La psicología jurídica en el continente americano


Individualización de la pena



Descargar 217 Kb.
Página3/6
Fecha de conversión28.03.2018
Tamaño217 Kb.
1   2   3   4   5   6

Individualización de la pena

Para realizarla se deberá tener en cuenta: la infracción cometida, el tipo de norma violada, el grado de peligrosidad y culoabilidad. Las condiciones biológicas, psicológicas y sociales del sujeto. Si es un individuo sano o enfermo; primario o reincidente o habitual.

Individualización Lesgislativa: no se refiere a casos concretos sino a normas que le dan margen al juez para dictar sentencias: consiste en la fijación de atenuantes. o agravantes. Régimen de medidas de seguridad. Clasificación según la peligrosidad. Atenuación de las penas. Regímenes especiales para mujeres, menores, enfermos o ancianos.

Individualización judicial: implica o requiere q antes de dictar la sentencia el juez disponga de amplios informes sore la personaldad del procesado asi como su estado biológico y situaiocn social.

Todo lo anterior lleva a la más importante de la individualización, la penitenciaria que se desarrolla en el tratamiento al que es sometido el condenado. Esta progresividad del régimen se cumple en periodos de: OBSERVACION, TRATAMIENTO y PRUEBA.

Otra fase de la individualización es la post penitenciaria, tiene lugar en libertad y corresponden a la libertad condicional y/o libertad asistida. En todas estas fases hay profesionales psicólogos trabajando.

La coerción penal en nuestro sistema jurídico

En el Art. 40 y 41 las penas especificadas en nuestro Código Penal son:

  • Prisión

  • Reclusión

  • Inhabilitación

  • Multa

Las dos primeras son penas que privan de la libertad personal, en tanto que la multa afecta al patrimonio del penado y la inhabilitación a ciertos derechos del mismo.

La pena de reclusión priva de la libertad personal, atiende a la peligrosidad delictiva y al carácter perverso del autor del delito.

Antes los recluidos podían se rutilizados en trabajos públicos,los sometidos a prisión solo podían realizar trabajos dentro de los establecimientos dedicados exclusivamente a ellos. Pero las diferencias en cuanto a la ejecución de la pena de reclusión y prisión han perdido su vigencia.

En 1958 por decreto ley 412 deja de establecerse diferencia entre ejecución de penas de reclusión y prisión, cambiando-los conceptos de recluso y preso por el de interno, sin especificar ninguna diferencia de tratamiento, de establecimiento ni de régimen de trabajo. No obstante la tácita derogación perduran algunas diferencias.

La prisión es una pena privativa de la libertad que se caracterizo por consistir en un encarcelamiento medido por la gravedad mayor o menor del delito.

Diferencias entre reclusión y prisión:

Prisión: puede reemplazarse por arresto domiciliario.

Reclusión: no puede reemplazarse por arresto domiciliario.

Prisión: Debe cumplirse durante ocho meses para obtener libertad condicional, en el condenado a tres años o menos.

Reclusión: debe cumplirse durante un año para obtener la libertad condicional por el condenado a tres años o menos.

Prisión: puede imponerse condicionalmente en los supuestos del art. 26 CP

Reclusión: no puede imponerse condicionalmente.
CONDENA CONDICIONAL

La condenación condicional halla su razón de ser en el reconocimiento de la conveniencia de evitar las penas cortas privativas de la libertad, admitiendo su carácter perjudicial para la dignidad y los intereses de los internos y criminógeno y su nulo valor preventivo. Así como su carencia de poder correctivo y de capacidad intimatoria, así como q constituyen fuentes de delincuencia por contagio.

La admisión a la condena condicional esta supeditada a que la personalidad moral del condenado, su actitud posterior al delito, los motivos que lo impulsaron a delinquir, la naturaleza del hecho, y las demás circunstancias de este demuestren la inconveniencia de aplicar la privación de la libertad.

Condiciones para aplicarla:

  • Primera condena de prisión.

  • Personalidad moral del condenado.

  • Actitud posterior al delito del condenado.

  • Los motivos que impulsaron al condenado a delinquir.

  • Inconveniencia de aplicar la privación de la libertad.


PROBATION

La probation le confiere a los delincuentes la oportunidad de probarse a ellos mismos y a los demás que, debidamente supervisados pueden reintegrarse a la comunidad sin restricciones.

En la probation presentencia, es importante las informaciones sociales, psicológicas y criminológicas que se le acercan al juez y que a partir de estas y de otras consideraciones que hará el juez se puede llegar a suspender el proceso, no habrá sentencia y lo que se determina no será una pena sino una medida judicial.

El delincuente entra en un régimen de vigilancia, que no es otra cosa que una supervisión ejercida por una autoridad competente y en las condiciones establecidas por la ley.

Existen obligaciones que el sujeto se compromete a cumplir en el régimen de probation. Se deben dar algunas de las siguientes condiciones: Suspensión condicional de la persecución penal. Suspensión del pronunciamiento de la condena. Suspensión de la ejecución de la pena. Consentimiento del interesado.

Condiciones impuestas al sujeto:

Buena conducta.

Evitar frecuentar lugares y personas de mala reputación.

Informar al oficial de prueba sobre sus actividades en forma regular.

Sostener un trabajo adecuado.

Residir en una zona determinada.

Reparar los daños a la víctima.

No consumir alcohol o drogas.


LIBERTAD CONDICIONAL

Podrá obtener la libertad condicional cuando hayan cumplido los dos tercios de su condena. La misma no se otorga a los reincidentes.

Condiciones para obtenerla:



  • Haber cumplido las 2/3 partes de la condena.

  • abstenerse de consumir bebidas alcohólicas y/o drogas.

  • Residir en lugar que determine el auto de soltura.

  • Tener empleo fijo.

  • No ser reincidente.

  • No cometer nuevos delitos.

  • Someterse al cuidado de un patronato.


LIBERTAD ASISTIDA

Se otorga a los reincidentes 6 meses antes del cumplimiento efectivo de la condena. Siempre que su evaluación durante el cumplimiento de la pena privativa.de la libertad fuere favorable.



Condiciones para el otorgamiento:

  • Fijar residencia estable.

  • Tener un trabajo seguro al egreso.

  • No consumir bebidas alcohólicas y/o drogas:

  • No frecuentar personas y/o lugares de mala reputación.

  • Recibir asistencia psicológica y/o médica.

  • Mantener contacto con oficial de prueba.


PRISIÓN PREVENTIVA

La prisión preventiva es la privación de libertad al imputado en el curso del proceso como seguridad de su sometimiento a él. Las únicas posibilidades en razón de las cuales una persona resultaría privada de su libertad durante dicho proceso son: el peligro de entorpecimiento de la actividad probatoria, por una lado; y por el otro, el peligro en la fuga.

Por lo tanto la prisión preventiva solo puede ser impuesta, con el objeto de asegurar los fines del proceso: correcta averiguación de la verdad y actuación de la ley penal. En consecuencia, en todos los demás casos, su aplicación será ilegitima.

En los albores de este nuevo siglo, donde el paradigma del capitalismo clásico está en crisis, pero el encierro masivo, indiscriminado y arbitrario de pobres y excluidos sociales poco se discute y mucho se legitima, no tanto a través de las ideas, sino a partir de la fuerza, nos damos cuenta que tenemos las cárceles llenas de presos sin condenas.


T12) El Poder del Encierro
Durante siglos la tortura tuvo partidarios que la justificaron. Desde siempre en la base del suplicio corporal se encuentra la idea de que el castigado no es un hombre, sino un ser diferente, un salvaje. El esclavo u obrero es un bien material, el loco un desecho social, el niño alguien a quien educar.

A partir del siglo XVIII el capitalismo comienza a desplegar sus banderas: libertad, igualdad, fraternidad.

La supresión de los suplicios fue el efecto de reordenaciones profundas, pero en verdad no fue desterrado de las prácticas manicomiales, carcelarias, fabriles y en algunos casos educativas.

Podemos encontrarnos hoy con cierta discreción en el arte de sufrir, un juego de dolores más sutiles, más silenciosos, más detrás de los muros, en las instituciones cerradas el sufrimiento es el de siempre.

Entre fines del XVIII y principios del siglo XIX van desapareciendo los castigos corporales en público. El castigo ah cesado poco a poco de ser teatro y todo lo q podía llevar consigo de espectáculo se encuentra en adelante afectado de un índice negativo.

El Estado comprendió que la ferocidad con la que trataba al condenado para demostrarles a todos lo que les podía suceder si cometían algún delito, terminó por volverse en contra de él y sus representantes. Así el verdugo fue considerado un criminal y los jueces unos asesinos. Haciendo al supliciado un objeto de compasión y de admiración.

Es así como el castigo en los comienzos del siglo 19, tendría a convertirse en la parte más oculta del proceso penal. Se abandono el dominio de la percepción casi cotidiana, para entrar en el de la conciencia abstracta; era la certidumbre de ser castigado, y no ya el teatro macabro, lo que debe apartar del crimen. La mecánica del castigo cambia sus engranajes, desde el decir de Foucault, el castigo pasa del cuerpo a la representación.

La ejecución de la pena se convierte en un sector autónomo, un mecanismo administrativoque le quita un peso de encima, al mismo tiempo opera una denegación teórica: como si los jueces dijeran: no crean que lo esencial de la pena que infligimos consiste en castigar, sino que se tratara de corregir, reformar y/o curar.

Hay en la justicia moderna una vergüenza de castigar q no siempre excluye el celo ni su complacencia y hasta su justificación. Las prácticas punitivas se vuelven púdicas, no tocar el cuerpo o tocarlo lo menos posible, para herir en el algo q no el cuerpo mismo.

El dolor del cuerpo no será ya el elemento constitutivo de la pena, y si le es preciso a la justicia manipularlo y llegar a él, lo hará limpiamente, desde lejos, conforme a unas reglas austeras tendientes a lograr objetivos mas elevados, para ello cuenta con un ejército de técnicos: celadores, vigilantes, psiquiatras, educadores, psicólogos, que allí están cuando la justicia requiere que garanticen que el cuerpo y el dolor, no son los objetivos últimos de su accionar punitivo.


Los Estado Nacionales Imperialistas

Acerca del encierro en el Antiguo Régimen

Bajo el Antiguo Régimen la internación no era aplicada como castigo ni como medio curativo.

Los lugares de internación eran las mazmorras, los hospitales generales y las abadías. En las mazmorras se aplicaban todo tipo de torturas como castigo. En las abadías y hospitales generales se agrupaban sin distinción a indigentes, criminales, locos, prostitutas, etc. Con el único fin de sacarlos de circulación social.

La tortura pertenecía a un espacio laico y publico. El exilio a un espacio religioso. Los crímenes contra la religión eran objeto de tortura, los crímenes contra la moral feudal, como la ociosidad, la prostitución, objeto de internamiento.

Bajo el antiguo régimen, la reclusión y la obligación de trabajar adquieren su significación en el interior de una condena religiosa moral y política de la ociosidad. Pero para q esta prescripción se explicite y se convierta en ley, es preciso esperar a q la riqueza, en el ppio de su origen y en las reglas de su uso, sea redefinida totalmente.



Liberalismo Clásico

Desde el siglo XVI hasta XVIII se rompe el orden sociopolítico feudal, que había dominado durante casi un milenio, dejando lugar a la revolución industrial. Y se colocan al mismo tiempo los fundamentos para un nuevo orden: el capitalista.

Por un lado surge la clase burguesa, por otro, las familias que trabajaban en el campo bajo el dominio del Sr feudal, se mudan a la ciudad para trabajar en las fábricas. Queda abolida la esclavitud, pero el hombre que antes era siervo del Sr feudal en este nuevo sistema se ve obligado a trabajar en las fábricas para poder subsistir.

Si la libertad, los nuevos derechos civiles, como los espacios de autonomía, recientemente adquiridos, fueron para la clase burguesa, condiciones necesarias para su propia actividad comercial e industrial, para las masas constituyeron un fundamento para su transformación en fuerza de trabajo asalariadas.

Con un nuevo poder político surgen las 1as formas de conocimientos criminológicos. Junto con el nuevo orden se tienen en cuenta nuevas formas de desobediencia, de la no integracin, de la transgresión de las leyes.

En este nuevo sistema se sucede un complejo de medidas tendientes a disciplinar y educar a la población fluctuante y excedente, a través de la beneficencia pública, por un lado y a través del internamiento institucional, por otro.

La nueva política social se basa en la aptitud para el trabajo subordinado, que discrimina entre el pobre inocente (el anciano, el niño, la mujer, el inválido) y el pobre culpable (el joven u hombre maduro desocupado), para las necesidades del primero se recurrirá a la organización asistencial, para el segundo se usará la internación coercitiva.

En estos sitios, los ociosos, los vagabundos y los transgresores de la ley se verán obligados a un trabajo más duro y alienante que el del mercado libre, para que el terror de acabar internado obligase a la fuerza de trabajo desocupada, a aceptar las condiciones de trabajo más intolerables.

En los orígenes de la sociedad capitalista, el ppio de la política de control social, se encuentra en la emergencia de un proyecto político capaz de conciliar la autonomía de los participantes en su relación respecto de la autoridad del soberano, con un sometimiento de las masas disciplinadas a las exigencias de la producción.

Para la escuela liberal clásica no consideraba al delincuente como un ser diferente a los demás, no parte de la hipótesis del rígido determinismo, sino q se detiene sobre todo el delito entendido como concepto jurídico, como violación a los derechos. El derecho y la pena no eran considerados un medio para modificar al delincuente sino, sobre todo, un instrumento legal para defender a la sociedad del crimen.

Ya no es el cuerpo el objeto de la penalidad, ahora es el alma. Lo q se logra es calificar a un individuo, marcarlo con una señal distinta del fuego de antaño, pero no por eso menos indeleble.
Surgimiento de la cárcel en el siglo XIX:

Con la aparición del sistema de producción capitalista, la libertad adquirió un valor económico. La pena privativa de la libertad se convierte en el castigo más difundido.

Se pasa de una política de aniquilación del transgresor a una política de reintegración del que ha puesto fuera del pacto social.

Los sujetos encerrados pasan a ser objeto de estudio por parte de criminólogos y psiquiatras.

Se desarrolla toda una arquitectura distinta a la de los espacios amurallados de épocas anteriores: tendrá como objetivo permitir el control interior, hacer visibles a los que se encuentran dentro. Una arquitectura que tendrá como objeto transformar a los que se encuentran dentro, maniobrar hasta ellos el efecto del poder, ofrecerlos a un conocimiento y modificarlos.

Con el panóptico se logra que el interno sienta una vigilancia permanente, independientemente de que esta sea continua o no. A su vez el celador o guardián escribe sus observaciones sobre cada detenido.



La idea es modificar el comportamiento, encauzar la conducta de los individuos, experimentar medicamentos y ver sus efectos, enseñar métodos a los obreros y ver cuál es el más rentable. El panóptico es un lugar privilegiado para experimentar sobre los hombres y analizar las transformaciones que operan en ellos. Funciona como una especie de laboratorio del poder.

La prisión debe ser un aparato disciplinario exhaustivo. Debe ocuparse de todos los aspectos del individuo, de su educación física, de su aptitud para el trabajo, de su conducta cotidiana, de su moral. Hay una disciplina incesante.

Se trata de hacer de la prisión un lugar de saber-poder.
Tiempos Modernos

La escuela positivista con Lombroso, Ferri y Garófalo conducen a una nueva manera de considerar el delito. Una reacción contra las teorías racionalistas abstractas.

Para el positivismo el delito es tmb un ente jurídico pero derecho q califica este hecho humano, no debe aislar la acción del individuo de la totalidad natural y social.

La función de la prisión será, a partir de un nuevo postulado científico, obtener sobre el detenido un saber que permitirá transformar la medida penal en una operación penitenciaria, que hará de esa pena que la infracción hizo necesaria, una modificación del detenido, útil para la sociedad. En este aparato penitenciario el infractor condenado, al pasar los muros de la prisión, se convierte en delincuente. El castigo legal recae sobre un acto, la técnica punitiva sobre el total una vida. Le corresponde a este dispositivo modificar su existencia o colmar sus lagunas a través de una práctica coactiva.



P1 y T5) Concepto de psicología forense

Es aquella parte de la psicología que se desarrolla dentro del ámbito jurídico específico y/o en sus órganos dependientes, caracterizándose por poseer técnicas propias que la convierten en una ciencia auxiliar de ese campo.

Surgió en paralelo con el positivismo, el cual revoluciono todas las ciencias de época. En la ciencia penal ocurren hechos históricos: la firma de la carta magna en Inglaterra, la declaración de los derechos humanos del hombre y del ciudadano.

Luego lombroso aporta la 1ra conceptualización psico de la determinación del actuar del delictivo humano, refiriendo características bio psicológicas y características del delincuente nato. Y ferri vislumbra los factores climáticos que pueden explicar el actuar humano. Luego surgen los 1os laboratorios de psicología experimental y el lab de psico.

Luego, la corriente llega a usa introduciéndose factores sociales. Y en nuestro país, a ppios de siglo llega la corriente positivista.

Los psico ofrecen un ejercicio limitado de la profesión, siendo auxiliares de un cuerpo médico forense. En el fuero penal, no podemos firmar nuestras pericias ni el juez considera nuestra opinión. En el civil el psico solo aparece en un listado de profesionales que el juez consulta a voluntad. En el ámbito minoril los psicólogos dependen del ministerio correspondiente y trabajan en institutos se seguridad, ejerciendo clínica pero limitada por la privación de la libertad.

En la mayoría de loa casos no vemos nada de conciencia de enfermedad y necesidad de cura, el objetivo ppal es crear estas cosas. Hay q conocer las nociones básicas de derecho y elaborar técnicas adecuadas para cada caso.

También el psico interviene en las unidades carcelarias. Que tampoco es sencillo por la multiplicidad de factores. Por ej, a los procesados (inocentes hasta que el juez diga lo contrario) no los podemos tratar. Otro ámbito en el actúa es en ámbito policial, buscando la evitación de conductas mas graves q empeorarían el cuadro patológico.

En el ámbito de las toxicomanías y drogodependencia, no se trata de un delincuente sino de las algo mas sintomático de una conflictiva profunda subyacente. Antes se los mandaba a la cárcel ahora a rehabilitación.

La criminología no constituye en si misma una ciencia, es un estudio multidiciplanrio que puede ser englobado dentro de otras ciencias. La criminología hace referencia exclusiva al ámbito penal.



P2) El rol del psicólogo en instituciones cerradas
El psicólogo forense tiene el rol del estudio de los factores psicológicos de los individuos afectados y de todos aquellos factores que directa o indirectamente incidieron para que se produzca la trasgresión.

Las instituciones están más empeñadas en defender a la sociedad del “anormal” que en curar al enfermo y su enfermedad. Lo esencial seria estigmatizar a aquel que se desvío de la norma, ya que a partir de ese momento, todo lo que haga será siempre equivocado, porque el error inicial fue no seguir las reglas de juego. La delincuencia juvenil es aceptada como algo natural y absoluto y nunca como algo relativo al contexto social: lo que implica negar las falencias de todos.

El contacto directo con las instituciones evidencia las fuerzas que interactúan; el interno además de no aparecer como el chivo emisario de una sociedad alterada, es objeto de la violencia institucionalizada.

Si bien en el contexto carcelario la enfermedad tiene un valor relativo, lo cual no significa que no existe, esta se encuentra encubierta tras los muros instituidos. Y es en este punto de inflexión donde el psicólogo forense adquiere relevancia, porque es necesario activar la concientización de que existe una población de riesgo, y que ésta no necesita del castigo o de la caridad, sino de un adecuado tratamiento.

Para las instituciones solo existen las conductas delictivas y antijurídicas, pero también pueden aparecer acting out, que están evidenciadas en el área mental, por más que sea punible, y que posibilitan instituir los factores causales de la trasgresión. La dificultad consiste en enmarcar la diferencia entre lo institucional y lo jurídico, entre el delito y el acting out.

Poniendo el acento en la significación simbólica de la institución, su contenido interior, si bien se entenderán las conductas antisociales como una violación a las estructuras normativas de una cultura determinada, también serian como tales, producto no solo de un disturbio de tipo individual, sino concernientes también a todos los integrantes de esa determinada sociedad, permitiendo la aparición de las necesidades reales del cuerpo social.

Pero hasta ahora no se ha dado respuesta a esas necesidades y en su lugar se instrumento la negación de la realidad, a la que se pretende responder sustituyéndola por realidades artificiales.

Lo antisocial es un problema que nunca ha sido enfrentado, sólo negado.

Al no comprender las motivaciones de las conductas marginales, se da mayúscula importancia a la peligrosidad, excusa ideal para instaurar el aislamiento, aplicando así la fórmula del control social a través de la tutela.

La colaboración del medio es una condición esencial e indispensable para el buen funcionamiento de las instituciones, porque el acto instituyente es siempre un acto colectivo y no una medida de profilaxis social, las normas jurídicas están ligadas a ideas que persisten de manera inconsciente en un número indeterminado de individuos.

El diagnostico ah asumido el significado de un etiquetamiento, ya que ante la imposibilidad de comprender el problema planteado, la única salida es descargar la agresividad sobre el objeto que no se deja comprender. La punición definida como tratamiento esta aun constituida por el aislamiento, las reglas represivas y los psicofármacos.

Aislando al interno pueden así ocuparse de las definiciones abstractas y su codificación en diferentes formas, sin temer caer en contradicciones con la realidad, ya que la misma fue negada. Lo antisocial es un problema que nunca ha sido afrontado, solo negado. El diagnostico paso a constituirse como un juicio de valor de ese objeto indescifrable.

La relación terapéutica existe solo en parte, se da en forma individual (analista-paciente), mientras que es sistemáticamente negada en la relación institucional. La única alternativa que al interno se le permite es la de identificarse con una institución cuya estructura está construida a imagen de lo que el interno debe convertirse.

La sociedad a través de las instituciones domina y controla, y no le permite al sujeto separarse de ella; no le permite la individualización, lo que nos remite a la misma relación ambigua que mantuvo el sujeto en las primeras etapas de su vida.

La única solución que se le puede ofrecer al interno para que salga de una dirección irreversible de su enfermedad, es la de problematizar la realidad en la que está inserto. En el mundo dialectico hay solo lugar para la confrontación, para la presencia de roles activos, que se contesten recíprocamente, de este modo, el interno no se va a realizar siendo huésped de una institución que esta hecha a su imagen, ni el profesional podrá aquietar su angustia con el humanitarismo con que se dedica al enfermo, cosificándolo como objeto de su piedad.

El proyecto de relación institución analista paciente, puede presentar así tan sólo dos alternativas: o la búsqueda de una complicidad recíproca o la búsqueda de una recíproca responsabilización.


P3 y T3) RELACIÓN ENTRE PSICOLOGÍA Y LEY
(Comienza con la historia de cómo se fue definiendo el criminal: 1ro como algo hereditario, con rasgos comunes (Pinel, Ferrare, Lombroso (locura moral))) obviamente hubo críticas por la falta de consideración de los factores ambientales, pero no se olvidaban de lo genético, tomándolo como algo q te predispone, no como algo q te define. Desde entonces hay teorías de los dos bandos e intermedias.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad