La Psicología de la Seguridad Industrial



Descargar 149.07 Kb.
Página3/3
Fecha de conversión14.12.2017
Tamaño149.07 Kb.
1   2   3




  1. Las habilidades sociales son las habilidades para inducir en los otros las respuestas deseadas. Estas habilidades sociales comprenden, a su vez, ocho aptitudes emocionales: 1. Influencia: Implementar tácticas de persuasión efectiva; 2. Comunicación: Escuchar abiertamente y trasmitir mensajes convincentes; 3. Manejo de conflictos: Manejar y resolver desacuerdos; 4. Liderazgo: Inspirar y guiar a individuos o grupos; 5. Catalizador de cambios: Iniciar o manejar los cambios; 6. Establecer vínculos: Alimentar las relaciones instrumentales; 7. Colaboración y cooperación: Trabajar con otros para alcanzar objetivos compartidos; y 8. Habilidades de equipo: Crear sinergia para trabajar en pos de las metas colectivas.



Esta es buena cuenta la anatomía de las aptitudes emociones, tal como el propio Daniel Goleman las comprende en la organización. Sin embargo, otros autores tienen otra manera diferente de comprender la estructura de las aptitudes emocionales en el competitivo mundo de los negocios de hoy en día. Puede, por ejemplo, revisarse de Robert K. Cooper y Ayman Sawaf: La inteligencia emocional aplicada al liderazgo y a las organizaciones (1997). Estos autores presentan un modelo de la inteligencia emocional sustentado en cuatro pilares: 1. Conocimiento emocional; 2. Aptitud emocional; 3. Profundidad emocional; y 4. Alquimia emocional. A su vez cada uno de estos pilares de la inteligencia emocional tienen cuatro aptitudes emocionales, lo que arroja un total de dieciséis aptitudes emocionales.
El análisis de ambos modelos de inteligencia emocional permite comprender que en gran medida las aptitudes emocionales están superpuestas con diferentes nomenclatura. Este tema seguramente será todavía objeto de muchas controversias y debates, pero de momento la propuesta de Goleman parece tener un mayor número de seguidores.


8°. La efectividad personal y organizacional y la inteligencia emocional.
La inteligencia emocional será, a no dudarlo, uno de los temas que más se estudiará y explotará en los próximos años. Durante el siglo XX uno de los temas recurrentes de estudio e investigación de la psicología ha sido el de la inteligencia racional, el mismo que se ha expresado en términos como edad mental, cociente intelectual, aptitudes intelectuales, funciones cognitivas e inteligencias múltiples.
Por cierto, hay todavía muchísimo por investigar y estudiar en cuanto al tema de la inteligencia emocional, pero de lo que podemos hoy estar seguros es que el papel de las emociones comienza a reconocerse y revalorarse plenamente en las organizaciones empresariales.
Daniel Goleman no ha propuesto propiamente en sus últimos libros: La inteligencia emocional, primero, y La inteligencia emocional en la empresa, después, un programa para el desarrollo de las aptitudes emocionales. Ha establecido, sí, quince líneas orientadoras para la capacitación en aptitudes emocionales. Inclusive ha fundado el Consortium for Research on Emotional Intelligence in Organizations, entidad que se mantiene muy activa en la creación de programas efectivos para el desarrollo de las aptitudes emocionales en las empresas. Algunos de estos programas identificados, que pueden conocerse vía internet en la página web del Consortium, son los siguientes: Tácticas y estrategias de interacción gerencial para el liderazgo efectivo, entrenamiento en motivación de realización, programa de entrenamiento en competencias emocionales, entrenamiento en relaciones humanas, etcétera.
Tengo la impresión de que muchas de las ideas propuestas por Stephen R. Covey concuerdan con las de Daniel Goleman. ¿Por qué no sinergizar las ideas de Covey, administrador, y Goleman, psicólogo, en un proyecto de desarrollo personal y organizacional? Este es un desafío interesante para psicólogos y administradores. He aquí también una aplicación práctica de la tercera idea superior de la que nos habla el propio Stephen Covey en su sexto hábito.

9°. Las personas y los líderes centrados en principios.
Diversos estudiosos e investigadores de la psicología han planteado en varias de sus obras un conjunto de características psicológicas que definirían al hombre maduro. Abraham H. Maslow (1908 - 1970) en su libro Motivación y personalidad (1954) explicó mediante una muy valiosa y original investigación un conjunto de rasgos de la personalidad auto desarrollada.
Las características de personalidad que pudo encontrar Maslow, explicadas ampliamente en su citado libro, son las siguientes:

  1. Percepción más eficiente de la realidad y relaciones más cómodas con ella.

  2. Aceptación de sí mismo, de otros, de la naturaleza.

  3. Espontaneidad.

  4. Enfoque del problema.

  5. La cualidad de separación; la necesidad de soledad.

  6. Autonomía, independencia de cultura y medio ambiente.

  7. Novedad continuada de expresión.

  8. La experiencia mística; el sentimiento oceánico.

  9. Sentimientos hacia la humanidad de identificación, simpatía y afecto.

  10. Relaciones interpersonales.

  11. La estructura del carácter democrático.

  12. Discriminación entre medios y fines.

  13. Sentimiento filosófico de buen humor.

  14. Creatividad.

  15. Resistencia a la “enculturación”.



Carl R. Rogers (1902 - 1987), otro brillante psicólogo contemporáneo de Maslow, también ha planteado un conjunto de características psicológicas de la personalidad del hombre del mañana. Tales características, serían las siguientes:


  1. Apertura interna y externa al cambio, a nuevas formas de vivir, de ver, de ser.

  2. Deseo de autenticidad, rechazo de la hipocresía, la falsedad o el llevar una vida doble, secreta.

  3. Cierto escepticismo hacia la ciencia y la tecnología, hacia lo que pretende la conquista y el control de la naturaleza y de las personas, a la vez que apoyo y colaboración con la ciencia y la tecnología que llevan a la autoconsciencia y el autocontrol.

  4. Deseo de armonía que evite dicotomía y busque la totalidad de la vida con el pensamiento, los sentimientos, las energías física y psíquica.

  5. Deseo de intimidad, de nuevas formas de cercanía, de comunicación tanto intelectual como emotiva.

  6. Persona en proceso. La persona del mañana está convencida de que la vida es dinámica, en cambio constante; vive este proceso de transformación y corre riesgos que le lleve a ser y crecer.

  7. Capacidad de amar, deseoso de brindar ayuda a otros cuando realmente la requieren. La persona del mañana es gentil, sutil, aguda, no-moralista, no-juez y está preocupada por los demás.

  8. Contacto con la naturaleza. Esta persona es amante de la naturaleza y tiene una conciencia ecológica que le permitirá el placer de aliarse con la naturaleza en lugar de luchar o tratar de conquistarla.

  9. Anti institucionalidad. Esta persona tiene antipatía por las estructuras inflexibles, altamente estructuradas o burocratizadas; piensa que la existencia de instituciones se justifica sólo si sirven a las personas y no a la inversa.

  10. Autoridad interna. La persona del mañana tiene confianza en su propia experiencia y desconfianza de las autoridades externas impositivas; es libre para, de acuerdo con sus propios juicios morales, desobedecer las leyes que considera injustas.

  11. Despego de bienes materiales. El dinero y el estatus social no son los objetivos de esta persona que valora más el ser que el tener.

  12. Tendencia al desarrollo espiritual. La persona del mañana desea encontrar el significado y propósito de la vida, que va más allá de lo humano; examina los caminos por los que el hombre ha encontrado valores y fuerzas que le permiten trascender y vivir en paz interior.

Stephen R. Covey también ha definido, sustentándose en sus propios estudios y observaciones, las características distintivas de las personas y líderes centrados en principios. De acuerdo con Covey, las características de las personas centradas en principios, serían las siguientes:




  1. Son más flexibles y espontáneas.

  2. Sus relaciones con los demás son más fecundas y gratificantes.

  3. Son más sinérgicas.

  4. Aprenden continuamente.

  5. Se vuelven más propensas a contribuir.

  6. Obtienen resultados extraordinarios.

  7. Desarrollan un saludable sistema inmunitario psicológico.

  8. Fijan sus propios límites.

  9. Llevan una vida más equilibrada.

  10. Se sienten más confiadas y seguras.

  11. Son más capaces de hacer coincidir lo que pregonan con lo que realizan.

  12. Se concentran en su círculo de influencia.

  13. Cultivan una rica vida interior.

  14. Irradian energía positiva.

  15. Disfrutan más de la vida.

Siguiendo a Covey, a reglón seguido también señalamos las características distintivas de los líderes centrados en principios. Tales características, serían las siguientes:




  1. Aprenden continuamente.

  2. Tienen vocación por servir.

  3. Irradian energía positiva.

  4. Creen en los demás.

  5. Dirigen sus vidas de forma equilibrada.

  6. Ven la vida como una aventura.

  7. Son sinérgicos.

  8. Se ejercitan para la autorrenovación.

De algo sí que podemos estar seguros revisando el significado psicológico de todas estas características de personalidad. Todas ellas, en mayor o menor grado, se relacionan con lo que hoy día se denomina inteligencia emocional. De tal manera que el desarrollo de estas características de personalidad no significará sino el desarrollo de lo que hoy denominamos inteligencia emocional.



10°. Reflexiones finales.
Es necesario considerar seriamente las ideas propuestas por Stephen E. Covey porque pueden ayudar muy efectivamente en el propósito de contribuir al desarrollo personal y organizacional. ¿Son ideas difíciles de aplicar, quizá algo costosas y, además, con resultados más mediatos que inmediatos? Es posible que la respuesta sea afirmativa; sin embargo, en el tema de la efectividad personal y organizacional, de la misma manera que en el de la inteligencia emocional, todavía no se conocen atajos, caminos cortos o rutas fáciles.

De lo que no podemos dudar es que en estos tiempos turbulentos que corren se requiere impulsar decisivamente en las empresas programas que ayuden efectivamente al desarrollo humano. Sin éste, a no dudarlo, no será posible en modo alguno lograr el desarrollo organizacional en forma firme y sostenida en un contexto mundial de creciente competencia e incremento de competitividad.


Puedo señalar que el rol del supervisor puede y debe enriquecerse y fortalecerse sustantivamente con diversas acciones administrativas y psicológicas. Sin embargo, si acaso debo señalar una sola acción diría que el supervisor debiera asumir con más competencia, dedicación y vocación su papel de comunicador, motivador y capacitador en su trabajo del día a día. Debe también comprender -tal como Daniel Goleman lo enseña- que en el mundo del mañana, que en realidad viene siendo el mundo del presente, ya no es suficiente el cociente intelectual y la pericia para el logro del éxito sino que también es imprescindible el dominio de ese complejo psicológico al que se denomina inteligencia emocional.

Finalmente, es muy necesario señalar la extraordinaria importancia que tiene la conducta ética en todos los ámbitos de actuación de la persona humana. Conducta ética que refleja la calidad de los valores humanos y que no puede olvidarse en la compleja realidad de las organizaciones y comunidades. Conducta ética que retrata el patrimonio de humanidad de los actores sociales en un mundo esperanzador y convulsionado. Conducta ética que necesita expresarse en el desarrollo humano por cuanto sin esta base de principios no podría sostenerse con solidez la efectividad personal y organizacional. La inteligencia emocional significa también, entre muchas otras cosas, la capacidad para expresar a plenitud la conducta ética, rica en valores humanos y esencia de nuestra propia humanidad.



Bibliografía Básica.
1. ABANTO, Zoila . . .; HIGUERAS, Leonado . . .; y CUETO, Jorge . . . ICE. Inventario de cociente emocional de Bar-On. Test par la medida de la inteligencia emocional. Manuel Técnico. Lima, 2000.
2. BAR-ON, Reuven . . . Bar-On Emotional quotient inventory. A measure of emotional intelligence. Technical manual. Toronto, 1997. Multi-Health Systems Inc.
3. BENNETT, William J. . . . El libro de las virtudes. Buenos Aires, 1995. Javier Vergara Editor S.A., primera edición.
4. BROCKERT, Siegfried . . .; y BRAUN, Gabriele . . . Los tests de la inteligencia emocional. Barcelona, 1997. Ediciones Robinbook S.L., primera edición.
5. COOPER, Robert K. . . . ; y SAWAF, Ayman . . . La inteligencia emocional aplicada al liderazgo y a las organizaciones. Bogotá, 1988. Editorial Norma S.A., primera edición.
6. COVEY, Stephen R. . . . El liderazgo centrado en principios. Barcelona, 1997. Ediciones Paidós Ibérica S.A. y Ediciones Paidós SAICF, cuarta reimpresión de la primera edición.
7. COVEY, Stephen R. . . . Meditaciones diarias para la gente altamente efectiva. Barcelona, 1996. Ediciones Paidós Ibérica S.A. y Editorial Paidós SAICF, segunda reimpresión de la primera edición.
8. COVEY, Stephen R. . . . Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva. La revolución ética en la vida cotidiana y en la empresa. México D.F., 1996. Editorial Paidós Mexicana S.A., primera edición.
9. COVEY, Stephen R. . . . Los 7 hábitos de las familias altamente efectivas. México D.F., 1998. Editorial Grijalbo S.A. de C.V., primera edición.
10. COVEY, Stephen R. . . .; MERRILL, A. Roger . . .; y MERRILL, Rebecca R. . . . Primero, lo primero. Vivir, amar, aprender, dejar un legado. Buenos Aires, 1995. Ediciones Paidós SAICF, Ediciones Ibérica S.A. y Ediciones Paidós Mexicana S.A., Primera edición.
11. CSIKSZENTMIHALYI, Mihaly . . . Fluir (Flow) Una psicología de la felicidad. Barcelona, 1996. Editorial Kairós S.A., primera edición.

12. CHONATI, Irma . . . Los 7 hábitos de la gente eficaz. Lima, 1995. En: Calidad & Excelencia; Año 2 , N°. 7.


13. DULEWICZ, Victor . . .; y HIGGS, Malcolm . . . La inteligencia emocional: ¿aportan las competencias datos para su fiable y correcta evaluación? Barcelona, 1999. En: Training & Development Digest; N°. 16.
14. FRANKL, Viktor E. . . . El hombre en busca de sentido. Barcelona, 1996. Editorial Herder S.A., décima octava edición.
15. GOLEMAN, Daniel . . . Eduque su mente. Entrevista de SALOPEK, Jennifer J. . . . Barcelona, 1999. En: Training & Development Digest; N°. 16.
16. GOLEMAN, Daniel . . . La inteligencia emocional. Barcelona, 1996. Javier Vergara Editor S.A., primera edición.
17. GOLEMAN, Daniel . . . La inteligencia emocional en la empresa. Buenos Aires, 1999. Javier Vergara Editor S.A., primera edición.
18. GOLEMAN, Daniel . . . La salud emocional. Barcelona, 1997. Editorial Kairós S.A., primera edición.

19. MARTIN, Doris . . .; y BOECK, Karin . . . EQ Qué es la inteligencia emocional. Cómo lograr que las emociones determinen nuestro triunfo en todos los ámbitos de la vida. Madrid, 1997. Editorial EDAF S.A., primera edición.


20. RUPEREZ Z., Cristina . . . La inteligencia emocional aplicada al trabajo. Lima, 1999. En: Calidad & Excelencia; Año 4, N°. 17.
21. RYBACK, David . . . EQ Trabaje con su inteligencia emocional. Los factores emocionales al servicio de la gestión empresarial y el liderazgo efectivo. Madrid, 1998. Editorial EDAF S.A., primera edición.
22. SIMMONS, Steve . . . ; y SIMMONS, John C. . . . EQ Cómo medir la inteligencia emocional. Primera guía que enseña a aplicar sus principios en la empresa y en su vida privada. Madrid, 1998. Editorial EDAF S.A., primera edición.
23. STEINER, Claude . . .; y PERRY, Paul . . . La educación emocional. Buenos Aires, 1997. Javier Vergara Editor S.A., primera edición.

24. SEGAL, Jeanne . . . Su inteligencia emocional. Aprenda a incrementarla y a usarla. Barcelona, 1997. Grijalbo Mondadori S.A., primera edición.



25. VALLS ROIG, Antonio . . . Inteligencia emocional en la empresa. Barcelona, 1997. Ediciones Gestión 2000 S.A., primera edición.
26. VARGAS TREPAUD, Ricardo . . . La psicología aplicada a la seguridad industrial. Lima, 1999. Encarte especial de Seguridad & Gestión. Revista de Administración Moderna de la Seguridad y Medio Ambiente. Año 2, N° 6.
27. WILLIAMS, Martha . . .; BRYNE, John . . .; y PIERA, Gustavo. . . Cómo medir y desarrollar la inteligencia emocional. Barcelona, 1999. En: Training & Development Digest; N°. 16.



Efectividad Personal y Organizacional e Inteligencia Emocional



Compartir con tus amigos:
1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad