La educación en valores a través de la música


El maestro Con el alma en una nube



Descargar 237 Kb.
Página3/9
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño237 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

El maestro

Con el alma en una nube


y el cuerpo como un lamento

viene el problema del pueblo

viene el maestro.

El cura cree que es ateo

y el alcalde comunista y el cabo jefe de puesto

piensa que es un anarquista.

Le deben treinta y seis meses, del tan cacareado aumento

y él piensa que no es tan malo, enseñar toreando un sueldo.

En el casino del pueblo

nunca le dieron asiento

por no andar politiqueando

ni ser portador de cuentos.

Las buenas gentes del pueblo

han escrito al Ministerio

y dicen que no está claro

cómo piensa este maestro.

Dicen que lee con los niños

lo que escribió un tal Machado,

que anduvo por estos vados antes de ser exilado.

Les habla de lo innombrable y otras cosas peores

les lee libros de versos y no les pone orejones.

Al explicar cualquier guerra, siempre se muestra remiso

por explicar claramente quién venció y fue vencido.

Nunca fue amigo de fiestas, ni asiste a las reuniones

de las damas postulantes, esposas de los patrones.

Por estas y otras razones, al fin triunfó el buen criterio

y al terminar el invierno, le relevaron del puesto.

Y ahora las buenas gentes tienen tranquilo el sueño

porque han librado a sus hijos del peligro de un maestro.

Con el alma en una nube

y el cuerpo como un lamento

se marcha, se marcha el padre del pueblo

se marcha el maestro.

(Patxi Andión. Una, dos y tres. Madrid. Philips. 1985)


El cantautor del siguiente texto aprovecha la ocasión para cuestionar su oficio ejercido durante veinte años como profesor de historia de instituto. En él se refleja el enorme interés por las personas que debe formar, así como el replanteamiento ante los métodos pedagógicos usados, conduciéndole en ocasiones a momentos de duda, desconcierto e incertidumbre al comprobar que sus intereses pedagógicos no coinciden con los de sus alumnos.

Su descubrimiento consiste en que para enseñar no basta con saber la lección o materia pertinente. Comprende que si quiere entrar en el mundo interior de sus discentes debe conseguir aprendizajes significativos. Aún así, no dejan de registrarse por la mente de este profesor experiencias desalentadoras que se compensan con testimonios gratificantes que han sido declarados, pasado un tiempo, por alguno de sus alumnos, y que ambas partes recuerdan con gran cariño. De este modo, lo refleja con la frase de “esa visión cachonda del tiempo que se fue”. No dejan de ser percepciones que transcurren y facilitan la reformulación de nuestras actuaciones docentes, cara a una mejor calidad educativa.



A veces me pregunto




A veces me pregunto qué hago yo aquí,

explicando la historia que recién aprendí:

los líos de romanos, de moros y cristianos,

el follón del marxismo y el otro coté


donde los yanquis tienen el mango y la sartén.

A veces me pregunto qué hago yo aquí.

viendo como la tarde se duerme frente a mí,

mientras usted Martínez se evade en el jardín,

y la dulce Encarnita García Cortejón

confunde a los etruscos con los negros del Gabón

entre miradas tiernas de Pablo el empollón.

A veces me pregunto qué hago yo aquí,

intentando que aprendan lo de la Ilustración

cuando ellos sólo entienden cosas del rock and roll

y haciendo que comprendan una revolución:

la rusa, la francesa, la de Tutankhamón

y encontrando a Picasso perdido en un balcón.

A veces me pregunto qué hago yo aquí

viendo como los días se pierden sin un fin

y menos mal que a veces una tarde de abril

un alumno te abraza y te dice: “Don José

que bien que lo pasaba en las clases de usted

con la visión cachonda del tiempo que se fue”.

A veces me pregunto qué hago yo aquí.

y en noches de vigilia, te rondan por doquier

los rostros de María, de Pedro y de Javier,

y el gesto de aquel chico que explicaba sin fin.

la batalla del Marne y el cruce sobre el Rhin,

y que leía versos de Rilke y Valery.

A veces me pregunto qué hago yo aquí.

(José Antonio Labordeta. Qué queda de ti, qué queda de mí. Fonomusic. 1984).

Es frecuente conectar con el mensaje de la siguiente canción. El inicio de un nuevo curso puede convertirse en pura rutina o en el fresco aire que año tras año se desea respirar. En esta ocasión nos enfrentamos ante experiencias, donde cada vez son más abundantes las depresiones manifiestas en el profesorado ante el inicio escolar (Esteve, J. M.; Franco, S. y Vera, J.; 1995) y donde la motivación, el interés y el estímulo notan su ausencia. A menudo se apodera la incertidumbre del profesorado ante el grupo de alumnado que le espera ante el nuevo curso, la cantidad de interrogantes que emanan de su mente y en especial, si ha tenido experiencias poco gratas en cursos anteriores. Cuando comprueba como cada año conseguir la motivación del grupo-clase se vuelve más difícil. Recordemos también aquellas experiencias similares acontecidas desde la óptica del alumnado, para ello, basta observar los estados de ansiedad sufridos durante esa etapa de adaptación escolar, donde los miedos a no sentirse admitidos por los docentes y las tensiones provocadas entre sus iguales se viven con gran intensidad. Sería importante reconsiderar estos momentos cruciales y que en ocasiones nos pasan desapercibidos, desconociendo las repercusiones que todo ello puede conllevar. (Esteve, 1998: 47-64)



El maestro

Llega septiembre y me baja la moral.

Sólo hay un maestro de escuela,

no merece encerrarle en el museo.

Alguien tiene que entender

la tristeza se esconde en el reloj.

Los pupitres, las rejas,

uno se enamora a veces de esos diablillos,

no nos veremos nunca más.

¡Qué mala suerte!


No quiero ir, pero voy de todos modos

otra vez llega septiembre

y me baja la moral.

Sólo soy un maestro de escuela,

alguien tiene que entender.

(Canción extraída de la película “El maestro de escuela” de Claude Berri. Francia. 1981)




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad