cargo de presidente para fortalecer a Gorbachov, se avanzó hacia el reconocimiento de la propiedad privada y se propuso limitar el monopolio del PCUS sin permitir el multipartidismo.

Yeltsin fue electo Soviet Supremo a fines de mayo del 90. Su triunfo fue clave debido a su decisión de imponer la soberanía de las autoridades rusas sobre el gobierno de la URSS encabezado por Gorbachov. En junio de 1990 el Soviet Supremo ruso declaró que las leyes de la republica tenían prioridad sobre las de la unión.

El gobierno de Rusia entro en guerra de decretos con el gobierno de la URSS, lo que llevo a Gorbachov recurrió el veto presidencial.

En septiembre de 1990 los dos dirigentes acordaron una tregua para consensuar medidas de emergencia frente al caos económico. “El plan Shatalin de los quinientos días” contemplaba la privatización de las empresas estatales y las granjas colectivas, la liberalización de los precios, la reforma del sistema bancario para la creación de líneas de crédito privado y la conversión del rublo.

Gorbachov descarto el Plan y opto por una alternativa centralista que no fijaba plazos concretos para las reformas y sustituía la liberación de los precios por un incremento aprobado por el gobierno, descartando asimismo la privatización acelerada. Este proyecto fue aprobado por el soviet supremo de la URSS en octubre de 1990, mientras las autoridades rusas ponían marcha el “Plan de los quinientos días”.

Es indudable que los grupos nacionales reprimidos por Stalin en la segunda guerra y subordinados política y culturalmente bajo el régimen soviético encontraron en el nuevo clima de apertura un escenario propicio para expresar sus reclamos. Pero la crisis del centralizado y multinacional estado soviético fue producto de una compleja combinación de factores, en la que desempeñó un papel decisivo la desintegración del partido comunista.

Las reformadas introducidas por Gorbachov dieron lugar a una caótica situación económica, que a su vez fue acompañada por la aparición de grupos y facciones que alentaron y promovieron demandas conflictivas que socavaron las bases del estado multinacional. La decisión de los reformistas a favor de la liberalización política hizo posible que los gobernantes comunistas de las repúblicas y las figuras del campo disidente se lanzaran a la arena política esgrimiendo las consignas del multipartidismo y nacionalismo.

Si la URSS se desmorono fue porque entre las reivindicaciones nacionalistas se destacó la de la federación rusa, esgrimida por Yeltsin para derrocar a Gorbachov; porque en el marco del caos económico los gobiernos locales pudieron y tuvieron que encarar la gestión de sus propios recursos; y porque, frente a la decisión de Gorbachov de reformular la relación entre el centro y las repúblicas en un sentido figurativo, las comunistas de la vieja guardia resolvieron dar el golpe el 19 de agosto.

Las declaraciones de soberanía aprobadas por las dirigencias republicanas entre 1989 y 1990 intensificaron el caos económico y cuestionaron la existencia de la URSS al transferir el control de los recursos básicos de Moscú a los gobiernos republicanos. Las dirigencias republicanas tomaron medidas para apuntalar la identidad nacional.

Para frenar la descomposición del estado multinacional, Gorbachov propuso renegociar las relaciones entre el poder central y los republicanos. En principio se resolvió detener la “guerra de leyes” y Gorbachov se mostró dispuesto a conceder una fuerte reducción de las competencias del Kremlin en la recaudación impositiva, el uso de los recursos naturales y el control de las fuerzas de seguridad.

La plana mayor del PCUS decidió recurrir a la fuerza para frenar este proceso.

Declararon el estado de emergencia en todo el territorio de la URSS y crearon un comité estatal que asumió plenos poderes “en virtud de que el estado de salud de Gorbachov le impedia cumplir sus funciones”. El vice ocupo el sillón para evitar el caos y la anarquía. El golpe de agosto de 1991 precipito la desintegración del estado soviético.

El presidente ruso tomo el timón de los acontecimientos, despojando de todos sus poderes al partido comunista, y el vendaval anticomunista iniciado en Rusia estimulo similares medidas en la URSS.

A comienzos de diciembre de 1991, Rusia, Ucrania y Bielorrusia declararon que la URSS había dejado de existir “como sujeto de derecho internacional y como realidad geopolítica”. Sin nación que gobernar, Gorbachov le entregó a Yeltsin el maletín que contenía los códigos de lanzamientos y la bandera roja con la hoz y el martillo fue arriada del Kremlin a finales de diciembre.
Texto: Brings-Calvin “Historia contemporánea de Europa”
En particular, el rápido hundimiento de la unión soviética en 1989, el año del bicentenario de la Revolución francesa, y, junto con el, la caída de los regímenes comunistas aliados de la Europa central y del este, fue algo que casi nadie previo.

Para Fukuyama, la victoria de la democracia liberal constituía el punto final de la evolución ideológica del hombre y la forma final del gobierno humano.

Ya en febrero de 1989 las tropas soviéticas se habían retirado de Afganistán, y en marzo se habían celebrado unas elecciones que permitieron a la gente escoger en libertad. En noviembre, el derribo del muro que dividía a las dos alemanias trasformó a Alemania tanto como la unificación.

Fukuyama afirmo que, como la historia había terminado, “el conflicto ideológico de ámbito mundial para el que había sido necesario hacer acopio de osadía, valor, imaginación e idealismo” se había acabado, y ahora lo sustituirían “los cálculos económicos, la resolución interminable de problemas técnicos y medioambientales y la satisfacción de las exigencias cada vez mas refinadas de los consumidores”. Ya no habría “ni arte ni filosofía”, solo “la conservación perpetua del museo de la historia de la humanidad”.

“Europa no es dueña de sí misma. Lo que decidan hacer los Estados Unidos y la Unión Soviética en los próximos diez años influirá en Europa, y esta solo puede incidir en su actuación de forma muy limitada”.

Para acabar con lo que Hobsbawn llamo la era de los extremos, fue necesario recurrir al rearme y la guerra para acabar con el paro. También hubo que recurrir a la guerra para crear un nuevo sistema para salvaguardar la paz. La organización de las naciones unidas se enfrentaría con sus mayores crisis 50 años después, de la más divulgada durante los “años centrales” del siglo no tuvo su foco que la más divulgada durante los “años centrales” del siglo no tuvo su foco en Europa, sino en Cuba, al igual que la guerra más significativa del periodo, la de Vietnam.

El avance convirtió “lo que ayer eran lujos, en necesidades de hoy”. Es una sociedad cada vez más consumista y cada vez más dependiente de la producción en serie.

“El consumismo no se convirtió en ismo hasta una generación después, en los años sesenta, cuando el fordismo ya empezaba a estar pasado de moda en la época de automatización”.





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad