La psicología jurídica en el continente americano



Descargar 217 Kb.
Página6/6
Fecha de conversión28.03.2018
Tamaño217 Kb.
1   2   3   4   5   6

Este tipo de control de la desviación que recupera la mayor parte de los conflictos sociales para el terreno de la psicología, de la medicina y de la asistencia es un nuevo modelo listo para ser exportado a los países con un nivel de desarrollo más atrasado.

La opresión se localiza siempre en dos niveles: o el asesinato y la masacre, o la imposición de nuevos valores e ideologías que sirven como instrumento de manipulación para enmascarar la violencia del asesinato y la masacre.

Los diferentes tipos de violencia (explícita, legitimada por las ideologías científicas, diluída y enmascarada bajo la cubierta de las organizaciones asistenciales) son las distintas modalidades de control en relación a los diversos grados de desarrollo de un país. Pero son tb al mismo tiempo copresentes y simultáneas en el sentido de que, en los momentos de crisis, se elige la modalidad de intervención y de represión más adecuada para garantizar el control y ya no importa si se pasa explícitamente de un control fundado sobre el análisis psicológico de los conflictos, a los asesinatos en masa. Quien tiene el poder encuentra siempre la forma de legitimar la violencia, simplemente imponiéndola y uniendo al mismo tiempo los diferentes instrumentos de que dispone, hasta llegar a humanizar la tortura, garantizando al torturado la asistencia del psicólogo o del asistente social.

El nivel socioeconómico de los países europeos está todavía ligado al control institucional como forma de represión. Sólo ahora se están proyectando reformas para las nuevas instituciones tolerantes, donde enfermedad, desviación y delincuencia pueden ser controladas sin tener que recurrir a una violencia demasiado explícita.

Pero en la lógica del capital, construir nuevas cárceles significa crear nuevos encarcelado, así como crear nuevos hospitales significa fabricar nuevos enfermos, si la finalidad continúa siendo la organización de las necesidades y no la respuesta a las mismas.

Nadie ignora las condiciones inhumanas en las que viven los internados, pero la transformación de las instituciones solamente lleva a un aparente cambio formal que si bien ofrecerá beneficios parciales de los que no se debe subestimar la necesidad y lo positivo, se limitará a ser una nueva racionalización técnico organizativa usada como nuevo sistema de control de los mismos objetos. Dentro de esta misma lógica, transformación, racionalización y control son etapas de un proceso que se perpetúa a través del continuo cambio formal de las cosas, sin que jamás sea tocada la estructura: la transformación es dada siempre como respuesta técnica a una exigencia económica y es la ley económica la que pide la nueva racionalización técnica que desempeñe el cargo de control de la situación transformada.

La indignación emotiva contra la violencia de nuestras instituciones represivas debería llevar a la exigencia de una transformación de las mismas que resulte adecuada a las necesidades que enfermedad y desviación expresan. Pero hasta que nuestro sistema económico no considere funcional para su progresivo desarrollo un tipo de control institucional distinto del violento y segregante hoy en vigor, cárcel, manicomio y tortura continuarán siendo lo que son.

La aceptación de la división de clases como división natural, implica una serie de reglamentos y de instituciones que sirven para mantener la división originaria sobre la cual se erige la estructura económico-social

Cuanto más innatural es el reglamento, tanto más violento y represivo es porque no responde a la necesidad para la cual ha sudo aparentemente instituido, sino al mantenimiento del artificio que el reglamento tiende a cubrir.

Las articulaciones a través de las cuales nuestro sistema social logra mantener la división en clases, son distintas aun cuando todas presentan un denominador común: la tendencia a aislar los fenómenos como si no nacieran y se presentaran en una red de relaciones y proporciones recíprocas, para afrontarlos divididos, separados del tejido del cual son uno de los elementos y poderlos hacer asumir un carácter absoluto, natural.



Teoría científica e instituciones parecen explícitamente destinadas: la una a individualizar y a aislar estos fenómenos bajo el mito de la repuesta especializada, las otras a confirmar, a través de una práctica destructiva, su carácter definitivo e irreductible. Ambas están destinadas a individualizar y confirmar la diferencia natural de los fenómenos, a través del mismo proceso ya realizado en la división de clases, matriz de todas las otras divisiones sucesivas.

El fenómeno negativo (el comportamiento anormal en términos de insociabilidad responsable o enferma) es aislado de manera que el individuo que lo expresa se convierte sólo en ese fenómeno como si no se tratase de un momento de un proceso en el cual están implicados la historia, el ambiente, los valores, las relaciones y los procesos sociales en los cuales cada vida individual está siempre implicada. El fenómeno negativo es un momento relativo a un complejo de factores biológicos, psicológicos, y sociales, pero es aislado y convertido en absoluto natural para justificar su carácter inmodificable.



El delincuente es sólo irreductiblemente delincuente y la cárcel es el lugar que sirve para contener la delincuencia. El loco es sólo e irreductiblemente loco y el manicomio es el lugar para contener la locura. Pero la delincuencia y la locura son expresión de aquello que el hombre es o puede ser y al mismo tiempo de aquello que puede llegar a ser a través del mundo de relaciones y vínculos. El delincuente y el loco conservan tb las otras caras de su ser de hombres: sufrimientos, impotencia, opresión, vitalidad, necesidad de una existencia que no sea ni enferma ni delincuente.

Las ideologías científicas sirven para fijar en términos absolutos los elementos de su competencia, haciéndolos convertirse en accidentes naturales contra los cuales el hombre puede tan poco como la ciencia. De este modo, las instituciones tienen el deber de confirmar esta irreversibilidad de estos fenómenos naturales. Si enfermedad y delincuencia solo son fenómenos naturales y no son tb productos histórico sociales, la contención y el intercambio son la única respuesta posible, la institución represiva y la segregación, la única alternativa frente a un fenómeno del cual la sociedad solo debe protegerse y cuidarse.

Algo determinante es la clase a la que pertenecen los usuarios de estas instituciones, pareciera que las formas de delincuencia y locura irrecuperables fueran patrimonio de una sola clase un delincuente burgués adinerado no tiene problemas de reinserción y de recuperación. El crimen cometido es acepado como un producto histórico-social y no como un dato natural: hay una justificación para su acción criminal. Se trata de un hecho que no tiene la posibilidad de determinar la evolución de la historia futura de quien delinque.

La historia de la clase oprimida que delinque, es sólo la de sus delitos: los antecedentes penales. Es delincuente por naturaleza, no hay causas, motivaciones psicológicas, sociales o económicas que justifiquen o expliquen su gesto, sino precisamente la delincuencia misma que se vuelve biológica.

Si se quiere afrontar el problema de la marginalidad y de la desviación debemos afrontarlo en relación a la estructura social, a la división innatural sobre la cual tal estructura se funda y no como fenómenos aislados que se pretende hacer pasar como simples anomalías individuales, de las cuales un cierto porcentaje de la población tiene la desgracia de ser sujeto.

¿Qué son las instituciones? Parten de una presunción formal: la cura, la reeducación y la rehabilitación tendientes a la recuperación del internado. Si esta finalidad no fuese sólo formal, sino prácticamente realizada, el problema estaría resuelto la finalidad efectiva de estas instituciones continúa siendo la destrucción y la eliminación de lo que contienen.

Otro fenómeno importante es el sentido de pertenencia a la sociedad, totalmente ausente en los internados en manicomios y en los encarcelados. Ellos no pueden reconocerse en esta sociedad que los castiga y los segrega, que los destruye sin ofrecerles una alternativa posible. Ninguna ley de nuestro sistema social responde prácticamente a sus necesidades y a sus derechos. Para que esto pueda revertirse es necesario primero que reconozcan las instituciones como terapéuticas y rehabilitadoras.



La criminalización de la necesidad es en realidad la naturaleza artificialmente construida, de manera que se encuentran frente a frente dos formas de violencia y de criminalidad, la una en respuesta a la otra, sin que se sepa reconocer qué es la necesidad real. La desviación, el comportamiento anormal, son crímenes porque podrían ser peligrosos, la institución delegada para la cura y la rehabilitación de la desviación y del comportamiento anómalo es crimen en nombre de la prevención de la peligrosidad. No existen necesidades ni respuestas a las necesidades.

Basaglia: Apuntes de clase

OBJETIVOS EXPLICITOS




OBJETIVOS IMPLICITOS

Rehabilitar

CARCELES

Producen más delincuencia

Curar

PSIQUIATRICOS

Producen enfermos a medida

Educar

ESCUELAS

Expulsan a los que no aprenden

Curar

HOSPITALES

Matan más que curan

Producir

FÁBRICAS

Explotan a obreros

P9 y T8) Instituciones cerradas

Varela, capítulo 11

Institución: toda organización conformada en función de un objetivo común, que se maneja por pautas y normas adecuadas para alcanzar ese objetivo.
Varios tipos de instituciones, de acuerdo a la actividad que el hombre desarrolla dentro de ellas, a saber:
a) para aprender
b) para producir
c) para la salud
d) para el tiempo libre

Instituciones totales con características de cerradas: este tipo de instituciones son cerradas para la comunidad, con el objetivo cierto de aislar sus productos "enfermos" que no se adaptan al estilo de vida elaborado por esa sociedad.

Al crecer la sociedad, la expulsión de los inadaptados se torna imposible, se crean así establecimientos cuyo fin es encerrar los productos defectuosos., aislados. Al principio el encierro era una medida de protección para los que quedaban afuera. Actualmente se ha convertido en un método de control social elaborado por las personas que dictan las leyes y aíslan a los grupos minoritarios que no las obedecen.


las instituciones totales son organizaciones “para sociales” o “meta sociales”, se hallan AL LADO de la sociedad, en ellas el hombre aprende, trabaja, posee espacios para el tiempo libre y es asistido en su salud.

Guardianes y criminales. Forma doble de control, encerrando a los delincuentes, juntamente con aquellos que puedan representar un potencial peligro social, una manera de "socializar la marginalidad". La institución cumple varios propósitos:
a) marginar elementos nocivos.
b) controlar elementos potencialmente nocivos convirtiéndoles en "celadores" de los elementos nocivos (Guardias tienen conductas delictivas).

c) ejemplificar a través de ellos lo que les sucede a aquella q infringen la ley. (Aquí encontramos una amenaza de la clase de poder).

Toda institución aparece creada en la sociedad para cumplir un rol definido, y a la vez que esté vinculada a un funcionamiento general con otras instituciones, es lo que llamamos comunicación institucional.
 La institución carcelaria aparece solitaria, sin estar vinculada específicamente a ningún actuar del hombre "sano", y por ello debe procurarse tener todas las funciones de las instituciones descriptas en una sola, así deben poder proteger a la sociedad en base a la "seguridad", y poder procurar educación, trabajo y producción, propender a la salud, y además poseer espacios para el tiempo libre de los allí alojados, siendo de esta manera que las definimos como instituciones cerradas o totales.
Toda institución cerrada y total aparece dentro de la sociedad y fuera de ella a la vez. Dentro cumple un objetivo necesario para la sociedad que la creó, pero fuera no es reconocida por la misma sociedad como perteneciente a ella.
Antes estas instituciones dependían del ministerio de educación, pero ahora depende de la órbita de la justicia.

La institución judicial representa uno de los tres poderes del Estado, sobre el cual descansa el derecho punitivo de la sociedad y a través del que se ejecuta el reproche social al trasgresor de las normas, y si esto no es manejado ecuánimemente y con salud, puede llevar a creer al juzgador que es dueño de vida y bienes del agresor social. Pero también la institución carcelaria es la encargada de velar por el cuidado, la guarda y la tutela del trasgresor, lo cual también, si no es manejado con prudencia, puede llevar a creer a la institución que el sujeto allí alojado es un "desperdicio social".


En un principio la única función que cumple la institución carcelaria es contener al sujeto alojado en ella para que no se fugue, lo alimente y resguarde su salud psicofísica, pero el tema cambia una vez que el individuo es encontrado culpable y condenado a la privación de libertad por un tiempo determinado, pues aquí la institución carcelaria pasa a ocupar un rol activo: no sólo se encargará de brindarle alojamiento forzado al sujeto, sino que además deberá arbitrar los medios para que el mismo se pueda insertar en el momento que la justicia lo indique a la comunidad. Produciendo un choque de objetivos entre la justicia y la unidad carcelaria.

Toda organización del sistema descansa sobre un régimen de seguridad y, dentro de esta seguridad, “hacer lo posible por el internado”, llevando a la degeneración del sistema por la importancia, porque lo único q se puede hacer es cumplir con el cuidado de las necesidades básicas y se olvidan del rol institucional.



Los motines o fugas de estos establecimientos producen tanta alarma social porque pueden ser leídos como manifestaciones de salid de los sujetos allí internados y una forma de llamar la atención de una sociedad insensible q solo ve alarmada cuando hechos de esta naturaleza ocurren.
El funcionamiento macro institucional total y cerrado no brinda utilidad debiendo encaminarnos a pensar que la implementación de micro climas institucionales con la mayor participación social activa posible, permitiendo la prevención en la tarea, en donde la internación no represente un aislamiento social y una estigmatización.  






Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad