La historia que voy a contar, podría ser quizás una historia más de tantas, si mi tarea habitual fuera escribir historias o bi



Descargar 0.78 Mb.
Página4/6
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño0.78 Mb.
1   2   3   4   5   6
parte de la amígdala, la corteza piriforme, el tubérculo olfatorio y el núcleo de las estrías terminales. Es muy posible que haya conexiones con otras regiones del cerebro tales como el lóbulo límbico. Sin embargo, esto último, está comprometido en el mecanismo neurofisiológico de la expresión de las emociones y no tiene funciones básicamente olfatorias (Pribram y Kruger, 1954). En cualquier caso, parece que no hubiera en la corteza una representación olfatoria, al menos del mismo modo como ocurre con el sistema visual o con el auditivo.
46

En algunos animales macrosmáticos que tienen el sentido del olfato muy desarrollado, como la comadreja, la corteza olfatoria llega a ocupar un tercio de la corteza cerebral.


A diferencia de la visión, el sistema olfatorio no parece haber incorporado nuevos mecanismos en especies superiores. Por el contrario, se puede demostrar una verdadera involución.

 

La estimulación de las células olfatorias produce una señal bioeléctrica o un cambio característico en la frecuencia espontánea de las fibras nerviosas. Existe un mecanismo mediante el cual las moléculas odorivectoras son absorbidas una vez producido su efecto y luego en pocos segundos vuelven a ser eficaces para otro tipo de estimulación.


Las sustancias odorivectoras se especifican principalmente por los componentes químicos, la estructura molecular y las características espectrales. “ Parece existir un alto grado de correlación entre la estructura química de una sustancia y la respuesta olfatoria. Una de las teorías del olfato resalta este vínculo de la estructura química con la sensación”. Miguelina Guirao (investigadora

del CONICET).

47

OIDO, PRIMER Y ULTIMO SENTIDO
* La Estimulación del Oído aumenta la Conexión entre Neuronas
Durante la gestación, el oído es que el primer órgano que se desarrolla en la panza materna; los latidos del corazón y el fluir de la sangre de la mamá son los acordes que forman la primera composición musical que percibe un embrión.

De ahí en más, toda la música placentera que escuchen los padres estimulará el cerebro del bebé y le facilitará más adelante adquirir el lenguaje. Es posible cantarles y hacerlos escuchar melodías desde que están en la panza; si se los duerme con canciones de cuna, podrán balbucear a los cuatro o cinco meses.

 

Aunque no es gracias a la música que el bebé va a hablar mejor, la música es el puente que permite alcanzar ese objetivo, ya que está demostrado que los chicos que fueron estimulados con música desde el vientre materno nacen con una predisposición al aprendizaje mucho mayor”, señala el musicoterapeuta Gabriel Federico, vicepresidente de la Asociación Argentina de Musicoterapia e investigador de la Asociación Americana de Psicología Pre y Perinatal.


En la panza, el bebé no tiene todavía gustos musicales. Se siente cómodo o no según lo que le transmite la madre por la vía hormonal, es decir, a través de la sangre, y donde intervienen las emociones”, dice el musicoterapeuta.

Según coinciden los especialistas, toda aquella música que sea placentera para los padres: desde el rock hasta la música clásica, ya sea grabada, cantada por ellos o mientras la disfrutan en un concierto o la bailan, puede ser beneficiosa. “ No existe una receta musical, cualquier tipo de música estimula el cerebro del bebé por igual ”, dice Federico.





* Diálogo entre neuronas
Un estudio sobre el desarrollo del cerebro humano realizado en la Universidad de California, EE.UU., a propósito de los beneficios de la música de Mozart en los chicos (conocido como el efecto Mozart), halló que nacemos con 100 billones de neuronas, que se van conectando a medida que nuestros sentidos transmiten información al cerebro. Así, por ejemplo, ver la sonrisa de los padres u oír sus voces facilita la unión entre las células nerviosas del bebé.

Lo que logra la música, explica el musicoterapeuta Gabriel Federico, es que “ las conexiones neuronales en el cerebro estén más estimuladas para el aprendizaje, lo que le dará al niño más facilidad para la prosodia y la estructura melódica a partir del año y medio, cuando comience a hablar ”.


Recién a partir de la semana 16 del embarazo, el bebé comienza a captar por su sistema auditivo los sonidos externos a la mamá. Aunque su cerebro aún no los puede decodificar, responde con actos reflejos.
48

Estas respuestas fetales son las que el licenciado Federico estudia desde hace cinco años en más de 150 mamás.

En una primera etapa, con el doctor Oscar Guetmonovich, Federico estudió a través de un ecógrafo cómo los bebés responden al colocar pequeños parlantes a un centímetro de la panza (al apoyarlos, la respuesta es sensitiva y no auditiva).

En pantalla, los investigadores observaron que los fetos comenzaban a succionar y que buscaban la fuente sonora. Los resultados argentinos fueron elogiados en 2002 durante el X Congreso Mundial de Musicoterapia, en Inglaterra, y resumidos en el libro "Música prenatal" (ed. Kier, 2003).


Ahora, desde 2004 y con la doctora Natalia Vásquez del Centro Halitus, utilizan ecografías en cuatro dimensiones para confirmar, por ejemplo, que el bebé siente más los sonidos graves, pero percibe mejor los agudos, o que la fijación del estímulo sonoro está relacionada con las sensaciones de la mamá.
La madre embarazada y el feto en la vida intrauterina se benefician mutuamente escuchando música porque la interacción musical ayuda a desarrollar lazos de comunicación y facilita el avance del lenguaje … La música debería ser recomendada precozmente por el pediatra en el primer nivel de atención e integrada en la rehabilitación de niños con discapacidad ”, escribe el presidente de la Fundación Sociedad Argentina de Pediatría (Fundasap), doctor Teodoro Puga, en un editorial de la revista Archivos Argentinos de Pediatría.

Con experiencia en el tratamiento de discapacidades y autismo, el doctor utiliza la música en chicos de tres y cuatro años con dificultades del lenguaje. “ Mejoran la atención, la memoria y comienzan a hablar con palabras que copian y luego logran unir, esto demuestra que las neuronas se van conectando”, explica.




En la Maternidad Sardá, la pediatra neonatóloga Iris Schapira, que coordina el Consultorio de Neurodesarrollo e Intervención Temprana, recurre a la música durante la evaluación clínica de bebés ciegos para mejorar los resultados. “ La respuesta es fantástica porque son como esponjas que responden a la relajación que perciben en la mamá y se predisponen mejor para mostrar todas sus capacidades”, comenta la médica.


* Intensidad, Timbres y Ritmos

Como el pensamiento, las composiciones musicales tienen comienzo, desarrollo y final. Como la voz, son un conjunto de tonos, intensidades, timbres y ritmos que el bebé recibe de manera organizada.


Si la mamá o el papá le cantan para dormir, por ejemplo, a los cuatro o cinco meses el bebé comienza a balbucear para dormirse ”, comenta la doctora Schapira.
La doctora Schapira, en tanto, sugiere para el día música tranquila y a un volumen normal para evitar traumas acústicos. Durante el sueño y las comidas, recomienda
49

no poner música ni encender la televisión para evitar alterar la atención del chico.


Para la psicóloga Carolina Micha, especialista en estimulación y desarrollo de primera infancia, la música es un instrumento que favorece la comunicación.

Aprender cantando, enlaza el conocimiento con la emoción, ya que cuando un bebé escucha una canción, primero le produce emociones y luego copia lo que escucha. Como las canciones, el lenguaje también es un juego ”. afirma la fundadora de Primeros Pasos.
Los bebés aprenden a través de la rutina, “ si a la hora del baño, por ejemplo, se les pone la canción Al agua pato “, cada vez que la escuchen sabrán que llegó la hora de bañarlos porque se afianza la memoria de reconocimiento y de anticipación ”, dice Micha.
* El último Sentido que se pierde
El equipo de investigación de la División de Neurología Cognitiva y Neuropsiquiatría de Fleni, en Buenos Aires, creado por el Dr. Ramón Leiguarda y liderado por el Dr. Facundo Manes, trabaja con el Coma Study Group, de la Universidad de Cambridge, para desarrollar técnicas diagnósticas útiles en la evaluación de pacientes que se encuentran en estado vegetativo; que podrían conservar fragmentos de conciencia, pero no muestran casi ningún tipo de respuesta frente a su medio ambiente.
Explorar algunos de los más recónditos rincones de ese universo casi desconocido y

complejísimo que es la conciencia, mediante estudios realizados durante los primeros meses de su convalecencia ofrecen la primera evidencia anatómica de que un paciente en estado de mínima consciencia reacciona ante una voz familiar.


Actualmente hay sólo cuatro grupos en el mundo que estudian a estos pacientes con resonancia magnética funcional: Buenos Aires, Nueva York, Cambridge y Bélgica.



50


Estos relatos que siguen, son sólo dos casos que dan testimonio de lo dicho:


Patricio Mezza:
El 27 de noviembre de 2001, Patricio Mezza estuvo a punto de morir atropellado por un tren; salió despedido y recibió un golpe muy fuerte en la cabeza, quedando en estado de coma.

En los días que siguieron al accidente, Sergio y Marcela Mezza notaron que cuando ingresaban en la habitación y le hablaban, el monitor que controlaba el corazón de su hijo se aceleraba. De alguna forma, Patricio tenía una débil conexión con el mundo exterior.

Si estos pacientes son capaces de escuchar, entonces no es indistinto hablarles o no y qué se hable en torno de sus camas. Si no se conoce exactamente cómo funciona su cerebro, no se puede realizar un diagnóstico preciso, afectando no sólo sus posibilidades de vida, sino también causando un terrible sufrimiento a sus familias.
51

Cuando lo internaron no nos daban ninguna esperanza -cuenta su mamá- pero al cuarto día un médico nos dijo que había una oportunidad. Por medio de la fundación Prosalud lo trasladamos al Hospital Austral. Estando en coma, superó una infección intrahospitalaria, una neumonía y una cirugía pulmonar. La mitad de los médicos lo quería operar y la otra mitad no. El 5 de marzo de 2002 lo trajimos a Fleni. Cuando llegó estaba con los ojos abiertos ”.


Allí lo atendió un equipo multidisciplinario formado por médicos, neurólogos, kinesiólogos, fonaudiólogos y psicólogos que, junto con un biólogo y una física

intentan comprender qué sucede en el cerebro cuando una persona está en estado

de coma, vegetativo o de mínima conciencia.

Tras la evaluación inicial, el equipo de Fleni decidió someter a Patricio a un programa de estimulación intensivo y casi permanente, mediante técnicas sensitivas y de utilización de fármacos para mejorar el grado de conexión con el medio. Entre otras cosas, le pidieron a la madre que le leyera párrafos de un libro que le gustaba mucho, "El Principito", mientras obtenían imágenes de resonancia magnética funcional. Así pudieron observar que, cuando el paciente escuchaba la voz de su mamá, se iluminaba un área del cerebro relacionada con el reconocimiento de voces y otra relacionada con las emociones, la amígdala; también se activaba el giro fusiforme (que interviene en el reconocimiento de caras familiares). Patricio, que entonces tenía dieciséis años, quedó en estado de coma y llegó a ser desahuciado.

Pero gracias a la exquisita percepción de sus padres -que notaron tenues signos de vida y rehusaron darse por vencidos- y a la tarea de médicos e investigadores, hoy puede hablar, cantar, comer y tomar solo, y hasta camina con ayuda.

Terry Wallis:
Tenía 19 años cuando, el 13 de junio de 1984, la camioneta en la que iba junto a un amigo (que murió) se salió del camino y cayó en un terraplén, Wallis fue rescatado al día siguiente.

Estaba en coma, y así permaneció por años para luego ingresar en lo que los médicos denominan estado vegetativo crónico persistente.

A diferencia de las personas en coma que permanecen todo el tiempo con los ojos cerrados, quienes se encuentran en estado vegetativo crónico persistente tienen períodos de vigilia y de sueño (abren los ojos durante el día, para luego cerrarlos al dormir), su mirada y los movimientos de sus ojos no tienen ningún contenido de conciencia; es decir que no presentan ninguna comunicación con el mundo exterior.

Lo excepcional es haber recuperado la conciencia y el habla después de casi 19 años, lo cual no ocurrió de un día para otro; su padre, contó a la CNN que un par de años atrás comenzó a mejorar. Así, empezó a responder a las preguntas de sus familiares guiñando los ojos y con gruñidos en señal de asentimiento o de desacuerdo.

Para los expertos, la lenta y progresiva recuperación de Wallis fue posible en gran medida gracias al interés de su familia. Durante todos estos años en los que Wallis permaneció postrado y en silencio, sus padres y su mujer, Sandy, nunca lo

abandonaron. Por el contrario, se turnaron para visitarlo en el Centro de Rehabilitación y Cuidados del condado de Stone, en Arkansas, e incluso no dudaron
52

en llevarlo de paseo en sus fines de semana, ni de hacerlo participar de las reuniones familiares.

En una entrevista que concedió a la CNN, la madre de Wallis, Angilee, comentó que, a pesar de haber quedado cuadripléjico, su hijo quiere volver a caminar, quiere ponerse de pie por su hija Amber, nacida poco antes del accidente de tránsito que lo dejó entre la vida y la muerte y puso entre paréntesis su conciencia, quien cumplió recientemente 19 años.

El 12 de junio del 2003, la madre de Wallis fue a visitarlo al hospital. Como tantas otras veces, durante 19 años, la enfermera le preguntó a su paciente si sabía quién era la mujer que lo había venido a ver, Mamá ”, murmuró Wallis para sorpresa de su pequeño y conmovido auditorio. Desde entonces, dijo su padre a la cadena BBC,

no ha dejado de mejorar ”.



Terry Wallis de 39 años, con su padre, después de casi 19 años de silencio.


53

EL CONTACTO Y LA CARICIA


LA PIEL
La piel de no rozarla

con la piel,

se va agrietando.

Los labios de no tocarlos

con los labios,

se van secando.

Los ojos de no cruzarlos

con los ojos,

se van cerrando.

El cuerpo de no sentirlo

con el cuerpo,

se va olvidando.

El alma de no entregarla

con el alma,

se va muriendo.
Bertol Brecht
* La Caricia desde los Orígenes de la Vida
La especie humana no hubiera sobrevivido sin el contacto y la caricia, todo cuerpo que no es acariciado empieza a morir. El contacto es fuente de salud y es la acción terapéutica más importante. La piel cumple la función de separar y también de unir.
El concepto de contacto en Biodanza, se refiere a la unión de dos o más sistemas, para permitir el flujo de información. Aplicando este concepto al contacto táctil, verbal o visual entre seres humanos, a pesar de ser distintos tipos de contacto, se transmite un mensaje emocional semejante. Esto permite distintos niveles de comunicación que van desde la simple información, hasta la comunión afectuosa y la comunión telepática.
La biología del contacto humano es muy compleja ya que involucra emisión de estímulos receptores y un circuito en feed-back. Esto permite crear respuestas a todo nivel del organismo (cognitivo, neurovegetativo, inmunológico y endócrino).
El contacto permite la conexión de la energía de la vida, que es de naturaleza cósmica y cuya repercusión en las personas que participan tiene efectos múltiples, desde reacciones químicas y eléctricas de los neurotransmisores, procesos de conducción neurológica hasta la fecundación de la Vida con la Vida.
La caricia es una expresión de afecto mediante el contacto corporal y cuya condición esencial es un balance entre el deseo de darla y el deseo de recibirla; su esencia es el establecimiento de un circuito de ida y vuelta entre los individuos, un
54

diálogo corporal que alcanza distintos grados de intensidad; tiene dimensiones orgánicas y existenciales. Cuando no existe receptividad para las caricias, en realidad se trata de un monólogo, en que los mensajes emitidos no tienen respuesta ni significación en el otro.


Siendo la caricia un proceso tan profundo de movilización y transformación, constituye el instrumento más efectivo para la inducción de cambios integradores al conectar la energía de la vida con el otro y con el universo.
Sobre distintos niveles orgánicos y existenciales, la caricia produce efectos que van desde “un acto de íntimo reconocimiento y valorización de la persona como un todo, hasta infinitas variaciones y combinaciones”, desde un leve roce intencional en los cabellos hasta las diversas formas del abrazo y del encuentro sexual.
* La ternura: un muro de contención contra la guerra
El filósofo, pedagogo y periodista español Fernando González Lucini, en el 42° Curso de Rectores del Consejo Superior de Educación Católica (Consudec): "La educación como tarea humanizadora", que tuvo lugar en Buenos Aires, advirtió sobre la necesidad de humanizar la educación, habló primordialmente sobre la ternura como el valor básico para transmitir a las jóvenes generaciones que quieren vivir en una sociedad sana.
Si los seres humanos fuéramos más tiernos no viviríamos bajo la amenaza del terrorismo y en el mundo no habría tanto hambre ni injusticias. La ternura es un muro de contención que impide que la violencia se convierta en guerra”, dijo González Lucini.
Hacen falta proyectos educativos escolares que defiendan los pequeños valores como la responsabilidad, el esfuerzo, el sacrificio, la compasión, la esperanza y sobre todo la ternura, como base para la concreción de los grandes valores democráticos, como la libertad, la igualdad y la solidaridad.
Los valores se necesitan para construir un proyecto de vida digno que llene de sentido nuestra existencia. De eso se trata la educación: humanizar a la juventud ”.
Hoy la ternura es el valor que más necesitamos. Si los gobernantes del mundo fueran más tiernos la Tierra sería un lugar mucho más habitable”, comentó. “ Porque vivimos en una cultura de derechos y no de deberes, que perjudica al prójimo y por ende la convivencia”, y añade “ cada derecho tiene su contrapartida en un deber. Son las dos caras de una misma moneda ”.
Los mayores cada día trabajan más, para tener más, para consumir más. “ Se los ve cansados de vivir. Cada vez tienen menos tiempo para amar y para ser felices”, comentó el especialista español. Es urgente plantear una educación para padres, porque la familia está en crisis y la tarea se volvió verdaderamente
55

compleja”, al tiempo que señaló que el gran drama de la sociedad contemporánea

es que convierte las necesidades secundarias en primarias.


El desarrollo moral implica ofrecerles a los jóvenes una brújula para ser felices y para tener una existencia digna.
* La crueldad: el fracaso de la ternura
El reconocido psicoanalista Fernando Ulloa -autor de un tratado sobre la crueldad humana- ha subrayado que la crueldad es el fracaso de la ternura” y que “ en la sociedad actual, la crueldad es un producto de consumo que está banalizado. Hay una estética de la crueldad en la TV, en el cine, en los cómics”.
Para Ulloa, frente a lo cruel, somos insensibles y estamos vacunados”. En la actual cultura de consumo y competencia hay formas visibles de crueldad que rompen el sentido gregario de la sociedad. “ Por el contrario, la ternura estructura en un escenario cultural la condición ética del sujeto”.
El origen de los siete pecados capitales se destaca en la "Suma teológica", de Santo Tomás de Aquino, con referencias previas en "Moralia", de San Gregorio Magno, y en "Etica a Nicómaco", de Aristóteles.
Animados por la BBC, los británicos hallaron siete nuevos vicios capitales en la cultura: además de la crueldad y el adulterio, el prejuicio, la deshonestidad, la hipocresía, la codicia y el egoísmo.Según el sondeo, a los ingleses les preocupan menos las históricas soberbia, pereza, lujuria, avaricia, gula, ira y envidia, que las

acciones dañinas contra los otros.


Para los británicos, la crueldad y el adulterio encabezan los siete vicios capitales de la cultura cristiana actual, la gula y la lujuria han caído en desuso, a la luz de los tiempos que corren, pero la avaricia sigue en carrera.

Rolando Toro, propone: “ tenemos que ser agentes de vinculación y actores del contacto”, pues ésta es la única forma de lograr que el ser humano se conecte con un sentir y un pensar más humanizado.


La comunicación entre los seres humanos es el establecimiento de nuevos circuitos de intercambio de energía y significados. “ La comunicación a través del contacto es siempre un intercambio de energía en diversos niveles. Sus efectos integradores sobre el inconsciente vital son muy profundos. Superar la rigidez es un progreso evolutivo orgánico y existencial ”.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad