La psicología jurídica en el continente americano



Descargar 217 Kb.
Página1/6
Fecha de conversión28.03.2018
Tamaño217 Kb.
  1   2   3   4   5   6

Descargado en http://www.Psi-Foros.com/


1er parcial

T1) Ley de ejercicio profesional de la psicología 23.277 - 1985

Autoriza el ejercicio en la aplicación y/o indicación de teorías, métodos, recursos, procedimientos y técnicas específicas en: diagnóstico, pronóstico y tratamiento de la personalidad, y la recuperación, conservación y prevención de la salud mental de las personas; la enseñanza y la investigación.

Se considera ejercicio profesional de la psicología: la enseñanza, investigación, aplicación o indicación de teorías, métodos, recursos, procedimientos y técnicas específicamente psicológicas en: el diagnóstico, el pronóstico y el tratamiento, la enseñanza e investigación y el desempeño de cargos funciones, comisiones o empleos por designaciones de autoridades públicas, incluso nombramientos judiciales, etc.


Condiciones: poseer título habilitante otorgado por alguna universidad, título extranjero revalidado o los profesionales extranjeros con titulo que están en tránsito en el país y q se los solicita oficialmente a una consulta o q son contratados por instituciones con fines de investigación, docencia y asesoramiento.
No pueden ejercer la profesión: los condenados por delitos hasta el transcurso de un tiempo igual al de la condena que en ningún caso podrá ser menor de dos años; los inhabilitados por sentencia judicial hasta tres años después de su rehabilitación; los que padezcan enfermedades psíquicas graves y/o infectocontagiosas.
Pueden prestar servicio y realizar diagnósticos, interconsultas y derivaciones;

Obligaciones: aconsejar internación en aquella personas q atiendan y cuyo trastorno de la conducta signifique un peligro para si o para terceros, así como su externación; proteger a los examinados actuando ética y moralmente; colaboración a autoridades sanitarias en caso de emergencias, secreto profesional y fijar domicilio profesional.
Prohibido: prescribir medicamentos, participar honorarios entre profesionales, anunciar act profesional como psicólogo aplicando falsos éxitos terapéuticos, estadísticas ficticias, datos inexactos, prometer resultados en la curación o cualquier otro engaño.

Para ejercer hay q inscribirse en la secretaria de políticas de salud y reglamentación sanitaria del ministerio de salud y acción social.

El ejercicio del psicólogo comprende toda actividad profesional, específicamente psicológica, desarrollada en forma individual, grupal o institucional, aplicada sobre personas. Las teorías métodos y recursos q se apliquen en el ejercicio profesional deberán ser aquellos reconocidos en los ámbitos universitarios académicos del país en los q se imparta enseñanza de psicología.

Los actos del ejercicio profesional podrán hacerse constar por escrito.



T2) ley nac de Salud Mental 26657 – 2010
Objetivo: asegurar el derecho a la salud mental de todas las personas y el pleno goce de los derechos humanos de aquellas con padecimiento mental, q se encuentran dentro del territorio nac.

Salud mental: proceso determinado por componentes históricos, socio-económicos, culturales, biológicos y psicológicos, cuya preservación y mejoramiento implica una dinámica de construcción social vinculada a la concreción de los derechos humanos y sociales de toda persona.

Generalidades:

  • Se parte de la presunción de capacidad de todas las personas.

  • Los diagnósticos no deben hacerse sobre criterios discriminatorios.

  • Las adicciones de drogas legales e ilegales deben ser abordadas como partes de las políticas de la salud mental. Estas personas tiene todos los derechos q se establecen en la presente ley.

  • El diagnostico en el campo de la salud mental no hace presumir incapacidad, ni riesgo de daño. Lo q solo se puede presumir en forma interdiciplinaria en cada caso particular.

Derechos de las personas con padecimiento mental:

  • Recibir tratamiento y ser tratado con la alterativa terapéutica mas conveniente, q menos restrinja sus derechos y libertades, promoviendo la integración fliar laboral y comunitaria.

  • Derecho a ser acompaño antes, durante y después del tratamiento.

  • Derecho a recibir o rechazar asistencia religiosa.

  • Derecho a ser informado de manera adecuada y comprensible. Si no comprende informar a un flair.

  • Derecho a poder tomar decisiones relacionadas con su tratamiento.

  • Derecho a q el padecimiento mental no sea considerado un estado inmodificable.

  • Derecho a recibir una justa compensación por su tarea en caso de participar de tareas de laborterapia o trabajaos comunitarios.

Modalidad de abordaje:

  • Promoverse equipos interdisciplinarios con profesionales de la psicología, psiquiatría, trabajo social, enfermería, terapia ocupacional y otras aéreas pertinentes.

  • Realizar preferentemente atención fuera del ámbito de internación hospitalario.

  • Se orientara al reforzamiento, restitución o promoción de lazos sociales.

  • Rige el consentimiento informado para todas las intervenciones.

  • Promover el desarrollo de dispositivos de salud mental.

  • Los profesionales están en igualdad de condiciones para cargos de gestión y conducción de servicios e instituciones. Debiendo valorarse su idoneidad y capacitación permanente para ocupar cargos.

Internaciones

  • Breve en el tiempo y como último recurso terapéutico. Solo cuando es mejor q el resto de las opciones.

  • Promover el mantenimiento de vínculos.

  • Registrar todo a diario en la historia clínica.

  • Nunca por problemas sociales o de vivienda.

  • Dentro de las 48hs. Debe hacerse la evaluación y diagnostico q motiven y justifiquen la misma.

  • Si es voluntaria, puede abandonarla cuando quiera. Si dura más de 60 días, el equipo de salud debe avisar al juez, el q en 5 días debe decidir si continúa la internación o no y si pasa a ser involuntaria.

  • Se invalida el consentimiento informado cuando, durante la internación, el paciente pierde el estado de lucidez, por medicamentos o por su salud. En este caso la internación seria involuntaria.

Internación involuntaria

  • Solo si el equipo de salud mediare situación de riesgo cierto e inminente para si o para 3os.

  • A demás de los requisitos comunes, debe constar de: dictamen profesional del servicio q realice la internación, ausencia de otra alternativa eficaz de tratamiento.

  • Notificación a juez, dentro de las 10hrs. Y presentar todo antes de las 48hrs. la q puede aceptar, rechazar, o pedir más informes.

  • El juez debe solicitar informes cada 30 dias o menos, y a los 90 días (3 informes) debe pedir al órgano de revisión q designe un equipo interdisciplinario independiente del anterior, para obtener otra eval.

  • A los 7 días de internación el juez dará parte al órgano de revisión.

Queda prohibida la creación de nuevos manicomios, neuropsquiatricos de internación monovalentes y los ya existentes deben adaptarse a los cambios exigidos por la ley, hasta su sustitución definitiva. Las internaciones se realizaran en los hospitales grales.

El equipo de salud debe informar al juez y al órgano de revisión ante sospecha de malos tratos al paciente. Las derivaciones deben efectuarse solo si se realizan a lugares donde la misma cuenta con mayor apoyo y contención social o fliar.

Nos abre la puerta para internar ante riesgo y para ser jefes de de área en un hospital.

Deja salvaguarda si tienen el derecho a la libertad de las personas

La ley de salud mental y l

a ley del ejercicio profesional de psicología hacen a la ley civil (nos concierne como ciudadanos).


T4) Psicología Jurídica, Criminalística y Criminología
No hay sociedad q no contenga una ley positiva. Tampoco existe una sociedad sin crimen o la transgresión de la norma. La sociedad con su cultura es la q, a fin de cuentas, determina lo que ah de entenderse por delito. aquí es donde actúa la psicología jurídica. Al ir variando la cultura, las ideas de los q es crimen y castigo también sufren modificaciones. El fenómeno criminal se ah ido modificando de acuerdo al devenir del tiempo.

Las disciplinas q se ocupan de dichos fenómenos, psico jurídica, criminalística y criminología, tmb fueron modificándose de acuerdo de estos cambios.



La psicología jurídica es una rama de la especialidad psicológica, dado q la misma se erige en un espacio de intersección atravesado por discursos esencialmente divergentes. Es una especialidad del psico q define la aplicación de la psicología en el campo legal, surgiendo de la articulación del conocimiento científico de la psicología y el campo legal.

La criminalística se ocupa del porque del delito, es la disciplina auxiliar del derecho penal o del procesal penal q se ocupa del descubrimiento y verificación científica del delito y del delincuente, es la ciencia de la pesquisa, de la técnica criminal en la escena del delito, de la comisión. La criminología se ocupa del como, cuando, donde y quien del mismo, se ocupa de la causas por las cuales una persona delinque, las circunstancias q lo llevaron a la comisión del delito y su relación con la víctima. La criminalística no forma parte de la criminología, las dos ayudan en el procedimiento penal.

Las causas sociales, individuales, endógenas y exógenas por las cuales una persona llega a delinquir, son de diversa índole y es preciso contar con la contribución de diversas ciencias.

Ambas ayudan a la moderna ayudan en la investigación criminal para alcanzar y brindar las pruebas al proceso penal en sus tres etapas: la verificación del hecho, la determinación de su autoría y lo relativo a la personalidad del delincuente para la adecuación de la sanción.


Criminalística: ciencia de la pesquisa, de la táctica criminal en la escena del delito y de la comisión de este (interviene en la verificación del hecho y la autoria).

Criminalística: encierra en ella el estudio de las técnicas del crimen. Su fundamento es encontrar las prueban que lleven a la verdad jurídica, para q el hecho delictuoso no quede impune.

Es una disciplina auxiliar del derecho penal, que se ocupa del descubrimiento y comprobación científica del delito y deli delincuente. A diferencia de la criminología q se ocupa de la etiología del delito, la criminalística se ocupa de la comisión del delito.

Reconstruye la historia del hecho pretérito, a través de los vestigios materiales que deja en su accionar el delincuente. Es la ciencia q se encarga de la investigación del delito, la transformación y análisis de las pruebas para su posterior utilización en un juicio.

Técnica Policial: la aplicación de recursos, métodos y procedimientos suministrados por la ciencia a las investigaciones policiales tendientes a constatar la existencia de los delitos y la identificación de sus autores.

La psicología jurídica hace su aporte a la criminalística solo después de q se ah comprobado la autoría de un hecho delictuoso.

La criminalidad es un concepto jurídico, que describe un conjunto de hechos criminales ocurridos en un medio determinado. La justicia se encarga de la tipificación del hecho y considerar si la misma se encuadra como una conducta típica y antijurídica, la parte objetiva, mientras q la psicología jurídica le corresponde asesorar en la parte subjetiva de la teoría del delito (culpable).

La Psicología Jurídica en su colaboración con la criminalística, intenta explicar las características de personalidad del un sujeto q se encuentra imputado de un delito y la correlación con: el tipo de delito y la capacidad psíquica del sujeto. La imputabilidad es la capacidad psíquica de reproche jurídico e implica capacidad para comprender la criminalidad y para dirigir las acciones. El psicólogo debe observar esto.

Hay q tener cuidado con la simulación, disimulación y sobre simulación.

Se tomara en cuenta el lenguaje corporal, el verbal, lo q se observa en las técnicas y la in/congruencia entre estos factores. Así como la agresividad, el conjunto de tendencias q se actualizan en conductas reales o fantasmáticas, dirigidas a dañar al otro; y la peligrosidad, es la probabilidad de q un sujeto de acuerdo a sus condiciones psicofísicas, realice una conducta auto o hetero-agresiva.

La psicología jurídica realiza el diagnostico y brinda herramientas para determinar el quien y el cómo del delito, así como su potencial agresivo.
Criminología: ciencia q se ocupa del estudio de las causas por las cuales una persona delinque (interviene en la determinación de la personalidad del delincuente para la adecuación de la sanción).

Criminología: ciencia del delito q se ocupa de las circunstancias de la esfera humana y social relacionadas con el surgimiento, la comisión y la evitación del crimen, así como del tratamiento de los violadores de la ley. Procura conocer al delincuente, porque delinque??

Objeto de estudio: la etiología del delito.

Para poder alcanzar una comprensión acabada de las motivaciones q conducen al delito, es precisa la aplicación de un método eficaz, un método criminológico, el cual debe sintetizar todos los procedimientos capaces de descubrir la interdependencia entre las diversas condiciones y los diversos factores, a demás de renovar la motivación de la conducta criminal.

Al ser un estudio sociopsicobiologico del crimen y el fenómeno antisocial, debe ser estudiada desde diversas disciplinas.

La criminología es una cuencas mas del hombre que del delito, q se ocupa del estudio del hombre y la causas y procesos físico, psico y sociales, q lo han conducido a la violación de la ley, investiga el fenómeno antisocial. La psicología jurídica da cuenta del origen de la conducta delictiva, en tanto expresa una conflictico interna al sujeto q la lleva a cabo.

Realiza una búsqueda de la verdad, pero esta tiene dos caras: la verdad del crimen en su acto policiaco y en su aspecto antropológico. La verdad q busca el derecho es objetivable a través de pruebas. Mientras q el PAS busca una verdad del sujeto que entraña una simbología que va más allá del acto realizado en sí. Esa simbología intrínseca es lo que intenta develar el profesional psicólogo.

El objetivo fundamental es que el sujeto delincuente pueda responsabilizarse de su accionar, alcanzando un cierto entendimiento sobre el acto q ah llevado a cabo y las motivaciones inconscientes q lo han conducido al delito.

El PAS distingue la culpabilidad, como un criterio jurídico, en tanto sujeto pasible o no de reproche, de la responsabilidad subjetiva, en tanto sujeto realizo un acto.

La Psico jurídica, en su colaboración con la criminología, tiene como objeto el estudio de los factores determinantes de los actos humanos y el estudio mental general del que provienen dichos actos.

Según Freud el delito es una forma de liberación del inconsciente, la una carga negativa.

El diagnostico clínico-criminológico, se refiere al conocimiento de la conflictiva intrapsiquica del delincuente. Entran todos los elementos para la comprensión del individuo, de su familia y de su medio social.

Hablar del diagnóstico es hablar del tratamiento q permita la rehabilitación del individuo. La psicología aporta no solo la comprensión acabada del sujeto, sino también la posibilidad de tratamiento del mismo.



Psicología jurídica: rama de la especialidad psicológica q aporta a la criminalística la explicación sobre las características de personalidad del imputado y a la criminología la explicación de los procesos psíquicos q condujeron al delito y las posibilidades de tratamiento para un sujeto particular.
T6) Desarrollo de nuevos paradigmas a partir del establecimiento de conceptos éticos en la especialidad

Las concepciones éticas comienzan a ponerse en juego cuando la psicología forense acude en ayuda en el derecho ante cuestiones pertenecientes al discurso de la psicología q no pueden ser abarcadas por la ciencia jurídica con técnicas propias.

Somos sujetos atravesados por un discurso legal es nos delimita en todo momento. De no existir la prohibición del incesto, no sería posible la integración de los grupos sociales.

La norma por sí sola no evita la comisión del a conducta desvariaos por eso aparece la justicia, q significa dar a cada uno lo suyo, lo q le corresponde, y premiar las buenas conductas y castigar las malas, de tal manera q sea ejemplificador y q funcione como amenaza.

La psicología irrumpe en el derecho ayudándolo a impartir justicia, siguiendo sus reglas pero tmb las de la psico. En el fuero penal determina el estado psíquico de la persona acusada de la comisión de un delito, pero retrayéndose al momento del hecho. Esto debe ser efectuado mediante técnicas y estrategias propias de la psico y ser efectuadas dentro del máximo respeto por los derechos personalísimos del sujeto periciado. Otro aspecto ético, es q debe proveer información a la justicia sin brindar mayor información de la requerida y evitando el no suministrar toda la información requerida.

Si el sujeto en la entrevista brinda pruebas importantes sobre el acto ilícito se informa o no? Ocultamiento de prueba o rompe con el secreto profesional?

Puedo solicitar a su señoría el ser relevado del secreto profesional para revelar cuestiones especificas q solo pude averiguar a través de mi tarea profesional y dentro del contexto pericial o puedo pedir al juez de la causa autorización para brindar declaración testimonial sobre la cuestión q se tramita, corriéndome de mi rol pericial para pasar a ser testigo. Pero estas no dejan de ser soluciones jurídicas y no posiciones éticas.

En el fuero laboral, al indagar sobre el daño psíquico, movilizaremos al sujeto sobre cuestiones psíquicas profundas ¿debemos revelar estos contenidos inconscientes aunq pueden ser perjudiciales para la salud psíquica del entrevistado?

¿Debe alguien alertar sobre los daños posteriores q se pueden producir en el sujeto producto de la movilización psíquica producida? Por el carácter no vinculante y por las condiciones de privacidad q requiere el litigio civil nos están eximidas y no son materia de reclamo legal, pero ¿es ético?

En los fueros de participación especifica del psico: el civil, minoril y famulares.

En el derecho civil la convocatoria se focaliza en el daño psíquico q presenta una persona accidentada por culpa de un 3ro. Para abordar estas cuestiones muchas veces debemos ahondar en contenidos personales del sujeto, q casi siempre no es concierte. Si el perito debe determinar si el daño psíquico es por causa del suceso o por causas preexistentes ¿deben ser detalladas en forma pormenorizada las causas preexistentes al suceso? Lo mismo sucede en casos de violación de menores, corrupción y abusos deshonestos.

Cuando se debe determinar la patria potestad en padres q se están separando ¿Qué importancia le damos al deseo de los menores? ¿Podemos los examinadores determinar quien es el padre más apto, invalidando al otro? En muchos casos los padres utilizan al niño para atacar al otro progenitor.

Es claro q los cuestionamientos éticos en su gran mayoría no son resueltos de manera satisfactoria por las soluciones alternativas q brindan las ciencias de las cuales intervienen. ¿Debe un psico abordar terapéuticamente a un sujeto q no requiere su intervención? No se brinda tratamiento a los procesados, pero para los condenados el tratamiento era compulsivo u obligatorio. Si el condenado es pasible de recibir tratamiento curativo ¿no estaríamos condenando a prisión a un sujeto enfermo? ¿Si cesaran las causales de su enfermedad y de la características q lo hacen peligroso esto haría q desaparezca la pena?

Todo esto obliga al psico forense a tomar una posición ética respecto del conflicto de interés jurídico y psicológico, posición q debe ser tomada respetando los derechos personalísimos del sujeto a tratar. Debemos tener en claro q aunq recibamos un reconocimiento salarial por parte del estado, nuestro rol profesional no está condicionado por este, sino que obedece a convicciones éticas.

Surge el planteo ético, cuando la justicia solicita al psicólogo un informe q, teniendo en cuenta los efectos q puede producir, parece más q un estudio pericial una especie de sentencia sobre aquel q fue durante ese tiempo nuestro paciente.
T10) Vigilar y castigar

Foucault

El castigo generalizado

La protesta contra los suplicios se encuentra por doquier en la segunda mitad del siglo XVIII: entre los filósofos y los teóricos del derecho; entre juristas y parlamentarios. Hay que castigar de otro modo. El suplicio se ha vuelto intolerable.

Uno de los mecanismos fundamentales del poder absoluto: entre el príncipe y el pueblo, el verdugo constituye un engranaje.

Los reformadores del siglo XVIII: es preciso que la justicia criminal, en lugar de vengarse, castigue al fin.

Esta necesidad de un castigo sin suplicio se formula en primer lugar como un grito del corazón o de la naturaleza indignada: en el peor de los asesinos, una cosa al menos es de respetar cuando se castiga: su humanidad.



Problema de una economía de los castigos. Es como si el siglo XVIII hubiera abierto la crisis de esta economía, y propuesto para resolverla la ley fundamental de que el castigo debe tener la "humanidad" como "medida", sin que se haya podido dar un sentido definitivo a este principio, considerado sin embargo como insoslayable. Es preciso, pues, referir el nacimiento y la primer historia de esta enigmática "benignidad".

La derivación de una criminalidad de sangre a una delincuencia de fraude forma parte de todo un mecanismo complejo, en el que figuran el desarrollo de la producción, el aumento de las riquezas, una autorización jurídica y moral más intensa de las relaciones de propiedad, unos métodos de vigilancia más rigurosos, una división en zonas más ceñida de la población, unas técnicas más afinadas de localización, de captura y de información.

Tendencia a una justicia más sutil y más fina, a una división penal en zonas más estrechas del cuerpo social.

Más que debilidad o crueldad, de lo que se trata en la crítica del reformador es de una mala economía del poder. Mal funcionamiento del poder remite a un exceso central: lo que podría llamarse el "sobrepoder" monárquico que identifica el derecho de castigar con el poder personal del sobreano.

La reforma del derecho criminal debe ser leída como una estrategia para el reacondicionamiento del poder de castigar, según unas modalidades que lo vuelvan más regular, más eficaz, más constante y mejor detallado en sus efectos; en suma, que aumente estos efectos disminuyendo su costo económico.

En la segunda mitad del siglo XVIII, el proceso tiende a invertirse. En primer lugar, con el aumento general de la riqueza, pero también con el gran empuje demográfico, el blanco principal de ilegalismo popular tiende a no ser ya en primera línea los derechos, sino los bienes. Y si este ilegalismo lo soporta mal la burguesía en la propiedad territorial, se vuelve intolerable en la propiedad comercial e industrial.

La reforma penal ha nacido en el punto de conjunción entre la lucha contra el sobrepoder del soberano y la lucha contra el infrapoder de los ilegalismos conquistados y tolerados.

Si, en apariencia, la nueva legislación criminal se caracteriza por un suavizamiento de las penas, una codificación más clara, una disminución notable de la arbitrariedad, un consenso mejor establecido respecto del poder de castigar, existe bajo ella una alteración de la economía tradicional de los ilegalismos y una coacción rigurosa para mantener su nueva ordenación.

Al nivel de los principios, esta estrategia nueva se formula fácilmente en la teoría general del contrato. El criminal aparece entonces como un ser jurídicamente paradójico. Ha roto el pacto, con lo que se vuelve enemigo de la sociedad entera; pero participa en el castigo que se ejerce sobre él.

La formulación del principio de que la penalidad debe ser siempre "humana" la hacen los reformadores en primera persona.

El daño que hace un crimen al cuerpo social es el desorden que introduce en él. Para ser útil, el castigo debe tener como objetivo las consecuencias del delito, entendidas, como la serie de desórdenes que es capaz de iniciar.

La semiotécnica con que se trata de armar el poder de castigar reposa sobre cinco o seis reglas mayores:



  • Regla de la cantidad mínima: para que el castigo produzca el efecto q se debe esperar de él basta que el daño q causa exceda el beneficio q el culpable ah obtenido del crimen.

  • Regla de la idealidad suficiente: si el motivo de un delito es la ventaja de q él se representa, la eficacia de la pena está en la desventaja que dé él se espera.

  • Regla de los efectos laterales: la pena debe obtener sus efectos más intensos de aquellos q no han cometido la falta, en el límite, si se pudiera estar seguro d q el culpable es incapaz de reincidir, bastaría con hacer creer a los demás ah sido castigado.

  • Regla de la certidumbre absoluta: es preciso q a la idea de cada delito y de las ventajas q de él se esperan, vaya asociada la idea de un castigo determinado con los inconvenientes precisos q de él resultan; es preciso q entre una y otra se considere el vinculo como necesario y q nada puede romperlo.

  • Regla de la verdad común: ¿Cómo unir de manera absoluta la idea de crimen y castigo, si la realidad de este no sigue, en todos los casos, a la realidad del hecho vituperable?

  • Regla de la especificación óptima: para q la semiótica penal cubra bien todo el campo de los legalismos q se quieren reducir, se necesita q estén calificadas todas las infracciones: es preciso q se hallen clasificados y reunidos en especies q no dejen escapar ninguna de ellas.

Surge la necesidad de una individualización de las penas, conforme a los caracteres singulares de cada delincuente.

A través de la reincidencia a lo que se apunta no es al autor de un acto definido por la ley, es al sujeto delincuente, a una voluntad determinada que manifiesta su índole intrínsecamente criminal.



Benignidad de las penas

El arte de castigar debe apoyarse en toda una tecnología de la representación.

Encontrar para un delito el castigo que conviene es encontrar la desventaja cuya idea sea tal que vuelva definitivamente sin seducción la idea de una acción reprobable.

Para funcionar deben obedecer a varias condiciones: ser lo menos arbitrarios posibles (que el castigo derive del crimen); este juego de signos debe apoyarse en el mecanismo de las fuerzas: disminuir el deseo que hace atractivo el delito; utilidad por consiguiente de una modulación temporal: la pena transforma, modifica, establece signos, dispone obstáculos; por parte del condenado, la pena es un mecanismo de los signos, de los intereses y de la duración, pero el culpable no es más que uno de los blancos del castigo, ya que el castigo afecta sobre todo a los otros; de donde toda una economía docta de la publicidad; entonces podrá invertirse en la sociedad el tradicional discurso del delito.





Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad