La fuerza del budismo



Descargar 202 Kb.
Fecha de conversión29.04.2018
Tamaño202 Kb.
Vistas73
Descargas0

Emociones Destructivas: como comprenderlas y dominarlas

Dalai Lama y Daniel Godman



Editorial Vergara, Argentina, 2004

Pp. 494

  • Sufrimiento humano por emociones negativas

  • Odio-Violencia y desarrollo de deseos adictivos

La mayor parte del sufrimiento humano se deriva de las emociones destructivas como el odio, que alienta la violencia, o el deseo, que promueve la adicción. Una de las personas compasivas es la de reducir el coste humano del descontrol emocional, algo que, en mi opinión, atañe muy directamente alo que el budismo y la ciencia tiene que decirnos.


Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag. 11.

Vacuidad y física cuántica

  • Antecedentes en Dalai Lama

En cierta ocasión, Bohm le dio al Dalai Lama un resumen de dos páginas en las que condensaban las implicaciones filosóficas de la teoría cuántica de Niels Bohr, que exponía la visión científica de la naturaleza insustancial de la realidad. Una visión similar es la que sostiene él filosofo de SIGLO II Nagarjuna, cuyo Fundamentos del Sendero Medio, sigue siendo un texto fundamental del programa de filosofía de los monasterios tibetanos. El Dalai Lama se mostró muy complacido al enterarse de que la física moderna postula la imposibilidad de fundamentar la naturaleza substancial de la realidad.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag. 67.



  • Visión del “auto estima”

  • Naturaleza egoísta del ser humano.

Pero el budisamo también dispone de otros términos que oponen la autocompasión a la compasión por los demás. Existe un termino, que habitualmente se traduce como “autoestima” (que es la base del egoísmo y concede una prioridad absoluta al propio bienestar de los demás (es decir, a la preocupación sincera y desinteresada por el bienestar ajeno) como un fin en sí mismo y no por el beneficio que ello pueda reportarnos. Si se nos preguntara, por tasnto, si la esencia de la naturaleza humana es la de preocuparse por los demás, deberíamos, desde esa perspectiva, responder que no.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag. 97


  • Emociones desde el punto de vista occidental.

  • Respondemos más a condiciones sociales

Pero la interacción social implica la posibilidad de urge los demás nos traten bien o nos traten mal. Cada una de estas emociones surge como respuesta a una determinada situación social. El miedo, aparece cuando una persona amenaza con dañarme, y el amor, por su parte, cuando me ha tratado bien en respuesta a una determinada situación social discurra por las cauces menos problemáticos.

Nuestra tradición no parece preocuparse mucho por lo que sirve estructura nuestra propia mente.

Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag. 98


Emociones son pensamientos.

  • Shepa: percepción de imagen mental

El Dalai Lama fue muy claro al exponer la complejidad de la noción budista de la naturaleza de cognición y de que, en ese contexto, no se establece una diferencia tan nítida entre la emoción y la cognición (o razón) como lo hace la sicología occidental:

El término tibetano shepa, que muy a menudo, se traduce como “conciencia” o “cognición” –y cuyo verdadero significado se aproxima mas al de “evento mental” –realmente los subsume a ambos. Desde la perspectiva budista, todos los estados “aflictivos” son “conceptuales”, un termino mas amplio que incluye lo que, en Inglés y en otros idiomas occidentales, se denomina pensamientos, imágenes mentales y emocionales.
Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 106


  • Emociones destructivas y Realidad.

  • Aoego y aversiones.

Fundamental mente las emociones destructivas (también denominadas “oscurecimiento” o factores mentales “aflictivos”) impiden que la mente perciba la realidad tal cual es, es decir establece una distancia entre la apariencia y la realidad..

>>El deseo o el apego excesivo, por ejemplo, no nos permiten advertir el equilibrio que existen entre las cualidades agradables (o positivas) y las desagradables (o negativas), de una persona o de un objeto, lo que irremediablemente nos abocará a considerarlo atractivo y, en consecuencia, a desearlo. La aversión, por su parte, nos ciega las cualidades positivas del objeto, haciendo que no parezca exclusivamente negativo y deseando, en consecuencia, rechazarlo, destruirlo o envidiarlo.

Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 113.


  • Apego al yo y emociones

  • Emociones de aversión y apego

El apego al yo se refiere al aferramiento profundamente arraigado a una entidad permanente parece residir en el mismo núcleo de nuestro ser y que nos define como el individuo particular que somos.

>>También sentimos que ese “yo” es vulnerable y que debemos protegerlo y mimarlo De ahí se derivan el rechazo y la atracción, es decir, la aversión a todo lo que pueda amenazar al yo, y la atracción por lo que se complazca, le consuele y le haga sentir seguro y feliz.

Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 115.


  • 3 Niveles de la conciencia.

  • Burdo/ sutil/ muy sutil.

>>En el nivel burdo de conciencia- que se corresponde con el funcionamiento del cerebro y con la interacción entre el cuerpo y en entorno- tenemos toda clase de emociones. El nivel sutil, por su parte –que corresponde con la noción del “yo” y con la facultad introspectiva con la que la mente examina su propia naturaleza-, se refiere también a la corriente mental que encierra las tendencias y las pautas habituales.

>>El nivel muy sutil constituye el aspecto mas más fundamental de la conciencia, la facultad cognitiva misma, la conciencia y cognición pura in objeto particular en el que concentrarse.

Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 118.


  • Cultivos de antídotos a lo negativo.

  • Desgaste de las virtudes

Como anteriormente señale, no podemos experimentar al mismo tiempo amor y odio al mismo objeto. Por ello decimos que el amor es el antídoto directo del odio. Así mismo, uno puede contemplar los aspectos desagradables de un objeto de deseo compulsivo y tratar de hacer una valoración mas objetiva. En lo que respecta la ignorancia o falta de discernimiento, debemos tratar de perfeccionar nuestra comprensión de lo que hay que conseguir y evitar. En el caso de la envidia, uno debe tratar de alegrarse de las cualidades ajenas y, en el orgullo, apreciar los logros de los demás, abrir los ojos a nuestros propios defectos y cultivar la humildad.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 121.



  • Practicas contra emociones negativas.

  • 3 Métodos: antidoto, vacuidad y trasnformación

Tres formas diferentes de tratar una planta venenosa. Una alternativa consistente en arrancar cuidadosamente la planta, lo que se asemejaría al uso de antídotos. Una segunda opción sería la de echar agua hirviendo sobre la planta, lo que se compara con la meditación en la vacuidad. La tercera alternativa es la del pavo real que, según cuenta la tradición tibetana, es capaz de digerir la planta y alimentarse directamente del veneno. Pero de ese modo no solo se envenena- como le ocurre a los otros animales que pueden llegar incluso a morir-, si no que acaba englanando aún más sus plumas.



Da niel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag121.

  • Felicidad y placer.

  • Definiciones y diferencias esenciales

>>Deberíamos distinguir entre el placer y la felicidad. Desde nuestra perspectiva, la felicidad tiene que ver con una sensación de paz y de un gran número de cualidades positivas, como el altruismo, por ejemplo. El placer, por el contrario, depende del lugar, de las condiciones y del objeto de disfrute. El placer esta sujeto al cambio y es algo de lo que en ocasiones, puede disfrutarse mientras que, en otras, no. Tal vez, algo que resulta placentero en un determinado momento, termine provocando, en otro, la indiferencia y, posteriormente, el desagrado y el sufrimiento. Con la vela desaparece al arder, el placer se agota en su mismo disfrute.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 124.


*Las emociones negativas no son naturales a la mente
*Budeidad como sabiduría y compasión gradual.
Como ya se ha señalado anteriormente, la posibilidad de la iluminación se base en la idea de que las emociones oscurecedoras no forman parte intrínseca de la naturaleza esencial de la mente.

Un lingote de oro no cambia su naturaleza por mas siglos que pasen enterrados en el fango. Todo lo que se precisa para poner de relieve su esencia es ir eliminando las diferentes capas que se han depositado sobre él. Alcanzar la budeidad es, por tanto, un proceso de purificación y a comulación gradual de cualidades positiva y de sabiduría. Finalmente, uno alcanza un estado de plena conciencia en el que no hay causa alguna para que sigan apareciendo los oscurecimientos y las emociones destructivas.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 125.

  • Aflicciones distorsión de la realidad

  • Hay una imagen mental distorsionada


<>

Éste es un punto clave de la psicología budista, el proceso mediante el cual el deseo (o la aversión) origina el equivalente de una “forma” mental, la imagen imaginada del objeto del deseo.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 130.

  • Mente e inteligencia aflictiva

  • Definiciones desarrollada

Aquí estaba refiriéndose a la diferencia entre la inteligencia aflictiva ( que es índole más cognitiva) y las aflicciones emocionales (como el apego, la ira y los celos), que se derivan de un desajuste entre los pensamientos y las ideas o de algún tipo de sesgo emocional. Y la forma mas adecuada de corregir o contrarrestar estas distorsiones, obviamente, se halla determinado por esta distinción.

La inteligencia aflictiva distorsiona la realidad. En este punto, el Dalai Lama se refirió a dos visiones distorsionadoras que el budismo denomina eternalismo y nihilismo. Así, mientras que la primera de ellas afirma la existencia independiente de los fenómenos, la segunda lo niega rotundamente.
Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 131.


  • Cognición conceptual realista

  • Forma de distorsión de la realidad

Pero, en términos de la cognición conceptual, sin embargo, un número infinito de perspectivas sobre cualquier cosa que se presente a la mente. Y ello es así porque la cognición mental selecciona determinados rasgos concretos del objeto en cuestión, cosa que no ocurre con la percepción sensorial. De ese modo, lo que uno filtra o selecciona determinadamente lo que es verdadero desde esa perspectiva. Una persona elimina esto, y, en consecuencia, esa cognición es verdadera para él, mientras que otra persona elimina otra cosa, y su cognición también es cierta para él




Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 134.


  • Aficiones mentales.

  • No afectan a la iluminación mental.

Cuando los budistas decimos que la aflicciones mentales no forman parte inherente de la mente no pretendemos, en modo alguno, decir que no sean naturales. Porque lo cierto es que esas aflicciones también son cualidades innatas de la mente. Lo único que pretendemos, por el contrario, es decir que la aflicciones no afectan a lo que nosotros llamamos su aspecto fundamental, la naturaleza luminosa de la mente.

Y son varias las premisas que sustentan esta afirmación. Uno de ellas es que la naturaleza esencial de la mente es luminosa. La segunda es que todas las aflicciones que experimentamos se asientan en una forma distorsionada de percibir el mundo, es decir que carecen de un soporte estable y sólido, no se basan en la realidad y que, en consecuencia son muy frágiles.

Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 136.


  • Dos tipos de aflicciones.

  • Coemergentes y adquiridas.

Existen dos grandes de aflicciones mentales, prosiguió el Dalai Lama. Una de ellas es lo que nosotros denominamos connata, por oposición a innata, lo que significa “nacido al mismo tiempo” o “ coemergente”. Según el budismo, nuestra mente se ha visto obstaculizada, desde el origen sin principio del tiempo, por las aflicciones mentales coemergentes. Pero también existen aflicciones mentales adquiridas que uno va recopilando a lo largo de su vida, como esos percebes que se adhieren al casco de un barco que atraviesa el océano.


Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 136.



  • Naturaleza de la integra.

  • Base de los errores del conocimiento

>>Así pues, la naturaleza esencial de la mente –rigpa- es la cognición pura. Pero su luminosidad fundamental se ve eclipsada por las aflicciones mentales que, por su misma naturaleza, son erróneas y constituyen la fuente de la distorsión del conocimiento. Por ello, decimos que esas aflicciones no son consubstanciales a la naturaleza de su mente, lo que parece sugerir la posibilidad de separ la cognición de las aflicciones mentales.




Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 137.



  • 20 Aflicciones secundarias y derivada.

  • Ira, Apego, Ignorancia.

Ahora debemos pasar las siguientes veinte aflicciones mentales secundarias derivadas, todas ellas, de las aflicciones fundamentales del apego o deseo, la ira la ignorancia, lo que la literatura budista denomina los tres Venenos>>.

Entonces apareció la siguiente lista en la pantalla.

Veinte aflicciones mentales derivadas.
Ira


  1. Cólera

  2. Resentimiento.

  3. Rencor

  4. Envidia/ celos.

  5. Crueldad.

Apego.



  1. Avaricia.

  2. Autoestima exagerada.

  3. Excitación.

  4. Ocultamiento de los propios defectos

  5. Embotamiento.


Ignorancia.
11. Fe ciega.

12. Pereza espiritual.

13. Olvido.

14. Falta de atención introspectiva.



Ignorancia + apego.

15. Petulancia.

16. Engaño.

17. Desvergüenza.

18. Desconsideración hacia los demás.

19. Falta de escrúpulos

20. Distracción

Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 148, 149.

Emociones negativas y daños.


  • Desestabilizar el equilibrio mental

Desde la perspectiva occidental, el valor positivo o negativo de una emoción o negativo de una emoción –ya sea placentera o desagradable- está ligado al hecho de que pueda llevar a las personas a dañarse a sí mismas o a los demás.

En caso del budismo, sin embargo, la destructividad de una emoción se asienta en una acepción mucho más sutil del concepto de daño, es decir, al hecho de que un determinado estado mental (algo que incluye a las emociones) puede desasosegar a la mente e inferior con el progreso espiritual. –Según la tradición tibetana, todas las aflicciones mentales son procesos que se desestabilizan el equilibrio de la mente emocional o no –concluyó Alan.

Entonces Francisco asintió con la cabeza, aparentemente satisfecho.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 153.

  • Estados mentales budistas y occidentales

  • Positivos y negativos.

La distinción budista entre los estados mentales sanos y los insanos (o positivos y negativos) se asientan en el hecho de que aquellos nos acercan mas al despertar espiritual, mientras que los últimos los obstaculizan. La visión occidental, por su parte, opone simplemente opone las emociones placenteras (o positivas) a las desagradables (o negativas).


Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 156.

  • Activación de las aflicciones

  • Por impresiones y por hábitos

-Según el Budismo- señalo el Dalai Lama- existen dos formas diferentes de activación de las aflicciones mentales. Una de ellas tiene que ver con la presencia de un acontecimiento imprevisto y breve, mientras que la otra se deriva de causas mucho mas profundas derivadas de nuestras predilecciones y tendencias habituales. Estas ultimas son las más difíciles de modificar.

Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 197.


  • Emociones destructivas y constructivas

  • Situación de la mente.


<>>Algunas emociones pueden verse catalizadas por la inteligencia, como ocurre, por ejemplo, con el caso de la compasión, que se ve alentada por la por l a reflexión sobre el sufrimiento.
Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 210.

  • Meditación: del intelecto a la experiencia

  • Cambio gradual

Por ejemplo, un aspecto importante de la meditación budista tiene que ver la reflexión sobre la naturaleza transitoria de la vida, la muerte y la impermanencia. Es evidente que, cuanto mas prolongue usted su meditación, más podrá profundizar su comprensión y su realización. Al comienzo, uno entiende intelectualmente que los distintos momentos de distinto momento de la experiencia van cambiando, pero no llega a sentirlo. Luego, en la medida en que se familiariza con la práctica meditativa, va desarrollándose un poderoso sentimiento en este setido.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 212.


  • Liberación como des-ilusión

  • Alejarse de lo mundano

No deberíamos olvidar, a fin de cuentas, que presupone una completa desilusión con respecto al samsara ( es decir. El reino mundano del sufrimiento y de su correspondiente vulnerabilidad). Poco importa que le llamemos, pues, disgusto o desilusión porque, en cualquiera de los casos, va acompañado de un alejamiento profundo de lo mundano. Esa emergencia constituye, para el practicante, una prueba irrefutable de la posibilidad del nirvana, es decir, de la liberación completa e irreversible de toda aflicción mental.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 214.


  • Mente neutra por esencia

  • Se colorea según pensamiento y emociones

Como decía el venerable bhante, existe la sensación de que la mentes neutra y de que son los distintos factores mentales los que la tiñen de un color u otro. La emergencia de un estado mental insano colorea automáticamente el pensamiento y, con él, el resto de los factores mentales, incluido el sentimiento. A sí pues, esos factores mentales también podrían ser caracterizados como insanos o aflictivos. No todos los factores mentales que emergen son aflicciones, pero apenas aparece una aflicciones, ésta acaba tiñendo todo lo que emerge.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 216.



  • Adiestramiento de la mente.

  • Conexión de un sistema inmulógico

Necesitamos adiestrarnos para que nuestro estado mental básico sea como un buen sistema inmunológico. Cuando más familiarizados nos hallemos con estas prácticas y cuando más ejercitemos la sabiduría y los medios hábiles, mas fuerte será nuestro sistema inmunológico emocional y estaremos en mejores condiciones para hacer frente ala ira, el apego o los celos cuando esto se presenten. Esta preparación nos capacitará, en el mejor de los casos, para detectar los signos que auguran la proximidad de las emociones. Hay que tener n cuenta que solo es posible impedir la irrupción de esas emociones si antes hemos desarrollado la capacidad de detectar sus primeros signos.


Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 222.

  • Atención plena a la sensaciones.

  • Actitud sin emociones emociones negativas

El Buda habló de la impermanencia de las cosas, lo que significa que las emociones negativas no empañan nunca nuestra auténtica naturaleza. En el Satipathana Sutta, el Buda nos aconseja permanecer muy atentos al primer contacto con el mundo de los objetos sensoriales, como los colores, sonidos, etcétera. En la medida en que vayamos perfeccionando nuestra atención y nuestra conciencia, veremos los colores y sonidos como son, no pensaremos si son buenos o malos, si se trata de una imagen hermosa o fea, o si es un sonido armonioso o desagradable. Desde esta actitud, la mente permanence tan silenciosa que no existe emoción negativa alguna que pueda dañarla.”


Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 224



.Cuando uno concentra la atención en su mente, ésta se convierte en el objeto de atención. En ese momento puede saber su su estado mental es sano o insano y si su mente está atada o no a la ira, los celos, la avaricia, el odio, la ilusión, etcétera. En tal caso, uno cobra conciencia de cualquier cosa que, en ese preciso instante, aparezca en su mente.

El cultivo de esta conciencia precisa y concentrada proporciona una sensación de ecunimidad e invulnerabilidad a las emociones destructivas. En el momento en que uno conoce la verdadera naturaleza de la mento no hay emoción negativa que pueda dañarke.
Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 224.


  • La atención supera a la percepción

  • Buscar una mente ecuánime y neutra

Como dijo el bhante, en el nivel último de la atención plena, la percepción se ha depurado tanto que la persona puede romper el vínculo existente entre la aparición de la impresión sensorial inicial y la tendencia de la mente a etiquetar y reaccionar a ella. De ese modo, en lugar de ver el mundo a través del prisma de nuestras categorías emocionales y de nuestros reflejos habituales, la mente puede permanecer en una modalidad neutra despojada de todo hábito automático.”


Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 225.


  • Dos tipos de meditación

  • Samadhi y Vipassana

Asumiendo de nueva la perspectiva budista –continuó el Dalia Lama- quisiera señalar ahora la existencia de dos grandes modalidades de meditación. Una de ellas es la concentración. Una de ellas es la concentración –conocida como shamatha o madhi (que consiste simplemente en la estabilización y focalización de la mente)- y la otra es llamada meditación vipashyna o de la visión penetrante (en la que uno examina realmente la naturaleza de la realidad). También sería fascinante determinar si cada una de ellas tiene sus propios correlatos cerebrales.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 228.


  • Cerebro y mente.

  • Relación pensamiento y emociones.

.

Hoy en día, por ves primera en su carrera, Richir cree que la ciencia dispone ya de métodos para el estudio riguroso del cerebro y de la conciencia humana. Y es que las sofisticadas herramientas de investigación cerebral de que su laboratorio le han permitido demostrar de manera fehaciente la relación entre los lóbulos prefrontales y el sistema límbico y unificar así el pensamiento y el sentimiento, la cognición y la emoción, una investigación que no sólo le ha servido para reivindicar a Wally Nauta, sino también a sí mismo.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 240.


  • Plasticidad neuronal

  • Experiencia y nuevas neuronas

Hasta hace tan sólo un par de años, los neurocientíficos crían que todos nacemos con un determinado numero de neuronas, que esa cantidad permanecería estable a lo largo de toda la vida y que los únicos cambios que acompañaban al desarrollo tienen que ver con modificaciones de las conexiones interneuronales y con la muerte celular. En los últimos años, sin embargo, hemos asistido al fantástico hallazgo de que el ser humano sigue desarrollando nuevas neuronas durante toda su vida.


Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 245



  • Cuatro tipos de ira.

  • Interna, externa, tristeza y obstáculo

-Los estudios psicólogos hablan de varios tipos de ira. Uno de ellas es la ira dirigida hacia el interior y que, en consecuencia, no se expresa externamente. Otro tipo de ira es la que se dirige hacia a fuera y que puede acabar conduciendo al ataque de rabia. Además, hay una ira ligada a algunas modalidades de la tristeza y, por último, también tenemos que mencionar el impulso constructivo necesario para superar los obstáculos que se nos presenten.


Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 256.


  • Fuerza de disgusto como positivo

  • Superar el samsara

-No estoy completamente de acuerdo –precisó entonces el Dalai Lama- con el Alan acaba de decir. En el contexto budista, la sensación de desilusión y aspiración a la liberación de intolerancia o de malestar por el hecho de hallarnos a merced de las aflicciones. En tal caso, uno ya no puede seguir soportando el sufrimiento del samsara, si no que esta desilusionado e incluso disgustado con esta situación. Y eso, desde la perspectiva budista, es algo sano y constructivo.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 258.



  • Diferencia entre el deseo y el disfrute

  • Bases de la adicción y hábito

Y el hecho de que nuestra sensación de placer o disfrute disminuya al tiempo que aumenta nuestro deseo implica necesariamente que cada ves disfrutemos menos y deseemos mas. Por ello, que seguimos deseando, pero cada vez necesitamos más para obtener el mismo grado de disfrute. Este es uno de los principales problemas que entrañan el deseo. Son muchos de los casos en los que los circuitos ligados al placer se ven distorsionados por la adicción como bien ilustra, por ejemplo, el caso de la nicotina.


Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 260.



  • Realidad ilusoria.

  • Modo de comprenderla.

-La ilusión –respondió Richie- consiste en la distorsión de nuestra percepción del mundo provocada por las emociones aflictivas.

-El budismo –insistió el –Dalai Lama, buscando una definición mas precisa- habla tanto de apariencias engañosas como de una aprensión o percepción ilusoria de la realidad. ¿Se refiere usted -porque ambos casos gravitan en torno a la ilusión- al modo de las cosas se nos presentan, o al modo en que las aprehendemos.

Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 260.


  • Base del cambio gradual emocional.

  • Emoción- estado de ánimo- temperamento.

Sabemos que las emociones duran segundos, que los estados de ánimo se mantiene durante todo un día y que el temperamento llega a perdurar años. Por ello, cualquier intento de cambio debe comenzar centrándose sobre las emociones para modificar los estados de animo y, finalmente, acabar provocando un cambio de temperamento. Dicho en otras palabras, nuestro trabajo debe empezar actuando sobre los eventos instantáneos constitutivos de nuestra vida mental, ya que como suele decirse, si queremos ocuparnos de nuestro futuro debemos de empezar en el instante presente.


Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 275.


  • Contemplar el pensamiento.

  • Su origen y falta de solidez.

El budismo nos invita a cultivar una actitud a la que denomina “contemplar el origen del pensamiento” y que consiste en observar la aparición del pensamiento y remontarnos hasta su fuente. Dicho en otras palabras, nos propone observar atentamente la naturaleza de los pensamientos, una actitud que acaba disgregando su aparente solidez e interrumpe su encadenamiento automático. Pero hay que señalar que ello no significa que debemos empeñarnos en evitar la aparición de los pensamientos –cosa, por otra parte imposible, si no tan solo que debemos impedir que acabe invadiendo nuestra mente.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 225.

  • Elementos para la educación emocional.

  • Importancia de la conciencia.

En primer lugar, deben centrarse en ayudar a los niños a calmarse, es decir, a reducir el lapso de recuperación de la activación emocional (al que refirió Paul el martes), independientemente de la emoción considerada. En segundo lugar, deben contribuir a aumentar la conciencia de los estados emocionales de además. El tercer rasgo distintivo tal vez sea el mas occidental y se refiere a la necesidad de hablar de los sentimientos para resolver los problemas interpersonales. El cuarto consiste en desarrollar la capacidad de pensar y planificar anticipadamente el modo de evitar las situaciones difíciles. Cualquier programa eficaz, por ultimo, debería tener en cuenta los efectos de nuestra conducta de los demás, un punto que implica tanto la empatía como la relación interpersonal.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 334.

  • Cultivar emociones positivas.

  • Razones, emociones básica.

-Convendría, por último, señalar –intervino entonces Matthieu- un par de formas complementarias las emociones positivas. Una de ellas utiliza el razonamiento, y la otra comienza generando alguna emociones básicas y luego trabaja con ellas.

El primer procedimiento consiste en ponernos en el lugar de los demás. En este sentido, existe toda una secuencia gradual de ejercicios que comienzan equiparándonos con los demás intercambiándonos con ellos y pasando luego a considerarlos como mas importantes que uno mismo, asumiendo su punto de vista y dándonos así cuenta de nuestros propio egoísmo y arrogancia. En tal caso, uno empieza a sentir su propio ego el mismo disgusto que sentiría con cualquier persona egoísta.

Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 355.


  • Cultivo de la compasión.

  • Todo ser es nuestra madre.

Ya sé que nos es posible demostrar de forma lógica que un determinado ser a sido realmente nuestra madre en una vida pasada, pero esa no es razón para no contemplar a todos los seres como si fuera nuestra madre. ¿Y porqué deberíamos hacer tal cosa? Porque el echo de considerar a un individuo como si fuera nuestra madre evoca naturalmente el sentimiento de afecto, aprecio, amabilidad y gratitud. Poco importa, cuando uno reconoce esa motivación profunda que haya sido nuestra madre o no, porque basta entonces con cobrar conciencia del beneficio y del propósito de esta practica para estar en condiciones de acometerla.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 357.

  • Imaginación cambia el cerebro.

  • Plasticidad del sistema nervioso.

Cada vez hay mas pruebas de que la percepción y la imaginación son dos funciones mentales estrechamente relacionadas. Por supuesto podemos diferenciarlas, pero existe un gran solapamiento entre la imagen mental y la percepción de una determinada situación.

En consecuencia, uno puede aprender a utilizar la imaginación para modificar su propio funcionamiento fisiológico. Y esto es algo que se asienta en los recientes descubrimientos realizados por la plasticida del sistema nervioso.


Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 359.


  • Cultivo positivo imaginación

  • Emocional, estado de animo y temperamento

Cuando emprendemos este tipo de práctica estamos generando un estado provisional de compasión u otras emociones positivas, pero la platica sostenida acaba convirtiéndola en un estado de ánimo y hasta en un temperamento, en cuyo temperamento queda patente con la modificación de una parte de nuestro cerebro ha terminado convirtiéndose en un estado relativamente permanente.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 359.

  • El budismo frente al autoestima

  • Búsqueda de un equilibrio

-El budismo –puntualizó entonces el Dalai Lama- no considera la autoestima como una virtud ni como un buen absoluto. Desde nuestra perspectiva, las personas que poseen una estima desproporcionada son proclives a caer en la aflicción mental de la arrogancia, en cuyo caso recomendaría el uso de su antídoto para paliar esa inflación. Si, por el contrarío careciese de autoestima le invitaría a emprender algún tipo de meditación discursiva centrada en el inapreciable valor de la vida humana y de la naturaleza esencialmente luminosa de su conciencia

lo que contribuye de manera muy positiva a aumentar la sensación de autoestima.


Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 370.



  • Percepción en el cerebro.

  • Oscilaciones arónicas del movimiento

Es como si cada una de ellas hiciera whomp (se hinchara y luego puff (se deshinchara) –dijo, al tiempo que ilustraba su comentario con una extensión y contracción de sus brazos- y, en el momento del whomp, es cuando las olas procedentes de diferentes regiones del cerebro se sincronizan y empiezan a oscilar simultáneamente.

>>Y es precisamente cuando las distintas oscilaciones se armonizan y oscilan sincrónicamente (lo que se llama entrar en fase) que el cerebro establece una determinada pauta –es decir, que tenemos una percepción, o llevamos acabo un determinado movimiento.>>



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 394.



  • Flujo del cerebro0

  • Percepción, coma. acción

Vienen y van y están ligados a pautas neuronales provisionales. Éste fue para mí un gran descubrimiento. Es como si el cerebro se desarticulase activamente y facilitará así una apertura que permitiste el cambio de un momento al siguiente.

Primero existe un reconocimiento y luego una acción, pero al paso de uno a otro está puntuado, No se trata, pues de un flujo continuo, si no algo así como “percepción...coma...acción”. Y esto es algo que se presenta sistemáticamente en cualquier tipo de condiciones.

Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 399.


  • Percepción pura y etiqueta emocinal

  • Su tiempo diferente permite la liberación

De hecho, éste es un punto realmente clave de la epistemología budista. El primer momento de la cognición visual, pongamos por caso, consiste en la percepción despojada de toda etiqueta- pero, poco después, se produce una cognición mental, el susurro de un pensamiento que se origina en la memoria y nos permite etiquetar y reconocer el objeto percibido visualmente. Según el budismo, pues, la comprensión de que el primer momento de la cognición es no conceptual y de los momentos primeros son conceptuales constituye la puerta de acceso a la liberación interna. Y es que la comprensión de la naturaleza de la construcción continua de la realidad constituye un paso necesario (aunque, en sí mismo, no suficiente) para liberarnos de la inercia de los hábitos mentales.
Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 400, 401.

  • Se conoce por representación interna

  • Percepción hecha por la mente

Éste es un debate que se remonta a mas de mil años de antigüedad. La cuestión, dicho en pocas palabras, gira en torno al hecho de si visualmente percibimos los objetos en sí mismos (sin mediación de ninguna imagen “interna”, o si percibimos visualmente los objetos en el mundo externo a través de la intermediación de una representación mental “interna”. Esta ultima es la visión sostenida por las escuelas filosóficas mas sofisticadas del Budismo indo-tibetano.




Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 401, 402.



  • Percepción y coonceptualización

  • Comportamiento del cerebro

-Así es –confirmó el Dalai Lama-, al menos el principio. El primer momento de la percepción visual depende ya de el estado mental anterior, pero solo en el sentido de que la claridad de la experiencia se basa en el momento anterior y que ello no modifica su apariencia pura. La segunda fase, en la que ya se pone en funcionamiento el juicio –en función del sentimiento positivo o negativo o negativo que lo acompañe- constituye un evento completamente nuevo. Pero yo sigo sospechando la existencia de un momento –que tal ves no dure mas que una décima de segundo- en el que la percepción visual no se ve afectada por el temperamento, la salud, la edad, etcétera.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 403.


  • Plasticidad neuronal nuevas neuronas

  • Base: experimentación y aprendizaje

Pero la investigación realizada a fines de los noventa en el campo de la biología molecular celular ha acabado demostrando la falsedad de lo que, hasta ahora, se consideraba como un dogma aparentemente irrevocable.

El l descubrimiento de que el cerebro y el sistema nervioso generan nuevas células en función de la experiencia y del aprendizaje ha puesto de nuevo sobre el tapete de la neurociencia la notación de plasticidad neuronal. Por ello, Richie cree que la noción de plasticidad neuronal acabará remodelando también la psicología de los años venideros. Su propia investigación ya ha comenzado a introducir en el campo de la psicología de los años venideros. Su propia investigación ya ha comenzado a introducir en el campo de la psicología los nuevos descubrimientos de la neurociencia.



Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 415.

  • Emergencia de emociones positivas y negativas

  • Pensamiento deliberado y expontaneo

Me pareció sumamente interesante, por ejemplo, la apuntada por su santidad de que el pensamiento deliberado provoca la emergencia de emociones positivas, mientras que las emociones negativas suelen brotar de manera mas más espontánea.



>>La terapia cognitiva es una conocida terapia occidental que enseña a las personas a pensar de un modo diferente en los acontecimientos problemáticos de su vida. Ese enfoque permite dejar de cultivar el afecto positivo que, en mí opinión, podría ser el mejor antídoto contra ciertas emociones negativas.


Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 417.

  • Emociones positivas y corteza ezquierda

  • Inhibe emociones negativas de la amigdala

La siguiente diapositiva mostraba una imagen del cerebro con pequeños puntos brillantes (que indicaba un aumento de actividad) que acompañan a la aparición de las emociones positivas. Entonces Richie dijo: <>Como verán, se trata de la misma región cerebral asociada a la inhibición de la actividad de la amígdala. Lo que nos interesa, entonces es descubrir el modo de fortalecer esta región (que inhibe el funcionamiento de la amígdala) para poder aumentar las emociones positivas de las persona, al tiempo que disminuimos las destructivas.
Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 419.

  • Sokha: capacidad de plenitud (vs. Dukha)

  • Emociones internas

Nuestras emociones cambian de continuo en función de los altibajos que nos depara la vida, pero los practicantes de meditación parecen ir desarrollando gradualmente un locus interno que les torna más ecuánimes y menos vulnerables a las circunstancias. Según afirma el Abhidharma, el estado de ánimo del meditador va centrándose cada vez mas en la realidad interna y deja de girar en torno a los acontecimientos externos. Sukha es el término sánscrito utilizado para referirse a esta sensación de plenitud, satisfacción y serena alegría interna que, a diferencia de la felicidad o de la felicidad o del placer ordinarios, no depende de las circunstancias externas.

Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 423.



  • Emociones negativas

  • Punto de vista budista y occidental

<Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 432.


  • Sukha: estado de plenitud.

  • Se logra con técnicas mentales

El budismo, por ejemplo, postula la posibilidad de sukha, <>, un concepto que no tiene parangón en inglés, ni equivalente directo alguno en el ámbito de la sicología (aunque algunos sicólogos hayan comenzado recientemente a postular la necesidad de una “sicología positiva” que puede acabar ambos conceptos.) Pero el budismo no se para en mientes y también afirma la posibilidad de desarrollar esa capacidad y ofrece un método de para el logro del estado de sukha.


Daniel Goldeman-Dalai dama Editorial Vergara Pag 442.



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos